lunes, 29 de agosto de 2016

El cansancio de Benny

Cuando el 11 de febrero de 2013 nos enteramos con estupor que Benedicto XVI renunciaba al papado, retirándose a una vida alejada del mundo y de las miradas extrañas, para dedicarse a la contemplación y a la oración por la Iglesia, todos sufrimos bastante: ya no veríamos más a ese ancianito que tanto nos había reconfortado con sus palabras y sus liturgias. ¡Qué pena! ¡Qué tristeza!
Sin embargo, poco a poco el espíritu nos volvió al cuerpo. Lo empezamos a ver con cierta frecuencia alimentando a los pececitos de colores en los estanques pontificios o entretenido en largos discurso con los gatos petrinos. Lo vimos, incluso, compartir un enorme chopp con un grupo de bávaros.
Y también comenzó a hablar. Una cartita aquí; una pequeña entrevista allá; un saludo acullá. Parecía un poco raro. Hasta decepcionante. Pensábamos que todas esas cosas podría haberlas dicho desde la sede de San Pedro y de ese modo nos habríamos librado de los disparates que escuchábamos desde la sede de Santa Marta. 
Casi pierdo la paciencia en febrero de 2014 cuando, en una carta a Andrea Tornielli, le explicó que seguía usando sotana blanca “porque en el momento de mi dimisión no había otra ropa”. Es decir, se trataba de un problema de sastrería.  “Este hombre piensa que somos ingenuos”, me dije. ¿Quién va a creer semejante bobada? Solamente los neocones, que no se caracterizan por su inteligencia y perspicacia.
Pero hace pocos días cayó la gota que rebalsó el vaso. En la próxima biografía del Papa Ratzinger que saldrá publicada en breve, el mismo pontífice explica las razones de su renuncia con estas palabras: “Después de la experiencia del viaje a México y a Cuba, ya no me sentía capaz de realizar un viaje tan comprometido [a las JMJ de Río de Janeiro]. Además, con la impronta marcada por Juan Pablo II en estas jornadas, la presencia física del Papa era indispensable. No se podía pensar en una participación televisiva o en otras formas facilitadas por la tecnología. Ésta asimismo era una circunstancia por la cual la renuncia era para mí un deber”. En pocas palabras, el papa Ratzinger renunció al papado porque no podía viajar a Brasil.  
Teológicamente hablando, según Benedicto XVI, el ejercicio del ministerio petrino tiene como finalidad, desde Juan Pablo II, confirmar en la fe de Jesucristo a los cristianos y asistir a las Jornadas Mundial de la Juventud. Quien no pueda ejercitar esas dos actividades, no puede ser papa. 
“Pedro, ¿me amas? Apacienta mis ovejas y asiste a las JMJ”, será la nueva versión benedictina del evangelio de San Juan. 
Nobleza obliga, hay que decir que este mayúsculo disparate es perfectamente comparable a los mayúsculos disparates con que nos desayuna diariamente Bergoglio. O peor, porque viene de la boca de un teólogo.

Conclusiones:
1. Benedicto chochea. Si así fuera, no entiendo por qué quienes lo rodean no lo cuidan e impiden que diga semejantes pavadas.
2. Las razones de su renuncia fueron más graves y oscuras de lo que prevemos y, por eso, está dando manotazos, o bien para señalar elípticamente esa gravedad, o bien para desviar la atención del caso.

En cualquier caso -y con perdón-, nos está tomando por estúpidos.

52 comentarios:

Anónimo dijo...

The second case, the most obvious, we're in dire straits, dear Mr.Wanderer, and Benedict knows it very well.

Anónimo dijo...

Cuando leí la noticia hace unos días, tuve el mismo sentimiento que Ud, Don Wanderer. Pero había algo que me sonaba medio raro. Incluso lo puse en un comentario (que creo que no llegó bien, porque no lo vi publicado). Y es que me parece que el modo de hablar en esa entrevista no es el de Benedicto. Me dio la sensación de que el artículo era trucho (por falso o tergiversado). Hasta me olía escrito por Francisco. Sé que suena conspiranoico lo que digo, pero hoy por hoy, no me sorprendería que fuera como digo.

Seminarista dijo...

Wanderer,
símplenente había llegado a una situación en que no podía gobernar, y tras rezarlo consideró que la solución era un nuevo Papa que pudiese hacer algo. Alguien nuevo que conservase las "fuerzas" para poder gobernar. Fuerza creo que refiere más a algo más político que físico.

Anónimo dijo...

No se qué pensar, son muchas cosas raras.
Ya de por sí el primer texto de la renuncia es poco creíble: cansancio, falta de fuerzas... no parecen razones de peso. A los primeros exabruptos de Francisco, no solo el insólito silencio de Benedicto, sino hasta ciertas muestras de apoyo.
En octubre de 2014 parecía que Raztinger salía a marcarle la cancha a Pancho (http://pagina-catolica.blogspot.com.ar/2014/10/benedicto-corrige-francisco.html).
Pero en el mismo mes el Papa emérito confirmó su apoyo a Francisco: (https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2014/10/22/benedicto-xvi-el-debe-brillar-cada-vez-mas-mientras-yo-he-de-ir-quedando-en-la-sombra-juan-330/)
Después tenemos ese raro discurso de Ganswein sobre dos Papas... es llamativo que no haya conversado algo del tema con Ratzinger...
Ahora tenemos este último "testamento", donde no solo da nuevos motivos de su renuncia que son irrisorios, sino que además se deshace en elogios a Francisco...
Me quedo con la opción "1" pero barajo una tercera: los dos están de acuerdo y forman parte de un mismo plan. El objetivo es destruir el Papado (sin entrar ahora en cuestiones del despotismo de los Papas: el Papado en cuanto institución del siglo I, aquél Papado que aún hoy reclaman hasta los ortodoxos)
El de H.

Isaac Rojas dijo...

Me parece -no lo sé- que hay que sumarle algo más a las cosas decepcionantes que lo vimos hacer tras su dimisión. Y ese "algo más" es el apoyo explícito que le brindó a Bergoglio en las tres o cuatro ocasiones en las cuales se los vio juntos. Todos esos encuentros fueron aquiescentes, concordantes, de mutua simpatía y entendimiento.Podía no haberse dejado ver con Bergoglio, sin necesidad de declarar en su contra.Pero no; se juntaron dando la imagen de amistosa entente. Mi conclusión es que ambos hombres obraron de común acuerdo. El uno para renunciar y dejarle la vía expedita al otro. Y el otro para hacer campaña en el cónclave y ganarse a la mayoría de los electores. Ya se sabe que para un peronista, la especialidad es ganarse a las mayorías.
Isaac Rojas

no soy un robot... dijo...

pienso que es lo segundo de la conclusión. Me resisto a pensar que fue un cobarde.

Anónimo dijo...

Me extraña que no siendo neocon sea tan ingenuo. Por que va a decir otra cosa ahora?. Esta claro que la razon no es ninguna de las que dice (para la gilada) y quiere desviar la atencion. Lo cual esta logrando no solo en los de enfrente sino entre su propia tropa, incluido ud.
Evidentemente en todo esto hay algo que no estamos entendiendo. Si ud no fuera tan pero tan anticonspirativista quiza algo mas alcanzaria a ver. O al menos no dirìa cualquier cosa ante cualquier entrevista. Y no hablo de conspiranoia.
Lo que falta aca es, frente al "misterio", un poco de perplejidad, paciencia y humildad. Y silencio claro.

Jorge Rodríguez dijo...

Yo pienso que Benedicto renunció porque quería innovar, dejar su marca en la historia produciendo un cambio en el papado, del Papa Sumo Pontífice, Vicario de Cristo etc. pasar al Papa CEO de Cristo, que sea un manager, carismático, político, pintón, si es posible joven y que se jubile a los 65. Renunciar es su forma de decir que esto del papa tradicional ya no va mas, quedó obsoleto.

Walter E. Kurtz dijo...

Hace un tiempo que estoy releyendo la novela del P. Malachi Martin Windswept House: A Vatican Novel (en castellano traducida como "El último Papa" o "La casa barrida por el vieno") [se puede bajar aquí].

Cuando la leí por primera vez, en inglés, en una edición de bolsillo que me prestó un amigo, me pareció demasiado imposible, muy conspirativa, incluso algo ingenua y caricaturesca. Hoy que vuelvo a leerla, más de 15 años después, no estoy tan seguro. Creo que tiene bastante de profética: aunque la novela de Martin fijaba el marco temporal de la misma en el pontificado de "el Papa eslavo" y en un horizonte de 5 años, muchas de las cosas descriptas en ella se han verificado o se han hecho públicas durante el breve pontificado de Benedicto --siendo que, en realidad, el personaje del "Papa eslavo" quizá se ajusta muchísimo mejor a B16--.

Anónimo dijo...

Todo este duele, duele mucho.

Prefiero pensar que lo de las JMJ fue simplemente un detonante físico de hechos que se arrastraron por todos sus años de pontificado, que basicamente buscaron limpiar la mierda dejada por el Magno y reordenar un poco la Iglesia. Todos tienen algo de responsabilidad en este descalabro:
-Los "conservadores" halcones del juanpaulismo (Sodano y cia) que hasta el final protegieron a monstruos como Karadima y Maciel.
-La gerontocracia del clero hereje, empecinados en parasitar de la estructura eclesial para destruirla. Junto con ellos, todas las congregaciones religiosas que los auspiciaban ayer y hoy.
-los tradis, empecinados con volver a la Iglesia contrarreformista a cualquier precio, cuando el camino de la "heremenutica de la continuidad" quizás era más seguro y prudente.
etc.

Asi, no creo que Ratzinger mienta, sino que solo cuenta la punta. Sus contradicciones son esperables en alguien que se jugó por el Concilio pero que en el fondo sabe que algo malo trajo. Sigo rezando por el.

Lefe Estepario

Lefe estepario

Anónimo dijo...

Yo creo que aunque un Papa esté enfermo no debe de renunciar, porque la iglesia si realmente creemos que es de Cristo continuará porque las riendas las tomará Jesucristo, pero cuando pensamos y actuamos como si la iglesia fuera humana, pues entonces necesitamos un Papa fuerte, joven, con muchos idiomas, carismático con personalidad fuerte, si tenemos un hombre de Estado al frente de la iglesia o eso creemos, pero entonces Jesucristo, dice como sabeís hacerlo vosotros muy bien, pues yo me tumbo a dormir.

Anónimo dijo...

A pesar que muchos sectores mas tradicionalistas lo ponderaron a benedicto, el es rehen de su propia historia, no puede pensar de otra forma. Es mas progresista que juan pablo y que francisco. No nos olvidemos la filosofia que hay detras de su pensamiento. A mi no me sorprende, resulto ser lo que fue.
Y su renucia ha hecho mucho mal a la iglesia, sea cual sea su sucesor, ya lo dijo un cardenal reconocido.
Contra facta not valent argumenta.
Contra factum not valet argumentum.

Anónimo dijo...

Pues si no se puede ir a las JMJs se delega en un cardenal que lee los discursos del Papa y que, además, baila en el escenario.
Vaya excusa tonta. Casi tan tonta como que en el Vaticano no había más que sotanas blancas de su talla.
Y luego tenemos el extraño papel de monseñor Gaenswein , que llora ante las cámaras en aquella salida de los apartamentos papales ( por qué no quiere vivir allí Francisco ? ) ( no me creo lo de que necesita vida comunitaria ) y que ahora hace de pontífice entre pontífices y expone extrañas hipótesis sobre ministerios extendidos .
O están todos como cencerros o hay demasiada confusión como para no reconocer la firma del padre de la mentira.
Y no creo que haya planes de demolición orquestados por ningún poder del mundo ; Satanás está allí.
¿ Recuerdan la prisa que se dieron ambos para bendecir la estatua de San Miguel ?


Anónimo dijo...

¿Quién construyó las pirámides?

¿Alienígenas?
¿Ángeles?
¿Hombres del futuro, máquina del tiempo mediante?

¿Y si fueron simplemente los egipcios con mucho trabajo, palancas y cuerdas?

Acá pasa algo similar, no hay que multiplicar los entes sin necesidad. Ratzinger fue testigo de primera mano de un Papa enfermo y debilitado que siguió ejerciendo..........y de muchas de las chanchurrias que se habrán hecho a sus espaldas en vista de su vejez y enfermedad. Nada sorprendente, si se tiene en cuenta las que se hacen con un Papa sano incluso.

La JMJ debió haber sido una de las principales luces rojas avisando que ya no podía estar y controlar tanto como hubiese querido y prefirió que no se repitiera la historia.

¿Tan importante es una JMJ? Cambien la pregunta. Si con Papa son lo que son, ¿Qué serían en otras manos? Y si las cancela ¿No es gritar a los cuatro vientos de que ya no tiene fuerzas?

Anónimo dijo...

Coronel: es que, si no me equivoco, Malachi Martin sabia algo del "Tercer Secreto de Fatima"....y BXVI tambien!!
Y es que, si descartamos "Fatima" por snobismo anticonspirativista, quizas no estemos perdiendo algo.

Walter E. Kurtz dijo...

Anónimo de las 11:58,
El problema de la conspiranoia es que se alimenta a sí misma. ¡Sobre el mismo Malachi Martin hay decenas de teorías conspirativas! (Para muestra...)

Los católicos sólo estamos obligados a creer en la Revelación (pública) y en la Tradición, lo demás hay que analizarlo haciendo uso de la inteligencia y la virtud de la prudencia. Esta actitud no tiene nada que ver con esnobismo. Hay varias entradas de Infocaótica que lo explican muy bien.




Anónimo dijo...

El precedente de los ultimos años de JP II no deja de ser relevante. Más allá de que a los neocon pueda resultarles admirable el tesón del sujeto ante la enfermedad, lo cierto es que se veía algo bizarro y hasta digno de piedad un ancaino terminal siendo arrastrado a audiencias y giras mnudiales por una curia mundanizada y aprovechadora. Muchos problemas de la Iglesia se habrían subsanado antes de reventar si el Polaco hubiese renunciado antes. EL SI TENIA EL DEBER DE IRSE.

Quizás Ratzinger chochea, quizás solo trata de sobrevivir en un ambiente hostil, quizas ambas cosas. En todo caso, hizo un bien a la Iglesia innegable, sobre todo en materia liturgica (verdadera bisagra entre dogma y moral) y con ello generó un movimiento que, si bien pequeño aun, no para de crecer entre catolicos jovenes y los progresaurios del posconcilio ya no saben como parar.

En cuanto a la conspiranoia, ello efectivamente no viene al caso. Conocemos a los destructores de la Iglesia: están frente a nosotros y actúan hace 50 años Asi que olvidemonos de reptilianos, masones y que se yo.

Lefe Estepario

El de Brufaganya dijo...

Quizás no haya que buscar tanta conspiración; quizás la renuncia de Benedicto XVI fuera la gran inspiración antes de la zambullida.

Anónimo dijo...

no quedaría mejor casa azotada por el viento
barrida que mal suena

Anónimo dijo...

don Wander:
Ud. no es el único que piensa esto.

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1351363

Anónimo dijo...

Yo creía en la cosa era así:
"Que tu hablar sea si, si; no, no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno." Mateo 5.37. Pero parece que era o que fue así, y que ahora ya no lo es.
¿Lo será en el futuro? O no. O sí. O todo lo contrario.
Confucio Irrebuelbo, ReNuncio Apostólico, firme con la duda.

IAC dijo...

B16 --siendo Cardenal-- ya había deslizado la posibilidad (y si mal no recuerdo se refería incluso a la necesidad) de renuncia que tiene un Papa en caso de que éste ya no cuente con más fuerzas para seguir la línea de un pontificado de impronta juanpablista-conciliar (viajes, JMJ, discursos, intervenciones, libros particulares, entrevistas y ambigüedades varias como documentos que, pese a que su formato evoque magisterio pontificio, en realidad no lo eran tanto, etc.). En este sentido, las razones que aduce para renunciar, en su mentalidad, son plenamente válidas, por mucho que a nosotros nos parezcan risibles.

Anónimo dijo...

Si Benedicto XVI escribe un libro declarando su total acuerdo con lo que hace el Papa Francisco, pues... bajará muchísimo el concepto que de él tengo.

Anónimo dijo...

No es fácil enjuiciar la renuncia de Benedicto XVI, en la que se entremezclaron sus graves problemas de salud (que no se han hecho públicos) y una situación de desgobierno en la Iglesia, en la que se encontraba solo y cercado por la mafia de San Galo trabajando para el cardenal Bergoglio.

Respecto a la identidad papal, que él considera que persiste, aún después de la renuncia al ejercicio de las funciones, siendo teólogo, y un teólogo honesto y del máximo nivel, debe saberlo. Y, una cuestión, ¿a qué obedece reabrir ahora el debate sobre la renuncia? ¿a quién le interesa? ¿no será una cortina de humo para ocultar el aumento de la contestación a Bergoglio, después de su Amoris Laetitia y su creciente entrega ante el hereje Lutero?

No caigamos en la trampa, ni dejemos de valorar con respeto su pontificado y su persona.

Benedicto XVI nos mostró cómo afrontar los grandes retos para la fe cristiana y la Humanidad en nuestro época, y como exponer el anuncio cristiano, su núcleo esencial y sus valores últimos. Nos guió para ir a lo fundamental, recordándonos a través de sus tres encíclicas y convocando el Año de la Fe, que la Fe, la Esperanza y la Caridad son el corazón de la vida cristiana. Sus libros sobre el Señor son maravillosos, y en ellos, como en toda su obra, late su gran amor a Cristo. Su legado es para recordarlo, vivirlo y desarrollarlo. Siempre preciso y yendo al fondo de todo, recientemente ha definido magistralmente la ideología de género “como el pecado contra Dios Creador”.

Que se empiece a desprestigiarlo y rechazarlo es una prueba para la santidad, por la que han pasado muchos santos.

Sigamos rezando por él, que él reza por la Iglesia y por tanto, por todos nosotros.

Anónimo dijo...

Al Anónimo que dijo...

Si Benedicto XVI escribe un libro declarando su total acuerdo con lo que hace el Papa Francisco, pues... bajará muchísimo el concepto que de él tengo.

29 de agosto de 2016, 18:03

" bajará muchísimo el concepto que de él tengo. "...

Eso si que es importante .....

Anónimo dijo...

Los únicos comentarios que he leído de Benedicto XVI sobre Bergoglio son de agradecimiento por la atención que le dispensa y su trato amable para con él, eso no es ningún respaldo a la ideología bergogliana.

Por el contrario, es significativo que su secretario, Mons. Gänswein, haya hablado de la conspiración de Saint Galo para impedir su elección y oponerse a él una vez elegido Papa, y también que de una forma sutil haya puesto los "puntos sobre las íes" en cuestiones controvertidas.

Anónimo dijo...

Quizás haya una indirecta en la alusión de Benedicto a la tendencia que fijó el Polaco sobre las JMJ y la imposibilidad fisica para el.

Sabemos que Benedicto no se sentia como pez en el agua en las JMJ y que trató de darles un aspecto distinto, con la ayuda de Marini el Bueno. ¿no estará asumiendo precisamente que esa no es tarea del Papa?

Lefe estepario

Anónimo dijo...

Esto es lo que sé con certeza:

- que el Señor planeó la destrucción de los templos (no sé si se refiere a las religiones, o simplemente las estructuras-instituciones)

- que se acerca el día de la ira de Dios

¿por qué, cómo y cuándo? están por responderse.

Estos hombres que acá se acusan no hacen más que llevar a cabo el plan de Dios. De Dios nadie se burla, a Dios nada se le escapa de las manos, y todo mal sirve para bien mayor. Respetemos los designios divinos confiando en El, ocupándonos por mantener viva nuestra fe.

Anónimo dijo...


Vidas Paralelas

Benedicto habla bien de Francisco porque está "encarpetado" en Roma
Francisco habla bien de Cristina porque está "encarpetado" en Buenos Aires

Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

Anónimo de las 21.03 hs, pues entonces lea un poco más
http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/127656-benedicto-xvi-alabo-la-labor-pastoral-de-francisco

El papa emérito Benedicto XVI se refirió por primera vez públicamente a la labor de su sucesor, el papa Francisco, y elogió al actual sumo pontífice por hacer de la misericordia de dios uno de los ejes centrales de su papado.



"La práctica pastoral (de Francisco) se manifiesta precisamente en el hecho de que él nos habla continuamente de la misericordia de dios", afirmó el alemán Joseph Ratzinger en una entrevista con el jesuita Jacques Servais publicada el jueves en la edición impresa del periódico del Vaticano, "L'Osservatore Romano".



Allí Ratzinger destaca que Francisco, en su labor pastoral referida a la misericordia, se inscribe en la misma línea que Juan Pablo II.



"Es la misericordia la que nos lleva hacia dios, mientras que su justicia nos asusta", observó el papa emérito, que vive retirado en el Vaticano tras haber renunciado al pontificado en 2013.



"Para mí, el hecho de que el concepto de la misericordia de dios sea cada vez más central y dominante, es un signo de los tiempos", aseguró además Benedicto, que habló muy pocas veces en público tras haber abandonado su cargo al frente de la Iglesia católica.

Anónimo dijo...

Me hizo recordar como Franco Zeffirelli apoyaba a Benedicto, siendo que él es homosexual declarado pero anti lgbt. Otras épocas.
http://www.forumlibertas.com/franco-zeffirelli-soy-homosexual-pero-no-gay/

Alberto

Anónimo dijo...

Benedicto XVI refleja su gran fe en Jesucristo y defensa de la Doctrina de la Santa Iglesia en sus escritos, ese es su gran legado, lean todo lo que escribió, impecable... , una pena realmente y vaya a saber uno cual fue la verdadera razón de su renuncia, pero Dios juzgará, y a la Santa Iglesia la guiará el Espiritu Santo tal como prometió Jesucristo, "a pesar" de sus pastores ..... LA

lucardo dijo...

En el articulo se cita aquella cuestion de sastreria de hace un par de años.
Este año Ganswein dio un discurso publico que contradice absolutamente lo de que no habia otra ropa.
Ergo, lo primero es FALSO.

Luego tenemos estas desopilantes declaracioes de las JMJ, malisimo invento de JPII.

No son creibles , aunque sañgan en una biografia.

No, desde que el psicopata esta al mando, nada de lo publicado al respecto es creible.

Denisovic dijo...

Vamos a ver; seamos un poco más serios por favor. Es decir, una cosa es lo que un determinado periodista que va a publicar una biografía sobre Benedicto XVI afirma gratuitamente que, "el Papa ha dicho" (no presenta pruebas de su afirmación), y otra cosa muy diferente es lo que realmente ha dicho el Papa que, con TODA PROBABILIDAD, no ha dicho lo que dice el periodista que ha dicho.
No sé si se me comprende; y lo digo porque de manipuladores, uno está hasta las narices.

Wanderer dijo...

Denisovic, yo, de neocones también estoy hasta las narices. Qué prueba tiene que presentar el autor del libro? ¿La grabación? ¿La filmación de la entrevista? ¿Debería el libro venir con un CD autografiado por Benedicto? Por favor!

lucardo dijo...

Lo que se necesita para tener certeza, es primero que todo, que Benedicto es libre.

Esa certeza es imposible, a esta altura, por la presencia del JEFE PSICOPATA EN ROMA.

Anónimo dijo...

NO se mucho, leí los dos tomos de la vida de Jesús de Nazaret, de Ratzinger, y también La Infancia de Jesús. Maravillosos, llenos de grandes reflexiones en muchísimos puntos de la fe católica. Casi casi que lo podríamos poner entre los Padres de la Iglesia.

Solo noto una falla, y Dios quiera me equivoque, y es la exaltación de la misericordia divina por sobre la verdad y la justicia.

Esa cosa -abiertamente luterana en Bergoglio- de que ya estamos todos salvados por los meritos de Cristo, sin necesidad -y esto implícitamente-, de arrepentimiento, penitencia y conversión.

De ahí se explica el elogio de BXVI a la resaltación de la misericordia.

Lo que quiero decir es que BXVI ya se encontraba empastillado de misericordina.

Elaj Ai.

Anónimo dijo...

¿Habrá leído Kurtz la última batalla del diablo?

Anónimo dijo...

NO se mucho, leí los dos tomos de la vida de Jesús de Nazaret, de Ratzinger, y también La Infancia de Jesús. Maravillosos, llenos de grandes reflexiones en muchísimos puntos de la fe católica. Casi casi que lo podríamos poner entre los Padres de la Iglesia

*

Estudie antes teología de la buena y luego verá mejor quien es Ratzinger. ¡Por favor!! ¿porque ponderan sin saber?

Anónimo dijo...

Estimado amigo de las 1:42, es conveniente para el debate hacerlo sobre la realidad.

La concepción de la Misericordia Divina de Benedicto XVI, contrariamente a la de Bergoglio, va unida a la Verdad y la Justicia. Va unida a la conversión.

Dos citas. En el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica promulgado por él, ya como Papa, el 28 de junio de 2005, dice: « Acoger la misericordia de Dios supone que reconozcamos nuestras culpas, arrepintiéndonos de nuestros pecados. Dios mismo, con su Palabra y su Espíritu, descubre nuestros pecados, sitúa nuestra conciencia en la verdad sobre sí misma y nos concede la esperanza del perdón ».

Y en el Ángelus de 21 de marzo de 2010, explicó que la « Misericordia de Dios es expresión de su inmenso amor, no condena al pecador, a ningún hombre o mujer, pero exige retomar constantemente el camino de la conversión a Él usando como herramienta especialísima el Sacramento de la Reconciliación ».

Y el cardenal Müller (Doctrina de la Fe), en relación a la concepción de Bergoglio, ha dejado claro que mediante una invocación objetivamente falsa de la misericordia divina se corre el peligro de banalizar la imagen de Dios, según la cual Dios no podría más que perdonar. « Al misterio de Dios pertenece el hecho de que junto a la misericordia están también la santidad y la justicia. Si se esconden estos atributos de Dios y no se toma en serio la realidad del pecado, tampoco se puede hacer plausible a los hombres su misericordia. Jesús recibió a la mujer adúltera con gran compasión, pero también le dijo: “vete y desde ahora no peques más” (Jn 8,11). La misericordia de Dios no es una dispensa de los mandamientos de Dios y de las disposiciones de la Iglesia. Mejor dicho, ella concede la fuerza de la gracia para su cumplimiento, para levantarse después de una caída y para llevar una vida de perfección de acuerdo a la imagen del Padre celestial. Todo el orden sacramental es obra de la misericordia divina y no puede ser revocado invocando el mismo principio que lo sostiene » (La fuerza de la gracia, L`Osservatore Romano, 2013).

Anónimo dijo...



No es un error la exaltación de la Misericordia Divina sobre su Justicia. pues la Justicia nos condena a TODOS , y su Misericordia nos SALVA ....

Lo que temo más que todo , son los " justicieros " ..sin misericordia ....



JPB


Denisovic dijo...

Wanderer,
yo puedo afirmar gratuitamente que usted ha dicho esto, esto y lo otro, y me quedo tan tranquilo; otra cosa es que realmente lo haya afirmado usted, pero decir que Benedicto ha dimitido por esas escusas, no se lo cree nadie, y menos usted.

Anónimo dijo...



El Infierno esta lleno de los que han " gozado " de la Justicia de Dios ..

El Cielo esta lleno de los que han gozado de su Misericordia.....


El hombre puede eligir ...

Anónimo dijo...

Fuera del tema, pero actual: Bergoglio creo nuevao dicasterio para el "desarrolo humano integral", reuniendo toda la tarea asistencialista romana.

En otro contexto, me parecería buena la idea de ordenar la ensalada de ONGs vaticanas, pero estamos en la obsesión bergogliana de convertir a la Iglesia en la ONG piadosa que supuestamente el rechazaba.

Hasta aqui llega la manía moralista y saducea de la Iglesia barroca. Solo importa esta vida y debemos ser buenos acá. El desprecio del dogma y sobre todo de la liturgia, que une dogma y mora,en lo que son complices tanto los progres como los "conservadores", más preocupados de los maricas que del culto divino.

Lefe estepario

Anónimo dijo...

....el hombre en estos momentos no elige mucho que digamos anónimo 11:01 porque la mayoría está en pecado mortal y son esclavos del pecado. Los esclavos no pueden elegir el demonio los tiene atados, los lleva de las narices.

Anónimo dijo...

Lo que temo más que todo , son los " justicieros " ..sin misericordia ....



¨*

pues el mayor inmisericorde que existe es bergoglio ¡la misericordia LEVANTA DE LA MISERIA! y bergoglio deja a la gente sumergida en el charco de sus bajezas con lo cual se le hace imposible a esas almas presentarse ante el trono de Dios.

Anónimo dijo...

...pero no es que pecamos y así tan fácilmente recibimos esa gracia de la conversión anónimo 9:06
como buen modernista que es ratzinger siempre diciendo la mitad de la verdad, la otra la arroja a la basura. No hay gracia automática luego de pecar.

Anónimo dijo...

'Una tierra que no tiene frontera
sino manos que juntas formarán
una cadena más fuerte
que la guerra y que la muerte.
Lo sabemos, el camino es el amor.

Una patria más justa y más fraterna
donde todos construyamos la unidad,
donde nadie es desplazado
porque todos son llamados.
Lo sabemos, el camino es el amor.

Un nuevo sol se levanta
sobre la nueva civilización que nace hoy
Una cadena más fuerte
que el odio y que la muerte.
Lo sabemos, el camino es el amor.

La justicia es la fuerza de la paz,
el amor, quien hace perdonar.
La verdad, la fuerza
que nos da liberación.
Lo sabemos, el camino es el amor.

El que tiene comparte su riqueza
y el que sabe no impone su verdad.
El que manda entiende
que el poder es un servicio.
Lo sabemos, el camino es el amor.

El que cree contagia con su vida
y el dolor se cubre con amor,
porque el hombre se siente
solidario con el mundo.
Lo sabemos, el camino es el amor."
Himno de la JMJ 1987... Estamos mal hace tiempo che...

A.

lucardo dijo...

Completando lo dicho sobre Benedicto y el supuesto parentesco con la misericordia Bergogliana, que fue , en mi opinion acertadamente replicado, ;

La enciclica de la Esperanza, que es una maravilla, se refiere con enfasis, a que Finalmente habra una esperada JUSTICIA DIVINA, frente al mal y al pecado en el mundo.

Es imposible oir algo parecido que salga de la boca de Bergoglio.

Anónimo dijo...

Una justicia que ellos atraen sobre el mundo por no hacer la consagración lucardo.22:13

Anónimo dijo...

anónimo 21:36 en ese himno se trasluce el cambiemos a Dios por el amor de Feuerbach, en ese himno no está Dios sino el amor humano que no conduce al cielo sino al anticristo que aglutinará a las pobres engañadas almas al sincretismo religioso que preparan desde el vaticano dos. Al mejor estilo de John Lennon y su imaginado heaven sin Dios.

Anónimo dijo...

La enciclica de la Esperanza, que es una maravilla, se refiere con enfasis, a que Finalmente habra una esperada JUSTICIA DIVINA, frente al mal y al pecado en el mundo.

Es imposible oir algo parecido que salga de la boca de Bergoglio.


No lo subestime a Bergoglio, el está seguro que la Justicia Divina espera a los de derecha, los mafiosos, los pepinillos avinagrados y todos los que se le oponen por no escuchar al Espiritu.