viernes, 12 de agosto de 2016

El silencio de los corderos

por Ludovicus

El reciente episodio protagonizado por esa piltrafa llamada Gustavo Cordera es un símbolo de nuestra tan mentada transformación cultural. Nada más progre que Cordera, nada más repugnante. Este individuo epiceno y embotado se jacta de haber asistido a varias sesiones de ayauhasca en la selva, ritual cool si los hay en la progresía sedienta de pseudomísticas. Condensó su evangelio humanocéntrico en la obscena Soy mi Soberano, que podría haber sido redactada por un ángel caído si se perdonan los ripios y las torpezas. Mostró obscenidades y vulgaridades y todo con un fuerte sentido luciferino, detectable en otros exponentes de nuestra gloriosa subcultura –como el conjunto preferido de Aníbal Fernández- formada por el humus y las heces de la droga, el resentimiento, la abyección y la náusea.
Las bellas almas de la progresía se rasgan ahora las vestiduras, porque el sujeto en cuestión exaltó el estupro y aseguró que ciertas mujeres necesitaban ser violadas.  Novaresio mesó sus barbas, Domán estalló en indignación, la directora de Barcelona –tan luego- se ofendió. Y sin embargo, las declaraciones de Cordera ilustran el fondo nihilista y característico de la moral de horda de la versión progresista del pensamiento latinoamericano. Mientras que en otras latitudes viste tweed, se expresa con rigurosidad y eventualmente mantiene ciertas formas que tienden al paganismo, el progresismo argentino y latinoamericano no es más que el retroceso al estado de barbarie prehispánica, la degradación entrópica de la cultura en horda, sobre todo en lo sexual, en la transgresión del incesto, en la abyección que campeaba por sus fueros antes de que el glorioso Portador de Cristo pisara tierra americana. El Kirchnerismo oficializó esa cultura el día que elevó a status matrimonial el “casamiento homosexual” y una Morsa de bigotes blanquecinos defendía a los pibes y a la legalización de la droga. El mal trabajo se hizo mal, y hoy la sociedad se divide entre progres enragé y progres moderados, más un enorme rebaño de corderos en silencio que engullen los pastos de los tópicos progres con mansedumbre.
En pocos lugares del mundo se hace tan evidente que el progreso del progresismo es regresión. Deberíamos hablar de regresismo. En Caracas, disuelto el contrato social en medio de escalada de violencias, delitos, y escasez, es regreso a las formas más precarias de vida. Aquí ha devenido regresión a etapas de salteadores de caminos y ladrones de tumbas. El progresismo no es más que la deconstrucción de la sociedad humana, regresando a embriogenéticas anteriores y eventualmente a su disolución. Y tal veneno, tal nefanda meningitis, propagada a la Iglesia por su mayor representante en la variante latinoamericana, como dice el Wanderer en su último post, comporta disolución a lío y carne, y carne invertebrada. La Iglesia convertida en un montón de carne.
El progresismo es rebelión contra las naturalezas, sean individuales, sociales o sobrenaturales. El progresismo es el enemigo de la Ley, pero también de la gracia.
El progresismo es el mal, el progresismo es la muerte.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente y totalmente real

el Nevado

Anónimo dijo...

Velay que avisó el truhán.
El Pulpero de la Recoleta

Muero por esa nena. Letra de Gustavo Cordera

Me voy para el bailongo,hoy yo me tengo fe
Volveré a hacer quilombo,como lo hice ayer
Me pedian documentos,cuando era menor
y ahora me miran raro porque soy muy mayor

Ya con algunos tragos me dio por encarar
Me contesto sonriendo sos como mi papa
Sigo para delante o vuelvo para atras
Si es de dios el regalo,no lo puedo rechazar

Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena
Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena

Esto da para largo,yo me quiero dormir
Ella quiere bailar,yo me tengo que ir
pucha que esta cumbia puede no tener fin
Si no puedo a pulmón,sigo con ayudín

Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena
Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena

Ay ay nena si te mueves asi
mira que pierdo la cabeza
nena si seguimos asi
hoy caigo en manos de una jueza

Ay ay nena si te mueves asi
mira que pierdo la cabeza
nena si seguimos asi
hoy caigo en manos de una jueza

Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena
Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena

Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena
Yo me muero,muero por esa nena
muero por esa nena,que me condena


Gustavo Cordera

Anónimo dijo...

Aplausos

Anónimo dijo...

Atájenmelo a Cordera,
Aborto del progresismo,
Y es de ver, el boludismo
De quienes lo concibieron
Ante el orco que parieron,
Pantallazos del abismo.

Amalaya la Carnera
Que crió la progresía,
Ahijuna, la hipocresía,
Ser mentor y acusador,
Todo es el mismo impudor
Y la misma clerecía.

Que aborten, pues sí, las nenas,
Ya son mayores de edad,
Cambien de sexo y, verdad
Que son leyes ya vigentes,
Ay progres, si son cuerentes,
A Cordera refrendad.

Unknown dijo...

Coincido.

Su amigo Pergolini, quizá el más grande promotor de la "cultura rock", salio a defenderlo...

Una complicidad que habla por si sola.

Jorge Rodríguez dijo...

El Rock es satánico hasta la nausea, y no es necesario ver una videoclip de Lady Gaga o Madonna para darse cuenta, basta con leer las traducciones de las letras de los hits del rock del año que les dé la gana. Para ejemplo un botón, "el himno a la paz" de Lennon, Imagine.

Los rockeros autóctonos son meros imitadores. A este endemoniado de Cordera (se debe creer que es aleister crowley el infeliz, y se le parece un poco XD) le pasó que metió la pata en lo políticamente correcto yendo en contra de lo que hay que decir actualmente: que las mujeres pueden y deben andar en bol... por la calle, pueden y deben tener todas las relaciones que les plazca pero simultáneamente están llenas de "inviolable dignidad humana".

Raúl Benjamín dijo...

Hace un año quise hacer un texto similar. Este que acabo de leer me resulta totalmente acertado. Nuestra progresía tiende naturalmente al paganismo reinante antes de conocer el cristianismo, así, en México la descomposición tiende a los asesinatos más impensados (Aztecas, al fin y al cabo) y en Colombia por ejemplo la descomposición progre tiende hacia la exaltación del homosexualismo (Chibchas)

Anónimo dijo...

Agudísimo análisis el de Ludovicus!
En realidad Cordera, más allá de que es un depravado, lleva el progresismo hasta sus últimas consecuencias.

El moribundo dijo...

Otro epifenómeno, otro ejemplo de los males concretos que producen las herejías. A no equivocarnos, amigos, la herejía es algo real, tan real como el espíritu que se enferma con ella, de orden superior a lo material. Y como la carne depende del espíritu y de él vive, el espíritu inmundo y enfermo de herejía arruina la carne y todo lo material con consecuencias peores a las de la lepra o cualquiera otra enfermedad de la carne. Esto va dicho para aquellos que malentienden las cosas y dividen al hombre como Descartes y su filosofía homicida. Y desprecian la verdad, que es la salud. Y desprecian las ideas, que son los diamantes en los que brilla la verdad, recipientes donde se refleja su luz. Y desprecian los Dogmas, ese regalo divino que supera lo concebible pero que es la luz más grande y noble que puede lucir el hombre. Lo espiritual, rige, gobierna, mueve y sostiene. Llamaba Agustín "cátedra de pestilencia" a los herejes y falsos sabios, conocedor el buen Agustín de los males sociales que producen con sus discursos. Y va dicho esto por los que reparan sólo en las conductas de los hombres y no en aquello que las motiva. Y menosprecian las discusiones sobre las ideas y las doctrinas creyendo que son cosas de poca monta y tiempo perdido, como se manifestó en anteriores Posts. Rechazan a aquellos que vigilan (policías del orden intelectual) y custodian la tradición de la verdad, su camino en la historia y quisieran confinarlos a islas. La Isla de los Teólogos que dice Bergoglio. Y luego se lamentan y se indignan cuando los errores se concretan en acciones o canciones torpes o violentas y otras flores malditas.
La herejía es como un gas: entontece, embota, adormila y mata. Ataca la conciencia imperceptiblemente. Nos damos cuenta cuando ya es tarde. Cuando el pan que comemos es de mala calidad, cuando nuestra música se degrada y nuestros templos son torpes y feos, cuando la convivencia es guerra de instintos animales.
La Iglesia que es nuestro amparo, está contagiada por el mal de la herejía. Lo inédito de la hora actual es que es que la Cátedra de Pedro se haya convertido en cátedra de pestilencia en momentos cuando urgen palabras dogmáticas. Ya el Hilaire Belloc descubrió y puso nombre a la última herejía, denominándola Aloguismo. Negación del Lógos: del lógos divino y humano. El Papa actual es su máximo representante.
Un amigo mío se expresaba de esta manera cuando consideraba los efectos de la herejía y su concreción en nuestras sociedades invertebradas: " los lazos de amor, que unen al hombre de hoy a los seres y las cosas son tan poco densos, que el hombre no siente la ausencia como antes. Es la expresión terrible de esa historia judía: ¿Entonces te vas allí? Lejos...¿de dónde?...
En ésta época de divorcio existe la misma facilidad de divorciarse de las cosas. Se cambia la heladera Y la casa...Y la mujer...No se puede, ni si quiera ser infiel; ¿a quién se podría ser infiel? ¿lejos de dónde e infiel a quién? Desierto del hombre".
Estoy triste por mi generación que se encuentra vacía de toda sustancia humana...Es el siglo de la publicidad de los regímenes totalitarios, de los ejércitos sin banderas ni clarines, sin misa por los muertos. Odio mi época con todas mis fuerzas. El hombre muere de sed...No se puede seguir viviendo sin poesía, sin color, sin amor...Los hombres han ensayado los valores cartesianos; salvo en las ciencias de la naturaleza, no han servido para nada... En el mundo no hay más que un problema...Dar al hombre un significado espiritual. Derramar sobre él algo parecido a un canto gregoriano".
Mi amigo ya murió. Espero encontrarme con él un día.
Ludovicus amigo: se ha expresado Ud. con verdad, bella y vigorosamente. Ojalá pudiera yo tan si quiera emularlo, sin expresarme con tantos descuidos y con más arte. Disculpen los errores y ambigüedades que pueda haber aquí. Algo resonó en mí cuando leí su artículo. gracias por mantenerse firme en la trinchera. Hasta luego...

Anónimo dijo...

Cordera estuvo en un manicomio. No sé bien qué clase de locura tenía. Al parecer no se curó bien. Por las letras de sus canciones se ve que ha buscado la solución en el sensualismo. Es decir, se cortó la cabeza. El disco libertinaje con su ilustración lo muestran. Si te quedaste sin cabeza la única manera de sublimar restante es por represión. Es un caso de psiquiatría en el que poco se puede decir sin el objeto real presente. En realidad se ve en Cordera contradicción inmediata en la razón y el obrar. Cuando el tipo declara, por ejemplo, que el rock debe estar fuera de la política y va a dar un concierto al congreso, no se puede analizar mucho más. Una vuelta lo escuche decir algo así: ¿Por qué tiene todo que progresar? Capaz que no, ¿Por qué? No es todo progresar.

O sea… no se puede analizar más que como caso patológico. Por ejemplo, la letra “soy lo que siento, lo que me pasa soy”. Claramente si algo no somos es lo que nos pasa.
Respecto a la declaración que despertó polémica, que se joda por meterse en una cueva de ratas (escuela de periodismo).

El silencio del periodismo, su causa, la profetizo Chesterton en “Lamentos Rabelesianos” hablando de la pasión analítica del sexo:

"Supongan que se levantan una mañana cualquiera y descubren que se toman muy en serio indecencias realmente ridículas. Supongan que encuentran ciertos pecados colocados en casilleros cuando en realidad deberían estar en un cajón de basura. Supongan que, al cabo de veinte años de estudios científicos, descubren que han vuelto todas las bromas puercas, con la única diferencia de que tendrán que disfrutarlas sin reírse de ellas. Supongan, en resumen, que se enfrentan al exasperante espectáculo de la gente masticando pecados en vez de escupirlos, como harían sus padres. ¿Qué harán, entonces? ¿Cómo expresarán sus sentimientos si se enfrentan a esa horrible manera de tomarse en serio el sexo... modo cuyo verdadero nombre es Culto del Falo? Ya sé lo que harán; llamarán a los fantasmas de Rabelais y de Fielding para que los libren de esa sucia idolatría; y tal vez el pueblo inglés les contestará y les hablará. Es muy común referirse al pueblo inglés en uso de la palabra; pero, si alguna vez habla, lo hará como lo hizo Rabelais y como hablan actualmente los cocheros ingleses."

saludos

Anónimo dijo...

Me parece que esto que está pasando con Cordera es una muestra más de que la sociedad -y el conjunto abarca a la enorme mayoría de los católicos argentinos- niega el Pecado Original. Conciente o inconcientemente, pero lo niega (la sociedad -en su mayoría- se cree materialista. No lo es). Al negar el Pecado Original, resulta que somos todos Buenos. Que el Hombre es Bueno. Y que no es necesaria la Represión de nuestros propios impulsos. De hecho, es mala. Muy mala. Y productora de patologías mentales. Así que debemos seguir todos libremente nuestros impulsos. Libertad de Expresión, de Imprenta, de Bebida, de Cópula, etc.. Nada puede salir mal. Pero claro, el Pecado Original existe. Y las cosas salen mal. Independientemente de que uno crea o no en él. Y entonces aparece un inimputable, como Cordera, que dice una barrabasada. Y la estructura tiembla. '¿Cómo ha podido ser?. ¿De dónde salió esto?'. Y claro, la explicación de que es un pobre nabo que coquetéa con Satanás, no está disponible. Entonces sólo queda pensar que es un enfermo, un monstruo, una aberración. Y no hay absolución posible. No hay Redención. Hay que caerle con toda la Fuerza de nuestro Estado Bueno de Hombres Buenos: muerte civil, que nadie lo invite más a la radio, que no se pase más su música, multas, cárcel. Destruyamos al monstruo, antes de que nos contamine.
Es el horror de los negadores del Pecado Original, cuando se miran al espejo y ven un cadáver agusanado.
Y como muestra de la cloaca horrenda en que se ha convertido la sociedad argentina con sólo 30 años de anulación de todas la barreras y represiones, y de ceder a todos nuestros impulsos, y de buscar desenfrenadamente al dios Placer, lean la nota del crimen de la 'nena' de Villa Pueyrredón. Es increíble el nivel de desamparo en que toda la sociedad dejó a esa chica, y a lo que la terminó empujando. Porque todos somos Buenos (excepto los católicos fundamentalistas, claro). Y nada puede salir mal mientras uno busque ‘estar bien’. Así que: 'hacé lo que sientas, viví la vida, y arreglate como puedas, con drogas, alcohol, o fornicación casual'. Y así, a los quince años (¡quince años!), y con un bebé de once meses, murió de sobredosis sola tirada en una vereda. En la vereda en la que la descartó algún adorador del Yo que la usó como un simple objeto, cuando el objeto empezó a funcionar mal y no le gustó más.
Chica de 15 años muerta por sobredosis

Anónimo dijo...

Se habla de paganismo en más de una ocasión para calificar de algún modo a nuestra sociedad. No recuerdo dónde pero recuerdo haber leído que la expresión "pagano" viene de la época de la decadencia de Roma y se usaba para referirse a aquellos que habitaban en los "pagi", en los pagos, es decir, los que vivían en los campos, alejados de las corrupciones de la ciudad y que, por ello mismo, conservaban aún sus creencias y tradiciones antiguas. ¿Alguien me puede desasnar?
Curioso, porque los criollos usamos la expresión pago para referirse al lugar de origen y, por otro lado, es cierto que en el campo las tradiciones sobreviven a los cambios y se resisten a morir. Me parece interesante, qué se yo... Hay algo que no me cierra cuando calificamos de paganas a ciertas manifestaciones de la "cultura" actual, que no es más que expresión del salvajismo de nuestras urbes. Creo incluso que los antiguos cristianos valoraban algo de aquellas tradiciones paganas. ¿Ando muy descaminado en mis inquisiciones? Ayúdenme a pensar...

Anónimo dijo...

Odio al pecado, compasión con el pecador. Ojo, que no se enfríe la caridad. Es fácil amar a quienes son nuestros amigos. Hay que amar nuestros enemigos

The International Péronist dijo...

Muy buen post Guánder. Estos son los lugares de la cultura que hay que conquistar, abarcar. Es el tipo de apreciación que requiere una sociedad incapaz de formular razonamientos. Y, sobre todo, para advertir cuándo un episodio rebasa los límites de la cultura para entregarse de lleno a las peores pulsiones del ser humano. Cordera siempre fue un jugador al límite del katejón.

Si somos nosotros los que podemos poner en palabras la indignación social que causó cordera, será entonces una prueba de que es la luz de Cristo la que pone una brújula a la realidad.

Por eso a veces, como Usté menciona en el post anterior, me resulta un tanto extemporáneo dedicar extensos razonamientos filosóficos a finos aspectos de la doctrina o la teología.

Pero buéh, entiendo que todo sirve.

Cordial abrazo

Anónimo dijo...

Es interesante este Cordera. Estaba viendo el video de 'La Argentinidad', y no me queda claro si su autor es un sensual satánico, o un moralizante al estilo Savonarola. (Y el video -no creo que por casualidad- está saturado de referencias al catolicismo. Algunas sacrílegas).

Anónimo dijo...

Este Cordera no es más que un pobre tipo que con algún talento sin pulir y sin demasiada educación tuvo la mala suerte de hacerse famoso y ganar algún dinero más. Pululan estos casquivanos. Lo gracioso es la inconsecuencia de los "progresistas" que no tienen el coraje de extremar los principios de su pensamiento, como lo hace Cordera, que es más consecuente que ellos.

Anónimo dijo...

anónimo 23:06 amar al enemigo no es un sentimiento sino devolver bien por mal.

Anónimo dijo...


Para Ludo ..

http://fr.aleteia.org/2016/08/03/gender-heresie-idolatrie-de-largent-le-pape-francois-voit-rouge/

Anónimo dijo...

Si hace veinte años se hubiera anticipado esta realidad de promoción de la homosexualidad, libertinaje de conductas, apología de la drogas a todo nivel, justificación del latrocinio, etc., seguramente se habría ganado el cartel de apocalíptico.
Bien, estemos atentos al próximo paso, pedofilia y después bestialidad y violencia porque si.
Tiempo al tiempo. Que el fin de los tiempos se está acelerando.
Cordero De Gaulle Ado.

Anónimo dijo...

El progresismo y el comunismo son la misma porqueria con diferente praxis.

Ese energumeno no hace mas que ser coincidente con los que son. Como son transgresores progres siempre el limkte se esta corriendo.

Es divertido ver que la progresia se queda a la derecha de este tarado.

Benigno

Anónimo dijo...

Caro amigo: AMAR no es un sentimiento, aunque en nosotros el amor va acompañado de sentimientos, por ejemplo la compasión. "Devolver bien por mal" es semejante a amar a los enemigos, es decir, querer el bien de otra persona (querer el bien de alguien es amar) y considerar a ese otro como bueno en sí, con la dificultad en este caso de que nuestros sentimientos son negativos respecto de sus actos (que nos repugnan por su maldad). Creo, que a la vez este mandato nos previene contra el error del maniqueísmo. También es deseable que los actos malos sean castigados, pero a su vez el castigo debe ir dirigido hacia el bien del que padece el castigo.
Yo amordazaría a este Cordera por un tiempo prolongado. Tal vez hablando menos, piense más. Fuera bromas, no es bueno ejercitarse en el ataque hacia un músico de muy escaso valor artístico.

Anónimo dijo...

A propósito del amor a los enemigos, Chesterton habla del doble combate del caballero cristiano, creo que en su novela La esfera y la cruz, no recuerdo bien. Dice allí que el guerrero debía dar un doble combate en la guerra contra su enemigo. Por un lado, debía vencerlo y si era preciso darle muerte; pero, por otro lado, debía luchar contra sí mismo para que su esfuerzo no fuera movido por el odio a su rival. .

el muerto dijo...

Dos preguntas al Internacional Peronist: Primera... ¿Cuáles son los lugares de la cultura que hay que conquistar, abarcar? Segunda: ¿No habrá entendido mal el artículo sobre la Religión Lïquida? Al contrario de lo que Ud. interpreta allí se dice que las cuestiones doctrinarias, teóricas nunca son extemporáneas, y que tendemos a descuidarlas, y que ponemos el acento sólo en lo moral... Un saludo, compañero.

Anónimo dijo...

Lo notable del asunto es que la Iglesia Católica -en sus sacerdotes, Obispos y Arzobispos, voceros oficiosos del Papa, cartas del Papa, y demás- que es una máquina de opinar sobre todos los temas de la realidad cotidiana -inflación, pobreza, vivienda, tarifas, desempleo, etc, etc.- sobre los asuntos gravísimos tratados en esta entrada y en sus comentarios, no tiene absolutamente nada que decir. Le resultan temas totalmente ajenos a su esfera de responsabilidad.

Anónimo dijo...

Santa Teresa de Jesús: "Sin la Santa Misa, ¿que sería de nosotros? Todos aquí abajo pereceríamos ya que únicamente eso puede detener el brazo de Dios. Sin ella, ciertamente que la Iglesia no duraría y el mundo estaría perdido sin remedio".

Anónimo dijo...

Coincido con el muerto del 14 de agosto de 2016 7:54, el progresismo es una herejía cristiana, el modernismo, la última herejía. O sea, el post está en orden.

Desde un punto de vista moral, habría que ver en particular contra que fuerza lucha Cordera. Por ejemplo, y no pretendo compararlos, pero Nietzsche luchaba contra la moral protestante. No lo tengo claro, pero hay una cuestión ahí que no termina de cerrar, probablemente algo impulsado históricamente desde fuera. Es como si el movimiento de disolución latinoamericana iría acompañada con una moral puritana y farisaica que sirve de justificación.

La salida es por arriba, pero si humanamente hablando, arriba no hay nada, si la providencia no te ayuda o la Iglesia está mal... si los curas no puede convertir a un tipo de mediana inteligencia ¿Como se llena el vacío? Nos quedamos con el conocimiento del deber ser, de lo que está bien y mal, lo cual en parte ya es mucho, ya que ni la predica católica oficial alcanza ese nivel.

saludos

Anónimo dijo...



Como repuestas a algunas inquietudes , ...la Homelía del Papa a Asis........

Anónimo dijo...

En respuesta a Cordero De Gaulle Ado: en Canadá ya es legal sexo con animales pero, eso si, siempre y cuando no haya penetracion... Increíble pero cierto

Anónimo dijo...


Qué bueno sería que los medios de comunicación de la provincia de Mendoza se rectificaran de toda la basura que escupieron hace unos años contra el Padre Ramiro Sáenz cuando se enfrentó con Cordera y fue defenestrado. Ahora se rasgan las vestiduras y ellos también son cómplices y promotores de lo propuesto por el ex Versuit.
http://archivo.losandes.com.ar/notas/2004/9/22/sociedad-126297.asp
http://www.mdzol.com/nota/114468-censura-e-intolerancia-el-cura-de-malargue-salto-a-los-medios-nacionales/

Anónimo dijo...

La sensiblería religiosa produce moralina, y la moralina produce... Corderas.