domingo, 5 de febrero de 2012

Teólogas de la UCA


Es una noticia vieja, no es significativa pero sí es indicativa del estado actual de la Iglesia argentina.
Página 12 publica hoy que la Santa Sede prohibió la venta de dos libros publicados por Paulinas de Argentina dedicados a tratar diferentes tipos de pareja y de familia. Uno de ellos escrito por el reconocido cura español Marciano Vidal y otro por un pastor metodista argentino llamado Pablo Ferrer.
Me interesa destacar dos aspectos. En primer lugar, sobre el libro de Ferrer. Explica que “la Primera Carta a los Corintios refleja la memoria y las ideas de un grupo de cristianos y cristianas, sus problemas y los modos en los que afrontaron pastoralmente. Un tema fue la forma de vivir en pareja, porque Jesús abrió nuevas posibilidades… porque no hay un solo modelo de familia y el único modelo no es el de la Sagrada Familia”.
Yo no soy biblista pero creo conservar todavía algo de sentido común y, para quien lee la Primera Carta a los Corintios, salta a la vista que se trata, ni más ni menos, que de una terrible reprimenda que dirige San Pablo a los cristianos de esa ciudad, justamente, porque pretender vivir con “otros tipo de pareja y de familia”. El Apóstol se cansa de decir una y otra vez al que no está casado, que es mejor que se quede así porque le será más fácil salvarse, y a los que no pueden aguantarse, que se casen, pero observando todas los consejos que en la misma carta enumera. Entonces, si por “otro modelo de familia”, el pastor Ferrer se refiere al soltero que vive en castidad, me parece correcto, pero no creo que sea ese el caso. Ya sabemos qué quiere decir la progresía con ese eufemismo.
Explica también el metodista que el libro surgió como fruto de un “taller bíblico”. ¿Qué será eso? Imagino reuniones semanales, con mayoría de mujeres –alguna de ellas monjas-, en la que discuten versículo por versículo el texto de la carta paulina. Un interesante ejercicio democrático y de pérdida miserable de tiempo. Me pregunto qué valor pueden tener esas discusiones y qué valor le darán los nuevos eruditos a las enseñanzas de los Padres y Doctores. Lo que resulta más extraño es que una editorial oficialmente católica publique esa aberración.
El segundo aspecto de la nota periodística que me llama la atención es la actitud de la directora de la colección censurada, Andrea Hojman, quien se define como una “laica cristiana, de confesión católica”. Es, por supuesto, licenciada en Teología por la UCA e, imagino, discípula del P. Rivas. Son estas las muestras de la perversión de Devoto. Sinceramente, y no lo digo por pura retórica, me cuesta creer que esta señorita sea católica a partir de los argumentos con los que rebate la prohibición vaticana. Para ella, la función magisterial de la Iglesia “no hacen más que recordarme los años de terror y oscuridad que vivimos en Argentina durante la última dictadura cívico-militar-religiosa. El aparato del Estado ocupando toda su maquinaria represiva, real y simbólica en el silencio y la desaparición de cuanto consideraba extraño a su doctrina y amenazante de su orden”. Es por eso que “quienes detentan el control ideológico de la Iglesia Católica entenderán que sus recursos provienen de parámetros de otro orden, que no coinciden con las democracias civiles y que pretenderán perpetuar los escenarios de doble estándar. Pero en la Argentina, donde se publican estos libros que los incomodan, vivimos en democracia”. Su argumentación, entonces, es que en un mundo democrático nadie puede decir qué es la verdad y qué es el error. Ni siquiera el Vaticano.
La Hajman es una pobre infeliz, aunque dirija una dirección de Paulinas y sea regente de estudios del Centro Educativo Don Bosco. El problema es que no es la única. Y el problema es que su opinión, me temo, comenzará a ser mayoritaria dentro de la Iglesia. Y cuando lo sea, me dirán ustedes si ese engendro sigue siendo la Iglesia de Cristo. 

55 comentarios:

Anónimo dijo...

Wanderer, no será, ya es opinión mayoritaria en la Iglesia.

Haga lo siguiente, tenga o no este pecado que confesar, y vera: pase por 100 (cien) confesionarios diferentes y dígale al sacerdote que peca de intención deseando otras mujeres, ya que siendo casado debe guardar la fidelidad y a su vez limitar por lícitas cuestiones de prudencia la concepción de su mujer en este momento. Y como esto solo lo puede hacer "contando los días", por no haber otro método lícito, peca (por verse varios días al mes, algo subido de temperatura).

Yo le asegro que no menos de 95 (noventa y cinco) de los 100 (cien) sacerdotes le dirán que ya no pene, pues puede usar preservativos.

Me consta. Y el que niegue esto no sabe de lo que habla. La Iglesia está mucho peor que yo.

Salamandra.

Anónimo dijo...

¿¿¿¿se puede llamar FAMILIA a la FAMILIA RELIGIOSA del....( del oeste )???

Gelfand dijo...

Wanderer, le juro que cuando vi el título creí que iba a hablar de LA OTRA teóloga de la U.C.A..
Esta, al final, no es un perejil...?

Anónimo dijo...

Andrea Hojman ¿Judia?????????

Anónimo dijo...

El arrianismo, los iconoclastas, etc, muestran que no importa lo que piense la mayoría: importa lo que sea verdad y las tinieblas no prevalecerán.

Anónimo dijo...

Muchachos, tampoco hace falta tratar de "pobre infeliz". Marcar el error, y dar nombre y apellido de la susodicha es justo, pero ya darle así, parecería exagerado. No es tibieza, sino cortesía. El punto puede hacerse notar sin necesidad de esto.
Respecto a la teología en la UCA, aunque los seminaristas que conozco de Devoto dejan mucho que desear, hay curas en la Universidad que son buenos y ensañan buena doctrina, y encima lo hacen con dedicación y responsabilidad "profesional" (hay muchos que se la dan de ortodoxos pero no agarran un libro para preparar una clase en su vida, confiando en su "cultura general" teológica infalible, que en la generalidad de los casos no pasa de algún sermón de Castellani y un manualcito tomista). En especial puedo dar fe de al menos tres curas de Comunión y Liberación, dos de ellos italianos. Los tres con buena formación, buena doctrina y claridad en la explicación. No se cómo andará esa congregación (o lo que sea) en el mundo, o siquiera en la Argentina, pero estos tres eran muy buenos.
El P. Andereggen también es bueno, aunque para muchos sea árido en sus clases.
Veremos si se puede decir lo mismo dentro de algunos años...
Pero no es un problema de la UCA, sino de toda la Iglesia...

El Juglar.

Anónimo dijo...

Esta teóloga Hojman fue medalla de oro de la Facultad de Villa Devoto y también mejor promedio de la UCA hace algunos años. Así está la pobre UCA.

Anónimo dijo...

Maria José Lubertino también fue medalla de oro de la facultad de derecho de la UCA.

Con amigos nos consolamos diciendo que todavía no estamos tan mal como España. Pero los godos de la Universidad de Salamanca todavía no le dieron una summa cum laude a Leire Pajín, ni un doctorado honoris causa a la Pasionaria, como se lo dió la UCA (de Córdoba) a Hebe de Bonafini.

Miro a España y en seguida pienso:

"corruptio optimi pessima est"

Miro acá y no sé que pensar. Creo que a la hora de ser Berretas, no nos gana nadie.

Seríamos la Óptima Corruptio?

Por lo menos somos los mejores en algo

Javier dijo...

Me llama la atención que todos los disensos del catolicismo hoy día, pasan, de un modo u otro por la genitalidad. O divorcidados vueltos a casar, o parejas gay, o aborto, o anticoncepción. Todo lo que es problemático pasa por lo genital.
Si uno ve que el problema de Lutero pasaba por si las Obras o la Fe, o si la Transubstanciación, y el de Calvino pasaba por la Predestinación, por citar sólo los casos más notables, creo que sólo nos queda constatar que, como especie, los humanos estamos decayendo de manera alarmante. Hoy a nadie le interesan, y ni sé si se entenderán bien, los planteos de Lutero o de Calvino. Sólo somos capaces de entender planteos que impliquen secreciones corporales.

A este ritmo las próximas herejías tendrán que ver con el tracto digestivo.

Slds.

Anónimo dijo...

Para algunos egresados el haber tenido buenas notas en la UCA,es una especie de licencia para disparar contra la Iglesia. Ejemplo, la Lubertino.

Ramón dijo...

Totalmente de acuerdo con sus afirmaciones aunque creo que el enfoque sea otro. El problema es el adjetivo católico. En este caso librería o editorial católica. Según Castellani hay que desconfiar del "panadero" católico.

La teólogoa en custión pretende que ese libro que a nadie le interesa se venda en librerías católicas y parroquias. De hecho fue publicitado en la hojita del domingo.

Si fuera publicado por una editorial cualquiera (o una metodista) el libro lo habrían leído las 7 mujeres con plata y aburridas que asistieron al "taller".

Lo mismo Marciano Vidal. Vende en librerías católicas. Si no, no lo conocería nadie.

Si le quitamos el adjetivo a éstas, se acaba el problema. De otro modo, es lógico que la Santa Sede pretenda que se mantenga la ortodoxia.

Plata, sólo plata.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

A los dos anónimos que tienen problemas con los confesores:

los confesores son malos. No sé de dónde sale la estadística (sobre qué muestreo), pero les sugiero hablar menos con ellos. Basta con decir el pecado y listo, sin andar explicando por qué están más calientes hoy que ayer, porque eso suena a justificación, y no sé si es buena en una confesión. Salvo que por ese motivo se sientan algo justificados, lo que los sitúa más bien cercanos a esos perversos confesores, pero a mitad de camino de la meta a la que llegan los mismos.

Atte. un penitente prudente que evita líos con los confesores

latin lover dijo...

Si es cierto el primer comentario (que todos sabemos que lo es y sin exajeraciones), la crítica neocona hacia los filo-lefes acerca de que exageran y generalizan problemas meramente satelitales en la Iglesia, caería.

Hablamos de un tema infinítamente más grave que la asistencia a una misa "válida pero ilícita", con porcentajes en falta de más del 90 %.

Por supuesto que también es falso eso de que "los excesos e inventivas litúrgicas son excepciones". Si usted, Wanderer, además de pasar por los 100 confesionarios que le propone Salamandra, se queda de paso a escuchar la misa, verá que los porcentajes de escándalos litúrgicos si no son del 90 %, al menos andarán por el 75.

Otra cosa es que la persona acustumbrada al Novus Ordo haya perdido (naturalmente) el gusto litúrgico, la capacidad de sorpresa ante lo inadmisible y la percepción de lo desacralizante y no lleguen a ver escándalos en más que unas pocas misas excepcionales. Es comprensible. Si yo ya hace más de 40 años le digo que Leon Gieco es el folklore nacional y se lo hago escuchar, a usted le parecerá que Víctor Heredia es un buen músico y que los Hermanos Dávolos son unos trogloditas que ni folklore hicieron.

Por eso es que a los neocones los detesto y hago mal en hacerlo, pues, en definitiva, disfrazados de soldados del Papa o alguna otra pavada, son víctimas del ámbito que les tocó vivir. Si nosotros no hubiésemos nacido en nuestras familias, o no hubiésemos tenido a nuestros maestros, también, exactamente como ellos, veríamos tolerable lo que nos parece a todas luces vulgar y tonto.
Pues el hombre es su ámbito. Se llama naturaleza social del hombre. Nada que inventar desde Aristóteles a esta parte.

Anónimo dijo...

Un out of topic, extraído del diario La Nación: "...El relevamiento policial indicó además que en un espejo del baño apareció escrito con lapiz labial el siguiente mensaje: "Vos no tenés la culpa de que el mundo sea tan feo". Se trata de una frase del tema Lágrimas de Oro, de Manu Chao..."

Esto me recuerda a cierta secretaria que decidió volar hace unos años. Mete miedo realmente.

Cacho di Mortale

Anónimo dijo...

Corrijo: revista Teleshow ( http://teleshow.infobae.com/notas/630574-Crecen-las-dudas-en-torno-a-la-muerte-de-Jazmin-de-Grazia)

Cacho di Natale, aka "the flying cat"

Juancho dijo...

El otro día entré a Paulinas y ví las pilas de libros de Victor Manuel Fernandez o algo así, y los de Oesterheld, y pensé: ¿Como alguien puede comprar estas porquerías? "Como los cristianos proponemos nuestras creencias al hombre moderno?", etc...

Yo creo que, como dicen acá, lo poco que venden es por llevar la etiqueta "católico" y venderse en librerías "católicas".

Igual la permanencia de los clásicos es inevitable, y en primera plana y (espero que) más "best sellers" una edición de "Ortodoxia" de Chesterton, alguno de Columba Marmión, Tissot, etc...

Juancho.-

Anónimo dijo...

Los curas que dan esas "recomendaciones", en realidad no dicen todo lo que piensan al penitente, ni cierran todo su pensamiento.

Para sus adentros piensan de Ud: "Otro naive, tontito, que piensa que todo esto (la Fe, la Iglesia) es verdad, y encima quiere vivir todas las boludeces del catolicismo (ja ja, que boludones).
"Una macana que uno no pueda llegar a decir lo anterior abiertamente -hay que hacer la colecta el domingo, y comer, el naive éste tiene que seguir viniendo- pero a veces da ganas de decírselo".

Sds.

Anónimo dijo...

Con respecto al comentario sobre Lutero, no olvidemos que usó su herejía para poder casarse (él cura se casó con una monja)y si recuerdo bien le justificó la bigamia a Felipe de Hesse usando el ejemplo de los patriarcas como Abraham que habían tenido más de una esposa al mismo tiempo.

No vayan a pensar que Lutero era un alma elevada, era bastante guarango.

Mi experiencia con las confesiones en las 2 parroquias que tengo cerca de casa no ha sido mala, sólo una vez en otra parroquia un cura me dijo que no le diera importancia a algo que es pecado grave según la iglesia y no volví a ir ahí.

Saludos

Ex Luterano

Cesar Augustus dijo...

Hace un par de semanas visité una librería San Pablo de un centro comercial. Encontré material de Leonardo Boff entre otras perlas.

Lo que me alegró luego fué ver un par de libros del Padre Amorth.

¿Y los que atienden la librería?

Se ve que ni saben que libros venden.

En cambio, en una librería común, me encuentro la colección completa de los escritos de Nicolás Gómez Dávila.

Anónimo dijo...

Es falso que democracia y militares sean contrarios según la historia Argentina.
Coincido con el comentario que habla sobre el interés de ganar plata, sobre todo por cómo termina el articulo. Del mismo modo, por ejemplo, Dolina defiende a 678.
http://www.youtube.com/watch?v=Epx3tLFqGSE
Es sofistería, y se les nota demasiado.
saludos

Anónimo dijo...

Si pasan en 100 confesionarios diferentes y sa acusan de pecados inexistentes para ver lo que contestan los sacerdotes . habran hechos 100 sacrilegios ............

Anónimo dijo...

César Augustus:
¿las obras completas de Gómez Dávila? ¿En qué librería? ¿Quedará algún otro ejemplar?.

Anónimo dijo...

Sobre la confesión, es increible como hoy día la gente pareciera que los unicos pecados que comete son de orden sexual. Será un defecto de formación?

Nicolavich

W. E.-A. dijo...

A diferencia de algunos comentaristas, yo he tenido buenas experiencias con diversos confesores -especialmente religiosos.

Ahora sí; en las librerías... he encontrado de todo. No, no, de todo no; hay muchas cosas que no están -como el misal en latín, ni siquiera el 'Novus Ordo'. Por no decir que hay autores que han quedado relegados a las librerías de usados, y que, si hay nuevas ediciones, están a precios astronómicos...

W. E.-A.

Milkus Maximus dijo...

Javier: disculpame, pero tu visión me parece un poco estrecha. No se trata que los problemas que se señalan giren siempre en torno a la genitalidad, Y si sí es cierto que giran en torno a la sexualidad, es por lo que ella implica: un visión antropológica de fondo del hombre como hijo de Dios o como un atado de pulsiones.
De ahí para abajo lo que te imagines: desde la masturbación como "medio lícito para explorar nuevas formas de autosatisfacción y encuentro con la propia sexualidad", hasta la sexualidad exenta de responsabilidad, en donde un embarazo no deseado se "desecha" como un subproducto humano.
La fe o no fe se nota también en estas cosas Javier.

Anónimo dijo...

No sé por qué se ha borrado mi comentario en el que confirmaba que 2 confesores me habían sugerido masturbarme para bajar mi temperatura sexual, sólo lo he puesto porque sucedió así, sin más y no como sugiere otro comentarista, que le iba contando falsos pecados, o porque le di detalles. Mis confesiones son ultra lacónicas, digo lo que he hecho mal y de lo que estoy arrepentido y no me enrollo. Pero a veces el confesor, pregunta y le explicas un poco y me vinieron con esta salida de "mastúrbese" por 2 veces y dos confesores distintos en un caso muy parecido al que expresa el primer anónimo. Y decía en el comentario que se ha borrado que yo no le di mayor importancia porque los confesores eran más bien ancianos.

Anónimo dijo...

Y añado que por supuesto que hay buenos confesores también, pero en general en España me ha resultado difícil encontrarlos, porque o eran del opus y te hacen captación, o son demasiado progres (si se animan a confesar) como los que he explicado, y luego claro están los buenos confesores, que los hay

Anónimo dijo...

Anónimo de las 23:56, eso de que "hoyendía parece que los únicos pecados son los del sessso" se viene diciendo hace como 500 años (justamente el primero en decirlo a troche y moche fue Lutero, y el primero en practicarlo, Calvino, y en el lado católico, los jansenistas).
Asi que debe ser cierto.
Torterolo

Cesar Augustus dijo...

Anónimo de las 20:49.

Se trata de la edición de Villegas Editores, el precio ronda los 80 dólares.

¿Desde que país escribes?

Benign_o dijo...

Hojman es con una sola "n"
Eso solamente significa una cosa.

Que sea medalla de oro no dice nada, la perfida de Lubertino tambien lo es.

Asi estamos, la gente cada vez cree que lo que cree es lo correcto y que los que piensan diferente (en este caso nosotros) somos fachos inquisidores.

El primer paso para la persecucion ya esta dado, la masa cree en otra cosa muy diferente a lo que la Doctrina es.

Javier dijo...

Milkus,

lo que quise expresar es que me parece que el hombre de hoy sólo tiene al alcance de su comprensión los pecados sexuales. Que creo que no son los peores. Jesucristo tuvo su batalla personal con los Fariseos, a quienes nadie ha acusado de ser disolutos sexuales.
Y de la Abadesa jansenista de Port-Royal, se decía que era "pura como un ángel, y soberbia como Satanás".
(Sí, le estoy afanando a Castellani).
No digo que hoy los pecados de soberbia, o los pecados contra la Esperanza, o el fariseísmo, y demás, no existan. Digo que me parece que como sociedad hemos perdido la capacidad para verlos e identificarlos. La sociedad sólo ve lo sexual -para alabarlo o condenarlo- pero sólo ve o entiende eso. Parece haber una incapacidad para detectar cosas sin soporte material.

Slds.

Anónimo dijo...

“taller bíblico”. ¿Qué será eso? Imagino reuniones semanales, con mayoría de mujeres –alguna de ellas monjas-, en la que discuten versículo por versículo el texto de la carta paulina. Un interesante ejercicio democrático y de pérdida miserable de tiempo.
Me sorprende que al considerarlo una persona instruida sea tan discriminatorio con las mujeres. No es la primera vez que leo un comentario asi, LAMENTABLE.

Anónimo dijo...

César Augustus:
gracias por responder, escribo desde Buenos Aires, Argentina (supuse que usted también era argentino).

Anónimo dijo...

Hath not a Jew eyes? hath not a Jew hands, organs, dimensions, senses, affections, passions? fed with the same food, hurt with the same weapons, subject to the same diseases, healed by the same means, warmed and cooled by the same winter and summer, as a Christian is? If you prick us, do we not bleed? if you tickle us, do we not laugh? if you poison us, do we not die?


La condición de judío, que yo sepa, se transmite de madres a hijos. Entonces el apellido es irrelevante.

Pero supongamos que lo fuera... ¿Qué importa? ¿Es imposible que un judío se convierta al cristianismo? ¿Es imposible que un cristiano caiga en la herejía?

Nolite iudicare. No sea que el hombre de apellido semi-germánico que nos asquea con su presencia, llamado a la última hora, nos preceda en el Reino de los Cielos.

Anónimo dijo...

Fortu dice:

Traigo a colación a un gran sacerdote que lo decía más finamente:

"No sólo se peca contra el sex(t)o"

Saludos.

Contemplata dijo...

"Laica, Licenciada en Teología con especializaciónb en Sagrada Escritura.
Arquidiócesis de Buenos Aires
Miembro de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana"
Esta es la presentación de la autora...

http://www.san-pablo.com.ar/vidapastoral/?seccion=iautores&autor=86


http://www.san-pablo.com.ar/vidapastoral/?seccion=articulos&id=335

Anónimo dijo...

http://iser1968.files.wordpress.com/2010/11/hojman.pdf

Andrea Hojman
Es laica, cristiana de confesión católica. Licenciada en Teología con
Especialidad en Sagradas Escrituras. Actualmente cursa seminarios de
Doctorado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos
Aires.
Docente en el Instituto Superior de Estudios Teológicos (ISET) y en la
Escuela Bíblica de Nuestra Señora de Sión. Directora de la colección de
temas bíblicos de Editorial Guadalupe-Verbo Divino.
Miembro de la Comisión Directiva de la Confraternidad Argentina
Judeocristiana.

Anónimo dijo...

http://www.cesbaires.edu.ar/index.php?p=autoridades

Consejo Superior del Cesba

Juan Picca, sdb (Director de la obra)

Oscar Campana (Rector del Profesorado)

Marcelo Rubin (Director de estudio)

Andrea Hojman (Director de estudio)

Virginia Santamaría (Secretaria)



Autoridades del Instituto Superior del Profesorado Don Bosco (A-1005)

Rector: Oscar Campana

Representante legal: Juan Picca, sdb

Directores de estudio: Marcelo Rubin y Andrea Hojman



Consejo Académico

Juan Picca, sdb

Oscar Campana

Marcelo Rubin

Andrea Hojman

Virginia Santamaría

María Elena Leonfanti (Ciencias de la educación)

Leopoldo Ferraris (Filosofía)

Marcelo Petrazzini (Comunicación social)

Marcelo Canda (Locución)

Mariel Caldas (Observatorio pastoral)

Anónimo dijo...

Mire Wanderer lo que salió en La Nación:
http://www.lanacion.com.ar/1447072-conmovedor-relato-de-una-victima-de-abusos-sexuales-en-la-iglesia-catolica

La aBuela

Javier dijo...

Estuve leyendo el artículo de Página12. En realidad los libros no fueron censurados. El Vaticano no quiere que los publique una editorial católica, para lo que -por supuesto- lo asiste el derecho. (Nadie va a pretender que una editorial comunista publique a Adam Smith o a Von Hayek).
Al tenor de la carta de Andrea Hojman, su única acción consistente -creo yo- consistiría en:
1) Abandonar la Iglesia Católica oficial, en la cual, por los cargos que le realiza, no puede a conciencia permanecer sin hacerse cómplice de la misma.
2) Ir con los libros a cualquier otra editorial, por ejemplo Atlántida, Planeta, o la misma Pagina12. Ya que son tan valiosos, no creo que le falten editores.

Slds.

Moralista perplejo dijo...

No es que apruebe a los confesores que recomiendan el uso de condones, pero en el fondo los entiendo.

Se encuentran con penitentes fariseos que quieren evitar los hijos y que Dios los bendiga. Hacen mal en decir que el condón es lícito, pero en realidad potencian lo que sus penitentes hacen a medias: evitar los hijos. Y los incitana que cumplan con sus deberes matrimoniales que es unirse a su mujer.

No sé si evitar el contacto matrimonial por temor al embarazo une a los esposos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

En definitiva, es la Némesis del neoconservadorismo bonapartista. Son los ultamontanos primero y los neocones después los que han cortado la esencia católica de sus fuentes constitutivas, hipertrofiando la autoridad.como el único dique a la contestación progre y combatiendo por igual a todos los que invocaban principios indisponibles en materia dogmática y litúrgica. Producida esta ruptura, sólo resta combatir por la " marca" católica, cuya titularidad será del más fuerte. Y fuerte, en términos modernos y de apertura al proceloso mundo moderno, al que hay que amar apasinadamente, significa "mayoritario".
Se viene el combate por la franquicia.

Anónimo dijo...

Moralista Perplejo, vaya a estudiar moral, que es lícito por cuestiones prudenciales atendibles evitar los embarazos, siempre que esto se haga mediante el métido natural de esquivar los días fértiles.
Comenzará recién a ser pecado cuando esta situación cese y los esposos sigan evitando estos días.

F. Lupi.

W. E.-A. dijo...

Una pregunta: ¿y la confianza en la Providencia? Digo, ¿no es mejor que andar haciendo cálculos humanos confiar un poco más en que Dios dará los hijos que tenga que dar y los medios para sostenerlos?

Anónimo dijo...

¿Soy naive si me repugna la idea de casarme y vivir con un almanaque pegado a la cabecera de la cama?

La mayoría de Uds. son padres y hombres casados, desásnenme.

El loco

Anónimo dijo...

Moralista perplejo ... ¿qué sabe usted del tema?. Lo primero no es pecado como usted sugiere espaciar los embarazos cuando hay causas graves o importantes como en mi caso; segundo en mi caso no es voluntario porque el origen del problema es mi mujer. tercero, puede ser pecado "tener todos los hijos que Dios quiera" o que nuestras partes bajas quieran mejor dicho, sin atender a cuestiones como si se podrá alimentar al hijo, o atenderlo o hay un riesgo de salud de la madre... no sé a qué Iglesia pertenece usted, pero no es la misma que la mía por lo que veo. Bastante difícil es evitar el Embarazo en mi caso, en que tengo que estar hasta 3 y 4 semanas de abstinencia, cuando podría usar anticonceptivos, lo hago por fe y por seguir la Humanae Vitae para que además venga usted y me condene.En fin...

Anónimo dijo...

WEA, en esta patinó.

Quién les enseñó teología moral?

Estamos hablando de temas elementales, no de si las canonizaciones son o no de fe...

Más atención, muchachos, presten más atención.

Anónimo dijo...

La procreación y la educación de la prole van de la mano. A veces no alcanza con lo que se gana, al tal punto de tener que evitar, por prudencia, el embarazo por VARIOS AÑOS. No se puede privar a los hijos que ya se tiene, de todo lo necesario para su normal desarrollo.
Ludovicus, estoy en lo correcto? Es un tema harto importante para los matrimonios jovenes como el mío.

Eustaquio

Anónimo dijo...

Hay muchas consideraciones que no se hacen. Hay que mantener la doctrina sexual de la Iglesia a pesar de los cambios en las condiciones actuales.

En general se dice que es antinatural que un padre entierre a un hijo, en realidad eso fue común en extremo toda la historia de la humanidad hasta hace unas décadas.
Antes la gente se casaba adolescente, tenía muchos hijos, y muchos de esos hijos morían durante el parte o la infancia. La población aumentaba mucho más lentamente que hoy en día.

Cuántos de ustedes han tenido que ser operados, o han tenido neumonía, o algo menor pero que necesitó antibióticos?
Tal vez habrían muerto en ese momento en cualquier otro momento de la historia.
Catalina la grande les preguntaba a sus campesinos cuantos hijos tenían, y ellos le respondían, 12, 15, incluyendo a los que habían muerto.
Tampoco era tan común tener un sólo compañero/a sexual en la vida, tu mujer se podía morir durante el parto a los 18 y vos te casabas con otra, o te morías por una gripe y tu mujer viuda se casaba con otro.

Hoy en día, en general, salvo enfermedad grave intratable por la medicina moderna, o caso de inseguridad, o accidente de tránsito, los hijos sobreviven a los padres.
Mi consejo es, mantenete virgen hasta que puedas mantenerte económicamente, casate ahí, tene sexo todas las veces que quieras hasta el 3er hijo (que puede tardar muchos años en venir, no todos son super fértiles), y después regulá según tu capacidad económica con el método aprobado por la iglesia.

Moralista perplejo dijo...

Querido anónimo: quién lo condena? Ni lo conozco.

Mucha culpa dentro tiene Ud que ve condenas donde no las hay y que sin embargo me condena a mí a ser de no sé que Iglesia y a su mujer echándole la culpa de sus problemas. Recuerda a la justificación de Adán en el pecado original.

Viva en paz, amigo. Y si no lo logra, plantéese por qué.

Anónimo dijo...

Siempre llegamos a lo mismo... No entiendo.
¿Serán los mismos lectores una y otra vez? ¿O todos los que se llegan al blog les pasa lo mismo?

Será un síntoma...

Anónimo dijo...

Alguien podría explicarme cómo saber cuántos son "los hijos que Dios quiere" para mí?. Porque esa expresión se la escuché a algunos curas, pero ninguno jamás me dio un número. ¿Lo sabrán pero quieren que yo lo descubra por mi mismo? ¿O no tendrán la menor idea y me dicen eso para parecer piadosos y tradicionalistas?

Yo siempre creí que el número conveniente era lo que mi inteligencia prudente (en la medida en que lo sea) y la de mi esposa me indiquen. Ojalá sean muchos, porque me gusta la idea de prole numerosa, de esas que Dios bendice que las Escrituras. Pero mi experiencia me dice que no siempre lo que yo quiero es lo que Dios quiere, así que no se...

El juglar.

Anónimo dijo...

Moralista perplejo, un conocido acaba de perder un hijo. Él no me lo dijo, pero estoy seguro que un factor determinante fue que no le daba descanso a la mujer, uno tras otro como sopapo de loco. Por supuesto, ellos no usan métodos de ningún tipo, sería pecado grave ¿Eso no es ideología disfrazada de tradición?
Saludos,
A.

Mariano dijo...

Moralista perplejo:
Me deja perplejo:
Es usted el que me condena cuando sugiere que regular la natalidad con métodos naturales cuando hay causa grave es FARISEO.
Por otra parte yo no le echo la culpa a mi mujer, simplemente ella desconfía de los métodos naturales y además es ella la que quiere limitar el nº de hijos, no yo.
Por último digo que es usted de otra Iglesia, por la interpretación rigorista (y por ende perversa) que hace de la doctrina de la Iglesia.
Y por último, si vivir tranquilo incluye vivir dentro del error paso y prefiero tener una inquietud muy natural en un matrimonio joven. Me alegro que usted haya encontrado su solución, pero no nos llame a los demás Fariseos por no seguir su ejemplo.