lunes, 4 de julio de 2016

Ocurrencias pontificias

Ayer domingo, de modo extrañamente casual, y mientras se rumoreaba que por la noche el periodista Jorge Lanata emitiría un informe comprometedor sobre la fundación pontificia Scholas Occurrentes (que pueden ver aquí), el también periodista Joaquín Morales Solá publicaba una entrevista al Sumo Pontífice en del diario La Nación, en la que Bergoglio trataba de poner paños fríos a su ríspida relación con el presidente Macri. Es que sabe que lo están sitiando y pueden comenzar a aparecer todos los chanchullos que tiene en su haber y que el gobierno conoce, y estimo que yo que el gobierno también posee las múltiples grabaciones de conversaciones telefónicas del entonces cardenal Arzobispo de Buenos Aires con las que negocia el espía Stiuso.
Pero allá ellos. Lo que a mí me impresiona y atemoriza es el nivel de cinismo e incluso, de apostasía del que hace gala el Romano Pontífice sin que nadie ya se asombre. En síntesis, me preocupa que perdamos la capacidad de asombro y, consecuentemente, de reacción frente al proceso acelerado de de descomposición de la Iglesia que estamos viviendo.
Ya sé yo que hay temas que, en absoluto, son más importantes para tratar en el blog, y sé también que desde el mismísimo 13 de marzo de 2013, desde aquí estamos advirtiendo acerca de la extrema peligrosidad de Bergoglio. Pareciera que no podemos aún desprendernos de esta misión. 
En cuanto a los sucesos de ayer, hay dos aspectos sobre los que quiero reflexionar. En primer término, la disparatada ocurrencia pontificia de las Scholas Occurrentes que, por lo que se ve, no es más que un curro del que usufructúan sus amigotes Del Corral y Palmeyro, dos facinerosos cuya mediocridad condice con la propia del pontífice. Esta fundación pretende tender puentes entre alumnos de escuelas de todo el mundo a través de encuentros y otras iniciativas igualmente ingenuas y estúpidas.. Quisiera saber yo qué puede salir de esos encuentros más que algunos cantitos insulsos, unas cuantas fornicaciones adolescentes y, en el mejor de los casos, un par de conversiones emocionales. Como bien analiza Sandro Magister, Francisco ha cambiado el concepto de educación católica con su divertida ocurrencia. Pero lo que resulta francamente inadmisible es que la Ocurrencia pontificia haya organizado a fines del año pasado un encuentro con alumnos de escuelas católicas y evangélicas en Roma, que finalizó con un encuentro musical en el Aula Pablo VI, financiado por el gobierno kirchnerista con casi un millón de dólares, y del que participaron emblemáticas figuras de la fe cristiana, como Juan Carlos Baglietto, Hilda Lizarazu y Lito Vitale.
Tratemos de recuperar el asombro. ¿Qué beneficio reportó tal encuentro a la fe y salvación eterna de esos alumnos? ¿No se alienta, acaso, con iniciativas de este tipo la confusión entre la verdad y el error, o es que ahora da lo mismo ser católico que ser evangélico, y seguir a Baglietto o a San Luis Gonzaga? Si veinte años atrás algún párroco hubiese hecho algo semejante, creo que habría causado un escándalo diocesano. Hoy, quien promueve el error, es el mismísimo Sucesor de Pedro llamado a confirmar en la fe a todos sus hermanos. El mismo personaje grosero que en los inicios mismos de su pontificado dejó plantada a una orquesta sinfónica en el Aula Paulo VI aduciendo que él no era un príncipe renacentista, organiza ahora un festival de rock y música popular en ese mismo sitio vaticano, confirmando su carácter de matón villero.
El segundo aspecto tiene que ver con el reportaje de Morales Solá, que terminó con la pregunta más previsible: cuál es la relación que tiene el Papa con los ultraconservadores. Es importante señalar que los tales son los obispos, sacerdotes, laicos y redes sociales simplemente católicas, es decir, todos aquellos que son tan exagerados como para afirmar todos y cada uno de los artículos de la fe y pretender cumplir los diez mandamientos del decálogo, afirmando que el no cumplimiento de alguno de ellos es pecado. Y el Papa Francisco, que en la misma entrevista se había mostrado tierno y misericordioso con especímenes de la calaña moral de Hebe de Bonafini, en este caso no se inmutó en afirmar que con esos personajes -nosotros, los ultraconservadores- , lo que hay que hacer, es esperar a que se jubilen y dejarlos de lado. En otras palabras, son personajes que no tienen remedio, que no son dignos ni siquiera de la omnímoda misericordia pontificia, y que lo mejor que pueden hacer es morirse cuanto antes. Sólo falta que la próxima vez sugiera que se haría un servicio a la Iglesia si alguien los ayuda a morir cuanto antes. 
Convengamos que se trata de definiciones terminantes: Francisco está marcando dos iglesias: la suya, a la que él mismo define como abierta y acogedora, dedicada a la promoción del hombre y al olvido de Dios -ver el artículo de Magister citado-, y la Iglesia de Cristo, fiel a la Verdad que Él mismo nos enseñó y que nos fue explicada por la Tradición y los Santos Padres y Doctores.
Frente a esta gravísima situación, nosotros, como laicos, no podemos hacer otra cosa más que estar alertas y advertir que el Lobo Blanco está rondando cada vez más cerca lo que queda del rebaño. Pero quienes tienen la función más delicada y absolutamente indelegable, son los cardenales y obispos puesto que, por algo, la nuestra es una Iglesia apostólica y jerárquica. Ellos debe detener los crímenes del Felón pontificio, y deben hacerlo cuanto antes. Y no basta para hacerlo decir tímidamente alguna cosita aquí y allá, celebrar de vez en cuando la misa tradicional o enrollarse en la cauda púrpura. En algún momento, más pronto que tarde, deberemos comenzar a exigir de algún modo realmente efectivo su reacción, o Bergoglio nos lleva puesto.

48 comentarios:

Anónimo dijo...

Meinvielle dixit: Como se hayan de cumplir, en esta edad cabalística, las promesas de asistencia del Divino Espíritu a la Iglesia y como se haya de verificar, que las puertas del infierno no han de prevalecer, no cabe en la mente humana. Pero así como la Iglesia comenzó siendo una semilla pequeñísima (Mt. 13,32), y se hizo árbol y árbol frondoso, así puede reducirse en su frondosidad y tener una realidad mucho más modesta. Sabemos que el mysterium iniquitatis ya está obrando (2 Tes. 2,7); pero no sabemos el límite de su poder. Sin embargo no hay dificultad en admitir que la Iglesia de la publicidad pueda ser ganada por el enemigo y convertirse de Iglesia católica en Iglesia gnóstica. Puede haber dos Iglesias, la una de la publicidad, Iglesia magnificada por la propaganda, con obispos, sacerdotes y teólogos publicitados, y aún con un Pontífice de actitudes ambiguas; y otra, Iglesia del silencio, con un Papa fiel a Jesucristo en su enseñanza y con algunos sacerdotes, obispos y fieles que lee sean adictos, esparcidos como ‘pusillus grex’ por toda la tierra. Esta segunda teoría sería la Iglesia de las promesas, y no aquella primera, que podría defeccionar. Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias, que aparentemente y exteriormente no serían sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie para mantener el equívoco. Porque, por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas, Por otra parte, produciendo hechos equívocos y aún reprobables, aparecería como alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la publicidad.

Ana Catlina Emmerick, religiosa Agustina, en 1820: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo. Vi que muchos pastores se habían dejado seducir por ideas que eran peligrosas para la Iglesia. Estaban construyendo una iglesia grande, extraña y extravagante. Todos debían ser admitidos en ella para estar unidos y tener los mismos derechos: evangélicos, católicos y sectas de cualquier denominación. Así tenía que ser la nueva iglesia. Pero Dios tenía otros proyectos”.

San Francisco de Asís: “Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma. Se predicarán diversas formas de pensar que causarán que muchos duden, aún aquellos en las distintas órdenes religiosas, hasta estar de acuerdo con aquellos herejes que causarán que mi Orden se divida. Entonces habrá tales disensiones y persecuciones a nivel universal que si esos días no se acortaran, aún los elegidos se perderían”.

Anónimo dijo...

Por suerte Benedicto le marca la cancha con firmeza: «Gracias a todos, gracias sobre todo a usted, por su bondad que me ha demostrado desde el momento de su elección, que me sorprende. Más que la belleza de los jardines vaticanos, su bondad es el lugar en el que habito y en el que me siento protegido. Espero que usted pueda seguir adelante por esta vía de la misericordia divina, mostrando la vía de Jesús, hacia Jesús, hacia Dios».(BXVI al buenazo de Pancho).

Anónimo dijo...

Bergexit urgente!!!

Timmy o tool

Anónimo dijo...

http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/132602-en-vez-de-leer-a-derrida-debieron-debatir-sobre-el-rol-del-educador-catolico-el-sadop-pide-que-se-respete-el-programa-escuela-abierta
entre las occurrentes y los ptos socialistas de Santa Fe ¡viva la "apertura" y la tolerancia!!!

Centinela español dijo...

Me da la impresión que la cosa va para largo.
El colegio cardenalicio está con Francisco. Lo nombró y no se desdecirá.
Y, en su momento, nombrará a otro como él.
No esperemos ninguna reacción pronta.
Ahora bien, no perdamos la fe: Todo esto está predicho.

Anónimo dijo...

Vengo siguiendo los comentarios que,referidos a este personaje,hace la gente en LA NACION ON LINE. Es abrumadora la mayoria que ,aunque no desde nuestra cosmovision,lo critica duramente y lo tiene bien "calado".Bergoglio es un ser nefasto y no hay que ser muy "Tradi" para darse cuenta.
Es hasta tal punto criticado, que La Nacion, muchas veces elimina los miles de comentarios que se hacen.
Tambien me he enterado,que en algunas de las carpetas que la ex presidente tendria en su poder ,figuraria una estadistica aterradora de la cantidad de curas raritos que habia en Buenos Aires durante el Bergogliato como Primado(seguramente que hay ).
Como bien dicen mis amigos españoles :que nos pillen confesados.

Marcial Zelea

Anónimo dijo...

Excelente entrada! (me gustó eso de "conversiones emocionales").

TENGO UNA IDEA

En estos tiempos en que a uno no se le ocurre otra cosa que oración y penitencia, pongo a consideración una idea a ver que les parece (ya hice la propuesta en otra página, pero parece que a nadie le interesó):

La idea es la siguiente: Hacer una pregunta directa y pública a Francisco, a partir de lo dicho en Amoris Laetitia (sé que hay otros temas, pero este me parece el más importante por el momento). Lo mejor sería que la hicieran Cardenales y Obispos de esos que hicieron buena defensa de la Doctrina en el Sínodo. Pero bueno, si no hay Príncipes que les parezca bueno hacerlo, o no tienen el valor, o qué sé yo que, al menos lo podríamos hacer los laicos, encabezados por algún laico que tenga alguna autoridad moral para iniciarlo. Y atrás firmamos todos. (No sé como hacer para juntar firmas por internet, y esas cosas).

La idea en sí consiste en hacer una sola pregunta. Una sola. Una que admita por respuesta sólo un SÍ o un NO (algo que detesta el mentiroso).

Por ejemplo: Los Cardenales Burke y Sarah, Mons Schneider, se reúnen y piden una respuesta firmada por el Papa a la siguiente pregunta (puede mejorarse, porque, como dije, la idea es que sólo pueda responder por SÍ o por NO):

“Santo Padre ¿Puede una persona que 1) convive con otra, 2) con quien mantiene relaciones sexuales (o sea, no viven como hermanos), 3) sin estar casado sacramentalmente con ella, y 4) sin propósito de cambiar tal modo de vida, recibir la Sagrada Comunión en alguna circunstancia?”

Sólo se pregunta si se puede o no en alguna circunstancia. No cuáles. No cuántas.

Conociéndolo a Francisco, sé que podría escudarse en su constante: "No me enteré de nada. No sabía". O mejor dicho, no responder nunca, y que sus intérpretes neocones nos digan que Francisco no se enteró. (Aunque si la pregunta la formulan Cardenales, ya no sería tan inocente).

Para evitar eso, todos los que puedan, debemos repetir la pregunta en todos los medios posibles (en el twiter de Francisco, en facebook, en los comentarios de cualquier página que lo nombre, en la Plaza San Pedro gritándosela o con pancartas enormes en los Angelus, repetírsela a los cercanos hasta que responda, etc).

Tal vez tenga la astucia del demonio para neutralizar los intentos, pero como no se me ocurre otra cosa, me sumo a cualquiera que esté en condiciones de encabezar la pregunta.

Alfonso Jesús Vivar

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:50, el anónimo de las 18:03 ya le respondió.

De la "fuerte oposiciòn entre dos papas", no solo no veo nada fuerte, sino q ni siquiera observo oposición.

Tirosa Laire

Anónimo dijo...

Alfonso, tengo visiones del futuro y te puedo adelantar la respuesta de Francisco:

En la situación 1), Sí
En la situación 2), Sí
En la situación 3), Sí
En la situación 4), Sí

GGG

párroco que sufre a Francisco I dijo...

Alfonso Jesús Vivar:

Ud. al final de su comentario da la respuesta que seguramente dará Francisco I. Yo le propongo otra respuesta:

Puede una persona que 1) convive con otra, 2) con quien mantiene relaciones sexuales, 3) sin estar casado sacramentalmente con ella, y 4) sin propósito de cambiar tal modo de vida, recibir la Sagrada Comunión.

O sea, la respuesta es sí.

El caso clásico es que una persona católica esté casada con una persona no bautizada con dispensa de disparidad de cultos (canon 1086). No hay matrimonio sacramental y en algunos casos ni se hizo una ceremonia en la parroquia.

Igualmente no creo que el Papa responda esto. Sino "pregúntenle a Müller" o a Schönborn o a Kasper o algo parecido.

De todos modos a lo que voy es a que estos temas no se resulven con casuística.

Anónimo dijo...

Evidentemente el cambio de actitud de Francisco para con nuestro Presidente, se debe a que Francisco lo subestimó. Y a que Macri sabe con qué bueyes ara. Mauricio fue al Vaticano, y Francisco lo humilló y lo basureó públicamente. Macri se la aguantó estoico, puso su mejor sonrisa, y no acusó el golpe. Y llegó a Buenos Aires, y -presumo- le pidió opciones a su jefe de Inteligencia. Y dispararon la Operación Monasterio. Tremendo misil con el que destruyeron al Kirchnerismo, y -de paso- dejaron a la Iglesia Católica Argentina -y a Francisco ante la sociedad argentina- con una fuerte escora (porque al argentino medio poco le importa si Di Monte y Bergoglio eran o no de la misma línea. El argentino medio ve Obispos y monjas católicos ayudando a los K a esconder sus botines). Es decir, Macri le habló a Bergoglio en el único lenguaje que Bergoglio entiende: la fuerza. Y Bergoglio, por supuesto, entendió. Primero se llamó a un desusado silencio. Luego mandó al patético dúo de Scholas a desdecir todo lo que Vera y Grabois habían dicho sobre la donación. Y finalmente salió el mismísimo Francisco en primera plana de La Nación, tendiendo puentes hacia Macri, y alabando sus virtudes personales.
Pero los Cardenales, evidentemente, no saben, no pueden, o no quieren, usar con Francisco ese lenguaje que usó Macri.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 18:03,
Benedicto pensará: 'Me hicieron la vida imposible -el sabrá hasta que punto- para que me fuera. Y me fuí. Y ahora tienen lo que tanto anhelaban. ¡Fúmenselo!!. Yo no vuelvo ni beodo'.

Daniel dijo...

Es así Wanderer...

Lo de "Scholas" fue un despropósito desde el inicio. Recuerdo a mi obispo lamentando que Scholas organizaba eventos en la diócesis sin siquiera avisar -ni hablar de pedir autorización-, y enojado porque en esos encuentros, tomados -al menos en algunos lugares de Argentina- por "LA CÁMPORA", no sólo no se proclama la verdad, sino que se enseña y promueve de modo explícito el error y la mentira.

Lo de las escuelas "Franciscocéntricas" en lugar de "Cristocéntricas" me parece una de las más osadas de todas las locuras pontificias.

Agustín dijo...

Al algunos, como el Card. Burke los pateó, ni siquiera para arriba, no para bien abajo y a otros ni esperó a que se mueran, aunque después colaboraron bastante a tal efecto, como fue el caso de Mons. Livieres, que se agravó de muerte al comprobar cómo destruían sus seminarios. Dios lo perdone!

Anónimo dijo...

Anónimo de las 19:54. Gracias por su respuesta. Por lo que entiendo, la persona cumple esos requisitos que Ud menciona, podría comulgar? La verdad que lo ignoraba. No me cierra mucho, pero puede ser. No conozco tanto. Viene bien su aclaración. Habría que reformular la pregunta. No debe ser tan complicado.

Alfonso Jesús Vivar

Julio dijo...

Lo cómico de esto es la ingenuidad política de los K: como tenían al Pancho agarrado de botas por los informes de inteligencia que lo descubren en los tropezones de su arzobispado (que parece que son mucho más de los que aparecen), pensaban usar del "prestigio" del ocupante de Santa Marta para salir a flote luego de su naufragio. No contaron con que ese "prestigio" no era más que humo publicitado por los medios enemigos de la Iglesia, y bastó que dejen un poco de comentarios sin censura para que no solo se esfumara como el humo sino que arrastrara al abismo K al otrora "prestigioso" Francisco I. Gracias K por este favor. A lo mejor alguno alcanza una suite con menos kalefacción en el horno.

Anónimo dijo...

Sabrá el Papa, que si bien él y los suyos esperan la jubilación de los retrancas, los retrancas esperamos también su jubilación que en realidad sabemos donde termina.¿Lo imaginará?

Anónimo dijo...

Alfonso, la parte católica sí puede comulgar, porque ha contraido un matrimonio natural válido. De hecho fue el caso de un amigo mío, que se casó por Iglesia con una chica católica sin estar bautizado él. Obviamente la que comulgaba era la esposa. Cuando mi amigo recibió el bautismo a los varios años de estar casados, automáticamente ambos recibieron el sacramento del matrimonio. La explicación de este caso por un cura de EWTN, el P. Benedict Groeschel, está citada en este artículo:

http://infocatolica.com/blog/sarmientos.php/0910120237-ique-dice-la-iglesia-catolica

Lo que se requiere de la parte no católica, que en el caso de mi amigo era incluso no cristiana, es que comparta la visión católica del matrimonio: abierto a la vida, indisoluble y fiel.

Su pregunta se reformula fácilmente, reemplazando 3) por: "3) sin estar unido en matrimonio con ella,". Si la otra persona es cristiana, ese matrimonio es sacramento. Si no es cristiana, es solamente matrimonio natural.

Anónimo dijo...

obvio anónimo 18:36 además de los ptos socialistas los que tampoco respetan son los putizurdos de sadop, marioneta$$ del gobierno lifshiano sin dudas.......

Anónimo dijo...

Anonimo 18:03, no esperes que le marque la cancha. Si renunciò, por los motivos que fuera, y su decisiòn fue quedarse ahi, no va a salir a decirle que esta haciendo un desastre.
O Benedicto fue forzado a renunciar (lo cual invalidaria todo) o esta haciendo una jugada que aun no comprendemos o es un cobarde o esta "gaga". Gaga no parece estar y cobarde me animo a decir que no es.

párroco que sufre a Francisco I dijo...

Alfonso Jesús Vivar:

Entiendo su intención pero por el lado de la casuística no va la cosa.

El caso que Ud propone es claro. Esa descripción impide comulgar a la mayoría de los católicos, pero no al que esté casado con dispensa de disparidad de cultos.

Una posibilidad sería preguntar si una persona en pecado mortal puede comulgar, que en el fondo es el punto de esta discusión. Pero a partir de ahí se preguntará que es estar en pecado mortal y si tal persona tiene conciencia de pecado mortal.

Y así hasta el infinito.

Anónimo dijo...

Yo "paso"de el desde prácticamente el minuto cero. Fue abrir la boca en la JMJ de Brasil y se encendieron todas las luces rojas. El tiempo me reafirma día a día.

Me importa "una higa" lo que pueda pensar de mi, mis posicionamientos en la fe y no digamos las cuestiones de carácter temporal.

Intelectualmente es corto, humanamente un grosero y como pastor ,¿como pastor? incalificable.

Mentalmente yo ya me he posicionado en el otro extremo,donde sus tentáculos no me alcancen.Le evito.Le ignoro y espero con paciencia que Dios acorte esta prueba.

No llego a calibrar como alguien tan nefasto y con sus "antecedentes",que Vds.,Los argentinos, conocen bien, a podido escalar a semejante altura, como dice mi madre,nadie es más poderoso que el Papa.


Es la fruta madura de un cáncer en la Iglesia,que ha crecido, se expande y destroza la Iglesia de Cristo:el modernismo.

La pregunta que en mi resuena es ¿porqué Dios permite esto?

Nos estamos acostumbrando a la chabacanería, la mediocridad,el error doctrinal,el trato burdo y desconsiderado,los modos dictatoriales, la palabrería absurda,todo ello en el "supuesto " Vicario de Cristo,pues de esto también empiezo a dudar.

Mis juicios pueden parecer temerarios,pero este hombre se reafirma día día. Sigue siendo el mismo que en Buenos Aires. Eso de no tener en cuenta aparte de su rebaño le define.Su rebaño es toda esa multitud que recibe,abraza y confirma en sus conductas.Al rebaño fiel lo trata con injusticia, desabrido y mal encarado.

Parece que la Iglesia a empezado a caminar con el.Es de un egocentrismo patológico.
También es verdad,que esta tranquilo,pues el Espíritu Santo solo le habla a el.
Los Santos y el Magisterio milenario de la Iglesia no pensaron en el hombre hasta ahora,Aquí está él para solucionarlo.

La situación daría risa sino fuera por lo que nos jugamos: nuestra salvación eterna y la de las almas.

Anónimo dijo...

Hay que rezar. Hay que rezar mucho.
El Cardenal Sarah se va posicionando. Quién sabe, quizás sea el próximo Papa.
http://www.catholicherald.co.uk/issues/march-11th-2016/the-unstoppable-rise-of-cardinal-sarah/

R.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 11:35,
no sigue siendo el mismo que en Buenos Aires. En Buenos Aires jamás le vimos una sonrisa.

Anónimo dijo...

En lo personal, he sido escandalizado por el silencio de los que deberían denunciar la adulteración de la religión católica por parte de Bergoglio y sus secuaces.
Ver Isaías 56:10 y los perros mudos que deberían hacer de centinelas.

Anónimo dijo...

Después de releer mi comentario de las 11.35 me digo a mi misma: ¿que poco misericordiosa has sido?,deberías tapar sus defectos como hacen otros,disimularlo, mirar para otro lado.

Más de nuevo pienso y los errores que esparce, y el daño que hace a la Iglesia y a la institución del Papado. ¿Es lícito callar?.

No se si muchos están en este dilema moral.Supongo que si.Nunca me había cuestionado mi
manera o modo de estar en la Iglesia.Simplemente creía en Nuestra Señor ,en su Iglesia.
Por su gracia ,por mis padres y tantas personas que han cimentado mi fe ,sigo aquí.

Bergoglio desestabiliza, te hace sufrir,te arranca la paz interior,y,no le importa.
Soportar esta situación donde el pastor te "arrea de manera inmisericorde " requiere santidad, y de eso carecemos muchos,yo la primera.

Alguien decía oración y penitencia.Nada que objetar.Más es lícito callar.

No se si nuestros obispos son conscientes de la inmensa soledad que este hombre provoca.Es el lado opuesto del mandato evangélico de "apaciguar","confirmar"
Crea duda y división.

Perdonen por abrir el corazón, pero cuando falta o faltan los pastores solo nos quedan las ovejas, los hermanos en la fe.

Castellano dijo...

Aunque nos parezcan increíbles estos tiempos que vivimos, si miramos la historia, los episodios históricos que han llevado casi a la disolución de la Iglesia han sido muchos, desde las persecuciones romanas, la herejía protestante, la revolución francesa, los movimientos comunistas...etc. Ahora es muy recurrente hablar del arrianismo, por sus semejanzas heréticas, al considerar a Jesús poco más que un profeta, tal vez pseudo-divinizado, pero no Dios. No debemos olvidar que en aquella época la fe católica estuvo a punto de desaparecer, y muchos obispos profesaban la fe arriana, generando divisiones increíbles. Frente a ellos, surgieron desde santos como Atanasio, a Leando e Isidoro en España. Pero si vamos a la época moderna, no podemos olvidar el siglo XVI, con los protestantes barriendo Europa y arrinconando a la fe católica. Frente a ellos, el concilio de Trento llegó tras numerosos santos que empezaron convirtiéndose ellos mismos y haciendo "bien poco", cumplir el Evangelio, anunciar a Cristo... Ahí tenemos a Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Ignacio de Loyola, Felipe Neri y tantos tantos. A estos los persiguieron, los insultaron, los excomulgaron, los llamaron fanáticos, pero ellos nunca dejaron de ser fieles a la Iglesia, en situaciones más difíciles que las nuestras.

Me preocupa esas ideas de dos iglesias... No puede haber dos iglesias, aunque una de ellas sea fiel y la otra no, porque entonces esa que no lo es, no es Iglesia. Podemos tener un papa pecador, mundano, incluso herético (aunque en este caso, dejaría de serlo), pero no dos iglesias. Podrá incluso haber dos papas (como en el cisma de occidente), pero nunca dos iglesias. Iglesia solo es Una, como uno es el bautismo y la fe. Todo lo demás son distorsiones, horribles, heréticas, pero el cuerpo de Cristo es uno. En los avatares humanos sufriremos toda esta retahíla confusa y anacrónica de actitudes y falsedades, que sin lugar a dudas manchan a la Iglesia, pero ella sigue siendo una.

Estoy convencido que veremos cosas terribles, pero cada uno de nosotros somos dueños de nuestra alma, y daremos cuenta ante Dios de qué hicimos con ella. Defendernos diciendo que tuvimos un papa nefasto, sea Alejandro VI o Francisco I, no nos ayudará a salvarnos. Ahí tenemos el evangelio, la doctrina de la Iglesia, la tradición, toda mezclada con la cizaña de estos oscuros tiempos, pero el Señor de la mies sabe separar lo uno de lo otro. Hagamos como nuestros grandes santos, a pesar de nuestra infinita pequeñez. Pongámonos ante Jesús y reconozcamos que poco podemos, pero eso poco, lo vamos a hacer. Y con eso cambiaremos el mundo. Todo lo demás, está en las misericordiosas manos del Señor. Aunque tengamos la inclinación de pensar que estos tiempos son lo más oscuros de la humanidad, no es así. Y además, el Señor nos ha dado una gracia importante: estamos comprobando como fuera de la fe, el caos es tal, que la sociedad, tal y como la conocimos, se está derrumbando. Y que solo un cambio claro, contundente, profundo, puede salvar una civilización y una humanidad que se mueve entre la autodestrucción del modernismo y la barbarie islámica. Nunca ha estado tan claro que removidos los fundamentos cristianos, la sociedad se hunde. Y en ese tremendo shock en el que se encuentras nuestras sociedades modernas, tendría que haber católicos valientes que anuncien a Jesucristo, no con esas vagas y confusas ideas que pregona ridículamente el papa, sino con el anuncio básico de nuestra fe: que Jesús ha muerto para redimir la humanidad, que está vivo porque ha vencido a la muerte, que Él nos dejó la Eucaristía, su presencia viva, para vencer al mundo y al pecado. Que Él nos amó primero, y en Él todo lo podemos. Que somos pecadores, pero que en el seno de la Iglesia, Cristo nos guarda y alimenta, con la esperanza firme de la salvación eterna.

Perdonen este discurso, lo que por aquí pasamos, esto bien lo sabemos, y Wanderer lo explica mejor que estas torpes palabras. Aún así, os dejo un artículo de Juan Manuel de Prada que llama a la esperanza en medio de la desolación:

Anónimo dijo...

Anónimo de las 13:31 hs:
tiene razón, en que no sigue siendo el mismo que en Buenos Aires. Habría que preguntarse por qué no.

Anónimo dijo...

Anónima de las 14:42,
callar es otorgar. Ante el error y ante el mal, no debemos callar. Sobre todo si el silencio ante el error lleva a la confusión, el desánimo y quizás hasta la perdición eterna de otros. O de uno mismo.

Está todo armado para que un sacerdote o párroco ( ni hablar si está en sus 50s o 60s ), que si osa hablar acerca de la doctrina católica, termina en la calle, o casi. Es mejor para muchos mirar al costado y mientras tanto van viendo si esta desolación cambia.

Los que han hablado, ya han sido misericordiados para ejemplo de todos.
¿Así que mejor guardar silencio prudente, hacemos penitencia y oración por las nuestras y los demás que se arreglen como puedan? No creo que eso corresponda a nuestro deber como católicos de ser "confesores de la Fe". }

En mi caso, me ha servido muchísimo leer blogs o sitios como este, que me consuelan y me reconfirman en la Fe y que me hacen ver que no me he quedado solo.

Anónimo dijo...

Anónimos de las 14:42 y las 17:19

Jesús ante Pilatos calló, Jesús ante los Sumos Sacerdotes calló (salvo cuando le preguntaron si era el Hijo de Dios)
a pesar del juicio inválido, de las ofensas, de los ultrajes, Jesús calló.
Yo no estoy ni de un lado ni del otro, me callo y los observo a ambos (tradis y progres).
Ojo con la calumnia.

Anónimo dijo...

Al que está escandalizado... Hace poco leí lo que escribió un monje del Athos canonizado en la Iglesia de Oriente: "Nunca me escandalicé por los pecados de los hombres y de la Iglesia".
Cuidado los que se escandalizan demasiado, que a menudo terminan cayendo en el medio de su propio escándalo.

Al que está deseando que Sarah sea el próximo Papa, le sugiero que sea un poquitín más realista. Algunos hablan del filipino como buen candidato.

El otro día, viendo el documental de Lanata y escuchando la descripción oficial del curro de las Cholas Ocurrentes, pensaba que qué masón que sonaba todo eso.. Una red internacional para "tender puentes" (???). Me parece un poco exagerado y hasta innecesario para el pudor hablar de fornicaciones, pero honestamente eso no sirve para nada.
Recuerdo que comentaron que estas Cholas pontificias tienen tres pilares. Yo pensé: Cristo, la Iglesia, la oración. No, son la educación, la cultura y el deporte. La educación de la ONU, la cultura de Unicef y el deporte de Diego Maladroga.

Anónimo dijo...

Castellano de las 15:29,
Excelente su comentario en general.
Me permito observarle, sin embargo, que si bien hay quienes tienden a decir "que esta película ya la hemos visto antes" y "en peores hemos estado", algunos pensamos que esta vez es muy diferente.
Y que lo que esta vez nos sucede no es fruto de la casualidad, ni del devenir histórico, ni es una más de tantas, sino que es la consecuencia necesaria de una conspiración multisecular que probablemente acaba de alcanzar su objetivo más preciado. Y que, si estamos en lo correcto, muy probablemente vendrá acompañada de cosas aún peores y ya predichas.

Por otra parte, es claro que Iglesia hay y habrá una sola. Pero sabemos que además habrá una falsa Iglesia a la vez, que en las Sagradas Escrituras es la prostituta que fornica ( los obedece y sirve ) con los reyes de la tierra y vestida con manto púrpura se pasea a lomo de la bestia.

Anónimo dijo...

GASTON a CASTELLANO: Perdone pero no veo el artículo de J.M de Prada.

Anónimo dijo...

La jubilación forzada del Arzobispo de Paraíba, en Brasil, muestra bién lo que ahora nos cabe, a nosotros obispos que pretendemos hacer el contrapunto a eso desastre que és Bergoglio... Por Diós, de donde sacarón un hombre asi para ser el Papa??? (Perdoem-me o castelhano mal escrito...).

Anónimo dijo...

http://statveritasblog.blogspot.com.ar/2016/07/la-ultima-luz.html
uan Manuel de Prada,

Castellano dijo...

Sobre el artículo de Juan Manuel de Prada, perdonen que no haya incorporado el enlace:

https://www.facebook.com/393349994084769/photos/a.617054201714346.1073741825.393349994084769/1064992593587169/?type=3&theater

Anónimo del 6 de julio de 2016, 0:18

Ciertamente, no nos consuela el hecho de pensar que hemos estado en peores situaciones, como bien dice usted. Pero sí quería resaltar precisamente que en aquellos momentos, la sociedad cristiana, la Iglesia, se ha salvado por Jesucristo, y cuando se ha vuelto a Él, a veces por un número tan escasamente fiel, se ha fermentado toda la masa. Ciertamente da la sensación que los mimbres de nuestra sociedad están tan podridos, que lo peor está por llegar. Y la imagen de la prostituta que fornica con los reyes de la tierra es completamente acertada (como también dice Juan Manuel de Prada), y por desgracia lo vemos en el actual Papa y en el actual Vaticano (como se vivió en la Europa renacentista, por ejemplo, o en la Francia prerevolucionaria, o en la Iglesia de la Roma Imperial...etc.).

Un saludo en Cristo.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 23:23

«Algunos hablan del filipino como buen candidato.»

¿Tagle? ¡Que Dios nos libre y nos asista! ¡Es otro Pancho! Le faltó tiempo para exhortar a «no discriminar» en la comunión.

Si lo que quieren es papas exóticos, que miren a Ranjith (India) o Tong Hon (Hong-Kong). Sarah sería, al menos en lo doctrinal, un magnífico Papa, le echó huevos con el tiranuelo marxista de Guinea Conakri, y como es negro y de país subdesarrollado («de gran potencial humano», creo que se dice ahora), los progres tendrían más difícil meterse con él, porque atentaría contra la corrección política que ellos mismos intentan imponer.

Cura porteño podrido dijo...

Y, ahora, según el P. Guillermo Marcó en su web Valores Religiosos, elaborando sobre citas de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo (h.), lo de Scholas oCURROentes es una conspiración.

Y yo que pensaba que la conspiranoia era sólo una tara del nacionalismo.

Anónimo dijo...

Probablemente el artículo de Prada que nos recomendaba Castellano es este: La última Luz

Anónimo dijo...

Anónimo de la 1:27. Me parece que no es el caso. La parte católica sí recibió el sacramento aunque el otro no.

Padre: no ignoro que el problema es más de fondo. Pero los que debieran salir al cruce no lo hacen. Y lo poco que se hace, a Francisco le resbala. Siempre tiene una salida (que parece del demonio) para zafar de cada cuestión. Aunque gracias a Dios ya lo están conociendo.

Pero sigue sin parecerme mala la idea, porque al preguntar no se afirma. Y es menor el enfrentamiento (si eso es lo que quiere evitar un obispo o un cardenal).

Tengo que sentarme a reformular la pregunta con las orientaciones que me dieron. Pero no creo que haya muchas variables más para considerar.

Gracias

Alfonso Jesús Vivar

Anónimo dijo...

Educación, cultura y deporte... es exacto lo que dijo el anónimo del 5 de julio 23hs. 23. y los dos sujetos que son los que regentean ese curro me hacen acordar a una vieja expresión lunfarda que utilizaba mi abuelo: cagador y la fuga.

Anónimo dijo...



Un amigo , Misionero en Korea del Sur ,me decía ..

..." Acá , hasta los testigos de Jéhova son Cristianos "

párroco que sufre a Francisco I dijo...

Estimado Alfonso:

no existe un sacramento por la mitad. O el matrimonio es sacramental o no lo es. Si una parte no está bautizada no es sacramental. La parte católica recibe un permiso para casarse con un matrimonio natural. La prueba está en que ese matrimonio (rato y consumado) es disoluble por el privilegio paulino. Y ningún matrimonio sacramental rato y consumado puede disolverse.

Deje la casuística de lado. No lleva a resolver problemas.

Anónimo dijo...

El anonimo de 22:23,dice cuidado con la calumnia

Dios me libre de calumniar o juzgar a nadie,solo Dios conoce el interior de nuestro corazón y nuestra alma.El conoce la mía y yo divisó un poco de mi misma.

Llevo tres años largos tratando de comprenderle.Tres años de decirme a mi misma que la equivocada era yo.Tres años de constante sobresalto con lo que dice y hace.Tres años de sufrimiento y dolor,y de llanto en algunas ocasiones.Tres años donde se reafirma una y otra vez,en aspectos doctrinales básicos,con "toques" que son manifiestamente errores.

Agradezco mucho de lo que leo en esta página y en otras,pues a veces tienes la sensación de ser un solitario.

Sólo deseaba alguien me contestase si es lícito callar.

He sido dura en mis comentarios,pero es lo que pienso.No juzgo su corazón y su alma
pero esa pertinaz actitud contra la doctrina aumentan mi brecha hacia él.

No deseo escandalizar pensaba estaba en un lugar de católicos adultos.Por mi parte será la última vez que hable de Francisco.A estas alturas todos tenemos una imagen
de él. Seguiré esquivandole, es la única manera efectiva para que no me afecte negativamente su presencia.







Anónimo dijo...

Anónimo de las 23:22 del 5 de julio:
Nuestro Señor Jesucristo calló, así es, llegada su hora y en el juicio ante el Sanhedrin y sobre todo ante el perverso Herodes. El silencio de Jesús era expresivo, porque ya estaba dicho desde antes y por otro lado marchaba voluntariamente hacia su Pasión, como Cordero llevado al matadero.

En los Santos Evangelios, podemos leer que antes de ese instante puntual, durante 3 años predicó la conversión a todos, hablo clarito y reprendió ( por su bien y para alejarlos del error ) cuantas veces hizo falta, a quienes correspondía.

Finalmente, en coincidencia a lo dicho por la Anónima del 6 de julio a las 18:04 en cuanto a callar o no ante el error, creo que conviene recordar la Segunda Carta a Timoteo, cap 4, v. 1 y 2: "Te conjuro en presencia de Dios y de Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos, por su Manifestación y por su Reino: Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina."

Anónimo dijo...

Por "buen candidato" quise decir "favorito", fue un lapsus.

Al que habló de Ranjith, que fue el que dijo públicamente que le daría sus seminario a los lefes, está desvariando lindo.. No tiene chance de ser elegido ni protodiácono el pobre tipo. Integra el panel de los ultras con Burke y Sarah y alguno más.

Un candidato interesante sería el canadiense Marc Ouellet, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Anónimo del 7 de julio de 2016, 19:25 , díganos:
¿y qué tiene de interesante el canadiense Marc Ouellet?
¿Qué testimonio de la Fe da Marc Ouellet en Canadá?
¿Es perseguido por oponerse a la agenda anticristiana de Canadá?
No he visto nada al respecto, por eso le pregunto.

Anónimo dijo...

A Anónimo del 5 de julio de 2016, 23:23

Escándalo es "poner en tentación al hermano". Etimológicamente proviene de "trampa" o "hacer caer" en griego.
No hablamos aquí de "los pecados de los hombres o de la Iglesia". Nadie está libre de pecado.
Pero como es algo sin precedentes, seguramente el santo del monte Athos que Ud. menciona no se topó con la Apostasía generalizada de sus Obispos( salvo honrosas excepciones de los que osan hablar ), mientras la religión es adulterada desde el Vaticano.