miércoles, 4 de mayo de 2016

Muy poca laetitia

De nuestro corresponsal en el Vaticano.
Mientras tímidamente se insinúa la primavera romana, la Exhortación Postsinodal no le ha traído muchas leticias al papa Francisco. Llueven las críticas, y el estado deliberativo instalado en las etapas sinodales no ha desaparecido.
Desde la Argentina le quisieron dar una alegría y un sostén, pero resultó al revés.
Los obispos argentinos reunidos en Asamblea Plenaria le enviaron una carta felicitándolo y agradeciéndole por tan magnífico documento, que los orienta sabiamente en la vida cristiana. 
Pero, el tono tan obsequioso del texto ya generaba suspicacias en el entorno de Francisco.
El mismo Papa habría mostrado poco entusiasmo cuando recibió la carta. Dicen que tuvo un gesto de relativización de la misma.
Pero el entuerto se consumó cuando una comunicación directa, tal vez vía telefónica, le contó la verdad no escrita.
En la Asamblea Episcopal estaba previsto que hubiera una presentación, y luego análisis colectivo del documento. El encargado era el arzobispo Víctor Manuel Fernandez. ¡Nadie más indicado! Pero su exposición se limitó a las partes que no suscitan problemas. Las que tratan de las mariposas y los pajaritos. Las de una mirada casi adolescente del negocio humano del matrimonio.
No sólo il coccolato evitó entrar in medias res, sino que se suprimió el tratamiento de tales partes en la Asamblea. Como a San Pablo en el Areópago, sobre los asuntos espinosos se dijo “oiremos o hablaremos otro día”.
El análisis y el debate episcopal quedó postergado sine die. Quedó librado a que cada obispo lo vea, lo rece, lo hable en su provincia eclesiástica, o lo consulte con sus laicos del Movimiento Familiar Cristiano. Algún socarrón dijo que lo mejor era llevar la Exhortación Amoris Laetitia a que la expliquen los de la Renovación Carismática, como hablan en lenguas no se entenderá nada y todos saldrán reconfortados. 
En definitiva, lo que ocurrió es que soplaba un viento borrascoso en la Asamblea Episcopal. No hay acuerdo en la interpretación ni en qué decir a los sacerdotes y a los fieles. El ánimo real de los obispos argentinos hacia el hermano obispo de Roma está contrariado. Los tonos del fastidio varían y se expresan en las conversaciones. Pero no en la carta.
Sin embargo, siempre alguno cuenta .........

Dall'ombra der Cuppolone


Nota bene: Añado al reporte de nuestro corresponsal romano un dato, y tiene que ver con las preguntas, muy pocas y tímidas, que le hicieron a il coccolato -es decir, Mons. Tucho Fernández- luego de su presentación. Uno de los obispos preguntó si era posible, entonces, que los recasados comulgaran. Tucho respondió: “Es esa la línea que deben bajar. Esa es la posición de Roma”. Ante esto, un señor arzobispo exclamó gozoso: “En la Iglesia ya no hay principios”. Lo curioso fue que ninguno de sus hermanos en el episcopado -y eran más de cien en el recinto- fueron capaces de discutir o rechazar tal afirmación.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Los amores de Leticia,
Los amores de Leticia,
Lo son de sabor amargo
Le traban a Dios embargo,
Y le quitan lo que es suyo,
Como Adán entre los yuyos
Está el de más alto cargo.

Aura se viene lo lindo
Aura se viene lo lindo,
Igual que Caín y Abel,
Y la torre de Babel
Andarán esos obispos,
Y más fulo que un avispo
Zumbará el pastor infiel.

El Payador

Anónimo dijo...



¿..Tenemos los obispos que merecemos ....?

Anónimo dijo...

Permitir comulgar a los recasados implica suponer verdadera una de las siguientes cuatro afirmaciones, enunciadas en orden de probabilidad creciente de ser argumentadas por los partidarios de la nueva praxis.

- Comulgar en estado de pecado mortal no es más sacrilegio. Es muy improbable que alguien argumente esto, porque si una persona no está en gracia de Dios no está salvada, aún cuando no cometiese pecado adicional al comulgar.

- La absolución sacramental tiene efecto aunque no haya propósito firme de enmienda.

- El matrimonio no es más indisoluble. El mandato de Cristo tuvo vigencia absoluta en otro contexto, así como el mandato del Concilio de Jerusalén de abstenerse de la sangre y los animales sin sangrar tuvo vigencia en el contexto de las comunidades cristianas de origen mixto judeo-gentil en el siglo I. A la posible objeción de que el matrimonio indisoluble es parte de la naturaleza humana podría responderse que la naturaleza humana puede haber cambiado debido a la TV, la Internet, Facebook y Whatsapp, respuesta aplicable también al caso siguiente.

- Fornicación y adulterio no se definen más como relaciones sexuales fuera del matrimonio, sino como relaciones sexuales fuera del matrimonio o de una convivencia de hecho moralmente aceptable. El discernimiento de cuándo una convivencia de hecho post- y extra-matrimonial es moralmente aceptable requiere acompañamiento pastoral y, en Alemania, estar al día en el pago de la Kirchensteuer.

Anónimo dijo...

Destaco una perlita de Amoris Laetitia que no recuerdo haber visto comentada. Es este pasaje del punto 303:

"Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo."

Dado que en el contexto del punto 303 y los puntos anteriores y siguientes la "situación" que está siendo considerada es la de divorciados vueltos a casar civilmente, lo cual es una situación de adulterio permanente, sugerir que continuar cometiendo actos gravemente ilícitos por razón de su objeto, como es el adulterio (Catecismo 1755-1756), puede ser "la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios", "la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites", es una heterodoxia rayana en la blasfemia.

"La respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios" y "la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites" son aplicables a la conducta de alguien que un domingo no asiste a Misa sino que la sigue por TV, o al menos lee las lecturas bíblicas, para así quedarse en casa cuidando un familiar enfermo o consolidando su propia recuperación de una gripe, pero jamás pueden aplicarse a una conducta consistente en cometer actos intrínsecamente desordenados.

¿De qué sirve canonizar a Juan Pablo II para después contradecir frontalmente la doctrina de siempre que él volvió a exponer en Familiaris Consortio y Veritatis Splendor?

Ludovicus dijo...

Nadie es falso profeta en su tierra.

El Pensador dijo...

Si, tenemos los obispos que merecemos....

Aparentemente hay algo de la doctrina católica, o de su praxis, que no nos entra en el corazón ni en la cabeza, porque muy mal vamos

Anónimo dijo...

Amores Letitia, una piedra en el zapato de los papistas. He leido por ahí que las notas a pie de página nos son parte del texto y por ende del magisterio???También, que expresamente no autoriza la comunión a los que están en pecado mortal...

Lo que sí a causado Amores, es una avalancha de comentarios y tomadas de posición en referencia a la doctrina de siempre sobre el matrimonio, la Eucaristía, de eminentes Cardenales. Esto me alegra y muestra lo viva que está nuestra Iglesia.

saludos

Gregorio de la Banda Oriental


Anónimo dijo...


Estimadísimo Gibelino.... creo que no le has dado nada de espacio
a esta importantísima entrevista al Prof Robert Spaemann

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=26522

también reproducida por Sandro Magister aquí

http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2016/04/28/spaemann-e-il-caos-eretto-a-principio-con-un-tratto-di-penna/

PLEASE NO LA DEJES PASAR !

Anónimo dijo...

"Lo que desearía el pueblo de la Fe de los nuevos Obispos". Petición que presenta el P. Castellani a los obispos en el número 1 de la revista Jauja. (Enero de 1967)

1-Que entren en contacto con la realidad, es decir, con nosotros. Algunos actuales Jerarcas no son Obispos de los fieles, mucho menos de los infieles (las ovejas preferidas del Buen Pastor) sino solamente de los Curas; a los cuales cambian de lugar, y con los cuales a veces están en guerrilla.

2- Que no aparezcan a nuestros ojos como totalmente obsecuentes y sometidos a los gobiernos; a cualquier gobierno o desgobierno que no les toca la bolsa.

3- Que no hagan homenajes ambiguos a los fetiches de la tribu. El Almirante Brown no fue un héroe religioso. Tocar las campanas y cantar Tedeum en el aniversario de su muerte, "por la alegría de la patria" significa o bien que Brown ha sido un santo o bien que la Iglesia se alegra de que haya muerto.

4- Que en las Misas se lea el Santo Evangelio con una breve y clara explicación; y no esos portentos filosóficos o petrolíferos que nos endilgan.

5- Que las Pastorales consistan en una consigna o dirección (lo propio del Pastor) con la razón de ella brevemente enunciada. Esa literatura humosa que nos sirven nos hace bostezar; es siempre lo mismo, no sacamos nada en limpio: y las cosas que logramos entender, ya las sabíamos.

6-Que los Obispos sean doctores de la fe, y no meros administradores de bienes. Un doctor de la fe con un buen "micrófono "en la mano nos sería más útil que diez, veinte o treinta administradores mudos.

7-Que se limpie el santuario: que se saquen sin tardar y enérgicamente las injusticias y porquerías que hay entre ustedes mismos, antes que salgan a la vergüenza pública.

8-Que no se olviden de los pobres; que no se olviden de los herejes y destructores de la fe; que no se olviden del bien general del país.

9-Que reduzcan si pueden sus pompas, monsergas y comodidades, al menos las más visibles.

10-Que para todo esto, el pueblo de la fe tenga alguna especie de participación prudente en la selección de sus pastores.

Nómbrese a Dios. Estas 10 cosas las saben ustedes mejor que nosotros. Ahora que las saben y tienen poder para hacerlas, háganlas.

Anónimo dijo...

Yo el doctor de la fe lo prefiero sin micrófono. Mejor que lleve en la mano la palma del martirio.

Anónimo dijo...

Nuestros pastores han convertido al catolicismo en una religión poco seria, que no se respeta a sí misma. Hoy por hoy, cualquier templito pentecostal del segundo cordón del Gran Buenos Aires es teológicamente más serio y consistente que nuestra jerarquía.

Anónimo dijo...

Creo que en gran medida Bergoglio está logrando muchos de sus objetivos de fondo, por más que el descontento general vaya en aumento.
Me refiero a que esa ambigüedad que trae AL es querida por él: que quede todo en el plano subjetivo, que cada uno se la arregle con "su propia conciencia" como le gusta afirmar.
Para ello hay que derribar toda ley, toda metafísica y toda regla objetiva; ésto es lo que tanto nos escandaliza a nosotros, pues tenemos principios (de fe y de razón) y una "forma mentis" absolutamente distintos que los de esta gente (Los modernistas, digo).

BP

Anónimo dijo...

Muy bueno, Ludovicus: Nadie es falso profeta en su tierra.

Yo les he tomado afición al Guánder y a ustedes, y a otros platenses vivos y difuntos, como el P. Castellani. Frecuentarles es una delicia y me hace mucho bien al alma. Y uno de los beneficios de esta zambullida en la argentinidad es que me vacuna contra la miasma bergogliana, porque —perdonen el atrevimiento— me voy haciendo un poco de su tierra.

Anónimo dijo...

La marxistófila Dorothy Day está cerca de la "canonización" si su camarada marxista Francisco Bergoglio decidiera proclamarla "santa" del Novus Ordo.
Ella sería la primera marxista en ser non sancta.
Como Bergoglio, Day fue una abierta defensora del comunista Fidel Castro, apoyando públicamente los pelotones de fusilamiento castristas en los campos que Castro tenía "para los pobres".
Ella apoyó varios regímenes ateos y anticatólicos vinculados a la Unión Soviética


El 19 de Abril de 2016, una investigación canónica fue abierta bajo el régimen de Francisco Bergoglio sobre la vida de Dorothy Day, la simpatizante del marxismo y fundadora de autollamado Catholic Worker Movement, con la mira en la "canonización" de Day como santa de la Iglesia del Nuevo Orden. El non sancto Wojtyla-JPII ya la había declarado escandalosamente en el 2000 como "Sierva de Dios". SIERVA DEL DIABLO más parece.

De hecho, Dorothy Day fue una virtual marxista, quien apoyó a la extrema izquierda en los conflictos del siglo XX. El periódico de Day, el autollamado Catholic Worker, fue la única publicación católica en ese tiemp que apoyaba las anticatólicas milicias republicanas durante la Guerra Civil Española, cuando los sacerdotes fueron asesinados, y las monjas fueron violadas por los republiquetos españoles. Pudiera uno concluir que si Day estuviera viva hoy, apoyaría la persecución y matanza de cristianos a manos del Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIL) con su mismo guiño inmoral.


http://caballerodelainmaculada.blogspot.com.ar/2016/04/mas-canonizaciones-novus-ordo-ahora-le.html

Anónimo dijo...

...la palma del martirio es para los santos anónimo 20:12, no para los falsarios.

Anónimo dijo...

Releyendo un libro, encontré un párrafo que me pareció adecuado para esta entrada. Particularmente por provenir de alguien que estuvo en la cocina del Vaticano II:
"Es evidente. ¿No ha observado, Bergson, cuán chato se vuelve el cristianismo una vez quitado lo sobrenatural real?. ¿Qué queda?. Un moralismo respetable y bastante apremiante; un humanitarismo que siempre parece estar buscando excusar a Dios por no haber quitado las miserias humanas; un “solidarismo” simpático; una esperanza vaga en la mejoría de los asuntos del siglo. Todo eso no es sólido, no es profundo. ¿Es necesario desplazar a Dios en persona para enseñar esas virtuosas trivialidades?. Quítele lo sobrenatural y el cristianismo es vacuidad."
Jean Guitton, 'Mi testamento filosófico'.

EXPEDITO dijo...

El Papa no es un funcionario elegido por escalafón.
En toda la historia de la Iglesia los papas fueron hombres (comprobadamente) de verdad, valientes, corajudos, jefes de la Cristiandad.
Cuando cualquiera de los suyos era atacado injustamente, salían a defenderlos no a criticarlos.
Esos papas-jefes de otros tiempos, sabían dar órdenes claras, precisas, prácticas, contundentes y no esta retahila de sandeces, de discernimientos acomodaticios y de subjetivismo intranscendente.
Cuando se está en combate contra el mundo, el demonio y la carne no se puede ser relativista, es decir ser un Papa incapaz de alcanzar verdades absolutas y universalmente válidas.
Francisco tendría que estar haciendo "orden cerrado" como en la milicia, en lugar de "ejercicios espirituales". A lo mejor se le abre la mente y termina de "discernir".
MILITIS como decía Leonardo Castellani Contempomi.

SAN EXPEDITO, legionario romano.

Anónimo dijo...

No entiendo a los que hablan de "merecimientos" sobre los Obispos. Creo que es parte de la mentalidad católica engordada que pretende estándares de calidad. Creo que tiene muy poquito que ver con parte de la realidad que se repite una y mil veces a los largo de la Historia de la Salvación y de la historia de la Iglesia: fieles débiles o tibios, obispos transas, papas malos o pésimos, politiquería barata (o cara, según la época), herejías pululando por aquí o por allá (con mayor o menor arraigo), escándalos morales (más o menos conocidos), escándalos y controversias doctrinales (con mayores o menores cismas), apostasías, etc.
¿Por qué pretenden que en el s. XXI haya mejores Obispos? Si la historia se repite una y mil veces, con la gracia tan "accesible" como después de Pentecostés en el año 33.
Mi consejo a los que se hacen mala sangre con las sonseras que llegan de Roma o con los chismes de vestuario que leemos aquí con un cierto secreto placer por estar "en tema", es que asomen un poco la cabeza para no ahogarse en un vaso de agua. Todo pasa, el Señor está cada vez más próximo. Mediten los salmos y hagan bien las cosas, den testimonio y pongan la otra mejilla. Y lo demás se dará por añadidura.

Anónimo dijo...

"Uno de los obispos preguntó si era posible, entonces, que los recasados comulgaran. Tucho respondió: “Es esa la línea que deben bajar. Esa es la posición de Roma”."

Más claro, échenle agua. La apostasía está a la vista de todos. La herejía está delante de las narices de todos. Esto es absolutamente cismático.

En AL bergoglio subvierte todo. Con su slogan de que el tiempo es superior al espacio, comienza su novela diciendo una gran mentira porque DIOS ES ETERNO PRESENTE. Lo mismo que dijo hace dos mil años lo está volviendo a decir ahora.
Este es un axioma de la masonería al que recurre bergoglio para dar un falso sustento a su punto de que "la Palabra no es un conjunto de teorías abstractas sino una compañera de viaje". Chau teología, chau dogmas chau doctrinas. Resulta que ahora es Dios el que nos acompaña, el que nos sigue. El importante ya no es dios: somos cada uno. Y Dios, se adapta. Es flexible.

Jesús era tan claro, tan sencilla y contundentemente claro. A Mateo cuando lo vio sentado en la mesa de recaudación lo miró y le dijo una sola palabra: SÍGUEME.
A aquel otro al que llamó con esa misma sola palabra SÍGUEME fue el que le respondió que se había muerto su padre y que lo dejara ir a enterrarlo. Jesús fue clarito: deja que los muertos entierren a sus muertos, tu ven y SÍGUEME.

Jesús no le preguntó a Mateo si podía "acompañarlo" mientras recaudaba. Jesús no le preguntó al otro si podía acompañarlo al velorio y al entierro de su padre. ¡No! Con todos fue claro: SÍGUEME. Pero bergoglio y tuchito, dan vuelta todo.

¿Y la Jerarquía? Pues parece que están chochos de alcanzar la cúspide de la felicidad humana al sentirse que son ellos los importantes y que, ahora, Jesús los sigue a ellos y a todos aquellos a quienes les aconsejen poner en práctica las enseñanzas de bergoglio y de tuchito: dále tranquilo, adúltero, que Jesús te acompaña.

Anónimo dijo...

Contaré de nuevo una anécdota que ya relaté aquí. Hace como 15 años, un ex jesuita (que abandonó la Compañía justamente a causa de JB) nos dijo, a mí y a un grupo de amigos: "Bergoglio quiere ser Papa. Y si para llegar a ser Papa tiene que matar a la madre, la mata". ¡¡Hace 15 años!! Imaginen mi sensación el fatídico 13.3.13... El tipo es un ser ávido de poder, como acertadamente se lo describió aquí; tengo otras anécdotas que muestran esa faceta central de su personalidad, pero no puedo contarlas en este lugar. Lo conozco personalmente desde comienzos de los '80. Es rencoroso y vengativo, como sabe cualquiera que lo haya conocido un poquito. Como su sed de poder y de reconocimiento es infinita, no se detiene ante nada (ni su propia madre, en la metáfora que usó aquel ex jesuita).

El Nevado

29 de octubre de 2015, 19:20
http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2015/10/otra-vuelta-de-tuerca.html

Anónimo dijo...


Genial, como siempre, Fray Gerundio de Tormes....para sontreir un rato

https://fraygerundiodetormes.wordpress.com/

sobre el pasquín de Francisco

deanda dijo...

Seria muy buena idea lo que dice el socarron, de llevarlo a que la interpreten los de La Renovación Carismática, pues de seguro habrá más de uno que interprete el don de lenguas, y asi, el Espíritu Santo, de sus luces sobre la verdad,de amores laititia y entonces si, todos no nada más saldran reconfortados, sino seguros de la verdad.

Anónimo dijo...

ay si 8:25 muy buena forma de reir sobre la Sangre desperdiciada de Cristo en las almas que se pierden por los malos pastores que usurparon la Sede Petrina....