miércoles, 27 de mayo de 2020

Fides delenda est


A fines del año pasado, el Papa Francisco añadió un nuevo valido a su corte, y enseguida lo creó cardenal. Me refiero al jesuita checo Michael Czerny, subsecretario de la nueva sección vaticana encargada de los migrantes. Una vez más, las iniciativas del Papa llegan con varios años de atraso, pues el coronavirus eliminó el problema de los migrantes, y no por falta de interesados sino porque los gobiernos europeos, aún los más progresistas, lo último que querrán en los próximos años es recibir africanos que venga a agravar aún más la catástrofe económica en la que estarán envueltos.

El pobre cardenal S.J. se quedó sin trabajo antes de comenzarlo y, para matar el tiempo y justificar su salario, se le ocurrió editar un librito que reúne los discursos y homilías pontificias en tiempos de pandemia, al que hace una larga introducción. Se trata de La vida después de la pandemia, editada por la Editrice Vaticana, que puede ser descargado gratuitamente de su sitio. 
El libro, como era previsible, no tuvo ninguna repercusión. Y cuando digo ninguna, es ninguna. Basta buscar en Google para caer en la cuenta que ni siquiera los medios adictos al régimen lo mencionaron o promocionaron. A mí me lo pasó un amigo y tuve la mala idea de leerlo durante el fin de semana largo. La altísima carga viral de inmanentismo que pringan sus páginas vuelve a traer las recurrentes preguntas que nos hemos hecho en este blog, y a riesgo de ser un pelmazo, una vez más digo que resulta inconcebible que los cardenales hayan podido elegir en el último cónclave a un personaje tan limitado, canijo de inteligencia y sólo hábil para picardías y jugadas políticas. Inexplicablemente, Chauncy Gardiner es el Romano Pontífice. Es lo que tenemos.
Pero vayamos al libro. El cardenal Czerny nos previene que las intervenciones del Papa Francisco que allí se recogen están dirigidas a toda la “familia humana” y la esperanza que transmite la “basa claramente en la fe”. No explica, claro, de qué fe se trata. Tengo mis serias dudas que se trate de la fe en Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, a la que él está llamado a conservar. 
Pero no es sobre la fe que el Papa quiere hablar en tiempos tan difíciles. Sus preocupaciones se orientan a lo que vendrá una vez que pase la histeria del coronavirus, y es así que “después de lo que hemos pasado este año, no deberíamos tener miedo de aventurarnos por nuevos caminos y proponer soluciones innovativas”. Francisco y su bufón S.J. insisten una y otra vez en que “mostremos valentía en la innovación experimentando nuevas soluciones y explorando nuevos caminos”.Así es. Se trata de encontrar las sorpresas que el buen Dios está repartiendo a troche y moche a la iglesia y mundo desde 2013.
“¿Por qué reinvertir en combustibles fósiles, monocultivos y destrucción de la selva tropical, cuando sabemos que ello agrava nuestra crisis medioambiental? ¿Por qué retomar la industria armamentística, con su terrible desperdicio de recursos y su inútil destrucción?”, se pregunta nuestro venerado pastor. Y, más aún, “¿Por qué los empleados de otros sectores cuya contribución a la sociedad es mucho menos importante ganan mucho más que los operadores sanitarios?”. Lugares comunes, latiguillos que se han hecho ya aburridos e intrascendentes y, por supuesto, una buena dosis de peronismo: qué más redituable en términos políticos que abogar por médicos y enfermeros en tiempos de pandemia.
Pero lo que supera cualquier previsión y deja al descubierto la verdadera pasta con la que está amasado el Papa Bergoglio, son sus reflexiones sobre la oración. La historia de la iglesia está perlada de grandes santos y doctores que nos enseñaron el modo de dirigirnos a nuestro Padre, de dejarnos inundar con la plenitud del Espíritu para entrar en la comunión del Hijo y, así, habitar en la Trinidad Santísima. Desde San Antonio el primer eremita y sus discípulos del desierto egipcio, hasta los místicos como Teresa de Jesús y Juan de la Cruz y tantos otros maestros espirituales, cuyos tratados y opúsculos aún hoy nos enseñan a rezar. 
El Santo Padre, en cambio, nos dice a través de su nuevo lenguaraz que rezar es: 
— “Escuchar, dejar que lo que estamos viviendo nos preocupe, afrontar el viento y el silencio, la oscuridad y la lluvia, permitir que las sirenas de las ambulancias nos turben”. 
A este pobre hombre ni siquiera se le da la poesía; con las sirenas —y sobre todo las insoportables y permanentes sirenas de Roma—, se acaba cualquier intento de oración. Rezar no es ya escuchar a Dios que me habla, sino escuchar las sirenas que recuerdan que un hermano está sufriendo. Dios es un mero intermediario de la solidaridad.
— “Contemplar el Cuerpo del Señor para ser permeados por su modo de obrar, dialogar con Él para acoger, acompañar y sostener, como Él hizo”. 
La ilusión que podía producirnos la mención a la contemplación enseguida se desinfla cuando vemos que la suya no es una contemplación gratuita, un solo y puro fijar la mirada del corazón en el rostro del Señor, sino que es un instrumento para hacer. La acción siempre siempre domina y termina siendo el objetivo final de la vida cristiana, según Francisco. Ya hablamos hace cinco años de este tema tan caro a Mons. Tucho Fernández: el misionero se come al discípulo; la acción se come a la contemplación. 
— “Aprender de Jesús a tomar la cruz y abrazar junto a Él los sufrimientos de muchos”. 
“Imitarlo en nuestra fragilidad para que, a través de nuestra debilidad, la salvación entre en el mundo”.
Nuevamente el mismo principio. Cualquier referencia a Jesús no es más que la ocasión para una acción solidaria. Aún la experiencia íntima de la propia nada frente a la totalidad divina, no viene a ser más que otro recurso gatillador de conductas fraternas.

La iglesia en las últimas décadas, y de un modo particularmente acelerado en el pontificado de Bergoglio, está transformando todo su tesoro —y no me refiero a las riquezas materiales—, en el carburante que necesitan los católicos para trabajar por la concreción de esa nueva humanidad en la que tantas esperanzas ha colocado el Papa Francisco y sus adictos. Ellos están transformando las palabras y expresiones, con un sutil y casi diabólico manejo del discurso, en justificativos o prescripciones destinadas a que los católicos conciban su pertenencia a la grey del Señor, como un estado de peculiar entrenamiento para alcanzar objetivos puramente inmanentes. Los pocos textos del pontífice que he reportado en este artículo son suficientes para mostrar su concepción del cristianismo: una praxis orientada a la transformación del mundo y despojada de cualquier atisbo de trascendencia. Y, cuando pareciera que ésta aparece, fácilmente se descubre que no es más que una excusa o una anécdota destinada a reforzar la práctica.
Fides delenda est



45 comentarios:

Anónimo dijo...

Exacto. Y agrego: no solo inmanentismo sino también dialéctica es lo que tiene la jerarquía en la cabeza, principalmente su jefe. La mala teología del siglo xx y el peronismo, en definitiva -simplificando mucho el análisis, claro está- son hijos del mismo maestro Hegel, a mi juicio el autor mas influyente de nuestra época. Es el punto de llegada de Lutero, Kant y otros cientos, y el punto de inicio de casi todo el desastre posmoderno: cultural, espiritual, teológico, social y un largo etcétera. Es el metafísico anti realista mas potente de todas las épocas. Hasta que la Iglesia no se percate de ello, creo que el problema actual no tiene solución. No se trata solo de "volver a las bases" en la liturgia; ni siquiera esto se resuelve aprendiéndose de memoria la Summa de Teología. Se trata de desmantelar la dialéctica hegeliana en sus principios, en su desarrollo y en sus derivaciones.

Macaco dijo...

Estimado Wanderer, como siempre le reitero mi admiración y respeto. Y también como siempre, le mando un comentario crítico.
Me siento ofendido, ya que soy admirador de Juan Domingo Parón, su pensamiento y su obra, de que usted no se canse de afirmar o incluir al (iba a decir una guarangada sobre el sumo pontífice, no la digo) pontífice Bergoglio en el listado de los peronistas. Bergoglio es tan peronista como puede serlo una una lombriz; como puede serlo, Cristina Fernandez; o tantos otros del lamentable espectro político argentino; es decir, nada que ver con el verdadero peronismo. Él es de la camada de la teología de la liberación, es decir, un sacerdote comunista.
Lamentablemente, desde que el marxismo disfrazado de defensor del pueblo, tomó las estructuras peronistas, por el odio que los católicos profesamos hacia esa doctrina perversa que es el comunismo, y cayendo en la trampa, hábilmente preparada, de confundir el izquierdismo con peronismo, terminamos culpando a Peron y poniéndonos del lado de la masonería, que lo derrocó y que controla nuestro país, para desgracia de todas las personas decentes.
Perón no era sacerdote, era conductor político. Como tal no tenía que predicar el evangelio, si no, cumplirlo en el plano político; que es el plano de la acción, de la realización.
Que, Bergoglio se haga el buen samaritano con el pueblo, no lo convierte en peronista.
No sigo, porque no quiero hacer apología peronista, si no, recordar que el peronismo es una doctrina, no otra cosa. Doctrina olvidada y sepultada por los propios peronistas desde hace décadas, para provecho de la lacra de izquierda.
Le ruego a todo aquél que quiera comparar al peronismo, con la inmundicia que caracteriza a toda la acción política de nuestros días, en nuestro país; primero lea cuidadosamente la doctrina de Perón. Verá entonces que esta no es otra cosa que la doctrina social de la Iglesia Católica llevada a la acción política.
Gracias por la oportunidad de expresarme. Le mando un afectuoso saludo.

Anónimo dijo...

Todo me recuerda el trauma que los jesuitas modernos infligen en la gente. Una breve anécdota: Trate de hacer una tertulia ignaciana con un fraile jesuita y fue un desastre. El grupo de personas, todos maltratados por los jesuitas de la Universidad Javeriana en Colombia, como empleados de ellos durante varios años, queríamos reconciliarnos con lo mejor de la herencia de san Ignacio y darle vida a una tertulia que habíamos denominado la Tertulia Ignaciana y que habíamos mantenido viva durante nuestra estancia por la universidad. Fue un intento de rescatar lo que habíamos considerado como lo mejor de la tradición de la Compañía de Jesús, la espiritualidad ignaciana. Sin embargo, el cura, que desafortunadamente una de las amigas escogió como acompañante, resultó todo un fiasco. Por lo demás bastante amanerado, nunca comprendió que el grupo de personas que nos reuníamos queríamos escuchar hablar de Dios. Un supuesto experto en Heidegger y en la teoría de los actantes del semiólogo Greimas. Confusión tras confusión sus charlas y diálogos nunca lograron por un lado expresar la catolicidad que buscábamos, y por otro, nunca, supo explicar la teoría de los actantes, ni darnos una charla de orden espiritual. Mi esposa y yo, huimos despavoridos del grupo que habíamos conformado, cuando este curita empezó a darnos su visión del matrimonio, del amor en pareja y del homosexualismo. Resultó un convencido de las uniones gay. Un día se puso furioso, cuando con argumentos doctrinales de la iglesia, le desbaratamos su visión pervertida sobre el homosexualismo que quería imponernos. No quiero seguir con más detalles. Mi sensación y opinión es que hoy los jesuitas, están atravesados por lo demoníaco. Sus instituciones educativas no enseñan doctrina católica. Le hacen mucho daño a la conciencia de las personas y a la salvación de sus almas. Son patéticos, en sus trajes de corbata y vestidos de oficinistas; fomentan claramente unos “valores” anti-cristianos. Es triste, y lo más triste es que ese es el talante de Francisco, papa. No atraen, sino a los borregos de la sociedad de la sumisión en la que estamos.

Javier Rosaz dijo...

Señor Macaco. ¿Sería tan amable de dar una resumida descripción de la doctrina peronista? Sus lineamientos generales, sus principios.

En cuanto al artículo, qué estómago el suyo Wanderer para fumarse ese libro.

Ludovicus dijo...

Como en todo marxista, el diagnóstico de Bergoglio puede ser más o menos acertado. Lo que invariablemente es calamitosa, demencial, aniquilante, como en todo marxista, es la terapia.

Anónimo dijo...

Estimado macaco haya que recordar que Perón decía que peronistas somos todos solo que no lo sabemos.
Igual supongo que para ud el P. Badanelli no habrá sido peronista y eso que podemos decir que era amigo de Perón y que nunca fue reprendido por Perón.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Nunca se me ocurrió que el peroniso fuese hegeliano.
Ni que Bergoglio fuese de la teologia de la liberacion.

Cristina Fernández de Kirchner dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Usted sí que tiene estómago para arruinarse un fin de semana leyendo al Pancho. Nada nuevo.

Anónimo dijo...

El peronismo? Claro! Es esencialmente dialéctico y promete un paraíso en la Tierra. Por eso le gusta tanto a JB. Y la Teología del Pueblo es una variante de la Teología de la Liberación.

Anónimo dijo...

El peronismo se terminó con Perón. Hoy es una franquicia política que, por ejemplo, incluye a las abortistas, a las que Peron y Evita hubieran escupido en la cara y encarcelado por asesinas.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 22:28
Perón fue derrocado en 1955 habiendo legalizado la prostitución y el divorcio.
Y décadas más tarde desde el exilio no paraba de elogiar de Mao Tse Tung. No digo que lo haya hecho honestamente, pero lo hacía, y la jotapé y grupos de jóvenes terroristas le creían y pensaban que iba a ser nuestro Mao o Castro.

El peronismo fue así desde el principio. El peronista que es un cínico sin principios ni convicciones (como el actual presidente) no está siendo un mal peronista, está siendo un peronista de Perón.
En 1988 se oponían al plan de Terragno para fusionar Aerolíneas Argentinas con SAS vendiéndoles el 40% de la empresa por la soberanía nacional y la doctrina justicialista y no sé qué. Un año y medio después se la vendieron entera a Iberia y usaban al Perón de los 50 que había hecho el trato con la California para justificar la decisión. Hay un Perón para todos los gustos.

Esto es de una carta de Perón a Mao de 1965
La acción nefasta del Imperialismo, con la complicidad de las clases traidoras, han impedido en 1955 que nosotros cumpliéramos la etapa de la Revolución Democrática a fin de preparar a la clase trabajadora para la plena y posterior realización de la Revolución Socialista. Pero, de la derrota de esa fecha, hemos recogido grandes ejemplos que nos permiten prepararnos con mucha más firmeza, para que nuestro pueblo pueda tomar el poder y así instaurar la era de gobierno de los oprimidos -la clase trabajadora- única capaz de realizar una política de paz y felicidad para nuestro pueblo. Nuestros objetivos son comunes -por eso me felicito de este contacto de nuestros luchadores con esa gran realidad que son ustedes.

https://www.infobae.com/politica/2017/07/08/la-carta-de-peron-a-mao-llevada-por-militantes-que-iban-a-entrenarse-a-china/

Anónimo dijo...

Estimado Macaco: Creo que lo que Wanderer quiere decir cuando dice que JB es peronista, si se me permite la intervención, es que mas allá de adherir o no a la doctrina teórica peronista tal como la expuso Perón, es que en la práctica tiene un estilo de mando que es muy semejante al que históricamente el peronismo valoró. Porque Perón puede haber expuesto una doctrina política fantástica, pero (sinceramente, lo digo sin intención de polemizar) favoreció el desarrollo de un movimiento político centrado en el culto a su persona. Y, además, no escatimó medios para volver a toda costa en los 70s y agarrar la manija como sea, instrumentalizando a personas e instituciones. Aunque usted sea peronista mihijo, creo que eso no lo podrá negar. Bueno, en este preciso sentido JB es un peronista hecho y derecho.

Macaco dijo...

Estimados amigos, varios de ustedes han contestado a mi comentario sobre Perón y el peronismo; incluso alguno pidiéndome que haga un resumen de la doctrina peronista. Agradezco los comentarios; pero para hacer eso tendría que ser un orador y escritor de excepción.
No creo que este sea el sitio para hacer apología del peronismo. Una doctrina se inculca (como dijo Perón). ¿Quien puede resumir el cristianismo o el marxismo, que también son doctrinas, en unas pocas líneas. Para predicar algo con efectividad, o explicar una doctrina, se necesita hablar cara a cara, largo y tendido. Pero no podemos aquí.
Solo déjenme decir que la mayoría de las cosa que la gente en general, cree saber de Perón, está basado en propaganda de guerra; ya que Perón libró una guerra contra las fuerzas internacionales (marxismo y capitalismo) que oprimieron y oprimen a nuestra nación desde el nacimiento de esta como tal.
De manera que, como en toda campaña de guerra, la primer baja es la verdad; el que quiera conocer al verdadero Perón y peronismo, no puede basarse en los prejuicios, rumores, falsificaciones, distorsiones, odios heredados de generación en generación, e incluso, errores que Perón indudablemente cometió; como cualquier hombre; basados en esta campaña de guerra.
Pero si nos fijamos en quienes lo derrocaron y en qué condiciones quedó nuestro país después, hasta nuestros días, al menos el más elemental sentido de responsabilidad hacia la verdad, nos impone una duda.
Es por eso, que, con todo respeto, aconsejo leer "La Doctrina", o, "La fuerza es el Derecho de las Bestias", o, "Conducción Política, o, Latino américa Ahora o Nunca; y un largo etc. Para tener un panorama más amplio de cómo pensaba Perón, para después juzgar.
Si alguien encuentra marxismo en el pensamiento de Perón, que me lo haga saber.
Recuerden por último (solo como referencia) que Perón rechazó, durante su tercer mandato, la estatización compulsiva que le exigían los izquierdistas, y cómo, poco después, los echó del peronismo en Plaza de Mayo, en su último discurso; exponiéndolos como farsantes y enemigos.
Así como existe una falsificación de la historia de La Iglesia Católica, también existe una falsificación sobre la historia argentina. Más que nada de los últimos años.
Nuevamente, gracias por la oportunidad de expresarme. Un saludo cordial a todos.

Anónimo dijo...

"El peronista es un señor que finge ser peronista para sacar ventaja" - Borges.

Anónimo dijo...

Para entender al peronismo me sirvió mucho el texto de un filósofo argentino llamado Carlos Daniel Lasa, Juan Domingo Perón, el demiurgo del praxismo en Argentina, Dunken, 2012. Lo recomiendo
Creo que va a la médula del asunto.

Teodorico dijo...

Para el Macaco peronista, cristianismo, marxismo y peronismo, los tres son doctrinas.
Desopilante. Reduce nuestra fe a una mera doctrina.
A confesión de parte, relevo de prueba. Esta barbaridad es el mejor ejemplo de lo que es el peronismo.

Anónimo dijo...

El peronismo es vocación de poder. No importa el precio.

Anónimo dijo...

Lo que logra el Vagabundo. Todos los comentarios en referencia a Juan Domingo Perón y no a su brillante escrito, y sólo por su gorilismo infantil que le hace meter al peronismo en la sopa.
Y ya que estamos, aclaremos que Fernández tiene de peronista como Bergoglio de papa: nada. Sólo tiene alfonsinismo, macrismo, boludismo y cipayismo. O sea anti-peronismo.
Cristina Fernández de Kirchner es otra cosa. Hizo tragarse el sapo de Alberto a gran parte del peronismo para destronar al macrismo. Y lo logró.

Anónimo dijo...

El peronismo es A como también es B, es una cosa y su contraria, es aliado de la Iglesia pero también permite que se quemen templos, es López Rega y los, entonces, futuros guerrilleros de izquierda, es neoliberal menemista jugando al golf con Bush y al mismo tiempo Kirchner con los nenes de mamá de La Cámpora, etc. Y en esa praxis entra el Papa que hoy dice una cosa dirigida a algunos sobre, par example, que no hay infierno, mañana se cansa de hablar del diablo. Como van las cosas, de proseguir su marcha cierto derrotero llamémosle de derecha, nuestro bolsonaro será peronista. Ya Pichetto esbozó algo el año pasado, seguramente para ver como cuadraba. El peronismo es sólo la búsqueda de poder pero antes se chupa el dedo índice para ver desde donde sopla el viento.

Anónimo dijo...

El libro de Lasa es como el caso de Rogelio, el hombre que razonaba demasiado. Sin duda que Perón tuvo una filosofía que la hizo ideología y la hizo praxis. PERO fundamentalmente era un gobernante, es decir: no era un teórico de la política ni menos un santo. Por ello aunque sus PRINCIPIOS sociales sean de lo mejorcito, no toda la acción política derivaba como un silogismo de los Principios ni su vida personal era siempre consecuente. Entonces, hacer un análisis de frases, discursos, decisiones como quien analiza un texto de Aristóteles es perderse del género literario.

Carlo dijo...

Le habrá costado al Francisco encontrar un checo a favor de la imigración, considerando que los países ex-comunistas son los que más se le oponen y hasta entran en conflicto con la UE al no aceptar sus "cuotas migratorias".

Anónimo dijo...

JUAN DOMINGO PERÓN:
"Hemos abatido un siglo de crudo materialismo y anhelamos inaugurar un siglo de profunda admiración por los valores espirituales, que hacen grandes a los pueblos y nobles a los hombres." (23-3-50).
"El egoísmo produce pobreza; solamente el altruismo y el desprendimiento producen grandeza y riqueza." (8-11-49).
"No obramos por otra fuerza que el impulso noble que dicta el corazón y aconseja la conciencia." (28-6-51).
"Solamente los pueblos virtuosos son dueños del porvenir. Los que no poseen virtud sucumben en la decadencia y en el vicio." (4-2-47).
"Solamente detrás de la virtud se configura el éxito desde los comienzos mismos." (14-12-46).
"La elevación de los hombres en su condición de tales tiene como punto de partida la educación de su espíritu."(4-2-48).
"El honor más grande que se puede otorgar a un hombre es premiar sus condiciones morales porque la virtud es una condición humana que está al alcance de todos.
"La virtud es un estilo de vida que nos permite decir de un hombre que ha cumplido virilmente los imperativos personales y sociales.
La supremacía del espíritu. "Al impulso ciego de la fuerza, al impulso frío del dinero, la Argentina, coheredera de la espiritualidad hispánica,
Valores morales y debilidad humana. "Pertenezco a un grupo de hombres que ha hecho de los valores morales el escudo contra todas las debilidades humanas, y el baluarte de los magnánimos contra la vacuidad de los pusilánimes." (3-10-44).
"Hay dos virtudes que la Nueva Argentina considera fundamentales para nuestros hombres: la sencillez y el trabajo." (27-4-50).
Morir por una causa noble, es vivir en la gloria. "Cuando se muere por una causa noble y digna, se sigue viviendo en la gloria, que es donde más hermoso es vivir." (13-9-50).
"Los valores del alma están por sobre los valores de la vida." (24-2-50).
"La riqueza material no es todo; es necesario tender también hacia la riqueza espiritual, que se integra con valores eternos." (12-10-47).
"Para hablar del espíritu y de la verdad es necesario tener antes resuelto el problema de la vida." (4-2-47).
"Tenemos que alcanzar la virtud, dominarnos a nosotros mismos para después ser dominadores en el futuro; dominadores en el espíritu y en la inteligencia." (4-2-47).
Nunca está de más el desarrollo de la virtud en las masas, porque con la virtud se dominan todas las posibilidades de anarquismo y de disociación." (15-3-51).
"Tenemos un plan de acción que tiende, ante todo, a cambiar la concepción materialista de la vida por una exaltación de los valores espirituales." (12-10-47).
"No se necesita larga vida ni muchas obras para justificar nuestro paso por la tierra, cuando una y otras están consagradas al bien y al servicio de la Patria." (1-3-48).
"Una apreciación sobre valores morales puede y debe ser el único motivo de orgullo para los hombres de gobierno." (12-9-44).
"Si mañana nuestra moral se debilita, que Dios nos mande la muerte, antes de haber reemplazado la verdad por la mentira." (26-10-44).
"Es difícil poder levantar la moral de un pueblo que se encuentra menesteroso o necesitado. Primero es necesario dar pan suficiente al cuerpo, para después dar el pan necesario al espíritu." (22-10-44).

Palamita dijo...

En todo caso, yo igual he pensado que haremos después de la pandemia, o como viviremos con ella entre nosotros si sigue siendo tan peligrosa como nos han dicho que es. Con independencia de nuestras hipótesis, es un hecho público que los grandes poderes mundiales están estableciendo estratégicas de control social a largo plazo y es algo que debemos asumir.

Pienso que como cristianos debemos adelantarnos: las profecías de ambos Testamentos nos prepararon para esto: releamos solamente las advertencias de Jeremías a los desterrados.. Lo que al mundo atormenta -y a mi carne pecadora también- es no poder volver a la “normalidad” de playas repletas, resorts inundados de mojitos, la Champions, etc., cuando pudiendo vivir en Gracia, “el resto se nos dará por añadidura”.

En tal escenario, planteamientos como la Benedict Option, los de Senior y otros tantos ahora cobran mayor pertinencia, si bien como se dijo son opciones prudenciales, y los mismos avances de la modernidad nos pueden ser útiles para un modo de vida “antimoderno”: teletrabrajo, homeschooling, buscar vivienda y trabajo fuera de las grandes urbes (aunque sea solo para evitar las grandes aglomeraciones de posibles rebrotes), y nuevos emprendimientos, entre otras iniciativas, pueden ayudarnos a mantenernos a flote para los tiempos que vienen.

Como se ha dicho tantas veces acá, no se trata de buscar una utopía -que terminan siendo distopías- sino de sobrevivir con los medios que Dios nos está dando. Tengan en cuenta que es una oportunidad de conversión real para todos, y que si nosotros no nos movemos, otros nos impondrán su agenda sin anestesia.

Anónimo dijo...

El peronismo nunca cumplió la doctrina social de la Iglesia porque nunca aplicó la subsidiariedad. Todo dependia del lider y llegaba a la gente a traves del partido. Eso no es cristiano.

Anónimo dijo...



Perón Retrato De Un Farsante - Cristian Rodrigo Iturralde. Bella Vista Ediciones.
Una lápida!

Fuenteovejuna dijo...

Don Wander, una vez más aprecio sus agudas reflexiones, pero en esta ocasión hay una que me deja un gran interrogante.
En efecto, dice usted que "...las iniciativas del Papa llegan con varios años de atraso pues el coronavirus eliminó el problema de los migrantes, y no por falta de interesados, sino porque los gobiernos europeos, aún los más progresistas,lo último que querrán en los próximos años es recibir africanos que vengan a agravar aún más la catástrofe económica en la que estarán envueltos".
Habrá que ver si eso se cumple en Europa, porque de los gobiernos progresistas se puede esperar cualquier cosa, incluído un suicidio político y económico.
Pero donde estoy seguro que ese vaticinio no se cumplirá es en la Argentina, porque este gobierno K que el Papa tanto aprecia siempre apostó todo su capital a los pobres, no para sacarlos de la pobreza, claro, sino para asegurarse los votos para la próxima elección, incluídos los votos de los extranjeros de países limitrofes que inundan las villas de la Ciudad y el conurbano.
No sería improbable que el día que termine la cuarentena y el drama del desastre económico nos golpee en toda su crudeza, veamos escenas de violencia que podrían dejar mucho más víctimas que el contagio por Covid 19.
Aún así, estoy convencido que este gobierno K, que igual que el Papa peronista gobierna "desde el jardín", jamás prohibirá el flujo de migrantes que seguirán agravando la endémica crisis económica y social del país.

Anónimo dijo...

Y que paso despues de los '50...?

Fuenteovejuna dijo...

Estimado Macaco
Comparto con usted que los K son cualquier cosa menos peronistas, tal vez la mejor prueba es la anécdota que nos dejó Antonio Cafiero cuando un día contó que fue a ver a Cristina presidente a pedirle ayuda para el monumento de Perón y ella le dijo sin vueltas: "para ese hijo de puta ni un peso".
Pero hay otra anécdota de Néstor Kirchner que también es oportuna. Como los empresarios estaban preocupados por lo que decía, un día Kirchner los reunió y les dijo: "Ustedes no se fijen en lo que digo, fíjense en lo que hago".
Creo que eso es lo que tenemos que mirar para descubrir la ideología de Perón, porque cuando los K quieren justificar que son peronistas siempre apelan a todo lo que Perón dijo desde el exilio -cuando había perdido el poder- pero nunca en lo que hizo en sus tres gobiernos cuando ejercía el poder.
Con eso demuestran que no siguen el consejo de Kirchner: "no se fijen en lo que digo, fíjense en lo que hago", porque de seguir ese consejo, se darían cuenta que nunca fueron peronistas.
Veamos si no, en sus dos primeros gobiernos Perón persiguió, torturó y encarceló a los comunistas, mientras en el tercero echó a los montoneros de la Plaza y creó la Triple A para perseguirlos y ejecutarlos donde se encuentren.
Sin embargo, cuando lo derrocaron en 1955 Perón juró recuperar el poder, para lo cual se valió de todo lo que encontró a mano, fuera de izquierda o derecha, fuera moral o inmoral.
No sé si Perón fue el mejor discípulo de Maquiavelo o si fue al revés. Para mi una noche que Maquiavelo se fue a dormir soñó con Perón, y al ver las cosas increibles que hacía al día siguiente se levantó y se puso a escribir El Principe. Así que no sé si eso de que el fin justifica los medios es cosa de Maquiavelo o de Perón.
Por eso desesperado por recuperar el poder, si bien desde España alentó a las "formaciones especiales" de ERP y Montoneros, una vez que lo recuperó y se puso de nuevo el uniforme de general se desprendió de ellos con el mismo asco con que un cliente se desprende de un preservativo usado en un burdel.
Todo eso y muchas cosas más demuestran que Perón nació, vivió y murió fascista, pero como la muerte lo sorprendió antes de acabar su obra, para demostrar que son ladrones, desde entonces los K también se quieren quedar con la herencia mintiendo que son peronistas cuando en realidad son marxistas que odian a Perón y aman a Marx, a Fidel, al Che, a Gramsci, a Laclau, a la Escuela de Frankfurt, y ahora que están de capa caida hasta a Maduro y Evo Morales.
¡Ay Patria mía! diría Belgrano...


Anónimo dijo...

El pacto Perón-Israel- Cristian Rodrigo Iturralde.Grupo Unión.
El pozo...

Anónimo dijo...

A Fuenteovejuna:
Perón habrá torturado y encarcelado comunistas, pero no olvidemos que también persiguió y arresto a sacerdotes que no eran adeptos al regimen. Y no nos olvidemos de la quema de iglesias.
Y sobre el fascismo de Perón, ya en su momento hay varios pensadores como por ejemplo los Irazusta que demostraban que no era fascista.

Perdone Don W. Pero por lo visto de Perón, peronismo y peronistas no se puede discutir ni acá ni en ningún lado. Son discusiones que no tienen fin.

Saludos cordiales.

Macaco dijo...

Estimado Fuenteovejuna, gracias por su comentario. Los comentarios respetuosos siempre ayudan a ordenar ideas. Mi respuesta es la siguiente:
No sé de donde sacó usted todas esas cosas horribles que dice de Perón, no solo no las había oído jamás, ni de los más encarnizados enemigos del general; pero sospecho que es la versión del partido comunista.
Perdone, pero la información que usted tiene es pura fantasía, propaganda de guerra sin ningún contacto con la realidad.
Le mando un afectuoso saludo.

Macaco dijo...

Anónimo dijo 28 de mayo de 2020, 12:54

Amigo, gracias.

Anónimo dijo...

Sr. Macaco. Respecto de los textos atribuidos a Perón, llama la atención la falta de continuidad de un discurso cristiano, a partir de los años 50 en adelante.De joven sostenía que los gobiernos peronistas habían sido los mas "nacionales" entre los de nuestra patria, y me quedé ahí.
Con la vuelta de España, la correspondencia con los distintos personajes de la época, etc. me hacían ruido los dos bandos en pugna. Un Perón "ortodoxo" y otro modernizado y al tono de la época. Mas socialista,maoista, etc. Pero este joven escritor, Iturralde, con sus dos textos: pozo y lápida, mas estas flores cada tanto:
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2016/11/el-mito-del-peron-hispanista-o-la-ayuda.html?m=0
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2017/07/blog-post.html?m=0#comment-form
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/05/peron-salva-inglaterra-de-la-bancarrota.html?m=0#more
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/05/sobre-el-peron-bueno-y-regenerado-del.html?m=0#more
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/10/peron-y-el-revisionismo-historico-por.html?m=0#more
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/11/peron-y-la-masoneria-por-cristian.html?m=0#more
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/11/excomulgado-o-no-peron-fue-enemigo-de.html?m=0#more
http://cristianrodrigoiturralde.blogspot.com/2018/12/trapecismo-hermeneutico-y-dos-tesis.html?m=0#more

no solo me abrieron los ojos, sino que dejó para el futuro, una versión mas acorde con lo que fuera este individuo, y de cuyas secuelas no podemos liberarnos.

Fuenteovejuna dijo...

Amigo Macaco, su respuesta alienta mis esperanzas, porque cuando me dice que "esas cosas horribles de Perón no las había oído jamás", deduzco que si le doy pruebas en una de esas se cruza de vereda y se hace antiperonista. Sería un honor para mi, así que pongo manos a la obra.
No sé si usted es uno de los muchachos peronistas que ignora lo que pasó en aquellos años porque todavía es muy joven o porque está más confundido que Adán en el Día de la Madre, pero yo puedo dar fe de lo que digo porque fui testigo de esas cosas.
Sospecho que una de esas "fantasías" que me atribuye es que en sus dos primeras presidencias Perón persiguió, torturó y encarceló a los comunistas. Le aseguro que es la pura verdad, si quiere comprobarlo, no tiene más que consultar en Google por Alberto Lovell, campeón olímpico de boxeo en Los Angeles en 1932 y también campeón argentino de peso pesado. Allí encontrará abundante bibliografía de lo que digo, algo que por supuesto yo conozco por fuentes más directas que Google.
En el comentario anterior le conté dos anécdotas que no podrá negar, y ya que estamos aprovecho para contarle una tercera.
En su segunda presidencia la economía del país había entrado al taller porque necesitaba un service, así que entre las medidas de emergencia Perón había promulgado la Ley de Abastecimiento contra el Agio y la Especulación, a fin de perseguir y encarcelar a los comerciantes especuladores que boicoteaban la nueva Argentina de Perón y Evita.
Mi padre, un pequeño comerciante, fue víctima de una falsa denuncia y encarcelado. Mire cómo son las cosas, él era peronista y a lo mejor mucho más peronista que usted, pero eso no le valió de nada y fue en cana como un duque. Lo recuerdo como si fuera hoy porque hasta que salió de la cárcel yo lo iba a visitar a Villa Devoto.
Pero más allá de eso creo que usted y yo coincidimos en más cosas que las que disentimos, fíjese si no, estamos de acuerdo en que los K son marxistas y seguramente también en que Perón era fascista, algo mucho mejor que ser comunista, o no?
Lo que me sorprende es que por contarle todo esto que ignora me acuse de comunista. ¡Dios me libre y guarde! Yo soy nacionalista católico y creo que estamos a las puertas de algo tan extraordinario -en la Iglesia y en el mundo- que muchas generaciones hubieran querido ver y no vieron.
Podría contarle mucho más todavía que tampoco creería, pero no quiero abusar de la amabilidad de Don Wander que tiene otros comentarios que leer, así que mejor lo dejamos ahí, como le gustaba decir a Bernardo Neustadt.
Que pase bien el día.

Anónimo dijo...

No puedo creer que todavía sigan polemizando sobre el maldito peronismo.
Me permito sugerirles dos obras breves, ágiles, y recientes..., creo que muy bien logradas, de la periodista Silvia Mercado.
"El inventor del peronismo. Raúl Apold, el cerebro oculto que cambió la política argentina" (Planeta, Buenos Aires, 2013)
"El relato peronista, porque la única verdad no siempre es la realidad" (Planeta, Buenos Aires, 2015)

Saludos, desde La Matanza, provincia. de Bs. As.

Anónimo dijo...

No creo que el estado argentino requiera de inmigracion de extranjeros de paises limitrofes para seguir con su crisis economica y social. ¿No le parece?

Anónimo dijo...

De este texto, una palabreja: las masas.
Eso ya delata a una persona no cristiana. Un cristiani no puede hablar de "las masas"

Anónimo dijo...

Interesante... sí. Buena intervención y coincido. Pero, en todo caso, si Perón fue fascista siempre, bueno... Perón resulta ser entonces mucho más querible.

Anónimo dijo...

Sñr. Wanderer: Muchas gracias por reflejar y expresar con tanto acierto lo que los demás venimos observando pero no nos atrevemos a escribir o no sabemos, abreviando: Ud. ha escrito: la iglesia está TRANSFORMANDO TODO SU TESORO, y no su tesoro material...
Se están transformando palabras y expresiones,con sutil y casi diabólico manejo del discurso. (servidor quitaría el casi).

Desde mi pobre observación, hace tiempo, me doy cuenta de la manipulación interesadamente destructiva de todo el tesoro mas espiritual de la iglesia: sus orantes,sus místicos...

Por otra parte observo que en las democracias todos critican, todos protestan etc.,y esto se está convirtiendo en una pura TORRE de BABEL inhabitable.

Ludovicus dijo...

Los precursores se entienden a la luz de su figura posterior. Para entender a Perón, nada más útil que mirarlo a Bergoglio. El mismo afán de poder, el mismo desprecio por una doctrina inmutable, la misma avidez por agradar a todos, la misma falta de límites, el resentimiento y el autoritarismo idénticos.

Anónimo dijo...

Jaja, ¡muy bueno don Güander lo de Chauncey Gardiner! Efectivamente, por las naderías que dice el obispo de Roma parece el personaje de esa novela de Jerzy Kosinki (y película, con Peter Sellers). Lo triste es que, como en la novela (y película) muchos lo toman en serio. Así que nuestro habitante de Santa Marta es una combinación perfecta de Gardiner con el mago Saruman, ya que como nos informa Tolkien: se lo llama «Saruman el Blanco» y aunque se afirma que originalmente llevaba vestimenta blanca, en su primera aparición en La Comunidad del Anillo sus ropas eran coloridas y se nombra a sí mismo «Saruman el de Muchos Colores»; lo mismo ocurre en Las dos torres, donde se dice que «estaba envuelto en una amplia capa de un color que nadie hubiera podido describir, pues cambiaba según dónde se posaran los ojos y con cada movimiento del viejo». En síntesis, dice naderías y al mismo tiempo las dice según el que tiene enfrente, porque, como el camaleón, cambia de color según la ocasión y si no pregúntenle a monseñor Schneider cuando le preguntó por la declaración de Abu Dhabi y le dio una respuesta “aceptablemente ortodoxa” y a los pocos días reafirmó su postura herética.

Augusto del Río

Anónimo dijo...

Así que para Ud, Ludovicus (30 de mayo de 2020, 13:57) el afán de poder, el desprecio de una doctrina inmutable, la avidez por agradar a todos, la falta de límites, el resentimiento y el autoritarismo, son defectos que no existieron antes que Perón en el universo mundo. Eso sí que es gorilismo explícito.

Anónimo dijo...

Ludovicus: para entender mirando la figura posterior, lo adecuado para entender a Perón es mirar lo que hicieron Rojas, Aramburu, Martínez de Hoz, Macri.

Anónimo dijo...

Un cristianismo con “un Dios sin ira, con un hombre sin pecado, que se dirige a un Reino sin juicio mediante un Cristo sin la cruz (Karl Paul Reinhold Niebuhr (1892-1971). Una síntesis perfecta del “magisterio” francisquista. Aunque lo diga un protestante.