miércoles, 25 de junio de 2014

Los obispos argentinos y la deuda externa

Los días miércoles, mientras se desarrolla la Audiencia General en la Plaza de San Pedro, los organismos de la Curia se relajan un poco. Entonces caben comentarios colaterales, no sólo sobre lo que ocurre ese día en la Plaza sino sobre noticias y novedades en general.
Ciertamente esta mañana se comentaba con simpatía que el Papa, ante los treinta y tres mil asistentes, hubiera enarbolado la camiseta de la Selección Argentina. Sus aficiones futbolísticas -que parecen más fuertes ahora que cuando era arzobispo- le rinden buen beneficio de popularidad.
Pero otro era el comentario acerca de la noticia traída por las agencias Fides y Terra, respectivamente, de un pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Argentina sobre la cuestión de la deuda externa del país.
Los vericuetos de la deuda argentina son conocidos por la prensa internacional que se lee en estos muros.
Por un lado no faltan los prelados italianos que tienen parientes o conocidos que han sido perjudicados en sus ahorros de toda la vida por la falta de cumplimiento argentino. Esos prelados notaban la falta, en el comunicado episcopal, de una palabra de justicia hacia los ahorristas, como si fueran delincuentes. En realidad, ellos se sienten estafados.
Por otra parte, prelados no italianos observaban en el texto episcopal argentino un gesto de gentileza o alineamiento con el gobierno del propio país. Para los eclesiásticos italianos ese tipo de expresiones de incidencia política interna han sido históricamente muy frecuentes. Ahora parece que la indicación del Papa es que las eviten. En cambio para curiales germánicos y aún asiáticos o nordafricanos un texto como el comentado suena a algo improcedente.
No entienden qué sentido tiene plegarse a un asunto estrictamente político y que tiene tantas facetas oscuras. No faltó el peruano que recordara que en tiempos de Juan Pablo II, mientras se proclamaba la separación entre religión y política (para América Latina, léase teología de la liberación), en Polonia la Iglesia hacía política como un partido de oposición. O sea, para Italia la consigna es no tocar temas de gobierno; en Argentina que los obispos jueguen en política del lado del gobierno.
Curas argentinos residentes en Roma ensayaban análisis acerca de la gestación del documento de la CEA. Las miradas iban para el lado del arzobispo Fernández (de la UCA) y de mons. Lozano.
En otro orden. Lo que publicó Wanderer sobre el fundador del IVE pertenece a uno de los problemas más grandes que tiene la Santa Sede: las nuevas congregaciones religiosas y otras más antiguas. Pero sobre esto les refiero algo otra vez.
Dall’ombra der Cuppolone


42 comentarios:

J dijo...

Pareciera que la mano en la curia viene así:
A)Por un lado la "derecha" clásica italiana: es decir la P2, la mafia, los grupos industriales, etc.

B)Por otro, la alianza de los progres de alemania, los liberals norteamericanos y la liberación latinoamericana, que lo pusieron.

Francisco en esta guerra entre malos ya tomó decidido partido por B).
Del aborto, el matrimonio gay, etc. ya no se habla más. Ahora se habla de "justicia social"

Y los católicos estamos en el horno.

Casimiro dijo...

Mi no entender..
Donde estaban, cuando:
1.- dejaron la el comiezo de la deuda la administracion civico-militar,
2.- el alfoncinato,
3.- el menemato,
4.- el mega-blida-delaruato,
5.- el quizato k,
6.- el ...

ceeran que se genera espontaneamente?

Ludovicus dijo...

Muy flojo el documento. De un tiempo a esta parte, tengo la sensacion de que no tienen la menor idea de lo que hablan, sea medio ambiente, pobreza, deuda, etc.:no estudian los temas, repiten slogans y lugares comunes para el titular periodístico como podría opinar mi portero o un taxista. No queda claro desde qué disciplina hablan, cómo dominan la materia bajo análisis, qué herramientas metodológicas emplean. ¿Son expertos en sociologia, derecho, economía? ¿Consultan con académicos o profesionales? ¿Por lo menos leen The Economist?

A quién se le ocurre hablar de negociación ante una sentencia ejecutoria despues de un pedaleo de más de un lustro. A quién se le ocurre hablar de "cohesión entre la dirigencia" cuando es la dirigencia que contrajo, convalidó, gastó y defaulteó la deuda y ni siquiera sabe darle una directiva clara al bufete neoyorkino que nos representa. Y a quién se le ocurre hablar de deudas sin advertir que hay que pagarlas. Qué tendra que ver un fondo buitre con el sistema financiero y su centralidad frente a la economía. Como dijo la Corte de Distrito en el fallo: son deudas, sean de un fondo buitre o de una viuda con huerfanitos.

Anónimo dijo...

A mi tambien me parece que el documento esta fuera de lugar. No soy P2 ni zurdo, pero tampoco me subo a la comparsa patriotera ad usum KK.
Otrp SJ

Anónimo dijo...

Para el post El prisionero de Génova

Wanderer,
Usted parece conocer muy bien el paño del IVE, según la nota previa.
Pero encuentro una falta de lógica, a saber: los misioneros y misioneras en lugares inhóspitos que usted menciona, ¿cree que definieron su vocación sin intervención del P. Buela? Conozco muchos de ellos que están o han estado en esas regiones y en otras peores, como por ejemplo ahijados míos y otros queridos amigos y monjas. Todos ellos se decidieron por el ejemplo del “padre fundador” –como se decía antes.
Tan buenos frutos que usted aclara de entrada respetar y admirar, ¿podrían acaso provenir de un personaje tan maquiavélico como el que describe?
Y si esto se trata de otra cosa, como finaliza la nota previa, ¿reparó en que, leído el post, queda la impresión de que termina dando por buenas las razones del “personaje menor del episcopado argentino”? Además de ciertas ironías que están demás –la ironía no es cristiana, decía Castellani.
Por último, los comentarios.
Pareciera que el P. Buela es algo así como el negro de la kermesse, al que todos le tiran porque no puede defenderse (si bien su mejor defensa es su obra, aunque padezca de innúmeros errores; pero es por el balance final entre lo bueno y lo malo que se juzga a un hombre en este mundo).
Hay comentarios que son insultos, todos anónimos porque en este país se perdió la virtud del coraje –que es siempre “lo mejor” como decía el maestro Borges.
¿Era necesario que los publicase? Tengo para mí que con ello usted se desmerece y rebaja el nivel del blog, que suele dar lugar a interesantes debates de los que he aprendido algunas cosas.
¿Cómo se compadece todo esto con algunos de los buenos artículos de, por ejemplo, Tollers?
Atentamente
Rogelio Alonso

Anónimo dijo...


Ludovicus...
En los seminarios, se lee algo de los temas que ud.indaga ?
aparte de liturgia y teologia, se enseña historia actual ?
sociedades secretas?
.....
.......

Anónimo dijo...

Respecto a lo que dice Ud; Ludovicus; hay una homilia brillante de Mons. Podestá para Cristo Rey que habla de los documentos episcopales sobre temas que no son de su competencia profesional (que deberia ser la teologia) llenos de frases hechas, lugares comunes, rejuntes de political correctness y nada mas.

http://www.catecismo.com.ar/sermonescristorey/XR_05A.htm

Juancho.

Wanderer dijo...

Sr. Alonso, le respondo muy brevemente.
Muchos de los Legionarios de Cristo, sobre todo las primeras camadas, definieron su vocación por el ejemplo y la palabra del P. Marcial Maciel, su fundador.
Muchos de esos legionarios fueron y son personas admirables y de vida virtuosa. Sin embargo, ya todos conocemos lo que fue el P. Maciel.
Otra: conozco a varios sacerdotes chilenos ejemplares desde todo punto de vista que deben su vocación directamente el P. Karadima. Y ya sabemos quién era el P. Karadima.
Su argumento no se sostiene.

Ludovicus dijo...

Sr. Alonso, ¿Castellani dijo que la ironia no es cristiana? Sírvase precisar la fuente.
¿O habrá sido una ironía?

Anónimo dijo...

Lo que dijo el sr. Alonso sobre la Obra, y la forma de juzgar la vida de un hombre... entonces lo único que importa es el resultado - que justifica cualquier medio incluida la manipulación de conciencias.

Anónimo dijo...

Rogelio, me uno a Ludovicus. Dónde dice Castellani que la ionía no es cristiana?

Irónico dijo...

De Prada dice lo contrario respecto de la ironía.

"Si Chesterton es un campeón de la paradoja, Castellani lo es de la ironía y el sarcasmo, en la mejor tradición cervantina. Y su pensamiento, envuelto en ese estilo tan peculiar y sabroso, tiene la capacidad para adentrarse en los grandes asuntos de su tiempo, y para anticipar los del tiempo que viene; de ahí su profunda actualidad, como ocurre en Chesterton. Ambos, por lo demás, son defensores de la ortodoxia; y su capacidad dialéctica, su vocación polemista, son simplemente irresistibles. Ambos, en fin, son capaces de tratar los asuntos más graves con humor; y los asuntos más leves con gravedad. ¿Qué más puede pedirse?"

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Yo creo que a Rogelio Alonso, la cita de Castellani se la pasó Karloncho y, por supuesto, es falsa. Si no, que lo demuestre...

Anónimo dijo...

Cristo fue irónico, cuando cuenta la parábola en que el Señor reprende al siervo que enterró el talento, diciéndole que mejor se lo hubiera dado a los banqueros a interés. Y lo cuenta Castellani, aunque está a la vista la ironía, sin necesidad de Castellani.

Vladimir (en pedo, por la hora)

Anónimo dijo...




Entonces , ....


el Padre Castellani NO es católico , pues sus escritos son llenos de IRONÍA ..

Se condena a el mismo ...


Anónimo dijo...

Estimado Ludovicus,

Coincido en que el documento es flojo y por mí que los jubilen a todos, pero hay otras cosas en las que no coincido con usted.

La Corte del Distrito puede decir lo que quiera, pero esas "deudas" no hay que pagarlas, al menos desde la moral católica. Tienen por causa la usura.
La usura no radica en el % del interés, sino en el hecho en sí del préstamo de dinero que generará solo por ello la obligación de devolverlo con más los intereses y "sin" compartir el riesgo o éxito de la empresa ("presto y me devolvés más, te vaya como te vaya").
Cuando la Argentina emitió esos bonos, eso mismo le ofreció a los bonistas. Les ofreció ser acreedores usurarios (soy tan usurero si ofrezco el dinero como si me piden que lo preste a interés). Luego estos bonistas vendieron esos bonos al famoso fondo buitre. Y si bien en esta venta de bonos hay una especulación formidable, puede no haber usura (hay solo una compra de los derechos usurarios de otro). Pero luego, al reivindicar en la Justicia ese crédito usurario cedido, es también usurero el fondo.
Las deudas hay que pagarlas, pero estas no.
Entiendo el argumento contrario de la futura falta de inversiones, de la inflación, del dólar por las nubes si no se paga, etc, donde lo prudencial tienta a pagar; pero también entiendo que Dios no debe ver con buenos ojos que ignoren la doctrina de su Iglesia sobre el tema y mucho menos habiendo tantos pobres en el mundo como resulado directo del sistema financiero internacional donde se benefician unos pocos crápulas.

Menos importante, pero tampoco coincidimos, es el hecho de la sentencia por ejecutoria deba pagarse. Esta se puede negociar en el caso concreto, siendo que versa sobre una materia disponible por las partes. Otra cosa es que la negociación sea más ardua antes que después de su firmeza.


Como Un Camporista Pero No.

Jack Tollers dijo...

Platón decía que la ironía torna difícil la conversación, de modo que aquí la voy a evitar.

Por otra parte, como don Rogelio habla bien de mí... ¿cómo voy a contestarle con ironía?

No. Voy a hablar derecho viejo. Yo lo banco al Wanderer usque ad finem (aunque aquí o allá tengamos pequeñísimas diferencias, lo que es humano, me parece, y además, él permite ventilarlas).

Pero, sobre todo, estamos enteramente de acuerdo sobre todo lo concerniente a Buela y al IVE: y es un asunto que conocemos lungo, por experiencia, por historias vividas, por estudio y por sentido común. Porque cuando hablamos de esto, nos respaldan más de 20 años de historias, de lances, de incordios, de enredos y de papelones.

¿Los frutos del IVE?

¡Dios mío! Por cierto que los hay como señala Wanderer en su "Nota previa" y Ud. mismo. ¿Quién va a negar eso?

¿Pero qué nos hacemos con los otros frutos? Los frutos podridos, digo, ¿no?, que son muchos, y que nos trajeron males sin cuento.

Los frutos podridos de Buela y del IVE, sistemáticamente ocultados, negados o disfrazados con pías consideraciones... que los convierten en algo peor todavía.

Cosas que nos constan, cosas innegables.

Brevemente, una religión mal trazada, serios errores doctrinarios, una moralina estúpida con todas las consecuencias que incluyen tentativas de suicidio, apostasías, vidas rotas, estafas, defraudaciones y extraños manejos de plata, mentiras, estupideces, contradicciones, hipocresías sin cuento, sacrilegios, familias desintegradas, ataques arteros, locuras, divisiones innecesarias, adulaciones, idolatrías varias, malos consejos, manejos de conciencia, manejos de poder... por no hablar de sexo (es un tema tan sucio que no se puede ni mencionar aquí).

¿Miento? ¿Son invenciones nuestras? ¿Proceden de un prejuicio invencible?

¿En serio?

Dije que no voy a recurrir a la ironía, y no no lo voy a hacer.

Disculpe Ud. don Alonso, simpatizo con Ud. (sobre todo porque le gustan algunos de mis escritos). Pero no le puedo mentir: Wanderer, en esto de Buela y del IVE tiene 100% de razón, qué quiere que le diga.

Ellos, los del IVE, dicen que estoy poseído por la soberbia, y ciertamente que ante semejante cargo no me puedo defender. Pero, soberbio o no, hay que ver si tengo razón, si tenemos razón: es obligación fijarse en eso.

Lo demás, dejémoselo a Dios (y que Él se apiade de nosotros).

Magna est veritas, et praevalibit.

J. T.

Ludovicus dijo...

De Castellani, y de un blog del IVE. Sermón del 15 Domingo Tiempo Ordinario, A:

"Es una respuesta irónica de Cristo. Ironía enseñan que es decir las cosas al revés; como por ejemplo, hablar de la gran cultura argentina. La verdad es que ironía es la indignación templada y como forrada por la inteligencia;
como cuando Cristo le dijo a Nicodemus: 'Tú debes saberlo bien, que eres Maestro de la Ley.' La ironía es el lenguaje del hombre ético cuando habla a los anéticos: 'el hombre magnánimo usa de la ironía' dice Aristóteles: 'vir
magnanimus utitur eironeia'. El humor es propio del hombre noble, sea inglés
o no; los países en que no hay humor y el hombre que no entiende el humor, son poco desarrollados. Pues bien, Cristo tenía el sentido del humor, Cristo respondió muchas veces irónicamente. La ironía es estilo indirecto; y además
es estilo pregnante, que está preñado de sentido y dice varias cosas a la vez y en forma más eficaz que el estilo directo"

http://www.homiletica.org/ive/ive0405.pdf

Ludovicus dijo...

Estimado camporista pero no,

Hay que distinguir.
La moral católica dice que hay que pagar las deudas, en justicia.
La moral católica impugna el préstamo a interés, con algunos matices desde la Vix pervenit en adelante, porque toda la economía moderna está basada en el crédito y en la tasa, que no tiene el mismo carácter que en las economías de sociedades tradicionales. Ciertos elementos asociativos, el riesgo, la privación del consumo inmediato, la inflación, etcetera, matizan la equiparación entre préstamo a interés y usura.

Pero además tampoco la moral católica dice que una vez contraído los créditos no deban pagarse, en justicia, como sostenían cada tanto los reyes católicos frente a los judíos.

Y en el caso de los hold outs, la posición "camporista" hasta hace dos horas era que "no se debía pagar un centavo a los fondos buitre", con lo cual la injusticia era notoria, porque no se reconocía siquiera el capital. Así que parece que el tema escapa a la simple condena a la usura.

Por último, me dirá que la deuda era de origen espurio, inmoral, suscitada por la sinarquía internacional apátrida, los centros financieros judíos, etc. Es otra cuestión, además de que la convalidaron varios gobiernos, el último el K. Y en derecho, no se puede estar reseteando los títulos a cada rato, como en Corre Lola Corre. Es poco serio.

Toto corde,

Anónimo dijo...

Con respecto al comentario de Tollers en respuesta a Rogelio y el IVE.
Leo este blog regularmente y coincido con la inmensa mayoría de los artículos, en otros no tanto y en alguno, perdido por ahí, en nada. Tengo clara la situación de catástrofe actual de la Iglesia y, como ustedes, sé a qué atribuirla.
Sucede que tengo dos hijas enclaustradas, dos monjas de clausura, en el IVE. Y, además, dos seminaristas en el mismo instituto. Y estoy relacionado con ellos desde hace más de 20 años, porque además tengo familiares directos que son sacerdotes del IVE.
¿Todo eso, que dice Tollers, pasa en el IVE? Sacrilegios, estafas, serios errores doctrinarios, etc. Una cosa es que alguna persona del IVE haya hecho algo de eso (cosa que no me consta) y otra cosa es generalizarla. Seamos sinceros y equilibrados. ¿Todo el IVE, todos sus sacerdotes o gran parte de ellos cometen sacrilegios? ¿Todos son estafadores? ¿Todos son aduladores? ¿Todos son hipócritas? ¿Se puede hablar así, generalizando?
Por otra parte, ¿cree Tollers que hay o hubo alguna congregación, en la historia de la Iglesia, que esté a salvo de las defecciones personales de algunos de sus miembros? Los jesuitas, los dominicos, etc, ¿fueron todos santos desde sus comienzos?
Me parece que eso, la generalización, porque aquí no se identificó a tal o cual, es insostenible. No alcanza con delimitarlo diciendo que son “frutos podridos”.
Porque si Tollers no quiso generalizar, hubiera alcanzado con hacer llegar, a quien corresponda, esa información, esperando que eso se corrija.
Por otro lado, conozco a muchísimos sacerdotes del IVE y la verdad es que me parecen ejemplares, en todo sentido. Desde su formación, su apostolado, su liturgia, etc.
Y en sus consideraciones iniciales, respecto a que respetan y admiran la labor de algunos sacerdotes del IVE (Wanderer) olvida algo demasiado importante: no hace mención a 30 años de persecución cotidiana y sin contemplaciones que han sufrido los integrantes de esta congregación. El modernismo que campea en la Iglesia desde hace 50 años se ha ensañado con ellos. ¿Debo detallar esto o es lo suficientemente sabido por todos nosotros? Sacerdotes impedidos de ejercer su ministerio, impedidos de predicar, de confesar o de dar cualquier sacramento; sacerdotes que no encontraban parroquia donde decir su misa diaria porque los párrocos los rechazaban como si tuvieran una peste, cosa que yo he visto personalmente en Bella Vista y que, me consta, sucedió en innumerables diócesis en todo el mundo. Y tantísimas otras cosas que sería muy extenso pormenorizar.
¿Cuántas congregaciones actuales han tenido que sufrir tanto, durante tantos años esta persecución sistemática? Pregunto, ¿eso no es respetable y admirable?
Por último, cito a Tollers:
“Brevemente, una religión mal trazada, serios errores doctrinarios, una moralina estúpida con todas las consecuencias que incluyen tentativas de suicidio, apostasías, vidas rotas, estafas, defraudaciones y extraños manejos de plata, mentiras, estupideces, contradicciones, hipocresías sin cuento, sacrilegios, familias desintegradas, ataques arteros, locuras, divisiones innecesarias, adulaciones, idolatrías varias, malos consejos, manejos de conciencia, manejos de poder... por no hablar de sexo (es un tema tan sucio que no se puede ni mencionar aquí)”.
De ese ambiente, descripto por Tollers, ¿pueden haber salidos estos? (cito a Wanderer):
“Nota previa:
1. Estoy convencido de que existen entre los sacerdotes y religiosas del Verbo Encarnado muchas personas de la más alta valía. Me precio de ser amigo de ellos.
2. Estoy igualmente convencido del mérito y virtud de los sacerdotes y religiosas de esa institución que se dedican a cuidar a personas gravemente discapacitadas, o que se mueren por el calor en Túnez, por el frío en Groenlandia, por el Paludismo en Papúa o por las bombas en Siria. Para ellos, no tengo más que palabras de admiración y profundo respeto.”
Saludos cordiales.
Antonio María Torres.

Wanderer dijo...

Estimado don Antonio: Probablemente no nos pongamos de acuerdo en este tema.
Lo que digo es lo siguiente:
1. lo de Tollers no es una generalización. Él mismo, como yo, hemos señalado la gran cantidad de personas meritorias que hay en el IVE. La descripción se refiere a lo que él denomina "los frutos podridos", es decir, a una parte del todo.
2. ¿Está usted seguro que la "persecución" a los miembros del IVE se debe a los "modernistas" que se ensañan con los pobres "conservadores" de la congre? No me consta. Habrá sido así y varios casos, pero no en todos, y ni siquiera en la mayoría. Esa es la excusa más fácil: me persiguen porque soy bueno... Le puedo asegurar que he escuchado personalmente a varios "perseguidores" del IVE que me han expuestos los verdaderos motivos de su "persecución", y le puedo asegurar que no es porque sean conservadores. Son otras las razones que mejor no ventilarlas en este sitio.
3. Finalmente, repito lo que ya dije en otro comentario. Del ambiente de Maciel -y todos conocemos lo que fue ese ambiente- han salido obras virtuosas por parte de miembros individuales de los Legionarios. Aplique la analogía.

Anónimo dijo...

Don Antonio, el problema más grave del IVE es el de la falsas vocaciones y las crisis que suponen luego. En las mujeres son grandes, pero en los hombres terribles, pues cuando cuelguen la sotana, y pirdan o no la fe, seguirán siendo sacerdotes por toda la eternidad.

Dios quiera, realmente, que no sea su caso; pero siendo tan infrecuente una vocación religiosa por buena familia de las que vengan, usted tiene a cuatro de sus hijos con ella y el IVE está cerca...
Puede ser que realmente la tengan, pero es sumamente atípico.

He conocido familias del IVE con porcentajes altísimos de vocaciones que luego resultaron no tenerla.

Afectuosamente,

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:
1. Tiene usted razón, es muy posible que en esto no nos pongamos de acuerdo. Y no sé si vale la pena seguir en esta disputa.
2. Lo de la analogía de Maciel fue lo primero que me vino a la cabeza, me dije: me van a hacer esa comparación. Pero creo que no cuadra. Lo de Maciel fue un tema personal, gravísimo, que, hasta donde yo sé, no fue transmitido "hacia abajo". Lo del IVE, según Tollers, es un ambiente corrupto, cosa totalmente distinta y que, de ninguna manera, suscribo.
Saludos.
Antonio Torres

Anónimo dijo...

La moral católica dice que las deudas se pagan, es verdad. Pero solo por su capital, también es verdad. Nada de intereses.
El problema es que si no pago la hipoteca por su capital e intereses al banco no le importa que yo sea católico.

Anónimo dijo...

Estimado W.: me gustaría que su corresponsal italiano nos informara sobre el próximo sínodo.

El Cuyano.

Anónimo dijo...

Wanderer, es un tema de moral actualísimo. Amerita una entrada suya. Le pega a casi todos los católicos desde gobernantes a particulares, por prestar, por tomar prestado, por su oficio, etc.

No coincido con la interpretación de la Encíclica que hace Ludovicus.

Va el link: http://es.scribd.com/doc/4853847/De-la-Usura-Enciclica-Vix-pervenit-1745

Anímese Wanderer y escríbase un post sobre la realidad que nos toca vivir y el Magisterio en este punto.

Anónimo dijo...

Una vez que usó la cabeza Chiquilof: pidió el levantamiento de la cautelar y Griesa no se lo dio, pero antes de saberlo giró poco menos de 600 palos a NY, con lo que serán embargados.
Si repite lo mismo 2 veces más paga el 100 % del juicio sin haberlo "acordado" con el fondo buitre que le ganó el litigio y por ello no se le dispara la cláusula que tenía con los que se avinieron a un acuerdo anterior de no mejorar la propuesta aceptada por estos. Así paga solo los 1500 palos, antes de enero de 2015, sin que se le haga una pelota de 120.000 millones de gringos.
No está mal si de pagar sí o sí se trataba...

Ludovicus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

La USURA, he aquí la madre del borrego.
Tema ausente desde mucho antes del CVII. Llama la atención el relajamiento de la norma, pensando que en tiempos pretéritos el usurero no tenía lugar ni en el campo santo.
¿Capitulación ante el poder financiero?
El argumento que la tasa en la economía actual no tiene el mismo carácter que en las economías de sociedades tradicionales, mmm ... del mismo modo se podría arguir que la "sexualidad" no se comrpende ahora como en sociedades tradicionales, al igual que con la usura procurar cambios doctrinales morales.
TRIBUNUS PLEBIS.

Cuasi teorico monetario dijo...

Estimados, voy a poner en claro una vez por todas el tema de la usura y el interes. Asi, sin falsa humildad y sin vueltas.

La prohibicion de la usura en la Biblia (Ex 22,24; Lev 25,37; Ez 18,8), y en la legislacion eclesiastica hasta hace unos siglos, ya no rige mas por una razon muy simple: HA CAMBIADO LA NATURALEZA DE LA MONEDA. No del dinero ("money"), que se define por su funcion, sino de la moneda ("currency"), que es la entidad que cumple la funcion de dinero en un lugar y momento dados.

Hasta hace un par de siglos, la moneda era metalico, oro y/o plata, que habia que sacar trabajosamente de la tierra, y cuyo stock total crecia a ritmo lentisimo, alrededor del 0,1% (CERO COMA UNO porciento) anual. Ademas no habia bancos que multiplicasen ese stock, o sea que la circulacion monetaria era igual a la base monetaria. En esas condiciones, exigir interes era algo totalmente desmedido e injusto.

Desde la invencion del papel moneda, y mas aun desde el abandono de la convertibilidad con el oro, la moneda es un papel que los bancos centrales imprimen con facilidad, gusto y ligereza de espíritu, y cuyo stock total crece anualmente en porcentajes nada despreciables. Y no me refiero a casos patologicos como Argentina, sino a paises "serios". Por lo tanto, si la cantidad en circulacion de una cierta moneda crece a razon de X % anual, pedir un interes nominal de X % en esa moneda equivale a pedir interes cero en los tiempos de moneda metálica, que fueron los tiempos en que se dictaron las disposiciones contra la usura.

¿Capisce?

Walter E. Kurtz dijo...

Cuasi teórico monetario,

Pero eso que Ud explica NO es verdaderamente interés y, por lo tanto, no es usura; sino simple ajuste por inflación y, por lo tanto, restitución justa de lo prestado. Cosa que ya sabían los medievales, p ej San Bernardino.

La usura tampoco se refiere a un tanto por ciento, sino a una ganancia pura (ni ajuste por inflación, ni otros ajustes que mantienen la equidad) obtenida por el préstamo de dinero sin participación en los riesgos del negocio.

Anónimo dijo...

Respecto a la usura, la moneda, la currency (il contante)...habría que profundizar y material hay de sobra sobre el origen de los bancos o de las financieras en el tan poco conocido históricamente el así farisaicamente denominado "el shekel del templo".
BARUCH BEN TSEDAKÁ

Teórico monetario dijo...

Dada la perspicacia de la audiencia de este blog, creo conveniente una precision de indole "personalista" a mi comentario anterior.

La tasa de interes "neutra", equivalente a interes cero en tiempos de moneda metalica, es la diferencia entre la tasa de crecimiento de la circulacion momentaria y la tasa de crecimiento de la poblacion.

Esto es evidente a partir de entender que, si la circulacion momentaria aumenta X% en un cierto tiempo, y la poblacion tambien aumenta X% en ese tiempo, la cantidad de dinero POR PERSONA se mantiene constante. En esas condiciones, pedir interes a una persona equivale a pedir que esa persona aumente su PROPORCION de la torta monetaria total, lo cual solo puede hacerse reduciendo la proporcion de las demas personas. Por lo tanto pedir interes en esas condiciones es inmoral.

El argumento anterior es extensivo de "personas" a "familias" si se postula que la cantidad de personas por familia se mantiene constante. Resumiendo:

Inicialmente:
100 pesos - 100 personas - 20 familias
1 peso por persona - 5 pesos por familia

Un tiempo despues:
200 pesos - 200 personas - 40 familias
1 peso por persona - 5 pesos por familia

Por lo tanto, si la circulacion monetaria crece a una tasa M, y la poblacion a una tasa P, la tasa de interes "neutra" N, equivalente a interes cero en tiempos de moneda metalica, es N = M - P, con tasas en %.

Y para el eventual purista, la formula exacta es, con tasas en tanto por uno:

1 + n = (1 + m) / (1 + p)

Anónimo dijo...

Entonces todo préstamo de dinero (en los términos de dinero moderno) por arriba de la devaluación que provoca la emisión de la moneda, sin compartir el riesgo de la empresa de quien lo recibe en préstamo, es usura.
Ok, un interés de ese nivel no es usura (a diferencia de "todo" interés, como era en las sociedades tradicionales).

Luego, los bancos, lo de los fondos buitres, etc... son préstamos usurarios en el exceso del capital y ese acotado interés limitado a mantener el valor de la moneda.

Pues sigue sucediendo algo que está en el principio moral: se "gana" (no solo se mantiene el poder adquisitivo de la suma prestada) por el solo hecho de prestar.

Y si vamos al daño generalizado es igual: en la sociedad antigua porque con poco circulante el usurero provocaba un desastre y en la actual porque los grandes prestamistas lo vienen provocando también, lo que se nota en el hambre mayoritario y la acumulación escandalosa de unos pocos.

No sé qué daño es peor... Me parece medio igual pero con distinto olor.

Dele Wanderer, escríbase un post.

Teórico monetario dijo...

"circulacion monetaria", no "momentaria". Disculpen el lapsus clavis.

Anónimo dijo...

Escuché desde joven el argumento contra el interés. Y veo las razones. Sin embargo nunca me terminó de cerrar del todo, en particular porque no se qué otro mecanismo podría incentivar a prestar dinero en un sistema económico más amplio que, digamos, el tribal (si es que hubiera allí moneda).

Lo que quiero decir es que no me resigno a una economía condenada a la falta de inversión por inexistencia de un sistema financiero.

¿Cómo lograr que el rico que no sabe qué hacer con la guita preste guita al emprendedor si no me comprometo a x interés? ¿Se lo confisco? ¿Qué incentivo a ser rico quedaría luego de 10 años?

En definitiva, veo al interés como una pieza más en el mecanismo de la asignación eficiente de la riqueza. Que hay que controlar más, puede ser, que esto de los fondos buitres huele sucio, sí.

En fin, sé que no es un argumento lo que acabo de hacer, sino sólo la exposición de las razones por las que no me cierra del todo el argumento contra el interés per se.

Aclaro que no me dedico a las finanzas, ni soy economista, ni siquiera hago negocios.

Saludos, J.P. Mordor

Anónimo dijo...

..."veo al interés como una pieza más en el mecanismo de la asignación eficiente de la riqueza".

Pero resulta ser que esa asignación no es eficiente ni evangélica. El Evangelio reclama "caridad". El resto es "el sistema financiero" que usted no ve con tan malos ojos.
No le de vueltas.

El entrismo político es malo, el económico financiero colmo; porque no da ni la excusa de "lo prudencial".

Anónimo dijo...

JP Mordor, la solución a lo que Ud dice es armar una sociedad anónima y lanzar una suscripción de acciones.

Y si el emprendimiento en cuestion es de utilidad pública y excede lo que pueden hacer los privados, por ej. Paraná Medio si fuese viable, lo hace el Estado, si es posible usando dinero proveniente de superavit fiscal, y si no emitiendo a lo macho y a cara descubierta.

Tratando de que el contratista no sea Lázaro.

Anónimo dijo...

Hola,
Lo de la usura es un tema olvidado, pero no debe ser casualidad que esta civilización que pone el préstamo a interés casi en el centro de su economía haya terminado haciendo aguas en todos los aspectos morales.
El problema de justificar la usura por la inflación es que yo nunca he pagado un préstamo en el que me dijeran que solo tendría que abonar el correspondiente a la inflación de ese año o que tendría que devolver menos si había deflación (si, fuera de Argentina a veces hay deflación en algunos paises). Por otro lado la devaluación de la moneda procede del continuo aumento de la cantidad de dinero del banco central, este aumento continuo en la mayoría de los países sirve para respaldar la actividad de nuestros banqueros, que "crean dinero de la nada" prestando la mayor parte del dinero que la gente tiene en cuenta... es decir que estaríamos diciendo que es justo que el banco me cargue un interés porque esa actividad de los bancos termina provocando que haya inflación y tengo que compensarsela.. deberían compensarla a nosotros! La inflación es un impuesto que pagamos al estado y los bancos.

Chestertoniano español.

Ludovicus dijo...

El tema es muy complejo y no hay soluciones fáciles. Lo cierto es que el dinero, con la complejidad de la sociedad moderna, ha asumido una función más allá de la simple reserva de valor que tenía en época de Aristóteles y del mismo Santo Tomás. En la ecconomía de aquellos tiempos benditos, la vaca engendraba su ternerito tras meses de cuidados y esfuerzo; con acierto, el Estagirita observa que el dinero, inorgánico y fungible, no puede engendrar dinero, cosa que ve antinatural y obsceno.

En la economía moderna y sobre todo hodierna, la productividad a veces se genera en forma súbita, y no siempre ilegítimamente, no estoy pensando en las ganancias puramente financieras. El dinero se asocia de hecho con dichas empresas, dado que prestar es siempre una actividad riesgosa.

No estoy diciendo que las condenas a la usura de la Vix pervenit estén periclitadas. Digo que la realidad es muy compleja, y las funciones que ha ido asumiendo el dinero fiduciario van más allá de la simple reserva de valor y simple instrumento de cambio. Hoy no se puede pensar una economía sin crédito (desde obras de infraestructura bancadas por el BM, megainversion minera o microcrédito) ni crédito sin precio, es decir tasa. La eliminación de la tasa de interés suena maravillosa, como la condena a los transgénicos o al fracking o el regreso a la sociedad preindustrial, pero cuando la aplicación concreta de una idea resultaria catastrófica creo que hay que pensárselo un poco.

Don Diego dijo...

Permítanme incluir una reflexión aquí, al hilo de lo que comenta Ludovicus. Desde hace un tiempo se viene hablando de una supuesta Encíclica sobre la Ecología que estaría preparando Francisco. No conozco mucho cuál es la preparación de Francisco sobre el tema (intuyo que no irá más allá de sus conocimientos como Técnico Químico) ni la de sus asesores en el tema, pero preocupa verlo rodeado de tipos como Pino Solanas (un propagandista, sin ninguna formación técnica sobre temas ambientales) con una remera con la leyenda "No al Fracking". Supongamos que en unos meses Francisco lanza el esperado documento y que éste incluye condenas el fracking, la "megaminería" o los cultivos transgénicos, ¿qué deberíamos hacer aquellos católicos que conocemos estas actividades mucho más que él?