domingo, 16 de septiembre de 2012

Cárcel a los encubridores


Se destapó el caso del Gallego Ilarraz. Según cuentan los allegados al ambiente curial de Paraná, era un secreto a voces desde hace años su gusto por los rusitos del campo. Más aún, la primera denuncia y pataleo fue hecha un venerable sacerdote ya fallecido, y que sabía de los deslices del pervertido por una razón muy simple y cercana: dos de los muchachitos predilectos del cura - a quienes había llevado de viaje a Europa- eran sus sobrinos.  Pero no pasó nada. Karlic cajoneó y ocultó todo.
Por eso, aquí cabe señalar a varios culpables. En primer lugar, el cura pervertido, quien merece algunas décadas de cárcel compartiendo celdo con negros bien grandotes y depravados.
En segudo lugar, Karlic. Su Eminencia era el responsable cuando sucedieron los casos y fueron denunciados en su curia por uno de sus sacerdotes, familiar de dos de las víctimas, y por el prefecto del seminario. Y miró para otro lado. Difícilmente lo manden a la cárcel por sus años, pero bien que la merecería por encubridor. Y que esto sirva para que las monjas y curas que coleccionaban sus zoquetes como prendas de un santo en vida, comiencen a arrojarlos a la basura. No me parece que pueda ser muy santo el que prefiere mantener el prestigio de una institución  a costa del dolor profundísimo e irreparable de víctimas indenfensas que habían confiado en él como padre y pastor.
El otro culpable es el Polaco de cada vez más triste memoria. Porque si Karlic ocultó, fue porque las órdenes de Roma eran esas. Ya no la cárcel ni el escarnio, pero sí merece la desbeatificación por el magno - y que cada día se revela como más magno-, ocultamiento y protección de delincuentes que propició.

Y espero que pronto salga también a la luz las andanzas del otro pervertido que abusaba no de muchachitos del menor, sino de muchachos del mayor, y que todavía anda suelto protegido por la mafia de Sodano.

56 comentarios:

Anónimo dijo...

Evidentemente, las decisiones de cuño puramente político son un pasivo que termina pagando la iglesia. Beatificar al magno, fue una movida totalmente fundada en beneficios humanos y temporales para ciertas agrupaciones, tanto intraeclesiales como de afuera... a veces, muy de afuera!

Pesado pasivo le deja Benedicto XVI a sus sucesores, al beatificar ciertos personajes, aunque el magno dejó aún más. La olla recién se comienza a destapar, y puedo asegurar que no solo afecta a los progres o a los neocons.

Es triste, amarguísimo, pensar que exista quien abuse de la confianza que se le ha dada por La Iglesia, para satisfacer sus ansias pecaminosas. Pero aún más grave, sin por eso exonerar a nadie, es quien a sabiendas lo permite. Bien de maffia: no prohibir el mal, sino gestionarlo.

Carlo

Anónimo dijo...

No si si Ud. tiene fe, pero al menos tenga respeto por la memoria de un Papa, a quien la Iglesia Infalible beatificó y de los otros hable menos y rece más. LO corruptores cierto mercen la mayor pena, pero rogando por su conversión y salvacíon eterna.
No se gaste en publicar. Y no tire caca sobre la Madre Iglesia.

Anónimo dijo...

Desbeatificarlo, por incompetente.

Pero acusar a JPII de que diera órdenes de encubrirlo es algo de lo que hay que tener pruebas directas, aunque desde luego las circunstanciales no pintan bien para JPII.

Anónimo dijo...

Nunca me trague eso de que es beato.

termómetro dijo...

El clericalismo en su afán de tapar el cielo con las manos puede llegar a esconder, disimular y hasta a encubir la violación de la Ley Natural impuesta por el Creador.

Clericalismo que no reclama Justicia, sino camuflage.

Qué distinto y poco escandaloso sería todo si con la comisión del delito, la Iglesia rápidamente se encargase de facilitar el encierro de quien lo haya cometido.

El clerical no ve que, como la pelota del Diego, la Iglesia no se mancha. Y no lo ve porque no hace foco en la institución, sino en sus personas. El personalismo complicó sus entendederas, a pesar de lo diferente que fue esta visión de la Iglesia (como institución y no en sus personas) hasta hace algo menos de 50 años y desde el año 1.

Clericalismo, además, que necesita de simios y no de personas que puedan notar el mal y denunciarlo para que se haga Justicia y se eviten males iguales futuros.

Así las cosas, decimos que ese "tirar caca a la Iglesia" es denotativo de una actitud que, bien medida, arroja un clericalismo de grado alto.

Anónimo dijo...

Castellani dijo,

Señales del fariseísmo, más que claras hoy en día:


- la hipertrofia de la “disciplina”,


- los medios convertidos en fines,


- la tortuosidad y disimulo en el obrar,


- la rigidez implacable,


- el chantaje por medio de las cosas sacras,


- la ignorancia completa de la persona humana,


- la falta de misericordia y de justicia substituidas por “mandatos de hombres” muertos y metálicos.

Anónimo dijo...

Anónimo del 17 de septiembre de 2012 05:41, la beatificación no es infalible, de hecho... existen "santos" locales y aún defenestrados. No confunda nuestra Santa Madre la Iglesia, con un Papa canonizado por conveniencia política y que a todas luces habría sido condenado por los Papas Santos anteriores.

Carlo

donRolo dijo...

"si Karlic ocultó, fue porque las órdenes de Roma eran esas"

El polaco tampoco es beato de mi devoción, pero esta aseveración es totalmente gratuita... Desconozco la época en la que acontecieron estos nefastos hechos, pero si fueron antes de 2001, entonces la instrucción vigente para estos casos debía ser la "Crimen sollicitationis" de 1962, promulgada ni mas ni menos que por el cardenal Alfredo Ottaviani...

Si fueron post-2001, entonces el principal sospechoso de encubrimiento por parte de Roma (de nuevo, si se demostrase que "las órdenes de Roma eran esas") sería el entonces cardenal Ratzinger.

Tenga cuidado Wanderer, medite mas sus palabras... si este caso se hubiese dado en yanquilandia, una nota con los mismos argumentos que los de su post habría aparecido en el pasquín judeo-masónico "The New York Times".

Wanderer dijo...

Don Rolo, lea el comentario de Termómetro sobre el clericalismo...
Las órdenes eran de Roma, hayan sido de Ottaviani o del Polaco. Y, en cuanto a señalar a JPII como encubridor, no hace falta demasiada investigación: está más que probado que protegió y encubrió a Maciel, el paradigma de los curas pedófilos, encubrimiento en el que participó también Sodano, en contra de la opinión de Ratzinger. Y la prueba está que uno de los primeros actos de gobierno de Benedicto fue destituir e iniciarle juicio a Maciel.

Anónimo dijo...

Tiene razón Wanderer. Uno de los rusitos que viajaron a Europa con el Gallego, sobrino de un cura, es ahora también sacerdote.
En la mis de anoche, durante la homilía, comenzó a relatar el caso, pero se quebró y terminó llorando en la sede.

Anónimo dijo...

Wanderer... el pedófilo al que se refiere en el pié del artículo nunca estudió en el seminario de Paraná ni fue de su plantel de profesores. Pedro Picapiedra

Pablo Mármol dijo...

Todos sabemos que el otro pedófilo no estudió en Paraná y que no era de esa diócesis, sino de otra del conurbano, pero tenía buena relación con Paraná.

Juana dijo...

Estimado Wanderer, gracias por su post.
Ciertamente es innegable que en situaciones de esta gravedad el mero silencio ya es complicidad, si se trata de quienes tienen el oficio de Pastores se agrava aún más la responsabilidad, pues si ellos no ejercen la debida corrección, si no cuidan de su rebaño diligentemente ¿quién lo hará?
Alguien podrá decir que los curas en cuestión también son rebaño de papas y obispos. Es verdad, pero el mejor servicio que puede brindarse a estas personas es que se haga justicia respecto de sus actos: una justicia verdadera y pública.
Lo acontecido afecta a aquellos a quienes podemos incluir en el término evangélico de "pequeños"...vulnerar a uno de ellos es mancillar al mismo Jesucristo, que ha querido Él mismo ser el límite para quienes violentan a estos "pequeños".
Si este sayo es para un obispo venerado, o un papa beatificado da igual...en todo caso habrá que traspasar el velo de las apariencias y los criterios de este mundo, y dejar de llenarse la boca de venerables y beatos.
Ex corde

Beatriz dijo...

Wanderer, nunca se le ha ocurrido que Sodano oculto informacion e informo mal a JPII y trabo investigaciones?

Coincido con don Rolo. Es un grosero exceso.

Beatriz dijo...

Eres Papa y confias en tus colaboradores y ellos te dicen que lo de Maciel es una calumnia, que es envidia, te ocultan informacion valiosa, te cuentan que sus seminarios estan reventando y sobre cuanto bien le esta haciendo a la Iglesia. Llega Ratzinger y Sodano le responde "el Papa no quiere que se toque este asunto".

El escandalo de los vatileaks y "los cuervos" demuestra la falta de etica que hay por alli y como buscan manipular las decisiones de Benedicto.

Anónimo dijo...

anónimo del 17 de septiembre de 2012 05:41
la kk la tiró sobre nosotros JP II, con su desidia. Para mi es muy justo todo lo que dijo wanderer.

Wanderer dijo...

Beatriz, aún si así hubiese sido, JPII debería ser des-beatificado por inepto, ya que confío durante décadas en un mal colaborador, lujos que ningún gobernante se puede permitir.

Triste dijo...

Sin dudas vivimos tiempos de enorme confusión en la Iglesia. El padre Amorth cuenta que cuando mencionaba a Juan Pablo II en los exorcismos, los demonios se retorcían de rabia. Luego, no se puede imaginar que encubriera a los pederastas.

Pero también es cierto que era responsabilidad suya atajar el problema. Hay quien dice que en realidad hacía años que no gobernaba, lo que también es grave, y era Sodano el que hacía y deshacía.

En todo caso, produce una gran tristeza.

Anónimo dijo...

¿Debería ser des-beatificado por inepto? Los timadores son muy listos y engañan a cualquiera. Jesús confió varios años sus secretos a doce discípulos, uno de los cuales lo traicionó y los demás, en la hora crítica, lo abandonaron y huyeron. ¿Quién puede confiar en un entrenador que elige un equipo de fútbol tan mediocre? Hemos sacado al peor, a Judas, y nos queda un once titular de cuarta división. Bien es verdad que luego vendría el Espíritu Santo a levantar aquellos ánimos desastrosos, pero qué pésima puntería tenía Jesús para elegir su equipo de gobierno, ¿no? Habría que descrucificarlo por inepto.

Anónimo dijo...

Estimado Guánderer, Benedicto XVI jamás inició un juicio canónico contra Maciel, ni consta fehaciente que estuviera a favor de hacérselo o en contra de ocultarlo, no se equivoque "maaaal", porque son todo conjeturas y no nada pruebas.
Al ser coronado Papa le impuso a Maciel una especie de condena "por obediencia" (al estilo de esa disciplina inhumana, mecánica, rigorista y fría que tanto disgustaba a Castellani) sin derecho a juicio, defensa, ni apelación. ¡Y a embromarse! Unos como otros, se entiende, porque las víctimas se quedaron sin justicia y el ajusticiado sin juicio.
Así que no sé quién estuvo peor, si Maciel con sus pecadillos o pecadotes, o Benedicto con sus arbitrariedades. No faltará quien diga que todo se hizo así para proteger a la Iglesia del escándalo de un juicio. Me río.
El argumento da para cualquier cosa; tanto para excusar a Benedicto como para no denunciar a los pedófilos. Finis por aquí.
No me meto en los asuntos paranaenses ni en los puntanos, que no me constan sino de oídas. Aunque de muy confiables oídas. Pero le recomiendo que dé nombres.
Hasta pronto
L.

Anónimo dijo...

La pasión ciega y el celo (imprudente)por la Casa nos puede consumir....el cerebro y la buena voluntad.

Panza verde fluo dijo...

Se fijaron en la época en la que se cometieron los delitos?

Es fácil decir que si no denuncias al pedófilo sos un encubridor. Pero si con delitos de instancia privada la denuncia no podía hacerla cualquiera.

Por más que el Papa te mandara denunciar, si el delito era de instancia privada y no estabas habilitado por la ley, la denuncia no sirve para nada, y si lo difundis te comes un juicio por lesionar la intimidad de la victima.


Wanderer dijo...

Panza verde: yo no sé nada de derecho. De acuerdo a lo que usted dice, entonces, si yo sé que un vecino está abusando de su sobrino, no puedo hacer nada por es un delito de índole privada.
Es decir, Karlic no podía denunciar al cura pedófilo porque lo que éste hacía a los rusitos eran cosas privadas de él.
En ese caso, sería conveniente avisarle a Benedicto XVI quien ha instruido que, cuando se presenten esos casos, los obispos deben hacer la denuncia en la justicia civil, no vaya a ser que le hagan juicio al papa por revelar situaciones privadas.

Anónimo dijo...

L: El Papa como Suprema Autoridad puede derogar las normas del Código y aplicar un pena, incluso perpetua, ex officio. Basta que de la indagación preliminar surjan elementos indubitables de la comisión del delito y su gravedad.

Panza verde fluo dijo...

Don Guanderer:

Antes de 1999 la ley argentina era peor que la actual (n. 25.087). Si el delito era violación o abuso deshonesto sólo podían denunciar la vícitima o sus padres (salvo el caso de intereses contrapuestos, por ejemplo, padre violador que no quiere denunciar). La ley lo establecía así dando primacía la intimidad personal y al sentimiento de decoro de la familia.

Si Karlic asesorado por el abogado del Arz. de Paraná se enteró de delitos de violación y abuso dehonesto no pudo hacer denuncia. Los fiscales no podían recibir esas denuncias y tenían que archivarlas. Y las víctimas y sus familias podrían ofenderse si lo hacían público.

Así que las órdenes de Benito XVI de denunciar a la justicia civil hubieran sido imposibles de cumplir. Incluso hoy pueden ser imposibles de cumplir en la Argentina.

Lo criminal que al cura no lo hayan echado a patadas de la Iglesia.

Atte.

Anónimo dijo...

Disculpen la intromisión. Sin ser versada en leyes sé que hay una diferencia entre denunciante y querellante, quien tiene conocimiento de un delito puede hacer una denuncia, pero no siempre puede ser querellante en el proceso judicial que se siga de esa denuncia, según lo prevea el código de procedimientos de cada distrito. En caso de denuncias que involucren a menores, si no se presentan como querellantes los progenitores, el poder judicial -en tanto el Estado ha de tutelar al menor- tiene el deber de investigar el delito.
O sea que Karlic podía ser denunciante, igual que todos los que tuvieran conocimiento del asunto, y eso en un plano meramente jurídico.
Saludos, Juana.

Anónimo dijo...

Iba a comentar, estuve a punto de comentar, llegué a estar a un tris de decir algo pero el clericalismo brutal aquí presente, chorreante cual aceite en pizza de molde, me superó.

El Chafirete

PD: "see no evil, hear no evil, speak no evil" Para Karlic, el polaco y Benedicto lo primero, para varios comentaristas lo tercero y lo segundo, como admonición fariscaica, a quien ose decir algo contra la sacrosanta jerarquía.


Anónimo dijo...

Apreciado anónimo de 19 de septiembre de 2012 13:56:
El Papa puede aplicar una pena si se le da la gana, como podía hacerlo Stalin si se le daba la gana. Pero para eso tendría que haber dicho: «Esto es un castigo, muchachos. A tal fin Derogo, en razón de mi supremacía suprema todo el derecho que pacientemente han elaborado cien generaciones anteriores para poder condenar a este degenerado de m. a la pena, que ciertamente no es todo lo grave que merece, por que se da el caso que no hay pruebas, lo cual es un tecnicismo legal y además, como dice uno por ahí, "de la indagación preliminar surgen elementos indubitables ... de la comisión del delito y su gravedad».
Vamos; que si fuera un juez argentino zurdo-peronista vaya y pase, especialmente si utiliza para gestar el mamarracho ese lenguaje rebuscado ("alambicado" decía mi íbero-confesor) característico de nuestros sacha-funcionarios.
Pero el Papa, puede ... pero no debe. Y para muestra, unos botoncitos: Hechos, 25, 16: "No es costumbre de los romanos el condenar sino en presencia de los acusadores". Otro: Pilato pregunta al Preso: "¿Dónde están tus acusadores?". Otro sí: S. Tomás: S. Th., IIa. IIæ. q. 67, arts. 2 y 3.
Solo Dios N. S. juzga propiamente según sus "libres convicciones"; el resto, a la cola, y a estudiar y a averiguar.
En fin, creo haberle respondido su inquietud. De todos modos, la mía era declarar que Benedicto XVI no juzgó ni condenó a Maciel, simplemente lo castigó. Se le mereciera o no lo mereciera, que esa no es una cuestión que podamos debatir aquí.
Cordialmente
L.

Beatriz dijo...

Wanderer, lo de inepto es su opinión, la mía es que Sodano traicionó la confianza de JPII y fue él quien encubrió a Maciel. Y de traidores nadie está libre. Cuando le preguntaron a Navarro Valls ¿el principal exceso y el principal defecto de Juan Pablo II? respondió: “A veces en una persona las virtudes tienen que ver con sus propios defectos. Juan Pablo II era una persona de una extraordinaria bondad. Y la bondad tiene que ser controlada por la razón, porque, de lo contrario se puede cometer algún error. Era tan bueno que podía pasarse de bueno"

De Sodano yo esperaría cualquier cosa. . .

Y si fuera como usted dice la ineptitud no anula la santidad. Es don, regalo. Si dependiera de nosotros nadie seria santo.

Para el chafirete: ¿clericalismo brutal? no me haga reir…

Anónimo dijo...

Para mí el argumento paradigmático es este que he leído en uno de los comentarios:
"... Maciel con sus pecadillos o pecadotes..."
Con la que ha caido en ese caso, con el daño que ha hecho a la Iglesia y todavía estamos llamándole "posibles pecadillos", es de no creer; definitivamente el clericalismo (mejor llamarlo partidismo) puede matar la fe, está claro, ¿como si no explicar que se diga de pasada "crimen horrendo" y pasemos a justificar los hechos?. Son los actos de abuso y violación los que importan, el dolor de las victimas, y la perdición posible de las almas, sobre todo de los abusadores, no hagamos nuevo partidismo recogiendo la bandera del Anti-Juan-Pablismo, ese partido a mi tampoco me interesa, porque de seguro cometerá otros excesos; y sí me importan las almas que pueden condenarse, la enormidad del pecado, la bajeza del alma humana, la condenación del abusador y la de los encubridores.
Salo

Anónimo dijo...

Nada que ver Beatriz, la santidad viene de tener el Cuerpo Espiritual bien sano y de estar en en la via unitiva, la cual se denota en un san Pío V por su vida de píedad que le permitía ver mas allá, cosa que la supuesta bondad de JP II deja entrever que era una manojo de retórica inconducente.
Si no me cree lea las tres edades de la vida interior de Garrigou Lagrange.

Anónimo dijo...

El Espíritu Santo quién los hace aptos siempre y cuando se lo permitan, da la impresión que JP II no se lo permitió mucho que digamos, a ver Beatriz si dejamos de justificar lo injustificable de una vez.

Anónimo dijo...

JP II con su bondad tan bondadosa(confusión doctrinal) dejó a varios para el chafirete....

Anónimo dijo...

Sacrochanta jerarquía, si, puede ser. Sacrosanta antes del V II sicurus.

Anónimo dijo...

Ay Ay Ay, el llorado JPII, unos lo lloraron muerto, otros lo lloramos en vida...

Anónimo dijo...

Salo el exceso lo cometió quién violó, y aca no hay nada de partido antijuanpabablismo, lo que hay son datos objetivos de la realidad.

Anónimo dijo...

Triste los demonios se habran desternillado de la risa con las cosas que le hacía creer a Amorth...o acaso no sabe que son hijos del p de la mentira...mire a menos que se invoque a María y ella los obligue a decir la verdad mucho no se les puede creer, no le parece??

Por otra parte ANÓNIMO del 18 de septiembre de 2012 20:03
No hay que descrucificar a Jesús por inepto, su comparación no viene al caso. Había un Ay de por medio, el Hijo del Hombre será entregado PERO AY DE AQUEL.

Anónimo dijo...

Datos objetivos y interpretaciones sujetivas .......

Anónimo dijo...

Anzoátegui decía que todo gobierno que se precie de tal debería tener un Ministerio de Patadas en el Culo. Lo mismo se diga del gobierno de la Iglesia. Si el Papa(éste y los inmediatamente anteriores) hubieran sabido nombrar un buen Prefecto de la Sagrada Congregación Para las Patadas en el Culo, los innúmeros Maciel,Buela et altri no hubieran llegado adonde llegaron. Por favor Wanderer, no censure este comentario porque digo palabras ordinarias... como Buela. Gracias.
Un abrazo

Beatriz dijo...

Para anónimo 11:58

San Pío V fue un Papa con grandes aciertos durante su pontificado.

También promulgó la bula "De salute gregis Dominici" (1 nov. 1567) con la cual prohibió bajo pena de excomunión las corridas de toros:

"prohibimos e impedimos, en virtud de que la presente Constitución estará vigente para siempre, so pena de incurrir ipso facto en la excomunión, permitir que tengan lugar espectáculos de este tipo, donde se hostigue a toros y otras bestias salvajes (...) Prohibimos igualmente, bajo pena de excomunión y de anatema, a los clérigos así como a los seglares (...) asistir a estos espectáculos (...) Si alguno llegase a encontrar en éstos la muertoe, que la sepultura eclesiástica le sea negada". "Ordenamos a todos nuestros hermanos patriarcas, primados, arzobispos y obispos, y a nuestros ordinarios locales en virtud de santa obediencia, apelando al juicio divino y a la amenaza de la maldición eterna, que hagan publicar suficientemente nuestro escrito en las ciudades y diócesis propias y cuiden que se cumpla lo que arriba hemos ordenado (...) Queremos que el presente escrito se haga público en la forma acostumbrada en nuestra Cancillería Apostólica y se cuente entre las constituciones que estarán vigentes perpetuamente".

Felizmente las bulas no forman parte del magisterio infalible.

Anónimo dijo...

Beatriz. No me diga que no se adelanto a los tiempos...
jdelr

Anónimo dijo...

Beatriz los defensores de los derechos de los animales deberían contentísimos con esa bula,y no entiendo porque dice que felizmente las bulas no forman parte del magisterio, pero sin embargo mas arriba dice que se cuente entre las constituciones que estarán VIGENTES PERPETUAMENTE.
Claro seguro a Beatriz no le gustó lo que escribió San Pío V por eso dice "felizmente". Cuan objetiva es ud señora. San Francisco la reprenda.

Anónimo dijo...

Los datos objetivos señalan realidades objetivas mas allá se cualquier interpretación.

Beatriz dijo...

Es "De salutis gregi dominici".

Los zurdos proaborto, pro "matrimonio" gay, son los que buscan abolir las corridas de toros. La oposicion es de tipo ideologico, lo consideran tradicional (esa palabrita que menos les gusta porque no permite a la sociedad "evolucionar"), burgues, de gente de derecha, catolico (los toreros rezan y se encomiendan a la Virgen y algun santo) . . porque si de maltrato animal se trata deberian oponerse tambien a la crianza moderna de gallinas, las pobres apretadas en una jaula no pueden caminar.

Lo que he dicho es que las bulas no forman parte del magisterio infalible (extraordinario).

Beatriz dijo...

Me falto mencionar que son zurdos anti herencia espanola y catolica.

Anónimo dijo...

Beatriz, los zurdos (incluyendo a los distributistas) efectivamente nos oponemos a la crianza moderna de gallinas.

Anónimo dijo...

Ciertamente pobrecillas como las maltratan, es que partiendo del hecho de que el mas maltratado es Dios se siguen los otros maltratos que nos prodigamos.

Anónimo dijo...

Es magisterio al fin Beatriz, ahora claro al magisterio del ve dos hay que rendirle asentimiento y a este no..?

Beatriz dijo...

Para Wanderer:

Sé que no voy a hacerle cambiar de opinión sobre Juan Pablo II pero igual comento por última vez. Lea lo que mencionó Fellay en una homilía el 17 de junio:


«Hay muchos ejemplos que ilustran el hecho de que cuando el Papa quiere hacer el bien se lo impiden, lo frenan. Un ejemplo de primera mano, entre tantos otros. Un Padre Abad, Superior de la única abadía trapista en Alemania, ha pedido al Papa la autorización para, no solo regresar a la Misa tridentina, sino para poder retomar la Regla y las Constituciones anteriores al Vaticano II. El Papa dio la autorización y exentó a la abadía de la jurisdicción de la Congregación de los Benedictinos, que sigue las reglas modernas, para que pudiera seguir los usos antiguos anteriores al Vaticano II. El Papa puso esta abadía directamente bajo su autoridad. Seis meses después, el Abad llamó a uno de sus amigos en Roma para preguntarle cómo había terminado la cuestión, porque “¡Yo no tengo ninguna novedad!” Y su amigo le respondió: “Escribe de nuevo al Papa, pero envíame la carta, para que se la de personalmente”. Así, el amigo lleva la carta directamente y le pregunta cómo había terminado el asunto de la abadía. Sorprendido, el Santo Padre responde: “¡Pero si habíamos acordado el permiso hace seis meses!” Empieza una investigación y viene fuera que alguien –no sabemos exactamente quién– había guardado la carta del Sumo Pontífice en un cajón de la Secretaría de Estado. Esta vez el amigo del abad –que me contó directamente esta historia– pidió al Santo Padre lo siguiente: “Escriba ‘concedido’ sobre la carta y yo me encargo de llevarla personalmente a la nueva abadía”. De esta manera, para poder llevar la noticia de la decisión del Papa se saltaron a la Secretaría de Estado. Y este es solo un ejemplo».

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/homepage/blog-sacri-palazzi-es/dettagliospain/articolo/concilio-vaticano-ii-benedicto-xvi-abadia-3447/


Si esto le hacen a Benedicto que tiene más caracter ¿qué no habrán hecho con Juan Pablo II?

Ocultar cartas, testimonios, trabar procesos de investigación, informar a medias o mal, es decir, manipular, frenar, incluso amenazar, es perfectamente factible en una organización burocrática y piramidal como el Vaticano.



Anónimo dijo...

No presente a JP II como una víctima pues el era quién nombraba a los colaboradores. punto. Se ve que la excomunión de Lefebvre no se le perdió por el camino. La de unos si la de otros no, mmmmm......ay Beatriz.

Beatriz dijo...

Paolo Gabriele, ex-mayordomo del Papa dice que Benedicto no está debidamente informado:

“En lo que respecta al robo agravado, me declaro inocente. Me siento culpable de haber traicionado la confianza que me tuvo el Santo Padre, a quien quiero como (si fuera) su hijo”, señaló ante la justicia.

Durante la instrucción del caso, Gabriele aseguró que actuó de ese modo porque el Papa había sido “manipulado”.

“Me horrorizaba cuando me preguntaba cosas sobre las que tenía que estar informado (...) En ese momento quedé firmemente convencido de que era fácil manipular a una persona con tan enormes poderes”, añadió.

Anónimo dijo...

B XVI elige a quienes lo "manipulan" ¿que contradicción, no Beatriz? pobre "víctima" Benedicto, ¡¡cuantas "pobres víctimas" en el vaticano !!! ay Beatriz.. Beatriz!!

Anónimo dijo...

escuche que el de la nota al pie está yendo el mes próximo a Santiago de Chile a conferenciar (después de varios años sin aparecerse por sudámerica) ¿se habrá arreglado su situación? ¿qué pensará la mitra de San Rafael?

Beatriz dijo...

Si, claro, tan victima como el marido cuya esposa le ha sido infiel. Esposa que el eligio, que era buena, confiable. Usted parece que no sabe que cosa es pecado original y tendencia a pecar (traicionar). O cuando pones un negocio con tu mejor amigo, amigo que tu elegiste, y se queda con el negocio y con tu mujer.

Anónimo dijo...

No, no es ese el caso Beatrix, para nada.

Anónimo dijo...

Regreso con un comentario de Mons. Fellay:

"When the Pope decides something, it does not go directly to the persons; it goes through the Secretary of State. But, if you receive a letter from the Pope, it will have gone through the Secretary of State. If you write a letter to the Pope, it goes through the Secretary of State. There are some bypasses, but you must be well-placed to get them. In a sense, it is impossible to get straight to the Pope. And even for decisions of the Pope inside the Vatican, they go through the Secretary of State. And so, you have people in the Secretary of State who block the decisions of the Pope and don’t transmit that. I have, once again, several examples of that, so it is something I know."´

Sodano bien pudo bloquear las cartas dirigidas a JPII denunciando los crímenes de Maciel, o bien pudo "maquillarlas", en fin, todo es posible. Si le llegaba información por otro lado, nada, es envidia, todo está bien.

Es totalmente injusto acusar al Magno de encubridor de Maciel sin pruebas y sabiendo lo que puede hacer la burocracia vaticana.

Que Juan Pablo II no hizo nada...si estaba mal informado ¿cómo?

Saludos

Beatriz