sábado, 22 de junio de 2013

Felonías episcopales




PRÓLOGO
1. Disiento con muchas de las afirmaciones que sostiene el Dr. Antonio Caponnetto. Basta leer las entradas de este blog para comprobar la  distancia que nos separan en la visión sobre distintos temas. Por ejemplo, no me defino como “católico militante” sino como cristiano en comunión con la sede de Roma, y tampoco soy “nacionalista”. Es decir, no soy “capponettista”.
2. No mantengo relación alguna con los organizadores de unas “Jornadas de Formación Social”, y nunca propiciaría, ni asistiría ni aconsejaría asistir a homenajes públicos al p. Meinvielle.

CAPÍTULO I
Los argentinos estamos ya acostumbrados desde hace muchas décadas a sufrir malos obispos. Hemos tenido obispos liberales y obispos marxistas, obispos cobardes, algunos obispos herejes, obispos sacrílegos, obispos adúlteros y obispos manfloros, obispos tibios y obispos componedores, obispos trepadores y obispos fariseos, muy pocos obispos buenos, y casi ningún obispo santo.
Hemos tenido también algunos obispos felones, es decir, “desleales y traidores”, según lo entiende la Real Academia de la Lengua. ¿Y para con quién esa deslealtad? Para con el Evangelio y para con los fieles que les fueron confiados por el buen Dios. Todos recordamos, por ejemplo, la felonía mayúscula cometida por un importante arzobispo argentino hace algunos años cuando, al tratarse en el Congreso de la Nación la llamada “Ley de Salud Reproductiva”, prohibió a los colegios católicos de su jurisdicción movilizarse contra esta impía medida. Es el mismo purpurado que, años después, apenas si se movió con timidez cuando diputados y senadores se aprestaban a votar la ley del “matrimonio igualitario” y desanimó a sus fieles a manifestarse en contra.
Pero ahora nos ha sorprendido y, fuerza es decir, entristecido mucho la felonía cometida por Mons. Eduardo Taussig, obispo de San Rafael, un prelado al que muchos consideramos como integrante del escaso grupo de buenos obispos y que deseábamos tener al frente de nuestras propias diócesis.
Es que Mons. Taussig ha enviado a los “párrocos y responsables de movimientos, instituciones y comunidades religiosas” de su diócesis la carta que se adjunta a esta entrada, repudiando la visita del Dr. Antonio Caponnetto a la ciudad de San Rafael y desaconsejando vivamente a sus fieles asistir a sus conferencias.

CAPÍTULO II
El obispo Taussig, en el punto 1 de su nota, repudia “las tomas de posición y juicios” del Dr. Caponnetto acerca de los tres últimos Sumos Pontífices, las que a veces, según el prelado, han sido injuriosas hacia las personas de los papas referidos y provocado el desconcierto en los fieles.
Llaman la atención dos cosas. En primer lugar, la abierta actitud de “incorrección política” del prelado al repudiar opiniones -que se suponen libres en un estado democrático al que ese mismo obispo ha alabado en más de una ocasión- expresadas por un intelectual católico argentino. Pero llama mucho más la atención que este celo del ordinario de la diócesis sanrafaelina se concentre pura y exclusivamente contra el Dr. Caponnetto cuando a su jurisdicción, como a todas las ciudades de nuestro país, la visitan regularmente conferencistas y otros charlatanes de feria que no se expresan contra la figura de los romanos pontífices sino contra la persona sacrosanta de Nuestro Señor Jesucristo y contra su Iglesia.
Es extremadamente llamativo que Mons. Taussig haya apostado por una defensa acérrima, rayana con la idolatría, de la persona de los papas -de los últimos papas, vale aclarar, porque difícilmente Taussig defendería hoy a Pío XII, por ejemplo-, y se despreocupe cuando los ataques se dirigen contra los misterios de la fe, contra la sagrada liturgia o contra la doctrina católica.  Quisiera saber yo si, en vez del Dr. Caponnetto el conferencista fuera el famoso Mons. Luis Rivas, profesor de Sagradas Escrituras de la Facultad de Teología de la UCA, y autor de numerosos libros en los que limpiamente destruye la Verdad revelada en los textos sagrados, reduciéndola a emergentes de las comunidades judías y cristianas y provocando como consecuencia una enorme confusión en los fieles, si en tal caso, digo, se comportaría Mons. Taussig con el mismo vigor propio de una empresa quijotesca que ha demostrado en esta ocasión. Me temo que él y sus curiales estarían sentados en primera fila tomando nota de lo que diría el tal Rivas.

CAPÍTULO III
Continúa el prelado cuyano reiterando la prohibición de que se utilicen las instalaciones de parroquias o colegios de su diócesis para albergar las conferencias del Dr. Caponnetto. Está en todo su derecho a hacerlo y, particularmente, creo que es una buena medida. Sin embargo, sería conveniente que el obispo prohibiera también con el mismo énfasis que en esas mismas parroquias y colegios diocesanos se celebraran, por ejemplo, liturgias que más se parecen a asambleas protestantes de pésimo gusto que a la Santa Misa. Y me refiero a celebraciones que él mismo ha presidido y a las que yo he asistido, y que no han sido más que guitarreadas, gritos y aplausos.

CAPÍTULO IV
En el punto tercero de la nota, Mons. Taussig se lamenta de que la oratoria y la pluma magistrales de Caponnetto -“florida” la llama desacertadamente el lenguaraz del obispado- sean ocasión de “confusión, tristeza y escándalo” para los jóvenes y, a continuación, desaconseja la asistencia a sus conferencias y desanima la difusión de las mismas. Recuerdo a los lectores que se trata de un obispo argentino que escribe en el año 2013, y no de un obispo español franquista que escribía en 1945. Parece increíble que, después del concilio Vaticano II, ocasión en la que se anunció que los laicos católicos habíamos alcanzado la “mayoría de edad”, aparezca un prelado a decirnos qué debemos escuchar y a qué eventos podemos asistir, como si no fuéramos ya grandecitos y capaces de discernir y decidir por nosotros mismos. Tamaña muestra de trasnochado clericalismo por parte de un obispo joven llama poderosamente la atención.
No estoy aquí negando el derecho y, aún más, el deber que tienen los obispos de advertir a sus fieles acerca de los errores que se propalan en el mundo y que pueden dañar la fe, pero resulta por demás llamativo el celo puesto en perseguir y fustigar a un intelectual de prestigio -el Dr. Antonio Caponnetto es investigador del Conicet- y católico cabal, y la indiferencia por la confusión y desconcierto que podrían sobrevenir a los fieles a raíz de otras palabras o gestos  que, a mi juicio, mucho más graves. Menciono, por ejemplo, la “fidelidad a la democracia” que el mismo obispo Taussig exigió en su homilía con ocasión del Te Deum por él presidido en la ciudad de Mendoza, en presencia de Néstor y Cristina Kirchner, en el año 2007. Y así nos ha ido con esas fidelidades…

CAPÍTULO V
Seguidamente, Taussig pide al Dr. Caponnetto una “humilde conversión” y “pública rectificación de sus juicios desatinados”. Recuerdo una vez más que se trata de un obispo del siglo XXI y no de un oficial de la inquisición española. ¿Con qué autoridad este obispo puede pedir el arrepentimiento a un pensador por decir lo que piensa cuando no se niega ni discute ninguna verdad de fe? ¿Es que, acaso, los católicos ya no podemos pensar libremente y debemos someternos con docilidad al magisterio de los obispos aún en las opiniones con respecto a aspectos que no hacen a la fe católica? ¿O será acaso que se ha agregado un nuevo artículo de fe al Credo o se ha proclamado un nuevo dogma del que nosotros, y el Dr. Caponnetto, aún no nos hemos enterado?
Y, una vez más digo, ¿exigió el mismo arrepentimiento público Mons. Taussig, por ejemplo, a los frailes franciscanos que estaban en su diócesis y que cada dos por tres sostenían herejías en sus homilías? ¿Sale, acaso, a combatir con tanta hidalguía  contra teólogos y biblistas que, efectivamente, socavan el dogma católico? Es muy pero muy llamativa esta actitud del obispo Taussig...
Y termina el prelado insistiendo en que la palabra del Dr. Antonio Caponnetto “altera, daña y turba” a los fieles. Ya quisieran millares de católicos de todo el mundo ser turbados y alterados por la palabra de Caponnetto y no por la de sus sacerdotes u obispos que hablan y predican contra la fe.

EPÍLOGO
Así como, fuerza es decirlo, tenemos obispos felones, tenemos también -por gracia de Dios-, algunos caballeros cristianos. Y el Dr. Antonio Caponnetto, sin duda alguna, es uno de ellos. Más allá de mis disensos, reconozco en él al hombre leal y fiel a Nuestro Señor y la Verdad perenne del Evangelio, por la cual ha luchado a lo largo de toda su vida con pasión y a costa de muchos sinsabores y dolores.
Escribía recientemente Caponnetto que tenía pocos amigos y muchos enemigos, y se alegraba por ello. Desde este blog queremos decirle que nosotros estamos y estaremos del lado de sus amigos, y nos honraremos por contar con la amistad de un verdadero caballero cristiano.

COLOFÓN
-- Se nota don Wander que le ha llamado la atención la nota de Taussig.
-- La verdad que sí. Hay algo raro en ella y no me termino de dar cuenta de qué se trata… Es muy llamativa…
-- Más que rara es contradictoria.
-- ¿Por qué lo dice?
-- Fíjese en el último punto. ¿A usted le parece lógico que alguien que pretenda que sus anatemas y prohibiciones sean tratadas con discreción escriba una circular oficial en papel membretado del obispado? Tenga en cuenta que la diócesis de San Rafael es muy pequeña. No estamos hablando de Munich o Chicago. Si Taussig quería decir y hacer lo que dijo e hizo, era cuestión que pusiera a su secretario al teléfono, y en una hora las anatemas estaban comunicadas oral y discretamente a todos los “párrocos y responsables” de su diócesis. A quién se le ocurre poner todas esas barbaridades por escrito y pretender que no se filtren a la prensa. Bien sabía él que aparecería un buey corneta.
-- Habrá sido un descuido; estaría ofuscado…
-- No sea ingenuo don Wander. Hay algo más detrás. Taussig está sobreactuando. ¿No se da cuenta?
-- ¿Y por qué lo haría? Ha tenido que pagar un buen costo de escandaletes mediáticos en su diócesis por este motivo…
-- Muy fácil… Mientras más olas se hagan y si, con suerte, el escándalo aparece en los diarios de Buenos Aires, más probabilidades hay de que esa nota llegue al Vaticano, y no me asombraría si algún curial acomedido la ha hecho llegar ya a la Domus Santa Marta. Con todos los entuertos fieros que tuvo Caponnetto con Bergoglio, es natural que el papa vea con simpatía todos los esfuerzos que se hagan para silenciarlo, denostarlo, aislarlo y enviarlo al leprosario de los indeseables. Con esta simple notita, Taussig ha pretendido convertirse en el adalid de los defensores de Bergoglio.
-- Puede ser, pero me parece que Taussig nunca del grupo de Bergoglio. Era más bien hombre de Aguer.
-- Y tiene razón, hasta que Bergoglio fue elegido papa… Y ahí cambió la cosa. Ahora todos hacen cola en Santa Marta para lavar los zoquetes negros del papa. Y, quién le dice, quizás esta sobreactuación de Eduardo María le apresura el arzobispado que alguna vez le prometieron y que se está demorando más de los esperado.
-- ¿Y a usted le parece que Bergoglio caerá en estas redes de miel?
-- Humm, no lo sé. Bergoglio se está empezando a comer crudos a varios enemigos -la venganza es un plato que se come frío, dicen-, a pesar de las lamidas de botas, o de zapatos ortopédicos, que le prodigaron… Fíjese lo que pasó con el pobre padre Ianuzzi y sus Miles Christi de San Luis…
-- ¿Qué pasó?
-- ¿Se acuerda de la audiencia “privada” que hace dos semanas dio el papa a ese impresentable grupo de religiosos latinoamericanos, quienes grabaron todo y luego lo filtraron a la prensa? ¿Se acuerda que allí Bergoglio se burlaba de un grupo de laicos “tradicionalistas y pelagianos” que le habían hecho llegar el “tesoro espiritual” de 3525 rosarios? ¿Saben quiénes eran esos pobres fieles? Así es don Wander, eran fieles puntanos de Miles Christi… así les pagó Bergoglio las vergonzosas e indignas adulaciones que el fundador de ese instituto le envió con motivo de su elección. Y dentro de unos días se viene otra venganza mucho más brava…
-- Cuente, cuente… ¿qué sabe?
-- Mire don Wander, en el post anterior usted decía que los dos porteñitos cancheros -Bergoglio y Buela-, que eran enemigos íntimos, ahora habían arreglado. No esté tan seguro. Parece que se les viene muy fiera la cosa a los muchachos de la Finca… La tormenta perfecta dicen. Habrá que esperar las próximas semanas.

69 comentarios:

El Profesor de Worms dijo...

Parece que en esta oportunidad Wanderer nos hizo el 2x1. Lo digo principalmente por el anticipo puesto al final.
Ya en el post anterior un lector anónimo nos había dado la noticia referida a Taussig, pero no me había percatado del pedido de discreción frente a una circular membretada y distribuida (aparentemente) con bastante amplitud.
Con respecto a lo de Francisco, Buela y el IVE, parece que al final, la alusión de Walker a su tío jesuita en la carta enviada al Papa no funcionó...
Pero hablando en serio, cada vez que surge la posibilidad de castigos y prohibiciones (merecidas) a este tipo de grupos no puedo dejar de pensar en la gente sencilla, piadosa y, tal vez, ingenua que los ha seguido durante tanto tiempo. ¿Qué será de ellos cuando el Papa al que veneran castigue al fundador al que también veneran? Calculo que, de concretarse lo anunciado, será un golpe muy fuerte a nivel espiritual. ¡Dios los bendiga, los conforte y los ilumine! Y también a nosotros.

El Profesor de Worms

Anónimo dijo...

Estimado Wander:
Coincido plenamente con su prólogo, puntos 1 y 2: Yo también me considero un cristiano en comunión con la sede de Roma y no un católico militante. También, como Ud., no comparto las expresiones de A. Caponetto. Y mucho menos propiciaría, asistiría o aconsejaría asistir a homenajes a J.Meinvielle.
No tuve tiempo de leer los 5 capítulos, epílogo y colofón que publica pero imagino que no contradicen sus palabras primeras.
Don Exaltación de la Cruz

Raúl B dijo...

Esto significa que no puede ir a Misa, por ejemplo, a una parroquia? O que si va no puede rebicir la comunión? Con cuáles fundamentos?

Me parece que Caponetto no insultó a ninguno de los papas. Puede que haya sido duro con ellos, pero no profirió ningún insulto público.

En fin, con esto tendremos más charlas de Antonio, ahora sobre Taussig.

Pero hablando de Taussig, realmente es un mediocre si cree que con esto va a recibir la bendición favorable de Bergoglio.

Raúl B dijo...

otrosí digo: "carente de reconocimiento y aval del Obispado de San Rafael", califica el Obispo a la Universidad de Mendoza.

Evidentemente no quiere nombrarla para no hacer publicidad a las conferencia de Caponetto, pero la universidad carece del reconocimiento y aval del Obispado? Debía tenerlo y no lo tiene?

Cuanto clericalismo junto para un obispo democrático que "cree" con fe divina y católica en la separación de la Iglesia y el Estado.

Wanderer dijo...

Raúl, la Universidad de Mendoza es una institución privada, laica y que no tiene nada que ver con obispado alguno. Ni tiene ni pretende tener el reconocimiento de Taussig. Más bien estimo que intenta estar alejada de él.

El Profesor de Worms dijo...

Estimado Wanderer y Raúl B:

Interpreto que Taussig se refiere a que los organizadores de la conferencia no tienen aval del Obispado, a saber, el "Círculo Argentino de Estudios Sociales". Si debieran tenerlo o no, o incluso si lo necesitan, ese es otro cantar.

El Profesor de Worms

Anónimo dijo...

Les pido me corrijan si me equivoco, pero ¿no fue Ernesto Sanz (el radical) a candidatearse, o algo así, a San Rafael y lo hizo en un salón de una de las Parroquias de San Rafael al poquito tiempo que había votado a favor del putimonio, pero el obispo Tausig se quedó piolita?

Anónimo dijo...

deben estar ricos los zoquetes negros jajjajaja
porque son varios los que se han vuelto lamecalcetines del vescovo di Roma.

Ludovicus dijo...

¿Quién le ha dado autoridad a Taussig para llamar a la "conversión" de Caponetto como si fuera un pecador público?

Anónimo dijo...

¡Excelente miles christi!
Parece otro mundo. Me recuerda unas fotos de la Fraternidad que vi hace poco.
www.mileschristi.org.ar

Anónimo dijo...

Para la modernidad, a la que Taussig cantó loas y rindió pleitesía en el famoso Te Deum de 2007, Caponnetto es un gran pecador público: habla contra la democracia, contra los masones y contra los pastores corruptos que dejan a sus rebaños al alcance de los lobos.

Wanderer dijo...

También yo tengo buena opinión de los Miles Christi, pero me cayó muy mal chupamedismo bergogliano en el que cayeron después de la elección del personaje. Se les acabo la dignidad y se les borró la memoria. Espero que ahora, luego del desplante y la burla que recibieron, vuelvan a la cordura.

Anónimo dijo...

Yo también estoy de acuerdo con W. Desde que leí el comunicado la primera impresión fué que Taussig quería quedar bien con Bergoglio para sacar alguna tajadita, no sé cual, pues no conozco sus deseos curiales. Además (que no es menor) este obispo es liberal, entonces para un liberal Caponnetto es el cuco.
Por otro lado, los de Miles son buena gente y tengo amigos allí, pero tres críticas me vienen a la mente:
1- los laicos que conozco no tienen criterio propio, es lo que les diga el padrecito. Le consultan hasta con quién y cuándo van a ponerse de novios (me consta). Y los padrecitos que les gusta manejar almitas promueven esto, pues ya sea que te confieses o dirijas te preguntan todo y te llevan la vida.
2- Siempre están buscando pescar gente a cómo dé lugar y a veces no se dan cuenta que terminan arruinando otras obras de personas buenas que le circunda y que no está con el arpón en la mano como ellos.
3- Se creen que son los mejores y lo que peor es que lo dicen. Me parece que creen que son algo así como especiales o elegidos. En esto se parecen mucho a los del IVE y del OPUS, cada uno con sus matices propios.
Saludos.

Anónimo dijo...

Wanderer, me deja pasmado.
¿Porqué des-recomienda tan vivamente la obra del P. Menvielle?
¿Por su mala relación con Castellani? ¿Solo con eso?
Porque por su rigor y aciertos doctrinales no debería des-recomendarlo. Al contrario.

Mario.

Anónimo dijo...

Don Wanderer, ¿ahora dice que tiene buena opinión de Miles Christi?

Porque hace cuatro o cinco años -creo- publicó dos o tres posts en que los MC quedaban muy mal parados, especialmente su fundador.

Le pido por favor que se explique.

Saludos,

Gauthier

Dummy dijo...

Ludovicus, respondo su pregunta:
La autoridad le viene del Padre Santo Panchito,

que a su vez la recibió del Padre Iraburu,

quien es, este último, el Espíritu Santo.

Dummy de Free-gift.

Dummy dijo...

Un poco más en serio:
Antonio ya ha tenido estos reveses frente a la absolutización de lo contingente por parte de los pastores.
Revés que ha tenido con el mismísimo emérito, cuando monse Williamson opinó sobre materia histórica y fue censurado cual heresiarca por el Santo Padre.

Very in the deep, todos tenemos algo de Neocones o de contemporizadores, hasta el mismísimo y querido BXVI.

Dummy.

PD: no estoy defendiendo a Taussig, me extraña araña que usted lo tuviera en tan buena estima. Estoy duumiezcamente escandalizado.

Wanderer dijo...

Mario, la mala relación del p. Meinvielle con Castellani es sólo una anécdota. Como usted dice, el cura tuvo muchos aciertos y algunos errores, pero fueron errores graves, y sus consecuencias las sufrió, en cierta medida, todo el país. No me parece que sea una figura para revindicar frente a un público masivo. Muchas distinciones deben ser hechas previamente.
Gauthier, efectivamente, hace algunos años se publicó en este blog una entrada, autoría de un buen amigo, que tiene poderosas y valederas razones para despotricar contra los Miles y contra su Fundador. Pero, como he dicho en otras ocasiones, yo apenas los conozco y me parece que, de entre los grupos neocon, son los menos dañinos.
Dummy, a veces es necesario hacer un poco de literatura.

Walter E. Kurtz dijo...

Próximamente, se prohibirá en San Rafael la lectura de Santa Catalina de Siena, excepto que cuente con "notas explicativas" y censura previa del obispo.

Y si sigue así, no sé si Taussig ACS no terminará censurando al propio Etcheberry Boneo...

Anónimo dijo...

Wanderer, insinúa que de Menvielle se llega a Tacuara y de allí a Montoneros? Y todo por su culpa?
Eso es ciencia ficción.

Antonio Caponnetto dijo...

Sr. Wanderer:
Acaban de informarme de este escrito suyo. Gracias por sus palabras llenas de inusual hidalguía; sobre todo las del Epílogo.Créame que mucho las valoro.Nuevamente gracias.

Estaré en San Rafael la semana entrante,dando mis charlas donde se pueda; y si no,alegremente, a la intemperie. Porque, como decía el Padre García Vieyra, no debemos permitir que la religión se convierta en un capítulo de la psiquiatría.

Ya que, según me dice, discrepamos en tantas cosas, me alegra coincidir en algo esencial: ni Usted ni yo somos caponetistas.
Le dejo mi abrazo; siempre y cuando consiga del ordinario del lugar un nihil obstat para recibirlo.
ANTONIO CAPONNETTO

Anónimo dijo...

Habìa escrito un largo comentario sobre Ianuzzi y su miles Christi..., que finalmente no presentaré... Me tienen harto estos grupillos neocon...
Las observaciones del anónimo del 22 de junio de 2013 20:04 hs. son muy precisas
Más allá de que haya gente buena que lo siga..., Ianuzzi y cia. cuadran perfectamente en la tipología desarrollada en este blog sobre los grupos neocon...(tome nota don Wanderer..., se de qué le hablo...)
La carta que envió Ianuzzi al papa es de una falta de dignidad rayana en lo patológico...(no dejen pasar esta observación!!!)
Tuvo su paga...
Saludos!
Mr.Siemens

Anónimo dijo...

Estimado W: me parece que su acusación a Mons. Taussig puede reducirse a estos ítems: a) es incoherente que un obispo vaticanosegundista y defensor de la democracia actúe como un inquisidor; b) es injusto que se omita actuar cuando se trata de ataques contra la doctrina, la moral, etc., mientras se reserva la energía contra el Prof. Caponetto. Cada uno de estos ítems tiene sus variantes internas. Creo que hay mucho de razón en sus argumentos. No existe vara única ni actuar coherente en el Obispo.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que en su escrito "Rechazando enemigos", Caponetto trató a Mons. Taussig de pastor infiel y dijo que odiaba a Dios y a la patria. Creo que el Prof. Caponetto también es injusto en atribuirle a Mons. Taussig un pecado gravísimo como es el odio a Dios.
En fin:
a) Si Caponetto insulta pública e injustamente a Mons. Taussig, que no espere que lo reciban con flores.
b) Mons. Taussig es incoherente y no tiene vara única, pero no es felón. No hay traición cuando ataca a alguien que lo ha tratado públicamente de enemigo.
c) Cada uno ha utilizado en esta contienda los medios que tenía a su alcance: el Prof. Caponetto la Revista Cabildo y Mons. Taussig su autoridad de Obispo.
Saludos,
El Provincianito.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

¿Cual Etcheberry Boneo? ¿el seguidor de JPII? cuanta ruina, pobre cannon.....

Anónimo dijo...

Me interesa saber si puede en pocas palabras comentar sobre cuales son los errores graves de Meinvielle. Si no es molestia, gracias.

Anónimo dijo...

¿Miles Christi no es del IVE? ¿o si? porque estuve en la página y no pude encontrar quién fué el fundador.

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Federico Lucero dijo...

Sr.Wanderer:
me podria explicar con algun detalle que es lo nocivo de Meinvielle.
Yo naci en el 93 por lo que no estoy al tanto de cuestiones que al parecer aca todos conocen (como la enemistad con Castellani).
De Meinvielle he leido : Los tres pueblos bíblicos - De la cábala el progresismo. Y me han parecido muy buenos libros.
De Castellani si he leído más libros.(y ahora estoy leyendo el Juan XXIII (XXIV))

Gracias

Federico

Wanderer dijo...

Dr. Caponnetto, quien tiene que agradecerle soy yo por su cotidiano testimonio (martyrium) de la Verdad. Usted no me debe agradecer nada. Hubiese sido yo un felón si no cumplía con mi deber.
Anónimo de las 23:35: No insinúo eso que usted indica. Le aclaro que en mi juventud me formé con los libros del p. Meinvielle y que guardo amistad con varios de sus discípulos directos. La semana pasada, por caso, estuve comiendo con dos de ellos. El tema de Meinvielle creo que es delicado para tratarlo en un blog o comentario, y creo que son necesarias muchas distinciones, cuidados y mesuras para poder leer sus escritos. Es eso lo que me lleva a desaconsejar homenajes masivos, en los que es imposible tener en cuenta estas precauciones que exigen tiempo y público especializado, en audiencias que son masivas por naturaleza.
Provincianito: Lo que usted acota fortalece mi argumentación. Mons Taussig utiliza su autoridad de obispo para atacar públicamente al Dr. Caponnetto porque, según usted, él lo ofendió en uno de sus escritos. Una vez más digo que llama la atención que ese mismo obispo no utilice su autoridad para atacar a quienes ofenden a Nuestro Señor o a su Iglesia, sino solamente a aquellos que lo ofenden a él.
Mr. Siemmens, de acuerdo con usted. Miles Christi es un grupo clara y definitivamente neocon, y la carta de felicitación que envió su fundador a Bergoglio es vergonzosa. Lo que yo digo es que, de entre todos los grupos neocones, me parece el menos malo.

Wanderer dijo...

Federico, no creo que haya nada "nocivo" en Meinvielle. Digo que hay que andar con cuidado.

Martin Ellingham dijo...

De acuerdo con W. Felicitaciones por la entrada.
Saludos.

Miles Dei dijo...

Leo: "Mons. Taussig es incoherente y no tiene vara única, pero no es felón. No hay traición cuando ataca a alguien que lo ha tratado públicamente de enemigo."

La desproporción es inmensa. Una cosa es el debate de opinión y otra el acto magisterial.

Usar del segundo para imponerse en el primero en algo opinable es un abuso. No digamos ya si se usa para devolver un golpe. Creo que ese es un argumento de Wanderer que no ha sido señalado.

Anónimo dijo...

Desde este mismo espacio hemos deplorado no escuchar la voz de los obispos enfáticamente en distintos casos (p.ej. el matrimonio gay)Ahora cuando alguno hace público su pensamiento en otra cuestión, nos parece mal.
Ya sé que Ud. le reconoce el derecho a opinar pero critica que no lo haya hecho en otros momentos.Esta línea argumentativa nos llevaría a no coincidir con nadie (ya sea por acción u omisión) si no está de acuerdo a nuestro parecer en cada tema. Si Ud. le reconoce el derecho a opinar debe reconocerle también el derecho a no hacerlo, aunque no le guste.Ud. critica a Taussig que se oponga a los conceptos vertidos por AC estando en un país democrárico y libre. Entonces no podría criticarse al aborto, p.ej., por las mismas razones.
Además el comunicado no coarta a AC, ya que planteó sus charlas en la UNM y no en recinto alguno de la curia, por lo cual no modifica su cronograma.
Lo grave sería que TAMBIEN se le impidiera hablar allí.
No lo digo tanto por la censura, sino por la seguridad.
¿Imagina Ud. las multitudes de seguidores de Caponnetto desbordando cualquier recinto, cerrado o "a la intemperie"?
De ser éste el caso, sugiero el Estadio de Huracán de San Rafael.
Aunque ésto sea especulativo, como el colofón y Rivas.

Anónimo dijo...

El año pasado los masones desembarcaron el San Rafael fundando la logia Hypatia de Aljendria; a la fecha no hay ninguna recomendación episcopal para los laicos sobre el tema.

http://www.unosanrafael.com.ar/masnoticias/El-lider-de-los-masones-visito-San-Rafael-para-inaugurar-la-Logia-Hypatia-de-Alejandria-20121215-0010.html


También el año pasado contemporáneamente visito San Rafael el Cardenal Arzobispo Emérito de Washington Theodore McCarrick, a quien Mons. Taussig le prestara su catedral para ordenar sacerdotes del IVE; y que fuera promovido en los medios de comunicación incluso en el canal 21 que maneja el obispado; el mismo purpurado de la "tolerancia cero" ha estado vinculado directamente y personalmente a varios casos de pedofilia, abusos y protección del lobby gays en EEUU.


La mentira tiene patas cortas

Sanrafaelinomza

Anónimo dijo...

Este Taussig es el íntimo amigo de Karlic, el protector del cura pedófilo Ilarraz?

Anónimo dijo...


Muchas cosas del Padre Meinvielle son opiniones o hipótesis, de los cuales se puede sacar muchas buenas cosas … .., pero no son dogmas ..., como no son dogmas los escritos del Profesor Caponnetto .. . Después de mas de treinta años sigo leyendo , apreciando a Caponetto , sigo asistiendo a conferencias .. Comparto mucho con el , considero que ha sido uno de mi formadores . Es un orador brillante y convencedor ..Pero no comparto sus dichos y opiniones sobre JP II , B XVI , y Francisco …

BJP

Anónimo dijo...

Diario San Rafael

"Asimismo, desde nuestro diario consultamos sobre el tema al padre José Antonio Álvarez, vocero del Obispado local, quien señaló que "lo que manifiesta el comunicado es hasta tanto Antonio Caponnetto se corrija en relación a lo que en ocasiones anteriores dijo sobre los últimos tres papas, donde dudó de la ortodoxia y valentía de ellos".

Y explicó que "lo que se hace es desaconsejar a la asistencia a sus disertaciones hasta tanto no se retracte. De ninguna manera es una sanción hacia él. Es una persona muy preparada, con una oratoria muy florida. Además, es un hombre muy querido por la iglesia y lo queremos ganar. Lo que buscamos es que se corrija en relación a lo que dijo porque lo consideramos una persona muy importante".

También hay sacerdotes alcahuetes, conspiradores, turbios y traidores que con su felonía no van a "ganar" una ninguna persona importante....

Mas detalles les dejo el link.

Sanrafaelinomza

http://www.diariosanrafael.com.ar/nota.php?id=121437#.Ucd2RztyFZM

Un español dijo...

Estimado don Wanderer,

Sigo su interesante blog hace meses y me atrevo a escribir por primera vez, aun no aportando nada al tema de este artículo. Me ha resultado chocante la comparación de la conducta del obispo Taussig -para poner de relieve su extemporaneidad y falta de razón- con la de los obispos españoles franquistas de 1945 y los oficiales de la Inqusición española. Usted sabe perfectamente que la española no fue la única Inquisición, y está por demostrar que haya sido la más cruel, pero sin duda es la más famosa. Ahora bien, que de todo el episcopado mundial de hace setenta años, los prelados españoles fueran el paradigma del autoritarismo y la falta de respeto a la libertad y la conciencia de los fieles... Por otro lado, "obispo español franquista" -en 1945- me parece una especie de tautología. Todos los obispos españoles de la época eran franquistas, pero mucho más que por obligación o interés, por auténtica "devoción": Los vencidos por Franco en 1939 -comunistas, socialistas, anarquistas y republicanos varios- habían asesinado previamente a trece obispos, a casi siete mil sacerdotes y religiosos -constan los nombres de todos- y habían destruído o saqueado totalmente unas veinte mil iglesias. Lógicamente, los obispos no podían ser otra cosa que franquistas entusiastas, de todo corazón. Porque Franco, además de vencer a los enemigos de la Iglesia, restableció la libertad de actuación de ésta, restringida notablemente por la Segunda República, y contribuyó decisivamente a la reconstrucción de los templos.

Espero no resultarle impertinente.

Agradecido por sus artículos llenos de amor a la Iglesia, cultura e inteligencia,

Un español de Aragón.

Wanderer dijo...

Señor Aragonés, lo del obispo franquista y lo de la incorrección política, y lo del Vaticano II y varias cosas más, pretendían ser irónicas. Espero haber aclarado.

Un español dijo...

Aclarado, muchas gracias.

Anónimo dijo...

Estimados W. y Miles Dei: efectivamente existe desproporción, dado que Mons. Taussig ha usado su autoridad de obispo.
Sin embargo, me parece que no existe ecuanimidad en el tratamiento del asunto, lo que me extraña en W.
Mis discrepancias, que creo que no han sido respondidas, son las siguientes:
a) no hay traición, por lo que no se puede tratar a Mons. Taussig de felón. La desproporción es otra cosa;
b) el Prof. Caponetto injurió objetivamente a Mons. Taussig al decir que odiaba a Dios y a la Patria. No existe una simple ofensa a Mons. Taussig según mi opinión subjetiva. Puede ser que el Prof. Caponetto esté convencido de esa gravísima acusación. Sin embargo, de los antecedentes contenidos en el escrito "Rechazando enemigos", no se desprende que Mons. Taussig odie a Dios. En tal sentido, la acusación del Prof. Caponetto se muestra, por lo menos, como temeraria.
Saludos cordiales,
El Provincianito.


Anónimo dijo...

Hace unos años atrás, cuando aún era seminarista (diocesano), recuerdo haber ido durante el período de vacaciones a la casa de Miles Christi que tienen en Luján, junto con un compañero del seminario, que los conocía. Llegamos y nos dieron la rutina/regla para realizar durante la estadía, lo que me provocó un gran disgusto. Pretendían que me levantara las 6am y haga media hora de meditación... en vacaciones. Pero me levantaba cuando el resto había terminado de meditar, y por suerte ni se enteraban. Luego creo que venía la Misa y un desayuno obviamente austero. Después hacíamos 30 minutos de futbol y 15 minutos de pileta. Ni un minuto más. También recuerdo que en ese momento se encontraban allí unas chicas que estaban conociendo el lugar, porque haciendo el discernimiento vocacional para la supuesta vocación de "laicas consagradas". Obviamente nunca pudimos hablar con ellas, ni siquiera mirarnos. Si se daba que por casualidad o por un descuido nos cruzábamos, ellas automáticamente bajaban la mirada al piso. Recuerdo una vez que teníamos que pasar al comedor, pero resulta que para llegar al comedor había que pasar por la cocina, en donde casualmente se encontraban ellas. Entonces un hermano nos hizo esperar, fue a la cocina y pidió a estas muchachas que se retiraran por otra puerta, luego pasamos nosotros y cuando ya estábamos en el comedor, cerraron esa puerta e hicieron volver a la cocina por otra puerta a estas chicas. Este hecho me sigue causando rechazo hasta el día de hoy.

Gerardo dijo...

Señor Wanderer: Nací mucho después de finalizado el Concilio Vaticano II... El P. Meinvielle ha hecho mucho por mi pobre formación recibida en la Catequesis. El P. Meinvielle que fue el primero en detectar el error de Maritain, que dio en el clavo contra los progresistas-modernistas, que profetizó con cuarenta años de anticipación la crisis profundísima de la Iglesia... En fin, un sacerdote al que le debemos mucho los católicos en Argentina: y usted dice que "ni asistiría ni aconsejaría asistir a homenajes públicos al p.
Meinvielle"... le digo la verdad: hace varios meses leo su blog y esta frase me ha dejado perplejo. ¿Podría ser más explícito y dar las razones de esa posición frente al P. Meinvielle?
Gerardo Pontoriero

Anónimo dijo...

Repugnante indignidad la del fundador de Miles Christi, al mandar esa carta a Francisco.

Recuerdo bien cómo en la casa que tienen los MC en la Ciudad de Bs. As., se nos decía que entráramos con sigilo, porque el terrible Arzobispo nos perseguía. Ah! gran gancho para el idealismo joven, "somos la mínima milicia verdaderamente ortodoxa, decimos la Misa ad orientem acá escondidos en estos tiempos apocalípticos, en estas catacumbas, y nos persigue el Arzobispo, que revista en las huestes del Enemigo".

¿Qué les habrá dicho ahora a los laicos seguidores para que recen tantos Rosarios? "hay que rezar por su conversión" (en este caso la carta que le envió sería falaz), o "no pregunten y háganme caso, ahora Francisco en nuestro amigo" (en cuyo caso trata de estúpidos a sus seguidores). Misterio.

Hubiera sido mejor mandarle a Francisco una simple nota de felicitación y prometiendo rezar por él, como pidió. Silbando bajito y esperando que, en lo posible, Francisco se olvide de ellos.

El petiso no pudo con su genio y tuvo que ser singular, haciendo una liquidación de rosarios.

Y la jugada le salió mal, peor imposible. Su orgullo atrajo sobre sí la furia y desconsideración de Francisco.

Gauthier

Benign_o dijo...

Perdon por el Offtopic y la ignorancia, pero cuales serian las cuestiones por las cuales se consideran al Pdr. J. Menvielle tan malo?

Hablo desde la ignorancia que me caracteriza, y sinceramente no veo cosas terribles en su obra (pero si hay alguna certeza es que casi siempre estoy errado).

Agradezco me expliquen.

Como siempre muchas gracias!

Anónimo dijo...

Dos cuestiones: ¿Por qué razón M. Taussig apoyaba a Sancho como candidato en Mza cuando éste había dicho públicamente que el tema del putimonio era una cuestión personal y de conciencia? No sólo no lo condenó sino que andaba haciéndole “campaña” entre los católicos de San Rafael. La otra: ¿por qué la revista del obispado de San Rafael permite que se publiquen publicidades (además de por la guita) del gobierno nacional, i.e. de un gobierno anticristiano? Se supone que el obispo tendría que condenar estos hechos.
Mmmm, Taussig con este comunicado oficial terminaste de mostrar la hilacha.

Anónimo dijo...

Don Wander:
Te agradezco, como católico y como hermano de Antonio, tu caballeresca defensa. Hace unos años le oí decir al entonces Primado de la Argentina, Cardenal Quarracino, esta frase que me parece acertada: "En Argentina hay laicos pero no laicado". Parafraseando a aquel Prelado me animo a sostener que en nuestra desgraciada Patria hay obispos pero no hay Episcopado. No tebenos un Episcopado digno de ese nombre; y el resultado es que los pocos laicos que existen deben sufrir la incomprensión y aún la hstilidad de los Pastores. Es lamentable.
No juzgo a Monseñor Taussig. Tendrá razones que se me esacapan. Pero no era ese el modo. Su Comunicado es injusto y falto de caridad.
Nuevamente gracias.
Mario Caponnetto

Ludovicus dijo...

"Andá con cuidado. Vos sabés lo que les espera a los batintines"

Borges, "El Informe de Brodie"

Anónimo dijo...

¿Es posible ver en algún lado esa carta del Padre Iannuzi al Papa?

¿Iannuzi también querrá que lo canonicen?

¿Será como el Fundador del Opus Dei que abominaba de Su Santidad Pablo VI en privado, y después le chupaba las medias en público?

Saludos,

Anónimo dijo...


Don Mario Caponnetto

Ud. y el Profesor Antonio Caponetto , siempre han sido recibido como lo merecen en los ámbitos Católicos de San Rafael ..Los Católicos laicos , el clero y los Obispos de esa Diócesis , las casas religiosas …, siempre han tenido una alta consideración por Uds .
Ud . entenderá que el problema actual y puntual del profesor con Mons. Taussig ha sido creado por Antonio , y que el Obispo de San Rafael salio en defensa de los Papas como cualquier hijo bien nacido hubiera salido en defensa de su padre … eso me parece perfectamente justo …No hay ninguna persecución ….
Me parece que Antonio tendría que rectificar cierta posición para que todo vuelva a su cauce normal ., .. y no veo ningún impedimento …
Hasta siempre
JPB

Anónimo dijo...

Será un posicionamiento ante lo que se viene?:

http://diariocorreo.pe/ultimas/noticias/5153091/edicion+huancayo/arzobispo-de-huancayo-se-vienen-medidas-du

CP dijo...

Batintines = buchones

Por si a alguien no le gusta Borges (que vale la pena, al menos "à mon sens")

Anónimo dijo...

Estimados “Caminantes”:
Me encantan el cine y la literatura ingleses pero prefiero nombrar a todo lo que atañe a nuestra Ínsula en “castilla”.
Si hay algo que no soporto es la falta de memoria y de agradecimiento público a la monumental obra del Padre Meinvielle que no sólo fue intelectual. Sería demasiado largo hablar de su inmensa y callada caridad con los pobres y necesitados. No declamaba, hacía… y de su bolsillo. Ni hablemos de su dedicación a la formación de los jóvenes desde que eran niños. Fundó los Scouts Católicos en Nuestra Señora de la Salud, parroquia del más que marginal barrio de Versalles y elevó la cultura de todos sus fieles que no eran ni aristócratas ni intelectuales. Formó después a decenas de jóvenes sin apelar a destruir en ellos el respecto a la autoridad de la Iglesia por más que no gozara de la simpatía de muchos mitrados. ¡Ni digamos de su actitud ante las encíclicas de Paulo VI! Cuando las comentaba buscaba siempre todo aquello que las unía a la Tradición. Por supuesto no compartía las ideas políticas de ese mariteniano a ultranza que fuera el Cardenal Montini. A su manera obedecía las órdenes de sus obispos sin convertirse en un felpudo pero guardando siempre el respeto por sus investiduras. Su actitud en este punto se diferenció siempre de la del P. Castellani que no perdía oportunidad de escribir y publicar denuestos contra esos mismos obispos. Cuestión de estilos.
Meinvielle era claro, frontal y tenía carácter fuerte. Le pido a alguno de ustedes que me señale, en lo que atañe a la doctrina, algún error que pueda perturbar a los “no iniciados”.
Por supuesto, como Meinvielle fue un exponente acabado del nacionalismo católico entraba, además, al igual que mi padre, en todas esas batallas por asuntos circunstanciales y opinables. Como seguramente soy más vieja que ustedes, viví algunos desencuentros, respecto de esos asuntos, entre Meinvielle, mi padre y otros nacionalistas. Andando el tiempo comprendí que a veces tenía razón Meinvielle y otras mi padre. Los temas de disidencia no afectaron jamás lo doctrinal sino lo prudencial. Podían andar peleados, hasta sin hablarse por varios meses; pero papá jamás dejó de recomendarnos los libros del Padre Julio. Los nacionalistas católicos somos un ejemplo incomparable de enfrentarnos “a muerte” por nimiedades y con tristeza puedo afirmar que hemos acrecentado esas rencillas.
Pero, volviendo al Padre Meinvielle, no sólo merece homenajes públicos sino el reconocimiento oficial de la Iglesia a uno de sus mayores intelectuales. Es un acto de justicia aún pendiente.
Saludos cordiales
María Lilia Genta

Anónimo dijo...

habemus miraculus

http://www.lanacion.com.ar/1593590-fue-a-ver-al-papa-y-tuvo-una-milagrosa-recuperacion

Bucheta

Anónimo dijo...

Para distender, un video:
HITLER SE ENTERA QUE TAUSSIG NO QUIERE A ANTONIO EN SAN RAFAEL
http://www.youtube.com/watch?v=kn6qwwHQ-1A

Anónimo dijo...

Para distender, un video:
http://www.youtube.com/watch?v=kn6qwwHQ-1A

Agustín Leyrós dijo...

Es increible que digan lo que dicen sobre Meinvielle... acaso ustedes no son lo que son, intelectualmente hablando, gracias al nacionalismo. Pero claro... es correcto políticamente no ser nacionalista.
Deberían meditar seriamente sobre su itinerario intelectual.
Con dolor los saludo.
Agustín Leyrós

Wanderer dijo...

Lo he dicho ya dos veces en elos comentarios, y lo repito.
Este post no era sobre el p. Meinvielle, y no me interesa escribir uno sobre este ejemplar sacerdote argentino.
En ningún punto del post dije que el p. Meinvielle fuera nocivo, o fuera terrible y no sé qué otras cosas. Simplemente dije -y les pido que lo lean-, que no propiciaría un homenaje público a él, ni aconsejaría su asistencia. Y por una razón muy simple: en los tiempos históricos en que vivimos, una joven sin la preparación o mesura que no suelen ser propias de esa edad, podría sacar conclusiones erradas a partir de alguno de sus escritos. Por ejemplo, leer "El judío en el misterio de la historia" sin un discernimiento previo y la discreción propia -a veces- de la edad adulta, podría traer problemas.
Es esto, y solamente esto, lo que he querido decir.
Pero más allá de todo esto, creo estar en mi derecho en que no me gusta, o me guste poco Meinvielle. Hasta donde yo sé, no es un Padre o Doctor de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Estimados

Yo soy católico liberal y mi patria teológica es el Concilio Vaticano II, pero me encanta -gusta- Menvielle porque es un escritor riguroso, lógico, serio y racional. A veces un poco árido, pero lleno de elegancia en su estilo.

Después de leerlo y meditarlo no coincido en la mayor parte de sus tesis, pero no deja de ser un autor que debe ser leído, y que no contradice ningún artículo de fe.

Por el contrario, como en otros de su época, quizás dogmatiza en corolarios que no merecen asentimiento de dogma. Pero eso es otra historia y no es una herejía. A lo sumo un exceso de celo doctrinal.

Saludos,

Anónimo dijo...

Nadie se ha preguntado aquí por qué razón Mario Descotte se bajó de la conferencia con Caponnetto. El comunicado oficial alude razones personales. No lo conozco a Descotte, pero me han dicho de buena fuente que es un hombre de bien y no creo que la razón sea otra que la presencia de su hijo seminarista en el s. diocesano de San Rafael. Quizá Taussig le hizo un llamadito y le "sugirió" amablemente que no hable por el bien de la Iglesia y de su hijo (perdón,de sus hijos).

Anónimo dijo...

Anónimo,

Se dijo Ud liberal. Después habló de su "patria teológica". Lo peor no es que sea heterodoxo, lo malo es que es un ignorante.

El Chafirete

Camilo dijo...

Wanderer: si es por sacar conclusiones erradas de sus escritos... entonces la lista de autores de esta categoría debe ser inmensa.
Acepte que eso de que "ni asistiría ni aconsejaría asistir a homenajes públicos al p. Meinvielle"... me hace acordar a Taussig.
Camilo Reyes

Miles Dei dijo...

"La segunda razón por la que deseo dejar constancia de los frutos de este viaje, es porque tamaños logros espirituales se consiguieron a pesar de la enfermiza oposición del obispo local a mi presencia, quien con celo digno de mejor causa no dejó de hacer cuanto estuvo a su alcance para sabotearla. Se trató —redondamente— de una persecución personalizada y cerril, cuyos detalles (que darían para una antología del disparate clericalista), retratan una conducta afiebrada, un intelecto sin hondura, un rechazo a la disputatio académica, una carencia grave de acuidad interpretativa, y un odio visceral por el Nacionalismo Católico, que es odiar doblemente a Dios y a la Patria."


Aquí no hay ofensa grave, sino denuncia de una persecución. Los términos de odio a Dios y a la Patria no se refieren directamente al obispo sino secundariamente y como refuerzo dialéctico de lo principal denunciado, de modo que se entiende claro que es parte de la retórica en que se viste la denuncia. Una retórica que puede comprenderse hasta cierto punto, si como afirma el Sr. Caponnetto, la persecución no es caso puntual. Obsérvense que la acción expresada como odio, queda matizada por otros términos: enfermiza, cerril, clericalista, afiebrada... que en buena moral católica son circustancias eximentes del estado de odio al no haber un acto de voluntad dirigido expresamente a odiar a Dios o a la patria, sino una obcecación con ciertas personas que estas pueden interpretar como odio a Dios o a la patria. En buena moral esto pinta más como pecado de escándalo producido por la acción de un obispo.

Recuerdo de los tiempos visigodos exabruptos similares de santos varones contra su obispo por haberlos hecho pecar de vanidad al investirlos de honores o encomendarles cargos de gobierno. No es un género desconocido en la Iglesia la crítica en forma de queja dura sobre el obispo y ciertamente no debería ser tratado como si fueran un delito canónico o un gran pecado público cuando no es esa la pretensión.

Precisamente lo que parece confirmar la desproporción de la respuesta epicopal es que se niega algo que se pide por la parte reprimida: la legítima disputatio. Eso es quizás lo que el obispo debería ver por encima del tono retórico de ofensas y ofendido y aceptarlo. O, al menos, explicar el porqué no puede darse una legítima disertasión sobre estos temas sin que se dañe el dogma y en razón de lo cual obra a la contra. El desviar la atención sobre lo que es mero adorno no es propio de un obispo, sino de un inhábil polemista. Para eso no están los obispos, como tampoco están para imponer su propia visión política a los laicos, allí donde se es libre de opinar, a golpe de báculo.

Santiago dijo...

Estimados, conozco a Antonio Caponnetto hace veinte años y bien sé que es un loco de Cristo. Para mucho, como el Obispo susodicho, es un loco a secas pero para quienes le leen y escuchan con el corazón límido y la razón despojada de viruta ideológica, Antonio es, reitero, un loco de Cristo. Por supuesto, para los que estamos a mitad del camino -el que va de la cordura de este mundo a la locura por Cristo- nuestro amigo suele ser, como decirlo...incómodo. Nos encanta leerlo y nos apasiona cuando va de mandoblazo en mandoblazo contra los enemigos de la Patria y la Iglesia, pero somos los primeros en dejarlo solo cuando le pegan de todos lados. Sé muy bien que muchos católicos que blasonan de milites tradicionalistas y la mar en coche lo han dejado sólo. Yo lo he dejado solo. Repito, Antonio va a contramano del mundo, es de otras épocas, de los tiempos áureos que anhelaba Alonso Quijano.
Lamento grandemente la decisión del Obispo Taussig. No sé si habrá en ella alguna intencionalidad 'política' y la verdad es que no me interesa. Sé que es un acto de injusticia pues rodeados como estamos de protervos de toda laya es impensable que un Pastor pueda agarrárselas con un catolico cabal como Caponnettto. En fin, más de lo mismo.
Sr. Wanderer, sé que el post no era sobre Meinvielle pero igual me permito una opinión discreta. Coincido con muchas de sus apreciaciones sobre el cura, sobre todo respecto de la lectura de "El judío..." y las necesarias recomendaciones previas sobre todo a los jóvenes. Sin embargo, creo que ha quedado usted 'obligado' a escribir un post sobre el tema y porque recomienda andarse con cuidado con el cura Julio. Eso será de valor para quienes, como el joven Federico, pueden sentirse desorientados.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

¡Ilústreme Chafirete que en dos frases scannea mentes y vidas enteras!

El anónimo ignorante

Anónimo dijo...

Solamente deseo decirle estimado...que es usted un imbécil. Algo que habrá escuchado innumerables veces, y que obviamente no le importará en lo más mínimo. Pero simplemente deseaba decirlo, con perdón de la caridad cristiana, para que se de cuenta que hay alguien más que piensa que usted y sus escritos solamente logran que crezcan los agravios a la Santa Madre Iglesia, a la que usted dice pertenecer. Gracias por su atención.

Anónimo dijo...

Una verdadera lástima que tantos lectores se hayan quedado en el escándalo de que a Wanderer simplemente no le guste Meinvielle, lo cual no deja de ser una observación al pasar, cuando el tema en cuestión es otro y bien distinto. En efecto no se titula "felonías meinvielísticas" sino claramente "episcopales".
Cualquiera está en su derecho de no ser "devoto" de alguien, sin que de esto se deduzca que acuse errores teológicos de tal Autor.
Personalmente creo entender a Don Wanderer, conociendo la vieja historia del telegrama...
Wanderer: nadie entiende todo, pero aún así todos te leen.

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Sé que es tarde para hacer este comentario, pero lo haré.

El señor Wanderer, tiene razon al recomendar acercarse a la obra del Padre Meinville con cautela.

Soy un gran admirador de su obra y suelo recomendarla, aunque después me arrepiento, porque son obras de alta teología que pueden pasar por escritos sociológicos.

Un muchacho confundido por su edad o por la época, puede leer alguno de sus libros que tratan la cuestión judía y tranquilamente puede tomar un garrote y salir a apalear hebreos.

Y cuando lo lleven preso...dirá.."pero yo leí esto"

Pero no dejan de ser grandes libros, a mi me han librado de un virus que se me había encarnado muy profundo dentro que es el de la kabbalah, primero fui cristiano, luego cristiano-kabbalista y gracias a el Padre, volví a ser cristiano.

Para mi esta a la altura de los grandes escritores de la Iglesia, pero lo digo yo que soy muy pecador e ignorante.

Abrazos y siempre sigo el blog.

Dios y su Santísima Madre lo guarden, iluminen y bendigan