lunes, 5 de diciembre de 2011

Otro buen libro de Gutman

Daniel Gutman es el autor de Tacuara, uno de los pocos (o único?) libro que narra la historia del grupo nacionalista de los '60. A pesar de que el autor, obviamente, no simpatizaba con los tacuaristas, es un buen libro.
El año pasado editó otro trabajo: Sangre en el monte. En este caso, es la historia de la Compañía de Monte del ERP que operó en los cerros tucumanos y su aniquilamiento por parte del ejército argentino.
También es un buen libro. Aunque breve -poco más de 250 págs.-, narra los sucesos fundamentales de esos años, y lo hace de un modo equilibrado. Quiero decir: cuenta los dos lados de la historia, y no sólo uno como estamos acostumbrados en los dos últimos años.
Recomendable.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Menciona los fusilamientos internos del ERP?

Ernesto Lynch

Anónimo dijo...

Camaradas, compañeros y amigos. Este homenaje que han querido personalizar en tres viejos camaradas, lo devolvemos como con un espejo para que se vean todos ustedes y para que a través de la niebla del tiempo veamos a tantos camaradas que ya no están porque se jugaron la vida y la perdieron y otros porque también se la jugaron y la ganaron. Dios se vale de tres clases de hombres para levantar la próxima página del libro de la vida: Los artistas, los poetas y los utópicos. Ninguno de estos hombres está llamado a construir y mucho menos a usufructuar lo que vendrá. Aquel grupito de muchachos que en verano de 1955 nos reunimos en “La Perla del Once” éramos una mezcla de utópicos, un poco poetas y tal vez algún artista…
Habíamos militado siempre juntos y guardo un recuerdo admirado de esas épocas austeras de lucha y construcción de nuestra propia identidad y crecimiento intelectual. Estaba esa noche nuestro jefe, Luis Demharter, Raúl Villarrubia, los hermanos Padualsky, Fernando Crespo, José Vera, Arturo Domínguez, Oscar Denovi, Gerardo Hellemeyer y yo y seguramente me olvido de alguno. Alberto Ezcurra aún estaba en el seminario de los Jesuitas y desde allí nos escribía largas y divertidas cartas; Horacio Bonfanti estaba en Santa Fe y Salvador Nielsen en España. Se planteó crear una organización que superase a la UNES y aquí quiero aclarar algo: Yo no inventé el nombre de Tacuara, simplemente insistí en que no fuese una sigla y sugerí que bien podía ser el nombre y el logo de la revista de UNES del año 45. que se llamaba Tacuara, lo que fue aceptado, naciendo allí el “Grupo Tacuara de la Juventud Nacionalista”. Observen la modestia del nombre: Un simple grupo juvenil entre los grupos nacionalistas…
Tal vez nunca seamos comprendidos, tal vez las usinas del embrollo sigan sobre nosotros queriendo ver con ojos extranjeros izquierdas y derechas, fascismo y terrorismo. Pero ellos no nos pudieron anular con eso. Solo confunden a los ingenuos, aquellos que no razonan – porque no saben hacerlo solos – y se quedan con que la hoz y el martillo, que SI significaron adhesión a los millones de muertos del stalinismo no fue un baldón para unos, y nuestro saludo romano que nunca significó identificación con otra cosa que con nuestro estilo desde 1936, nos pone frente a los esquemáticos como personeros de ideologías que pudimos ver como “el enemigo de tu enemigo”, pero que nunca fueron nuestras. Hoy, con edad y criterio para comparar vemos que este común denominador, esa marca de nacimiento que tenemos todos, esa chispa de Quijote, ese amor a la Patria y ese convencimiento que la Patria la forman primero “la gente” y que banderas, mapas y constituciones son sólo formas y convenciones, eso que llevamos dentro es el Nacionalismo que un día de nuestra más temprana juventud abrazamos. Camaradas, Compañeros y Amigos. Tal es nuestro tránsito y eso nos llena hoy de orgullo.¡ARRIBA TACUARA!
(Eduardo Rosa)

Anónimo dijo...

¡Upalala! Eduardo Rosa, hijo de Pepe, es un flamante miembro fundador del Instituto Revisionista Manuel Dorrego. Cosha golda!

El Séptimo Rey Mago

PD: Eran nuestros...

Anónimo dijo...

W,
Tanto le gustan estos temas setentistas?

L.

Anónimo dijo...

Septimo rey:
El Instituto Revisionista Manuel Dorrego no es zurdo. No sea asno.

Seineldin

Anónimo dijo...

Seineldín,

¿Quien usó el adjetivo "zurdo"? ahh... fue usted!! jeje.

De hecho creo que ni el 10 por ciento de ese "instituto" es de izquierdas y a varios los tengo junados (y muy bien junados).


El Séptimo Rey Mago

PD: ¿Su mamá no le enseñó modales?

Anónimo dijo...

Seineldín, que no sean de izquierda es aun más grave.
Es el problemilla ya tratado aquí de los del palo ("eran de los nuestros") seducidos por los K.
Nadie le hace asco a un sueldito y por la mosca baila el mono.

Anónimo dijo...

Eso del instituto para el revisionismo es flor de chantada en tanto ese trabajo ya está hecho.
Dice Pacho O'Donell que contarán la historia de los que perdieron y no la mitrista-sarmientina contra el caudillaje.
Bueno, de eso mismo tengo la biblioteca llena de libros con 50 años...
¿Entonces?
Se instaló una leyenda negra contra el pueblo y el gaucho reivindicadora de los que vendieron la patria.

Luego el revisionismo la dio vuelta.
De una leyenda negra se pasó a una rosa, pero este instituto no dice que no será tan rosa. Dicen lo mismo que Irazusta o Pepe Rosa.
Y para eso crear algo "nuevo"?

Aunque mantenga el perfil peronista del revisionismo al estilo de Rosa o Fermín Chavez y no el gorilón, sería más de lo mismo.
Acá hay curro. Esto es el dope!

Diferente hubiese sido que digan que la leyenda no será ni rosa ni negra o que se revisarían las actuaciones de ciertos "padres de la patria", pero estos por lo visto siguen intocables...

Chausito.

Anónimo dijo...

Ustedes tienen formas de pensar la acción política que dan mucho que pensar. O son demasiado idealistas o muy femininos.

Seineldín

Anónimo dijo...

Seineldín, si usted piensa en "acción política" desde un instituto y no en la repartija de planes asistenciales puede ser que sea muy masculino, pero nadie le quita lo de caído del catre.
Eso del "pequeño granito de arena" es una inmensa gansada.
Otros nacionalistas pintan paredes...

Anónimo dijo...

Lo dice uno que toma su nombre del que hace 21 años tuvo la cobardía de preferir quedarse en la cárcel mientras los que confiaban en él se jugaban la vida.

Anónimo dijo...

Revisionismo gorila.
Revisionismo peronacho.
...
Ya está más que trillado.
Luego, acá hay curro, suelditos y esas cosas que permiten la subsistencia.

Nicolás dijo...

Todo el timo ese que llaman “nación argentina” es un gigantesco curro para que los que viajan en primera clase (es decir, los argentinos que viven en el puerto) tengan aseguradas “esas cosas que permiten la subsistencia” y puedan dedicarse a escribir la historia de los años ’70, entre otras cosas.

Anónimo dijo...

Castellani tenía en altísimo pedestal a Fermín Chávez (además de historiador lo reconocía gran teólogo) y éste era peronista, mientras Castellani no.

Quién lo entiende a Castellani?

Anónimo dijo...

Nadie entiende del todo a Castellani. Los que lo queremos renunciamos a hacerlo.
Castellani no es para peine fino, es para brocha gorda.
Y así estamos contentos.
¿Y?

Anónimo dijo...

Fermín Chavez y Pepe Rosa no eran dos gilunes. Celebro la creación del Instituto Dorrego. Es una gran obra para mantener viva la memoria de los grandes revisionistas y buscadores de la verdad de nuestra querida y sufrida Argentina. Prefiero una Argentina grasa y peronista, antes que una Argentina judía y macrista.

Adalberto

Anónimo dijo...

Pancho Pestanha te cuenta quién era Fermín Chavez:
http://www.youtube.com/watch?v=NaQxPfEC_7c

Anónimo dijo...

Existe de verdad la nación argentina?
Existe el grupo étnico "argentinos" del mismo modo en que existen en el viejo mundo los grupos étnicos eslovaco, mongol o tutsi?

Hasta en los Estados Unidos se puede decir que los protestantes blancos descendientes de colonos de los siglos XVI y XVII son más estadounidenses que todos los demás habitantes (que ellos son los verdaderos estadounidenses y no, digamos, Al Pacino)
En Argentina en cambio no veo ningún grupo que sea visto como los verdaderos argentinos o más argentinos que los demás.

Nicolás, Buenos Aires fue un Estado independiente por una década entre 1852 y 1862, y mientras Buenos Aires prosperaba enormemente, las provincias del interior languidecían.
Buenos Aires fue conquistada por la fuerza, porque el interior no podía vivir sin Buenos Aires (o podían, pero como Bolivia), también por la fuerza Buenos Aires perdió su capital, y aún hoy, los impuestos recaudados en las 2 Buenos Aires sirven para mantener los Estados de las provincias pobres.

Ex Luterano

Anónimo dijo...

Pobre Castellani, también intercedió por Haroldo Conti, un desaparecido, mucho antes que las mamis y no era zurdo.
Dejemos tranquilo al cura loco.

Por oro lado, quiero pensar que el que insinúa que Seineldín es cobarde, también peleó una guerra, y que sus subalternos lo reconocen todavía valeroso y honrado como a Seineldín.
Si no es así, tiene la lengua floja y está hablando mal de un muerto. (Más femenino que eso, no se me ocurre nada)

Pienso que el nuevo instituto, es para terminar de instalar, a través de un revisionismo ad-hoc, la Izquierda Nac&Pop.

No creo que se gasten mucho en revisar a los caudillos federales (harto revisados, ya).
Al contrario, los "linkearan" a otros nuevos caudillos: el Che Guevara, Roby Santucho, Rodolfo Walsh, el padre mujica y via dicendo que resultarían ser la continuación de la causa nacional.

- ¿Qué no se puede pasar de la "Santa Federación" y "Religión o Muerte", a la compañia de monte "Ramón Rosa Jiménez"?

- Sit, and wait

- El dire del nuevo instituto tiene entre sus libros uno de Rosas que es un copy/paste de Ibarguren y otro sobre el Che, escrito con Hebe de Bonafini.

Estos irlandeses son macanudos, pero casi siempre salen chanfleados.

El loco Arias

No soy tan machote como otros, pero firmo lo que digo.

Anónimo dijo...

El Instituto está alineado al verdadero Perón, que escribía cosas interesantes como esta:
"Cuando nosotros creamos la doctrina justicialista y pusimos en ejecución sus postulados desde el Gobierno Constitucional, capitalizando al Pueblo y asegurando a sus hombres el acceso a la propiedad privada, en poco tiempo casi terminamos con los comunistas. Cuando mediante el plan de viviendas, cada trabajador pudo comprar su casa. Cuando mediante la jubilación universal cada ciudadano aseguró su porvenir contra el infortunio. Cuando los obreros mediante el pago de salarios justos y humanos y el control de los precios ajustados a lo real, pudieron hacer economías y llegaron a poseer ahorros. El comunismo no tenía razón de ser y la gente del Pueblo llegó a reírse, como nos reíamos nosotros, de su prédica.

Uno de los terribles errores del comunismo es precisamente la supresión de la propiedad, que ha surgido allí como una consecuencia reaccionaria contra la desposesión del pueblo ruso en sus antiguas organizaciones un tanto medievales. Pero hoy ya se habla allí de la necesidad de reimplantar la propiedad privada, como consecuencia de la experiencia recogida en casi cuarenta años de colectivización. El derecho de posesión es consubstancial con el hombre, desde que el cavernario ocupó la primera cueva que lo fijó a la tierra, destruyendo su nomadismo inquietante y dificil.

Nosotros, con el Justicialismo ofrecimos una experiencia y la realidad fue mucho más allá de cuanto nosotros mismos habíamos imaginado. Por eso nuestro predicamento popular ha sido tan grande, no sólo en nuestro país, sino en el mundo entero. Es que los pueblos anhelan obtener justicia sin que el comunismo los invada, pero el egoísmo hace imposible tan justa demanda y prefiere arrastrado y barrido por las hordas rojas, antes de claudicar de lo que considera su injusto predominio. En las horas actuales lo conservador es evolucionar, porque el que se aferra a conservarlo todo, se expone a perderlo todo, incluso las orejas.

Lo que ha pasado en la República Argentina no hace sino confirmar lo anterior. Allí la oligarquía ayudada por el capitalismo y la metrópoli inglesa, han obrado con una miopía inaudita, dando lugar a que el comunismo se multiplique aceleradamente, porque el desesperado "se aferra aún a un clavo ardiendo". Sin embargo, no creo que allí el comunismo haga camino porque el Pueblo, que ha probado el Justicialismo, ha de luchar por reimplantarlo, cueste lo que cueste y caiga quien caiga."

Anónimo dijo...

El 3 de Diciembre 1990 el Coronel Seineldin estaba bajo arresto (creo en Junin de los Andes ) . A enterarse del levantamiento , se escapa , vestido de civil , y adhiere a ese levantamiento con único fin de no dejar a sus camaradas solos . Es probable que no tuvo nada que ver en ese alzamiento , pero si asume la responsabilidad . Eso si es de un Hombre de verdad
Obaldo
.

paladar negro dijo...

¡Qué dice Adalberto!

Antes que una Argentina grasa y con suficientes grasadas para todos y todas prefiero que me gobiernen vikingos.

Anónimo dijo...

El contexto muchachos, siempre el contexto propio y el ajeno.

Un sujeto termina nacionalista si esos fueron los aires que lo rodearon desde que aprendió a pensar la cosa pública. Y si esos aires cambiaron él cambiaría con el contexto, probablemente. Alguito de razón tenía Borges cuando aseguraba que uno es lo que lee.
El mismo tipo que canta Cara al Sol sería demócrata liberal de haber nacido en el seno y las comodidades de los Alsogaray y yo estoy dispuesto a cantarle a la Vuelta de Obligado si como el gran poeta de la Cueva del Fósil me la paso de perlas entre el palacio, la cueva y el río.
Si los milicos se llevaron a papi, aunque éste haya metido bombas, salís zurdito. No hay con qué darle a este asunto. El hombre no es una máquina que tiende a la objetividad. Todos los idealismos se reconocen realismos. Marx veía a la escatología que inventó perfectamente posible.

Aquí sobresale el peronista, que a diferencia de otras derechas no se queda en sus principios. Transa con quien sea porque tiene, también a diferencia de las otras derechas, vocación de poder –para hacer el bien o el mal-. La vida no es un manual y estos saben que el poder se ejerce. No se define, ni se declama, ni se explica. Son tiburones que huelen sangre. Son animales políticos. Es hormonal.
Esa es toda la diferencia entre el purista y el político.

Por otro lado sale el tema de Perón, los caudillos y el pueblo.
Vamos a ver: así como no es cristiano el desprecio oligárquico hacia los pobres, no es inteligente dejar de distinguir tres en un burro.
Rosas podía tener entre sus adeptos unos cuantos mulatos que bailaban murgas a su paso, pero de ahí a que haya bailado entre los negros hay un trecho.
Todos somos federales cuando leemos la historia y cotejamos el saqueo, pero no nos engañemos: nadie se imagina lustrando las botas de algún sargento, sino más bien como un Tomás de Anchorena –que llegaba holgado a fin de mes-, o un Chaco Peñaloza, con su contextura imponente y sus ojos azules, justo en el momento que montando su corcel de fuego llevaba enlazado, como agua para su molino, aquel cañón enemigo que complicaba la batalla y que le valió el reconocimiento de Facundo y su merecido ascenso.
Todo tan presente hoy, como recuerda la canción: entre Los Llanos resecos, la sombra del Chacho parece vagar...

Por eso es que no hay que pelearse por estos temas. Visto desde el hombre nos debería despertar cierta ternura la defensa equivocada o no de diferentes posturas que se mantenienen de buena fe. Hay que entender que está en la naturaleza: unos salen políticos, otros de escritorio, y a ambos, a todos, nos palpita el corazón con historias imposibles para estos tiempos burgueses.

El Carlista

Coronel Kurtz dijo...

W,
Tanto le gustan estos temas setentistas?
L.


No puedo hablar por Wanderer, pero, al menos yo, creo que no se trata sólo de una cuestión de gustos (digamos) generacional, sino también el intentar entender una época que nos puede ayudar a comprender mejor la actual, por qué estamos como estamos y hacia dónde podemos llegar a estar, por qué pasaron las cosas que pasaron y qué puede llegar a pasar.

El libro del Dr. Hernández sobre Sacheri tiene un par de apartados casi proféticos: uno sobre la abolición del derecho penal y otro sobre la reinvención de la historia setentista. Creo que son hoy dos "campos de batalla" concretos y todo parece indicar que lo seguirán siendo en los próximos cuatro años del Cristinismo. Y si no libramos esos "combates" hoy, no veo muy difícil que la historia pueda repetirse en breve.

Desde instancias ideológicas oficialistas se habla mucho de "construir el relato" del Kirchnerismo. Para eso se ha levantado este Instituto neo-revisionista donde no se suma a historiadores sino a divulgadores/intérpretes y a periodistas. Este Instituto no busca reivindicar a los caudillos, a Rosas o a Perón, sino ubicar a Cristina y a Néstor K. en "un relato".

Esto no es nuevo y ya pasó en los '70. Los que traen a colación a Castellani recordarán que en ese tiempo (gob. de Cámpora) se le hicieron reconocimientos oficiales y que la Compañía de Jesús en plena vigencia tercermundista lo quiso "recuperar". En ese entonces querían "legitimarse". No creo que sea casual que ahora aparezcan estudios de outsiders sobre Castellani.

Anónimo dijo...

http://jovenesrevisionistas.blogspot.com/2010_02_01_archive.html

Juancho dijo...

Loco Arias:

Me parece que Ud. da en la tecla en los propósitos del Instituto.

Rosas y los caudillos federales ya tiene su reivindicación, falta el link "teórico" con la línea Nac&Pop del Siglo XX, que serían Yrigoyen, Juan Domingo, los montos, el Che, etc...

Linda ensalada. Si habrá que dar piruetas para unir cosas tan diversas.

Tratarán de destruir mitos liberales para construir mitos "nacionalistas".

Juancho.-

Anónimo dijo...

Paladar negro:
Si leés diarios de afuera, vas a ver que la movida de "todos y todas" no es cosa de este gobierno. Es una movida política mundial, de la que ningun gobierno zafa, porque te lo imponen, como en los 90 hacía el FMI con la economía. Ahora, si pensás que con Macri no va a haber todos y todas, lamento desilusionarte.

Peroncho

Anónimo dijo...

Obaldo, Seineldin estuvo implicado totalmente en la organizacion del alzamiento. No se escapó sino que lo dejaron salir, salió, dio media vuelta y volvió a guardarse. Una vez terminado el alzamiento pidió una pistola para suicidarse, que no le fue dada (y quien se la nego sabia perfectamente que él tenía una escondida en su celda)

Anónimo dijo...

Que paradojal nuestra historia :…. El Padre Meinvielle , responsable ideológico del origen de los Montoneros , y responsable ideológico del origen de la represión anti subversiva ……

Anónimo dijo...

Cariño por sujetos con cara de malos? Usted está peor que ellos.

Anónimo dijo...

Anónimo,
La faena política de las distintas derechas se encuentra reducida a poética. No pueden triunfar desde la nueva forma del mundo posterior a las dos grandes guerras, además de la falta de aspiración al poder y que no se llegan a sumar 2000 tipos.
Así y todo, es un desconocimiento de lo que va por las profundidades de la historia (propia de cómo nos la enseñaron) y una mesquindad ningunear esta poética en prosa y verso.

Recuerde nomás a Gabriel D'Annunzio como génesis del fascismo italiano: "La fortuna de Italia es inseparable de la suerte de la belleza, porque ella es madre de los siglos, de los siglos plasmadores"; y agregaba este gran mujeriego: "No vasta morir, es necesario vivir y combatir, vivir y resistir, vivir y vencer".

También Lugones previo al golpe decía en uno de sus discursos del Coliseo: "Ha sonado otra vez, para bien del mundo, la hora de la espada", "el destino ofrece al hombre predestinado, es decir, al hombre que manda por su derecho de mejor".

Me parece que no se puede dejar de ver con simpatía a estos sujetos que todavía quedan, ni olvidar que detrás de la labor poética, por cara de malo que se ponga, hay nobleza.

El Carlista.

Anónimo dijo...

Anónimo del 6 de diciembre de 2011 16:31:
Es muy boca floja usted, no creo que sea para nada cobarde "guardarse en una cárcel", más siendo o considerándose uno inocente; de hecho pareciera que son tan idecibles los padecimientos que allí se sufren que constituyen una de las obras de misericordia espirituales.
No me atrevo a juzgar a un tipo como el coronel, pero si le critico algo es que siempre fue demaciado respetuoso de las instituciones. Ejs: los levantamientos; cuando le ofrecen derrocar a Menéndez en Malvinas, etc.

Loco Arias: si hay algo que se le critica a Seineldín es que no "peleó nunca ninguna guerra", lo quiero al viejo Milo, pero su defensa no es por ahí, es por su cautiverio; tuve la oportunidad de hablar con él largo y tendido unos meses antes de su muerte, esperaba una arenga, y me encontré con una especie de misticismo en torno a sus 13 años de cárcel (o "retiro espiritual permanente" como él lo llamaba).

Dummy, ex ensaladera.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Dummy, yo lo conocí a Seineldin también tiempo antes de su muerte. Realmente me sorprendió la paz con la que hablaba, sin rencores. Y lo que más me llamó la atención fue que un hombre de acción como él dijese que lo que hace falta en este país son intelectuales en serio, y que si algo bueno salió del catolicismo de su generación y/o posterior fue debido a lo que recibieron de personas que pensaban de veras, como Castellani.
No sé, tal vez me equivoco y el viejo Seineldin fue un poco falso con los que lo conocimos. En mis adentros creo que no. A mí tratarlo me resultó muy provechoso.

Wanderer dijo...

Amigos, No quisiera que fuera este blog un lugar para discutir las virtudes humanas y militares del Coronel Seineldin. Me podrán gustar más o menos sus ideas y sus métodos, pero fue un hombre valiente y un militar fiel a sus principios. No quiero que su memoria sea cuestionada en este medio.