viernes, 6 de enero de 2017

Nobleza obliga


En este blog somos particularmente críticos del episcopado argentino, y en ocasiones hemos sido críticos también del arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer. 
Nobleza obliga, debemos reconocer en él a un pastor que habla claro, sin ninguna vergüenza ni corrección política, de las verdades de nuestra fe, lo cual ha quedado demostrado una vez más en un reportaje que le realizaron hace pocos días.
Aquí dejó el enlace. Vale la pena escucharlo. Un vaso de agua fresca en medio de tanto calor, o un poco de sencillas verdades católicas en medio de tanta confusión y silencio. 

28 comentarios:

Dante dijo...

Gracias Don Wanderer!! Es una gota de aire fresco —en estos tiempos aciagos— presentar a un noble Pastor, que defiende y previene a su grey, de los feroces ataques de lobos —internos y externos— que acechan por doquier!!

Alberto Althaus dijo...

Bueno, es el discurso de que con respecto a Bergoglio y la Iglesia aquí no ha pasado nada. Sí hay una doctrina claramente expresada pero lo primero es lo que preocupa, el no tomar posición o sugerir que no está ocurriendo nada grave con respecto a Bergoglio. Uno lo escucha y queda en cierto sentido confundido. A diferencia del comentario de Dante y de The Wanderer la omisión a algunos nos une en el espanto y lo advertimos como un cierto ninguneo de que la realidad sobrenatural de la Iglesia esté siendo dañada. Parece que se juega a la crítica y al mismo tiempo a tranquilizar al católico. Se le dice en algunos artículos: "mire qué barbaridad ésto de Bergoglio" y en otros: "tengan presente que ésto no afecta la santidad de la Iglesia porque la Divina Providencia la protege". Entonces, esas personas (progresistas o tradicionalistas) terminan por ver los problemas como una cuestión de política o de partido sin que se encuentre afectada la Iglesia en lo sobrenatural y en su santidad.

Nick dijo...

"sin que se encuentre afectada la Iglesia en lo sobrenatural y en su santidad."

Lo cual es así, Alberto Althaus; nos guste o nos repela el Pontífice de turno. Fue Cristo Nuestro Señor, quien fundó la Iglesia y quien dijo "las puertas del infierno no prevalecerán". Y también (y más consolador aún): "Yo he vencido al mundo". Ni siquiera nos dijo: Yo venceré, nos aseguró que ya lo había vencido.

Anónimo dijo...

Me pregunto en que anda el resto de los obispos...solo hay una mosca blanca..y el resto? Me pregunto si interpreran sobre estos temas lo mismo que Aguer...???

Anónimo dijo...

Y También dijo: "Pero el Hijo del Hombre, cuando venga ¿hallará fe en la tierra?"

Anónimo dijo...

Una pregunta....quien promovio y ordeno a Taussig?

Anónimo dijo...

Sólo quisiera que Mons. Aguer tuviera un tono menos impostado, que sonara con más naturalidad lo que dice. Pero lo felicito. Lo último que dice, sobre la buena muerte y la Oración del Nombre de Jesús da testimonio de su vida de oración.

Alberto Althaus dijo...

Nick debo decirte que forman parte de la Iglesia Abel y los fieles del Antiguo Testamento y también se encuentra en las Sagradas Escrituras las palabras: "crees que hallará fe a su regreso", "el Templo será destruido", "habrá en el templo desolación e idolatría", "las naves y el atrio serán destruidos y solamente se salvará el tabernáculo" y que ninguno de los Padres de la Iglesia y Doctores de la Iglesia se ha atrevido a presentar los tiempos finales con una Iglesia triunfante, el que triunfa sobre el Anticristo es Cristo no la Iglesia, "los santos serán vencidos". O sea, tu idea de que al final de los tiempos habrá una Iglesia triunfante no es católica es una deformación herética de una afirmación: "las puertas del infierno no prevalecerán" pero la Iglesia final estará formada por un grupo reducido de elegidos en el desierto, lo que muchos entienden como la soledad, o las catacumbas, se habla de apostasía general y de Misterio de Iniquidad. Castellani habla de una derrota intrahistórica con un triunfo extrahistórico. Bueno, con eso debería bastarte para saber que se parece mucho al mesianismo judío a tu pensamiento y que no tiene bases firmes en la revelación, en la tradición y en la realidad actual.

Anónimo dijo...


" ¿hallará fe en la tierra?"

es una pregunta dubitativa , no una afirmación ....

Anónimo dijo...



No se quien promovio a Taussig , pero lo que todos sabemos , es que nadie queria agarar la diocesis de San Rafael ..... Y si se va , ...nunca más habra Obispo a San Rafael ...

Alberto Althaus dijo...

Anónimo del 7 de enero de 2017 9:55 que diga en forma dubitativa "¿hallará fe en la tierra?" es que se plantea una duda y nada de lo que dijo Jesucristo es vano, por otra parte, tal como Ud. entienden la expresión "y las puertas del infierno no prevalecerán" sería una contradicción, por supuesto que no es una contradicción, pero lo es en la interpretación triunfalista que nos presentan Uds.

Anónimo dijo...

Este señor Althaus, si se llama así, cree que sabe. Una pena. Al voleo hablan de padres y teólogos. Al voleo hacen exégesis y hermenéutica y supuesto sensus plenior o canónico. Todo es así en gran parte de los agoreros del fin de los tiempos. Ellos estarán bajo tierra o en algún cinerario y el tiempo seguirá, más allá de Francisco y del Vaticano II cincuentenario. Pero todos saben mucho. No como aquel padre del desierto: Este dijo no sabe, es el unico que tiene razón. Que se diviertan con sus morbos. Mientras tanto prefiero leer a los padres y teólogos que citan. Llevo en eso cuarenta años, con rigor científico y académico, porque lo soy, y es tanto lo que me queda que me río de los que citan al voleo, los padres dicen... Paz y bien.

Nick dijo...

Alberto Althaus "O sea, tu idea de que al final de los tiempos habrá una Iglesia triunfante no es católica es una deformación herética..."
¿Dónde dije yo eso en mi comentario? ¿O de dónde saca ud. que es "mi" idea?

Anónimo dijo...

Las puertas del infierno no prevalecerán, según leí, los padres lo aplican a la boca de los herejes y no a lo que acostumbran los neocones a aplicarlo, como que por esa promesa daría igual quien esté al mando de la navicella de Pedro, esas simplificaciones minimalistas propias de los que usurparon el gobierno de la iglesia para anestesiar los ánimos o controlar la reacción.

Alberto Althaus dijo...

Nick al criticar tu mi expresión: "sin que se encuentre afectada la Iglesia en lo sobrenatural y en su santidad" has afirmado indirectamente que la Iglesia no iba a ser afectada en lo sobrenatural y en la santidad, eso significaba que la Iglesia iba a triunfar sobre el pecado. Ahora, si se habla de "adulteración de la fe", de "protestatización de la Iglesia" (Bojorge), de "desacralización de los sacramentos" (Schneider), de "cambio en los sacramentos y mandamientos", de "ruptura en el Magisterio" (Spaemann), todo ello, significa que la Iglesia en su gran mayoría está perdiendo santidad pues pierde y adultera los medios para la santidad, ello significa que pierde la capacidad para evangelizar y ello abre las puertas a los últimos tiempos. Ello es ya una derrota pues "el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia". Ahora, que por mi parte sostenga que habrá un grupo de elegidos al final de los tiempos que podrá llamarse Iglesia y que formará una pequeña parte de la Iglesia dicente no significa que no pueda haber una gran derrota en la Iglesia docente y en el resto de la dicente. Considero que ya la Iglesia por el CVII y por el capítulo VIII de Amoris Laetitia está afectada en su santidad. Se dice que "cesará el sacrificio perpetuo" mire que derrota que se nos viene arriba y que "los tiempo serán acortados porque sino ni los elegidos se salvarían". Entiendo sacrificio perpetuo por Eucaristía. Es cierto que Ud. no ha sostenido una Iglesia final triunfante, pero sí en lo religioso, mi error ha sido sostener que esa opinión es herética pues es la mayoritaria pero es errónea y peligrosa al negarse a aceptar la pérdida final de santidad en la Iglesia docente y en gran parte de la dicente, con lo que finalizará la misión terrenal de la Iglesia por caída en apostasía de gran parte de Ella y finalizará la historia de salvación y vendrá Cristo que es lo que debe esperar con ansias todo católico. Es una interpretación de los tiempos finales y de los actuales si tiene una mejor para explicar lo que pasa hágame saber la misma.

Anónimo dijo...

No es que hablen al voleo de padres y teólogos sino que no tienen en consideración el triunfo del Inmaculado Corazón de María, parece que lo ignoran porque les molesta.

Anónimo dijo...


Anónimo de las 9:55.

Me inclino a pensar que es una afirmación en forma interrogativa.

Atentamente

El Aprendiz II

La Bergoglia dijo...

"en algún cinerario " que buen curro es ese para las parroquias porteñas.

Hermenegildo dijo...

¿Críticos con Aguer? Si es ahora mismo el mejor de los obispos argentinos.

Carlos Martinez dijo...

De corazón,sinceramente me alegro por S.E Mons. Aguer. Y sin ningún mal sentimiento, espero que Dios se lo tenga en cuenta luego de muchas claudicaciones, silencios, equivocos de su predica y humillaciones a las que el sujeto a los fieles a la tradición apostolica, es decir, a la verdadera Fe. Dicen que algo le advirtio, a su modo, el admirable Padre Sanchez Abelenda. Ahora llega, creo, el instante de dejarse de tonterias seudo políticas. Dios quiera que Monseñor Aguer mantenga su fortaleza, que celebro.

El mulato dijo...

Lo único que hace Aguer es afirmar que "en los papeles" la Iglesia no ha cambiado su doctrina en lo referente a ciertos temas de actualidad y que pensar lo contrario se debe al influjo del periodismo. Lo cual incomoda bastante a los que quieren subirse a la ola progresista. Y en eso resultan simpáticas ,digamos, sus declaraciones públicas para muchos de nosotros. Pero, a su vez, parece hacerse el tonto con la guerra declarada y abierta que los estados modernos hacen a la Iglesia de Cristo. Que la legislación de Velez Sarfield sea una obra maestra es muy discutible también. Su iusnaturalismo parece, como dice un comentario, algo impostado, como en gral. su prédica. Aunque hay que entender que con esos entrevistadores tan superficiales es difícil ahondar. Nunca Aguer fue santo de mi devoción si bien es cierto que posee ciertas cualidades como refinamiento intelectual, claridad de expresión y equilibrio. Pero carece de la verdadera elocuencia cristiana. No me parece un gran pastor. No conmueve, dice verdades sin vida, si se me permite la expresión. También, pareciera, se hace el sonso respecto de la herejía metida en la Iglesia. En fin, le falta hondura, profundidad. Tanto él como el periodista son significativos ejemplos del estado espiritual de nuestro país; el primero, como ejemplo de corrección doctrinal meramente formal, y el segundo, como típico caso de ignorancia y superficialidad del ateísmo. Como decía Castellani hace falta decir la "verdad peligrosa", porque hay verdades y verdades...Gracias Wanderer nuevamente.

El mulato dijo...

Disculpen: Quería decir que Aguer comparado a tantos pasmarotes que difunden errores por el solo gusto de hablar y otros que se hacen a la moda por quedar bien y pasarla cómodos ya es digno de descatarse entre los sacerdotes de esta indigente patria. Dios bendiga sus familias. Saludos.

Falstaff dijo...

Ojalá en España tuviéramos Obispos que hablaran tan directo. El episcopado español es especialista en hablar con rodeaos para que nadie entienda nada.

Anónimo dijo...



El carácter y el alcance de la Realeza Social de Cristo, en sentido político, dejan a salvo la expectativa escatológica de la restauración y recapitulación de todo en el Señor, como profetiza el Apocalipsis: “El Reino de este mundo ha venido a ser del Señor Nuestro y de Su Cristo, y reinará por los siglos de los siglos.” (Ap. 11, 15). Es, más bien, un reinado «discreto», como dijese Garrigou-Lagrange, pues no se impone por sí, antes al contrario requiere que los hombres reconozcan, pública y privadamente, “la regia potestad de Cristo”, como asegura Pío XI. Efectivamente, Cristo reina en la sociedad a través de los hombres, lo que exige, en palabras del P. Phillippe -autor del famoso Catecismo-, que “toda política debe estar sumisa a Dios”, es decir, “debe reconocerse en lo que expresa una realidad dependiente de Dios”, especialmente en atención al fin último del hombre y de toda la Creación.
http://statveritasblog.blogspot.com.ar/2012/02/el-reinado-social-y-politico-de-nuestro.html

Anónimo dijo...

Me gusta lo que dice Aguer, pero no me queda claro desde dónde lo dice o desde dónde se posiciona.

Anónimo dijo...

En el minuto 19'45'', dice Mons. Aguer : "Hay que atenerse a la constitución" y justo después, en el minuto 20'05'' : "Sería inconstitucional un protocolo contra el aborto".
¿Esto lo consideran bueno o normal?
¿O que es lo que yo no entendí en el audio?
¿Le cortaron la explicación al montaje?

El Belga

Anónimo dijo...

Como sabe ud. que de esta crisis general se sale y los agoreros del fin de los tiempos estàn en el error?

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.