sábado, 14 de enero de 2017

Clemente V y Francisco


Los que reclamábamos que el Papa Francisco fuese un pontífice de acuerdo a la tradición de la Iglesia, hemos recibido una respuesta contundente: Francisco ha decidido imitar a su antecesor Clemente V. Recordemos que fue este pontífice de comienzos del siglo XIV el que instituyó una comisión investigadora a resueltas de cuyo informe ordenó la disolución de la Orden de los Caballeros Templarios y condenó a su gran maestre Jacques de Molay que terminó en la hoguera. El motivo no fue otro que las presiones recibidas del rey de Francia que quería hacerse de los numerosos bienes que poseían los templarios. 
Bergoglio, epígono devaluado de los peores papas de la historia, quiere replicar a Clemente V. Ha decidido acabar con la Orden de Malta, la única orden de caballería que aún subsiste con todos sus fueros, y sus motivos no son, a mi entender, económicos, sino el mero resentimiento plebeyo que lo caracteriza: no puede soportar que aún exista un residuo medieval que se precie de la nobleza de muchos de sus miembros. La excusa es, como ya expusimos hace algunas semanas, la expulsión de quien fuera el Hospitalario de la Orden debido a que en una de las misiones sanitarias que comandó, había distribuido preservativos y abortivos. Todos sabemos que el Papa Francisco posee una enorme misericordia hacia los que niegan las verdades de la fe o hacia los que llevan con pertinacia una vida desordenada, pero es implacable a la hora de perseguir a quienes se mantienen fieles a la doctrina de la Iglesia. 
Al modo de Clemente V, instituyó una “comisión investigadora” a fin de que lo informaran lo que había ocurrido con el infortunado distribuidor de condones. Sabemos lo que ocurrió luego: el Gran Magisterio declaró que la Secretaría de Estado se había confundido ya que la Santa Sede no tiene ninguna jurisdicción para involucrarse en los asuntos internos de la Orden. 
El 10 de enero, en una nueva declaración, el Gran Maestre estableció que la Orden no colaboraría de ninguna manera con la Comisión porque se trataba nada menos que de defender su soberanía. Y la respuesta del Vaticano no se hizo esperar. Fue publicada el día 11, en un medio progresista de Estados Unidos, y, en resumen, lo que allí se afirma es:
  1. La Comisión fue designada directamente por el Papa Francisco. Es decir, le responden al Gran Magisterio que no se la tienen que ver con el difuso cardenal Parolín, Secretario de Estado, sino con el mismo Pontífice. Es el mismo recurso que utilizan los padres cuando le dicen a sus hijos: “Juancito, obedéceme porque si no, vendrá el Viejo de la Bolsa y te llevará”. O bien, “Señores caballeros, pórtense bien porque si no, harán enojar al Papa”.
  2. Y, para justificar su intervención, aducen el siguiente argumento: “El Papa tiene derecho a investigar porque tiene jurisdicción inmediata sobre todos los bautizados, sean religiosos o laicos”.
Yo no soy canonista -y los que lo son podrán corregirme-, pero me parece un soberano disparate. Más aún, un disparate de dimensiones cósmicas. La Orden de Malta es un sujeto de derecho público internacional, es decir, es propiamente un estado soberano. No es primariamente una orden religiosa, como los franciscanos y los dominicos. El Anuario Pontifico, que vaya si tiene autoridad en el tema, menciona en una sola ocasión a la Orden de Malta, y lo hace dentro del listado de los Estados con los cuales la Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas. Es decir, no la ubica dentro de las órdenes religiosas. Por tanto, el derecho que aduce Bergoglio sería análogo al siguiente caso. Supongamos que el presidente Macri expulsa al ministro de Salud Lemus. Como ambos son bautizados, y el Papa tiene jurisdicción inmediata sobre todos los bautizados, establece un comisión para averiguar por qué fue desplazado de su cargo el ministro Lemus. Si esto ocurriera, las carcajadas se oirían no solamente en la Cancillería argentina sino hasta en un bar perdido de Villa Mercedes. 
Francamente, parece un acto de insanía de Bergoglio. Es decir, parece que está completamente loco y nadie se anima a frenarlo. Ni a Gregorio VII o a Bonifacio VIII se les ocurrió tamaño disparate. Ni el mismísimo Luis XIV se habría animado a tanto. Este hombre se quiere llevar todo por delante, con la prepotencia propia de un jesuita resentido.

Veremos qué ocurre. Conozco personalmente al Gran Maestre, fra’ Mathew Festing y a algún otro miembro del Gran Magisterio, y conozco también a varios Caballeros de Justicia y de Honor y Devoción, y puedo dar testimonio de su integridad y fidelidad a la Iglesia y a sus enseñanzas. En Argentina, como en otros países americanos, tenemos una imagen distorsionada de la Orden de Malta, convertida en muchas ocasiones en una especie de club exclusivo de gente snob que organiza conciertos a los que asisten Mirtha Legrand y Cecilia Zuberbhuler. No es así en los países europeos, donde aún se exige la condición de nobleza de sangre para ingresar, o bien, sus miembros son católicos devotos y ejemplares. 
Justamente ha sido la política del fra’ Mathew Festing fortalecer el aspecto religioso de la Orden, alejándola de ese modo de la apariencia de una ONG humanitaria, que es en lo cual la quiere convertir del papa Francisco. Para eso, se ha preocupado en aumentar el número de los Caballeros de Justicia, es decir, de aquellos que pronuncian los tres votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia y que, aunque no están obligados a hacer vida comunitaria, continúan trabajando en su lugares habituales, dando testimonio de Cristo y sirviendo al prójimo. 
Tuitio fidei et obsequium pauperum (“Defensa de la fe y servicio a los pobres”): ese es el lema de la Orden de Malta. Como sabemos, la defensa de la fe no es una de las prioridades del Papa Francisco. Deberíamos decir más bien, que su objetivo es la destructio fidei. No es extraño, entonces, que quiera disolver y acabar con la Orden. 
Yo espero que, si dentro de algunas semanas, nos enteramos que el pobre fra’ Mathew ha sido quemado en el Aventino, cual otro Jacques de Molay, lance también como éste una maldición. Se dice que el último gran maestre de los Templarios exclamó antes de ser arrojado a la hoguera: 

Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón. Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir. Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios!... A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año..

El papa Clemente V murió un mes después y el rey Felipe IV ocho meses más tarde. Si así fuera, en menos de dos meses tendríamos un nuevo cónclave....

38 comentarios:

Falstaff dijo...

Los católicos de todo el mundo deberíamos empezar una cadena de oración para que Dios confunda, anule, aplaste o impida como considere los planes de este Pontificado.

javcus dijo...

Espero que ninguno de los contrincantes del San Lorenzo esté compuesto íntegramente por católicos, porque es capaz de anularles los goles en contra so pena de intervención y disolución. Francisco es el representante de lo que era la pesadilla papista que creía un inglés del XIX (por aquel entonces injustificado). Se está cargando de un plumazo las catequesis de Newman, entre otros.

Están apareciendo más datos sobre el embrollo con la Orden de Malta. Vale la pena leer la traducción de un artículo de de Mattei ("¿Quién quiere disolver la Orden de Malta?"):

http://adelantelafe.com/quien-quiere-disolver-la-orden-malta/

Destaco el párrafo que comenta lo que cuenta el gacetillero pelotillero y misericordeante Christopher Lamb:

«En el Tablet del pasado 5 de enero, Christopher Lamb cita una carta enviada el 21 de diciembre a Frey Matthew Festing por el Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, en la cual hace saber que el papa Francisco desea que no se destituya a Von Boeselager. "Como expuse en mi carta anterior del 12 de diciembre de 2016, con relación al empleo y difusión de métodos y medios contrarios a la ley moral, Su Santidad ha pedido un diálogo sobre el modo de afrontar y resolver eventuales problemas. ¡Pero en ningún momento ha dicho que se expulse a nadie!"».

¡Jaaaaajaja, le jodió la misericordina! Y ya sabemos en qué consisten los "diálogos sobre el modo de afrontar y resolver eventuales problemas": masajeo y comprensión de los progres, porque si no lo era, lo que tienen es intervención y comisariamiento.

javcus dijo...

Otro apunte, después de leer el artículo de Catholic News Service:

"'This is not about interfering in the internal affairs of the order because the purpose of the commission, as is evident, is to give an account to the Holy Father on the procedures (used to remove von Boeselager) and nothing else,' said the note, which was dated Jan. 11 and shown to Catholic News Service."

Pues eso dicen ahora, porque en su momento decían que la comisión (encabezada por un jesuita, ¡cómo no!) no era por la destitución de von Boeselager (que, por cierto, es amigacho de Schönborn, tiene un hermano en el IOR y se codea con los kasperitas) sino que era para indagar sobre los criterios de promoción y elección interna de la Orden.

Esto me recuerda a un diálogo en la serie satírica "Sí, Ministro", que decía algo así:

--¿Es cierto que fue reprendido?
--Le dijo que no lo estaba reprendiendo.
--¡Oh, Dios mío!

Jose2 dijo...

Que se atreva el papa a enviar una comisión investigadora a mi casa o a mi empresa so pretexto de que estamos bautizados. Si no los corro a boinazos, poco les iba a faltar.

Habráse visto semejante desfachatez!!!!

Jorge Mario B. dijo...

Amigo Wanderer, amigos lectores, amigos comentaristas:

Si bien es cierto que esta intervención bergogliana en la SOM es grave, indignante y que revuelve las tripas, ¿qué es eso comparado con esa bola de Amoris Laetitia (o más correctamente, "Fornicaciones de la Leti")? ¿Qué es comparado con las frases inauditas pronunciadas por el indocumentado que ocupa la silla de S. Pedro? Frases que llenan de confusión, de irritación, de asombro, de perplejidad, a quienes escuchan a Jorge. ¿Qué es comparado con ciertos hechos y gestos del pontífice, como colocar la imagen del sátiro heresiarca Lutero en el interior del Vaticano, o como orar junto a representantes de falsas religiones? Y algún quisquilloso me dirá: eso ya lo hacía el Magno, y B 16 (que recuerda el nombre de los bombardeos yanquis que masacraron a la población civil alemana y japonesa durante la 2ª G. M.) Sí ya lo sabemos que ellos también se juntaban con la marabunta multiconfesional y multirreligiosa. Pero ahí quería llegar yo para exponer mi tesis. Tesis quizás errónea. Pero tesis mía, personalísima, y que no erijo en dogma de fe. Mi tesis es que Francisco es ni más ni menos que el Magno y B 16 llevados a las últimas consecuencias. Entre ellos sólo hay una diferencia de grado. Unos son un poco más retrasados que otros en la marcha de la Historia de la Humanidad hacia el Punto Omega de una religión de carácter filantrópico, humanitario,antropocéntrico, de contenido relatavista, gnóstico...
Unos pisan el freno y otros el acelerador. Aunque, evidentemente, confieso -para solaz de mis lectores neocones, si es que alguno entra aquí- que B 16 comparado con el Martín Fierro de Sta. Marta, es un nuevo S. Pío X o un nuevo (San) Pío XII

bibliotecario de paro dijo...

Esa doctrina del poder directo papal sobre todo bautizado trae la necesidad de hacer algunas consideraciones:

Es correcta y fundada (la comparten autores perfectamente ortodoxos), pero es peligrosa según quien sea el Pontífice de turno. Con San Gregorio Magno era un golazo y se la defendió justamente en los pocos años de apogeo de la Cristiandad.

Con un Francisco, es darle una ametralladora a un mono cocainómano.

La Iglesia nunca enseñó sobre una supuesta impecabilidad del Papa, pero tampoco nadie podía suponer, aún contemplando la pendiente de los últimos 50 años, que se llegaría a un Papa de este tenor.

Es bueno que desempolve ahora docrinas enterradas hace casi 1000 años y que han perdido la posibilidad de su aplicación práctica (vivimos en tiempos donde ningún gobernante recularía por temor a ser excomulgado, ni el papado guerrearía junto con otras potencias contra el rey que quedó fuera de la Iglesia).
Es bueno por 2 cosas:
1. Porque se le nota que está caliente.
2. Porque tan solo logrará hacer el ridículo, lo que trae generalmente aparejado que disminuya su influencia sobre los que aún lo respetan y es sabido que ignorar a Francisco va en orden a la posibilidad de la salvación del alma.

Alberto Althaus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Honestamente, me inquietan mucho mas los curas casados que habran por todas partes a partir de el próximo sinodo.

Sera catastrófico.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer: Permítame enmendarle una minucia léxica. En español es mejor no dar a los caballeros de hábito el tratamiento italiano de fra', pues para eso tenemos el muy castizo de «frey», preferible no solo ser voz nuestra sino también más precisa. En efecto nuestra lengua, a diferencia de otras, distingue entre los caballeros profesos de Órdenes militares, a quienes llama «freires», y los religiosos o «frailes» de Órdenes monásticas o mendicantes, a quienes da el tratamiento de «fray». Para más inri el foráneo fra' nos llega a través del inglés, idioma que prefiere los italianismos para nombrar a las cosas católicas (v.gr. monsignor), sin duda por ese prejuicio anglicano que moteja a la Iglesia Católica como la Italian Mission.

Anónimo dijo...

Según la Wikipedia, la Orden de Malta es un 'sujeto soberano de derecho internacional', con status de observador en la ONU, que emite sus propios pasaportes, y cuya capital -el Palazzo Malta, en Roma- goza de extraterritorialidad según la ley italiana.
Soberana Orden de Malta
Incluso provee al Ejército Italiano de varias unidades de sanidad militar:
Cuerpo Auxiliar Militar
No sé entiende cómo la Iglesia Católica podría enviar una intervención a esta entidad soberana si la entidad se negara a recibirla. No se ve que tenga modo de forzarla. Sería una invasión de un Estado soberano por otro. Un acto bélico.

Anónimo dijo...

GASTÓN: Comparto la tesis de Jorge Mario B. Totalmente. Sin esos antecedentes no creo que fuera posible ni pensable el actual ocupante de Sta. Marta.
Pero con respecto a los que dan por buenas las conclusiones que se sacaron del llamado proceso de los templarios creo que se debe ser mucho más cauto. ¿Quiénes lo promovieron? Un rey sin escrúpulos y con necesidad urgente de dinero, un primer ministro que se apellidaba Nogaret, protagonista del bofetón de Anagni a Bonifacio VIII e hijo o nieto -no recuerdo bien cuál de las dos cosas era- de un cátaro penitenciado por la Inquisición y un Papa débil que, además había aceptado favores del mismo rey, Felipe IV el Hermoso. En concreto aceptó el nombramiento de un sobrino suyo para una sede arzobispal. Las denuncias contra los templarios procedían -si no todas al menos gran parte de ellas- de apóstatas, es decir de ex-religiosos templarios que había abandonado la Orden.En fin...

Anónimo dijo...

GASTÓN: Y desde luego la escena que aparece en el post es la del Superior de la Orden proclamando su inocencia y la de la institución cuando no tenía nada que ganar.

Anónimo dijo...

"Tesis quizás errónea. Pero tesis mía, personalísima, y que no erijo en dogma de fe. Mi tesis es que Francisco es ni más ni menos que el Magno y B 16 llevados a las últimas consecuencias"

Aparte de errónea, como usted mismo parece reconocer, su tesis es injusta.



El Kiku

Anónimo dijo...

GASTON a KIKU: Dado que, como ya he dicho, comparto la tesis de Jorge Mario B., entre otras razones porque no se llega de golpe a una hecatombe como la actual sino que es imprescindible una preparación -que incluye necesariamente el nombramiento de Bergoglio como cardenal que no sé si tenemos que agradecérselo a Juan Pablo II o a Benedicto XVI- le agradecería nos diese las razones de su rechazo de la citada tesis. Gracias anticipadas.

Edu Di Mancuso dijo...

Ya no se usa la hoguera. Ahora funciona mejor el linchamiento mediático.

Anónimo dijo...

El Kiku a Gastón: para mi tanto Juan Pablo II como Benedicto son católicos. Bergoglio no lo es. Por lo tanto por mi parte no hay más que añadir.


El Kiku

Anónimo dijo...


Anónimo de las 12:34.

Sí, es preocupante. Pero por si sirviera de alivio parece que una vez casados no les permitirán divorciarse.

Eso se anda diciendo...

Se non e vero e ben trovato, eh?

Anónimo dijo...

Francisco no es Clemente. Mucho menos a la V.
En todo caso es Misericordio a la -1.
Insigne Dess'Potiko, Verdugo fulminante y Matemático Postconciliar

Anónimo dijo...

Me parece que habría que aclarar que el que hace los 3 votos públicos los realiza frente a un ministro de la iglesia. Es decir queda ligado... ánimo a los miembros que hicieron votos porque no son simples laicos ni gozan de tal "libertad"

Anónimo dijo...

Confrarreatio... Tendría su gracia.
Muy buena idea 21;31

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Edu di Mancuso mejor lea "La inquisición, un tribunal de misericordia" de Cristian Rodrigo Iturralde antes de compararlo con el linchamiento de los modernistas a los neocones y tradis. Mala comparación si las hay.

Anónimo dijo...

Es increible la red de protección mediática con la que cuenta Francisco, si Infobae hubiese dicho que BXVI estaba enterado de un caso de pedofilia y no hizo nada hubiese sido escandalo universal. Lo dice de Francisco y nada en ninguun medio europeo.

Anónimo dijo...

Ya salió la portavoz Elisabetta Piqué a defender al misericordioso:
"En lugar de aceptar los deseos papales, los Caballeros de la Orden de Malta sacaron a relucir sus viejas espadas de combatientes junto a los Cruzados."
¿Está claro que todo el mundo debe rendirse de rodillas y responder a todos los "deseos" papales, que atropella la soberanía de un Estado reconocido internacionalmente y le importa un bledo la fe y moral de la Iglesia, metiendo cambios a su antojo?

http://www.lanacion.com.ar/1975978-los-caballeros-de-la-orden-de-malta-en-guerra-contra-el-papa

Anónimo dijo...

Es una ridiculez preocuparse por el clero célibe o casado (realidad que de hecho está presente hace siglos en la Iglesia católica) cuando se está tratando de introducir la comunión para divorciados.
No mezclen paja con trigo.

Falstaff dijo...

Sobre la responsabilidad de los dos Papas anteriores sobre el vigente Franciscado, creo que, efectivamente, sin Juan Pablo II y Benedicto XVI, como sin Pablo VI y Juan XXIII, no se podría explicar la actual situación. La herejía naturalista y modernista que desde hace tanto acechaba nunca se extirpó mediante la excomunión, cuando la Historia demuestra que es la forma más eficaz de evitar su extensión dentro de la Iglesia. El resultado fue un Concilio y una serie de pontificados que intentaron aunar y reconciliar lo irreconciliable: la fe y la teología clásica con la modernidad y el existencialismo, disfrazado de personalismo para darle apariencia católica. La hiedra ha crecido y ahora lo invade todo.

Jordi dijo...

Estoy muy de acuerdo con el espíritu de su texto. Como Católico, veo en el Santo Padre un pastor que aporta luz al pueblo de Dios; a su Iglesia. Lamentablemente Francisco sólo está aportando confusión a la comunidad de fieles en Cristo; a quienes seguimos sus enseñanzas y las secundamos con el Magisterio de la Iglesia. Hoy, sin embargo, parece que, tal y como dijo Pablo VI, "el humo de Satanás se ha colado por las ventanas de la Iglesia". Tan sólo hemos de observar "Amoris Laetitia" para darnos cuenta que el camino seguido por este Papa no es la de aportar luz al mundo sino la de dejarse iluminar por los fuegos fatuos de éste. Fuegos fatuos que hunden sus raíces en el relativismo más estéril y dañino. Da la sensación de que algo parecido a la Teología de la Liberación (de cariz marxista) está gobernando la iglesia desde lo más alto. La misma ideología a la que llamó poderosamente al orden San Juan Pablo II y contra la que ha escrito de manera magistral Benedicto XVI.

Saludos

Anónimo dijo...

La SOM no le puede gustar a este Papa por su origen, costumbres y demás. Está formada por muchos exquisitos miembros de la nobleza lo que le debe dar alergia a este que ni es de modos refinados ni nada si no populachero, le gusta la cutrez y el pobrismo calculado para hacerse el humilde.
Tampoco le puede gustar pues históricamente es una Orden Militar que ha defendido la Fe y claro eso le disgusta a Bergoglio que más bien está por socavarlo todo.
En resumidas cuentas debe estar que echa humo por que lo que desvela todo esto es que no le quieren.

Fuenteovejuna dijo...

Este cruce de comunicados entre la Secretaría de Estado que envía una Comisión para investigar el relevo de Boeseleger y otro de la Orden de Malta rechazando lo que considera una intromisión injustificada en sus asuntos, no es otra cosa que la pelea de semifondo en la velada estelar de la noche, como prolegómeno de la gran pelea de fondo por el título de todos los pesos entre Bergoglio y el Cardenal Burke, protector de la Orden de Malta.
Así como detrás de Parolín que envió la Comisión está la mano del Papa Francisco y detrás de la Orden de Malta que rechazó a esa Comisión está la mano de Burke, detrás de este conflicto por saber si está bien o mal echado Boeseleger se esconde el gran conflicto entre el Papa y los cuatro Cardenales que, si bien aún quedan por disputarse dos o tres rounds antes del campanazo final, el resultado de la pelea ya se sabe de antemano: un CISMA colosal que cambiará a la Iglesia y al mundo para siempre.

Anónimo dijo...

Viendo la foto, concluyo que le es aplicable una conocida expresión francesa; "Il a la physique du rôle"

Anónimo dijo...

GASTÓN a FUENTEOVEJUNA: Creo que en un punto se equivoca. La Orden de Malta no necesita de la mano de Burke. Para nada.

Fuenteovejuna dijo...

Gastón, comparto que la Orden de Malta no necesita de Burke para plantarse frente a Bergoglio. Lo que digo es que Bergoglio ha tomado la decisión de la Orden como una afrenta personal, porque sabe que Burke es su Protector y busca un choque personal con él como aperitivo de la pelea de fondo que está por venir. Gracias por compartir el resto.

Anónimo dijo...

Cuando se empieza a hablar de cisma, hay que tener presente que la profesión pública de herejía, tanto por un Papa como por un obispo cualquiera, causa su excomunión como persona particular pero NO la pérdida automática del oficio. Un artículo reciente en adelantelafe lo expone muy claramente:

http://adelantelafe.com/problema-la-misa-una-cum/

Un Papa sigue siéndolo hasta que la Iglesia lo declare públicamente hereje y dicte un "vitandus" (evitar al hereje, Tito 3,10), tema ampliamente tratado en inglés aquí:

http://www.trueorfalsepope.com/p/whyfr.html

Anónimo dijo...

Estimado W,
Lo que está sucediendo ahora ya ocurrió a finales de los 40, según lo cuenta Roger Peyrefitte (tipo jodido si los hay) en "Chevaliers de Malte".
Sin muchas precisiones ya que tendría que releer el libro, resulta que el canciller de la Orden en ese momento, el conde Thun Hohenstein (sobrino de un Gran Maestre anterior también Thun Hohenstein) se mandó un mal negocio con la compra de trigo argentino, que deriva en que luego de muchas cavilaciones, intrigas y cabildeos, Thun sea depuesto de su cargo por el entonces Gran Maestre, el príncipe Chigi.
El depuesto canciller, quien pone todo tipo de excusas y argumentos legalistas (igual que Böselager en nuestros días), finalmente deja su cargo pero sin antes presentar un recurso secreto ante la Santa Sede para revisar su deposición.
Como consecuencia del recurso, y a instancias del Cardenal Canali (aliado de Thun, y quien quería fagocitar a la Orden dentro de la Santa Sede), se envía una comisión investigadora, lo que era visto a todas luces como un menoscabo a la soberanía de la Orden.
Finalmente y a pesar de todo esto, gracias a la resistencia del Gran Maestre Chigi y de su Soberano Consejo, la soberanía de la Orden es respetada por Pío XII.
J

Anónimo dijo...

al anónimo 14 de enero de 2017, 12:34

debería inquietarle más que ya hay sacerdotes casados, llevando una doble vida y haciendo malabares para que no se sepa.

Anónimo dijo...


Anónimo 17 de enero de 2017, 17:29

Algo había leido sobre eso .. Entonces , todavía , podemos esperar que Francisco respete la soberania del Orden ...

Anónimo dijo...

Anónimo del 18 de enero de 2017, 7:26:
Dios lo quiera, pero no olvidemos que Francisco no es Pío XII...
J