lunes, 12 de junio de 2017

Mr. Blatchford y el Sr. Bergoglio

Wanderer, me he puesto a traducir (penosamente y con grande empeño) el libro de Chesterton Ortodoxia puesto que he visto que la medio docena de traducciones de ese libro al castellano lo vuelven casi impenetrable, de lo malas que son.
Tarea del diablo, esa.
Pero no resisto transcribirle el principio del capítulo III, por la actualidad que tiene (y pensemos que fue escrito hace más de un siglo atrás).
Aquí va:
Las frases del hombre común no sólo tienen fuerza sino que además son sutiles: y es que más de una vez una metáfora puede meterse en una hendidura demasiado estrecha para una definición. Frases como “fulano está sacado” o “tiene mal color” podrían haber sido acuñadas por el Sr. Henry James después de agonizar largamente a la caza de la mayor precisión verbal. Y no hay verdad más sutil que en aquella frase que usamos corrientemente para designar a un hombre “con el corazón bien puesto”. Connota la idea de proporciones normales; no sólo cierta función existe, sino que además se relaciona correctamente con otras funciones.
Más aun, la negación de esta última frase describiría con singular precisión la compasión algo morbosa y esa especie de perversa ternura que tan bien representa a la mayoría de los modernos. Si fuera obligado, por ejemplo, a describir con ecuanimidad la personalidad del Sr. Bernard Shaw, no podría expresarme más exactamente sino diciendo que tiene un corazón heroicamente grande y generoso; pero en modo alguno tiene el corazón bien puesto. Y esto se aplica típicamente a la sociedad de nuestro tiempo. No es que el mundo moderno sea inicuo; en algún sentido el mundo moderno es excesivamente bueno. Está lleno de salvajes y malgastadas virtudes. Cuando se hace añicos un sistema religioso (como le sucedió a la Cristiandad cuando la Reforma), no se trata solamente de que los vicios se desencadenan. En efecto, los vicios se ven desencadenados y vagabundean haciendo daño. Pero las virtudes también se vieron desencadenadas; y las virtudes también vagabundean, más erráticamente aun que los vicios, haciendo un daño más terrible todavía. El mundo moderno está lleno de viejas virtudes cristianas vueltas locas. Las virtudes han enloquecido porque se han visto aisladas las unas de las otras y vagabundean a solas. Y así, a algunos científicos les importa la verdad; y su verdad es inmisericorde. Pero así también a algunos humanistas sólo les importa la misericordia; y su misericordia (mucho siento tener que decirlo) a menudo es falsa. Por ejemplo, el Sr. Blatchford ataca al cristianismo porque él está enloquecido con una virtud cristiana: la meramente mística y quasi-irraccional virtud de la caridad. Tiene la rara idea de que se nos hará más fácil perdonar los pecados diciendo que no hay pecados que perdonar.
El Sr. Blatchford no es sólo un cristiano primitivo, también es el único cristiano primitivo al que debieran haber devorado los leones. Pues en su caso, la acusación pagana es enteramente verdadera: su misericordia equivaldría a la disolución y a la anarquía.
Él es en verdad el enemigo de la raza humana—por ser tan humano.

(Que se aplica a ya sabemos quién, tan bien, tan bien).
Saludos, 


Jack Tollers

[Resucitó el blog "Sin doblez", que podrán encontrar en la columna de la derecha, con relatos de los nuevo dramas que están sucediendo en los territorios de la mítica La Finca]

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo intenté leer unas cuatro veces Ortodoxia. No sé si más. Una edición vieja en castellano, sacada de una biblioteca; la traducción, pésima. Pero también es una realidad el que Chesterton escribe intrincado.
Leí el primer párrafo de su traducción personal, que está bien, y me maree.

Una lástima.

Nota al pie: la #Misericordina llega a Nigeria en dosis diocesanas. Francisco amenaza con suspender a todo el clero de una diócesis nigeriana por no aceptar al obispo que es de otra etnia, designado por Benedicto.

https://cruxnow.com/global-church/2017/06/10/pope-tells-nigerian-priests-accept-bishop-suspended/

Maria Rosa Salinas dijo...

EXCELENTE. YO LEÍ ESTE AÑO "ORTODOXIA" Y ENCONTRÉ LA MISMA COINCIDENCIA. HICE UNAS ANOTACIONES AL RESPECTO, CON PERDÓN DEL INIGUALABLE DON GILBERTO. AHÍ VA EL MISMO: LEYENDO EL CAPÍTULO 3 DE ORTODOXIA DE CHESTERTON TITULADO "EL SUICIDIO DEL PENSAMIENTO" EL DE LA FAMOSA FRASE DE LAS VIRTUDES CRISTIANAS QUE SE VOLVIERON LOCAS. EN EL MISMO EL GRAN DON GILBERTO ANIQUILA EL PENSAMIENTO DE LA POST-VERDAD Y DEL BUENISMO. ADEMÁS EL PAPA QUEDA COMO SEGUIDOR DE BLANCHFORT Y DE LOS LATITUDINARIOS. EN UN SÓLO CAPÍTULO EL GRAN GORDO DESTROZA A PURA PARADOJA LA AMORIS LETITIA Y SUS METÁSTASIS. BLANCHFORT SOSTENÍA QUE SERÍA MÁS FÁCIL PERDONAR LOS PECADOS DICIENDO QUE NO HAY PECADOS QUE PERDONAR. LOS LATITUDINARIOS FUERON CLÉRIGOS ANGLICANOS RACIONALISTAS QUE DERIVARON EN LA LAXITUD MORAL. EN ESTAS LINEAS DE PENSAMIENTOS LLAMABAN AL ADULTERIO EL DULCE PECADO PORQUE NO COMPROMETÍA LO SOCIAL Y LA CONCIENCIAS ES LO QUE VALE. ES MUY PROBABLE QUE BERGOGLIO HAYA LEÍDO ORTODOXIA EN ALGÚN MOMENTO DE SU VIDA Y ENTRESACADO IDEAS. POR ESO EL LIBRO TIENE ESCASA DIFUSIÓN. ES CASI EXTRAORDINARIO QUE SAN PABLO LO REEDITARA.

Anónimo dijo...

Leí Ortodoxia hace varios años. Recuerdo cómo me costaba entender a Chesterton, pues muchas veces expresa ideas desde su mentalidad, sin explicarlas, lo cual está muy bien, no hay que explicar todo, es un vicio racionalista. Ortodoxia es un libro sublime. De alguna manera allí el poeta se pone ligeramente a sí mismo a fin de sostener la idea en medio de la decadencia intelectual de los contemporáneos. Creo que lo escribió a los 35 años… Increíble…

Una obra de gran influencia en los católicos argentinos. La idea que motivo el libro además es genial… eso de creer en sí mismo y el manicomio. Decididamente genial, un lúdico de la idea. Se puso a escribir su propia herejía (como todo moderno) y resultó que su herejía era la ortodoxia… Jajajaja.

Un santo el gordo.

Por ejemplo, cuando dice que toda la modernidad se salvará, o curara o despertara si tuviera una filosofía de los colores, te deja pensando en el sentido de las cosas en su totalidad. El que no logra entrar en Chesterton está condenado a ser demasiado moderno.
Ni hablar del Papa Francisco, estamos mucho más allá de la idea de la fe como síntesis de dos pasiones extremas, tal como en San Luis el león y el cordero yacían en el mismo lugar… O aquella de estar frente a una encrucijada Tolstoi y Nietzsche, y uno elige todos los caminos y el otro ninguno… ni hablar, el Papa no se parece en nada a Juana de Arco.

slds

PD:

Me refiero a este pasaje:

“Juana de Arco no se turbó en la encrucijada, ni rechazando todas las sendas como Tolstoy ni aceptándolas todas como Nietzsche.”

“Eligió un camino y lo recorrió como reguero de pólvora. No obstante, cuando vine a pensar en ella, vi que Juana poseía todo lo que fue verdad en Tolstoy y en Nietzsche; aun todo lo que en ambos fue tolerable. Pensé en todo lo que es noble en Tolstoy; el placer de las cosas sencillas, especialmente de la piedad sencilla, la deferencia para el pobre, la dignidad de las espaldas dobladas. Juana de Arco, tuvo todo eso, más este gran agregado; que sobrellevó la pobreza tan bien como la había admirado, en tanto que Tolstoy fue un aristócrata típico tratando de hallar su secreto. Y luego pensé en todo lo que había de valiente, y de arrogante y de patético en el pobre Nietzsche, y su rebelión contra la vaciedad y la timidez de nuestro tiempo. Pensé en su grito de alarma por el estático equilibrio del peligro, su ansiedad por la disparada de los grandes caballos, su grito a las armas. Bien, Juana de Arco tuvo todo eso y, otra vez, con esta diferencia; que no alabó la lucha, pero luchó. Sabemos que no temía a un ejército, mientras que Nietzsche, por todo lo que sabemos, pudo tener miedo de una vaca. Tolstoy solamente alabó al campesino; ella, fue campesina. Nietzsche alabó al guerrero; ella fue guerrero. Ella, los derrota a ambos en sus propios ideales antagónicos; fue más dulce que el uno y más violenta que el otro. No obstante, fue una persona perfectamente práctica que hizo algo, en tanto que ellos son feroces especuladores que no hicieron nada.”

Anónimo dijo...

Sir Tollers, desde que lei por primera vez Ortodoxia, ese especifico capítulo se me grabo con una fuerza tremenda en la mente y en el animo, lo senti tan palpable en mi vida que era imposible ingnorarlo.

Chestertoniano español dijo...

Ortodoxia ha sido uno de los libros que mas me ha influido. Lo leí en una traducción pésima ("la magnifica" como traducción de Magnificat...) y luego en inglés. Hace poco me compré una traducción nueva de acantilado y tiene buena pinta, estoy en ello y creo, que dentro de que es difícil traducir al Gordo, se ha hecho mas o menos bien.
La caridad y la misericordia vueltas locas por desprenderse de los demás es una descripción magnifica de este pontificado, por desgracia. Sin duda es la herejía que mas le va a nuestra epóca.

Anónimo dijo...

Estimado W,
Renunció Joao Clá.
J

Anónimo dijo...

Renuncia Cla, por motivos de edad, ante la inminencia de una intervención y esperando se elija un sucesor de la organización.

Dejà vu le dicen los viajados.


El Pulpero de la Recoleta

Walter E. Kurtz dijo...

Muchas gracias, querido Tollers. Este capítulo como el que le sigue ("The Ethics of Elfland") están sin duda entre lo mejor que he leído en mi vida.

No sólo gracias por la traducción, sino también porque me obliga a volver a leer (¡una vez más!) este gran libro de San Gilberto.

BTW, Joâo Cla se parece mucho a algún personaje chestertoniano. (Aunque, pensándolo mejor, tal vez le queda mejor uno de Waugh.)

Anónimo dijo...

GASTON: ¿En toda esta crisis -hablo de la masa de los católicos conservadores- no es la OBEDIENCIA la que se ha vuelto loca funcionando por separado de las demás virtudes?
Al menos creo era la idea de Mons. Lefebvre en "el golpe maestro de Satán", destruir a la Iglesia por medio de la obediencia. Obediencia a abusos de autoridad -ej.: la reforma litúrgica- de unas autoridades cuya Fe era por lo menos dudosa.

yavembar dijo...

He estado leyendo este blog durante meses, aunque nunca me había atrevido a comentar, por el alto nivel de los comentatistas y por lo fácil que me resulta faltar a la caridad en lo que se refiere al actual pontificado.
Sin embargo, como chestertoniana convencida, no podía dejar de comentar esta entrada. Sin duda, está muy bien traído el texto y me llama poderosamente la atención que nuestro Papa se haya declarado seguidor de Chesterton sin que, aparentemente, éste hay influido ni un poco en su pensamiento. Es algo que me asombra, porque es difícil leer a Chesterton y que no te afecte de alguna manera, que no te sientas aludido por sus certeros dardos, pero Francisco para haber salido indemne de su lectura.

Anónimo dijo...

Respondiendo a yavembar : Bergoglio cree que Chesterton es el 9 del seleccionado Inglés de futbol.

Robertito Díaz

Anónimo dijo...

W avísele a JT que en castellano los adjetivos tienen género y número. Es "la media docena de traducciones"
María

Anónimo dijo...



Me alegro sinceramente conocer opiniones de más duchos que yo sobre las traducciones de Chesterton . Pues , cuando a veces opinaba sobre las complicadas traducciones , algunos amigos me decían que era yo que no entendía .

Cuando era adolescente , leí a Chesterton en Francés , y tenía el mismo problema ....

El Problema era Gilbert ...

JPB

Walter E. Kurtz dijo...

María: Es obviamente una errata.

Anónimo dijo...

Respecto de traducir a Chesterton me sirvio la introduccion de H. Belloc: Sobre la ubicacion de GKC en las letras inglesas.
Como una brujula al solo efecto de orientarme.
Sdos.