viernes, 26 de abril de 2013

Una tradición cristiana...


Un interesante aporte de Jack Tollers sobre el tema en discusión.

Ya conocen la historia… la gente no se puede poner de acuerdo en cuántas veces hay que postrarse en la liturgia, si tiene que ser tres veces, doce veces, cuarenta veces, por dónde se debe hacer la entrada, cómo se hace, qué se hace, cuál es la enseñanza de la Ortodoxia…
Y hay una historia que cuenta sobre gente muy sencilla que se estaba peleando acerca de esas cuestiones y la cosa se puso muy áspera. Ustedes saben lo amargas que se pueden poner estas discusiones―sólo piensen en algunas de nuestras parroquias en los últimos cincuenta años, cuán brutal puede ser.
Y en esta historia ocurrió lo mismo, la cosa se puso áspera, hubo peleas a golpe de puños y esa clase de cosas. Total que van al cura y le dicen: “Tienes que decirnos cuál es la manera ortodoxa verdadera acerca de este tema.” Y el pobre tipo no tiene ganas de meterse, tiene que atender a la gente, tiene chicos a los que alimentar, de manera que contesta: “Estoy ocupado, déjense de embromar.” Así que van al Monasterio, a ver al Abad, porque se dijeron: “Quizás el Abad nos diga cuál es solución de la Ortodoxia para esto, porque estamos peleándonos a raíz de todo esto y no resulta nada agradable.” Pero el Abad no los recibe y manda decir: “¡Díganles que estoy enfermo!”, como si dijera, ya saben, “no puedo manejar esto.” Así que ellos no sabían qué hacer, pero de pronto se acordaron que arriba en la montaña había un hombre santo viviendo en una cueva. Y el anciano era muy santo, muy sabio, y se conocía la Biblia de memoria, brillaba con luz increada y rezaba levitando a medio metro del suelo. Así que fueron a preguntarle: “¡Por favor! Tenemos este problema, no sabemos qué hacer, cuál es la tradición ortodoxa, la enseñanza ortodoxa, porque lo discutimos, nos metimos en el tema y empezamos a pelearnos entre nosotros y no resulta nada lindo… es todo muy difícil y no sabemos qué hacer… Así que, le suplicamos, díganos, ¿cuál es la tradición Ortodoxa?”.
Y el anciano los miró y les dijo: “Mis queridos hermanos… ¡ésa es la tradición Ortodoxa!” (risas).

Fragmento de una charla del P. Thomas Hopko, traducida por Jack Tollers y que se encuentra en mi página: http://www.cuadernas.com.ar/traduccion.php/la-iglesia-ortodoxa-y-la-homosexualidad

SOBRE EL ARCÓN DE LOS ARCHIVOS: Luego de la caída de Megaupload, todos los archivos que habíamos subido al Arcón quedaron inutilizados. Debido a que varios lectores del blog me los han pedido, he comenzado a subirlos a www.scribd.com Por ahora, están allí todos los libros de Bouyer que tenía digitalizados.
Este sitio, Scribd, exige crearse una cuenta -gratuita- y subir algún archivo PDF o TXT para ser compartido. Luego, les permitirá bajar. Para buscarlos, simplemente hay que digitar en la ventana correspondiente el nombre del libro o del autor.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno... Se parece a la opinión del Padre Castellani sobre el Nacionalismo Católico Argentino ...

Odysseus dijo...

No Wanderer, Scribd no! Hay que subir aunque sea un archivo en blanca para bajar cosas, además de la cuenta que no todos quieren sacar para nada. Dejélo para quien quiera leer on line. Pero súbalo a MediaFire o a Mega ("de los creadores de Megaupload")que anda muy bien.

Cordialmente,
Odysseus.

Anónimo dijo...

Por más de una década leí blogs en inglés sin saber que había blogs católicos en castellano (y de Argentina), estos fueron un descubrimiento tardío para mi.

Leía a Jimmy Akin, Shea, Dave Armstrong, Sungenis, y sus debates con protestantes, como el calvinista James White. Seguro me olvido alguno. También leía el foro de catholic answers y otros más tradis.

Se peleaban duro, y salvo alguno que se volvió sedevacantista todos eran/son católicos ortodoxos.
Tal vez la excepción es Sungenis, que es geocentrista, y su Vaticano II (madre de todos los males) es el juicio a Galileo, piensa q la condenación al heliocentrismo fue ex cathedra y la Tierra es el centro del universo, pero no creo que una excentricidad ponga en riesgo su alma. Negar el genocidio nazi como Williamson o creer que Neil Armstrong nunca pisó la luna puede ser una creencia excéntrica pero no una herejía.

Cuando descubrí los blogs en castellano, como el tuyo, los de infocatólica e infocaótica, o el de Hernán J González vi que pasaba la mismo, discusiones fuertes y descalificaciones entre gente que cree básicamente lo mismo, y que uno esperaría que se salven todos. Creo que debe ser verdaderamente lo tradicional esta discordia, y tal vez sea bueno en cierto grado mientras no se llegue al cisma.

Será muy cursi, pero sin conocerlos los quiero a todos, todos tienen algo criticable (yo también y mucho) pero no llega a enojarme, no sé si es bueno, tal vez lo mejor sería querer darle con un látigo a alguien por celo divino, como Cristo a los mercaderes, y la excesiva tolerancia demuestre una fe débil.

Lo quiero hasta a Caponnetto y eso que pienso que Rosas era un tirano.

A veces lo racionalizo como que las minorías no pueden darse el lujo de dividirse.

Saludos

Ex Luterano

Jack Tollers dijo...

Epa, me mandé una macana. Justo la parte citada de la conferencia de Hopko fue transcripta del audio y traducida por "The Whiskerer" y no por mí.

Flor de trabajo.

Nobleza obliga.

J.T.

Anónimo dijo...

Felicito a Ex Luterano por
su franquesa y caridad ....
J.P.B.

SP5 dijo...

Hubo un tiempo donde la gente se mataba por los temas religiosos.
Malamente nos hicieron creer que eran unos degenerados y que ahora hemos llegado a las normas deseables de urbanidad promedio.
Se alzaban contra el dogma grandes herejes que preferían hacerse matar antes de ceder a la ortodoxia. Y no puede suceder eso en almas semi-religiosas. Semi-religioso es el hombre moderno. No se pelea por el dogma porque tampoco el quita ni pone demasiado.
Tomás de Aquino era un pingazo, pero entre los pocos que si era por él había que matar era a los atentaran contra la pureza de la Fe.
Hoy nadie combatiría a Calvino, que sería considerado gran teólogo, y por cierto menos heterodoxo que la mitad de los curas párrocos, a ojo de buen cubero.

Esta lucha abierta contra la herejía ya no existe, no solo porque somos medios paganitos; además porque la herejía de la hora es el modernismo. La peor herejía y la última, según Castellani y el sentido común.
Difícil pelearse con estos herejes, porque lo son sin negarte un dogma de frente trompeta. Es herejía de adulteración. Modifica la Fe, vacía sus contenidos, pega fuerte en la voluntad que prima, masifica y emputece.
Cómo pelear contra la moralina y el beato que grita ¡paz y amor!
Paz y amor te voy a dar, pedazo de hijo de ...

Por eso, sigamos el ejemplo de los santos y del ruso este, y caguémosnos a trompadas.

"El que siembra vientos cosecha tempestades", gusta repetir el cura siempre gustozo de maximizar tramos a lo protestante. Sí, a veces. Otras no.

Anónimo dijo...

¿En serio creen que es de cristiano el andar puteandose por internet? lo distintivo del cristiano, creo, es mas bien el "miren cómo se aman" que el "miren cómo se putean"... que entre los que se aman, por su imperfección en el amor, a veces surja la calentura al pedo, exagerada o destemplada, vaya y pase, pero de ahí a pensar que la puteada es signo de "buena línea"...

El Juglar.

PD: sigo pensando que Sungenis es una caricatura de tradicionalista...

Anónimo dijo...

Si leen la historia de los apóstoles, van a encontrarse con que era en insospechado San Juan Evangelista el que cada vez que eran rechazados en una ciudad le pedía a Cristo que les haga caer rayos o una buena fogata. No le alcanzaba con sacudirse el polvo de las sandalias.

Y otros no.

Es cuestión de gustos.

Anónimo dijo...

La diferencia entre los actuales herejes y los de antes es que los pasados se esforzaban logrando alguna ocurrencia errada. Hoy no se esfuerzan para cambiar la Fe, cualquier imbécil es hereje.

Los único que le ponen algo de esfuerzo, aunque sean errores, son los que dan la lata con el sedevacantismo. Hay algunas teorías bastante bien armaditas. Pero no serían herejes. El sedevacantismo no es herejía, es error de otro tenor.

Anónimo dijo...

El modernismo arruina la doctrina arruinando antes a las personas que se le adhieren. Es implacable.

Anónimo dijo...

Gracias por lo de Bouyer. Juan

Anónimo dijo...

Ya lo creo que es implacable anónimo.......

Anónimo dijo...

http://es.scribd.com/doc/95227609/La-NUEVA-MISA-Louis-Salleron

SP5 dijo...

Las únicas buenas líneas que hay en mí, oh Juglar, las atesoro en la retina y son recuerdos de niño, cuando mi vecina en traje de baño.

Anónimo dijo...

Epa SP5.. ese pecadillo antiguo va a tener que confesarlo.....