viernes, 18 de septiembre de 2015

¿Insanía o me ne frega?

El Papa no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Al contrario:  el ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su Palabra. No debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente a sí mismo y la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, frente a todos los intentos de adaptación y alteración, así como frente a todo oportunismo
Así lo hizo el Papa Juan Pablo II, cuando, ante todos los intentos, aparentemente benévolos con respecto al hombre, frente a las interpretaciones erróneas de la libertad, destacó de modo inequívoco la inviolabilidad del ser humano, la inviolabilidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. La libertad de matar no es una verdadera libertad, sino una tiranía que reduce al ser humano a la esclavitud. El Papa es consciente de que, en sus grandes decisiones, está unido a la gran comunidad de la fe de todos los tiempos, a las interpretaciones vinculantes surgidas a lo largo del camino de peregrinación de la Iglesia. Así, su poder no está por encima, sino al servicio de la palabra de Dios, y tiene  la  responsabilidad de hacer que esta Palabra siga estando presente en su grandeza y resonando en su pureza, de modo que no la alteren los continuos cambios de las modas”.

El texto que reproduzco parecería que fue escrito ayer para reprender duramente al Papa Francisco por las decisiones que está tomando últimamente, sobre todo el Motu Proprio sobre las nuevos modos de nulidad matrimonial que, como ya todo el mundo se ha dado cuenta, no es más que el divorcio encubierto. Sin embargo, esas palabras fueron pronunciadas el sábado 7 de mayo de 2005 por el papa Benedicto XVI en la homilía de la solemne misa de toma de posesión de la cátedra romana en San Juan de Letrán.  Es un texto que pertenece de un modo bastante claro al magisterio ordinario.
Observemos que:
1. El Papa no puede hacer lo que se le ocurre; no puede ser un caprichoso que se empecina en hacer algo y, contra viento y marea, lo hace. Debe observar dos condiciones.
2. Obediencia a la Palabra de Dios y Unidad con la Tradición.
Con respecto a la indisolubilidad del matrimonio, el Evangelio es claro: “Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres; pero no ha sido así desde el principio. Y yo os digo que cualquiera que se divorcie de su mujer, salvo por infidelidad, y se case con otra, comete adulterio (Mt. 19,8-9).
Y la Tradición, que es la intérprete legítima de las palabras del Señor, también lo es. Para lo cual cito las conclusiones de dos estudios recientes y definitivos sobre el tema realizado por especialistas:
“Aunque entre los primeros cristianos el segundo matrimonio durante la vida de uno de la esposa estaba formalmente prohibido y a todos los que lo realizaban se les negaba la Sagrada Comunión, existía un pequeño pero significativo número de excepciones a esta que,  más allá de eso, siempre fue condenada. Aunque solamente podemos especular acerca de esas razones, y deben ser tratadas como especulaciones [y no hechos comprobados], eran excepciones que no pasaba por el hecho de que los primeros cristianos eran más “misericordiosos” con los divorciados…”. (J. Rist, “Divorce and Remarriage in the Early Church: Some Historical and Cultural Reflexions”, en R. Dodero, o.s.a., Remaining in the Truth of Christ. Marriage and Communion in the Catholic Church, Ignatius Press, San Francisco, 2014, p. 92).
El pícaro del Papa Francisco aludió en varias ocasiones a la “economía” de las iglesias ortodoxas que permiten el divorcio y nuevos matrimonios en ciertas condiciones. De esa manera, el muy pillo pretendía hacernos creer que se trataba de una práctica perteneciente a la Tradición. Sin embargo, dentro del mismo volumen que acabo de citar, aparece el ensayo del arzobispo Cyril Vasil, s.j., titulado “Separación, divorcio, disolución del vínculo y nuevo matrimonio: Aproximaciones teológicas y prácticas de las iglesias ortodoxas” (pp. 93-128). Allí, este especialista en el tema -y que es, además, secretario de la Congregación de para las Iglesias Orientales- muestra que la iglesia ortodoxa jamás elaboró una doctrina o un cuerpo jurídico al respecto y que los motivos por los que lo hace es a fin de adaptarse a la sociedad civil. Es decir, cedió a las presiones de los gobiernos de turno y no tuvo ni tiene ninguna seriedad al respecto. De ningún modo, entonces, puede presentarse como un antecedente.
En conclusión, el Papa Francisco, motu proprio, es decir, por propia voluntad -o capricho- decidió oficializar en los hechos el divorcio en la iglesia católica, despreciando la Palabra de Dios y el testimonio de la Tradición de la Iglesia. En palabras del papa Benedicto XVI, Bergoglio se comportó como monarca absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Y esto es algo que un Papa no puede hacer.

¿Será que Bergoglio no es Papa? Más bien tiendo a pensar que Bergoglio está loco o bien, se ne frega en la Iglesia.

35 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que dice Mons. Pinto, decano de la Rota romana y presidente de la comisión que ha dado a luz las reformas de las nulidades es escandaloso: que el Papa Bergoglio pide "a los obispos una verdadera y propia conversión, un cambio de mentalidad que los convenza a seguir la invitación de Cristo presente en su hermano el obispo de Roma". Es decir, todo lo que haga Bergoglio es "invitación de Cristo". Están apareciendo los neo-ultramontanos...

Johannes dijo...

En mi entendimiento del tema, la economía de las Iglesias Ortodoxas respecto al divorcio y nuevo matrimonio tiene un fundamento doctrinal, el cual consta de dos nociones erróneas:

1. Ellos aceptan que "lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre" (Mt 19,6), ya que sostienen que ninguna potestad meramente humana, ya sea los esposos o el Estado, puede disolver un matrimonio, pero, y ésta es la diferencia con la Iglesia Católica, sostienen que un Obispo sí puede, por la autoridad dada por Cristo a los Apóstoles cuando les dijo: "todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo" (Mt 18,18). Esa tesis es errónea como explicó S. Juan Pablo II en las secciones 6, 7 y 8 del discurso a la Rota Romana del 21 de enero de 2000. (El lo explicó con respecto al Papa, pero es obvio que si el Papa no tiene la autoridad para hacerlo, entonces los otros obispos tampoco la tienen.)

http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/2000/jan-mar/documents/hf_jp-ii_spe_20000121_rota-romana.html

2. La noción errónea anterior está necesariamente unida a la de separabilidad entre matrimonio natural y sacramento. Para los Ortodoxos, el sacramento es algo "añadido" al matrimonio natural, y en base a eso sostienen que sólo el primer matrimonio es sacramento, mientras que el segundo y eventual tercero no son sacramento, sino solamente matrimonio natural (*). En contraste, la doctrina católica sostiene que es la misma realidad del matrimonio natural la que ha sido elevada, entre los bautizados, a la dignidad del sacramento, de modo tal que existe una inseparabilidad, más aún, una identidad, entre matrimonio natural entre cristianos y sacramento. Esto lo explicó S. Juan Pablo II en la sección 13 de Familiaris Consortio, y lo reiteró en la sección 8 de su discurso a la Rota Romana del 1 de febrero de 2001.

http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/2001/february/documents/hf_jp-ii_spe_20010201_rota-romana.html

Del profesor Jorge Miras, decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Univ. de Navarra en 2006-2012, hay una excelente presentación del tema de la inseparabilidad entre matrimonio natural y sacramento, profundizando en los discursos mencionados de S. Juan Pablo II:

dadun.unav.edu/bitstream/10171/6501/1/XIV-Consentimiento.pdf

(*) Notablemente, esa concepción errónea de la relación entre sacramento y matrimonio natural de los Ortodoxos había sido reflejada en la descripción de la celebración del matrimonio en las liturgias orientales católicas en el punto 1623 del Catecismo en su primera edición, la de 1992. En la revisión de 1997 ese punto fue corregido. Lo comento para los que tengan un Catecismo pre-1997, como es mi caso.

Anónimo dijo...

Se ha dicho que "el tiempo es superior al espacio". Desde el punto de vista de la comunión eclesial ello querría decir que la Tradición a lo largo de los siglos es superior a la mayor o menor extensión geográfica de una moda cualquiera.

Anónimo dijo...

Es raro Ratzinger.
Dijo estas cosas a la par que tambien supo alejarse de la Tradicion de la Igesia en mas de una ocasion.
Yo soy un convencido que cada vez que se equivoco fue con buena voluntad y fruto de su formacion alemana (atolladero nada facil de sortear).

Raúl Benjamín dijo...

Anónimo 10:49, ¿o no será que se pone directamente en el lugar de Dios?

Anónimo dijo...

Voy a defender un poco a Bergoglio en esto.
Está equivocado, pero algo que permitió en parte este error es que siempre se dijera que el único problema de los ortodoxos era su visión sobre el modo de organización de la Iglesia y la autoridad del obispo de Roma, y no problemas doctrinales.
Tanto el ala "progresista" de la Iglesia Católica, como los más tradis, muchos fans de Putin, siempre se quedaron en que son "cismáticos, no herejes".
Y ahora por culpa de eso tenemos que comernos al uso de la "economía" ortodoxa para ver divorcios y matrimonios nuevos a la ortodoxa en la Iglesia Católica.

Anónimo dijo...

Por lo que he entendido hasta ahora, el Papa Francisco no ha ampliado las causas de nulidad. Lo que ha hecho es sumar un montón de indicios, incluso el etc., que permiten presumir una nulidad, y que por tanto ameritan un trámite rápido a través del Obispo. Pero los fundamentos de la nulidad en sí no se han modificado. Por tanto, no me parece que esto esté tocando los cimientos del Sacramento del Matrimonio. Lo que sí es cierto es que, al pedirse menos indicios de la nulidad y al no haber una segunda instancia, se echa un enorme peso sobre los hombros de los presuntos solteros que presentan su causa al Obispo.
De algún modo esto pasa a ser como la Confesión. Absolver de los pecados es igual de serio que dar una nulidad. Y sin embargo, yo me presento al sacerdote y, en un rapidísimo 'trámite', confieso mis pecados: digo que estoy arrepentido, y que tengo propósito de enmienda, y listo. El Sacerdote, en nombre de Cristo, me concede la absolución. Pero esta, para ser real, requiere que yo sea absolutamente sincero con lo que estoy diciendo. Yo puedo mentir, por supuesto, y nadie sobre la Tierra se enterará, y el Sacerdote concretará el Rito. Pero me estaré construyendo una autopista al Infierno.
Y con las nulidades rápidas, me parece que es lo mismo: quienes presenten su caso correrán un enorme peligro de incurrir en Sacrilegio si no meditan muy muy bien la estricta veracidad de lo que van a declarar.

Jacques Cathelineau dijo...

Humildemente, coincido con el anónimo de las 19:01 (salvo con lo de Putin, que me parece que no tiene que nada ver). Nunca entendí cómo puede decirse que el único problema de los ortodoxos sea el de no sujetarse al Papa, como si fuesen meramente desobedientes, indisciplinados. ¿Será acaso una broma?

Anónimo dijo...

Francisco, de acuerdo, no es un intelectual, no tiene el doctorado y no es ni un pensador ni un teólogo profundo, pero tiene experiencia de gobierno, primero en su instituto y después en la archidiócesis de Buenos Aires. Y , hay que reconocerlo, mandar se le da bien, es un pragmático puro y en lo práctico se mueve como pez en el agua: es maniobrero, agitador, manipulador,"echado palante", demagogo. Domina la táctica y también la estrategia, y además es camaleónico y seductor de las masas, eso sí, con ayuda de la parte de la prensa mundial más hostil a la Iglesia.
Pero todo ello no bastaría, si no tuviera tras de sí, apoyándole, asesorándole, orientándole, avisándole, informándole, etc., a su Compañía, es decir al sector hoy hegemónico en ella (no estoy diciendo, pues, que no queden algunos jesuitas, digamos, fieles).
De hecho, la agenda oculta de Francisco no es otra que el "programa" jesuítico para la Iglesia, que aparece perfectamente nítido, por ejemplo, en Diálogos en Jerusalén, del estirado y nefasto cardenal jesuita Martini.
Por tanto, Francisco no va por libre, aunque se busque dar esa impresión. Tiene detrás una maquinaria poderosísima y eficientísima de propaganda, agitación, intoxicación, etc., que le asesora en todo. Por tanto, de espontaneidad y meteduras de pata, nada de nada. Todo está calculado: globos sonda, guiños a los poderes de este mundo , a los enemigos de la Iglesia,etc. Tiene ,pues, un equipo en la sombra eficacísimo aunque absolutamente amoral, que domina magistralmente la propaganda y que tiene contactos muy directos con "los poderes de este mundo", especialmente con la prensa.
Creo ,pues, que se desenfoca la figura de Francisco si no se tiene suficientemente en cuenta esto. Y, por supuesto, este "equipo" no está físicamente en Santa Marta,dado que la técnica hoy permite la comunicación inmediata se esté donde se esté. El Tucho, de hecho, es casi anecdótico en este sentido, hasta quizá lo tiene para disimular a sus "asesores" verdaderos.

Anónimo dijo...

DE MUNDABOR'S

The list of people Barack Hussein Obama has invited to meet the Pope reads like the cast of a veritable freak show. From the abortionist nun to the sodomite Proddie who thinks he is a bishop, and from wannabe Catholic perverts to outright trannies in drags, there is everything the Christianophobic heart can desire. Satan's party, one would be tempted to say, if one had not reason to think Satan himself would not want to be in such disgusting company.

You might say that Body Odour is trying to slap Francis in the face, but this is highly unlikely. Events like this one are carefully planned in advance, and basic diplomacy says that Francis would not be forced to meet anyone he does not want to meet, or does not in the very least accept to meet as, erm, acceptable.

And please reflect: why would Francis not want to meet those people at the White House? Has he not received dissenters and perverts of all sorts himself?

No, the truth is far, far simple. Obama and Francis want to slap Catholicism in the face together, in a sort of liberal embrace meant to show the world how “mean” and “nasty” those Catholics out there are.

This is what Francis does day in and day out. He does not need Obama for that.

But he will certainly not waste the occasion.

Anónimo dijo...

GASTON: En la linea del anónimo de las 15, 33 creo que se exagera el aspecto "tradicional" de Ratzinger. Sin hacer ni mucho menos un estudio exhaustivo: Citó encomiásticamente a Th. de Chardin, alabó públicamente en Alemania "la experiencia religiosa de Lutero", firmó el decreto de las virtudes heroicas de Montini. E cosí via...

Johannes dijo...

Lo curioso de la percepción de los Ortodoxos como meramente cismáticos es que, además de errónea, es burdamente asimétrica. Para ellos, los católicos somos "los herejes latinos", donde nuestra supuesta herejía comenzó con la adición del filioque al credo por la nefasta influencia de los francos. Después de 1054 simplemente se pudrió todo y comenzamos a urdir la maraña y patraña escolástica.

Lo que tal vez puede decirse en descargo de los Ortodoxos es que su herejía es material pero no formal, porque los dogmas de fe católica que niegan fueron definidos como tales luego del cisma, cuando los ortodoxos ya no reconocían a la Iglesia gobernada por el Papa y los obispos en comunión con él como la única Iglesia fundada y asistida por Cristo. Por ejemplo, la simplicidad divina absoluta, negada por la doctrina de la distinción real entre la esencia y las energías divinas de Gregorio Palamas (+1359), fue definida como dogma en el IV Concilio de Letrán de 1215-16.

Uso Ortodoxos en mayúscula para el sentido convencional porque ortodoxos en sentido propio somos nosotros, como dice el Canon Romano en latín al comienzo: "una cum fámulo tuo Papa nostro N. et Antístite nostro N. et ómnibus orthodóxis atque cathólicae et apostólicae fídei cultóribus." Donde "orthodóxis" fue traducido como "Obispos que, fieles a la verdad,".

Anónimo dijo...


SANDRO MAGISTER se refiere al "pro multis" y al "por todos" de la consagración,
en las Misas que va a celebrar Francisco en estos días

http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2015/09/19/per-molti-o-per-tutti-questo-o-quello-per-lui-pari-sono/


J dijo...

A este papado le falta, para perfeccionar su pathos, la etapa de victimización. Una victimización dramática, medio grotesca, de radioteatro, que es la forma en que la tragedia argenta causada por la hybris llegada al conventillo, se materializa.
Evita y su renunciamiento histérico, Maradona y su piernas cortadas, Alfonsín, el impotente, el que no pudo, no quiso, ni lo dejaron. La pietá del Che, y Nestor Kirchner, el otro humilde y su viuda negra...
Eso perfeccionaría todo.
Y se va a cumplir, porque es inexorable. Igual que en las tragedias griegas.
¿Cómo? Sólo lo saben los dioses. Pero será a la vez terrible y ridícula.

Álvaro dijo...

Se viene el desembarco en Argentina de Mons. Luis Duacastella, secretario del difunto Cardenal Mejía y famoso mundialmente por estar implicado en el tráfico de cocaína.

http://www.lanacion.com.ar/1727686-hablo-el-secretario-de-jorge-mejia-el-cardenal-no-tiene-nada-que-ver
http://www.diarioregistrado.com/internacionales/102218-el-secretario-del-cardenal-lo-defendio-ante-el-hallazgo-de-cocaina.html

"Lucho" intentó ir a Estados Unidos pero no consiguió lugar en que lo quisieran recibir. Entonces a pedido expreso de Francisco I el obispo de San Isidro le está buscando una parroquia para que siga sus actividades pastorales.

Anónimo dijo...

Comparto el artículo que publicaron en "Adelantelafe.com" de Francisco José Soler Gil

http://www.adelantelafe.com/el-matrimonio-en-los-puertos-grises/

Anónimo dijo...

¿que actividades pastorales, Alvaro? ¿echarle más cianuro modernista a las ovejas?

Alfonso Richter dijo...

Se pueden hacer miles de consideraciones tal vez todas válidas pero agregaría una fenomenológica: su risa, la de Bergoglio. Durante todo su (des)gobierno como cardenal primado en Argentina vimos sin pausa su cara de ojete (palabra que me permitirán porque refleja vastamente lo que significa en lunfardo), cara de amargura que alguien ducho en eso de leer rostros alguna vez me indicó de acedia...Los únicos gestos efusivos eran siempre con sus hermanos mayores e iban desde aplaudir jocosamente la entrega del doctorado honoris causa al judío que previamente había negado la mesianidad y divinidad de Cristo en su propia jeta o hasta prender velas en candelabros septipuntes custodiado por el team de kipás de la sinagoga que lo agasajaba.
Cara de amargo. Siempre.
Desde que aterrizó en la Eterna, su risa, desencajada y grotesca a veces, es todo un signo a considerar si hemos de dar crédito a los místicos que se ocuparon de analizarla.
Y el famoso rayo poco antes de su desdichado aterrizaje, también.

Anónimo dijo...



QUE BUENA LA MISA CUBANA CON RITMO DE SALSA !

Anónimo dijo...

Soy de la idea de terminar con las Misas multitudinarias, sobre todo las de carácter político-social como éstas que celebra el Papa, delante de Castro, Timerman y Cía.
Hay que recuperar el sentido de ágape de la Cena Pascual, intimista y para pocos iniciados, conscientes de lo que se celebra.
Para los eventos populares, sólo liturgia de la Palabra.

Anónimo dijo...

Creo que fue aquí donde en un comentario alguien refería que se había eliminado el Yo confieso en la Misa y después en varias ocasiones he comprobado que así es. Creo que entiendo con qué objeto se elimina esta oración pero me gustaría que alguien explicara cómo es posible que se haga esto y por qué nadie protesta. Yo pienso preguntar a algún sacerdote de confianza. ¡Qué triste que haya tenido que poner "de confianza"! Saludos y gracias.

Anónimo dijo...

Estaría bueno reproducir el artículo de Soler Gil en este blog. Lo digo porque Wanderer había dado a entender que el artículo de los otros días de Soler Gil no iba a ser el único.

Anónimo dijo...

El confiteor es optativo, Pablo VI mediante, como un monton de otras opciones. Cada uno hace lo que se le canta, si tiene buen gusto y respeto por las rubricas, con mesura, si son negros e irreverentes populistas democraticos, cambalache y candobe con palmas. Cosa de negros.

Anónimo dijo...

Estamos en el horno!!! Hemos llegado al punto de pedirle un Papa no solo que defienda, sino que no destruya la enseñanza milenarias de la Iglesia... de Cristo. http://filialsuplicapapa.org/

¡Que nos pille confesados!

Anónimo dijo...

PARTE 1

Por estos días, en el sitio "Denzinger-Bergoglio" hay un intento de refutación
del Modernismo que me parece vano. Muchas veces yo hice lo mismo, pero ahora
creo que argumentar desde el Catecismo, el Magisterio o la escolástica sólo puede servir a un lector tradicionalista, quien se sentirá confirmado en su ortodoxia.

Sucede que el Modernista tiene como punto de partida el relativismo histórico, según el cual cada generación entiende o interpreta la verdad conforme a su marco mental. Y en parte tienen razón, seamos honestos. Es probable que Kant nos haya despertado, domo dicen, del "sueño dogmático", y nos haya enseñado que todas las cosas son una percepción del sujeto. Y voy a poner algunos ejemplos.

Es innegable que la Biblia nos presenta innumerables desafíos hermenéuticos,
que las generaciones han resuelto a través de Concilios o de guerras, o bien
nunca han resuelto y perduran en nuestros días. Si así no fuese, no existirían
los diversos cristianismos, por no hablar de los diversos catolicismos.
La exégesis bíblica, desde hace 200 años, es una fuente inagotable de conflictos,
y muchísimos fieles del común se escandalizarían escuchando que quizá Jesús ignoraba su condición divina, o que fue descubriendo su vocación de a poco,
o que su madre y "sus hermanos" no creían en él, o que su cuerpo no resucitó
en realidad sino que fue arrojado a una fosa común, y lo que ahora tenemos vivo
es el Cristo de la fe, bastante distinto del Jesús histórico.

Un tradicionalista (o católico a secas, como quieren algunos) rechazará de plano estas herejías, y en ésto armoniza paradójicamente con muchos herejes protestantes, que defienden la literalidad del texto en contra de sus propios hermanos liberales o "histórico-críticos". O sea que hay una división profunda en ambos campos,
y yo entiendo que ambos poseen una verdad a medias.

Para darme a entender de algún modo, voy a remitirme a "Pierre Menard autor del Quijote", un cuento maravilloso de Borges, que presenta esta frase hacia el final:

... la verdad cuya madre es la historia,
émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado,
ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir.

El sentido parece obvio: la historia es el conocimiento de los hechos pretéritos
La verdad nace de este conocimiento, e ignorar el pasado nos condena a repetirlo.

Pero Borges descubre que, unos siglos más tarde, esta sentencia se vuelve ambigua
y contradictoria, gracias a una interpretación subjetivista propia de la época.
La historia ya no son los hechos (o "facta"), sino lo que cuenta cada historiador ("acta"), puesto que nunca accedemos a los acontecimientos brutos sin un contexto
interpretativo. Lo cual es lo mismo que decir que toda cosa de este mundo es una percepción del sujeto.

Lo que ha ocurrido aquí es una nueva idea del concepto de "historia", que ya no son "hechos" sino "relatos" o crónicas literarias. Conclusión: la verdad no surge de los hechos sino del relato, como quiere el kirchnerismo.
La historia es lo que el historiador declara.
Basta con que otros lo crean, y la realidad quedará transformada.
En otros lugares Borges llega a decirnos que las ficciones del Quijote,
el Martín Fierro o Hamlet han llegado a ser más reales que Alejandro Magno o Napoleón. Ahora meditemos sobre la relación de estas afirmaciones con la Fe.

Anónimo dijo...

PARTE 2

En otros lugares Borges llega a decirnos que las ficciones del Quijote,
el Martín Fierro o Hamlet han llegado a ser más reales que Alejandro Magno o Napoleón. Ahora meditemos sobre la relación de estas afirmaciones con la Fe.

Podrá ser que eso que llamamos "kerygma" (o buena noticia del Reino)
se haya transformado, por obra de Pedro, de Pablo o de Juan,
en una pluralidad de "relatos" interpretativos de una realidad misteriosa y compleja como la persona de Jesús ?
Y si la Resurrección fuera una interpretación de los discípulos ?
San Pablo nos puso en gusrdia, diciendo: si no fuese un hecho real,
nuestra fe sería una ficción. Sin embargo, los Modernistas saben encontrarle la vuelta: dirán que efectivamente fue un hecho real, pero de otra dimensión
y ajeno a este mundo... un fenómeno que escapa a las leyes de la física y,
por tanto, a nuestra percepción. Ergo: fueron inventados o inspirados.

Y el Jesús de Nazaret no es el mismo que se apareció a los de Emaús,
por lo menos en cuanto al cuerpo. Y si es Hijo de Dios, hay que entenderlo
con otro significado. Lo mismo que el poder de atar y desatar concedido a Pedro,
que seguramente fue un texto introducido para confrontar la creciente influencia
de Pablo, el advenedizo. Y así interpretan todo, creando un tembladeral de proporciones bíblicas. Entonces de qué sirve refutarlos con el Catecismo y el Magistrio ? Ésto sólo puede servir a quien se apoya en la fe tradicional. Podría servir hasta para discutir con Lutero, pero resulta inocuo para confutar
a la hydra de muchas cabezas que es el Modernismo.

El Modernista se apoya en el relativismo histórico, justamente porque ha aceptado como principio fundamental que toda historia no es otra cosa que un relato,
no entendido como "kerygma" sino como interpretación de los hechos,
lo cual ya tiñe todo de subjetividad. Por eso no sirve declarar la "objetividad"
de los dogmas, ya que todas las cosas del mundo son una percepción del sujeto.

Se deja ver el idealismo como piedra angular del sistema. La Fe de nuestros padres pasa a ser, entonces, el fruto de nuestra relación con el mensaje de Jesús, el resultado de esta inter-relación. Los hechos del N.T. son entendidos más como "acta" que como "facta", más como relatos subjetivos que como crónicas objetivas. La mayoría de los milagros queda así desvirtuada, pues esas son cosas propias de otra época, de otra mentalidad y cultura. A nosotros nos toca sacar
lo que nos puede servir HOY para darle un sentido a la existencia.
Y no tanto o primordialmente en relación con un Dios lejano y desconocido,
sino más bien con nuestros hermanos y el mundo de aquí abajo
(inmanentismo y giro antropológico, que le dicen). La teología debe partir de
la realidad concreta (entendida como interpretación del mundo) iluminada por
la fe (dato subjetivo) en orden a la praxis transformadora (en lo posible
ecológica y social). El mundo está en nuestra manos. La idea de Dios también.

He querido esbozar un planteamiento del problema, que es apenas eso.
Y sobre el tema se pueden escribir bibliotecas. Sólo espero que a alguno le sirva.

NN

Anónimo dijo...

PARTE 3

Estas líneas que siguen se me ocurren después de ller en INFOBAE que el Papa
le dijo a los jóvenes cubanos que hay que abandonar el conventillode las ideolo-
gías y hay que buscar el diálogo y el encuentro. Por qué no vamos a poder
dialogar si pensamos diferente ? se pregunta ingenuamente Francisco.

Creo que (con buena intención) está desarmando a los que creen tener argumentos
contundentes contra el Modernismo,. por ejemplo. Aquí no cabe más que un diálogo de sordos. Un alma inficionada por el Modernismo no se a cuenta del veneno que come.



Anónimo dijo...

Avaro, tiene un link a foto de Luis Ducastella?????

Si no me equivoco, vino a dar misa a mi parroquia (dioc. San Isidro) un par de veces ya.

Se agradece al que pueda proveer un link a la cara del sujeto

Muchas gracias

Anónimo dijo...

alguno puede corroborar si este es el padre Luis Duacastella secretario del Cardenal Mejia?

https://pbs.twimg.com/profile_images/478521112830410752/-Q_xiDgp.jpeg

muchas gracias

Párroco harto de mitos dijo...

Alvaro: Mons. Ojea ya le tiene preparada a Duacastella una parroquia en un barrio "bien" para que no sufra el desarraigo. Recordemos que viene de vivir en un palacio en el Vaticano.

Al anónimo del 19 de septiembre de 2015, 18:19: recuerde que Lucho es conocido por hacer apostolado con jóvenes que viajan en taxi. También dio clases de ética en la universidad.

Al decir de Francisco no habría ningún escándalo con él porque no apunta a menores de edad.

Anónimo dijo...

Qué verguenza siento al ver como este Papa ni caso le hace al disidente cubano que reclama libertad en la isla-prisión caribeña y Bergoglio no hace más que sonreír y tocarle la cabeza y frente a sus narices se lo llevan y lo reprimen: http://www.libertaddigital.com/internacional/latinoamerica/2015-09-21/la-visita-del-papa-a-cuba-dispara-la-represion-contra-la-oposicion-1276557392
Para justificar el silencio cómplice del Papa dicen que este viaje es netamente "pastoral" precisamente en una isla donde la libertad es reprimida con cárcel, tortura, muerte. En Bolivia no fue nada "pastoral". Allí llamó "saqueadores" a los colonizadores españoles pero a Fidel Castro lo trata con guante de seda.
Eso de que no es de izquierda ya no se lo cree nadie.
Este no es un pontificado calamitoso, es mucho más que eso, la agenda de Bergoglio es unir el comunismo con el catolicismo. Entre calamitoso y perverso con agenda oculta hay una gran diferencia.
Todos los Papas cometen errores pero entre un error involuntario y un error voluntario para que parezca involuntario hay una gran diferencia. Uno es de un tonto el otro es de un hombre perverso.
Comparar a Bergoglio con Juan Pablo II o Benedicto XVI es falta de amor a la verdad.

Anónimo dijo...

Al anónimo de hs. 21:58. Efectivamente el de la foto es el padre Luis.

Anónimo dijo...

Wanderer, me tomo la libertad de llamar la atención sobre el autor y contenido del comentario en tres partes firmado por NN –el primero 20 de septiembre de 2015, 21:38.
Muy agudo.
¡Por fin un católico original en su pensamiento!
No repite lo de siempre (habitual e inútil rasgado de vestiduras) y va al fondo, que es intelectual.
Muestra un poco de la mucha tela que hay para cortar.
Wanderer, su blog está cada día mejor. A veces los comentaristas no están al nivel suyo, de sus posts, pero este NN sí. (Aclaro que no me considero comentarista: a mí no me da el piné; leo para aprender de usted y de la comunidad que ha armado, cosa que le agradezco, y con entusiasmo.)
Su tarea “se inscribe al crédito de Dios”, como dijo San Leonardo de Agatháurica.
Muchas gracias
Un aprendiz

Anónimo dijo...

gracias al que confirmó la foto de Duacastella....parece que este sacerdote se viene para zona norte nomas...

Anónimo dijo...


Agradezco el comentario de "El Aprendiz".
Es grato saber que mis líneas sobre el Modernismo le sirve a alguno.
Pero es apenas una faceta del problema, que es muy muy complejo.
Lo sustancial está en la encíclica Pascendi.
A mí me parece un tema insoluble, como no sea a través de un cisma.
Saludos. NN