lunes, 19 de diciembre de 2011

Los siete mil hombres


Leí el último sábado un interesante escrito del Dr. Aníbal D’Angelo Rodriguez que pueden bajar desde aquí. El autor propone una periodización histórica del último siglo y medio en la que muestra el avance ya incontenible de los enemigos de Cristo, y la aceleración de la persecución en la última década. Los orcos están a las puertas. Finaliza el texto con estas palabras: “Tal como las cosas se presentan, sería necio imaginarse que este enemigo poliforme, que ya ha probado nuestra sangre, va a detenerse en algún punto antes de cobrarse la vida de los últimos cristianos”.
En una primera lectura pareciera que la expresión “últimos cristianos” es un poco exagerada. En la actualidad, se contabilizan más de mil millones en todo el mundo. Le resultaría harto difícil al Enemigo cobrarse la vida de tantos. Sin embargo, en una lectura más atenta, salta a la vista que estos últimos cristianos “no son todos los que están”. En el Antiguo Testamento son significativas las palabras que Yavé dirige a Elías: “Me he reservado siete mil hombres en Israel: todas las rodillas que no se doblaron ante Baal y todas las bocas que no lo besaron” (I Re. 19.18). Todo el resto del pueblo elegido, aún siendo y llamándose israelitas, habían traicionado a su Dios y no eran dignos de ese nombre. Sólo un puñado permanecía fiel.
Es una imagen que bien refleja el concepto de últimos cristianos que emplea el Dr. D’Angelo Rodríguez. Porque, si miramos la situación en nuestro país, casi todos los que ya fueron ganados y forman parte de las filas de los orcos, son cristianos. Pero pareciera que no son del grupo de los siete mil, porque doblaron su rodilla ante Baal.
Pero aquí entra un punto que me asusta: el creerse parte del pequeño grupo de los elegidos. Porque, guste o no a los jerarcas actuales de la Iglesia, se salvarán solamente los elegidos, aquellos que fueron predestinados a la gloria. Y sobre esto no hay duda alguna: lean la Escritura, particularmente a San Pablo, y verán que la salvación no es masiva ni popular. Ahora, ¿qué es lo que hace ser a una persona parte de los elegidos, o parte de los siete mil?
La respuesta bordea una tentación es muy fuerte porque somos muy propensos a necesitar imperiosamente seguridades. Calvino solucionó el tema afirmando que los elegidos serían aquellos bendecidos por Dios aún en esta vida, y ya sabemos lo que eso significó: los privilegiados del mundo terminaron adquiriendo la seguridad de su salvación. Pero Calvino era un hereje. Fuera, entonces, cualquier relación con semejante personaje. Porque nosotros tenemos en claro que del grupo de los elegidos forman parte los que están en la Tradición, es decir, los que van a la Misa tradicional y reciben los “buenos sacramentos” que imparten en exclusiva los sacerdotes de la FSSPX. Aunque el vecino estará seguro, en cambio, que es garantía de salvación vivir bajo la dulce égida de Carlos Buela (últimamente desaparecido) y de su cohorte encarnada; para otros será pertenecer a la Obra y tener en casa estampitas de Escrivá de Balanguer con el exagerado prefijo de San; algunos, incluso, aducirán la pertenencia por su fidelidad, a pesar de todas las calumnias, al pervertido Maciel Degollado. En fin, cada uno trata de buscar la certeza de la propia salvación en la pertenencia a determinados grupos y en la ejecución de determinadas obras.
Pero creo que no es así. San Pablo, en la carta a los Romanos (11,4), retoma el texto del libro de los Reyes, y lo explica diciendo: “Del mismo modo, también ahora subsiste un resto elegido por gracia. Y si es por gracia, ya no lo es por las obras de la ley”. Es bastante claro. No son las obras de ley, es decir, las afiliaciones y las devociones las que nos garantizan la pertenencia al grupo de los elegidos. A ese grupo se ingresa solamente por la gracia de Dios. Y Dios da la gracia a quien quiere y porque quiera. Y la da en la hora primera, en la sexta y en la nona.
Por eso, mind the gap, no sea que el sodomita que nos asquea con su presencia, llamado a la última hora, nos preceda en el Reino de los Cielos, y nosotros desde afuera gritemos: “Señor, yo recibí todos los domingos “buenos sacramentos”. Y escuchemos las terribles palabras: “No te conozco”.

43 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pregunta medio técnica tal vez

No se salvan acaso casi todos los enfermos terminales que agonizan por semanas en una cama o camilla antes de morir y que llegan a confesarse y recibir la extremaunción?
Si te borran los pecados te borran los pecados, y sedado en una cama no tenés muchas posibilidades de pecar.

Por eso yo siempre pensé que para un católico era mejor agonizar un poco y no morirte rápido, no confesado y sin dolor.


Lo de creer que los sacramentos de los no tradicionales valen menos me suena a donatismo a mi.

Saludos

Ex-Luterano

Anónimo dijo...

Qué tenebroso asunto.
Que lindo post.

La conciencia de no merecerlo es fundamental en todo ésto:
-Soy nada + pecado
-Él (no Néstor) siempre está allí para levantarme.
-Ergo: en mi indigencia me sé amado.

Si hay alguna "seguridad", viene por este lado, en saber que si fuera por mi no entraría en los 7 mil; me desligo de responsabilidad, no depende de mi, yo sólo trataré de ESTAR, de que me agarre con el vestido de fiesta y las lámparas bien llenas, pero más no puedo (ni ésto sólo propiamente puedo). La clave está en ESTAR, per ipsum, et cum ipso, et in ipso.

In Domino adviniente!

Dummy.

Anónimo dijo...

Algo que no se puede descartar es que el progresismo destruya a las sociedades infestadas por el progresismo antes de que logre destruir a los resabios del cristianismo.

Yo también muchas veces pienso que este es el fin, pero a veces pienso que subestimo lo suicida y autodestructivo del progresismo.
Miren la tasa de natalidad en Europa por ejemplo.
En Israel los judíos ortodoxos tienen entre 3 y 5 veces más judíos que los otros judíos.
Tal vez los progresistas se extingan si evitamos que eduquen a nuestros hijos.

Saludos

Ex Luterano

Savonarola dijo...

Duro post, duro pero verdadero...

Perlimplín dijo...

Espero que esto no sea en serio: "Porque nosotros tenemos en claro que del grupo de los elegidos forman parte los que están en la Tradición, es decir, los que van a la Misa tradicional y reciben los “buenos sacramentos” que imparten en exclusiva los sacerdotes de la FSSPX".

Anónimo dijo...

El segundo post de ex luterano retoma el "argumento evolucionista" de hace unos meses... sí, tenemos 3 veces más hijos que ellos. Pero hoy somos pocos. ¿Cuántos siglos harán falta para sobrepasarlos? Además, como dice D'Angelo, ellos controlan la educación, y cuando "reeduquen" a nuestros hijos, sonamos. Si la tentación del mundo es dura ahora ¿qué les espera a ellos?

Javier dijo...

Ex Luterano,

creo que ha dado usted en el clavo. En pocos años veremos escenas apocalípticas, y no serán por la persecución a los cristianos, sino por la extinción de naciones enteras. Le adjunto un interesante y reciente artículo de Spengler (aka David P. Goldman), del Asia Times:

El quinto jinete del Apokalypsis

Saludos,

Javier

Anónimo dijo...

No nos olvidemos de los monjes del monte Athos...
http://www.youtube.com/watch?v=x4ASm_2hEOI

David Bowie

Mariano dijo...

Me gustó mucho a este respecto una cosa que leí el otro día de una sierva de Dios:

"... Si me incitaban a desesperación, en mi interior decía: “No pongo atención ni del paraíso ni del infierno, lo único que me apura es amar a mi Dios, este no es tiempo de pensar en otra cosa, sino que es tiempo de amar cuanto más pueda a mi buen Dios, el paraíso y el infierno los dejo en sus manos, Él, que es tan bueno me dará lo que más me conviene y me dará un lugar donde pueda glorificarlo más.”

Así sea

Anónimo dijo...

Muy buen post. Pero lamentablemente, como puede verse bien aquí en los comentarios, no se lee, o si se lee, no se entiende. Lástima.

Tenemos muchos hijos y los progres tienen pocos, ergo "ya ganamos". *Nosotros* ganamos.

Siempre renacen el pelagianismo, el donatismo y el fariseísmo...

Gracias W. por ayudarnos a intentar desprendernos de esto.

jack tollers dijo...

Sr. Wanderer:

Permítame felicitarlo por su breve y lúcido post sobre los siete mil hombres y sus acertadas cautelas advirtiendo que muchos que se creen elegidos, no lo son.

Pero quiero agregar más: también muchos que no se creen elegidos, lo son. No se nos ha revelado por dónde pasa la sutil línea que separa a los elegidos de los réprobos, bien que la Revelación destaca una y otra vez cuáles son los comportamientos merecedores de una recompensa eterna y cuáles entrañan una definitiva reprobación.

Total que puesto en negro sobre blanco, la cosa queda así: están

a)Los que se creen elegidos, y lo son.
b)Los que se creen elegidos, y no lo son.
c)Los que no se creen elegidos, y sin embargo, lo son.

De ese pequeño listado no se puede deducir más que esto: que lo que uno crea o no sobre el particular resulta bastante irrelevante (o por lo menos, no sirve para establecer si terminamos en el cielo o si en el horno se vamo’ a encontrar).

Simone Weil lo dice bien:

“Tuve sed, y me diste de beber”. “¿Cuándo Señor?” No lo sabían. No hay que saberlo.

Pero, aun así, se podría intentar una etopeya de los elegidos de los últimos tiempos: cómo son, quiénes son, qué creen, a qué religión pertenecen, por qué adhieren a esta capilla en particular, cuáles son sus trazas comunes, cuál es su humor, cómo rezan en privado, cómo rezan en público, qué cosas los tiene a mal traer, cuáles son sus perplejidades, en qué ponen su esperanza, quiénes son sus enemigos...

Y a fe mía, si eso se hiciera bien (yo no puedo, pero alguno habrá que se anime), los resultados serían sorprendentes para más de uno.

Tan sorprendente como la Parusía y el Juicio Final.

J. T.

Beatriz dijo...

Muy buena entrada. Si de algo estoy segura es nunca pertenecer a ningún grupo "terrenal" de elegidos (al grupo celestial de elegidos sí quiero pertenecer)...esa actitud es farisaica. El cristianismo es comunitario no sectario. Si queremos entender mejor el mensaje de Jesús hay que estudiar el fariseísmo a fondo. Jesús intentó razonar con los fariseos, de nada le sirvió la lógica y la Tradición escrita...no entendieron nada. Me parece que HOY ocurre lo mismo con mucha gente, leen y no entienden. Lutero se topó con unos 'fariseos con el evangelio en la mano' y creyó que la Iglesia Católica era así, fue corto de vista, el árbol le impidió ver el bosque y cometió graves errores. Marx también se topó con unos 'fariseos con el evangelio en la mano' y dijo que la religión es el opio del pueblo. Por eso creo en la denuncia, hay que denunciar el fariseísmo para aprender a no caer en esa "levadura" como recomendó Cristo. Hay que estudiar cómo eran ellos para no caer en sus errores.

Beatriz dijo...

No se salvan acaso casi todos los enfermos terminales que agonizan por semanas en una cama o camilla antes de morir y que llegan a confesarse y recibir la extremaunción?
--------------------

La respuesta es: si. Yo no diría que se salvan "casi todos" sino "todos".

Muchos católicos no tienen idea del regalo que tenemos con los sacramentos. Como también se salva quien se arrepiente a última hora y sin contar con un sacerdote pide perdón a Dios por todas sus ofensas.

El meollo del asunto es que el arrepentimiento es también una gracia. La falta de arrepentimiento es lo que nos debe hacer temblar. En Adán no había arrepentimiento: "La mujer que me diste por compañera me dio de ese fruto, y yo lo comí" Gen. 3, 12

Nos conviene pedir en vida la gracia del arrepentimiento. Por eso pedimos la intercesión de la Vlrgen: "ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte".

Beatriz dijo...

No se salvan acaso casi todos los enfermos terminales que agonizan por semanas en una cama o camilla antes de morir y que llegan a confesarse y recibir la extremaunción?
--------------------

La respuesta es: si. Yo no diría que se salvan "casi todos" sino "todos".

Muchos católicos no tienen idea del regalo que tenemos con los sacramentos. Como también se salva quien se arrepiente a última hora y sin contar con un sacerdote pide perdón a Dios por todas sus ofensas.

El meollo del asunto es que el arrepentimiento es también una gracia. La falta de arrepentimiento es lo que nos debe hacer temblar. En Adán no había arrepentimiento: "La mujer que me diste por compañera me dio de ese fruto, y yo lo comí" Gen. 3, 12

Nos conviene pedir en vida la gracia del arrepentimiento. Por eso pedimos la intercesión de la Vlrgen: "ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte".

Sátur dijo...

Me apunto al juego de mortificar al lefe con una de mis pullas favoritas.

Yo les suelo decir a mis amigos lefes que ellos son también un «movimiento», con su culto al fundador, sus eventos de auto-afirmación, su transversalidad e independencia respecto a las diócesis, su doctrina (que es la buena y genuina) y sus rasgos de pertenencia: jerga, piedad, paranoias y costumbres peculiares. Y hasta con sus consignas y tópicos del momento (ahora estamos con la monserga de los grados de asentimiento, tema para mí tan abstruso como los 33 grados de la masonería).

Cuando el lefe no es amigo sino que me cae mal, en vez de «movimiento» le llamo «realidad eclesial».

Juancho dijo...

Jack Tollers:

Siempre me llamó la atención el Evangelio de Mateo que Ud. cita.

Que los que se salvan se sorprenden de haber sido salvados, que se salvaron sin saberlo, sin conciencia de sus méritos.

Pero también se nos dice que trabajemos con temor y temblor en nuestra salvación. Y que tratemos de entrar por la puerta estrecha.

Siendo que al final los salvados (y los condenados) resultan sorprendidos por algo que no habían tenido en cuenta.

Juancho.

Anónimo dijo...

Yo no sé por qué se esfuerzan tanto en defender una actitud tan cómoda como la de los lefebvristas.

En la práctica, no son diferentes al Lutero de hace 500 años.

Martin Ellingham dijo...

W.:

Muy buena entrada. Breve, clara, va a lo esencial.

Saludos.

Anónimo dijo...

Los lefebvristas tuvieron aciertos y desaciertos.
Fue uno de los aciertos sobre los demás el no tener que esperar al Papa actual para enterarse que la misa tradicional nunca fue abrogada, para poner en práctica realmente (no solo desde la lectura) la obediencia como Castellani la entendió, juzgar el último Concilio conforme a su grado dentro del Magisterio, etc.
Entre los desaciertos pudieron haber muchos, pero no se les puede culpar de una postura común o de grupo entre ellos. Menos de obediencia al superior (poco les importa menos que los superiores que les van cambiando cada tanto en los distritos). Quien los conozca sabe que hay tantos lefebvristas como lefebvrismos, tal cual se puede ver en este mismo sitio, en otros y personalmente. En esto no tuvieron nunca posturas alineadas tipo neocón, ni viven ningún culto al fundador, al margen que tengo para mí que no se equivocarían en suponer a Lefebvre santo, siendo que aun antes de Juan Pablo II se llegaba a ser santo por mucho menos.

Referí.

Dark Henry dijo...

-Esto de señalar con el dedo al IVE, al Opus Dei y a otros me recuerda al pasaje del exorcista extraño en el evangelio (Marcos 9.38-41). El exorcista extraño causa desazón a los discípulos. Estos consideran su propia posición como una elección que los coloca por encima de todos los demás. Si bien aca se acusa de sectario fariseo a todo sujeto integrante/simpatizante de dichos grupos, yo pregunto y por casa como andamos? Si algunos de entre dichos grupos tiene la actitud farisea, alla ellos; para que imitarlos? Yo prefiro trabajar en mí salvación con "temor y temblor", como dice San Pablo

-Tener muchos hijos y ser más que ellos es bueno, pero no garantiza mucho. La masa simpre va donde sopla el viento. Hasta Cristo pareciera haberse quejado de ello cuando habló de los hijos tontones de la luz y de los hijos avispados de las tinieblas, y nos aconseja ser astutos como serpientes. Todas las revoluciones se hacen por grupos minoritarios y decididamente creyentes; ya sea para bien como la revolución cristiana en los primeros siglos que tranformó al imperio romano o para mal como la reforma en Inglaterra (revolución de los ricos contra los pobres, Chesterton dixit), la francesa o la bolchevique. Más aun los revolucionarios anticristianos no tiene escrúpulos en matar, la Vande y el Holdomor son ejemplos clasicos, por eso cuando toman el poder no tienen contrapesos internos que los limiten.

-Respecto al zionista David Goldman, que escribe con el pseudonimo "Spengler" yo tomaria lo que dice con mucha precaución, ya que él tiene su propia agenda, y no es la agenda cristiana, por ponerlo suavemente...

Anónimo dijo...

Anónimo de 14:28.
No hay muchas opciones:
O Ud. no sabe qué fue y es el protestantismo o qué los lefebvristas.

Anónimo dijo...

En la siguiente dirección:
http://www.juliusevola.it/documenti/template.asp?cod=625
se tratan cuestiones relacionadas con el tema de este post.
Lo que se dice allí sobre la concepción de Santo Tomás sobre la predestinación es muy duro. Si alguien entendido en teología se toma el trabajo de leerlo y hacer algún comentario se lo agradecería.

Benigno dijo...

Un festival que tenia de catequista en la secundaria me dijo que esos 7000 significaban todos y que todos nos ibamos a salvar, tambien me enseño a hervir una salchicha en un cono de papel de diario lleno de agua puesto al fuego (lo ultimo fue lo mejor que me dejo despues de un año de clases).

Por lo pronto yo solo aspiro al ultimo lugar del purgatorio, con eso me alcanza.

Feliz y Santa Navidad!!

Anónimo dijo...

Ahi esta la repuesta ....


http://elpequeonumerodelosquesesalvan.blogspot.com/

SP5 dijo...

¡No dirima, Referí! ¡Salvaguarde el Mithos!

Javier dijo...

Dark Henry,

ciertamente Goldman es un sionista, y un acérrimo y acrítico defensor del Estado de Israel. Y tiene sus motivos, que no son los nuestros. Pero hoy por hoy, conozco a pocos que con tanta insistencia y consistencia se ocupen de hablar del inminente colapso demográfico, que hará desaparecer el mundo tal y como lo conocemos. (Y eso no sé en que parte del Apocalipsis estará anunciado, pero de que lo está, no tengo dudas).
Y esto no quiere decir que "los tradis tiene más hijos que los progres, y entonces vamos a ganar". Esto quiere decir que el mundo, como lo conocemos, está por colapsar. Y que ya no hay nada que podamos hacer para evitarlo.
En las palabras de Goldman:

"For the first time in world history, the birth rate of the whole developed world is well below replacement, and a significant part of it has passed the demographic point of no return."

Un saludo,

Javier

Anónimo dijo...

Esto es algo de Castellani que puede servir bastante. Si les resultan fuera de lugar (cosa que no creo) nunca viene mal tener en cuenta algunas cosas que se recalcan en las palabras que siguen:

- Esa frase y terrible: “la humanidad es una masa condenada” es necesaria en nuestros tiempos, porque es el antídoto al falso optimismo y el naturalismo russoniano; pero es necesaria en el sentido relativo de San Agustín, en el sentido de que la condenación general no ha de prevalecer contra la redención particular. Los hombres nacen condenados en masa y se salvan de uno a uno. En el hombre esta el salirse de la “massa damnata”, y en Dios esta el deseo mas eficaz de sacarlo de ella…


-“Confirme cetera, quae moritura erant.” ¿Qué podemos hacer nosotros, si todo eso depende de una serie de destrucciones masivas y forma parte de una destrucción que avanza? “Conserva las cosas que han quedado, las cuales son perecederas”- le a da decir Jesucristo al Ángel de la Iglesia de Sardes (…). Pero el texto griego dice un poco diferente y mas enérgico: “robustece lo que ha quedado, que de todas maneras ha de perecer.”
Pero esto es inhumano, se nos manda a luchar por una cosa que va a perecer, luchar sin esperanza de victoria, la cual es imposible al hombre . Es imposible al hombre que esta en el plano ético, cuyo signo es la lucha y la victoria; pero no al hombre que esta en el plano religioso, el cual lucha por Dios, y sabe que la victoria de Dios es segura, y que el ha nacido para ser usado, quizá para ser derrotado ¿Qué importa? ¡Hemos nacido para ser usados! ¿Por quién? ¡No por el Estado, por el Padre que esta en los cielos! “porque sabes que no llegaras, por eso eres grande” (…)
Tenemos que luchar por todas las cosas buenas que han quedado hasta el ultimo reducto, prescindiendo de si esas cosas serán todas “integradas de nueo en Cristo”, como decía Pío X.

- San Agustín estaba frente a su época exactamente como nosotros frente a nuestra época; es decir abocado a una crisis político-social que parecía definitiva. El Imperio se derrumbaba. San Ambrosio y otros decían que la parusía estaba cerca. (…)
A los hombres que estaban bajo esa gran crisis, se les podía decir dos cosas falsas, que nos dicen a nosotros:
1- “miren, ahora mismo, dentro de poco baja Cristo de nuevo y arregla todas las cosas”- eso decían los milenaristas: pero eso San Agustín no lo sabia; sabia que algún día retornaría, peo no sabía cuándo. (…)
Cosa curiosa, san Agustín no es parusíaco; no teme la inminencia del fin del mundo en ese tiempo catastrófico, como la temieron varios otros Santos Padres. Dice sobriamente que de ese día no sabemos nada y rebate a los que lo temen. (…) Así debemos hacer nosotros ante la ruina de la tradición occidental que tenemos ante los ojos; sostenerla con nuestros pobres medios, que si se conectan con Dios pueden ser poderosos; y si el derrumbe debe venir, que los escombros nos maten de pie.


Leonardo Castellani

Anónimo dijo...

Uno de los mitos sobre los lefes es que están todo el día pensando en Roma, la herejía, las conversaciones, la regularización, etc.
Si uno va a un asado o casamiento lefes no escucha una sola vez que salgan estos temas, que solo le importan a los filo-lefes y a Radio Cristiandad.

Existe sobre los lefes una imagen internáutica que dista mucho de la realidad.

Otros mitos son que las mujeres no usan pantalones, que no mantienen amistades con sacerdotes no lefes, que son todos carlistas (no creo que lo sean ni en un 1 %), que son todos fachos (depende como lo mire, ya que hay tantos peronistas como gorilas) y que todos tienen muchos hijos (no deben ser más del 40 % de las flías).

El mito más marcado es que no miran televisión. Habrá un porcentaje bajo que no lo hace, pero esto quedó desfigurado desde que empezaron a boludear todo el día por Internet y miran series y películas por allí. Y son series de Warner (donde casi siempre hay diálogos sobre sexo, gente con poca ropa y apologías del modo de vida yankee), Sony (que son horribles), de esas inglesas (que son un embole), se la pasan viendo dvd y películas bajadas de la web... ¡Miran más tele que yo, que le dedico un par de horas diarias a Chiche, Marcelo y el noticiero!

Dark Henry dijo...

Javier dijo:
Pero hoy por hoy, conozco a pocos que con tanta insistencia y consistencia se ocupen de hablar del inminente colapso demográfico, que hará desaparecer el mundo tal y como lo conocemos.

El sionista Goldman no es ni el primero, ni el más renombrado, ni el más original, ni el que mejor escribe, ni el más honesto comentarista en hablar de problemas demográficos. Por ejemplo escuchó ud. hablar de un tal Patrick Buchanan, quien fue candidato a presidente de los EEUU? En los últimos años ha publicado libros con nombres ominosos, The Death of the West, State of Emergency: The Third World Invasion and Conquest of America, Suicide of a Superpower: Will America Survive to 2025?, Churchill, Hitler, and The Unnecessary War: How Britain Lost Its Empire and the West Lost the World. Estos libros tocan el problema demográfico de manera integral, y como se dará cuenta por los títulos, los norteamericanos no la tienen tan fácil como pinta Goldman. Y si se anima a más aparte de Buchanan vale la pena leer a los grupos de Kevin MacDonald, Thomas Fleming, Peter Brimelow en EEUU, o a los varios grupos que han surgido en Europa contra la inmigración que son bien capaces de articular sus posiciones; y a diferencia de lo que Goldman quiere hacernos creer, ellos si ofrecen una salida.
Lo que hay que resaltar de Goldman es la deshonestidad que tiene para encarar el tema. Su agenda es defender a Israel… con el poder de los EEUU. Ergo en su fantasiosa visión del presente, y del futuro, los únicos buenos son surprise surprise, Israel y los EEUU, y el resto del mundo está maldito por Dios. Especialmente aquellos que no se suben al eje Tel Aviv-NYC-Washington DC. Su mensaje tiene ese pre-determinismo calvinista que atrae a los cristiano-sionistas protestantes. Pero en el fondo no deja de ser judaísmo puro y sin destilar “nosotros somos humanos, ustedes son ganado”. Precisamente el tema de esta entrada toca la estupidez de aquellos que se piensan los elegidos por Dios: los judíos y sus shabbos goys cumplen ese rol mejor que nadie

Dark Henry dijo...

Javier dijo:
Y eso no sé en que parte del Apocalipsis estará anunciado, pero de que lo está, no tengo dudas.

El análisis de Goldman no representa la realidad, sino más bien una expresión de deseos de un típico sionista fanático. La ideología tiende a obnubilar la mente. La tasa de natalidad de los “norteamericanos” es casi tan baja como la de los europeos. Los que mantienen el crecimiento demográfico en EEUU son los llamados “hispanos”, en su mayoría mexicanos y centroamericanos. Y en Israel los que crecen son los judíos ortodoxos (que no laburan ni hacen la conscripción) y los árabes israelíes, mientras que los sionistas progre están en decline demográfico. Ergo estos dos países que Goldman pone como parangón también están en proceso de sufrir transformaciones demográficas tan notorias como Europa. Si miramos a los números fríamente EEUU está en un proceso de descomposición mucho más avanzado que Europa. Se proyecta para el 2040, sino antes, la mayoría en EEUU ya no será de origen europeo. Ningún país europeo está tan complicado. Y esto Goldman convenientemente no lo dice porque va contra su agenda. Tampoco dice que en gran parte es su tribu la responsable que esto suceda, ya que fueron ellos los que estuvieron detrás de los cambios de las leyes inmigratorias en 1965, y los que hoy en día siguen haciendo lobby para ello. Más aun a diferencia de Europa, donde hay historia y partidos políticos con voluntad para cambiar la marea, los EEUU tienen pocos anticuerpos para defenderse, ya que como Goldman dice los EEUU son una nación “proposicional”, es decir que supuestamente cualquiera puede ser parte de ella si acepta ciertos cánones liberales.
El artículo citado de Goldman, que se basa en un libro suyo recientemente publicado, tiene de facto información equivocada. Especialmente respecto a la demografía de los países musulmanes. Tampoco Goldman analiza porque estas tendencias no podrían cambiar.
El apocalipsis va a venir, pero probablemente no va a ser en la manera que estos falsos profetas desean. Quizás sean ellos los que se lleven un chasco.

Dark Henry dijo...

Javier dijo:
Y esto no quiere decir que "los tradis tiene más hijos que los progres, y entonces vamos a ganar". Esto quiere decir que el mundo, como lo conocemos, está por colapsar. Y que ya no hay nada que podamos hacer para evitarlo.
En las palabras de Goldman: "For the first time in world history, the birth rate of the whole developed world is well below replacement, and a significant part of it has passed the demographic point of no return."


Esto es una expresión de deseos de Goldman. Es lo que los sionistas quieren que suceda. Porque no se puede cambiar? Europa ha sobrevivido tanto a la peste negra que se llevó a un tercio de la población, como a terribles guerras. En términos absolutos hay millones de personas en los países europeos, mucho más que en siglos pasados, aun luego de las matanzas de la segunda guerra; y aun sufriendo una caída en la población no hay motivos para pensar que no pueden volver. Yo pienso más bien en términos de ciclos, fluctuaciones, como ha ocurrido a lo largo de la historia. Más que otra cosa el problema número uno de Europa es la inmigración no europea, en particular la musulmana. España tardó 7 siglos en sacudirse ese yugo, pero volvió y más fuerte que nunca.
No me quiero extender más pero lo dejo con esta pregunta ¿sabe quiénes son los primeros que van a saltar en contra de cualquiera que proponga cambiar esta marea, este supuesto punto sin retorno? Respuesta: La tribu a la que pertenece Goldman. Le van a decir que es racista, nazi, etc. Y acá está su principal hipocresía.

Anónimo dijo...

Benigno:
ojo con lo que desea, no vaya a ser que troque en realidad.
En ésto pida a lo grande, que se le concederá.
Humildemente.
Dummy.

Javier dijo...

Dark Henry,

si todo esto es un invento del sionista Goldman y de sus compañeros de ruta filosionistas cripto-cristianos, me gustaría saber por qué el ex-KGB Vladimir Putin, se toma la molestia de pedirle a los monjes del Monte Athos una reliquia de fertilidad de la Sma. Virgen María, y la hace llevar a Rusia, a ver si logra detener la catástrofe demográfica en ese país. A lo mejor es necesario haberse educado en la aridez atea de la KGB para tener semejante claridad mental:

Putin y la reliquia

Slds.,

Javier

CIPAM dijo...

Al final me quedo con una pregunta que me atormenta ¿Se salvan pocos?

Dark Henry dijo...

Javier,
Bien por Putin; los rusos ven el problema y están tratando de revertirlo con politicas concretas para incentivar familias numerosas luego de 70 años de bolchevismo. Esto no va contra lo que dije antes, al contrario. Me parece que Ud. no entendió bien mi critica a Goldman...

Anónimo dijo...

Para CIPAM

http://elpequeonumerodelosquesesalvan.blogspot.com/

Javier dijo...

Dark Henry,

a lo mejor no lo entendí, puede ser. Hubo partes que creo que entendí, y que claramente no comparto: a mi no me molesta que Goldman sea judío ni sionista. Y no me preocupa el destino racial de Europa, ya que no soy un supremacista blanco. Si fuera un supremacista blanco correría el peligro de dejar afuera a N.S. Jesucristo, de la tribu de Judá -la misma tribu que Goldman- y que debía parecerse bastante a un judío sefaradí de la actualidad.
La inercia demográfica en Europa no se revierte fácilmente, y eso no lo dice sólo Goldman. Y en USA puede que los blancos se extingan (si bien son más fértiles que los europeos), pero tampoco importa demasiado, pues han demostrado que pueden tener presidentes mulatos, científicos chinos, emprendedores de la India, y Marines hispanos, y siguen siendo USA. Mientras que Europa y Japón, por ahora, no se muestran tan flexibles.
Adicionalmente Goldman muestra que la natalidad baja de manera alarmante en casi todo el mundo.
Puede que a Goldman lo obnubile su amor por Israel. Pero tiene grandes hallazgos, como:

Humankind cannot bear mortality without the hope of immortality. When men and women lose the sacred, they lose the desire to live. Despairing of immortality, we stand astonished before the one fact we know with certainty - that someday we must die.

Slds.,

Javier

Benigno dijo...

Dummy

Gracias por el cosejo!!

Saludos

Dark Henry dijo...

Javier,
Su lógica es un tanto distorsionada.
Memo 1: Amar a mi gente y a mi pueblo y desear su continuidad historica no me clasifica como "supremacista blanco", a menos que esté discutiendo con un marxista. Dicho sea de paso, porque será que para algunos solo los "blancos" pueden ser "supremacistas"? Hoy por hoy no hay ningun pais supremacista aparte de Israel que ha pasado hace poco leyes que son abiertamente racistas. Nada soprendente considerando que uno de los rabinos principales de Israel, Ovadia Yosef, hace declaraciones publicas diciendo que los goyim (i.e. yo seguro, ud quizás?) solo existen para servir a los judios!
http://www.jpost.com/JewishWorld/JewishNews/Article.aspx?id=191782

Memo 2: Dejando de lado la genética de Cristo, tema complicado si los hay, apostaría mi sueldo que el Sr. Goldman no desciende de la tribu de Juda, y probablemente de ninguna de las doce tribus judias descriptas en el Antiguo Testamento. Como la mayoria de los askenazim, es probable que Goldman es descendiente de los kazares, tribus asiáticas que ser convirtieron al judaismo por razones políticas alla por el siglo VII y luego migraron hacia europa del este. Le aconsejo leer el libro The Thirteenth Tribe de Arthur Koestler. Esta gente, que es la mayoria judia tanto en Israel como en el mundo sobrepasando a los sefardies aprox. 80% vs 20%, tiene poca y ninguna relación racial con los sefardies, al punto que estos últimos son discriminados por los askenazim. Los sefardies son semitas, los askenazim son asiaticos/europeos.

Dark Henry dijo...

Confirmado, el Sr. David P. Goldman tiene tanto de sefardi como yo de chino:
http://www.hudson-ny.org/biography/David+P.+Goldman

Javier dijo...

Dark Henry,

yo no dije que Goldman fuera sefaradí. Dije que N.S. Jesucristo, debería parecerse físicamente a un judío sefaradí (lo cual no se contradice son la Santa Síndone, creo). Me guío por la ascendencia humana de N.S. Jesucristo, ya que su Sma. Madre era una muchacha judía de la tribu de Judá (y de la familia de David).
Lo de los kázaros de Koestler es viejo. Los estudios de ADN ya han determinado que los askhenazim son tan judios como los sefaradíes, y que tienen más relación genética con ellos y con los libaneses que con polacos o ucranianos (no le copio link para no alargar, pero se googlea fácil).
También se ha probado, por ADN, que son genéticamente judíos los Lemba (aunque fenotípicamente son negros). Y no son genéticamente judíos los felasha de Etiopía.
Para el caso, también se ha probado genéticamente que los judiós actuales (askhenazim, sefaradíes, mizrahim, etc) con tradición Kohanim (sacerdotal), descienden por línea paterna de Aron.
Lo que si dije, es que N.S. Jesucristo y Goldman son de la tribu de Judá. Dado que las demás tribus desaparecieron con la caída de Samaría, o se tornaron en samaritanos, no veo otra posibilidad. (Bueno, sí, Goldman podría ser de la tribu de Simeon, que era un enclave que vivía dentro de Judá, me parece).

Ah, y hasta donde puedo saber, soy goy y cristiano viejo. Y amo a mi pueblo -el Argentino- y deseo su continuidad histórica. Y hasta acepto que se me acuse de supremacista argentino (si se puede ser supremacista de un amasijo genético de españoles, italianos, vascos, judíos, quechuas, guaraníes, tehuelches, diaguitas, tobas, mocovíes, angoleños, armenios, sirios, chinos, japoneses, coreanos, etc.).

Slds.,

Javier

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer,
sobre el tema se le pasó un grupo por demás peculiar: las denominadas "Comunidades Sacerdotales San Juan" (ex SSJ). Se anuncia que continúa una nueva instancia judicial en EUA y se reitera su prohibición, ahora por parte del arzobispado de Vancouver en Canadá. Tal vez para advertir a los desprevenidos.

http://www.vancouversun.com/news/Father+Horgan+lapses+judgment/5876839/story.html

Father Horgan's 'lapses of judgment'

Leader of Shaughnessy congregation allowed a U.S. priest under investigation into the church

BY DAPHNE BRAMHAM, VANCOUVER SUN

DECEMBER 17, 2011

Anónimo dijo...

Es la segunda vez que entro en esta página, y, al leer este texto, debo decir que es magnífico. Vivimos en esa tensión constante entre el 'grupo', la Iglesia Universal, y la salvación. Quisiera escribir mucho más, pero ahora no me sale nada. Sólo agrego que hay comentarios estupendos... y otros, que no ilustran para nada el artículo. ¡Quizás el mío se cuente en este segundo grupo!