lunes, 19 de octubre de 2015

Satán


Satán es uno de los libros más importantes de Albert Frank-Duquesne. La librería Vórtice acaba de publicarlo en versión electrónica y de descarga gratuita.
Y en castellano, con traducción de Jack Tollers y estudio preliminar del P. Carlos Baliña.
Pueden bajarlo en diferentes formatos desde aquí.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena recomendación Wanderer. Lo leí hace muchos años y me rompió la cabeza. Es increíble la erudición de Duquesne. No se detiene en el dato truculento: va al fondo del tema, desnuda muchos aspectos del gran Rebelde, te hace transpirar y te quita el aliento.
Gracias al traductor y al p. Baliña por el trabajo, colaborando en una edición realmente mucho mejor que la anterior. Y gracias a la editorial Vórtice: el formato técnico es insuperable (aunque no se como hara el amigo para cargar la olla, si sigue adelante con tanta descarga gratuita).

Juancho dijo...

Gracias por el trabajo que hacen los libreros y el traductor, que comparten gratuitamente!

Pero el publico pregunta.... ¿para cuando la parte II del ladrillo verde?
It´s hard to wait for such a precious thing...

Juancho.

Anónimo dijo...

Ya lo empecé. Gracias.
Por lo que voy viendo es para leer junto a De la Cábala al Progresismo, de Meinvielle, que es una obra monumental.

Anónimo dijo...

En el New York Times de ayer:

http://mobile.nytimes.com/2015/10/18/opinion/sunday/the-plot-to-change-catholicism.html?rref=collection%2Fcolumn%2Fross-douthat&action=click&contentCollection=opinion%C2%AEion=stream&module=stream_unit&version=lates&_r=1

Anónimo dijo...

Muchas gracias a JT, al P. Baliña, a Vórtice, al W y al Dr. Castaño. Que Dios se lo pague.

Voy por la introducción y es una delicia. Dice F-D que los mismos ortodoxos dieron en llamar filetismo a ese estado de división en iglesias nacionales, contrario a la nota de Unidad. Pues como la Iglesia Romana decida remitirse a las conferencias episcopales para que resuelvan como les parezca las contradicciones entre doctrina y pastoral, lo nuestro va a ser scaloppinismo.

Anónimo dijo...


FUERA DE TEMA

El 3 NOV 2014 Sandro Magister escribió un artículo cuya re-lectura resulta
muy conveniente.

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350916?sp=y

Se refiere a las reformas en curso para parecernos más a los "vetero-católicos"
y así allanar el camino al ecumenismo anhelado por el Hno. Enzo Bianchi.

No me parecen reformas insensatas.

Anónimo dijo...

Grande Alejandro Bilik

Anónimo dijo...

No tiene nada que ver con esto pero les dejo una perlita del superior general del IVE en el que se hace eco de un artículo en que critican la visión de la obediencia del p. Castellani.
______________________________________________________

De: "P. Carlos Walker, IVE"
Fecha: 20 de octubre de 2015, 0:36:05 GMT+8
Para:
Asunto: FW: sobre la obediencia en Santo Tomás
Les envío un artículo que escribió el p. Carlos Pereira en relación a la obediencia.

Resulta muy útil tener este artículo en este preciso momento porque hay quienes pretenden esgrimir la autoridad del “gran Castellani” para objetar el modo en que nosotros entendemos y vivimos el voto de obediencia. Este texto pone de manifiesto que en realidad se trata de una interpretación parcial y tendenciosa del p. Castellani.

Creo que hay que estar muy atentos con este tema, y con esta situación, por dos motivos:

1. Que si se socavan los fundamentos para obedecer, se corta de raíz un punto neuralgico de la vida religiosa. De hecho, por los frutos se conoce el árbol (cf. Mt 7,16).
2. Que hay quien ha estado haciendo “apostolado” con este tema, tratando de sembrar confusión y mal espíritu. Pero “la pureza de la fe es cosa tan preciosa que se ha de anteponer a cualquier otra pureza” (Don Orione). Hay que estar atentos.

Un gran abrazo.
p.Carlos

http://biblia.verboencarnado.net/2015/10/19/la-virtud-de-la-obediencia-en-santo-tomas-su-naturaleza-volitiva-e-intelectual/

Anónimo dijo...

si te agarra el ucraniano (algunos le dicen el croata, otros el polaco, ya ni él debe saber de dónde procede) te mata: se escribe Bilyk

Anónimo dijo...

El Dementor Eslavo!

Anónimo dijo...

es verdad.