martes, 30 de junio de 2015

Sacrílegos


Hace pocos días se cumplieron los 60 años de la quema de varias iglesias católicas en la ciudad de Buenos Aires por parte de las hordas peronistas. La foto que ilustra esta entrada corresponde a la basílica de Santo Domingo y aquí podrán ver otras tomas del mismo templo destruido.
A fin de recordar ese sacrilegio y desagraviar a Nuestro Señor por la ofensa que se había perpetrado en nuestra patria, un grupo de laicos organizó una misa en una pequeña diócesis cuyana que celebraría un valiente sacerdote del lugar en una iglesia que posee una de las imágenes quemadas durante esos terribles días.
Sin embargo, horas antes de la celebración, el obispillo del lugar misericordió a los laicos y al pobre cura, prohibiendo la Santa Misa ya que, adujo, "podía interpretarse como un acto opositor al gobierno y a uno de los partidos que disputarán las próximas elecciones".
Nada nuevo bajo el sol. 


15 comentarios:

Anónimo dijo...


Va foto del altar mayor como está ahora, con el órgano que tuvo como Maestro hace décadas al difunto Héctor Zeoli

https://agendabsas.files.wordpress.com/2011/04/p26_03_11_21_50_01_.jpg

Anónimo dijo...


No son los mismos peronistas que restauran completamente la basílica de Luján, para luego hacer un concierto rockero al cual los obispos no pueden oponerse por esa cuestión de intercambio de favores ?

ver
https://www.youtube.com/results?search_query=concierto+basilica+de+lujan

Anónimo dijo...

No se puede ser peronista y católico. Sería un oximoron.

marcos dijo...

Guerra Civil Española: el 1° de febrero de 1937 se da a conocer la Carta Colectiva del Episcopado Español denunciando la brutal agresion comunista.Alguno de los Obispos firmantes sabia que ponia en riesgo su vida al firmarla, pero igual firmo´y fue martirizado.En total 13 obispos fueron asesinados, algunos tras atroces tormentos.
Fueron ejemplo de Pastores !!!!
Los obispos Argentinos son, en su inmensa mayoria, un hato de gordos cobardes y afeminados, que se acomodan para no comprometerse.Despues nos preguntamos de donde salio Bergoglio.

criollo y andaluz

Anónimo dijo...

La mala catadura, la abyecta condición de nuestros obispuchos, nos hermana aún más a argentinos y españoles.

Anónimo dijo...

El Obispo se llama Eduardo María Taussig, de la diócesis de San Rafael, acostumbrado a ser políticamente correcto y a recibir dinero del gobierno actual (peronista) para su canal de televisión y revista Caminos, por eso no quiere decir ni hacer nada. Ahora luego de que las elecciones a gobernador de Mendoza las ganó la oposición, seguro que no se va a poder hablar de que Alfonsín nos dejó el divorcio , etc. etc. etc. ajustándose al nuevo gobierno de turno. Fiel a la escuela de Jorge Mario Bergoglio.

G.M.R.

Anónimo dijo...

No es así, Anónimo. O lo es, pero no tanto.
En efecto, no es posible ser católico y peronista.
Pero mire lo que son las cosas, que es posible ser católico y autocalificarse de peronista.
Porque si es peronista ontológico no puede ser católico, pero si lo es nominalmente, aunque se crea ontológico, sí puede.
Muchas veces notan estos buenos católicos los inconvenientes dados entre Catolicismo y Peronismo y apelan al "Peronismo de Perón", que sería el Peronismo real y que ellos y unos pocos católicos más llegaron a conocer, entender y adherir.
En verdad ese Peronismo de Perón no existe. Muchas cosas opuestas ha hecho Perón y todas, dadas su autoría, pueden considerarse auténticamente peronistas. Y por eso puede haber peronistas de izquierda y derecha, gay friendly y muy machos.
El Peronismo más que una doctrina es un movimento, y es una pasión en un pueblo apasionado y agradecido. Quien recuerde la anécdota sobre Perón y cierta ayuda familiar -por ejemplo- para acceder a una primer vivienda, quedará peronista él, sus hijos y nietos.
Es la misma afectividad que ha llevado a muchos buenos católicos al Peronismo solo por haber sido la adhesión política de algún maestro que recuerdan con gratitud; o de buenas personas que a través de ciertos slogans pudieron acceder al poder para hacer el bien a otros y la mayor de las veces a ellos mismos, pero en ambos casos necesitando de ese Peronismo como elemento de subsistencia. Y la necesidad tiene cara de hereje.

Anónimo dijo...

Con estos "pastores", la difusión del Evangelio no hubiera pasado del lugar donde el Espíritu Santo bajo con lenguas de fuego sobre los Apóstoles.
Imaginemos la excusa: "no desafiar a los emperadores! "

Anónimo dijo...

Yo participe del acto de reparación que se realizo hace un par de semanas y que tuvo por objeto recorrer las Iglesias quemadas. Partimos de San Miguel Arcángel para terminar en Santo Domingo. Fue un acto emocionante, dirigido por el Dr. A. Caponetto.
Lamentablemente, si eramos 50 personas, exagero.
Saludos.

Don Diego dijo...

Como dice el turco Asís, el peronismo murió con Perón en 1974. Lo que quedó es el pejotismo, un sello partidario sin ninguna ideología detrás que tiene como única finalidad llegar al poder y mantenerse ahí a como dé lugar para hacer negocios. Por eso en el peronismo actual entra de todo, incluso gente que forma parte de partidos que históricamente han sido antiperonistas, como radicales o comunistas.

Anónimo dijo...


CURIOSIDADES DEL 9 JULIO 1816 - UN CURA VIUDO

Mariano Sánchez de Loria (Chuquisaca, actual Bolivia, 24 de septiembre de 1774 — Potosí, Bolivia, 2 de agosto de 1842) fue un abogado, político y posteriormente sacerdote boliviano. Fue diputado por Charcas del Congreso de Tucumán que el 9 de julio de 1816 declaró la Independencia Argentina.

Sánchez de Loria nació en Chuquisaca, actual Bolivia, y obtuvo su doctorado en jurisprudencia y leyes canónicas en esa ciudad. Apoyó la revolución en su ciudad en 1809 y, en 1816, fue electo como diputado por Charcas para el Congreso de Tucumán. Fue uno de los que apoyó el proyecto de una monarquía a cargo de una familia real inca para las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Después del Congreso se mudó a Buenos Aires y continuó trabajando como abogado allí. Alrededor de 1817 su esposa murió y retornó entonces a Chuquisaca donde se ordenó como sacerdote, convirtiéndose luego en canónigo de la Catedral de Charcas. Cuando murió ejercía de párroco de Tacobamba en Potosí.

Anónimo dijo...





http://www.riposte-catholique.fr/riposte-catholique-blog/breves/communique-de-labbe-bouchacourt-sur-les-dominicains-davrille

Anónimo dijo...


9 JULIO 1816 - PROPUESTA DE UN MONARCA INCA

Nos resulta curioso ver ahora el peso que tenía el Alto Perú (Bolivia)

http://www.portaldesalta.gov.ar/monarquia.htm

Anónimo dijo...

Las provincias del río de La Plata eran una región periférica y muy poco poblada. México y Perú/Bolivia tenían la plata y el oro que le interesaba a España, y millones de indios agricultores que podían trabajar las minas o ser encomendados.
El Alto Perú subsidiaba al Río de la Plata. Por eso cuando crearon el Virreynato del Río de la Plata para frenar la expansión portuguesa, le dieron el Alto Perú para que tenga una fuente de ingresos.

Después cambió todo con la exportación de cueros, carne, y el agotamiento de las minas de plata en Bolivia.
En Bolivia la zona más rica en la actualidad es Santa Cruz de la Sierra, que era una zona periférica en la época colonial, exportan soja como nuestros chacareros o los de Paraguay.


Sobre el peronismo mi reflexión es que la quema de iglesias comprueba que el slogan kirchnerista "un país con buena gente" no es tan cierto, y tampoco lo era hace más de medio siglo.

A los kirchneristas les gusta pensar que los saqueos que tuvimos hace 2 y 3 años en Diciembre fueron organizados por conspiradores, porque es preferible pensar eso y no pensar que decenas de miles de personas de ciudades de todo el país espontáneamente saquearían supermercados y negocios de sus vecinos si se les diera la posibilidad de hacerlo con impunidad. Prefieren creen en conspiraciones a creer en el pecado original.

Yo creo que los que salieron a incendiar iglesias son parecidos a esos saqueadores.

Anónimo dijo...

¿Sanchez de Loria un indigenista? ¿ por alguna de esas casualidades con sede en Bristol, también, como los mapuches???
ya en esa época parece que campeaba la estupidez.