jueves, 19 de noviembre de 2020

Tiranía sanitaria


 

Asombrosa la clarividencia de Rubén Calderón Bouchet, uno de los grandes maestros del pensamiento católico tradicional del último siglo. Escribía hace casi treinta años, en septiembre de 1991, lo siguiente: 


Si limitamos la salud humana al equilibrio inestable de su sistema fisiológico y procuramos resolver todas sus dificultades de acuerdo con los cánones de una medicina integral, convertiríamos el orden social en un código de leyes higiénicas a cuyo control no escaparía ninguna de nuestras acciones, puestas desde ese momento bajo vigilancia médica. No olvidemos, colocados en los límites de esta peligrosa quimera científica, que la medicina abarca algunos aspectos muy reducidos de la vida humana. Poner la complejidad de la existencia en sus manos es reducir el repertorio vital a reacciones mínimas y dar al Estado un poder sobre nosotros mismos que no ha logrado soñar ni la más execrable tiranía. El hombre es mucho más que su cuerpo y si el misterio de su origen y de su destino, escapan al control de las ciencias positivas, no debe creerse que por eso dejan de existir.

28 comentarios:

theodidactas dijo...

Ya la izquierda radical, quiere imponer el relato que dice que todo se debe a la sociedad heteropatriarcal-capitalista. Tenemos que estar muy alertas, un discurso y práctica que ha colonizado nuestras universidades e incluso en funcionamiento de las entidades al interior de supustos estados democráticos y liberales

Armando Puentes dijo...

Gracias por la cita, realmente clarividente.

Carlo dijo...

Y la tiranía "sanitaria" probablemente aumentará, ya hay propuestas en Europa de poner mayores impuestos a la carne o a alimentos "no sanos" (en cuanto suceda pronto se implementará acá también, considerando la rapacidad del estado argentino, siempre buscando nuevas maneras de tasar a sus ciudadanos).

Armando Puentes dijo...

Carlo... imagináte... si hasta le acaban de poner impuesto al viento...

Anónimo dijo...

Cuánta similitud con la idea de biopoder de Foucault!

Fuenteovejuna dijo...

La conjetura de Calderón Bouchet terminó siendo una sorprendente profecía cumplida, porque esta insoportable cuarentena obligatoria se convirtió en una prisión domiciliaria que el Estado democrático controla con más rigor que la vieja Unión Soviética.
Pero el acierto de Calderón va mucho más lejos todavía, porque así como los médicos que asesoran a los gobiernos recomiendan respetar la cuarentena para salvar vidas, los Médicos por la Verdad que se oponen dicen que lejos de salvar vidas la cuarentena mata, porque el hombre no es sólo carne y hueso, también es inteligencia, sentimientos, angustias y una rica vida espiritual que los infectólogos preocupados en luchar contra el virus ni siquiera imaginan.
Razón por la cual si bien la gente encerrada en su casa no se muere de coronavirus, igual se muere a causa del encierro.

Anónimo dijo...

Thibon tiene en los años 60 una predicción increíble sobre el pánico paralizante que experimentaría el hombre moderno frente a la menor epidemia leve. En cuanto pueda transcriré la cita en un próximo comentario.
Hilbert

Anónimo dijo...

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2020/11/no-la-natalidad-sino-la-pervivencia.html#more

Anónimo dijo...

"...imaginemos en qué estado de pánico atroz se hundiría el hombre moderno si, pronto a conmoverse al menor paso en falso de la ciencia o cuando surja la menor epidemia -una ola de gripe llegada de las profundidades del Asia- y que en definitiva no mate más que a quienes de todos modos estén próximos a morir por ser lo suficientemente viejos o débiles- y bien, si surgiera una epidemia como, por ejemplo, la peste negra en la Edad Media, que dejó 35 millones de víctimas, aproximadamente un tercio de la población, creo que nuestros contemporáneos no la resistirían...aquellos que la peste no hubiera matado, morirían igualmente de terror!" Gustavo Thibon "Los hombres de lo eterno" Conferencias al gran público (1940-1985) presentadas por Françoise Chauvin. Ed. Mame
Hilbert

Anónimo dijo...

Carlo, esas leyes son para atacar países como Argentina que producen comida barata para cientos de millones de personas.

El veganismo, la carne falsa para veganos, la comida orgánica, los impuestos a la comida "no sana", y los impuestos a la comida "no ética" (feedlots en vez de animales pastando alegremente por ejemplo), son proteccionismo europeo, barreras al alimento barato.
La izquierda moderna es el títere de los billonarios.
En Estados Unidos los billonarios están a favor de la inmigración y de crear una sociedad multicultural, porque deprime los salarios internos, les da acceso a una cantidad infinita de profesionales del resto del mundo (el ejemplo más notorio es el ejército de ingenieros que forma India anualmente), hace que los trabajadores sepan que son prescindibles, y porque mientras menos tengan en común los trabajadores, más difícil que se organicen o sindicalicen. Si un trabajador se queja de esa inmigración, la izquierda lo va a estigmatizar por racista o algo así.
Es lo mismo que hizo Néstor Kirchner acá, él se dio cuenta de que la izquierda te da impunidad, autoproclamarte de izquierda te hace como un pedazo de caca que fue cubierto con nieve pura, como decía Lutero sobre la justificación por la fe.

Carlo dijo...

Anónimo de las 22:33 - totalmente de acuerdo. Un ejemplo claro de esa "impunidad de la izquierda" lo tenemos en esa gran corporación, que está haciendo despidos masivos y lo vende a la opinión pública como una victoria de la diversidad:
https://pbs.twimg.com/media/EdzQ-IVWkAUZEwJ?format=png&name=small
Espiritualmente occidente ya está perdido desde hace mucho tiempo, pero ahora vemos que falta poco para su completa ruina, también social y económica. La histeria colectiva a la que llegó EEUU este año por la muerte de un drogadicto por sobredosis de fentanilo era simplemente inimaginable hace pocos años, y está al borde de la guerra civil. La grieta que existe en EEUU y la UE (países "serios", "desarrollados", "primer mundo", "ejemplo a seguir" para los liberales argentinos) es tan insalvable como la que tenemos acá. Por lo menos existe la posibilidad que la civilización cristiana sobreviva en países como Polonia, Hungría y Rusia, si no llegamos a una guerra nuclear total.

Armando Puentes dijo...

Gracias, anónimo 22:33, por la metáfora luterana. No la tenía. ¿Podría pasar una referencia si es tan amable? Gracias desde ya.

Anónimo dijo...

Sé que es algo menor, pero de qué se trata el Nata Gata gate, es para distraer? O para afectar la figura de Bergoglio?

Anónimo dijo...

Armando, me fijé en internet porque es algo que escuché toda mi vida (mi familia paterna es luterana), y parece que es en sentido estricto un mito que repiten tanto protestantes como católicos (algunos a favor, otros en contra), aunque Lutero dijo cosas parecidas muchas veces. Parece que la frase exacta proviene de sermones de calvinistas ingleses (y que hacían referencia a hipócritas, como los fariseos, no a la justificación) de la primera mitad del siglo XVII, y que por alguna razón se terminó creyendo que la frase la había dicho Lutero por ser compatible con sus ideas.


Esto sí lo dijo Lutero

Concebido en el dolor y la corrupción, el niño peca en el vientre de su madre. A medida que envejece, se desarrolla el elemento innato de la corrupción. El hombre ha dicho al pecado: "Tú eres mi padre", y cada acto que realiza es una ofensa contra Dios; y a los gusanos: "Ustedes son mis hermanos", y él se arrastra como ellos en el lodo y la corrupción. Es un árbol malo y no puede producir buenos frutos; un estiércol , y solo puede exhalar olores desagradables. Está tan completamente corrompido que es absolutamente imposible para él producir buenas acciones. El pecado es su naturaleza; No puede evitar cometerlo. El hombre puede hacer todo lo posible para ser bueno, aun así cada una de sus acciones es inevitablemente mala; comete un pecado tan a menudo como se le corta el aliento. (Werke, (Edición Wittenberg), Vol. III, p. 518.)


Y esto de un comentario del salmo 51
" ¿Cómo podemos llegar a ser" más puros que la nieve "a pesar de que los restos del pecado siempre se aferran a nosotros? Respondo: siempre he dicho que el hombre está dividido en espíritu y carne. Por lo tanto, en lo que concierne al hombre total, queda restos del pecado o, como los llama Pablo (2 Cor. 7: 1), "impurezas del cuerpo y del espíritu" ... Aún así hemos obtenido el bautismo, que es el más puro; hemos obtenido la Palabra, que es la más pura. ; y en la Palabra y el Bautismo hemos obtenido por fe la sangre de Cristo, que seguramente es la más pura. Según esta pureza, que en espíritu y fe tenemos de Cristo y de los sacramentos que Él instituyó, se dice correctamente al cristiano. ser más puro que la nieve ... aunque las impurezas del espíritu y la carne se aferran a él. Estas están ocultas y cubiertas por la limpieza y la pureza de Cristo ...

. . . si miras a un cristiano sin la justicia y la pureza de Cristo, como él es en sí mismo, aunque sea el más santo, no solo encontrarás limpieza, sino lo que yo podría llamar negrura diabólica. . . . Por lo tanto, si preguntan: "El pecado siempre se aferra al hombre; ¿cómo, entonces, puede ser lavado para hacerlo más blanco que la nieve?" usted responde: "Deberíamos mirar a un hombre, no como está en sí mismo, sino como está en Cristo".


Armando Puentes dijo...

Gracias, anónimo 22:33 y 11:49 por las precisaciones, muy gentil de su parte. Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Impresionantes profecías de Calderón Bouchet y Thibon. Hay que releer siempre a los viejos maestros, de los que van quedando pocos.
Yo me topé con esta otra, de Mihura Seeber:
“Con lo cual se manifiesta otra cosa que caracteriza al nuevo orden de convivencia política: la re-incidencia del mismo en el fuero ético interno. Junto con el desplome del régimen legal positivista, comienza a apuntar una nueva modalidad, perversa, de incidir las estructuras políticas sobre la eticidad humana. Un nuevo, perverso, “Estado ético”.

El Estado éticamente neutral era, pues, también una ficción falaz del positivismo jurídico. Pero ahora, así como el positivismo jurídico ha cumplido su tiempo, también lo ha hecho esta concepción del estado éticamente neutral. Este Estado perverso de la Anomia está lejos de ser neutral: recaba la adhesión interna de los súbditos

Y el mismo acompañamiento masivo a los dictámenes de la opinión pública se hace sentir, incluso en los aspectos intrascendentes de la conducta. Es lo que experimentamos todos los que no seguimos las pautas de la nueva moralidad: la condena, rigurosa o condescendiente, de los súbditos del sistema a nuestra rebeldía. Se trata de una actitud de tipo moral, o “moralizadora”, porque es el escándalo ante actitudes –las nuestras- rebeldes a los nuevos “valores”, tenidas por pecaminosas. Valga al respecto, como ejemplo nimio pero altamente significativo, y alertador respecto de futuras situaciones más graves, el de esta norma no escrita que es la obligación al “cuidado de la propia salud” y que se manifiesta prototípicamente en el “anti-tabaquismo”. La demonización del cigarrillo, inducida por los medios concientizadores, ha hecho que no sea necesaria, en realidad, la sanción de leyes anti-tabaquistas. Se las ha promulgado, es cierto, pero no son necesarias. Porque “el ciudadano consciente”, es decir, el adherente a las consignas de opinión –es decir, todos, o casi todos- se encarga de hacer cumplir el mandato, y esto con su explícita o callada condena. Con su escandalizada condena. Cabe destacar lo que revela este ejemplo, aún nimio: la penetración en el fuero íntimo, moral, del individuo. Porque aquí, la conducta imputada, a saber, “el cuidado de la propia salud”, siempre ha sido del resorte exclusivo de la libertad individual.
Lo que acabo de decir refuerza la idea de que estamos en vísperas de una evicción total de la ley, en el régimen de la convivencia. El régimen que se avecina es anómico. No apela a ningún dictamen promulgado. No lo necesita, porque la inducción de las conductas se logra por medio de la acción mediática, “puenteando” a la ley. Como digo, los súbditos del nuevo poder han hecho carne sus dictámenes, y se convierten en sus vigías y celadores. Y así, esta A-nomia está lejos de ser An-arquía. Está en camino de convertirse en el más riguroso e invasivo de los despotismos”.
Mihura Seeber, El Anticristo, Ed. Samizdat, Bs. As., 2012.

Jorge R dijo...

Son ideas que andan dando vueltas, casualmente estaba viendo la película "A cure for wellness"
y el malo de la peli dice: "la cura para la condición humana es la enfermedad, porque solo en ella está la esperanza de una cura"

Anónimo dijo...

Se cuenta que, años después, en 1921, Enrico Caruso, uno de los más geniales cantantes de ópera y mundialmente conocido, volvió a Italia gravemente enfermo. De los muchos médicos consultados para su diagnóstico, sólo el Santo Doctor Giuseppe Moscati encontró la verdadera causa. Pero ya nada se pudo hacer, porque eran mínimas las esperanzas de curación. Al ir a atenderle en un hotel de lujo en Sorrento, al final, el médico le dice: —Usted ha consultado ya tantos médicos, ¿por qué no consulta al mejor de todos que es Cristo, nuestro Señor y hace una confesión general? A los pocos días de haberse confesado, Caruso muere en el viaje que intentaba hacer a Roma.

Anónimo dijo...

Los viejos estamos ( o nos metieron ) en el " corredor de la muerte "...
Próxima etapa en la vida ...la muerte .No hay más hijos , nietos , amigos , proyectos ....

Fuenteovejuna dijo...

Anónimo de las 7.40
Querido amigo, no es cierto que "los viejos estamos en el corredor de la muerte porque no hay más hijos, nietos, amigos, proyectos..."
Me parece que justamente es lo contrario, se llega a viejo cuando nos quedamos sin sueños ni proyectos. En ese caso, ¿qué otra cosa que la muerte podemos esperar? No hay duda que visto así la vida resulta insoportable.
Nuestra juventud, por ejemplo, está llena de viejos porque a los 25 ó 30 años no tienen ningún sueño por alcanzar, ningún proyecto por realizar, el único escape para ese infierno es el alcohol o la droga.
Nosotros que hemos vivido mucho, que conocimos otro país y otro mundo donde todos tenían sueños y proyectos terrenales, al ver este mundo sin esperanzas donde todo parece perdido, ahora tenemos grandes sueños sobrenaturales.
Y es así porque para quien sabe ver las señales de los tiempos no es difícil advertir que estamos a las puertas de grandes acontecimientos que muchas generaciones hubieran querido ver y no vieron.
Fíjese una cosa, si Dios nos plantó en esta tierra en el siglo XX para que en el XXI podamos ser testigos de este mundo relativista y acabado al borde de la guerra nuclear y a una Iglesia universal que cayó en la apostasía final, ¿no será porque Dios espera algo de nosotros? ¿no será que más que testigos nos quiere ver protagonistas?
Si así fuera, en vez de creernos acabados porque este mundo cruel nos metió en el corredor de la muerte ¿no deberíamos agradecer a Dios la oportunidad de ser soldados del pequeño ejército que está formando la Santísima Virgen para la mayor victoria de todos los tiempos, el Triunfo de su Corazón Inmaculado?
Y si así no fuera porque la muerte nos sorprendiera esta noche, moriríamos jóvenes y felices porque en este mundo no existe sueño ni proyecto más grande que este que abrigamos nosotros, los católicos.
No lo dude amigo, pase lo que pase, lo mejor está por venir...!

Chapado a la antigua dijo...

Ley la palabra NOM, busqué su significado, lo descubrí y temblé. Una de sus acepciones, la última de seis, indicaba que eran las siglas que correspondían a la idea de Nuevo Orden Mundial. Por supuesto, cuando seguí investigando confirmé mi inicial sospecha de que no se trataba, precisamente, de un proyecto político que respondía a un san deseo de restaurar el olvidado orden natural del cual hablaban los antiguos y los medievales, sino de un renovado intento, de imponer, por enésima vez,la idea de un nuevo orden, de cuño político-religioso, de clara inspiración masónica, supone el olvido de una ética fundada en principios universales, para fundarla sólo en una pervertida ética situacional, que trae como natural consecuencia, entre otras cosas, la negación de la religión revelada, la destrucción de la familia por su substitución por una pseudo familia "igualitaria" constituida por personas del mismo sexo, el ataque a la educación para ponerla al servicio de fines que convienen al dominio de la humanidad por unos pocos "capacitados", la eliminación de la propiedad privada, la entrega de la soberanía de las naciones. Dicho brevemente, la siglo NOM responde a la aviesa intención de renegar del orden natural para suplantarlo por otro orden "ad hoc". Se trata de un orden que ya nada tiene que ver con el orden al que el que el P. Ramírez se refería cuando decía: "el orden que la razón humana no produce, sino que se limita a considerar, y éste es el orden de las cosas naturales". Orden que sirve de base a los demás órdenes, a saber el orden lógico, que la razón introduce para dar lugar a la filosofía racional; el orden moral, que la razón introduce para considerar las operaciones volitivas,y,finalmente,el orden artístico-técnico, que la razón produce, que supone la imposición sobre las cosas de un orden distinto al natural. Ahora bien, si lo que se busca es recrear un nuevo orden político-religioso absolutamente divorciado del fundamento constituido por el orden natural creado por Dios, entonces, como ya lo dejan ver los rasgos brindados por sus promotores, nada bueno se puede esperar de él. Naturalmente, ante la preocupante evidencia de que muchos de los rasgos de ese NOM, en buena medida parecen cristalizarse en nuestros días a pasmosa velocidad, me pregunté qué tanto mal hicimos para merecer tan duro castigo. Y la respuesta más razonable me pareció hallarla en las Escrituras cuando narran que la primera pareja cede a la diabólica tentación: "Seréis como Dios" (Gn 3, 5).

Anónimo dijo...

Si bien no es del palo, Ivan Illich decia lo siguiente en Nemesis Medica:

La medicina institucionalizada ha llegado a ser una grave amenaza para la salud. El impacto del control profesional sobre la medicina, que inhabilita a la gente, ha alcanzado las proporciones de una epidemia. Yatrogénesis, el nombre de esta nueva plaga, viene de iatros, el término griego para "médico", y de genesis, que significa "origen". La discusión de la enfermedad del progreso médico ha cobrado importancia en las conferencias médicas, los investigadores se concentran en los poderes enfermantes de la diagnosis y la terapia, y los informes sobre el paradójico daño causado por curas contra enfermedad ocupan cada vez mayor espacio en los prontuarios médicos. Las profesiones de la salud se encuentran al filo de una campaña de limpieza sin precedentes. "Clubes de Cos", bautizados en honor de la Isla griega de Doctores, han brotado aquí y allá, reuniendo médicos, droguistas glorificados y sus patrocinadores industriales del mismo modo como el Club de Roma congregó a "analistas" bajo la égida de Ford, Fiat y Volkswagen.

Anónimo dijo...

Bien dicho Mr. Fuenteovejuna!!
Es verdad, lo mejor está por venir.
Perseveremos.
B.W.Wooster

Anónimo dijo...

China tiene muchos ateos,los jóvenes se suicidan,a veces aparecen noticias de chinos que no atienden a terceros debido a una ley que se debe hacer cargo económicamente del tercero en caso que decida ayudarle.

Chapado a la antigua dijo...

Corrijo: no es Ley, sino Leí, posiblemente una corrección automática no advertida a tiempo.

Anónimo dijo...

Muy interesante

https://es.aleteia.org/2020/11/23/papa-francisco-se-lo-que-es-luchar-por-respirar-conectado-a-un-ventilador/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

Josefina dijo...

Me encantó la respuesta de Fuenteovejuna, del 21 de noviembre de 2020, 11:35. Gracias.

Anónimo dijo...

Típico discurso adulto céntrico. Lamentablemente. Es el contagio de una cultura de adultos decrépitos. Pobre infancia de estos tiempos.