martes, 1 de mayo de 2012

Respuesta a don Nicanor Paredes


Estimado borgiano y milongero Nicanor Paredes,
Creo que es mucho más en lo que estamos de acuerdo que en desacuerdo. Como decía Platón, lo escrito está de alguna manera muerto y se puede prestar a interpretaciones diversas. Le pongo el caso de lo que dije de Antonio Caponnetto. Muchos consideraron que era una crítica hacia él. Mi intención fue casi lo contrario. La expresión que le escuché a Caponnetto cuando salía de mi adolescencia me cauterizó de creer las mentiras y las exageraciones que se urdieron en el gobierno de Alfonsín. Más aún, en mi post digo que sigo creyendo que las Madres son “adefesios de pañuelos blanco”, como me enseñó don Antonio.
En fin, vayamos a lo nuestro. En su primer punto usted decía:
1º) Conozco esas declaraciones de Videla, y otras similares, antes de que tomaran estado público en el libro de Reato. Y las encuentro tan culpables como culpable fue el Videla que obró en su momento, en un todo de acuerdo con el pensamiento liberal que desde entonces y aún hoy lo informa.
No tengo nada que decir al respecto, más que felicitarlo por sus contactos.
2º) No le estoy aconsejando por ende que no le crea a Videla, sino que no le crea a Reato. Precisamente porque leí sus libros y escuché atentamente sus declaraciones, sé que Reato confunde, distorsiona y macanea, como cualquier periodista que vive de sus best sellers.
De acuerdo con usted. Reato es periodista de Perfil, y nunca creería todo lo que dice un periodista de Perfil, o de Clarín o de cualquier otro medio. “Clarín miente”, dice Moreno. Lo que creo del libro de Reato es lo que Videla dice en él, lo cual está perfectamente señalizado, y es sobre esas declaraciones sobre las que escribí el post.
3º) Es cierto que le aconsejo creerle a los nacionalistas lo que dicen sobre Videla. Y lo que dicen -no ahora que cualquiera se le anima- sino cuando era poder, es que resulta culpable.
Aquí hay un problemita lógico, porque usted está identificando el todo con la parte. Es verdad que algunos nacionalistas -muy pocos-, aquellos nucleado en “Cabildo” denunciaron a Videla mucho antes de que lo hiciera el zurdaje. Pero convengamos que ellos no son todos los nacionalistas. Por eso insisto en que el “nacionalismo estándar” todavía vive del “relato” de la “cruzada” encabezada por Videla y el gobierno militar.
4) Tampoco le estoy aconsejando que no crea en la realidad, si no que no crea en la realidad urdida por los pendolistas de turno, Reato entre ellos, o Manfroni después. La realidad-real es mucho más grave, trágica y funesta.
Repito lo que dije en respuesta al punto 2. En cuanto a Manfroni, es el primer libro que leo de él. Veremos.
5) No sé qué tiene que ver la Argentina Católica en esto, haya existido o sólo sea una ilusión. Pero sí sé que Reato miente cuando lo adscribe a Videla al proyecto nacionalista de la Argentina Católica. La incompatibilidad de Videla con el Nacionalismo me consta de un modo personal, múltiple y directo.
Matizaría. No creo que Reato mienta. Reato no sabe nada sobre ese tema y, como periodista y no estudioso, repite lo que escucha por ahí. Anoche, en el programa de Morales Solá, afirmó que Videla se había quedado en la historia intentando recrear la Argentina de los ’30, en la que los pilares fundamentales eran la Iglesia y el Ejército. Por cierto, no me lo creo, porque es simplista, aunque hayan elementos de verdad.
Por otro lado, Videla es claro en sus declaraciones al decir que una de las intenciones del golpe del ’76 fue imponer el liberalismo económico en Argentina, lo cual no es muy nacionalista que digamos. Pero en esas mismas declaraciones, Videla repite varias veces que, en conciencia, él creyó que debía actuar de ese modo para salvar el “ser nacional” argentino, que es católico. Por eso, y una vez más, no le creo a Reato, sino que creo en lo que Videla dice sobre Videla.
6) No acusa Usted recibo del resto de las cosas que le digo o le mando; entre ellas, la orden de Tortolo a Ezcurra para que enseñara la recta doctrina sobre la guerra. Tenga en cuenta que Usted en su nota inicial lo inculpa a Tortolo en este punto. Tortolo tiene otras máculas, no ésta.
Sabía que Tortolo le había pedido a Ezcurra que escribiera algo al respecto. No sabía que lo hubiese hecho y, menos aún, que lo hubiese titulado y publicado. Menos aún puedo saber, y usted no lo adelanta, qué es lo que decía el libro del P. Ezcurra. Lo que yo puedo decirle, a partir de testimonios directos de discípulos muy cercanos a Ezcurra, es que ellos afirman que, a pesar de algunos excesos, lo que se hizo estuvo bien hecho. Y prefiero no abundar el respecto, al menos públicamente, por respeto a la memoria de los muertos.
7) Me extraña que me pida en serio que no crea en los Reyes Magos. Soy un hombre sensible doliniano. Siempre dejo mis zapatos las noches expectantes de los 5 de enero. En quien no creo es en el 7º Rey Mago, pero este es amigo suyo, no mío.
Es una broma y, para seguirla, le diré que yo creo en los Reyes Magos, y creo que están sepultados en la catedral de Colonia. Pero no lo creo por ser doliniano, sino por ser católico. En cuanto al 7° de ellos, no tengo idea quién es, y mi amistad con él se reduce a los intercambios en este blog.
8) Créame que me aflige hasta la perplejidad el influjo que estos libelillos de moda obran sobre su alma. No es la primera vez que lo observo en Usted.Y mucho más me aflige la catarata de pesimistas que compiten por hacerle llegar sus adhesiones, a cual más desesperanzada y autodemoledora. Los noventa-ochistas españoles eran unos optimistas eufóricos al lado de algunos de sus posteadores;
Le agradezco su preocupación. Procuraré no prestar tanta atención a los libelillos de moda como tampoco le presto ya tanta atención a otros libelillos que ya no están de moda, y que nunca lo estuvieron, que siguen construyendo el “relato” nacionalista católico.
En cuanto a lo que dicen los posteadores, “el autor de este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en él, que son responsabilidad exclusiva de quien las escribe”. Y agradezca que no publico todo lo que me llega.
9) Cuidado, caminante: esta desolación ante lo real, este fatalismo ante las cosas de la patria, este desprecio por quienes desean hacer algo por salvarla, y el consiguiente escapismo hacia lo celeste (o lo celeste concebido como escapismo), fue uno de los rasgos de la devotio moderna.
Este último punto tiene bastante miga. Mi primera observación es casi la de Pilato: ¿qué es lo real? ¿Es acaso lo que vemos y tocamos? Cada vez me convenzo más que, como decía Platón y todo el cristianismo patrístico, lo real está en otro lugar. Lo importante no esto que vemos y tocamos; lo verdaderamente importante es lo que trasciende, lo que está más allá. Ya no tengo ninguna esperanza en las patrias terrenas -y mucho menos en la Argentina-. Como bien dice San Pablo, “somos conciudadanos de los santos y familiares de Dios”. La Ciudad que me interesa es la de los Santos; la otra es la de Kristina, o la de los Arcontes.
¿Eso es escapismo? Lo sería si mi propuesta fuera retirarse a las montañas y vivir en la azotea en la espera de la Segunda Venida. No es eso lo que digo, y nunca lo he dicho. Age quod agis, “Haz lo que haces”; cada uno debe hacer lo que en conciencia está llamado a hacer en el lugar que Dios lo puso. De nuevo le cito al Apóstol que dice que Él “tiene poder para realizar todas las cosas incomparablemente mejor de lo que nosotros podemos pedir o pesar”. Ya sabrá Él entonces, qué, cómo y cuándo. Pero de ahí a poner la esperanza y las fuerzas en las cosas de la tierra, hay un largo trecho. Si para usted vivir con los ojos y las ansias en el cielo es escapismo, está en su derecho a pensarlo. No me resulta desconocida la opinión. Es lo mismo que se cansaron de decir los representantes de la teología de la liberación y del progresismo.
En cuanto a su referencia a la devotio moderna, no me venga a mí con ese sofisma. Es como si me dijera: “Así que usted Wanderer reza el rosario. Recuerde que la devotio moderna también aconsejaba hacerlo”.

62 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé qué le está pasando a esta gente de aquí y de ahora; que la guerra contra la subversión fue justa, no se discute.
Que se peleó mal, o con malas artes porque las FF.AA. no la entendieron y tenían malas costumbres adquiridas de la politiquería, es cosa resabida; el que no la sabía, debe cambiar de oficio y no dedicarse a escribir sobre Moral o Política porque es un caido del catre.
El que se creyó la "propaganda de guerra", de fair play, que se embrome por estudiar Historia en el cine.
Cuando los franceses hicieron destrozos entre la población en Indochina o en Argelia, ningún intelectual los criticó ni dijo nada; y eso que estaban vivos Gilsson, Maritain y el P. Garrigou, entre otros. Nadie acusó a los soviéticos por los millones de violaciones cometidas en Alemania DESPUÉS de la guerra mundial nº2; ni siquiera los católicos tradicionalistas. Contra el bombardeo de Dresden escribió Lidell Hart y los gringos querían juzgarlo por traición, junto a Woodhouse...
¿Estuvo bien o mal lo que hicieron los milicos? Ya lo dijimos y lo repetimos: Estuvo mal, pero nadie lo pudo o quiso hacer mejor.
¿Sabe quién se dió cuenta de que todo era un error....? Rodolfo Walsh, quien poco antes de morir criticó su propia decisión de "militarizar" el enfrentamiento con el peronismo y las FF.AA., asegurando que éstas eran necesarias para la "revolución nacional y socialista" y porque las FFAA los aniquilarían, para no ser aniquilados. Pregúntele a algún bolche que conozca siempre que haya sido combatiente; si no conoce a ninguno, busque conocerlo, no le vendría mal.
En cuanto al nacionalismo y a sus respuestas nºs 1 y 2, hasta los muchachos de Página12 saben que Ud. está profunda y definitivamente equivocado. Y eso que son enemigos...
El libro que le mencionaron, donde se prevenía contra las consecuencias del uso inmoral de la fuerza militar, se llama "Fuerzas Armadas, ética y represión" de Marcial Castro Castillo, ed. Nuevo Orden, Bs. As. 1979. ¿Vió la fecha?
Hoy todos se rasgan las vestiduras, pero nadie puso ni un peso para publicar ese libro ni escribió una sola línea parecida, ni se jugó condenando a Videla por permutar moral por dólares, como hicieron los aborrecidos "nacionalistas". Pero el libro se vendía en las mejores librerías de Buenos Aires... Felicite a Paredes por sus contactos, si le parece divertido, pero primero felicítelo por decir la verdad. Y tenga presente que el "nacionalismo estándar" estuvo, y está en contra de lo que pasó, precisamente por la forma, pero muchos tienen la hidalguía de defender a los militares por lo bueno que hicieron, no por lo malo, con la autoridad de haber dicho en su momento y a su hora, lo que estaba mal hecho.
Si Ud. no sabía entonces lo que pasaba y ahora se desayuna ¿Cómo puede juzgar la verdad de lo que pasó...?
En todo caso, no se debe perder de vista una perspectiva esencial: fue una guerra, no un paseo.
Lo presente (la revancha, la muerte en prisiones inmundas, los "juicios" irregulares y antijurídicos) quizá, justifica a los militares mucho más allá de lo necesario.
¿Cómo termina esto? ¿Tirando la Argentina por la borda o desde un avión en vuelo...?
Termina como hizo Videla, lo quiera o no lo quiera: diciendo la verdad.
Ud., como Pilatos, parece que formula la pregunta ¿Qué es la Verdad? y repite el increíble furcio de pegar media vuelta y no esperar la respuesta. Creo que ha elegido mal el paralelismo, porque presiento que el gusto por la chanza literaria le ha jugado una mala pasada a su conciencia.
La Patria terrenal es un bien dado por Dios y una prueba en lo temporal de los méritos que nos llevarán a la Celestial que esperamos; y que anticipamos en la Liturgia Sagrada. No se cometa el error de darle la espalda, ni aún por el horror que nos causen algunas de sus heridas.
Y por eso se ha dicho, y muy bien por cierto, que "florecerás donde Yo te he sembrado".
Soldado Muerto

Wanderer dijo...

Y sí, don Nicanor, está hablando solo. Repite una y otra vez los mismos argumentos. Si tiene uno nuevo, escríbalo y se lo publico.
Soldado Muerto, ¿el que Gilson o Maritain no haya criticado la guerra de Argelia nos exime de hacerlo a nosotros? No lo creo.
Como usted bien dice, "fue una guerra, no un paseo", pero se olvida de decir que fue una guerra donde se tomaron prisioneros, los torturaron y los ejecutaron sin darles el derecho a le legítima defensa y, luego, los "desaparecieron".
Finalmente dice: "La Patria terrenal es un bien dado por Dios y una prueba en lo temporal de los méritos que nos llevarán a la Celestial que esperamos; y que anticipamos en la Liturgia Sagrada". Eso es a lo que yo llamo "relato nacionalista y catolicista". No me lo creo.

Anónimo dijo...

Soldado muerto, trae (con mucha locuacidad) el asunto a donde lo había dejado el loco: la perspectiva para ver este asunto.

Sin ella, corremos el peligro de caer en simplismos dignos de paka paka.

W. dejá de hacerte el zurdo, que no te lo creés ni vos

Wanderer dijo...

Anónimo, es justamente eso a lo que yo llamo "nacionalismo estandard": quien critica el accionar de los militares en la guerra contra la subversión es zurdo.

Nicanor Paredes dijo...

Debe quedar constancia de que no se me ha publicado ni la respuesta al Séptimo Rey Mago ni la primera parte de la respuesta a "Respuesta a Don Nicanor". Debe quedar constancia asimismo de que el argumento wanderiano para no publicarlas:"Repite una y otra vez los mismos argumentos", es inconsistente. La cuestión no es si mis argumentos son repetitivos,supuesto que lo sean, sino si son veraces y sustentables.
Nicanor Paredes

Martin Ellingham dijo...

En una documental sobre Haroldo Conti unos familiares -o amigos, no recuerdo bien ahora- mencionan la ya conocida anécdota de Castellani en el almuerzo con Videla. Creo que lo pasaron por canal A.

Saludos.

Nicanor Paredes dijo...

Wanderer:
Dado el paso previo con mi respuesta anterior, que no quiso publicar, haciendo alarde del gesto menos caballeresco y más felón que yo conozca, aquí le mando la continuación de mi respuesta. No ando buscando espacios en los blogs. Ando buscando que recapacite un poco. De modo que me basta con saber que recibe lo que le escribo; lo cual, de mi parte al menos, es lo último. Me equivoqué fiero con su alma. De veras llegué a creer que era Usted un espíritu fino,hidalgo y receptivo, aunque pudiéramos discrepar en tantísimos temas. Su respuesta:“esta hablando solo”, y su rechazo porque me repito (¡como se reiría Chesterton con este argumento suyo; él que imaginaba a Dios como los niños repitiendo una y otra vez los mismos cuentos!), me da la pauta de su verdadera catadura moderna y ordinaria.

Me ajusto a los nueve puntos de su contestación, con perdón del espíritu de esquema, que diría Disandro:

1º)Oportuna es la remembranza de Platón, según la cual “lo escrito está de alguna manera muerto y se puede prestar a interpretaciones diversas”. Con más razón entonces hemos de ser lo más precisos al escribir. Para la riesgosa polisemia ya tenemos bastante con la Dignitatis humanae. Usted suele ser preciso, no tema este reproche de mi parte. Excepto,como ya le he dicho, cuando la sensibilidad ideofijista le juega alguna mala pasada, lo que le ocurre más de lo necesario. Los contactos que me permitieron acceder a cierta información no son pasibles de la felicitación que me prodiga. Obró el azar que suele ser un medianero pícaro en estas lides.”Entre la copa y los labios caben muchos acontecimientos”, decía Aristóteles.

2º)Lo que Videla dice de sí mismo y de su obra está “perfectamente señalizado” en el libro de Reato;de acuerdo. Pero también está perfectamente orientado y guiado por el entrevistador, para crear un juicio condicionante políticamente correcto, y que no desentone en lo esencial con el mercado editorial imperante sobre estos temas. Las mismas confesiones presentadas o comentadas por un reportero sabio,hubieran causado en Usted otras conclusiones. Repito: no exculpatorias del General culpable, pero sí más profundas y metafísicas. Por eso me permití sugerirle que no le creyera a Reato. Estuve tentado de decírselo en su momento, cuando comentó una obreja del Tata Yofre sobre Malvinas. Pero llegué tarde.
Continúa...

Nicanor Paredes dijo...

3º)No soy yo quien tiene un “problemita lógico” en la valoración del Nacionalismo. Es Usted el que tiene un complejo de ex-nacionalista que no cabe en toda la pampa. Lejos de estar identificando yo “el todo con la parte”, estoy defendiendo a la parte del todo en el que Usted suele submirla para degradarla. Esta deferencia que hace Usted ahora con Cabildo, y esta distinción favorable entre el Nacionalismo que dicha revista representa y otro “estandar”, es la primera vez que se la escucho. Y lo celebro y agradezco. Pero convendrá conmigo en que el tiro al blanco a Cabildo, al Cabildismo y cuanto se vincule a este ideario, se viene practicando con su anuencia y fogoneo en múltiples posteos de su blog. Algunos de quienes fueron sus colaboradores juveniles también cayeron en esta pose snobista. Ahora me explica Usted que,en rigor, su oposición es al “nacionalismo estándar que todavía vive del ‘relato’ de la ‘cruzada’ encabezada por Videla y el gobierno militar”. Sinceramente le informo, Wanderer, que tamaño “relato” no pertenece a ninguna de las variantes conocidas del Nacionalismo, sino de la derecha liberal. Y no digo esto para defender a esas variantes del Nacionalismo, de las que me separa casi todo.

4º)Manfroni es un ex nacionalista devenido en agente oficial norteamericano. De joven fue colaborador eventual de Cabildo, de cuyas filas desertó. Cfr. http://www.worldpolicies.com/espaniol/curriculum.html

5º)Le acepto el matiz según el cual Reato sería un ignorante más que un mentiroso. No obstante, sepa que otros cuchilleros como yo le han hecho llegar fundadas y documentadas correcciones a su tesis Videlismo=Nacionalismo Católico, y la sigue repitiendo sin chistar. Me parece que el hombre se pasó de ignaro. En cuanto a Videla es el típico católico en estadio ético. Rezo si pausa para que alcance el estadio religioso.

6º)El De bello gerendo del Padre Alberto Ezcurra, fue publicado hace unos años bajo el título “Moral Cristiana y Guerra Antisubversiva”, por la Editorial Santiago Apóstol. Circuló fotoduplicado en unidades militares, en plena guerra contra el marxismo. Ni Tortolo ni Ezcurra aprobaban los procedimientos reñidos con la moral, ni los minimizaron como simples “excesos”. Tampoco otros capellanes tortolianos como Eliseo Melchiori, amigo y confidente de Jordán B. Genta. Lo sostengo exclusivamente en homenaje a la verdad. Porque otras conductas del obispo no me merecen el mismo juicio laudante.
(Continúa...)

Nicanor Paredes dijo...

7º)También es broma mía la referencia a Dolina. Ocurre que, en mejores tiempos, supo hacer una defensa exaltada de la creencia en los Reyes Magos, batiéndose contra “Los Refutadores de Leyendas”. Tal ves eso le signifique alguna media horita menos de purgatorio, cuando le llegue la hora de rendir cuentas por su perra vida. Al 7º Rey Mago ya le respondí, pero la rspuesta no fue publicada en su blog.

8º)Veníamos más o menos bien. Había un “nacionalismo estandar” rechazable, y un “nacionalismo católico” algo más defendible, según su perspectiva. Pero –incorregible lo suyo- vuelve a aparecer en Usted la obnubilación y el ideofijismo monotemático. Y entonces me dice: “...como tampoco le presto ya tanta atención a otros libelillos que ya no están de moda, y que nunca lo estuvieron, que siguen construyendo el “relato” nacionalista católico”. Si me dice cuáles son esos “libelillos” detestables del nacionalismo católico, tal vez podamos conversar un poco. De lo contrario, tengo que tomarlo como una chicana. Y ya no estoy para estas celadas.
Me hace gracia que me agregue: “Y agradezca que no publico todo lo que me llega”. La verdad es que,al respecto, no tengo nada que agradecerle. No por descortés o ingrato sino redondamente porquee Ignoro lo que recibe y lo que filtra.

9º)Coincido con Usted en que “lo real está en otro lugar”. Al menos lo real que veramente importa. También coincido con San Pablo cuando defiende la ciudadanía del cielo (Fil.3,20),como aquella de la que procedemos y a la que deberíamos volver. Y le concedo con gusto que, ante el amor a la Ciudad de los Santos, nada importan las ciudades caínicas o cristínicas. Ninguna de estas posturas me impide venerar a mi patria argentina, poner el hombro llagado y viejo que me queda para cooperar mínimísimamente a su rescate, y tratar de conservar la esperanza. Porque es una virtud. Porque “desesperar es descender al infierno”, según el Crisóstomo, y porque tenía razón San Maurras de Francia cuando escribió que, en política, la desesperación es mala consejera.

Me desilusiona cuando me dice que no propone “vivir en la azotea en la espera de la Segunda Venida”. La azotea es un sitio hogareño particularmente predilecto por el Señor, para instalarse a gritar. El otro es el desierto, aunque nos queda un poco más lejos.

No llamo escapismo a vivir con los ojos y las ansias en el cielo, y vuelvo a lamentar el prosaísmo y el chicaneo que irrumpen en su prosa. Simplemente marco una paradoja, ante la cual, hombres como Usted deberían estar algo más atentos. La paradoja es que a fuerza de amar legítimamente el allende, hagamos de éste una huída ilegítima del aquende. Reduccionismo al que fue afecto la devotio moderna, enseñando –entre otras lindezas- que no vale la pena enfrentarse con lobos y dragones. Pero resulta que fue lo que hicieron San Francisco y San Jorge. Para los progresistas y liberacionistas corre la copla sacrílega de Heine:”La tierra conquistaremos/la tierra y todos sus dones/ el cielo se lo dejaremos/ a los ángeles y a los gorriones”. Para mí canta cada día la estrofa marechaliana: “yo siempre fui un patriota de la tierra y un patriota del cielo”. Y me siguen resonando las cadencias de José Antonio: “queremos un paraiso...”

Ya ve que no le llego con sofismas sino con razones. Pero si Usted se cree más allá de la recepción de cualquier consejo, sugerencia o recomendación, que Dios lo ayude.
Suyo
Nicanor Paredes

El Profesor de Worms dijo...

Estimado Soldado Muerto:

¿Podría explicar qué quiere decir con que "la Patria Terrenal es... una prueba en lo temporal de los méritos que nos llevarán a la Celestial...?

Creo que no lo entendí

EL Profesor de Worms

Wanderer dijo...

Don Nicanor, su respuesta al 7° Rey Mago no me llegó. Su respuesta a mi respuesta es solamente una repetición de sus argumentos que, a mi entender, no son sustanciales. Y por eso los respondí en este post.

Wanderer dijo...

Don Nicanor, ahora sú hay nuevos argumentos, y agravios.
Nobleza obliga, se lo publico.
Claro, estoy tentado de responderle. Veremos.

Wanderer dijo...

Este es la respuesta de Nicanor Paredes al 7° Rey Mago correspondiente al post anterior que no publiqué oportunamente porque no me apareció en el escritorio de Blogger. Wanderer.



Hermano Septimio Rey:
No es Usted el que no me simpatiza, pues no lo conozco. Por ahora, es el conjunto de agravios no fundamentados que le he leído contra lo que Usted llama –genérica y despectivamente- el Cabildismo. Común denominador de muchos posteadores de este blog, quienes parecen creer que para que toquen los nietos tienen que matar al abuelo. El mismo abuelo que les enseñó a solfear, y a distinguir un concertino de un ripieno.
No encuentro el uso de la palabra decadentista en lo que he escrito. Más bien este feo mote lo usa Halperín Donghi contra nosotros, los fachistas, para entendernos pronto. Tampoco hallo la expresión “no se puede hacer nada”. Me temo que Usted entrecomilla demasiado rápido y algo desaprensivamente.
Lo que sí encuentro –y eso digo y reitero- es una doble actitud cuya convergencia no me parece saludable. Llamaré a la una autofagia:damos tanto asco, tenemos tantas culpas, somos tan indignos, que ni siquiera merecemos la sentencia martinfierrista de que nos devoren los de ajuera. Mejor nos comemos nosotros y listo. Y los detritos que quedan de la feroz comilona alimentan de parabienes a nuestros enemigos, a quienes se les sirve en bandeja el anhelado manjar de nuestra derrota, públicamente reconocida.
Llamaré a la segunda actitud con un término más discutible; una especie de contemptus mundi exacerbado, descontrolado y desproporcionado, que –a veces,¡ay!- suena a pose parusíaca, o se reviste de sus nobles oropeles.
Conste que no son dos cargos que le hago a Usted, sino y en todo caso (en el peor de los casos), también a Usted. Son dos cargos que formulo como advertencia y amable reproche a quienes conducen este sitio. Y a quienes esperan ansiosos la nueva provocaciòn autofágica del Caminante para doblar la apuesta. ¡Ya no hay patria!, dice uno. ¡Nuca la hubo!, se entusiasma el otro. ¡Anatema al que aún sostenga que la Argentina merece un pecho batido a balazos! ¡Buenos días,sí, pero la culpa de todo la tiene el Nacionalismo!
Las dos actitudes que descubro podrían hallar un lejano sustento en la denostada devotio moderna,créame. Al menos en la inicial, circa siglo XIV, con los predicadores de un reino venidero que descalifica cualquier acción temporal. Somos gusanitos, deposiciones,náuseas.Y todo está tan mal, pero tan mal, que es mejor no involucrarse, no imiscuirse, no trajinar la calle. Que venga Cristo y solucione todo de una vez.

Al final de su intervención hay un disparate gratuito que apenas nos veamos corregiré a talerazos. Dice Usted (y esta vez el entrecomillado es pertinente): “La verdad creo que Cristo vuelve, y no se cuándo, pero espero y pido que sea pronto, como es mandato apostólico le pese a Ud. a Monseñor Panchampla, a los militantes de la política diaria y diurna o a quien fuera”.
¿A mí me pesa que Cristo vuelva? ¿A mí que clamo el Maranata cada alborada? ¿Y a mí en coyunda con el Panchampla de turno, cuya cabeza persigo con mi daga palermitana o juninense? Hermano Septimio Rey:lo perdono.

En algo más se equivoca. No soy un “militante de la política diaria o diurna”. Soy un malevo que ha muerto y sólo vive en una milonga borgiana.
Suyo
Nicanor Paredes

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

"Videla es el típico católico en estadio ético"

Mamita querida, menos mal que no está en el estadio estético, porque si así es en el ético...

Nicanor Paredes dijo...

Wanderer:
Conteste Usted lo que contestare, le reitero lo ya dicho:no habrá nuevas intervenciones mías.Mi propósito era suscitar en Usted alguna recapacitación amical. Pero su actitud ramplona cuanto soberbia me ha resultado decepcionante.Prefiero hablar con los difuntos como yo y no con los "vivos" como Usted.
Nicanor Paredes

El Séptimo Rey Mago dijo...

Nicanor,

Le respondo presuponiendo que será éste el último comentario de mi parte en la controversia con Ud. (voto de buena voluntad). Le responderé, a su usanza, enumerando, para ser claro (soy de un parabolismo que, a veces, contraproduce) y para no robarle tantísimo espacio a Wanderer, dueño de casa.

1. Respecto el “Cabildismo”, que también podría llamar Nacionalismo Católico Doctrinal (así uso una expresión de Antonio Caponnetto), no hay intención (en mí) de denostar deliberadamente a nadie. ¿Por qué? Porque, y como indicó Ud., hay cierta filiación que reconozco, agradezco y reivindico llegado el caso. No encontrará en mí (en público) más que una defensa de los “cabildistas” que, no en pocas oportunidades, llegan a un papismo mayor que el Papa que, en lo personal, me ha generado inconvenientes. No crea, igualmente, que soy un ex cabildista, nunca lo fui, sino que, nacionalista como soy, no dejo de reconocer en ese mundo tantísimas cosas que me han influido para bien, más allá de las que lo hicieron para mal.

2. Lo de decadentista corre por mi cuenta (y por Devoto y por Halperín Donghi) y no es a los fascistas a quienes estos tipos lo aplican, sino al Revisionismo Histórico, pero no me voy a meter en reyertas de ese tipo porque hoy es el día del trabajador. Yo usé el término en sentido laxo y no estricto (personal y no Halperindonghiano) y no lo apliqué, ni dije que Ud. Lo haya aplicado, a escuelas historiográficas sino a una visión política particular de quien suscribe (entre otros) que esta cerca del “no hacer nada” que vuelvo a entrecomillar en el sentido en el que lo hacen los jóvenes (reduciendo la fuerza del término en cuestión) y no como cita o paráfrasis.

3. Respecto la autofagia que usted indica y titula, no la suscribo. De ahí a que, entre nosotros podamos indicarnos, a veces duramente, cosas de nuestro pasado, de nuestro presente, o de nuestro “marco teórico”, hay una diferencia enorme. No propongo la autodemolición del nacionalismo católico, imbécil no soy porque estaría proponiendo mi muerte intelectual .Ahora, si entre nosotros no podemos revisar o discutir cuestiones, estamos fritos. Siempre hay “discursos” o “relatos” (acá si parafraseo), no jodamos, y no está mal, es natural. Ahora, si entre los amigos, los parecidos, los camaradas o lo que fuera no podemos hablar, insisto, estamos mal. Nuestra derrota me duele muchísimo. Créame.

El Séptimo Rey Mago dijo...

(SIGUE)

4. No respondo por quienes conducen este sitio (Wanderer digamos), pero si por mí, por lo que tendrá que considerar mis respuestas como estrictamente personales (soy el presidente de un partido unipersonal, ¡el mío bah!). me cuesta a veces definir la Patria, donde estuvo, donde está, cuando nació, si nació o no, y eso me pone, cuando lo pienso, digamos, medio mal. Medio mal porque amo a la Patria (a esa que no puedo, en términos teóricos, definir claramente). Se donde si ha estado (en la Confederación Argentina, en el 2 de abril, en una enorme cantidad de argentinos y de familias, en el amor a mis padres y a mis antepasados, en tantos lados…). ¿Qué quiere que le diga Nicanor? ¿Ve lo incoherente que me pone éste tema? Que jodido. A mí me enseñó a amar a la patria un abuelo facho, un padre liberal y los libros de Leonardo Castellani. Mezcle todo eso, con sus contradicciones e incoherencias y sale mi amor y mi concepción patriótica.

5. Créame que coincido con usted respecto la Devotio Moderna. Si me conociera hasta podré sonarle, hablando largo del tema, algo extremista. Somos gusanitos, nauseas, merdas, por un lado, pero por el otro compartimos la naturalista humana de Cristo y fuimos creados a su imagen y según su semejanza. No me ponga en la lista de los antitodo por favor, y si así se entienden mis comentarios, aclaro para rectificarme.

6. Amén de lo desagradable de su amenaza de agarrarme a fustazos (propia de un bruto, de un militante acorralado o simplemente un exceso, simple verborragia espero). No creo que le pese la vuelta de Cristo (verborragia propia en este caso, mis disculpas), compartimos la posición respecto los Panchamplas evidentemente.

7. Última cuestión: No lo acusé de “militante de la política diario o diurna”. Ud. No, pero que los hay, los hay.
Creo que le aclaré (un poco al menos) mis posiciones por lo que lo saludo.

El Séptimo Rey Mago

PD: Será Ud. Un malevo muy malo, muy guapo y muy compadrón, pero si se sale de la vaina demasiado, como hizo conmigo amenazándome cual colegial (del tipo de los que dicen eso de – Te espero en la esquina -), queda bastante garufa.


El Séptimo Rey Mago

Anónimo dijo...

Creo que en la entrevista de la Revista Crisis, número 39, al Padre Leonardo Castellani sobre el almuerzo con Videla, el gran cura argentino, como no podía ser de otra manera, ya profetizó el destino de Videla y el Proceso. Dijo algo así como que no creía que el almuerzo sirviera para mucho, salvo que aparezca Haroldo Conti. Y no apareció. Sin dudas, profeta como era, dijo todo lo que pensaba de Videla, en abril de 1976.
Gregoris

Anónimo dijo...

"Bonum ex integra causa, malum quocumque defectu" (Santo Tomás de Aquino). No veo el error de Wanderer al poner el ojo en defectos indisimulables de los militares que combatieron contra la subversión. Y no me parece sin importancia hacerlo. Juan de Mendoza.

Anónimo dijo...

¡Ah! no vendría mal una crítica al nacionalismo católico desde el catolicismo, supuesto que toda obra humana es falible. Caponetto escribió un epílogo al libro del P. Petit de Murat "Una Sabiduría de los Tiempos". Jugoso epílogo, revelador en la polémica que introduce allí Antonio a propósito de algunas -según mi opinión- preclaras y quizá (ruego se advierta mi adverbio) provocativas afirmaciones del maestro dominico.Creo que en el libro de marras más su epílogo se juegan los problemas que debaten en este blog el Wanderer, don Nicanor y el 7 Rey Mago. Recomiendo fervientemente su lectura, para un avance en la discusión.
Desde mi posición, perpleja hasta la humillación en temas como los aquí tratados -nacionalismo, la patria y su existencia y el famoso "¿qué debemos hacer los católicos?", etc-, confieso mi agrado por las intervenciones de los tres contendientes, que me dejan en el lugar del ignorante que siempre es convencido por el último que expone.
Juan de Mendoza

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:
Ni nosotros, ni nadie, dice el profeta Isaías, está autorizado a pecar. Así que está bien criticar a los franceses porque hicieron algo malo; lo que digo –y ese era el contexto– es que uno no abjura de su Patria por eso. En todo caso, sufre un poco más y listo.
Más adelante Ud. pone Eso es a lo que yo llamo "relato nacionalista y catolicista". No me lo creo.. Yo en cambio sí le creo a Ud. y, como declara que esta ceustión es de fe (eso es una creencia) lo termino aquí, porque sobre cuestiones de fe es inútil discutir, por que la fe humana es inamovible al no ser un conocimiento racional sino más bien afectivo; si es de fe divina, es Dios quien la da, predique yo bien o mal. Aunque mejor es hacerlo bien, claro, porque la fe viene de la predicación, dice Saulo de Tarso, que era un patriota. Por eso, me callo.
No me olvido ¡qué va! que aquí se secuestró, se torturó y se desapareció; no. Véanse mis anteriores entradas y se comprenderá que no solamente no olvido, sino que juzgando duramente su instrínseca maldad, pretendo que quienes no tuvimos nada que ver ni fuimos escuchados en su día, podamos seguir viviendo con alguna lección aprendida, en vez de abdicar de querer seguir, que es justo lo que no se puede hacer. No es que no se quiera: es que no se puede. Eso sucederá cuando Él diga basta. Y por ahora, no dijo nada.
Apreciado Profesor de Worms: Cuando escribo "la Patria Terrenal es... una prueba en lo temporal de los méritos que nos llevarán a la Celestial..." no hago otra cosa que referirme a la virtud de la Piedad, que no puedo echar a un lado por que no me gusta el país donde Dios me puso. Siendo fiel en lo poco, se obtiene la fidelidad en lo grande, de modo que mi fidelidad a la Patria terrenal será tenida en cuenta para entregarme el pasaporte a la Celestial. Jesucristo N. S. no lloró mucho en los Santos Evangelios, y eso que motivos no le faltaban; pero una vez, lo hizo por su patria Jerusalém, que a Él, todavía más que a los profetas, lo torturó, lo maltrató, lo mató y trató de hacerlo desaparacer con el argumento de siempre: «Más vale que uno muera en lugar de perecer todos». Pero no se hizo romano por eso, ni dejó de amar a sus crueles paisanos. La piedad es una virtud, señor mío, así que es irrenunciable, porque las virtudes, como explicó el Aquinate y refrescó don Santiago Ramírez, vienen todas pegadas.
En síntesis: que es imposible ser a la vez un buen tipo y un mal patriota. Eso quise decir.
Cuando elogié las respuestas de Videla a Reato (¡qué nombre profético!) y no su conducta como soldado o como presidente fue porque por lo menos, "blanquean" un grave trauma argentino; bastante mediatizado, por cierto, por la propaganda progre. Acaso también mejoren su alma, cosa que en su actual situación, es algo bueno y de desear.
Creo que no diré más porque Paredes ha dicho algo que me ha llegado a lo más profundo: que es preferible hablar con los muertos cuando los viadores no nos entienden.
Ellos, los muertos, como es sabido, están cara a cara con la Verdad y se la tienen que aguantar, les guste o no.
Gracias por su tiempo.
Soldado Muerto.

Anónimo dijo...

¡Ah! no vendría mal una crítica al nacionalismo católico desde el catolicismo, supuesto que toda obra humana es falible. Caponetto escribió un epílogo al libro del P. Petit de Murat "Una Sabiduría de los Tiempos". Jugoso epílogo, revelador en la polémica que introduce allí Antonio a propósito de algunas -según mi opinión- preclaras y quizá (ruego se advierta mi adverbio) provocativas afirmaciones del maestro dominico.Creo que en el libro de marras más su epílogo se juegan los problemas que debaten en este blog el Wanderer, don Nicanor y el 7 Rey Mago. Recomiendo fervientemente su lectura, para un avance en la discusión.
Desde mi posición, perpleja hasta la humillación en temas como los aquí tratados -nacionalismo, la patria y su existencia y el famoso "¿qué debemos hacer los católicos?", etc-, confieso mi agrado por las intervenciones de los tres contendientes, que me dejan en el lugar del ignorante que siempre es convencido por el último que expone.
Juan de Mendoza

Anónimo dijo...

Una pregunta para Nicanor o algún otro nacionalista-cabildista:

Tengo toda la colección de la Cabildo de Curutchet y por ningún lado encuentro una crítica a la forma en que se combatía a la subversión. Las únicas críticas que se hacían al Proceso eran por no ser duro con los chilenos, por la política económica, por el servilismo con los yanquis, por no atacar a la subversión cultural-bancaria-etc., pero por las desapariciones et alt., nada de nada.

Quizá tengo que buscar mejor. Si me indica un número y página, se lo agradezco.

Ex-Nacionalista

Anónimo dijo...

Séptimo Rey Mago:
Qué bajo ha caído, tener que citar en estos temas a Devoto o Halperín. Está bien que para mantenerse actualizado en la profesión de historiador tenga que tener la desgracia de conocerlos, o hablar de "marcos teóricos". Pero citarlos en una discusión como ésta en la que hasta se tocan cuestiones tan caras al pensamiento cristiano, como la Patria Celestial, y lo que hagamos en la terrenal para acceder a Aquélla, es devaluar (por no decir otra cosa) la conversación.

Martin Ellingham dijo...

"Videla es el típico católico en estadio ético"

Sí, ética consecuencialista. Y con algunos errores de cálculo...

Saludos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Me perdonarán, pero no le veo ningún mérito a la actual "confesión" de Videla. Básicamente porque este señor se ha pasado décadas mintiendo, y no se ha arrepentido de esa mentira, que llevó a extremos artísticos al hablar de que los desaparecidos eran una especie de "tertium datur" entre el ser y el no ser. "No están, no existen, son... desaparecidos".
No sólo no se arrepiente de este inmoralísimo y criminal modus operandi, sino que tampoco se arrepiente de la mentira tenaz y persistente, ciertamente no demasiado marcial ni viril.
Dirá que mintió para proteger a sus camaradas de armas, pero con su sincericidio los deja ahora a la intemperie... ¿Cambió de idea?

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:

Me es imposible detenerme a leer todo el debate ocasionado por sus últimos escritos sobre el terrorismo y la represión. Pero en líneas generales debo decirle que simpatizo con el espíritu de lo que dice, poco común en los ambientes tradicionalistas y nacionalistas, aunque sea cierto que el nacionalismo de "Cabildo" y de otros (Pancho Bosch. Seinledín o "Verbo") se opusieron a la metodoogía criminal utilizada por el Proceso. Una única aclaración: lo dicho por Don Nicanor Paredes sobre el P. Ezcurra y sobre Mons. Tortolo es cierto. Me consta luego de alrededor de 40 entrevistas realizadas para ir escribiendo la biografía del cura y de las varias lecturas que tuve que hacer sobre el tema. Precisamente es el habér profundizado en lo que sucedió en los 70 - dado que es contextual a la vida de Ezcurra - lo que me hace simpatizar con su escrito. Espero escribir el libro para profundizar más en el tema. Cordiales saludos

Xavier de Bouillon

Dummy dijo...

Ay W!
-Dudo sinceramente que un liberal (aunque sea en economía) defienda al "catolicismo".
El cura loco decia (anticipando teorías bi-demoniacas) que ya sea el homo oeconomicus o racionalisticus, ambos son hombres prescindentes de Dios, mammonas iniquitatis o el estado, el idolo es anecdótico.
-Que terrible lo que marca Ludovicus, Videla en el estadio ético????? Evidentemente no hay una mente catolica que afirma tal barbaridad.
-La pseudodialectica propuesta en el post tal vez se resuelva afirmando que Dios escribe derecho en lineas torcidas (aptitud divina de la cual deberíamos prescindir, no contar con ella); el terrible mal de VIdela nos salvó de otro mal, o mejor dicho, la Providencia nos salvó A PESAR de los terribles males desatados por Videla.
-W: Antonio tiene razón, lo sabe.
-Me parece acertadísimo lo del peligro que le señalan de la Devotio Moderna, caro gibelino, no creo que sea falaz el argumento, no puede generar escisiones antojadizas y que ello no suene un poquitín "moderno". "Pedes in terram ad sidera visus" dicen ustedes los que saben.

Capo-Dummy-Netto.

Anónimo dijo...

Videla está efectivamente en el estadio ético, lo que no supone que sea aun portador de una ética intachable o tan siquiera aceptable.
Afirmar que un viejo choto contando de su pasado está en el plano estético o que sin arrepentirse y hacer penitencia está en el religioso, sería caer en dos extremos igualmente falsos.
No habiendo más que tres estadios, y si hay que meterlo en uno, está en el ético.

El Carlista.

Nacionalista dijo...

Qué pasó con tu post Nicanor Paredes y el Soldado Muerto?

Alguien te avisó de las pavadas que pusiste y por eso lo sacaste?

No se pusieron de acuerdo entre uds?

Ay, debates así son difíciles de seguir en los que el dueño de la pelota vive en el 1984 de Orwell.

Wanderer dijo...

Nacionalista: saqué momentáneamente ese post porque era abrir otra discusión. Lo que aquí se discute ahora es el terrorismo de Estado que ejerció el gobierno militar.
Cuando esta discusión termine, aparecerá nuevamente la entrada que usted menciona.
No se ponga ansioso.

El Séptimo Rey Mago dijo...

Anonimo violentote,

Primeramente quien trajo a Halperin Donghi a la discusión fue Nicanor Paredes y no yo, si le caigo peor que él dígalo, pero no me endilgue cosas que no corresponden.
Nicanor no estuvo mal (yo utilicé el término "decadentista" previamente) en traer a esos dos payasos a cuento porque correspondía. Si le molesta solo nombrarlos, corre por su cuenta.

De hecho, Ud. ni siquiera tendría que entrar aquí pues el dueño de la pelota, Wanderer, comenzó todo esto citando a un pelafustán laureado como Ceferino Reato que debería estar, junto a Halperín, en su Indice de Libros Prohibidos.
Actualizarse es un deber (y hoy más que nunca) de los historiadores (aunque no sea precisamente "actualizado" lo que este señor o Devoto digan, sino más bien "viejito").
Recuerde, como última cosa, que me han puesto (compulsivamente) en las filas de los que esperan que Cristo vuelva y solucione todo y mientras tanto no hacen nada.

El Séptimo Rey Mago

PD: Me parece una obligación intelectual leer lo que se publica. Temo profundamente creer que el problema de nuestra historia es dirimir la contienda entre Vicente Sierra y Ricardo Levene que se desarrolla en la Recoleta. ¿Cosas del oficio serán?

Anónimo dijo...

Brillante muestra de lo que mejor sabemos hacer los católicos argentinos:

Pepe! Rompé todo!. Después emparejamos

Anónimo dijo...

Veo que juzgan los metodos utilizados para combatir la sibversión desde la comodidad de hoy. En aquella época ponerlos a disposición de la justicia no era una opción viable para derrotarlos. Ellos, los terroristas, conocían las reglas del juego, no eran doncellas caídas del catre. Asumieron el riesgo (algunos) y perdieron. Los que no lo asumieron se fueron o pactaron, no lo sé. Lo que creo es que no se los podía combatir como a delincuentes comunes, cuando los tribunales creados a tal fin fueron disueltos. Hoy en día grupos armados como las FARC y ETA, siguen operando en la clandestinidad, secuestrando y asesinando y yo no veo un final cercano a ese flagelo.

Anónimo dijo...

Efectivamente el estadio ético no supone que se sea aun practicante de una ética intachable o aceptable. Con no estar dentro de la masa, con mantener cierta agudeza teorética o práctica, o con no ser un poeta esteticista al estilo Schiller u otros románticos, sería suficiente para haber salido del estético.

Lo mismo para el estadio religioso, en el que no estamos practicamente ninguno de nosotros ya que para estar en él no es suficiente ser sacerdote o un laico de misa frecuente y rosario en familia. Castellani pone en este estadio a Kirkegor por sus sermones. También a los poetas místicos. Pienso ahora en Leon Bloy, en algunas épocas de Castellani mismo, etc.

Anónimo dijo...

Dummy, eso sería como decir que Videla fue un Nabucodonosor II, un gobernante asesino y maligno usado por Dios para castigar a un grupo.

Creo que en la biblia Dios en general usa gente maligna a la que le da libertad de acción cuando quiere castigar a alguien, babilonios, asirios, se deja al mismo diablo torturar a Job.
En general el castigador es tan malo o peor que el castigado.

Saludos

Ex Luterano

Gelfand dijo...

Dijo bien alguien arriba, el Nacionalismo Católico fue crítico de Videla, por ser este liberal, y no por la represión ilegal. Y el argumento que siempre escuché fue el mismo: Era una guerra. Lo decían después porque si lo hubieran dicho antes eso significaba aplicar el derecho internacional, donde estra prohibido la tortura, el fusilamiento, etc.
No es la única voltereta lógica. La otra es que la represión estaba validada legalmente por el gobierno constitucional. Gobierno al que los militares no respetarón y derrocaron.
Una última cosa, se habló aquí de la Guerra de Argel. Se sabe que una de las cosas que mostraban los instructores franceses era la película "La batalla de Argel" de Gillo Pontecorvo. Si la hubieran visto hasta al final hubieran descubierto que los franceses ganaban en la parte militar pero perdían en la política.
Pero Videla ni así aprendió.

Ignacio Bauláztegui dijo...

Dummi, parece ser que entendió mal a Ludovicus y a Ellingham, quines no negaron el plano ético en que se encuentra Videla. Ellos tan solo hacen una crítica a la ética que se le observa.

Tenga en cuenta que en el más alto de los planos del hombre, el religioso, caben el santo y el luciferino.

Hay mentes católicas que lo afirman, y no es una barbaridad.

Wanderer dijo...

Anónimo de las 00:11 hs. Quizás usted proponiendo una especia de juanpablismo que, en vez de decir, "Pepe, rompé todo", dice: "Pepe, tapá todo, no vaya ser que se aviven los enemigos". Y así le fue a la Iglesia por estar, durante las interminables décadas que duró el pontificado polaco, tapando a los curas pederastas.
Xavier de Bouillon, a ver si entendí bien, usted dice que que Cabildo, Tortolo y... VERBO! no compartieron la metodología de tortura del Proceso... Se me pasó por la cabeza si no está ahí justamente está la clave de tal metodología.

Anónimo dijo...

A los curas pederastas los tapó también Ratzinger, llegado el caso, y hasta Lefebvre. Y todos. ¿O qué? ¿Obediencia debida, inadmisión de datos vidriosos, ignorancia forzosa, acepción de males? Si vale eso de que en conciencia no se puede obedecer al mal ni al error, vale para todos. Y si no vale eso de que "si no lo veo no lo creo", no vale para todos.

Madurga

El Profesor de Worms dijo...

Anónimo de las 02:15

Usted dice que los terroristas conocían las reglas del juego, asumieron el riesgo y perdieron. ¿Sabe qué? Yo no estoy tan seguro de que hayan perdido. Todo depende de cuál sea el objetivo planteado. Si el objetivo era tomar efectivamente el control político del país e instaurar inmediatamente una dictadura al modo castrista, está bien, puede decirse que perdieron.
Pero se me ocurre que, tal vez, el objetivo era otro. O, tal vez, tenían un "plan B". Si la acción revolucionaria y violenta de la guerrilla logró afectar de tal modo la estructura del ser nacional a punto tal que las fuerzas del orden tuvieron que pisotear ese mismo orden que juraron defender para dar el combate, entonces podríamos estar en presencia de un nuevo escenario victorioso para los revolucionarios.
Sean ellos los que destruyan el orden natural estando en el gobierno o sea el gobierno el que destruye el orden natural por combatirlos, el objetivo se cumple igual.
Se me viene a la memoria aquella escena de la última película de Batman. Cuando el Guasón dialoga con el fiscal Harvey Dent postrado este último en un hospital. Allí el Guasón lo invita a Harvey a que descargue su odio y lo mate. Uno podría pensar: "El Guasón está loco. No quiere ganar la guerra" Todo lo contrario. Allí mismo él explica que es un "agente del caos", su misión es corromper, corroer lo más sagrado e incorruptible que tenga Ciudad Gótica. Destruir cualquier esperanza de que el orden sea recuperado. Eso lo logrará si consigue corromper al fiscal Dent. Por ende, por más que eso implique su muerte y su (aparente) derrota, allí mismo está su victoria y el cumplimiento de su misión.
Analizando las cosas desde ese punto de vista, creo que la guerrilla no perdió. Ellos ganaron, por eso perdimos todos.

El Profesor de Worms

PS: Creo que la idea de toda discusión histórica no es andar repartiendo culpas 30 años después. Que Dios juzgue las almas de los que participaron. Por nuestra parte, tratemos de no cometer los mismos errores en las batallas que se aproximan. Combatamos con las armas de la luz y no con las de las tinieblas, aunque nos parezca que las últimas son más poderosas y efectivas.

Ignacio Brauláztegui dijo...

Perdón, Brauláztegui, que no Bauláztegui, con r de Braulio.

Y a uno se le ocurre rebautizarse así recordando a esos grandes nacionalistas. Así lo hizo Aragón al dedicarle una poesía a Anzoátegui, según chamuyan Ferro-Allegri.

¿Qué hay en esos nacionalistas que tentaban tanto a adherir a sus filas y que hoy escasea? No es la visión teórica ni histórica, que es la misma de siempre. Es el modo, el saber reir y el no andar poninedo cara de católico entre otras sonceras.

Y no es otra cosa -me dio la impresión- la que intentó sin ceder a sus principios Nincanor Paredes, quien no se arredra ante los Refutadores de Leyendas y que con gusto hubiese calentado una silla junto a Samuel Tesler y el resto de los Filósofos de la Vuelta de Rocha.

Solo quería decir eso. Que no soy nacionalista, pero le valoro el esfuerzo.

CP dijo...

Muy interesante post. Sobre todo la perspectiva del Profesor de Worms.

Anónimo dijo...

Exactamente eso profesor de worms.

El guasón es un revolucionario en estadío religioso. Hace el mal por el mal mismo. Es un místico de la revoluta.

En su ejemplo, el guasón actúa como agente del caos, pero actúa de dos modos. Como agente activo pero también como testigo y objeto de la maldad en un acto martirial. En cierto modo es como decir: me voy al infierno, me los llevo a todos conmigo.

Muy bien, pero hubiese sido menos malo, que al guasón lo achuraran, sin juicio previo ni las debidas grantías, incluso.

Existe un mínimo de orden natural y necesario, que ni la versión más decadente del Prosecutor Dent destruiría y el guasón sí.

Los milicos liberales eran una merda, mucho antes de mancillar sus uniformes. Pero al menos ciertas cosas básicas y de orden natural como la propiedad privada, la libertad religiosa, de pensamiento y de prensa (Satiricón, Humor y Cabildo nunca dejaron de publicarse más de un par de meses) y que Santucho & company hubiesen abolido con eficacia soviética.

Soy el loco
y no, mamerto.. no soy de la TFP por mentar la propiedad privada como si ella importara.

P.D.: te banco rey mago

Baldric dijo...

>No sólo no se arrepiente de este inmoralísimo y criminal modus operandi, sino que tampoco se arrepiente de la mentira tenaz y persistente, ciertamente no demasiado marcial ni viril.

Hoy en el blog El Claustro hay un sermón del Papa que dice: "la búsqueda de la verdad es piedad", "renunciar a la verdad comporta una huida de Dios". Este hombre no anuncia la verdad ni denuncia el error, y se alegra de no haber amado a sus enemigos como a sí mismo. Es el fracaso del cristianismo.

Estuve pensando algo relacionado con el post "Eran nuestros" de hace unos meses. Y se me ocurrió verlo no como un conflicto político, sino religioso. Ambos bandos fueron católicos; y ambos estaban manchados por una de las grandes herejías de estos últimos siglos: liberalismo y materialismo dialéctico.

Ahora tenemos a Ella, que profesa una mezcla de ambas. ¡Y encima va por ahí diciendo "Yo, que soy católica"!

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Motivos para matar gente nunca faltarán.
Pero la moral cristiana es una moral también de medios.
Son los medios, estúpido!

Anónimo dijo...

Imaginen que están en su casa de noche.
Los despierta un ruido y ven por la ventana a un chorro trepando la reja.
Sacan la colt de la mesita de luz y desde la ventana le pegan un tiro que le da en la pierna.
Eñ chorro cae inmovilizado retorciéndose de dolor.
Hasta ese entonces hicieron todo bien.
Pero si en vez de marcar el 911 para que vengan a buscar al criminal tendido en el piso, abren el garage y le sueltan el rottweiler para que lo remate a mordiscos, ahí se convirtieron en asesinos. Porque mataron a un hombre innecesariamente, y porque le negaron la posibilidad de confesar sus pecados y obtener absolución.
Así actuaron los militares.

Anónimo dijo...

W, no hagamos interpretación mas allá de lo que dice claramente el texto.
Bien sabe Ud. que la virtud va por algún lugar en medio de dos extremos: la critica a la típica actitud catolicona del "Pepe, rompe todo!" no implica necesariamente convalidar el "Pepe tapá todo!"

Lo que sostengo es que las pretendidas búsquedas de las verdades históricas suelen tener "mal espíritu": me hacen acordar a los escrupulosos que viven atascados en sus furibundos exámenes de conciencia: escarban el pasado hasta los cimientos para buscarla la verdad sobre si mismos y algo de paz; pero terminan por demoler el edificio espiritual, cuando no la salud psíquica . Y muchos sabrán de lo que se trata. "Pepe! Rompé todo".

Y cuando del pasado no sabemos más que sacar estiércol , en lugar de obtener experiencia que nos haga crecer en la Prudencia, es mejor dejar la letrina tapada hasta tanto podamos destaparla sin terminar nadando en ella. "Pepe! Tapá todo"

El examen de conciencia, para un cristiano, es el primer peldaño para subir al cielo. No un trampolín para hecharse un clavado en la cloaca de la historia, sea personal o colectiva.

De lo contrario terminamos con este guiso donde se revuelve a fuego lento Massera, Maciel, montoneros, Videla , JPII, la putativa madre, el CVII, etc. Y al final, uno debe concluir que muertos por muertos por el hastío, resulta al menos mas emocionante volarse los sesos jugando a la ruleta rusa que digerirse continuamente estos guisos de desahuciados.

Algún día deberemos empezar a construir, si queremos salir de esta postración
Pero mientras tanto, ...Pepe!, sigamos rompiendo todo que mañana emparejamos.

CeG

Martin Ellingham dijo...

Wanderer:

Dejo el enlace a un artículo publicado en Verbo (Argentina) en diciembre de 1975:

De entre los 10 errores de la lucha antisubversiva menciona uno que parece una buena anticipación a lo que se intensificaría meses después:

http://es.scribd.com/doc/92353765/Felix-de-Guinea-Diez-Errores-de-La-Lucha-Antisubversiva

6. Usar procedimientos de terror inmorales, a ejemplo del enemigo. Asesinar envez de fusilar es el peor delos errores.

Saludos.

Anónimo dijo...

Aun quedan nacionalistas que saben divertirse y demostrarlo.
Lo que sucede es que son muchos menos que antes, como también son menos los que no saben hacerlo, los seriotes, los dogmáticos, los prácticos, sus lectores, etc.

Los nacionalistas son muchos menos que antes y de allí la falencia que usted nota, la que se da en todos sus estilos.

Gelfand dijo...

Martin: interesante el enlace. No solo el del punto 6 sino también el 7 que explica la deriva en que cayeron las FF.AA.

Eso si, hay otros puntos que muestran una imaginación...

Anónimo dijo...

Anónimo de 9:53.
Es evidente lo que señala, pero el nacionalismo debería hacer hoy más que nunca algo para simpatizar con fachos potenciales. Es muy difícil que alguien adhiera a un movimiento político que a pesar de político no fue ni será gobierno si por lo menos no es divertido.
Si no, para qué adherir?
Les hace falta "gancho", como dicen desde el marketing.
Es que de lo contrario es mejor leer otra cosa.
Se pueden leer muchas cosas que no modificaron la realidad ni pueden hacerlo a futuro. Por ejemplo leer sobre batallas de la II Guerra Mundial, pero simpre quien las lea las encontrará divertidas.
Si no, para qué hacerlo?

Anónimo dijo...

Si Videla y las FFAA tenían , antes de marzo 1976,la idea de hacer ( y la forma ) lo que hicieron , evidentemente que el golpe y el gobierno siguiente eran totalmente ilegítimos …..

Anónimo dijo...

Me pregunto si las FF.AA. tenían el derecho de no hacer lo que hicieron.

Sea como sea, ellos eran el gobierno establecido y recaía sobre ellos la obligación de proteger a la ciudadanía.

Resguardar a la sociedad y al estado de sus agresores, no fue una tarea posible utilizando la ley.

Blanquear la lucha contra la subversión,con juicio sumario, defensor y sentencia de fusilamiento, hubiese redundado en mayores quebrantos para la sociedad en forma de embargos, boicots comerciales y diplomaticos (la URSS habría pasado de aliado a enemigo) y eventualmente el engrosamiento de las filas del enemigo, por aquellos tibios ahora animados ante la claridad de la situación.

¿Tenían derecho a no defender a la sociedad a su cargo y al estado?

¿Tenían derecho a obligarnos a ser victimas de los zurdos?

jacques

Wanderer dijo...

Jacques, es eso lo que se llama "El fin justifica los medios".

Anónimo dijo...

Estaba releyendo el epilogo de Caponnetto a Una sabiduría de los Tiempos (Martin lo subió a Scribd http://es.scribd.com/doc/61371345/Petit-de-Murat-Una-Sabiduria-de-Los-Tiempos). La esencia de la critica esta a partir de la pagina 105.
A grandes rasgos… Caponnetto sostiene contra Petit: Fundar es, entonces, un verbo que la España Descubridora conjugo monásticamente en América. El monasticismo llego a América.
saludos
ps Yo no sé nada, que hablen los que saben. Lo único que veo es que Caponnetto no se contradice. No se puede ser nacionalista sin nación.

Anónimo dijo...

¿La URSS hubiese pasado de aliado a enemigo? Ja Ja Ja!

Lo de acá era Weltrevolution, no Weltoktober. Por eso eran aliados nuestros (los sovieticos).

El PCA (obediencia estricta a Moscú) no fue proscripto ni sus cabezas perseguidas.

El eje "Moscú - La Habana" era medio un mito. Las cabezas de playa de la guerrilla era sí La Habana,´pero también París y Bruselas.

Anónimo dijo...

qué fin Wanderer?

puede que jacques tenga un punto

Anónimo dijo...

Jacques .
Si... tenian derecho de hacerlo.. bien , pero se tomaron el derecho de hacerlo como la m.....

El Septimo Rey Mago dijo...

Ya se que puede generle urticaria a unos u otros pero eso de Fray Petit y Caponnetto está, profundizado, en Disandro que sostiene que aca no hubo fundacion.

La cita es porque sirve, porque Disandro trae lo que nadie al respecto.

Espero que no pase, pero tambien, y citandolo "para que fariseos y saduceos rechinen poderosamente sus dientes".

El Septimo Rey Mago

W.E.-A. dijo...

Si no me equivoco, España no favoreció (decir 'impidió' o 'prohibió' suena medio fuerte)la presencia de órdenes monásticas en América. La fundación -supuesto que la haya habido- de América, más que monástica, me parece 'fráilica'.

W.E.-A.

Anónimo dijo...

La crítica que hizo Caponneto en ese epílogo es acertadísima y viene bien ya que el librito lo podían leer jóvenes que se lo creerían a pie juntillas. En otra obra afirma el P. Petit que el desierto tucumano no existe pues no lo cantó un solo poeta... (en el mismo sentido Disandro tantas veces "Lugones funda la patria", etc.)
Claro, también hay que decir dos cosas: 1) que el texto -como todos o casi- es una conferencia transcripta y que tal vez Petit no hubiese dicho ciertas cosas escribiendo un libro (cosa que Caponneto menciona) y 2) que Petit era medio poeta, medio bastante, y hay que ir separándole la theoría de la poesis a cada paso; aun cuando hace metafísica. Su metié eran la filosofía e historia del arte y eso pesa.
Si no, vayan a explicarle a un tomista afecto a la filosofía del arte (como el P. Lira, por caso) que es ciertamente discutible que la Belleza sea un trascendental. No lo aceptarán, tirarán de los pelos el texto de Tomás, y está hecho.
No quiero decir con esto que el P. Petit sea tan peligroso como Disandro, que no o fue. Tampoco fue abiertamente dañino, como muchas veces el maestro platense.
Pero tiene textos para andar con tiento y otros que no. Lo hace más apasionante.
Y nosotros agradecidos, tenemos la inmensa suerte de haberlo tenido, claro que sí.

El Carlista.