viernes, 9 de diciembre de 2011

Una gran película

Se trata de "Quemados por el sol II", una película del director ruso Nikita Mikhalkov -el mismo de "El barbero de Siberia"- quien, además, es autor del guión y el protagonista. Se trata de la producción cinematográfica más costosa de Rusia y fue estrenada en 2010.
La primera parte apareció en 1994 (no la he visto) pero la segunda puede verse independientemente de la primera. En cualquier sitio especializado de Internet conseguirán una sinopsis del argumento.
Con historias paralelas y flashback, narra parte de la vida de un condecorado general soviético que, debido a las purgas stalinistas, es hecho prisionero y separado de su familia. Durante la Segunda Guerra Mundial se dedicará a buscar a su hija, y ésta se dedicará a buscar a su padre.
Escenas maravillosas y escenas crudas que muestran los horrores de la guerra.
Recomendable.
La película está en cuatro archivos intercambiables que podrán bajar de cuatro servidores diversos, a fin de evitar las esperas.

Opción 1Opción 2Opción 3Opción 4

10 comentarios:

ivan ivanovich dijo...

Nikita Mikhalkov es un grande del cine ruso y también de la más genuina tradición dostoievskiana; políticamente incorrecto para el pensamiento occidental mayoritario que mira a Rusia con recelo. En todo el caos que ha producido las modas ateas y hedonistas de occidente en Rusia, sobre todo en los más jóvenes, es un alivio una producción de este tipo. PARA QUE LA SANTA RUSIA NO PEREZCA.

Anónimo dijo...

Tiene algunos rasgos hollywoodeneses, pero estuvo buena. Gracias.

Anónimo dijo...

Yo tengo Ostrov (La Isla-Octpob) de Pavel Lungin... Si a alguien le interesa, vemos como la podemos subir.

saludos

Anónimo dijo...

Yo vi Ostrov por recomendaciones de estos foros y está muy bien, pero me pareció que le faltaba un poco de alegría cristiana, no sé qué opinñais

Anónimo dijo...

La Alegría Cristiana no es andar sonriendo como un operado del cerebro, ni eludiendo la realidad como un drogado.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 04:24.
Opino que es triste COMO EL ARREPENTIMIENTO (aunque no carece de alegría: ganas de cantar de repente en la noche, o la jovialidad de lo religioso e, incluso, el trato con los otros monjes, está la alegría) pero es triste porque el arrepentimiento está siempre presente. La conciencia del pecado es el determinante. El arrepentimiento aparece como remordimiento en lo cotidiano.
En el desarrollo, es comparable al texto de John H. Newman hablando de San Agustín y su conversión. http://www.feyrazon.org/newmanagustin.htm
“…para nuestra instrucción y consuelo, lo que puede obrar a favor del hombre más culpable que acuda sinceramente a Él en busca de perdón y remedio.”
Además en el final esta la pérdida del anhelo de vivir, algo que señalaba Kierkegaard como finalidad del cristianismo, el estar preparado para la eternidad.
saludos

Anónimo dijo...

Exactamente me recuerda a Kierkegard, cuyo pesimismo tiene bastante de pesadez germano-escandinava, y que está tan lejos de ese espíritu alegre de los mediterraneos (San Francisco como tipo). A mí siempre me han gustado Dostoyevski o Pushkin porque hay un algo en ellos que hacen cercano al pueblo ruso, cosa que en Ostrov no se siente casi. En OStrov, la última escena en la que el protagonista se mete en el ataud, es un poco macabra sin más, no por lo que relata, si no porque se mete en el ataud como con resignación. Si se va al ansiado cielo, debería estar más alegre, por lo menos en el último suspiro, como se cuenta de tantos santos.
Por lo demás tiene cosas brillantísimas, el tratamiento del milagro como cosa natural, el proceso del Padre superior...

Anónimo dijo...

No te voy a negar que lo del ataúd es un poco chocante por lo asombroso del anticipo: sabía que se moría. ¿El humor en Kierkegaard? Yo lo encuentro en todas partes: la validez de la ironía esta precisamente en el componente de humor que posee. No tengo espacio para probarle que en Kierkegaard hay humor, pero lo remito a la obra, que no necesita apología. Sino puede, lea Hilarius Bookbinder, editor de Etapas del camino de la vida. El editor es Hilarius. En esa obrita esta ¿Culpable o no Culpable? Y el editor es Hilarius.

saludos
ps
“Por lo demás tiene cosas brillantísimas, el tratamiento del milagro como cosa natural”

No lo veo eso. Le digo lo que veo: los problemas humanos comunes si los veo superados al estilo San Francisco, que dejo todo…

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer: ¿Se puede ser cristiano y al mismo tiempo haber perdido las ganas de vivir en este circo?

Chuck Norris Deprimido.

Anónimo dijo...

Todavía no sé en qué consiste la alegría cristiana, que alguien me lo explique...

Chuck Norris Deprimido