lunes, 6 de abril de 2015

Los jesuitas argentinos

Estimado Sr. Wanderer:
Abocado a la penosa tarea de “digitalizar” la biografía de Castellani que escribiera Randle (hace cosa de veinte años, ya), encontré este texto que me pareció digno de rescate (se lo hallará en la pág. 370 y ss.).
Comienza con una carta de Castellani al P. Parola, del año 1934.
Lo que sigue corre por cuenta y orden de Randle, pero tiene bastante actualidad, me parece, si se considera que es de aquí, precisamente de aquí, de donde salió el Papa jocosamente reinante.
Jack Tollers

Tengo experiencia (cruenta) en carne propia que existen en nuestra provincia sujetos especializados en romper la caña cascada y apagar la mecha que aún humea; quiero decir, si hay un escolar o seminarista que empieza a valer algo, con el fin de engendrar en él la humildad, la castidad y todas las demás virtudes, lo empiezan a asfixiar para hacer dél un «desedificante»; y si ya lo es, un «agriado»; y si lo es, un «desequilibrado»; y cuando llega allí, un «salido»; de modo que la Compañía quede compuesta de gentes edificantes, que sin aficiones desordenadas por la Ciencia, el Arte, la Filosofía, la Acción, se ocupe de la limpieza interna de la orden por medio de la denuncia a los Superiores. Le digo esto así, tan amargamente, porque conservo entre mis papeles las dos censuras de mi primer artículo periodístico, en que los censores me llaman ocho veces «necio».  
Vean ustedes la serie de adjetivos y su sucesión: «desedificante», «agriado«, «desequilibrado» y, por fin... «salido».
Es, con sus más y sus menos, la historia -contada avant la lèttre- de Francisco Delpiano, que nunca llegó a ordenarse, de Víctor Anzoátegui que terminó apostatando, del propio P. Hernán Benítez cuya escasa formación acabó por degradar su natural inteligencia y talento.
Es, con sus más y sus menos, la historia -contada avant la lèttre- del propio Castellani, el gran «salido» de la Compañía.
Los otros entusiastas de Valkenburg sobrevivieron a duras penas: Alonso terminó en frivolidades cada vez más llamativas, Bridarolli se agrió a más no poder (en el Máximo lo recordaban como un profesor amargado) y acabó su vida prematuramente al morir en un horrible accidente automovilístico; Bussolini... Bussolini -que ciertamente no era inteligente- protagonizó inefables aventuras sacándole plata a Perón con el cuento chino de que había necesidad de crear un Observatorio Astronómico en San Miguel y dedicándose luego con grande afán a la manipulación de sismógrafos para medir no sé qué corrientes electromagnéticas que se registran en el suelo...
Castellani profeta... no caben dudas de que acertó. En la Compañía se alzaron con los mandos gente de pocas luces, sumamente convencionales, extremadamente moralistas e imbuidos de una... de una «espiritualidad errónea». Y en el reverso de todo esto, una trama secreta de múltiples y dolorosos episodios donde gente de señalado talento fue, de una u otra manera, raleada (pienso en Anzoátegui y Castellani como los casos más notables, pero hay, sin duda, muchos más), mientras que se promovió, protegió y ensalzó a cada babieca... (pienso en Quiles y Luzzi, como los casos más notables, pero hay, sin duda, muchos más). De allí la rápida decadencia de esta Provincia en el curso de las últimas tres o cuatro décadas.  
Desde luego, el cuadro es mundial, y no sólo le caben las críticas a los jesuitas. Ahora, cuando uno se pone con la lupa...

No sé, el P. Grandinetti haciendo ridiculeces con la T.V. y finalmente abandonado por sus Superiores -después de homologar su sistemática estulticia-, estafado por los «superlaicos» de su entorno y ayudando a colocar la piedra fundacional de la horrorosa televisión argentina... ¿Seguimos? El P. Moglia comprometiendo seriamente las finanzas de la Orden y finalmente malvendiendo la quinta del Niño Dios en Córdoba; la destructiva «carrera» de los jesuitas metidos a «guerrillear» a los jóvenes de acción católica, o aquellos otros que corrompieron tantas generaciones de argentinos con su veleidoso socialismo (Ustarros), sus paquetas teologías de la liberación (Luzzi), sus morales de circunstancia (Constable), sus novísimas experiencias litúrgicas (Moyano) o de moral sexual (Fabbri). ¿A qué seguir? Todos, tan, tan «à la page», «modernos», «revolucionarios» o «maduros»... Me faltan palabras para enjuiciar como acaso se lo merecerían estos jesuitas de guitarra y campera, con sus infaltables llaveros y permanentes maquinaciones (plenas, claro está, del famoso «espíritu del Concilio»). La lista sería larga en verdad: la universidad del Salvador regalada a vaya uno saber quiénes, el Colegio Máximo convertido en un «centro de experiencias pastorales» (cuando no de cosas peores), la larga serie de escándalos protagonizados por tantos y tantos «directores espirituales», «agentes pastorales» y no sé qué diablos más, la edición de centenares de libros teilhardianos, heréticos o -las más de las veces- sencillamente estúpidos y, junto con eso, una cuidadosa «depuración» de la Biblioteca de San Miguel (allá por los ’70 los libros de Castellani se vendían en la Plaza Lavalle)... ¿a qué seguir? A vuelapluma, sin cotejar los casos ni consultar a nadie (yo también me puedo, de vez en cuando, producir) me salen algunos de los cargos que se podrían formular contra la Compañía de Jesús en estos últimos años.

32 comentarios:

Bulgarov dijo...

Qué pasó con la página de Tollers???

Esto me preocupa grandemente!

Anónimo dijo...

Increíble no hacer la relación; en el IVE ha sucedido algo análogo: los que comenzaron a brillar un poco o los que sacaron los pies del plato, a las periferias existenciales. "Historia magistra vitae"

Anónimo dijo...

Ciertamente, parece que hacen "selección al revés"...

Anónimo dijo...

Esto es gravísimo.

http://statveritasblog.blogspot.com.ar/2015/04/francisco-lava-los-pies-un-transexual.html

Anónimo dijo...

Para los que no quieren creer, y dicen que del video no sale que lo haya hecho, acá lo tienen, en el 1:30 minuto.

https://www.youtube.com/watch?v=epsmzE1ugoA

Anónimo dijo...

algún buen jesuita habrá salido ¿no? Fredy Sáenz, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Otro buen jesuita fue el P Furlong.

javcus dijo...

Hay que joderse, Pancho la ha vuelto a hacer, esto ya es para llorar:

Francisco lava los pies a un transexual al que luego dan la Comunión | Adelante la Fe
http://www.adelantelafe.com/francisco-lava-los-pies-a-un-transexual-al-que-luego-dan-la-comunion/

Puede que se ha hayan colado... pero debería de haberse cerciorado. Es como mínimo un subnormal. Y el problema es que ya no me creo que no lo haya hecho ex profeso.

Por desgracia lo que cuenta en el vídeo el travesti es cierto. Minuto 1:30
https://www.youtube.com/watch?v=epsmzE1ugoA

javcus dijo...

¿Conocen esta página?:

«El “Derzinger-Bergoglio” Los sorprendentes aportes de Francisco al bimilenario Magisterio de la Iglesia»

Me parece una buena e inteligentísima iniciativa.

Anónimo dijo...

Para comparar a Bergoglio con personajes de novelas, es buena esta descripción del Cardenal de Centurycity que aparece en “El último Papa” de Malachi Martin. Leí el libro este verano pasado y me asombró mucho la similitud. Lo que me resulta raro aún, es que a ese personaje, a diferencia de todos los demás, no le pone ningún nombre. Es siempre llamado así, Cardenal de Centurycity. No sé por qué el autor no quiso hacerlo. ¿Tal vez porque sabía quien… o mejor dicho, como iba a ser el sucesor del último papa? Espanta la semejanza, y sobre todo el saber con posterioridad que el cardenal celebra ritos satánicos.

Tirosa Laire

A continuación, el texto:

“Pocos personajes eclesiásticos estadounidenses habían logrado alcanzar el poder que el cardenal de Centurycity se había «facilitado» a sí mismo, a lo largo de menos de treinta años. En realidad, muchos de sus contemporáneos comentaban la facilidad con que su eminencia había ascendido.
Eso era notable, considerando que no procedía de una familia adinerada ni era una persona que se distinguiera por su santidad. No contaba con el apoyo de ningún pariente ni entidad financiera. Tampoco se había distinguido intelectualmente como teólogo. Ni disponía al principio de ningún contacto especial en Roma. En palabras de uno de sus colegas en la jerarquía estadounidense, su eminencia de Centurycity era un «fenómeno eclesiástico comparable a un flamenco nacido en un vulgar gallinero».

Maestroianni, Pensabene y Aureatini conocían a su candidato ejemplar estadounidense. Había iniciado su espectacular carrera como honrado canciller de una pequeña diócesis sureña. Después de su traslado a la costa nordeste, su eminencia cayó en gracia como cardenal arzobispo de Centurycity, un arzobispado antaño famoso por su solidez financiera, su fidelidad al papa y su profundo aunque a veces rimbombante catolicismo. Poco tardó en eclipsar a los demás cardenales estadounidenses y, en aquel crítico momento, ocupó la presidencia de la más extraña de las creaciones eclesiásticas: la Conferencia Nacional de Obispos Católicos, con su rama izquierdista, la Conferencia Católica de Estados Unidos. A pesar de que algún comentarista afirmara que entre aquellas dos ramas del episcopado estadounidense no siempre supiera la mano derecha lo que hacía la izquierda, el cardenal sabía en todo momento lo que hacían ambas manos. Su eminencia de Centurycity tenía toda la maquinaria a su disposición. Su eminencia era la maquinaria”. (Continúa)

Anónimo dijo...

(Continuación) “Aunque la personalidad de aquel individuo parecía vulgar e incluso superficial, a quienes no lo conocían a fondo, descollaban tres características como excepcionales. Su eminencia siempre les había parecido aceptable a sus dirigentes eclesiásticos, un escalafón inmediatamente superior al suyo. Sin duda debía de tener amigos que tenían amigos. No obstante, las bases de su singular aceptación no estaban siquiera remotamente claras a primera vista. La segunda era su autoridad dentro del organismo episcopal estadounidense. Una autoridad incuestionada y aparentemente incuestionable. Se sabía que el cardenal O'Cleary de Nueva Orleans admiraba sus tácticas, pero era incapaz de emularlas. Los cardenales de la Costa Este temían sus contactos en la Iglesia y en el Estado. A los cardenales de la Costa Oeste les resultaba cómodo seguirle la corriente. Dentro o fuera de Centurycity, con todas las normas y sanciones en la punta de sus dedos aterciopelados, su eminencia era capaz de aislar a cualquier clérigo recalcitrante y arrebatarle todo el poder real dentro de la organización.

La tercera característica del cardenal estadounidense era el reverso de la segunda. Por destructivo que pudiera ser respecto a las carreras de otros clérigos, él gozaba de una inmunidad férrea ante cualquier intento de mancillar su propia reputación entre las autoridades vaticanas y sus colegas eclesiásticos estadounidenses. Por muchas quejas que se recibieran en Roma de la Iglesia católica estadounidense, tanto si procedían de algún cardenal como de un párroco o un lego, de algún modo acababan bajo un montón de correspondencia desatendida, o en una de los millares de fichas «inactivas» del Vaticano. Al parecer, la cadena de amigos de los amigos del cardenal se extendía a través de todos los niveles hasta el trono papal”.

Anónimo dijo...

También hay que tener en cuenta a Gerard Manley Hopkins. Para el que no lo conoce:
https://www.youtube.com/watch?v=PEfUpgERIN0

Iván

Anónimo dijo...

https://laslineastorcidas.wordpress.com/tag/jean-pierre-teullet/

Anónimo dijo...

Anónimo de las 8:04:
lavarle los pies a un transexual, no es pecado.

Anónimo dijo...

Qué hay de cierto de que el Papa Francisco lavó los pies a un transexual?

Anónimo dijo...

Tengo 60 años, y en mi juventud me he cruzado con 2 jesuitas admirables: el Padre Atilio Fortini, capellán del Liceo Militar Gral San Martín por más de 30 años, un cura abnegado que entregó su vida a la formación de los jóvenes, sobre todo en los campamentos de verano que hacía en Bariloche (Agrupación Juvenil de Montaña, ver en Google). Su gran amigo era otro jesuita muy reconocido en ámbitos académicos, el Padre Alfredo Saenz, gran intelectual, de vasta cultura, con muchos libros escritos sobre muy diversos temas (ver videos en YouTube). Ambos conocieron bien a Bergoglio, y nunca lo tragaron.

Anónimo dijo...

Wanderer.... es increíble lo que está pasando a nivel exegético en la Iglesia de hoy.... no llegan a negar la Resurrección de Jesús, pero la convierten en un hecho "meta-histórico", en una experiencia subjetiva.

Vea esta polémica de estos días entre el Obispo Munilla (de San Sebastián, España) y un teólogo moderno

http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=23656

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2015/04/08/resurreccion-de-cristo-un-hecho-historico-iglesia-religion-muerte-metafisica-resurreccion-aparicion-obispo-munilla.shtml

Hay quienes sostienen que el cuerpo de Jesús fue arrojado a una fosa común, comúnmente destinada a los delincuentes, y ahí se quedó y se corrompió. Que el cuerpo de los resucitados no es el mismo y no se trata de una "reanimación" como la de Lázaro, sino de una realidad corporal de un orden trascendente......cómo explicar semejantes elucubraciones a mi pobre abuela sin hacerle perder la fe ?

Anónimo dijo...



Anónimo del 8 de abril de 2015, 8:48


..pero ahora nos consta que Bergoglio se Trago a Saenz .....


El Séptimo Rey Mago dijo...

Tirosa,

Acá tenés una lista "Quién es quién" de El Último Papa de Malachi Martin.

Cheers.

El Séptimo Rey Mago

http://www.traditio.com/tradlib/wind.txt

Anónimo dijo...




El Denzinger Bergoglio
es de terror ...cuanto a la confusion ....

Alfonso Richter dijo...

Tirosa,

hay muchos casos de escritores que fueron como tocados por el Espíritu Santo y algunas de sus obras fueron y son verdaderas profecías.
Malachi además tiene reportajes super esclarecedores en donde relata, dentro de los límites autoimpuestos y los juramentos y obligaciones hechas en su carácter de religioso, cosas espeluznantes, desde el ahora "San" Juan XXIII, el papa :., hasta poco antes de su propia muerte acaecida no hace mucho, pasando por el verdadero secreto de Fátima, el caso Siri, el satanismo dentro del Vaticano, etc., etc., etc..
Por ello cuando escucho a algunos hablando sobre los "problemas" que también hay dentro de la FSSPX y asi indicar que nadie está exento...me da un poco de risa por que faltan de ver la enorme asimetría entre ambos temas.
En poco llega la conclusión del sínodo de la familia, momento que parecería ser un punto de inflexión total en la Iglesia y el cristianismo, algo que de darse, no podremos decir que no estabamos advertidos.
¿Quién le dice que para el próximo lavatorio de los pies no lo hace con un clon de la oveja Dolly, apelando al inminente magisterio ecológico?.
Veremos.

Anónimo dijo...

En realidad "el caso Bergoglio" no es culpa de los jesuitas argentinos, porque ellos son apenas una muestra del mal letal que cunde en la Iglesia, y que no es otro que el Modernismo, actualmente impregnado de Teología de la Liberación.

Vean toda la porquería que desparrama un sitio como RELIGION DIGITAL, y verán que se trata de una nueva FE, que es un protestantismo liberal favorable a la secularización del Mensaje.

Es un monstruo con muchos tentáculos: tiene que ver con la exégesis bíblica, con una nueva dogmática, otra cristología y eclesiología y moral y disciplina.....todo nuevo para el hombre nuevo que, según dicen, ya no puede entender eso de LA SALVACIÓN.

La Salvación pasa ahora por la liberación social, que es lo que habrían anunciado Jesús y los Profetas. Un reino inmanente. Y ahora resulta que todas las religiones deben unirse para lograr este fin. Quién dijo que "fuera de la Iglesia no hay salvación" ? Eso es cosa del pasado. Ahora "caminemos juntos" como dice Bergoglio, que acaba de prologar un libro de Gustavo Gutiérrez (padre de la liberación).



khispano atlántico dijo...

2015 paco1 Jesuitas. THE END

Dios no los perdone a los Demoledores, porque fueron avisados y lincharon profetas, Y SABIAN PERFECTAMENTE LO QUE HACIAN.

cualquier ínclito jesuita, y todos los que comulgan con paco1 al hades...

Anónimo dijo...

¿Cómo estás viendo el pontificado de Francisco? ¿Es un símbolo más de este cambio de era?

Claro, es un símbolo concreto. Yo estoy con muchísima esperanza porque no es sólo Francisco, sino que el Espíritu Santo la lleva metidos al Vaticano tres goles en cinco minutos, como en el chiste que se cuenta, en el que un partido tiene que remontar al otro. Mi opinión personal es que, en dos mil años de cristianismo, no se ha innovado tanto como en estos sesenta años: Juan XXIII, Juan Pablo I y Francisco han sido estos tres goles.

-----------------------------------

Nota mía: lo anterior es la opinión de un reverendo pelotudo, que afirma que la verdadera Iglesia empezó con en Vaticano II, y especialmente con 3 Papas que conjuntamente no llegan a cubrir 10 años de historia ! (JP2 y B16 no existieron, porque no eran "liberacionistas")

ver
http://www.periodistadigital.com/religion/libros/2015/04/08/ignacio-duenas-el-poder-debiera-tener-miedo-del-papa-francisco-iglesia-religion-espiritualidad-politica-teologia-liberacion-historia.shtml

Anónimo dijo...

LO DECIA RATZINGER EN 1998

En su acepción relativista, dialogar significa colocar la actitud propia, es decir, la propia fe, al mismo nivel que las convicciones de los otros, sin reconocerle por principio más verdad que la que se atribuye a la opinión de los demás. Sólo si supongo por principio que el otro puede tener tanta o más razón que yo, se realiza de verdad un diálogo auténtico. Según esta concepción, el diálogo ha de ser un intercambio entre actitudes que tienen fundamentalmente el mismo rango, y, por tanto, son mutuamente relativas; sólo así se podrá obtener el máximo de cooperación e integración entre las diferentes formas religiosas (2). La disolución relativista de la cristología y, más aún, de la eclesiología, se convierte, pues, en un mandamiento central de la religión. Para volver al pensamiento de Hick: la fe en la divinidad de una persona concreta -nos dice- conduce al fanatismo y al particularismo, a la disociación de fe y amor; y esto es precisamente lo que hay que superar

VER "ESTADO ACTUAL DE LA TEOLOGIA"

http://www.corazones.org/doc/fe_teologia_actual_ratz.htm

Anónimo dijo...

No nos hagamos los naiff. Tambien hay cosas parecidas en la frate. Y algunas veces explota, otras lo esconden, pero se habla mucho del tema...

No por nada en donde hay demasiados de la vieja guardia la gente normal raja. La cosa mejora a nedida que uno se aleja de los perolocos. Mantienen las malas costumbre de la Alianza Nacional.

Catolico y punto.

Anónimo dijo...

Cardinal Leonardine - Joseph Cardinal Bernardin, Chicago (cf. also Cardinal
of Century City and Archpriest in South Carolina) - priest who assisted in
the Satanic "Enthronment of the Fallen Angel Lucifer" ceremony in the U.S.
referred to in the book

Anónimo dijo...

"Perdón, don W., pero ¿el texto se refiere a los jesuitas o al ive?"

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 8:46, una persona que no sabe distinguir entre lo que es per accidens y lo que es per se no está capacitada para opinar en materias como la presente. En efecto, el ridículo resulta inevitable.

Anónimo dijo...



Asi que dentro de la S.J.
el Padre Saenz es puro accidente ..

Anónimo dijo...

Un día dije al Cardenal Ratzinger: “Eminencia, hemos de escoger: o la libertad religiosa tal y como está en el Concilio, o el Syllabus de Pío IX. Son contradictorios y hay que escoger”. Entonces me dijo: “Pero Monseñor, ya no estamos en los tiempos del Syllabus . –¡Ah! dije, entonces la verdad cambia con el tiempo. Entonces lo que usted me dice hoy mañana ya no será verdad. Ya no hay forma de entenderse, estamos en una evolución continua, es impo­sible hablar”.

http://www.statveritas.com.ar/Varios/CPConsagraciones.htm

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 8:46 del 7 de abril, que volvió a intervenir a las 16:48 del 10 de abril: Lo que antes podía encontrar excusa en la ignorancia, queda ahora tristemente marcado por la pertinacia. Usted confunde la distinción entre sustancia y accidente con la distinción entre la predicación per se (tiene cuatro modos) y la predicación per accidens (tiene tres modos). Al incurrir en tamaño error no hace más que convalidar mi aserto precedente: el ridículo le resulta inevitable.‏
‎Para expresarme con una comparación, digamos que lo suyo se asemeja a lo de aquellos semicatólicos no practicantes que, de repente, se ven obligados a asistir a un funeral o a un matrimonio, y tratan de imitar los gestos de los fieles haciendo lamentables contorsiones, cabriolas y morisquetas rayanas en lo cómico. O también se podría comparar a las rúbricas sobre temas religiosos escritas por periodistas que desconocen el uso propio de los términos y para los cuales "el Papa dio Misa" es una opción legítima para describir un bautismo.‏
‎Tenga respeto por Ud. mismo. Le sugiero cortesmente que antes de usar una terminología que solamente "toca de oído" se informe e instruya leyendo los libros pertinentes, se examine luego diligentemente para verificar si la ha asimilado o no, y luego escriba midiendo sus palabras.