jueves, 29 de junio de 2017

San Pedro y San Pablo



Superedificati supra fundamentum apostolorum et prophetarum 


Probablemente, después de las fiestas del Señor y de la Santísima Virgen, sea hoy la más importante del calendario litúrgico. Se celebra no solamente a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo sino también el triunfo de la tradición apostólica de la Iglesia.
Hemos sido edificados sobre el fundamento de los apóstoles, dice San Pablo y, de entre los Doce, Nuestro Señor eligió a Pedro para edificar sobre él su Iglesia. Y Pedro fue, y es hoy, el obispo de Roma. Sin el fundamento de la roca petrina, la Iglesia sería hoy muy distinta de como la conocemos.
Si San Pedro fue y es la garantía de que la Iglesia Romana es la verdadera Iglesia, San Pablo es la garantía de la ortodoxia de su enseñanza. Sin los escritos de San Pablo, nadie sabe en qué habría terminado la teología católica. En los primerísimos siglos de la Iglesia que, como los primeros años del niño, son fundamentales, no solamente se desarrollaba el "cristianismo paulino", sino también el gnóstico, perdido en un sinfín de fantasías y de influencias de las religiones antiguas del Medio Oriente. Además, fueron los principios de la teología incipiente de San Pablo la que permitió que los doctores y concilios, pusieran coto a las exageraciones de los seguidores de los grandes maestros de la Escuela de Alejandría. Si todo esto no hubiese sucedido, hay que decir también que la iglesia sería hoy muy distinta a como la conocemos.  
Tal como la iconografía oriental ha representado siempre a los Santos Apóstoles, unidos en el abrazo de amigos y de depositarios de la fe católica, decimos con la liturgia bizantina:


Con guirnaldas de alabanzas coronemos a los apóstoles  Pedro y Pablo, los más grandes entre los heraldos de la Palabra de Dios, distintos en sus personas pero unidos en su espíritu. Uno, el Príncipe Mayor de los apóstoles; el otro, aquél que trabajó más que el resto. Cristo Dios, que es el más misericordioso, coronó a ambos con diademas de gloria e inmortalidad.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

La gendarmería interrumpe una orgía gay con drogas en un apartamento del Vaticano
Gabriel Ariza
29 Junio, 2017

El secretario del Cardenal Coccopalmerio es el titular del apartamento, situado en el Santo Oficio. La Gendarmería irrumpió en mitad de la “fiesta” y el sacerdote ha sido enviado a desintoxicarse. Su BMW con matrícula vaticana le había protegido de la policía italiana.

Una orgía homosexual con drogas. Eso es lo que descubrieron los hombres de la Gendarmería en una incursión en un apartamento en el palacio del ex Santo Oficio, situado en el interior de la Ciudad del Vaticano. El inquilino de la vivienda es un sacerdote que actúa como secretario del Cardenal Coccopalmerio.

La operación se puso en marcha por las sospechas de la Gendarmería, que no entendían la venida constante de invitados al apartamento del prelado. Al descubrirlo, la Gendarmería lo hospitalizó en la clínica Pío XI para desintoxicación, aunque actualmente se encuentra de retiro en un convento en Italia.

Según reporta Il Fatto Quotidiano, el apartamento no es propio para el secretario de un jefe de dicasterio, sino que irregularmente se le asignó a él cuando por sus características está reservado a secretarios de dicasterio. Por otra parte, el monseñor se paseaba con un BMW con matrícula vaticana, y según Il Fatto Quotidiano eso evitó que fuera interceptado por la policía italiana.

El Cardenal Coccopalmerio, salpicado

El cardenal Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, queda sin duda tocado con este escándalo. En el Vaticano nadie se cree que no supiera nada, y según cuentan, solían trabajar juntos hasta bien tarde. Él mismo había propuesto a su secretario como obispo de alguna diócesis.

Gabriel Ariza

Anónimo dijo...

Típico del Demonio. No puede con su genio y cada tanto manda al muere a sus prosélitos exponiéndolos publicamente. No se que tan malo habrá sido Malachi Martin, pero esto lo denunció hace décadas, y dijo la verdad.
El Diablo anda como león rugiente por la ciudad Vaticana.

Vladimir.

Anónimo dijo...

Señor Gabriel Ariza

Respecto de la repugnante noticia que nos refiere destaco su indulgencia al señalar que el Cardenal Coccopalmerio esta "salpicado".
Pa mi que a este buen fruto de la palmera ya se le inundó el rancho y està embarrado hasta las ancas.
Sabe una cosa; yo en mi casa no dejo entrar a cualquiera.
Y como decía mi finao padre, a veces las cosas son como parecen... vio?
Esto me hace acordar a los departamentos chiquitos, alquilaos por horas, que tenia un tristemente famoso integrante de nuestro tribunal supremos.
Pero don Gabriel, uste ya sabe que, en la Iglesia, muy a menudo "di questo non si parla"
lo saluda cordialmente
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

Muy buen trabajo de la Gendarmería vaticana y de quienes tomaron la decisión de gestión para respaldar la investigación y acción posterior de allanar el departamento. Buena señal, en décadas previas, pontificados anteriores, hubiese quedado en penumbras la situación.

Anónimo dijo...

Wanderer, qué pasó con el tropario bizantino de esta fiesta?

Carlo - dijo...

Anónimo de las 14:20 - el crédito no pertenece a la gendarmería "vaticana", cosa que no existe, sino a la italiana. A lo sumo alguien del Vaticano habrá autorizado su entrada en el territorio bajo su control, soberano e independiente de Italia.

Wanderer dijo...

Estimado Carlo, la Gendarmería pontifica existe. Fue restaurada por el Papa Benedicto XVI y fue la que hizo la redada en el departamento del escándalo: http://www.vaticanstate.va/content/vaticanstate/es/stato-e-governo/struttura-del-governatorato/corpo-della-gendarmeria.html

Carlo - dijo...

Gracias, Wanderer, es algo que yo desconocía.

Anónimo dijo...

Reconozcamos que la noticia completa incluye que el procedimiento se hizo con la anuencia del Papa, o con su orden. No hubiera sido factible de otra manera.
Estas cosas lo sacan. A propósito habrá querido que se haga el allanamiento, para que estalle el lío, no tenga vuelta atrás y otros se curen antes de la explosión.
Me consta, por amigos de aquellos pagos, que a más de uno de esa situación lo sacó de la Santa Sede, lo mandó de vuelta a su lugar de origen.

Falstaff dijo...

Aquí un Sucesor de Pedro presentándole los nuevos cardenales a otro Sucesor de Pedro (!!??). Cuánto ha evolucionado la Iglesia últimamente. Dos Pedros bendiciendo a la vez a nuevos cardenales. Pero la Fe dice que sólo puede haber un ministerio Petrino y una persona que lo encarne.
http://www.religionenlibertad.com/video/los-neocardenales-con-benedicto-xvi-36870.html

Anónimo dijo...

La página recomendada por Wander sobre la Gendarmería vaticana dice que la restauró Juan Pablo II. Valeat Quantum Valere Potest.

Anónimo dijo...

Coccopalmerio es el cardenal puesto por Francisco para intervenir el capítulo del IVE.

Anónimo dijo...



Falstaff...

Pedro con la Autoridad , Pablo con la Doctrina ...