lunes, 30 de abril de 2018

Entrevista a Henry Sire, autor de "El Papa Dictador"

20 comentarios:

Guillermo dijo...

Dos primeros minutos imperdibles. Igual no es nada nuevo bajo el sol. Gracias por difundirlo.-

Anónimo dijo...

Claramente no es nada nuevo bajo el sol;lo interesante es que lo diga un Europeo y que lo tenga calado tan en detalle como cualquiera de los que vivimos en estas latitudes. Por otra parte, sin conocer en absoluto al tal Henry, me parece impecable lo que dice. Sin mucho brillo pero muy certero y sensato. Gracias por compartirlo don Wanderer.

A.G.

Âνδρέας dijo...

Para alguien que medianamente haya leído a Antonio Caponnetto, no dice nada nuevo.
Pero es interesante que recoja las opiniones y el ambiente, por así decir, de la Curia romana.




PD: ¿a qué se refiere con la "buena tradición jesuita" de antes de los '60? Los jesuitas están corrompidos casi desde su restauración (sin el "casi"), empezando por el voluntarismo, y obviamente sin negar que esa corrupción fue progresiva y no impidió la aparición de numerosos santos en la Compañía.

Anónimo dijo...

Creo que este hombre se queda corto. Este no es un Papado malo, ni siquiera desastroso. Me parece que estamos en presencia algo mucho peor. El punto 303 de Amoris Laetitia, dice textualmente:
Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo.
El Papa está escribiendo -en un documento oficial- que el Hombre -con su conciencia- es quien puede decidir qué está Bien y qué está Mal. Y Dios será un espectador pasivo y mudo ante esa decisión de la Conciencia Humana. Esto no es ni más ni menos que la tentación que Satanás puso al Hombre en el Paraíso: ‘Coman del Fruto del Arbol del Bien y del Mal, serán como Dioses’. El Papa está proponiendo al Hombre -en un documento oficial- la misma Tentación que le propuso Satanás en el Paraíso. El Papa nos está ofreciendo el poder de decidir qué está Bien y qué está Mal. El Papa nos está proponiendo ser dioses.
Utz.

Guillermo dijo...

Coincido con la P.D del 30 de abril a las 1826 hs. , a lo que agregaria que los jesuitas se encuentran corrompidos desde antes de su expulsion. Con la sana excepcion de San Ignacio, me animo a decir que Suarez era un imanentista.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el vídeo.

Âνδρέας,¿verdad?. (de acuerdo con su PD)

Walter E. Kurtz dijo...

Habría que preguntarle al Sr. Sire pero dado que luego de hablar de la "buena tradición jesuita" nombra al P. Martin D'Arcy, un jesuita muy sui generis que fue nombrado provincial por su popularidad pero que luego de pasados 5 años fue depuesto por causar una controversia por ir contra el jesuitismo, puedo inferir que la clave de la expresión es la palabra "buena", dando a entender que también hubo una mala tradición jesuita. De hecho la provincia inglesa de la Compañía de Jesús fue algo rarísimo y a contracorriente del resto de la SJ, pensemos en un Gerard Manley Hopkins, poeta exquisito (para un jesuita la poesía es una pérdida de tiempo o mera vanitas si no tiene un fin "práctico"), un Frederick Copleston, fino tomista (y bueno) que debatía en televisión con ateos rabiosos como Bertrand Russell y que explicó Santo Tomás a Chesterton para que éste escribiera uno de los mejores libros sobre el Aquinate), Philip Caraman (amigo y quasi capellán de Evelyn Waugh y su familia), y tantísimos otros "personajes". No por nada Castellani puso al Stonyhurst College (colegio jesuita, versión católica de Eton, Harrow, Rugby, etc.) como modelo de educación.

Silvia. dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Ud. 30 de abril de 2018, 23:49 .
Por sus obras los conoceréis. Y tiene más de una.

Anónimo dijo...

Impecable y muy certero. Dice verdades como puños, y agrego: para desgracia de los católicos que, por defender la luz del Evangelio y el Magisterio de la Iglesia hemos pasado a ser poco menos que unas cabras montesas y encima fanáticas. Eso se lo debemos a Francisco, y yendo un poco más atrás, al CVII. En fin, muchas gracias por postear el vídeo. Por mi parte, voy a colgarlo también en mi blog.

Âνδρέας dijo...

WalterE. Kurtz, gracias por su comentario. Sinceramente no conocía esa historia y, aunque mi comentario sobre la "buena tradición jesuita" tenía ciertamente un carácter irónico, también quería saber si se puede hablar de "buena tradición jesuita" después de la restauración.
He leído a Castellani, pero había olvidado el detalle que usted señala.

Hay otra cosa más, que es interesante en Henry Sire, y que probablemente enojaría a muchos católicos argentinos "nacionalistas", y es la percepción de la naturaleza real del peronismo (y de Perón mismo): puro oportunismo. A mí me gusta decir que el peronismo es un cascarón vacío donde cabe todo y su contrario, de modo que es absurdo aferrarse al "primer Perón" como si fuera mejor que el "segundo Perón" (supuestamente manipulado por las facciones izquierdistas de su partido), etc., etc.
De todas las "tradiciones" políticas habidas en el mundo, aquí se ha fraguado una de las peores, sino la peor, y la hemos exportado con todo éxito.

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que no entendemos lo que el Papa nos quiere decir. Fíjense lo que nos dice uno de sus asesores, Juan Carlos Scannone, en el prólogo de un libro: "El discurso de Francisco, considerado desde el plano político, puede ser leído a partir de muchas perspectivas, ya sean estas teoló-gico-políticas o filosófico-políticas. De ellas resultarían siempre distintas interpretaciones para una misma palabra. Eso hace imposible, y hasta soberbio, pretender saber qué es lo que quiere decir el Papa". Emilce Cuda, Para leer a Francisco: teología, ética y política, Buenos Aires: Ediciones Manantial, 2016), p. 25.
Somos unos soberbios!!!!

Hercule dijo...

Sobre el vídeo pienso que nada nuevo dice bajo el sol, como se ha dicho antes, si se ha leído a Caponnetto. Pero adquiere importancia que lo que diga este europeo tenga su impacto mediático con el fin de remover las mentes y las voluntades neocones.
Sobre la “buena tradición jesuita”, la comparto. La hubo, aunque haya mucho de esa espiritualidad que no guste por este blog, pero ahí están sus frutos de santidad. Luego buena tradición la hay. Su tuviesemos que juzgar a todas las órdenes nacidas en la historia, creo que hasta hoy muy pocas conservan su “buena tradición”.

Seminarista dijo...

No voy a entrar en todo lo que dice, pero sí en un aspecto en el que creo que no tiene razón.

No creo que el Papa esté detrás de la "caída" del cardenal Pell. Tener a un "carca" haciendo la reforma económica no molesta, al contrario, se evita que un carca tenga una función en que pueda "ortodoxizar".

El tema es que en dichas reformas económicas, con perdón de la expresión, se estaba a descubriendo una de mierda que no podríamos ni imaginar. Creo que es más bien un ataque de diversos cardenales para paralizar dicha reforma, para evitarse problemas, siendo acusado Pell de abusos, desapareciendo del mapa y paralizando la reforma económica.

Por que algunos "romanos" cuentan, entiendo que va algo más por ahí.

Anónimo dijo...

Creo que se equivoca cuando dice que este papado va a pasar a la historia como el más desastroso de todos los tiempos, ya que -dice el entrevistado- ninguno de los anteriores fue contra la tradición y que los anteriores Papas malos lo fueron personalmente.
La Reforma Litúrgica fue un ataque casi letal a la tradición de la Iglesia, tema que se ha tratado largamente aquí. Comparada con los documentos de poca monta de Bergoglio (Evangelium Gaudium, Amores Laeticia, Gaudete, etc), que no revisten el carácter de infalibilidad, son bombas de humo.
Lo anterior fue un ataque en masa a la lex orandi, con más un aflojamiento del lenguaje que preparase el terreno a la embestida contra la doctrina (ya con algunos presentes griegos, también, en esta materia).
Comparado con el ataque actual de este papa a la lex credendi, estamos ante escaramuzas, aunque los temas sean gravísimos.
Así que no, por ahora no es el papado más desastroso de la historia, aunque puede llegar a ser el más desagradable, además de malísimo, por supuesto.

Anónimo dijo...

GASTON: Creo que ANONIMO de 13,13 tiene razón. Lo de la reforma litúrgica -que no sólo consistió en prohibir de hecho la Misa tradicional sino también en dejar desprotegida la nueva- tiene unas consecuencias que van muchísimo más allá que los documentos de Francisco. Y temo que otro aspecto particularmente odioso de este pontificado -el silencio sobre los martires cristianos DE HOY- no comenzó con Francisco. Está iniciado en el documento conciliar NOSTRA AETATE donde se nos pinta un Islam de colorines -sin guerra santa, ni poligamia, ni profeta pedófilo...- que nada tiene que ver con la realidad. Aparte que es de sentido común que un fenómeno como el de Bergoglio requiere toda una preparación previa suficiente y proporcionada a la magnitud del desastre que supone.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:23,
la catástrofe inmediatamente posterior al Vaticano II no se produjo por efecto de la mala liturgia (el Novus Ordo es de 1970). Se produjo por efecto de una muy mala formación en muchos seminarios, en los cuales el tomismo se había esclerosado, y en los que los alumnos leían a escondidas copias mimeografiadas de Teilhard de Chardin, de Blondel y de Joseph Marechal.
Utz

Anónimo dijo...

13:13 La mal llamada reforma puesto que la liturgia no se había deformado. Reformar es volver algo a su forma original cuando se ha deformado. La liturgia no estaba deformada por lo que no era de ninguna necesidad reformarla.

Anónimo dijo...

Estimado Caminante: Hay más DICTADORES subalternos que pululan en estos lodos de la city hodierna, vea:

Censura en el Día de­ la Libertad de Prensa­

http://www.laprensa.com.ar/464374-Censura-en-el-Dia-de-la-Libertad-de-Prensa.note.aspx

Se lo dejo a su consideración.

Delosdelcid.

Anónimo dijo...

GASTON a ANONIMO de las 13,13: Gracias por su observación. Los causales a que Vd. alude son ciertamente muy importantes pero la masificación de la desorientación doctrinal sólo se pudo hacer realidad gracias a la "reforma" litúrgica. Y me permito añadir que no soy ANONIMO sino GASTON.

Anónimo dijo...

El anónimo ocho trece no habló de las causas ni nada de eso sólo le señaló que algo que no está deformado no necesita reformarse.