sábado, 11 de enero de 2014

Francisco lee al Wanderer

Comienzo aclarando que el título del post es una broma. Puedo tener algunos delirios, pero por el momento no se me ha dado en pensar que este blog merezca lecturas pontificias, y ni siquiera episcopales.
Sin embargo, como bien lo destaca un comentario a la entrada anterior, pareciera que el papa Francisco, en su última homilía improvisada de Casa San Marta y que reporta ayer La Nación, le estuviera respondiendo a nuestro amigo Jack Tollers, y a muchos otros post que hemos publicado aquí. Como muchos lectores con harta frecuencia nos han achacado, los wanderianos parecemos derrotados, quietistas y desesperanzados. A todas esas objeciones ya hemos contestado en diferentes ocasiones. Por ejemplo, aquí, aquí y aquí. Que quede claro: no somos desesperados; lo que ocurre es que nuestras esperanzas no están puestas en una patria terrenal donde triunfe el catolicismo y tampoco en una Iglesia triunfante. Están puestas donde el cristiano debe ponerlas: en el cielo y en el encuentro definitivo con Él. Y como bien dice Dummy por ahí, para triunfar, primero hay que ser derrotado. Y sí, nos sentimos y nos sabemos derrotados, pero también sabemos que el triunfo, cuando sea y como sea, ya es nuestro.
Decía Walter Kurtz en un comentario reciente que los primeros derrotados fueron los mártires, y el papa Francisco está rodeado de sus huesos vencidos por la muerte. ¿Qué mayor derrota que la del apóstol Pablo, decapitado por el orden del mundano emperador Nerón, o de San Pedro, antecesor de Bergoglio, crucificado boca abajo a pasos del Vaticano? Y demos un paso más, ¿qué mayor derrota que la del Galileo crucificado en medio de dos ladrones, luego de ser vituperado, insultado, escupido y flagelado por el mismo mundo que cinco días antes lo había aclamado como rey con palmas y ramos de olivos?
 Pareciera que el Santo Padre pretende una iglesia de permanente Domingo de Ramos; que rechaza o no entiende la derrota que el cristiano necesariamente debe sufrir por parte del mundo. Es por eso que la módica homilía que comento en esta entrada, sin bien su contenido es intachable, me hace fruncir el ceño que lo diga quien lo dice. ¿Qué autoridad personal tiene el papa Francisco para hablar contra el mundo y amenazar con su príncipe cuando día a día nos sorprende con sus actos mundanos y su afán de aplausos de Ramos?
Veamos algunos ejemplos recientes:
1. La revista de moda masculina Esquire, que chapotea en el lodo de la peor mundanidad, calificó al papa Francisco como “el hombre mejor vestido del año” en su número de diciembre de 2013, cuya portada lasciva reproduzco en el post.
2. La revista Time, vocera del poder de las sombras y de la política alimentada por las finanzas internacionales, nominó al papa Bergoglio como “persona del año”.
3. La revista The Advocate’s, dedicada a la defensa de los derechos y promoción del estilo de vida gay, nombró al papa Francisco también “persona del año”.
Todos estos halagos del mundo “más mundanal” me recuerdan mucho al “triunfo” del Domingo de Ramos, pero no veo al papa dispuesto al Viernes Santo, como sí lo estaba Nuestro Señor. El Santo Padre busca abiertamente los aplausos y las fotos del mundo. Y si creen que exagero, miren este vídeo de esta semana cuando invitó al cura argentino a subir al papamóvil. Claramente se escucha que Francisco le dice: “Esta foto va a dar la vuelta al mundo”. ¿Quién puede decir esas palabras, en esas circunstancias y con esa espontaneidad, sino aquel que está buscando permanentemente “dar la vuelta al mundo” y recibir sus aplausos?
Muchos dirán: “¿Y qué quiere que haga el papa? Él no buscó la nominación en esas revistas”. Yo les respondo: “No sé”. La misma Sala de Prensa de la Santa Sede admitió semanas atrás que se había contratado a dos consultaras internacionales de primer nivel – KPMG y McKinsey- para asesoramiento financiero y “manejo de las comunicaciones y asesoramiento del Santo Padre”, es decir, lo que en lenguaje llano se diría “consultoría de manejo de imagen”. No me extrañaría que la poderosísima fuerza de lobby que tienen esas empresas puedan lograr con relativa facilidad este “cambio de imagen” del papa, del papado y de la Iglesia, a través de su promoción en las revistas más mundanas y alejadas del evangelio y del “olor de oveja” que imaginarse pueda.
Por otro lado, más allá de que ni el papa ni la Santa Sede hayan tenido nada que ver con esta movida promocional a nivel planetario, cualquier varón bien nacido, y más si es católico, y mucho más si es obispo, tiene el deber de protestar por ser galardonado por una revista que promociona la homosexualidad como “hombre del año”; más aún, la misma revista que había declarado “homófobos del años” a los dos antecesores inmediatos del mismo Francisco. Pero claro, después de decir que él no es nadie para juzgar a los gay, su boca quedó sellada.
Pero al papa no le importa la historia ni le importan mucho tampoco sus antecesores. El Rector de la Pontificia Universidad Lateranenese –la universidad “oficial” del Vaticano- acaba de decir que el papa Francisco “representa una figura de discontinuidad con respecto al pontificado precedente, una discontinuidad extremadamente positiva porque está empujando a la Iglesia y enmendándola de todos los temores del pasado”. Más allá de la asquerosa lamida de botas que representan estas palabras, lo que el obispo Dal Cavolo (¡vaya apellido!) dice es que el pontificado de Benedicto XVI fue una etapa negativa que profundizó las heridas provocadas por los temores del pasado que este nuevo papa está curando. Si Bergoglio fuera un hombre noble, al escuchar estas palabras que ofenden tan gravemente al papa emérito, vecino suyo en la ciudad vaticana, lo primero que hubiese hecho habría sido desmentir al obispo, destituirlo y enviarlo de rector del seminario menor de Azerbajan. Me temo que probablemente sea promovido.
Finalmente, no puedo entender los furibundo ataques contra el mundo y la mundanidad de la homilía santamartina provengan de la misma persona que recibe a los Pumas –que no son precisamente ejemplo de vida virtuosa-, y a las selecciones argentinas e italianas de fútbol, payaseando con Maxi López y Balotelli, y no reciba, por ejemplo, a los Franciscanos de la Inmaculada que están siendo inmisericordemente perseguidos por orden suya.
Ne irascaris, Domine!

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Wanderer, ayer, cuando leí la nota en La Nación y la chanté en el post anterior pensé: "Francisco lee Wanderer, como lo temía".
En verdad, hace tiempo que lo sospecho, pues muchas veces aquí se publicaron cosas que al poco tiempo fueron dichas en Santa Marta.
Piense conmigo: de Arzobispo, sí o sí lo leía. Un hombre donde prima la política no podía dejar de interesarse en las noticias sobre kukús y demases.
A lo que se suma que le interesa saber para dónde va cada línea de la Iglesia, siendo Wanderer la de mayor "tirada" en la web, la más influyende de habla hispana por mucho y además "argentina".
Y es a esta línea que le interesa seguir de cerca. La de los progres no, que aplauden. La de los neocones (que también son progres) tampoco, que lo mismo.
Los de Radio Cristiandad, menos; que son 5.
Pero Wanderer es un tester imprescindible para el político eclesial...

Está mal que sea usted quien lo diga, y de hecho debe negarlo, pero no que lo diga yo. Y se lo digo: Francisco lee Wanderer. Lo leía antes de ser Papa y lo lee ahora.
Y es difícil tener letra para hablar en Santa Marta a diario y se necesita material; y usted a veces le sirve de musa inspiradora.
No es que le interese "contestarle" a usted, ni a Tollers, ni a Benigno. Ni en pedo. Lo que sí le sucede al Papa es que queda rumiando, como todos los que leen aquí y luego toma ideas y temas para sermonear.
Y piense una cosa más: necesita de estas ideas. No estamos frente a un Castellani (que una cosa es ser jesuita y otra cosa es ser "jesuita") que podía con el Evagelio del día mandarse un sermón machazo.
Toma de usted como de tantos otros lugares, pero a usted, de antes de ahora, lo lee. Sépalo.

Mons. Rocca.

Ps. Es no conocer a Francisco, desdeñar el sistema de información afiladísimo que tenía como Arzobispo y tiene ahora como Papa.

Ps. 2. Y no se pierde así como así el hábito de leer el Wanderer.

Ps. 3. Y recordarle estas cosas tiene su pesar, pero es bueno que usted recuerde que la dimensión y efectos de este sitio son mucho más bastos de lo que usted debe suponer. Es un referente. Para mal o para bien. ¡Vaya a saber! Las cosas que aquí se escriben, aun en simples comentarios, yo le aseguro que marcan mucho más lejos que del barrio a la redonda. Porque si hay 20 tipos que aun piensan bien sobre la modernidad, la Iglesia, la Argentina, Roma, etc, aquí se juntaron 10.
No está bien que lo diga usted, pero no pasa nada si lo digo yo.

Anónimo dijo...

Ah, y de tanto estudiaro tengo una más:
¿Sabe porqué Francisco desbarra tan seguido en sus sermones?
Se lo voy a contar: gusta de la prosa poética. Le gusta Marechal. Le gustan las frases ocurrentes que dejan surco indeleble. No llega a pensar tanto en las consecuencias de lo que dice, como en el regocijo que le causa el decirlo bella y originalmente.
Haga un repaso de sus rarezas, luego métase en el conocimiento que usted y sus amigos hayan tenido de él, y es fácil de ver.

Mons. Rocca.

Paco Bertorello dijo...

O peor que no tiene ningún reparo de recibir al pornógrafo Tinelli sin hacer ninguna clase de objeción del rol que ha jugado esa persona en la destrucción de la cultura de la Argentina contemporánea (y de la que no muestra ninguna clase de arrepentimiento). Imagínese ahora cuando alguien critique el accionar de este personaje, cualquiera bien va a poder contestar: " Como puede ser tan malo si es amigo del Papa".

Ludovicus dijo...

El problema es que no hay categorías nocionales comunes para debatir en esta Iglesia. Bergoglio es un castigo a una razón que ha sido despreciada, abandonada antes que la fe. Qué otra cosa es postular a un tipo como Maciel como guía eficaz de la Juventud, fomentar a las sectas idólatras, justificar tantos desaciertos.
No hay categorías comunes. El curita sanador aparece promoviendo familias adoptivas de homosexuales y lesbianas, porque "el amor va más allá de lo físico". JB no juzga gays y cuando le piden pronunciarse claramente se niega y hace "restrictio" jesuítica, no ya "mentis" sino "ortodoxiae", y pretende arreglarnos con el sánguche de salame de "soy hijo de la Iglesia". Y esto le vale portadas. No seamos ingenuos, está todo calculado y aprovechado.

No hay categorías porque no hay razón común, ¿cómo queremos tener una fe común? ¿En qué Encomium moriae se contabiliza poner una pelota de plástico en el altar de la Salus Populi, sentar un futbolista en el trono de Pedro, colgarse un cordero al hombro?
El castigo ha traspasado la pérdida de la fe, ha llegado a la razón.
Nabucodonosor ha sido herido por el Señor y pasta en el campo, con los animales.

Anónimo dijo...

“No lamentos, acción es la consigna de la hora; no lamentos de lo que es o de lo que fue, sino reconstrucción de lo que surgirá y debe surgir para bien de la sociedad. Animados por un entusiasmo de cruzados, a los mejores y más selectos miembros de la cristiandad toca reunirse en el espíritu de verdad, de justicia y amor, al grito de ¡Dios lo quiere!, dispuestos a servir, a sacrificarse como los antiguos cruzados. Si entonces se trataba de liberar la tierra santificada por la vida del Verbo de Dios encarnado, se trata hoy, si podemos expresarnos así, de una nueva expedición para liberar, superando el mar de los errores del día y de la época, la tierra santa espiritual destinada a ser la base y el fundamento de normas y leyes inmutables para construcciones sociales de sólida consistencia interior”

Mensaje de Navidad 1942

SS Pio XII

Anónimo dijo...

Dall'ombra del Cuppolone.
Siempre me llamó la atención que Bergoglio declamara que no escucha radio ni mira TV ni usa computadora, menos internet. Que solamente lee un par de diarios a la mañana temprano y que (se autoalaba)le basta porque él sabe leer entre líneas lo fundamental.Que sólo usa el teléfono y la carta manuscrita. Aparte de la visita personal. Si embargo hay quienes manifiestan que reciben emails suyos y que se comunican de la misma manera. También habla (por lo general en crítica) de lo que aparece en la TV. Es sabido que le dedica tiempo a obtener información en las entrevistas (chismes que se dice). El prohíbe que se hagan comentarios en la Curia, especialmente sobre él, pero no con él. EL JEFE NO CHUSMEA, EL JEFE SE INFORMA PARA DECIDIR SIEMPRE POR EL BIEN. Sin embargo no escuché a nadie mencionar este sitio, posiblemente por cautela. Los más viejos, jubilados que hablan con soltura, mencionan el sitio español de Cigoña de la Torre.
Hay que aprender de los viejos curiales que bien elogia Francisco. Hacer bien hecho el propio trabajo, no colaborar con el mal y ayudar a evitarlo. Hay quienes piensan que para fin de este año se acabará el repertorio de novedades y habrá terminado el aprendizaje de lo que está jugando. Hasta entonces los más astutos dice algo así como "perfil bajo".

El aedo de Haedo dijo...

Muchachos, todo está bien, mientras no aparezcan citados en la próxima encíclica, a la par de Tucho.
Otra cosa: sugiero que Don Gabino chacotee un poco sobre el episodio del Gordo Báez invitado a subir al "Papamovil" cual si fuera el 60. No me lo imagino a Pío XII haciendo parar la silla gestatoria para subir a algún amigote, al grito de "subite,fratello,questo per tutti". Es el Pocho llevando en la moto a las chicas de la UES.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer : esta tarde,releyendo el ultimo y valioso articulo,trate de ver si estaba publicado mi comentario.
Al no encontrarlo,trate´ de recordar que se habia inspirado en una frase del mismo articulo.Para mi sorpresa ,tampoco encontre´esa frase.
Yo se que es muy fuerte dejar en duda si el Papa es bien nacido o no,pero la proxima ,por favor ,hagan algun tipo de comentario sutil,que lo entendere´sin rencores.No sea que se conviertan en una especie de Info-caca-tolica de los tradis.
Abrazo

Ensacado Limosnero

Anónimo dijo...

«Ciertamente sería responsabilidad de los católicos preparar y apresurar con su actividad y su trabajo aquel retorno de la sociedad humana a Cristo; pero las más de las veces no parecen estar presentes en la vida social con aquella autoridad de que no deberían carecer los que tienen en su mano la antorcha de la verdad. Esto hay que atribuirlo a la indolencia y timidez de los buenos, que se abstienen de la resistencia, o que resisten blandamente: de donde se sigue necesariamente el que los enemigos de la Iglesia actúen con mayor temeridad y audacia. Pero si todos los fieles entendiesen su deber de combatir con esfuerzo y constancia bajo la bandera de Cristo Rey, ciertamente se aplicarían con celo apostólico a reconciliar con Dios los espíritus hostiles o ignorantes y se esforzarían por defender incólumes sus derechos» (ib. nº 25)

Quas Prima

Raúl B dijo...

dos o tres cosas:

1. Francisco gusta el Domingo de Ramos pero no el Viernes Santo. Es más, el Domingo d eRmaos al N Señor lo proclamaron Mesías, a Francisco "elegante" o "gay friendly". Pero además hasta Mesías no para.

2. Saber si lee Wanderer es muy fácil porque Ud tiene como herramienta ver de cuáles países lo leen y la Ciudad del Vatincano aparece entre esos países.

3. En su política de "tolerancia cero"... con la Tradición no recibe a Los Franciscanos de la Inmaculada, pero sí protege el nuncio acusado de abusador

http://es-us.noticias.yahoo.com/vaticano-ex-nuncio-en-dominicana-tiene-inmunidad-173350609.html

Ni que hablar de Ricca.

Dejate inmunizar.

Anónimo dijo...

Un cura bergoglista me decía muy ufano que ahora JMB va a poder poner en movimiento a la Iglesia Argentina. Que los obispos en general son muy dormidos y aburguesados. Que va a hacer falta nombrar varios nuevos obispos para renovar la vida de la Iglesia en la Argentina y bla ... bla ... bla. Se le notaba en su humildad que ya se veía con solideo marchando a dar su vida en alguna diócesis mal llevada.

Rigoberto Gerardo Ortiz Treviño dijo...

Wanderer: Te van a calificar como neopelagiano narcisista, prometeico y autorreferencial... a primerar misericordiando

Anónimo dijo...

"Que quede claro: no somos desesperados; lo que ocurre es que nuestras esperanzas no están puestas en una patria terrenal donde triunfe el catolicismo y tampoco en una Iglesia triunfante. Están puestas donde el cristiano debe ponerlas: en el cielo y en el encuentro definitivo con Él."
-----
Sigue sonando a quietismo.
Sabemos que la Iglesia peregrina no es la triunfante, nadie pretende eso. La Iglesia siempre será odiada y perseguida. Lo dijo Cristo y le creemos más a El que a cualquier Papa. Lo contrario nos genera sospecha sobre el mensaje.
Si solo ponemos nuestra esperanza en el cielo corremos el peligro de descuidar lo terrenal. Yo también veo y siento la derrota, pero son solo batallas que se ganan o pierden, la guerra ya la ganó Cristo ("Animo, yo he vencido al mundo"). El cristiano vive de la esperanza y se mantiene en pie de lucha aunque se sepa derrotado. ¿Eres el único en la oficina que defiende el matrimonio entre hombre y mujer como institución que Dios ha creado? ¿y te miran como bicho raro, medieval, oscurantista? Pues eso. Te sabes derrotado, parece que no convences a nadie, pero te mantienes en pie de lucha. De eso se trata. No cedes ni callas ante el oscurecimiento de la ley natural en la conciencia colectiva. Lo más cómodo es callar, te evitas problemas, pero no, hablas, expresas tu opinión y argumentas con los argumentos de la Iglesia. Creo que este blog es una forma de lucha sabiéndose derrotado, aunque a veces parezca quietista, no lo es.

Paidos de Ucaloca dijo...

Los tres links "aquí, aquí, y aquí" me llevan a un mensaje de error:

Tu cuenta actual (***@gmail.com) no tiene acceso para ver esta página.
Haz clic en aquí para salir y cambiar de cuenta.

Cesar Pozuelos dijo...

Todo excelente, salvo que usar la palabra gay es darles la razón; homosexual o mejor sodomita, describe mejor la situación.