lunes, 23 de marzo de 2015

Fabiola y Calixta

Fabiola y Calixta son las protagonistas de dos libros que fueron publicados contemporáneamente a mediados del siglo XIX. El primero escrito por el Cardenal Wiseman, y el segundo por el Cardenal Newman.
Ambas novelas se sitúan durante las persecuciones cristianas de los primeros siglos y, según dicen los críticos, quisieron ser un modo de alentar a los católicos ingleses que, en esos momentos eran apenas una minoría y estaban en una situación jurídica de semiilegalidad.
Aconsejo la lectura de ambos libros. La situación que vivimos hoy es similar a la que vivían los católicos ingleses hace doscientos años y, creo, es también similar en muchos aspectos a la que vivían los primeros cristianos.
Y hay aquí una diferencia importante entre ambas novelas. Mientras Fabiola se desarrolla en un ambiente de cristianos perseguidos pero fuertes en la fe y ejemplares en su vida, Calixta es todo lo contrario. El ambiente cristiano de Sicca –norte de África- donde se desarrolla es muy similar al mundo actual: muchos lapsi, es decir, bautizados que habían sacrificado a los ídolos; cristianos tibios; la jerarquía eclesiástica entregada a hacer negocios más que a pastorear a sus ovejas; clero inexistente o mundano, etc. Es decir, una fotografía en sepia de la Iglesia actual.

Desde aquí puede bajar Fabiola en varios formatos. En cuanto a Calixta, hay ediciones recientes y, en formato electrónico, sólo he conseguido la versión inglesa. Desde aquí pueden bajarla en formato mobi.

20 comentarios:

javcus dijo...

«Calixta» en inglés se encuentra también disponible en El Proyecto Gutenberg en varios formatos.

Anónimo dijo...

IDA es Posmo.
Un movimiento desde una aparente certeza hacia una profunda duda.
Es melancólica.
Un director con barniz tradi añorando la estética religiosa de su infancia.

No la recomiendo.

Junger

Anónimo dijo...

La sangre de San Jenaro se licúa prodigiosamente ante un Papa por primera vez desde 1848, con Pío IX.
Se licuó en las manos de Francisco!
http://www.religionenlibertad.com/

Anónimo dijo...

Dear Wanderer.... hablar de tiempos difíciles para los cristianos implica también saber indicar las causas.... por eso aquí le mando un link IMPERDIBLE, aunque está en italiano, sobre la polémica del muy lúcido Monseñor Antonio Livi contra el Hno. Enzo Bianchi, Prior del monasterio ecuménico de Boze (personaje muy apreciado por Francisco, si es que quiere a alguien!)....

ACERCA DE LOS FALSOS PROFETAS QUE PROMUEVEN LA PROTESTANTIZACION DEL CATOLICISMO:

http://blog.messainlatino.it/2012/04/speciale-falsi-profeti-mons-livi.html

Anónimo dijo...

¿Se dice licúa o licua, sin tilde ni acentuación en la u?

Dick Winters dijo...

Sin tilde. Licua.
Se conjuga igual que las verbos terminados en "guar"

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer.... continuando con el tema del problema de los cristianos en el mundo secularizado (desacralizado), sabemos de la lucha entre las dos ciudades de San Agustín.... y me remito a un post suyo del 2012 sobre el pensamiento masónico, que en el mundo postmoderno vendría a ser el resumen de todo lo anticatólico.

El padre Pablo Siano (de los franciscanos de la Inmaculada) ha escrito sobre el tema, asociando la influyente teología de Rahner al pensamiento masónico... y mucho antes Meinvielle lo había vinculado a los gnósticos

ver
http://blog.messainlatino.it/2012/10/il-manuale-sulla-massoneria-di-padre.html

y también este archivo PDF que habla de Ratzinger, el relativismo moderno yla masonería

http://www.sta.org.ar/xxxviii/files/Andereggen_38.pdf

Saludos.

agua fiestas dijo...

También se podría licuar de puro enojado que esté el santo.

Ojo, que hay que ver la conducta y actuación pública del supuesto santo (en este caso me refiero a Francisco) para ver el significado del prodigio.

Así, por ejemplo, cuando canonizar era algo serio, no solo se constataban los prodigios, sino la perfecta doctrina y praxis del canonizable. Pues el portento también puede ser por un enojo de Dios o por fuerzas demoníacas.

Luego, aun suponiendo que esa sangre se haya licuado, hay que ver qué tan impecable ha sido Bergoglio durante toda su vida conocida para poder atribuir la licuada a un milagro/guiño de Dios hacia él.

Y yo creo que se licuó. Sí, claro; cómo no. Pero concluyo justamente lo opuesto a los mass media para mogólicos.

Anónimo dijo...

Wanderer, va un brevísimo atisbo de otra faceta del mundo actual, en su parte no ya secularizada, sino ... dejo a Ud la elección del participio pasivo adecuado.

http://www.youtube.com/watch?v=Km-vzCiXiG4

Se lo paso no para que lo publique, sino porque puede querer alguna vez elaborar algo sobre ello.

Anónimo dijo...

500 sacerdotes en Inglaterra y Gales instan al Sínodo a mantenerse firme en la doctrina y práctica de la Iglesia


http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1503240625-500-sacerdotes-en-inglaterra


Anónimo dijo...

Para el anónimo que pregunta por el verbo "licuar", como señala Dick Winters es correcta la forma "licua", sin tildar, siguiendo el patrón del verbo "averiguar". Sin embargo, en 2009 la RAE introdujo una modificación en este punto, y se acepta también la forma tildada, siguiendo el modelo del verbo "actuar": "yo licúo".

Detalle:

“Son escasos los verbos terminados en -uar que oscilan entre el diptongo sistemático (modelo *averiguar*) y la alternancia 'diptongo – hiato' en función del acento (modelo *actuar*). Muestran hoy esa oscilación los verbos vocálicos terminados en -cuar procedentes de la terminación latina *quāre* asociados a esa pauta [adecuar, evacuar, licuar]. Este factor etimológico llevó a mantener como forma correcta de la conjugación la variante con diptongo, pero las formas con hiato han ido progresando por asimilación con el patrón acentual mayoritario en estos verbos y se consideran hoy correctas. Se aceptan tanto *adecuo* y *evacuo* como *adecúo* y *evacúo*”. RAE, Nueva gramática de la lengua española (2009), Vol I, pág 222, § 4.9i.

Es decir que para conjugar el verbo "licuar" se puede seguir el patrón del verbo "averiguar" (regular), como ha sido siempre y como señala Dick Winters; pero se acepta también la conjugación siguiendo el patrón del verbo *actuar* (irregular, con hiato al acentuar la u). Los verbos "adecuar", "evacuar" y "licuar" pueden conjugarse de estas dos formas, como regulares o como irregulares. De acuerdo a la explicación de la RAE, se acepta esta novedad porque la versión tildada es de frecuente uso; aunque la etimología haya sido tradicionalmente el criterio de corrección de estas formas.

En la entrada de diccionario del verbo "licuar" se indica la posibilidad de conjugarse como "averiguar" (sin tilde: yo licuo) o como "actuar" (con tilde: yo licúo).

http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=ZI9wJx8fADXX2vQ3ogmz

Camila

Anónimo dijo...

De hecho en el milagro eucaristico de Lanciano, uno de los mas antiguos el prodigio se produjo durante la consagracion que realizaba un sacerdote que hacia tiempo luchaba contra su crisis de fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristia. O sea, el hecho de que se produzca un milagro delante de alguien no garantiza la santidad de ese alguien.
Gabriela

Anónimo dijo...

FABIOLA ,se puede encontrar en castellano en :
http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080024393/1080024393.PDF

Wedelia Glauca

Anónimo dijo...

Ya que estamos con la licuación...

Afirmar que se licuó parcialmente es como decir "está un poco embarazada...".

Todo esto es un mamarracho: vaya a saber a qué recurrieron para que se licúe por la mitad.

Este asunto de prodigios con intervención de chantas... porque...¿prestaron atención a la cara del cardenal de Nápoles en el video que anda circulando?

Atentamente

Anónimo dijo...

¿Alguien encontró algún testimonio escrito (no de "tradición/traición oral") anterior a la visita de Francisco, donde conste que se licuó en presencia de Pio IX cuando huía de Roma? ¿Es un invento de la corte adicta para crear un paralelismo o realmente ocurrió?

Anónimo dijo...




Gracias Camila .

Muy interessante .Todos los diás se apprende .

Anónimo dijo...

¿cuando huyó Pío nono de Roma?

Anónimo dijo...

Es otro contexto Gabriela. Cuando se van a sacudir de encima esa forma modernista de razonar, por favor.

Anónimo dijo...

A Bergoglio, siendo Obispo auxiliar de Buenos Aires y de Flores, le saltó el milagro eucarístico de la parroquia Santa María de Rosario y Avda. La Plata. Pavada de ubicación y de advocación para la iglesia...
Mandó esconderlo y aún sigue escondido. Sin procesiones, sin homenajes, sin publicidad...
Y el hombre, jamás se arrodilla delante del Santísimo Sacramento, ni durante la Misa ni fuera de ella. Pero cuando llega el Jueves Santo, se vuelve ágil genuflexo ante los convidados/as para el lavapiés.
No irá a decir, después, que Dios no le avisó.

Anónimo dijo...




Anónimo del 31 de marzo de 2015, 18:27

..Pura calumnia lo tuyo .

cuidado al juicio final ....