domingo, 26 de agosto de 2018

Siete trompetas

[Nota previa: escribí este post el sábado por la mañana. A la tarde de ese día, Mons. Carlo Maria Viganò se subió al Enola Gay y dejó caer la bomba atómica sobre el Vaticano. Lo mío es apenas un chasquiboom mojado]


Es este uno de los post más difíciles que me ha tocado escribir. No sé por dónde empezar y mucho menos cómo terminar.
No sé si hemos terminado de caer en la cuenta del pesadísimo bloque de piedra que ha caído sobre nosotros. Hemos sido aplastados. La magnitud y la gravedad de los abusos sexuales cometidos por los miembros del clero ha puesto a la Iglesia en una de las peores situaciones por las que ha debido atravesar a lo largo de su historia. Digámoslo aunque resulte duro: buena parte de la Iglesia está gobernada por una mafia de homosexuales que la ha utilizado para conseguir efebos a fin de satisfacer sus pasiones, y dinero para vivir cómodamente. Y por “gobierno de la Iglesia” me refiero a sacerdotes, obispos y cardenales. Y destaco que no se trata de un par de pecadores: se trata de un sistema perfectamente organizado que aún continúa operando. Esta es la magnitud y el horror de lo ocurrido.
El informe del Gran Jurado de Pennsylvania que se conoció hace pocos días es demoledor. Son mil páginas en las que se reportan detalladamente los abusos sexuales cometidos por trescientos sacerdotes de las seis diócesis que integran ese estado. En un primer momento pensé que estaría inflado; que arrumbarían allí dimes y diretes y cotilleos periodísticos. Pues no. Están los documentos que prueban cada una de las afirmaciones que se hacen con detalles tan escabrosos que la lectura es casi imposible. No sólo se detallan los métodos de seducción a niños, adolescentes y jóvenes que utilizaran estos sacerdotes y lo que hicieron con ellos, sino también se prueba la existencia, incluso, de una verdadera red, en la que, por ejemplo, algunos se dedicaban a la producción de pornografía infantil, y otros “marcaban” a las víctimas consideradas “accesibles” dándoles determinadas medallitas a fin de que pudieran ser identificadas por otros sacerdotes pervertidos. Como ya lo había demostrado hace algunos años un documental brasileño que es mejor no mencionar, la mafia de sacerdotes gay que operaba en el mundo compartía no solamente datos sino también contactos y personas.
Lo que también muestra el informe del Gran Jurado de un modo contundente es el encubrimiento sistemático por parte de los obispos que protegieron incomprensiblemente a los sacerdotes abusadores, trasladándolos a diferentes destinos, desoyendo las denuncias, entorpeciendo la investigación de la justicia, etc. 
Y esto no es algo que sucedió hace décadas. Esto está sucediendo. El sitio Church Militant denunció la semana pasada la existencia de una red integrada por sacerdotes y obispos -presumiblemente comandados todos por el excardenal McCarrick- que suministraba seminaristas homosexuales colombianos a seminarios de varias diócesis de Estados Unidos donde prestaban sus servicios sexuales a los superiores de esas casas de formación a cambio de cobijo y posterior imposición de manos. Puede leerse aquí el reporte. La traducción al castellano pueden encontrarla en este sitio.
La pregunta que asoma necesariamente es hasta dónde llega esta gangrena, cuál es su extensión hacia los costados y hacia arriba. El informe se refiere solamente a lo ocurrido en seis diócesis americanas. Estados Unidos tiene 198 diócesis. ¿Habrá permanecido el resto inmune a este flagelo? No parece verosímil. Y ya sabemos lo ocurrido en otros países americanos: Chile, con seis obispos renunciados por, al menos, encubrimiento y un manto de sospecha sobre el resto; Honduras, con una carta de seminaristas denunciando las extendidas prácticas homosexuales en el seminario nacional y el escándalo del también renunciado obispos auxiliar de Tegucigalpa por cuestiones sexuales, y si cruzamos el Atlántico, la situación no mejora, y si cruzamos el Pacífico ya vemos lo que está ocurriendo en Australia con un obispo en prisión por encubrimiento.
En nuestro país tenemos el caso emblemático de Mons. Juan Carlos Maccarone sobre cuyas refocilaciones no solamente hay testimonios sino también filmaciones. Ya hemos hablando del tema en este sitio. ¿Fue el único? No lo creo. No vamos a dar aquí publicidad a comentarios sin pruebas, pero todos sabemos que son varios obispos más, muchos curas y sabemos también de la existencia pasada y presente de seminarios gay friendly
La discusión pasa ahora por el modo de salir de este pantano, y en esto el rol primero y fundamental lo tiene el Santo Padre. Y lo primero que me pregunto es si Francisco puede o quiere hacer algo al respecto. La respuesta obvia debería ser rotundamente afirmativa, pero no creo que sea tan fácil. El Papa Benedicto XVI hizo mucho pero se dio cuenta ya no podía hacer más y por eso renunció. Cada vez me convenzo más que ésta -la infiltración de la mafia lavanda en la Iglesia- fue el factor determinante que forzó su lamentada renuncia. Es un problema que viene de lejos y este tipo de cosas, como los árboles, hunden sus raíces cada vez más profundamente y cada vez resulta más difícil arrancarlas. Las casi tres décadas del pontificado de Juan Pablo II fueron catastróficas en este sentido. Bajo sus propias narices se extendía un reguero que no puede ser ya detenido. Y no me refiero solamente al caso de Marcial Maciel. Por esos años corrían en Roma rumores que los incrédulos consideraban maledicencias pero que ahora aparecen como muy verosímiles y que es mejor no ventilar. ¿Cómo extirpar ahora un tumor tan grande? No es tarea fácil para el Papa “hacer algo”, aunque después de cinco años de pontificado algo hizo, muy poco y no sirvió para nada. Este problema no se resuelve con una Carta al Pueblo de Dios; se necesitan que muchas cabezas rueden y no solamente la de un cardenal octogenario y la de seis obispos chilenos. Se necesitan que rebane muchas más cabezas y, según el Washington Post, un antiguo defensor a ultranza del pontificado bergóglico, debe rodar la suya propia, la del mismo Papa.

¿Afilará el Papa Francisco la urgente y necesaria guillotina? Veamos algunos hechos de su historial que podrán darnos una pista:
  1. Cuando se destapó el caso Maccarone, el entonces cardenal Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, emitió un comunicado en el que manifestaba su “agradecimiento” al ex obispo de Santiago del Estero por la labor cumplida en aquella diócesis “al servicio de los pobres y de quienes tienen la vida y la fe amenazadas” y le expresaban su “afecto, comprensión y oración”, y su vocero afirmó que el video difundido con escenas de una relación sexual entre el obispo y su chofer correspondía a “la vida privada” de Mons. Maccarone.
  2. Son varios los casos que reportan los sacerdotes de la arquidiócesis de Buenos Aires relativos al encubrimiento de pedófilos por parte de Bergoglio. Por ejemplo, uno que está documentado periodísticamente: Gabriel Ferrini, abusado cuando tenía 15 años por el sacerdote Rubén Pardo, de la diócesis de Quilmes. Cuando el caso fue denunciado a su obispo y luego a la justicia, el sacerdote se fugó y fue recibido y encubierto por el cardenal Bergoglio en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581 del barrio porteño de Flores. Con la ayuda del mismo cardenal, huyó cuando su escondite finalmente fue descubierto por la justicia, y finalmente  murió de HIV, escondido en una ciudad del nordeste argentino. Aquí pueden encontrar los detalles del caso.
  3. Apenas llegado al Solio, nombró a Mons. Battista Ricca, uno de los iconos más relevantes de la mafia gay enquistada en la Curia Romana, en un altísimo puesto relativo al control de las finanzas vaticanas.
  4. Aupó y dio sobradas muestras de afecto al cardenal Daneels, encubridor serial de sacerdotes y obispos abusadores belgas y concede todo tipo favores y resarcimientos al cardenal Mahony, acusado también de encubridor por la justicia americana quien es, además, uno de sus cercanos consejeros.
  5. Nombró y aún mantiene en el famoso e inútil G-8 al cardenal Madariaga, encubridor del obispo Juan José Pineda y último responsable del escandaloso seminario de Honduras.
  6. Creó cardenales a personajes estrechamente relacionados al cardenal McCarrick, como Farrell, Cupich y Tobin, los tres profundamente comprometidos con las políticas gay friendely y con las reformas francisquistas, y que necesariamente debieron estar al tanto de las denuncias contra el “Tío Ted” y conocido sus andanzas con muchachitos. Y a otros como Sergio Obeso Rivera, en el último consistorio, que acaba de declarar que “las víctimas deberían de avergonzarse de hablar”.
  7. Contrariamente, ha ninguneado y relegado a obispos que se han distinguidos por la lucha contra la pedofilia. El caso más emblemático es el de Mons. Charles Chaput, arzobispo de Filadelfia, que realizó la investigación y depuración de los Legionarios de Cristo y que hace años debería ser cardenal.
  8. Acerquemos la lupa a un caso más cercano aunque seamos repetitivos.El P. Carlos Miguel Buela, fundador del Instituto del Verbo Encarnado, es “para la Iglesia, y desde hace tiempo, culpable”. Así lo admitió a los medios gráficos el vocero del obispado de San Rafael, y es culpable de abuso psicológico y abuso sexual perpetrado contra seminaristas y jóvenes sacerdotes. Después de muchas vueltas, el “castigo” que le infligió el Papa Francisco fue residir en un cómodo departamento de la ciudad de Génova. (Aquí pueden leer una reciente síntesis del accionar de este personaje). A fin de poner orden en el IVE, cuya cúpula sabía de las andanzas del fundador y las justificaban como producto de una enfermedad, la Santa Sede decidió intervenir el capítulo general que tuvo lugar el año pasado, y nombró como interventor a uno de los favoritos del Santo Padre, el cardenal Francesco Coccopalmerio. Casualmente, hace unos meses la gendarmería vaticana detuvo al secretario de este purpurado en su departamento vaticano, en medio de una orgía de drogas y sexo homosexual.
Podríamos seguir pero estos indicios bastan para convencernos de que el Papa Francisco no hará nada más que palabras, cartas y alguna lágrima perdida. No esperemos que corte las cabezas que tiene que cortar. Por todo esto, no veo yo salida alguna del pantano, y por eso mismo no sé cómo va a terminar esta historia. 
Repitámoslo: existe hoy en la Iglesia católica una red internacional organizada de activismo homosexual y cuya existencia amenaza no solamente al sacerdocio y a la vida religiosa sino a toda la Iglesia Universal. 
Sub umbra alarum tuarum protege nos.

Para quienes les interese profundizar en este tema es de lectura imprescindible del libro de la periodista de investigación Randy Engel, católica devota, The Rite of Sodomy. Homosexuality and Roman Catholic Church. Son más de mil trescientas páginas de datos e investigaciones en las que, hace trece años, relataba lo que en esos momentos parecía una fantasía y hoy se revela como verdadero. Puede bajarlo desde aquí.


[Después de las revelaciones de Mons. Viganò, lo que yo solamente me animaba a sugerir entre líneas, ha quedado claro: el Papa Francisco integra la red de protección a una enorme e impensada cantidad de cardenales, obispos y sacerdotes homosexuales que practicaron y practican su vicio entre ellos y con seminaristas, jóvenes y adolescentes. Esta es la estremecedora realidad. 
¿Todos estos personajes, incluido el Sumo Pontífice, tienen fe? Viganò relata, como un ejemplo entre tantísimos que le tocó conocer, que McCarrick junto con otros dos sacerdotes luego de una noche de desenfreno orgiástico del que también participaban seminaristas, al día siguiente concelebraban la Santa Misa. No es posible que gente de esta calaña tenga fe. Y es a ellos y a muchos como ellos, y a sabiendas de lo ocurrido, a quienes protegió el Santo Padre. ¿Por qué lo hizo? Uno de los motivos que da el nuncio apostólico es porque McCarrick operó antes del cónclave para que resultara elegido. ¿Fue ese el único motivo? Desde hace años se escuchan algunos más que por ahora no pasan de rumores, pero no que me sorprendería que Stiuso tenga grabaciones comprometedoras.
¿Qué hacer ahora para salir del lodazal? No lo sé, y no sé si alguien lo sabe. Algo va a ocurrir. Como dice Ludovicus, Bergoglio chocó la calesita. ¿Renunciará? Supongamos que lo hace. Será un enorme alivio para todos pero no será la solución del problema. ¿Qué candidato querrá hacerse cargo de una papa tan caliente? Y aquí no es sólo cuestión de querer; es ser capaz de sacar a la Iglesia de esta situación. Supongamos que pide la renuncia a todos los obispos del mundo. ¿A quién nombra? ¿Es que los sacerdotes son mucho mejores que los obispos y garantizarán una transición de retorno a la fe? No lo creo. Ciertamente que hay muchos sacerdotes buenos y santos, mucho mejores que los obispos, pero ¿son esas condiciones suficientes?
¿No será, acaso, llegada la hora de mirar con más atención a la higuera y prepararnos para escuchar el metálico y estridente sonido de siete trompetas?]

46 comentarios:

Anónimo dijo...

Los laicos debemos exigir la renuncia del Papa Francisco, Parolin, y todos los implicados, y no darles un centavo. Que Bertone se vaya a vivir a la casa de su madrecita y si no tienen donde vivir que se vayan a vivir a una chabola. Basta. Han utilizado a la Iglesia de Cristo horriblemente. No se merecen nuestra compasión, nada. Y con todos estos últimos acontecimientos a mí me continúa persiguiendo la duda sobre la renuncia de Benedicto y la eleccion de Francisco.

Hay que botarlos a patadas. Si no mostramos nuestra indignacion esa mafia no se irá nunca. Mal hace Infocatolica en cerrar los comentarios.

Beatriz

Anónimo dijo...

"¿Todos estos personajes, incluido el Sumo Pontífice, tienen fe?"

No nos toca a nosotros juzgarlo. Ya les tocara dar una respuesta "ante el temible tribunal de Cristo", como dice la Liturgia de San Juan Crisóstomo.

Anónimo dijo...

Respecto a lo de Vigano. No importa cuan asquerosas sean las miserias de Bergoglio y su mafia, estos criminales siempre se las arreglan con el apoyo de los medios para desviar la mirada de sus propios pecados.No es la homosexualidad de los pedofilos criminales, es un inexistente clericalismo. Encarguese Wanderer y encarguemonos todos de denunciar ese horror satanico.

Pensador dijo...

Quedan mas que clarificadas las expresiones de Daneels cuando dijo que había formado parte de la mafia que presionó para elegir a Bergoglio como papa. No buscaban un destructor de la fe (que lo consiguieron), sino un tipo con la suficiente autoridad (mas no claridad mental, como ha quedado patente en estos años) para presionar y mantener la mafia homosexual.

Don Pelayo dijo...

Mons. Joseph E. Strickland, Obispo a la cabeza de la diócesis de Tyler, Texas, ha emitido el siguiente valiente comunicado:


Estimados Sacerdotes, Diáconos, Religiosos y todos los Fieles de la Diócesis de Tyler,
Una carta (ver abajo) del Arzobispo Vigano, antiguo Nuncio de los Estados Unidos, plantea graves acusaciones y pide la dimisión de numerosos prelados de alto rango, incluido el Papa Francisco.
Dejemos claro que se trata de acusaciones, pero como su pastor, las encuentro creíbles. Utilizando esta pauta, la respuesta debe ser una investigación exhaustiva similar a las que se llevan a cabo cada vez que las acusaciones se consideran creíbles. No tengo la autoridad para lanzar tal investigación, pero prestaré mi voz de la manera que sea necesaria para llamar a esta investigación e instar a que sus conclusiones exijan la rendición de cuentas de todos los culpables, incluso en los niveles más altos de la Iglesia.
A medida que esto se desarrolla, exhorto a todos en la Diócesis de Tyler a orar fervientemente por la Santa Madre Iglesia y a pedir la Intercesión de Nuestra Santísima Madre. Somos el rebaño de Jesucristo. Él es Señor de Su Iglesia y Su Espíritu Santo nos guiará a través de esta oscuridad.
Dios Todopoderoso Padre, Hijo y Espíritu Santo, ten misericordia de tu Iglesia y purifícala en el fuego de tu Amor.
Santísima Virgen María, ruega por nosotros.
Todos los Papas y Obispos Santos que están en el Cielo, rogad por nosotros.
Todos los Santos y Santas, rogad por nosotros.
Instruyo a todos los sacerdotes a incluir este aviso en las misas del 26 de agosto, y a publicarlo en sus sitios web y en otros medios sociales inmediatamente.
Reverendísimo Joseph E. Strickland
Obispo de Tyler

https://www.dioceseoftyler.org/news/2018/08/bishop-stricklands-public-statement-to-the-diocese/

Anónimo dijo...

Es interesante notar, como muestra de la calidad moral y carácter de Viganó, su desempeño como número dos del Governatorado entre julio del 2009 y octubre del 2011, el cual evocará a los lectores argentinos un tema local candente. Cito:

Al tomar posesión del puesto, Viganò descubrió inmediatamente que el sistema de concesión de obras y licencias funcionaba con criterios más que regulares, que siempre se beneficiaba a las mismas empresas y que los costes eran disparatados. El Vaticano estaba derrochando dinero a espuertas, así que Viganò de dispuso a poner orden. El belén de la Plaza de San Pedro, por ejemplo, costaba 550.000 euros, una cifra que logró rebajar a 200.000 euros.

Tuvo éxito, al menos con respecto a las finanzas, pasando de 8 millones de euros en pérdidas a 34,4 millones de beneficios. Pero en ese proceso, como es fácil imaginar, enfureció a personajes poderosos que se habían venido beneficiando de las corruptelas eliminadas. Se inició entonces una operación de ‘asesinato de imagen’ del arzobispo, incluyendo artículos anónimos aparecidos en Il Giornale, propiedad de Silvio Berlusconi.

Viéndose en el punto de mira, Viganò supo que sus días en la Curia estaban contados, como reconoció en una carta enviada a Benedicto. Se recurrió a la socorrida ‘patada hacia arriba’, nombrándosele nuncio en Washington, un puesto importante y delicadísimo pero que le alejaba de las turbias aguas curiales.

https://infovaticana.com/2018/08/26/todos-lo-sabian/

Anónimo dijo...

Qué sentido tiene que la FSSPX haya publicado hoy, sin demora, lo de Viganò en su sitio oficial?
No entiendo.

Anónimo dijo...

MENSAJE DE LA VIRGEN EN LA SALETTE

Estos son las primeras líneas del secreto que Melanie transcribe.

1. Melanie, lo que voy a decirte ahora no permanecerá siempre en secreto. Podrás publicarlo en 1858.

2. Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por amor del dinero, por amor del honor y de los placeres, los sacerdotes se han transformado en cloacas de impureza.

Sí, los sacerdotes reclaman venganza, y la venganza está suspendida sobre sus cabezas. ¡Desdicha de los sacerdotes y las personas consagradas a Dios que por sus infidelidades y su mala vida crucifican de nuevo a mi Hijo!

Los pecados de las personas consagradas a Dios claman al cielo, y llaman la venganza,y he aquí que la venganza está a sus puertas, pues no hay más nadie para implorar misericordia y perdón para el pueblo.

Notemos una cosa: ¿de qué pecados está hablando la Virgen para afirmar que claman al cielo? Porque precisamente uno de los pecados que claman al cielo, según la tradición de la Iglesia, es la práctica de la homosexualidad. “Cloacas de impureza”. Una muy precisa descripción del pecado nefando.
Y si alguien quiere objetar que aún hay polémica sobre la autenticidad del Mensaje de La Salette, habrá que contestarle: se non è vero, è ben trovato'.

Anónimo dijo...

Alguien que sepa sobre historia de la Iglesia nos ayude, al menos mediante un par de hipótesis, para ir más allá del lobbismo, las redes mafiosas, la infiltración gramsciana, frankfurtiana, el CVII, etc, a la onda larga de decadencia: ¿por qué razón la Iglesia de occidente se afeminó, se convirtió en un discurso como de una novela de amor, una historia de amor escrita por mujeres para mujeres? Entonces la gente va a la Iglesia para conseguir experiencias emocionales, pedir ayuda, sentirse bien, cuando el proyecto cristiano era otro. Lo que sé de la Edad Media es que se sabía que Jesús Cristo no era eso pero esa conciencia se fue perdiendo cada vez más. Si uno entra a una iglesia ortodoxa le pregunta a un padre qué es el cristianismo, le responde a uno puntualmente, punto por punto y que el propósito es recibir la naturaleza divina. En la Iglesia ortodoxa hay mitad mujeres y mitad hombres, ¡los hombre van! ¿Por qué? Porque no es nada más el discurso emocional diluido en que se convirtió nuestra Iglesia, donde se va a sentir que Dios gusta de uno y que uno ama a Dios y todo eso. En el fondo, parece más o menos una conversación marica, chamuyo en el mejor de los casos, y que están intentando manipularle las emociones. El discurso parece para una adolescente de catorce años. Acá hay alguien que te ama, se entregó por vos, es maravilloso, tenés que amarlo porque te ama, bla bla. Encima los sacerdotes son afeminados Y es claro, no veo otra, incluso cuando un seminarista es sincero y se entrega en forma a este discurso, adorar al Señor puede tener mucho de romántico.

Horacio Boló dijo...

Excelente su artículo, pero le falta mencionar el viaje de Jorge Bergoglio para rezar en la tumba del P. Milani y quién era el P. Milani. me llama la atención que sea un hecho terrible y tan pco conocido.

Anónimo dijo...

Bergoglio no va a renunciar. No está en su personalidad hacerlo. Va a destruir la Iglesia visible quedándose, pero no va a renunciar.

Jorge Rodriguez dijo...

Finalmente, con el memorandum de Vignano, lo que se decía al oído en la oscuridad ahora se grita desde las terrazas. Ojalá Dios quiera que los Medios de Comunicación que tanto ama Bergoglio, ahora lo destrocen. Esto que está ocurriendo es muy bueno.

Anónimo dijo...

Falta que hable Stiuso y se termina todo esto. Vigano acaba de arrojar una bomba atómica en la madriguera LGBT clerical. ¡ Gracias Monseñor! Hoy celebré la Misa pensando todo el tiempo en usted, un diplomático de carrera del primer nivel, que pone la verdad por encima de la diplomacia; aún estoy conmovido por su sinceridad y valentía. ¿Saben qué me pasa? Le creo a Viganó todo lo que dice, palabra por palabra.
Eremita Platensis.

Anónimo dijo...

no hay que dejar de notar que, al igual que Burke, este Vigano salto con toda su furia contra Francisco justo cuando despues de quedarse "sin puestito". En eso el New York Times la clava al angulo:"Its unsubstantiated allegations and personal attacks amounted to an extraordinary public declaration of war against Francis’ papacy at perhaps its most vulnerable moment, intended to unseat a pope whose predecessor, Benedict XVI, was the first pontiff to resign in nearly 600 years.". Ahora venis Vigano que escribiste un memo y no te guardaste copia! vos que eras diplomatico y obispo! yo hice una denuncia el anio pasado contra un cura, por tener la fundada sospecha de que era abusador de menores, y me hicieron escribir al obispo donde trabaja ese cura, pero enviando copia de la misma carta al obispo de la diocesis en donde vivo. y vos Vigano teniendo la informacion sobre McCarrick no te guardaste el memo??? No niego lo expuesto por el Wanderer mas arriba, un par de matices quizas puedo cambiar o estar en desacuerdo, pero no hay que dejar de ver esto tambien: ellos vivieron del sistema, y recien ahora chillan cuando se les acabo el "puestito".

Anónimo dijo...

¿No se sale del lodazal con el fin del celibato?
La mayoría de los seminaristas que abandonan antes de consagrarse lo hace con la excusa de querer casarse y formar una familia. Y después muchos de esos hombres siguen siendo miembros activos de sus parroquias.

Anónimo dijo...

Los medios no van a distinguir entre Francisco y el Papado, entre los pederastas y el resto de los sacerdotes, entre los encubridores y el resto de los obispos, y entre esta mafia y el resto de la Iglesia. Los casos hasta ahora conocidos son sólo la punta del iceberg, habrá escándalo para rato. Y, tarde o temprano, caerán justos por pecadores. Ya lo profetizó nuestro Señor: "os perseguirán creyendo estar haciendo el bien". Este Papa corrupto y encubridor de pedófilos sólo ha acelerado los tiempos.

Anónimo dijo...

Elisabeta Piqueta en su nota propagandistica habitual de defensa de los que quieren la Neo Iglesia Sincrética, repite varias veces que Vigano "denuncia sin pruebas"
Omite decir que los dichos del ex nuncio son una prueba, puesto que afirma que fue él quien se lo dijo al Francisco hace años.
Pero al igual que en la colosal estafa cometida contra la población de Argentina, en el caso de la Iglesia -y a nivel mundial-, parece que nadie vio ni sabía ni podía decir nada durante casi 70 años...
Se nota demasiado la mentira, el encubrimiento, el delito y la Traición. Agravada en el caso de la Iglesia, puesto que los delitos se cometieron contra niños y jóvenes en la gran parte de los asquerosos casos.
Otra similitud con la corrupción de la política argentina, se ve en que los choferes fueron una prueba fundamental. Tanto en el caso del chofer de Baratta como en el caso de MaSccarone.
El depósito frustrado de 9 millones en un convento de General Rodríguez, también cayó porque agarraron al transportista nocturno, pero llevaba carga propia y no sólo la de terceros.

Ado dijo...

Desde mi ignorancia ¿Qué pasa con el P.Milani? ¿Alguien me puede ilustrar?


Anónimo dijo...

https://gloria.tv/article/6tMYbFNvdECFAPLCc86GkuJEc

Para Aldo...

Wanderer dijo...

Anónimo 4:17: Usted está repitiendo la estrategia de la prensa: desprestigiar al testigo para salvar al culpable. Y es fácilmente rebatible:
1. Mons. Viganò no perdió el puestito. Cesó en su cargo cuando cumplió los 75 -hace ya dos años-, como cesan todos los obispos y funcionarios de la Curia.
2. Ningún funcionario serio y sensato haría lo que usted pretende: dar a conocer secretos y cuestiones reservadas de las cuales él es sólo un transmisor o depositario ya que las decisiones al respecto las deben tomar los responsables, en este caso, la Secretaría de Estado. Justamente, el hecho de que jamás haya hecho público nada demuestra que fue un diplomático ejemplar.
3. Le concedo que hay detrás una bronca por parte de Viganò, y plenamente justificada: cuando se jubiló quiso, como hacen todos los diplomáticos vaticanos, vivir en una residencia que tienen a tal efecto en Roma. Nunca pudo: se le comunicó que el Papa Francisco ordenaba que se fuera a vivir fuera de Roma. Hoy vive en casa de su hermano en Milán. Cuestiones de misericordia pontificia, vio?

Anónimo dijo...

Estimado:

No entiendo cómo el fin del celibato podría solucionar el problema de terrible infiltración de homosexuales en el clero, a no ser que se refiera a la abolición de la castidad, la habilitación de la homogamia y la abrogación del orden natural. Aún así, valga el absurdo de la hipótesis, tampoco controlaría el problema de los homosexuales predadores pederastas; ciertamente los potenciaría.

- malleus

Anónimo dijo...

Menciona algún comentarista la falta de pruebas por parte de Mons. Viganò respecto de sus afirmaciones, o que le asombra que no se haya guardado copia de sus memos enviados a sus superiores.

Al respecto se me ocurre:

1 - No sabemos qué material probatorio posee o no, además del lujo de detalles de fechas, nombres y lugares que ofrece, que harían las delicias de cualquier investigador competente.
2 - Puede ser muy sagaz de su parte no mencionar en u declaración qué material probatorio adicional posee, tanto para desconcertar a los implicados como para reservárselo para una etapa o manifestación posterior, según como evolucionen los acontecimientos.
3 - Como ya mencionó Mr. Wanderer, Vignanò siempre ha sido un funcionario serio y sensato. Sobre el material amparado por el secreto pontificio, nadie puede sacar copia privada y llevársela a sus casa (aunque seguramente a algunos les importe muy poco e igual lo hagan). Pero tenga seguridad que en cada Nunciatura queda una copia de lo que se remite a Roma. Bastaría un juez eclesiástico -si se lo permitieran- con poder para hacer allanar la Nunciatura de Washington y secuestrar documentación; creo que aparecería un mundo de "sorpresas".

- malleus

Anónimo dijo...

La prensa va a defender a Francisco, como nota Fr. Z. su respuesta en el avión es un llamado a a la prensa amiga a defender a "su hombre" en la Iglesia. Y le está llendo bien. La prensa en su mayoría en contra de Viganó. Hasta comentaristas de Wanderer en la misma.
La guillotina como siempre va a tener que ser fogoneada desde el pueblo (o para el pueblo).
Este caso demuestra que jovenes católicos tuvieron que recurrir a la justicia secular, es de suponer que en la Iglesia nadie se hizo cargo. ¿Quien se haría cargo ahora?

Jack Tollers dijo...

Y así como ahora empezaron a sacar estatuas de Néstor Kirchner, bien podrían empezar a des-canonizar a todos los papas anteriores, empezando por "San Juan Pablo II", que todo esto ha venido sucediendo "under their watch".

Anónimo dijo...

La trama de encubrimientos, traslados, acuerdos secretos para proteger a criminales, es emética y repulsiva. La cacosmia que emana de la red cuyos nudos están formados por prelados, obispos, cardenales, clero secular y regular, es una expresion de iniquidad en su paroxismo. El dolor y sufrimiento causado a víctimas indefensas y el ulterior agravio perpetrado por la jerarquia aviesa develan un rostro atrabilario y grotesco de este cúmulo maloliente de sinvergüenzas.

Lefe Estepario dijo...

Las reacciones muestran lo peor del ser humano. El señor Vidal de Irreligión Digital ha caido literalmente en un ataque de histeria e ira. Hasta el final repite el librero de la conspiración de los “rigoristas” contra la “revolución de la ternura”. Es como un mantra que se repiten para convencerse a si mismos.
Personalmente, no me atrevo a afirmar que el actual Papa de Roma es un encubridor consciente, sin conocimiento de fondo y presumiendo intenciones. Pero es un hecho público y notorio que sus prioridades en estos 5 años han sido la comunión de los divorciados y protestantes, la agenda ecológica y sus incursiones en política internacional. Y todo lo demás queda a un lado. Para que hablar de la reforma de la Curia hacia una ONG o gustillos como la comisión sobre el "diaconado femenino".
Francisco cosecha lo que sembró. Lo que cabía esperar de él era simplemente librar la Iglesia de pervertido, delincuentes y mafiosos, aquello para lo cual Ratzinger no tuvo la fuerza o el valor. Pero se ha dedicado a cualquier otra cosa y así le está yendo.
Y a estas alturas, solo la asistencia de la Fraternidad San Pio X me inhibe de ponerme bajo al Patriarcado de Bucarest o el de Belgrado

Ado dijo...

Anónimo dijo...
https://gloria.tv/article/6tMYbFNvdECFAPLCc86GkuJEc

Para Aldo...

27 de agosto de 2018, 9:10
---------------------------------------------------

Gracias, no sabía ¡¡Qué horror!!

Anónimo dijo...

Wanderer, con el solo deseo de ver más claro pregunto: antes su silencio se lo imponía el hecho de que fuera diplomático; ahora que no está en funciones puede hablar?

Anónimo dijo...

Blindaje mediatico y defensa por parte del diario Clarín
https://www.clarin.com/mundo/carlo-maria-vigano-enemigo-papa-francisco_0_BJ9CAYbP7.html

Jose dijo...

Todo está profetizado, es cierto. Pero ¡mamma mia! ¡Qué duro que le toque a uno! ¿no? No hace falta buscarse mortificaciones; las tenemos servidas en bandeja.

Anónimo dijo...

No nos engañemos mas.
Este es un paso mas, del muy bien armado plan del Maligno para desacreditar a la Iglesia.

Para el comun de los mortales los curas son todos pedofilos y por ende su opinion en temas de moral (Aborto divorcio) etc es invalido.

Es mas el palurdaje culpa al celibato de dicho desorden y es incapaz de ver que los pedofilos de la Iglesia eran Homosexuales antes de ser Curas.
Nadie se mete con el lobby gay y por eso nadie dice nada sobre esa verdad.

Benigno

Anónimo dijo...

Hace algunos años, durante la 1er década de este siglo, tenía de vecino, un hombre, Vicedecano de una Universidad pseudo católica (que no voy a nombrar, pero NO era la UCA), que vivía con su pareja (unos 15 años más joven), y que alardeaba de su amistad, confianza y trato con cierto Obispo, digamos Cardenal de cierta gran ciudad de Argentina. Este hombre le gustaba hablar en diminutivo, por eso le gustaba referirse a Ricardito, y a Jorgito (nombres tomados al azar para ilustrar el presente comentario). Ese hombre tenía acceso permanente al Obispo (Cardenal) dado que su función de Vicedecano de una Universidad, que casualidad el Obispo (Cardenal) había sido Docente (Profesor) de distintas materias durante sus años jóvenes.
EL Vicedecano se jubiló y se mudó (con su parejita) y perdí sus comentarios y chusmeríos de 1ra fuente. El Obispo (Cardenal) fue nombrado Papa.
Fin.

Wanderer dijo...

Anónimo 13:30: En condiciones normales, claro que tampoco podría hablar ahora. Pero lo que veo, y lo que dice él mismo, es que durante muchos años no abrió la boca esperando que quienes debían actuar, actuaran pero que, debido a la extrema gravedad de la situación actual, decide hablar. Y explica que el secreto pontificio existe para preservar a la Iglesia de sus enemigos, pero en estos momentos, justamente para preservarla de ellos, es conveniente hablar.
No es un tema sencillo el de la violación del secreto profesional, pero no me parece que sea ese el núcleo del problema.

Anónimo dijo...

"¿No se sale del lodazal con el fin del celibato?".

Eso es cierto, aunque no tiene nada que ver con este tema; a menos que esté vinculando la falta de vocaciones con la política de dejar entrar a casi cualquiera (y sobre todo homosexuales) a los seminarios para paliar la crisis de vocaciones.
El tema es que el sacerdote casado tiene que vivir para la comunidad en detrimento de la privacidad de su familia. Y ni hablar de todo lo económico, porque también tiene que trabajar full time de algo para mantener a la flia. Porque una parroquia católica argentina con suerte puede darle de comer a un solo cura mientras la pelea para solventar la deuda con el obispado, pagar algún sueldito a la secretaria y regalarle todo lo demás a Caritas, a las imperadas y al óbolo.
Desde el punto de vista psicológico, desde ya que un cura casado estaría mas contenido (la mayoría de los diocesanos que conozco sufren distintos grados de soledad y depresión), pero un cura mal casado es peor. Y uno adúltero, mas. Y uno adúltero sodomita, mucho peor. Y uno adúltero, sodomita y pedófilo, mil veces peor. Y de estos hay en las Iglesias protestantes con curas y obispos casados.
El asunto del clero casado es muy difícil; esta estudiado en las demás Iglesias, que tienen la misma crisis vocacional, la misma peste homosexual y de pedofilia, etc. Te puede cubrir algunos agujeros, pero el problema no esta en el número sino en lo bueno y santo que sea el clero. Esto lo dice muy clarito el Robert Sarah en "Entrevista sobre la fe".

Un precursor de todo este asunto fue el libro "El coraje de ser católico", que en casa quedó de regalo y estaba prácticamente bajo llave; lo leí cuando aún era jovencito y me impactó sobremanera.

Anónimo dijo...

Gracias Wanderer. Aunque no fuera el núcleo me desorientaban las críticas a vigano de gente buena que venían de ese lado.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 14:36, sobre como están respondiendo los medios generalistas ante este asunto, observe el parecido de como lo trata El País. Parecen artículos clonados:

https://elpais.com/internacional/2018/08/27/actualidad/1535387427_460890.html

Las profecias siempre se cumplen cuando estan labradas en la Palabra de Dios. Imploremos misericordia a la Santísima Madre de Dios, todo indica que la gran apostasía se ha consumado.

Anónimo dijo...

Benigno,
¿para usted Viganò es un agente de Satanás?.

Anónimo dijo...

No para nada.
Leyendo mi post veo que se presta a confusion (bloody celular).
Vigano hasta donde humildemente se es Honesto.

Yo me refiero a que este escandalo (la inavasion de la Iglesia por los homosexuales) es un plan maligno iniciado hace varias decadas que recien ahora muestra sus frutos.
Que es justamente escandalizar y desacreditar a la Iglesia en materia de Moral.

Benigno

Anónimo dijo...

Bergoglio no renunciará. La mafia rosa jamás se lo permitiría. Me parece que llegado este punto, la única manera de limpiar la Iglesia de la mafia rosa y satánica que infecta al clero es mediante un Cisma (el mundo no permitiría a la Iglesia purgarse de otro modo).
De un lado del Cisma quedará la mafia rosa con un falso Papa, todos los bienes, todos los edificios, toda la estructura, y con el 80% del clero y fieles. Del otro lado quedarán el Papa y los católicos temerosos de Dios.

Anónimo dijo...

Si la gente supiera lo que es la Iglesia Católica en sus Santos, en su Doctrina, en su misión de conservarla y proclamarla, pero no muchos tienen fe "a pesar" de sus pastores, es terrible y lamentable todo esto, pero también es parte de la Providencia.... y habrá que esperar y seguir con la esperanza en que Jesucristo triunfará

Anónimo dijo...

Es interesante ver lo qué pasa en la Iglesia de Vietnam. Tienen tantas vocaciones que no dan abasto. No alcanzan los seminarios ni los
Profesores. Los seminaristas estudian varios años, la castidad y el celibato es valorado. como se explica? Sufrieron y sufren el yugo
Comunista. Y fundamentalmente son pobres. Viven de la providencia divina.

Anónimo dijo...

Estimado Mr. Wanderer:

Pienso que a sus lectores puede resultarles ilustrativo, como lo fue para mí, el relato que el periodista Aldo Maria Vialli hace de sus encuentros con el arzobispo Viganò y de la entrega del "memorandum".

https://www.aldomariavalli.it/2018/08/27/cosi-monsignor-vigano-mi-ha-dato-il-suo-memoriale-ed-ecco-perche-ho-deciso-di-pubblicarlo/

- malleus

Anónimo dijo...

Para los que leen el inglés mejor que el italiano, traducción del relato de Vialli enlazado en el comentario de las 23:18

http://wdtprs.com/blog/2018/08/italian-journalist-how-archbishop-vigano-gave-me-his-memo-heres-why-i-decided-to-publish-it/

Anónimo dijo...

Ya lo escribi y no se me publico. Me causa gracia que pidan la renuncia del "Papa". Señores, esta es la iglesia de ellos, a los que van a renunciar es a todos nosotros. Es la iglesia oficial, la de la publicidad, tan magistralmente profetizada por el P. Meinvielle.
La Iglesia de Cristo, la del pusillus grex, ha sido escondida por el propio Benedicto XVI a traves de su renuncia. Ha sido un Cisma de hecho, pero sutil, para no escandalizar a los fieles.
Insisto con la profecia del P.Meinvielle, creo que se aplica al pie de la letra (salvo en lo de la doctrina intachable) a la situación actual.
"Cómo se hayan de cumplir, en esta edad cabalística, las promesas de asistencia del Divino Espíritu a la Iglesia, y cómo se haya de verificar el portae inferí non praevalebunt... no cabe en la mente humana [...] Sabemos que el mysterium iniquitatis ya está obrando; pero no sabemos los límites de su poder. Sin embargo, no hay dificultad en admitir que la Iglesia de la Publicidad pueda ser ganada por el enemigo y convertirse de Iglesia Católica en Iglesia gnóstica. Puede haber dos Iglesias, la una de la publicidad, Iglesia magnificada en la propaganda, con obispos, sacerdotes, y teólogos publicitados, y aun con un Pontífice de actitudes ambiguas; y otra, la Iglesia del silencio, con un Papa fiel a Jesucristo en su enseñanza y con algunos sacerdotes, obispos y fieles que le sean adictos, esparcidos como “pusillus grex” por toda la tierra. Esta segunda sería la Iglesia de las promesas, y no aquella primera que pudiera defeccionar. Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias , que aparente y exteriormente no sería sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie a mantener el equívoco. Porque por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte, produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería como alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad .

senador Organa dijo...

Lo que no imaginó Menvielle es que pudiera haber dos obispos vestidos de blanco, uno abdicado y otro en ejercicio, siendo verdad que el que está en ejercicio no profesa una doctrina intachable precisamente.
Creo que las promesas al pusillus grex descansan en la persona de Benedicto XVI, cuyo pontificado continúa aunque oculto

Beatriz dijo...

"No en mi nombre"

En el mío, tampoco.