lunes, 24 de octubre de 2016

Consistorio


Nos tomamos varios días de descanso: dos semanas sin hablar del papa Francisco. Durante estos días, el Santo Padre no solamente canonizó al Cura Brochero y a Sor Isabel de la Trinidad, recibió al presidente Macri (que le llevó de regalo una trampa para cazar zorros, comadrejas y otros tipo de alimañas, de esas que abundan en las guaridas vaticanas) sino que también anunció un Consistorio. Es decir, Bergoglio se hace fecundo en diecisiete nuevos cardenales, de los cuales trece serán electores de sus sucesor.
La novedad, según la han reportado los medios de prensa, es la universalidad de la Iglesia manifestada en la variedad de purpurados, muchos de los cuales representan a países que nunca tuvieron cardenales. Y así, tenemos un cardenal de la República Centroafricana, otro de Papúa, otro de Dhaka y otro de las Islas Mauricio por ejemplo. 
Se trata, por cierto, de una nota de color; un nuevo garabato de los que gusta diseñar el Papa, como niño que pintarrajea un cuaderno aunque, por cierto, en todo esto hay gato encerrado. Estos pintorescos cardenales de lugares remotos, en la realidad del cónclave -que es lo importante-, son cardenales de adorno. A la hora de votar, ellos votarán al que les indique el bwana  o el huinca, a no ser que algún africano corajudo se les retobe como pasó el sínodo. Por eso, resulta más interesante correr el velo de quiénes son los verdaderos cerebros que recibirán el capelo el mes próximo. 
Destaca, por supuesto, Mons. Blase Cupich, arzobispo de Chicago, líder indiscutido del progresismo americano. Una especie de Bergoglio yankee, que se opone, por ejemplo, a la guerra cultural que promueven las organizaciones pro-vida o anti-gay. Ya conocemos la monserga: no hay que hablar negativamente; el mundo ya sabe que estamos en contra del aborto y de las prácticas homosexuales (?), pero no lo digamos. Seamos positivos. Hablemos de lo que nos une y no de lo que nos separa. Y así, no se unió a la mayoría de obispos americanos que en 2004 advirtieron que la Sagrada Comunión no podía ser recibida por los políticos que favorecieran el aborto, y dos años más tarde, con su actitud de favorecer el diálogo “civilizado” terminó impidiendo que en Dakota del Sur se prohibiera el aborto. En el plano litúrgico es un acérrimo defensor de todas las reformas del Vaticano II e, incluso, prohibió en 2002 la celebración de la liturgia tradicional. Finalmente, no es un dato menor que haya sido el sucesor en la sede del cardenal Francis George, caracterizado por ser lo opuesto a Cupich: firme en la defensa de la doctrina de la Iglesia y favorable a la liturgia tradicional.
Mons. Josef De Kesel, arzobispo de Malinas-Bruselas, es otro de los cardenales. Se trata del protegido y mano derecha del anciano cardenal Daneels, uno de los progresistas más furibundos de Europa, encubridor de sacerdotes pedófilos y activo participante de la reunión de Saint-Gall donde se decidió la elección de Bergoglio, según él mismo declaró. Totalmente alineado con la teología de Kasper, De Kesel es favorable, entre otras cosas, a que los re-casados puedan recibir la comunión. Hace pocos meses se pronunció por la conveniencia de la abolición del celibato obligatorio para el clero latino. Y sumó otra declaración: “Soy muy respetuoso de los gays y de su modo de vivir la sexualidad”. Un dato a tener en cuenta es que sucedió en la sede a Mons. André-Joseph Leonard, un obispo conservador, de la línea teológica de Benedicto XVI, que había establecido como prioridad de su arquidiócesis, cuando asumió, las vocaciones y la liturgia. Fue, por cierto, ninguneado por Francisco y su renuncia aceptada casi de inmediato. 
Mons. Kevin Farrell, americano y ex-Legionario de Cristo, es el prefecto del nuevo dicasterio para los laicos. No es progresista, sino que es un neocon juanpablista de la peor especie. Y como muestra basta un botón: hace pocos días, en una entrevista, cuando se le preguntó acerca de la confusión producida por el documento pontificio Los amores de Leticia, Farrell aseguró que el Papa ya lo había explicado todo, y lo decía en referencia a la carta que Bergoglio envió a los obispos de Buenos Aires hace algunas semanas y que reprodujimos, en primicia, en este blog. Y agregó Farrell que en esa exhortación apostólica “habló el Espíritu Santo”. Un disparate completo. Parece el lenguaraz del brujo de la tribu que asegura a los atemorizados súbditos que quien habla por boca del chamán es el mismo dios tribal. Me pregunto qué dirá cuando se encuentre con el cardenal Burke, que asegura que el tal documento no forma parte del magisterio de la Iglesia. 

En fin, podríamos seguir. Es cuestión de googlear los nombres. Claramente, Bergoglio se está asegurando que su progenie sea a su imagen y semejanza. Como ya dijimos, y repetimos, lo peor no es Bergoglio sino el post-Bergoglio.

20 comentarios:

Marcial dijo...

Digamos que habiendo sido Kevin Farrell Legionario de Cristo se tragó el versito de Maciel que se hacía pasar por santo y quería canonizar a su madre y mientras tanto levaba una doble o triple vida.

Anónimo dijo...

De Kesel ha hecho más barrabasadas, destruyendo de paso el trabajo del pobre Leonard. Ésta, este junio:

«El protegido de Daneels expulsa a una nueva sociedad sacerdotal de Bruselas: demasiadas vocaciones

»El nuevo arzobispo de Malinas-Bruselas, Ms. Joseph de Kesel, que aplaudió la nueva propuesta “totalmente“, ha establecido una habitación de oración islámica en cada escuela católica, y está a la vez expulsando a la Fraternidad de los Santos Apóstoles, que fue fundada por su predecesor»

http://eponymousflower.blogspot.com.es/2016/06/daneels-protege-kicks-new-priestly.html

La excusa que dio no puede ser más de baratillo e hipócrita:

«El nuevo arzobispo decidió que ya que la Sociedad era tan notablemente exitosa en la archidiócesis, no pueden formar más sacerdotes para la archidiócesis y por consiguiente han de abandonar Bélgica. ¿La razón? Porque la mayoría de seminaristas vienen de Francia. “En muchas regiones de Francia no hay sacerdotes [...], no queremos faltar a la solidaridad con nuestros vecinos obispos franceses”, dijo de Kesel en una declaración oficial.»

No pueden sufrir que sus modernismos sólo generen páramos y desiertos espirituales... y que encima se note por comparación.

Por cierto, aunque no se hable hoy de Francisco, ahí va un torpedo en toda la línea de flotación a la ecumanía francisquista y la luterada próxima:

«Son recibidos en la Iglesia en el arzobispado de La Plata
»Un grupo de adolescentes y jóvenes protestantes se convierten a la fe católica en Argentina»

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=27616

Parece que a mons. Aguer y al padre Raúl Sidders no les ha llegado eso de que «no es lícito convencer de tu fe» ni tampoco eso de «El proselitismo es el veneno más fuerte contra el camino ecuménico». no sea que se le fastidie el Nobel de Francisco: si no, ¿por qué demonios va a «conmemorar» la luterada a Lund (Suecia) y no a donde sería más lógico, Wittenberg, Alemania?

Dick Winters dijo...

Creo que Bergoglio no sólo aprendió de Kirchner a manejar y controlar el poder -esa tendencia a ningunear a los Prefectos de Dicasterio y arreglar directamente con los secretarios y subalternos es una típica técnica de control kirchnerista- sino también de Grondona. Esto de nombrar a cardenales ignotos, de países de la periferia, es similar a lo que hizo la Fifa con la internacionalización de su miembros, igualando el voto en la asamblea general de Francia con el de Botswana. Así controló durante 30 años el poder Havelange y Blatter, y Grondona en la AFA, merced a los votos de los "clubes del interior".

Anónimo dijo...

"lo peor no es Bergoglio sino el post-Bergoglio."

Recemos para que Dios no lo permita

Unknown dijo...

Parecen sacados de la novela de Malachi Martin...

Anónimo dijo...

de la realidad "novelada" diga mejor Unknown...

Seminarista dijo...

No quiero mojarme en criticar o elogiar a curia romana, cardenales, etc. No porque crea que está mal hacerlo (sin ella no hay progeso real, entendiendola más bien constatación de errores públicos).
Sólo quiero comentar algunas líneas que pueden no convencer a algunos de los lectores o al mismo autor; ¿Francisco está mal? Que cada uno responda. La cosa es que muchos de los que piensan que en algunas cosas mete la pata (más o menos), no dejan de usarlo; progres y carcas lo usan tratando de justificar o la opinión progre o la postura de la Iglesia. Si un progre o un carca (se que este término puede no gustar, porque es sencillamente ser cristiano, pero hay que hablar de alguna forma entendedora) criticase directamente al Papa quedaria automàticamente fuera de juego. Ambos tratan de llevarse el Papa a su terreno.
Y ahí, el cristianismo tiene las de ganar, porque al final, en ambos casos implica vaciar de contenido real las frases malas del Papa (sean verdaderamente malas o, para los progres, sean a su pesar verdaderas) para exponer argumentos reales que, en el caso de lo cristiano, e ve lógico con el magisterio, con el Evangelio, etc; y las cosas acertadas que tiene, das la razón al cristianismo.
No pretendo que se haga lo mismo, aquí nadie tiene capacidad de influencia, no tenemos nada que perder (en caso de pseudónimos). Era solo mostrar una realidad que hay; hay gente muy buena en Roma haciendo muy buen trabajo, que no queda fuera del alcance de nadie (por más razones que pueda tener un wanderer, un papòlatra dificilmente va a escuchar dos palabras).

Obviamente, no voy a dar nombres de quienes así actuan, aunque supongo no informaria a nadie de nada nuevo.

Y lo del Legionario, me decepciona, esperaba que el neoconismo lo posicionase en una perspectiva cristiana respecto a la comunión de los adúlteros, pero ya se ve que no.

Anónimo dijo...



Si..

"lo peor no es Bergoglio sino el post-Bergoglio."...

...si Ud cree que es así , sepamos aprovechar bien lo que tenemos .....Que todavía , la Providencia es generosa con nosotros ....

Anónimo dijo...

Este Papado se ha convertido en un verdadero grotesco.

Anónimo dijo...

http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2013/03/un-esfuercito.html

http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2013/03/ce-qualcosa-che-non-va.html

Anónimo dijo...

GASTON: Y el arzobispo de Madrid, CARLOS OSORO SIERRA, un trepa absoluto cuyo lema podría muy bien ser: CORRER CON ENTUSIASMO EN AUXILIO... DEL VENCEDOR.

Roy Smith dijo...

Bergoglio es uno, pero los cardenales que lo eligieron... ¡son decenas!

Anónimo dijo...

Me puse a leer las declaraciones del 'Teólogo de Rodillas' Kasper sobre Amoris Laetitia, y me dí cuenta de qué es lo que está pasando en la Iglesia Católica. Esto no es un asunto de moral, ni siquiera de teología. Esto es un asunto mucho más profundo y básico. La Jerarquía Católica -desde el Papa Francisco (incluído), para abajo- está negando la Razón, está negando el Principio de No-Contradicción, está negando el Logos. Nos están diciendo en la cara, convencidos, que las cosas pueden ser y no-ser al mismo tiempo. Nos están llevando a etapas anteriores a la Revelación a Israel, anteriores a la Grecia Clásica. Nos querrán llevar al hinduísmo, al animismo, no sé. Esto es aterrador.
No pueden estos Cardenales, sin culpa, haber caído en semejante noche de la Razón.
Kasper y Amoris Laetitia

Anónimo dijo...

¿en que consiste el consistorio??jeje

Anónimo dijo...

Me ha llamado la atención la fotografía que ilustra este post. Para quienes no la hayan reconocido, se trata de la escultura que el presidente Macri llevó como regalo al Papa en su última visita a Roma. Representa el Diálogo Interreligioso y es obra del gran artista argentino Alejandro Marmo Lillo. A mí el estilo me resultaba familiar y... ¡bingo! Efectivamente, se trata del mismo escultor que hizo esta Inmaculada para la nueva capilla de la FSSPX en Madrid. ¿Será que el presidente de ustedes se está volviendo lefe?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 6:49:

¿Será que la FSSPX se está volviendo macrista?

Anónimo dijo...

Al de las 6:49...En fin, sobre gustos no hay nada escrito (..mi abuela dixit)

Anónimo dijo...

GASTON: La capilla de la FSSPX es horrible. Pero le aseguro que no hay que ver en ella otra cosa que la incompetencia del superior que se puso en manos de estos personajes. Una auténtica desgracia para España.

Anónimo dijo...

https://www.catholicculture.org/news/headlines/index.cfm?storyid=29774

Bergoglio, en un movimiento sorpresivo, ayer le cambió al Cardenal Sarah todos los integrantes de la Sagrada Congregación de la Liturgia Divina que estaban a su cargo, echando a los más conservadores y reemplazándolos por progres.

Eso, y decirle que se vaya, es lo mismo. O peor.

Una jugada kirchnerista en lo más alto del Vaticano. Por algo Néstor, que sin duda tenía un fino olfato político, supo ver en Bergoglio a un rival de fuste y lo señaló como "jefe de la oposición"

Anónimo dijo...

Bergoglio, en un movimiento sorpresivo, ayer le cambió al Cardenal Sarah todos los integrantes de la Sagrada Congregación de la Liturgia Divina que estaban a su cargo, echando a los más conservadores y reemplazándolos por progres.
-

ese es el sistema que utilizan para demoler desde vaticano dos