domingo, 29 de diciembre de 2013

Frutos de la evangelización del papa Francisco

“En la doctrina de los Concilios y de los Papas, sin embargo, siguen estando las categorías de Dios juez; de Dios el ejecutor de la justicia, del Dios que ha construido una iglesia y la ha separado de los fieles. Han pasado 1.700 años desde el Edicto de Constantino, ha habido cismas, herejías, cruzadas, inquisiciones, poder temporal. Novedades e innovación continua en todos los niveles, en la teología, la liturgia, la filosofía, la metafísica. Pero todavía no se había visto un Papa que aboliera el pecado. Un Papa que hiciera de la predicación del Evangelio el único punto fijo de su revolución aún no había aparecido en la historia del cristianismo.

Esta es la revolución de Francisco y debe ser examinada a fondo, sobre todo después de la publicación de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, donde la abolición del pecado es la parte más impactante de todo ese recientísimo documento”.

(Del Editorial de Eugenio Scalfari, ateo de confianza del Papa Francisco, en La Republicca de hoy).

26 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Esto es verdad?. ¿O es una inocentada?

Anónimo dijo...

Pero borró el pecado o así lo interpreta este señor porque el Papa no habla del tema?

elektrocrash dijo...

Dómine ad adjuvandum me festina!!!

"La abolición del pecado"??? Dios se apiade de todos nosotros...

elektrocrash dijo...

Que Dios se apiade de todos nosotros!

Anónimo dijo...

En el mismo artículo se refiere esta frase de Jorgito: "Dios es el Espíritu del Mundo". Sigue explicando que en la teología panchística, Dios es lo que uno piensa sobre Dios. Y cuando no queden hombres en el mundo capaces de pensar? "La Divinidad estará en todas las almas, y todo estará en todos".
Este no es el Dios en el que creo.
Yo creo en el Dios que me enseñaron los devocionarios, catecismos y misales de mi bisabuela, la que cristianizó a mi familia de masones.

Ludovicus dijo...

Viejo chantún y guitarrista Scalfari, además de obstinado. Escribe que Bergoglio ha canonizado hace poco a San Ignacio de Loyola, confundiéndolo evidentemente con Pedro Fabro. Como los lectores comenzaron a dar voces, en un post scriptum, en vez de rectificar el error, dice que usó la palabra canonización en un sentido amplio.

En este tipo pone su confianza Bergoglio, como lo ha hecho con Gustavo Vera, el rabino Bergman, el rabino Skorka, Clelia Luro, Alicia Barrios, etcetera.

Me recuerda a esos tipos que desconfían de familia y amigos y se entregan crédulamente a los peores perdularios, que los estafan una y otra vez. Hay un serio problema cuando tu mandamiento es "amarás a tu lejónimo como a ti mismo"

Ludovicus dijo...

Por cierto, hace unos días La Nación contaba cómo pasaba la Nochebuena: comiendo después de Misa, en la sacristía y con dos líderes judíos unos sandwichitos a los que se les vedaba conocer al jamón. La familia, los colegas... Bien, gracias. Amarás a tu lejónimo.

Kerim dijo...

Finalmente, en algo íbamos a coincidir. Francisco está muy, muy mal asesorado y, evidentemente no sabe elegir de quienes rodearse. Aunque para matizar este problema, habría que recordar su nula experiencia en la curia vaticana. Además, ¿desde cuándo nos tomamos en serio a esta gente? Dejemos que piensen lo que tengan ganas, más temprano que tarde se van a desilusionar.

Ludovicus: Yo agregaría a la lista (si es que vamos a ser honestos) al periodista Pedro Bello ¿recuerdan, ese charlatán recolector de frases que escribió “El verdadero Francisco”?

Gregorio Veneficus Agri dijo...

Yo que estoy escandalizado, como católico me pregunto y seriamente, que es lo que debo decir cuando alguien ignorante, ajeno al fervoroso Cristianismo me pregunta "¿Estás feliz de tener un Papa argentino?" y siempre con la mejor careta respondo algo color de rosa. ¿Seriamente que debería uno decir después de cosas como esta?

Kerim dijo...

Gregorio: Es una muy buena pregunta y me permito la insolencia de darle mi opinión. Creo que de puertas para afuera de la Iglesia tiene que mantener la careta, no digo que cambie de ideas, tan solo que matice las críticas, sobre todo frente al enemigo. Es decir, no permitamos que los progres y catolicofóbicos usen nuestras diferencias para atacarnos, seamos un poco más inteligentes para resolver los problemas internos. Es decir, doctrinalmente (y políticamente) debemos cerrar filas.

Por otro lado, me inquieta saber por qué en este blog nunca se publica nada referido a los ataques que sufre nuestra Iglesia. No cuestiono la necesidad de una férrea crítica interna que nos mantenga alerta de los eventuales desvíos y desvaríos de curas y laicos, pero ¿no les parece que están cargando las tintas demasiado sobre una parte y muy poco sobre la otra?

Anónimo dijo...

Creo que éste será un papa pasatista, que dirá lo que el mundo quiere oir, mas o menos disfrazado, que no cambiará nada sobre dogmas y doctrina, que intentará quedar más o menos bien con unos y otros y así terminará su pontificado. Pero uno nunca sabe, Dios puede hacer que las piedras hablen.

Walter E. Kurtz dijo...

Claro, cómo no lo pensé antes, la Iglesia es un partido. Cerremos filas, mantengamos la careta puesta...

¿Y la verdad? Bien, gracias. "Eso era antes."

Si queremos silencios sobre los ataques a Cristo, la Iglesia y los cristianos, busquemos en las Siete Colinas. Acá el amigo Wanderer denunció las masacres a cristianos en Irak mucho antes de que fuera políticamente correcto.

Jack Tollers dijo...

A la pregunta de Kerim:

"¿No les parece que están cargando las tintas demasiado sobre una parte y muy poco sobre la otra?".

-No.

J.T.

Wanderer dijo...

Don Kerim, blogs que denuncien lo que usted propone, hay a montones. Este blog, desde sus comienzos hace casi ocho años, se dedicó a hacer crítica interna, acerca de miserias de la Iglesia que pueden ser criticadas públicamente.
¿Usted pretende que, para ser inteligentes y no ofrecer flancos débiles al enemigo cerremos filas con Maciel, Maccarone, el cura pedófilo de Paraná o el fundador autóctono actualmente prisionero en un monasterio cisterciense español?
No hay que cerrar filas con los delincuentes, por más obispos y cueras que sean.

Marco A. B. dijo...

¿Cerrar filas en torno a Panchito Iº...? Es imposible, porque lo más probable, es que usté cierre la fila, la haga impenetrable y él lo deje de garpe, tomándose las de villadiego como ha hecho tantísimas veces en su vida, abandonando a los defensores a los lobos y sin jefatura, o dejando entrar al enemigo, como también ha hecho tantísimas veces.
Si me dijese cerrar filas en torno a Cristo, ¡en buenahora!, pero de hecho lo he dicho yo y no ustéd.
Ojo, buen amigo: lo conocemos y por eso nos vemos obligados a hablar; cada uno en su estilo, cada uno según su propia conciencia, como corresponde.
Uno de éstos días me pongo la guadaña al hombro y le cuento qué sucedió, de verdáverdadera, con los curas Yorio y Jalics, salvados por un oficial superior de la Marina y entregados por... bueno, otro día. O también cómo y a través de quién negoció con el gobierno todas estas leyes asquerosas, mientras ponía cara de vinagre sufriente y se hacía el santito con los luchadores de la calle, que iban a la lucha confiando en su obispo mientras éste los traicionaba...

MAB

A.C. dijo...

Hablando de cerrar filas. En AICA la papolatría ya es escandalosa. Pero los obispos también. Hace unos días Mons. Lozano dijo lo siguiente "si imitamos el estilo de Francisco, una Argentina será distina será posible".
http://www.aica.org/10168-si-imitamos-el-estilo-francisco-una-argentina-distinta-sera-posible.html
Siguen lso elogios al Papa. Pero estamos locos? Y Cristo?

Anónimo dijo...

Gregorio yo pongo cara de vinagre cuando hablan de bergoglio y nadie se atreve a agregar mas, a buen entendedor ... jaja

Anónimo dijo...

Parecería ser que así cómo hay una papolatría positiva (tésis), por esa necesidad inmanente a la ley de acción y reacción, somos testigos también de una papolatría negativa (antítesis).
Y habría que preguntarse si el día en que no hubiere papa (o no se sepa donde esta), ambos bandos no terminarían por hermanarse en un suicidio en masa (síntesis), como suele ocurrir en las confrontaciones dialécticas, saltando del barranco y agarraditos de la mano; eso si: unos cantando "Toma mi mano hermano" y los otros el "Die irae".
Dios no reside, ni su Gloria se sostiene, en el "ornato" del Templo (Papa, jerarquía, liturgia, etc). Es en Cristo y en su Cuerpo místico donde la Divinidad Trinitaria reside definitivamente y donde su Gloria se manifiesta: eso es la Iglesia. Por ello, estrictamente hablando, al único que se le puede atribuir "el celo perfecto por el Templo" es al Verbo Encarnado. Lo nuestro (por más que les pese a los "restauracionistas" o "tradirestauradores") no deja de ser bravuconearía folclórica.
Por lo tanto, debería importarnos un bledo si el papa es bueno o malo. Es un problema de Dios, no mío. Y por fuerza habrá que padecerlo al igual que las piedras del templo deben padecer el peso de otras piedras, ocupen el lugar que ocupen, sean de la calidad que sean.
Lo que indudablemente raya la inmoralidad, es atribuir a una de las piedras, por el hecho de serlo, la infalibilidad e impecabilidad del Arquitecto: fetichismo africano, como quien diría.
Pero esto apenas lo vislumbro, y a duras penas, sólo después de leer,varias veces, al cascoteado Danielou.
(Objeción: ¡es un hereje de la nouvelle theologie!. Respuesta: Filfa. Léalo y después hablamos).

Anónimo dijo...

MAB,

¡Invíteme un whisky ya!.

Kerim dijo...

Wanderer: Por favor, no me malinterprete. ¡Cómo voy a querer cerrar filas con criminales y trastornados mentales y endiablados como Maciel!!! Sabe que no estoy diciendo eso, no lo lleve a un extremo sin sentido, no me refiero a bancar a esa gente. A ésos hay que señalarlos sin miramientos y desde dentro debiéramos ser los primeros en hacerlo.

Acepto que hay otros blogs donde se denuncia lo que pido, pero que quiere que le diga, tanto palo me parece a veces algo deshonesto. No pretendo decirle que hacer con su blog, pero me gustaría saber qué piensa sobre los enemigos de afuera, nada más, tómelo o déjelo, seguiré leyéndolo de todas formas.

Para los demás: Será ingenuidad de mi parte, no lo sé, pero no alcanzo a ver a Bergoglio como el monstruo que me pintan.

Lo último, el link con las explicaciones de Lombardi a las chifladuras de Scalfari.

http://www.aciprensa.com/noticias/desmienten-que-el-papa-francisco-haya-abolido-el-pecado-18720/#.UsNMTrQUYXg

Anónimo dijo...

"no alcanzo a ver a Bergoglio como el monstruo que me pintan". solamente hay que ver lo que esta haciendo bergoglio lo que esta haciendo con los pobres franciscanos de la inmaculada y darse cuenta la clase de papa que tenemos. que opina usted, estimado wanderer?

marcos dijo...

Deseando que Marco AB se ponga la guadaña al hombro y nos cuente la verdaverdadera, quiero decirle a Kerim ,que lo de Scalfari no son chifladuras .El es absolutamente coherente con su ateismo y su odio a la Verdad.
Las chifladura es de Pancho que lo escucha y se reune con el,conociendo su catadura.
Saludos

criollo y andaluz

Anónimo dijo...

Este señor Kerim es el ejemplo más cabal de un lobotomizado de parroquia. ¿Su credo termina "...vitam venturi saeculi et papam"?

McPhee

Anónimo dijo...

Lo de Kerim puede ser ingenuidad, en la búsqueda honesta de la verdad; quizás hasta culposa. No lo sé..
Nunca me gustó el patoterismo, aunque sea intelectual, aunque se tenga la razón y aunque la víctima se lo merezca. Que se yo. Me gusta lo del sargento Cruz tomando partido por Fierro. No se sí será muy"tradi", pero definitivamente es más hidalgamente cristiano.

Lo de algunos es definitivamente el delirio de creerse la impostación misma de la Ortodoxia; sumado a la convicción (lo que podría ser la imbecilidad suprema) de creer que cuando más violento, duro, despectivo y bravucón se es, hacemos gala de mayor ortodoxia. El típico gusano que hace repugnante no a la Tradición, sino a algunos tradicionalismo y tradicionalistas.
La primera víctima: la Verdad.
La segunda: la Caridad.

Anónimo dijo...

Perdónenme si soy muy inocente.

Si tratamos de encontrarle algo positivo a esta situación. No será este Papa una forma medio retorcida de evitar que el aborto se legalice en Argentina? Algo que parecía muy próximo después de la legalización del "matrimonio gay" y la "ley de género"?

Beatriz dijo...

El forunculo tiene que reventar. ¿El rey desnudo? Lo que esta quedando al desnudo es ese lenguaje ambiguo, "pastoral" le llaman, que se inicio en el Vaticano II. En buena hora fue elegido Bergoglio. ¿Siguen creyendo que el Espiritu Santo no interviene en el Conclave?