jueves, 1 de septiembre de 2016

La perversidad de Evelyn Waugh


- ¿No pensó alguna vez que puede llegar un momento en que no haya ningún alumno en la especialidad clásica?
- ¡Oh, sí! A menudo.
- Lo que quería sugerirle esta esto: si no le parecería mal hacerse cargo de alguna otra materia, además de las lenguas clásicas. Historia, por ejemplo; preferentemente historia económica.
- Sí, señor rector, me parecería mal.
- Pero usted sabe que el porvenir puede depararnos una crisis.
- Sí, señor rector.
- Y entonces, ¿qué piensa hacer?
- Si me permite, señor rector, seguiré dando mi materia como hasta ahora, mientras hay un solo alumno que quiera estudiar lenguas clásicas. Me parece que sería realmente una perversidad hacer algo para preparar un muchacho para el mundo moderno.
- Es un punto de vista un poco estrecho, Scott-King.
- En ese sentido, señor rector, con el respeto que usted me merece, disiento profundamente. Me parece que es el punto de vista más amplio que puede pedirse.

Evelyn Waugh, La nueva Neutralia, Criterio, Buenos Aires, 1953, pp. 128-29.

63 comentarios:

Agustín dijo...

“You know,” [the headmaster] said, “we are starting this year with fifteen fewer classical specialists than we had last term?”

“I thought that would be about the number.”

“As you know I’m an old Greats man myself. I deplore it as much as you do. But what are we to do? Parents are not interested in producing the ‘complete man’ any more. They want to qualify their boys for jobs in the modern world. You can hardly blame them, can you?”

“Oh yes,” said Scott-King. “I can and do.”

“I always say you are a much more important man here than I am. One couldn’t conceive of Granchester without Scott-King. But has it ever occurred to you that a time may come when there will be no more classical boys at all?”

“Oh yes. Often.”

“What I was going to suggest was – I wonder if you will consider taking some other subject as well as the classics? History, for example, preferably economic history?”

“No, headmaster.”

“But, you know, there may be something of a crisis ahead.”

“Yes, headmaster.”

“Then what do you intend to do?”

“If you approve, headmaster, I will stay as I am here as long as any boy wants to read the classics. I think it would be very wicked indeed to do anything to fit a boy for the modern world.”

“It’s a short-sighted view, Scott-King.”

“There, headmaster, with all respect, I differ from you profoundly. I think it the most long-sighted view it is possible to take.”

Evelyn Waugh, Scott-King's Modern Europe.

Martin Ellingham dijo...

Como defensa de las Humanidades estoy de acuerdo, sobre todo en una Universidad que tiende a desplazarlas por otras disciplinas utilitarias. También podría haber lecturas poco sensatas, contraposiciones artificiosas. Como la dicotomía acción o contemplación. Decía un tomista del siglo pasado: de suyo es mejor filosofar que ganar dinero; pero si Ud. y su familia están pasando hambre, trabajar es prioritario en sus circunstancias.
Saludos.

elsosiegoacantilado dijo...

Genial.
Gracias por compartirlo.

Pensador dijo...

Don Martín, al parecer se mueve en un ámbito muy lejano a mi realidad, ya que constantemente está advirtiendo acerca de la falta en el deber de estado. Ahora, su comentario es totalmente gratuito e inoportuno, le digo por que con un ejemplo que me sucedio hace poco.

Reunido en un grupo X de una parroquia X, habiamos decidido desde ppio. de año comentar leer La Imitación de Cristo, como libro de referencia este año para formarnos espiritualmente. Haciendo la salvedad de que el libro es escrito por un monje para monjes, pudimos abordarlo convenientemente con grandes provechos espirituales y reflexiones muy nutridas. Sucedio que llegamos al capítulo sobre el silencio; y como era de esperarse, chocó profundamente. Alguein en teoría mas versado en cosas espirituales quiso aclarar la situacion diciendo que, al ser laicos, nos correspondía casi nada de silencio, y que el mundo en que vivimos, por el trabajo, y un monton de excusas sin sentido, en vez de, como hizo Jesucristo, invitarnos a que, aunque sea un esfuerzo, buscar a Dios en lo secreto y en el silencio.

Hago la analogía con su comentario: lo mejor justamente para alguien que vive sumido en la pobreza es tener algo minimo adonde alzar la cabeza. Quien padece con su familia, debe mirar hacia afuera, no hacia su propia miseria para hundirse mas. Lo prioritario es respecto al momento, si, pero va a trabajar mejor alguien formado humanamente que alguien formado economicamente y eso es en todos los ámbitos.

Sino mire los nuevos pobres: carecen de cualquier formación humana y bella, carecen, peor, de cualquier contacto con lo humano y lo bello. La conclusión es la miseria, no la pobreza, y doy fe de que muchos hacen esfuerzos sobrehumanos para salir del hambre.

UCA, la que te desedUCA dijo...

La pendiente de la Universidad fue tal, que hoy esas clases y profesores no abundan, y aún cuando la búsqueda o casualidad pueda permitir el encuentro de alguno, son tan pocos que si el universitario no quiere terminar definitivamente burro, deberá, luego de graduado, cuando ya no haya obligación de aprobar exámenes con tonterías para memorizar, seguir estudiando.
El hombre culto hoy no puede ser otra cosa que un autodidacta o casi, pues muy poco es lo que podrá tomar de los escasos profesores de valor que se llegue a topar.
Y ser autodidacta, según sea la materia, como ser Filosofía y Teología, es en extremo arduo (y peligroso).
La Historia y la Literatura en esto son más sencillas.
Los idiomas, dependiendo de las propias habilidades, también se pueden aprender en soledad luego del empujoncito, o sin él, de algún profesor.

Anónimo dijo...

http://www.mdzol.com/nota/691915-hablaron-las-monjas-torturadas/

Anónimo dijo...

Don Ellingham tiene una fijación con la dicotomía acción-contemplación...

Johannes dijo...

El parecer del personaje de Waugh difiere diametralmente del punto 148 de la Pacem in Terris, de la cual copio la subsección completa para dar contexto:

V. NORMAS PARA LA ACCIÓN TEMPORAL DEL CRISTIANO

Presencia activa en todos los campos

146. Al llegar aquí exhortamos de nuevo a nuestros hijos a participar activamente en la vida pública y colaborar en el progreso del bien común de todo el género humano y de su propia nación. Iluminados por la luz de la fe cristiana y guiados por la caridad, deben procurar con no menor esfuerzo que las instituciones de carácter económico, social, cultural o político, lejos de crear a los hombres obstáculos, les presten ayuda positiva para su personal perfeccionamiento, así en el orden natural como en el sobrenatural.

Cultura, técnica y experiencia

147. Sin embargo, para imbuir la vida pública de un país con rectas normas y principios cristianos, no basta que nuestros hijos gocen de la luz sobrenatural de la fe y se muevan por el deseo de promover el bien; se requiere, además, que penetren en las instituciones de la misma vida pública y actúen con eficacia desde dentro de ellas.

148. Pero como la civilización contemporánea se caracteriza sobre todo por un elevado índice científico y técnico, nadie puede penetrar en las instituciones públicas si no posee cultura científica, idoneidad técnica y experiencia profesional.

Virtudes morales y valores del espíritu

149. Todas estas cualidades deben ser consideradas insuficientes por completo para dar a las relaciones de la vida diaria un sentido más humano, ya que este sentido requiere necesariamente como fundamento la verdad; como medida, la justicia; como fuerza impulsora, la caridad, y como hábito normal, la libertad.

150. Para que los hombres puedan practicar realmente estos principios han de esforzarse, lo primero, por observar, en el desempeño de sus actividades temporales, las leyes propias de cada una y los métodos que responden a su específica naturaleza; lo segundo, han de ajustar sus actividades personales al orden moral y, por consiguiente, han de proceder como quien ejerce un derecho o cumple una obligación. Más aún: la razón exige que los hombres, obedeciendo a los designios providenciales de Dios relativos a nuestra salvación y teniendo muy en cuenta los dictados de la propia conciencia, se consagren a la acción temporal, conjugando plenamente las realidades científicas, técnicas y profesionales con los bienes superiores del espíritu.

Johannes dijo...

Si en mi comentario anterior, que todavía no puedo ver y ya perdí en mi PC, dije "difiere", quise decir "disiente", o mejor aún "contradice".

Pido disculpas por el error.

Charles Ryder dijo...

Johannes, gracias por la cita. Si Waugh contradice a Juan XXIII, me confirma lo que sospechaba: Waugh es un genio.

Martin Ellingham dijo...

El número de hoy es: 2 2 182 1. Pista: no es un celular ni se gana la quiniela…
¿De quién es la cita de mi anterior comentario? Santiago Ramírez, op.
¿Quién era? Un fraile dominico, dedicado a estudiar, escribir, etc.
¿En qué contexto lo dijo? Un artículo en defensa de la vida religiosa contemplativa.
¿Origen de la tesis? Seguro no viene de un marciano…
Saludos.

Anónimo dijo...

Bien visto el problema, creo que no se trataría de una oposición sino de una coordinación. A Dios rogando y con el mazo da dando. Lo cortés no quita lo valiente.
Se convierte en un problema y muy grande, cuando a este hipotético caso se lo trata como se lo viene haciendo desde hace muchos años.
Tal como lo describió Orwell en la Neo-lengua de 1984. Y, ciertamente, la pegó, cual torpedo en la línea de flotación.
Esta visto tanto el diagnóstico como la causa y el tratamiento necesario de la grave enfermedad que nos aqueja.
Hay que volver a Jesucristo y dejar al mundo y a su reino y a su rey. Llegando a salir del pozo, no ahondando su hueco.
Pekador Contrallatierra, enfriador de ambientes climáticos full time y sincretista de Paco.Tílla...

Menno Simons dijo...

A mí también me parece una perversidad preparar a los muchachos para el mundo moderno.

Anónimo dijo...

Lo que dice Ellingham es sentido común. No le busquemos la quinta pata al gato.

Winona Ryder

Anónimo dijo...

mientras hay un solo alumno que quiera estudiar lenguas clásicas.

no sería más correcto mientras haya???

Anónimo dijo...

No importa a quién haya citado Martín, el anónimo acertó en cuanto a la apreciación de que él tiene esa dicotomía.

El Pensador dijo...

¿Cual es la historia de este asunto?

Que se formen profesionales "modernos" (cuya diferencia con los antiguos reside en primera instancia en una formación técnica mas especializada)

Ahora: esta formación de gente moderna, ¿incluye la formación en el ámbito humano? Esa es la crítica de Waugh. ¿Renunciamos a los clásicos porque la modernidad exige dedicarle mas tiempo a lo técnico? La respuesta es rotundamente no.

Conozco muchos profesionales técnicos, que no descuidan su deber de estado y, de forma autodidacta, tienen una gran formación clásica.

Yo mismo, formándome en una carrera técnica, estudio o trato de estudiar los clásicos.

Y la formación per se técnica es la misma que recibe una máquina, y eso es perverso.

Anónimo dijo...



Menno ...sos un genio ....

Anónimo dijo...

"no solo de pan vive el hombre" le comente a un hombre sabio en una discusiòn....no, me dijo "no solo de pan, pero primero de pan"...y me cagò.
En cierto sentido esta bien lo que dice Ellingham, pero es cierto que tiene una fijacion con este tema, que por otra parte le sirve para justificar el "entrismo politico", el cual nada tiene que ver con lo anterior.

Martin Ellingham dijo...

Menno, las cubiertas de la foto son de caucho. ¡Eso es una concesión inadmisible a la modernidad! :)
Saludos.

El principito dijo...

Excelente. Si no hay acuerdo en este punto difícilmente se pueda acordar en otros temas. Destaco la firmeza y resolución de E. Waugh en la entrevista: ejemplar.

Jorge Rodríguez dijo...

Hay que prepararse para estar en el mundo pero no para ser del mundo.

Anónimo dijo...

No me falló la percepción cuando vi la palabra menno la asocié a menonita y ¡zas! era así nomás....¿que hace opinando en este blog católico un menonita?

Martin Ellingham dijo...

Anónimo:
Gratia non tollit naturam… Quien tiene un problema con la naturaleza, que vaya con la queja a su Autor.
Saludos.

Pensador dijo...

Rechazar la modernidad no es rechazar el caucho, aunque si alguein lo hace no tendría nada de malo.

Me parece que estan malinterpretando el sentido de preparar para la modernidad.

Ya comente esto antes por acá, los antiguos filosofos eran casi adictos a la tecnología, pero no hicieron de ella el medio ni el fin de su vivir.

El retraso de la revolucion industrial no es que la Iglesia ocultaba el conocimiento, es que el modo de vivir cristiano hacia que no se desvivieran por producir y tener mas, ¿me equivoco Martin?

Lea a Senior, lo explica bien, y no parece haber faltado a sus deberes de estado.

Anónimo dijo...



No entiendo la discusión ......

Anónimo dijo...



Mi abuelo estuvo en una escuela técnica de Jesuitas en la ciudad de Nantes ( Francia ) , mucho antes de concilio ...La gran mayoría de los profesores eran Jesuitas y eran todos Ingenieros en algo ...mas allá de sus estudios religiosos ....

Anónimo dijo...

No entiende la discusión porque no hay discusión, amigo, es un entretenimiento. La próxima nos lanzamos a opuestos más embromados: ¿abogado o ingeniero, ancho o alto, crudo o cocido? O bien la perla filosófica del Compatriota: ¿espacio o tiempo?

Arsenio Cicuto, saboteador de cacerolazos

Anónimo dijo...

Vescándalos:

El abogado miente, el arquitecto no conoce la geometría sagrada (no como religión, pero cerca), el científico descubrió la magia y la bomba atómica. Acá mismo hace poco en un vídeo un profesor universitario contó la anécdota que se burlaban de un pibe en la facultad, al decir que él pretendía hacer un edificio que sea bello. El periodista, por ejemplo, es paródico, para mayor descripción cfr. Lo Paródico, escrito por Castellani. La lista de profesiones para delinquir es tal como profesiones hay. Aquí no hay ninguna falsa oposición entre acción y contemplación, sino que, no la acción, sino el obrar ético dentro de un sistema perverso no son precisamente la salvación del alma, y menos si hablamos del mismo obrar que posee sólo las virtudes naturales. Menos si la corrupción sistémica se lleva puesto hasta los más buenos.

La frase “estar mejor preparados para el mundo moderno” es un disparate total o es un error doble –si multiplicamos los entes sin necesidad-, puesto que no sólo te preparan para el mundo, sino también para la modernidad. No hablamos de la preparación para vivir la fe o como estar en el mundo sin ser del mundo, sino de una preparación que es adaptación y justificación de lo establecido. ¿No nos damos cuenta que el disparate, por no decir escándalo, no sale al paso a cada segundo? Sea ¿Si la fe entra por el oído y ella no entra, que entra entonces?

Saludos

Anónimo dijo...

La Pacem in Terris claro que iba a fomentar la participación en las labores del catolico laico en el ambito temporal. Si nadie trabajara quien mantiene a los curas-filosofos?

Martin Ellingham dijo...

Pienso que el rechazo a la modernidad es por lo que tiene de anticristiana, no por fobia al presente ni a la técnica.
También creo en la defensa de las humanidades y en su valor educativo, ante el lamentable intento de suprimirlas.
Lo cual no significa que, dentro de cierto orden, las ciencias particulares, las técnicas y los oficios, no tengan su lugar. Y así, por ejemplo, que en una escuela agrotécnica del siglo XXI se le dé más importancia a la siembra directa que a la siembra al voleo, a manejar un tractor que a amansar bueyes para el arado; o que hoy se enseñe a los jóvenes el uso de correos electrónicos antes que el entrenar palomas mensajeras. Estas concreciones son preparan a los muchachos para el mundo moderno, son modernas (hodiernas, de hoy) en sentido epocal.

Saludos.

Anónimo dijo...

Martín Dios hizo la naturaleza perfecta pero cayó por uno que la sometió, no porque Dios la hiciera mal. La gracia eleva la naturaleza caída para hacerla apta para el cielo, ¿o a ud le agrada regodearse en su naturaleza caída? me parece que a los modernistas sí.

Anónimo dijo...

Pensador para los menonitas si, ellos dicen que las ruedas con caucho lastiman la tierra.

Anónimo dijo...

Pensador Martín se refiere a los menonitas.

Anónimo dijo...



Así es como dices Martin ..

Anónimo dijo...


Eso no lo digo yo , lo dice San Agustín ....

La justicia exigía la condenación de todos

5. Toda la masa, pues, merece castigo; y si a todos se diera el suplicio de la condenación, no sería una injusticia. Por eso, los que de ella se libran, se llaman no vasos de mérito, sino vasos de misericordia11. ¿Y cuya es esta misericordia sino de aquel que envió a Jesucristo a este mundo para salvar a los pecadores, a los cuales previo, y predestinó, y llamó, y justificó, y glorificó?12 ¿Quién será, pues, tan insensato que no muestre su gratitud dando gracias inefables al libertador, que ha salvado a los que quiso, cuando nadie podría culpar su justicia aunque a todos sin distinción condenase?

Anónimo dijo...

Estimado Guander

El otro día estuve tomando unas copas en el boliche de Ricitelli. Ese que está a la entrada de Ernestina vio?
Entre ginebra y caña un paisano del Tandil, que conviersaba muy lindo y florido, dijo como al pasar si no vendría bien que apareciera de golpe un tal Ragnar Lodbrok y asolara universidades y conventos ( total algunos de estos tienen menos dignidad que la casa Piano).
Yo le contesté que, por lo menos, acabaría con los nuevos bárbaros de los que "nos hablaban" Ortega y Gasset. Y nadie los llorarìa. Capaz que esagero no?
que siga uste bien
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

Póngase contento , anónimo de las 1836, hoy tenemos un Papa que es técnico químico.
Que aburrido no?
De mi Primera Comunión recuerdo solo tres regalos. Un juego de química, un misal romano de papel biblia y un rifle de cebita que me trajo mi abuelo.
Adivinan quien fue siempre mi ídolo?
mis respetos
Puestero del Oeste

Luis Gatti dijo...

En mis momentos mas oscuros, hace muchos años, tuve la suerte de recibir excelentes clases en el CONSUDEC . Filosofia, gran profesor, Gorini; Etica, Sambataro, que me legó una simple noción de ética, y me presentó al gran gordo Chesterton; estas clases y ese ambito fue el que mas recorde, y mas me fue puliendo por dentro, junto con la busqueda que segui adelante. De las clases de economia, o cosa por le estilo, no reucuerdo tanto, quien recuerda una ley y su numero... Tambien, ahora , recuerdo con emocion, las clases de arte de escuela primaria, pero ya me fui por las ramas. Un saludo don Guander!

Anónimo dijo...

Hmm, si entiendo bien, lo que está en discusión es el supuesto utilitarismo de la educación actual. Pero mi pregunta sería: ¿alguna vez la educación ha consistido en enseñar cosas completamente inútiles, inservibles?. Porque creo que cuando se enseñaba latín, los clásicos, filosofía, se los enseñaba porque se las juzgaba materias útiles, no porque se las juzgara cosas absolutamente inservibles y carentes de aplicación alguna. Lo que ocurre es que eran útiles para objetivos que entonces se consideraban de la mayor importancia, como salvar el alma, alcanzar la sabiduría, ser miembro del clero, u ocupar una cátedra en la Universidad de París. Y en definitiva poder cumplir el destino trascendente de cada uno, AMDG, y ganarse la Vida Eterna. Y hoy se enseñan cosas que también se consideran útiles. Pero nuestros objetivos son otros: programar aplicaciones para Android, gestionar una empresa, o manejar los vericuetos del comercio exterior. Y en definitiva, tener éxito, que se traduce en ganar dinero. Para poder disfrutar y pasarla bien. Es decir, la educación no es ni más ni menos utilitaria que antes. Pero antes era educación utilitaria para cristianos que creían en la trascendencia y se educaban para la Eternidad, y ahora es educación utilitaria para paganos materialistas que le quieren sacar el mayor jugo a los 80 años de materia con conciencia que el azar les deparó.

El principito dijo...

Al anónimo que no entiende la discusión (si es que la hay) le recomiendo la lectura del libro The abolition of man, de C.S.Lewis. Como también a aquellos que no lo conozcan, y también me lo recomiendo a mí mismo pues hace ya tiempo que le debo una segunda lectura...La perversión moderna se expresa en la famosa frase de Bacon: el saber es poder. La técnica es la perversión por la cual el saber se busca en función de la voluntad de dominio. Esto trae consecuencias funestas y, en el fondo, satánicas. Lewis lo explica de manera formidable en el libro citado. E. Waugh de manera concisa expresa la misma preocupación. La perversión de la inteligencia y su influencia en la sociedad moderna trabaja en una dirección anticristiana, netamente destructiva y es una forma en la que la creatura llamada Hombre le da la espalda a su Creador y Señor. Gracias Don Caminante por volver a los temas de siempre.

Anónimo dijo...




Voy a la misa de San Pio X...Soy piloto de Jet ....No veo contradicción ...

el pibe de rivendel dijo...

Todo bautizado sabe que debe procurar la educación de sus hijos para vivir en este mundo, pero sabiendo que son del otro. Lo dice Cristo.

Y toda persona formada más allá de lo elemental que pueda dar la Universidad, sabe que hay cosas más altas que trabajar.

No obstante, todo padre también sabe que hay disciplinas que moldean el espíritu y que hoy hay que facilitárselas a los chicos con mucho tiento.
El griego o el latín, en un hombre que hoy ande en los 50 o 60 años no tuvo cómo afectarlo para mal de muchacho.
Hoy, no son materias para cualquiera. Es tan hostil este tiempo y tal la virtualidad de ciertos estudios, que podrían ser más una usina de vanidosos (cuando de no timoratos), que de grandes profesores (al margen que antes se vivía más o menos pasablemente de ser profesor y hoy no lo lograrán las nuevas camadas).

Hay que darle al chico lo mejor, que mucho no cambió de ayer a hoy, pero hay que ver con más cuidado a quién, qué, cuánto y cómo.

Hoy más que nunca sólo deben estudiar seriamente los que nacieron para ello. Los que no, que sean padres de familia, solteros o curas, empecinados anticonciliares, píos y con algunas devociones, que así alcanza, sobra y no hay riesgos.

Digan con toda sinceridad: qué quieren de sus muchachos o del chico con 25 o 30 años que venga a pedir la mano de la nena? Un filósofo, un ebanista sutil, o un trabajador con diez ideas claras?

Ojo con la tortuga, que se escapa y allá fuera está la vida real para recibirnos a todos con sus brazos abiertos.

Anónimo dijo...



Gustavo Thibon , que tuve el gusto de conocer , siempre abogaba por el " justo medio "... ( pensamiento de Aristóteles )

Jorge Rodríguez dijo...

Ni el saber ni el poder son malos de por sí, el árbol de la fruta prohibida era del conocimiento del bien y del mal, no del conocimiento de física, la matemática o la electrónica cuántica. En cuanto al poder, tampoco es malo en sí mismo, ¿O es que la bondad equivale a la impotencia? Cuando Dios creo al hombre le dio un mandato de poder y dominio: "Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la tierra y sometedla; y dominad sobre los peces del mar y las aves del cielo, y sobre todos los animales que se mueven sobre la tierra".
La perversión moderna es la perversión de siempre, la naturaleza humana caída por el pecado a veces, no siempre, utiliza la inteligencia para oponerse a Dios.

Anónimo dijo...

Pues yo añoro el tiempo en que en el campo no había tantos técnicos, y al que nacía en la Estancia lo enterraban allí cerca del patrón. Y no soy muy viejo, pero lo ví, y hasta cavé una tumba.
Lo de Ellingham se entiende, y hay que darle de comer al mundo con "Agribusiness" y eficiencia capitalista de empresa agropecuaria. Pero si tengo que elegir, prefiero el capítulo II del Martín Fierro.
LEdF

Anónimo dijo...

Como anda Don Guander?
Ahí me entero que a la monja superiora del Convento de Nogoyà la imputaron por privación ilegítima de la libertad y torturas.
Le digo la verdá, no se si esta bien o esta mal, pero si se que ni al que esta sentao allá en Roma ni a los obispispitos de modales delicaos de por acá no le dan las achuras pa salir a defender ( con razòn o sin ella) a esa cristiana. Ni siquiera le va a mandar un rosario bendecido ni una estampita del Gauchito como a la Milagro, vio?
Hágame caso paisano no sòlo falta fe, si no otra cosa que empieza con H.
Con H de cojones
un saludo
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

. Y en definitiva, tener éxito, que se traduce en ganar dinero

si eso no es calvinismo anónimo, el calvinismo donde está?

Martin Ellingham dijo...

Anónimo (3 de septiembre de 2016, 10:52)
Gracias, ¿qué sería de los católicos sin sus agudísimas y ortodoxísimas precisiones? ¡Andarían todos en tinieblas! ¿No olvidó agregar que, después del pecado original la naturaleza humana quedó totalmente corrompida y que la razón humana no es más que una prostituta? [I.O.]
Saludos.

Anónimo dijo...



Al Puestero del Oeste ...


Jesús se entristeció por la Muerte de Juan el Bautista , pero no hizo nada para impedir su martirio ... ¿ Por qué ?

el pibe de rivendel dijo...

Nada de malo hay en que un siglo tan alejado del de Mozart, los muchachos sigan las carreras de conservatorio, letras, fiosofía, magisterio, manualidades o enfermería; a condición de que elijan también el celibato o, al menos, que no elijan a mi hija.

Jorge Rodríguez dijo...

Para anónimo 4 de septiembre de 2016, 9:40
¿Dónde dice el evangelio que Jesús se entristeció por la muerte de Juan el Bautista?

Martin Ellingham dijo...

Imagino que algunos no usan vacunas, ni antibióticos, sino cataplasmas, ventosas y sangrías. Por no ser exitistas...
Saludos.

Anónimo dijo...

Martín le respondo con esto:

https://youtu.be/fGucRkBbFrU

Anónimo dijo...

¿será que Martín prefiere seguir el ejemplo de rendirle culto al mahatma luciferino gandhi como lo hacía gonxa la mueva santrucha de los posconciliares?

Anónimo dijo...

el rey se entristeció a causa del juramento

Mateo 14

8 Ella, instruida primero por su madre, dijo: Dame aquí en un plato la cabeza de Juan el Bautista.

9 Entonces el rey se entristeció; pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, mandó que se la diesen,

Anónimo dijo...


La gracia eleva la naturaleza caída para hacerla apta para el cielo
¿acaso esto es lo que decía lutero?

Martín te quedaste sin argumentos, muy artera y torcida tu respuesta 7:54, se nota que el anónimo dió en el clavo.

Anónimo dijo...



Genial Martin ....

El principito dijo...

Jorge Rodríguez Ud. no comprende la naturaleza del asunto. Los saberes útiles se deben buscar para servir al hombre, no para esclavizarlo. Servir al hombre sería darle más tiempo de ocio para que goce de algún tipo de contemplación. ¿Qué me dice ud. de la piltrafa en la que se convierte un hombre que trabaja en una fábrica 12hs? Se inventaron las máquinas para facilitar el trabajo al hombre. ¡Bendita técnica! Han vuelto al hombre esclavo de la máquina. El sentido de las actividades técnicas es posibilitar mayor capacidad de ocio a las personas. Pero fíjese que ha resultado lo contrario. Los hombres ya no trabajan para vivir sino que "viven" para trabajar. Y el sistema social, comercial y económico se ha hecho tan complejo (sin necesidad) qué ya no se sabe ni para qué se vive. Y ese disparate no tiene nada que ver con bíblico "dominad sobre todos los animales de la tierra", sino que más bien es la desobediencia a dicho mandato porque convierte al hombre en animal. Animal de consumo. Nada tiene que ver con el mandato del Génesis, el cual pone al hombre en su lugar de señorío sobre la tierra... ; y aquí se trata de lo contrario, y con justicia se debe llamar PERVERSIÓN de un orden: el hombre es esclavo de sí mismo y de las mismas cosas inertes; y esta perversión es específicamente MODERNA. Se sustituye la contemplación (que no es sólo griego y latín), una necesidad humana y gratuita, por el consumo (que es caro y poco humano). Y todo esto se debe en gran medida porque las universidades se orientaron a producir técnicos en vez de fomentar hombres sabios. La dedicación desproporcionada (mal moderno) a las técnicas y artes serviles vuelven servil a quien se dedica a ellas. Y formar a los jóvenes para este orden de cosas es realmente perverso. ¡Dios nos libre de los ingenieros, de los ingenieros sociales, y del ingeniero Macri! Chau

Picurú dijo...

"Toda actividad que no es ocio es neg-ocio (no ocio). Todo negocio que no sirve para ganar más ocio es mal negocio. Dado que la contemplación es alegría y felicidad y esta se consigue en el ocio, quien se consagra al negocio es un pobre -aunque tenga dinero- desdichado. Dentro de los negocios se encuentran las actividades técnicas, las cuales requieren mucho tiempo para desarrollarlas, por lo cual bien han dicho nuestros antepasados que el puro técnico es el más desdichado de los hombres. Entre los más ociosos se encuentran los filósofos, que son los más dichosos entre los mortales, pues alejados todo cuanto pueden de los negocios, disponen de tiempo, que es sabido vale oro, y se regocijan en la contemplación; mientras otros, afanosos por ganar dinero para disponer de tiempo y comprar con él el tiempo perdido, gastan dinero y salud sin conseguir la contemplación de aquéllos, pues los agobian las preocupaciones de las riquezas obtenidas... Análogamente, las sociedades más felices son las que hacen a sus ciudadanos más aptos para el ocio. En ellas, sus academias y universidades cultivan los estudios clásicos, mientras que en otras polis se dedican a la ingeniería y cosas por el estilo, generando un tipo de hombre hiperactivo y servil. Sin duda estas polis son menos felices que las primeras". (Aristónteles, el Santiagirita)
Este texto me trae a la memoria a aquel sacerdote que trabajaba con una pala bajo el sol en un día de muy intenso calor y, mientras sudaba como un infeliz, vio a un cristiano que tenía un libro en la mano y lo observaba con desinterés desde una hamaca paraguaya y sin ningún ánimo de ayudar. Visto lo cual el sacerdote, queriendo dar una lección moral, le dice: "¿Sabés vos que la pereza es pecado?", a lo que el otro respondió: "La envidia también, Padre."

Anónimo dijo...



Justo medio , como San Benito .. " Ora et Labora "

Anónimo dijo...



La verdad , es que no sé porque Dios creó el hombre , hubiera creado más Ángeles con ciencia infusa , y no Hombres a su imagen ....

Anónimo dijo...

negocio es la negación del ocio, pero ocio bien entendido que es contemplación de la VERDAD.