lunes, 13 de agosto de 2018

La misericordia de Mons. Raúl Martín


Los obispos nos tienen acostumbrados, como el Papa Francisco, a sorpresas desopilantes. En este caso, la novedad viene de la diócesis de Santa Rosa, en Argentina, que abarca todo el territorio de la provincia de La Pampa y está gobernada por Mons. Raúl Martín que es una acabada manufactura del pontífice reinante:  fue promovido por él al episcopado y se desempeñó como su auxiliar en la arquidiócesis de Buenos Aires.
Los fieles de una de las parroquias de la capital pampeana, Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, desde el momento mismo de su fundación adoptaron la costumbre de comulgar de rodillas, una muestra de piedad y adoración ante el Santísimo Sacramento que pocos podrían objetar. Ninguno de los obispos anteriores puso reparos al respecto hasta que llegó Mons. Martín que se enfureció, montó en cólera y desató una cruzada contra los feligreses porque, con esa costumbre, rompían “la unidad del pueblo de Dios que peregrina en La Pampa”. No importa que esa unidad esté bastante resquebrajada por un clero entre el que se cuentan algunos sacerdotes con inclinaciones y conductas sobre las que el Papa Francisco nos enseña a no juzgar, y tampoco importa que haya otros que produzcan de tanto en tanto algún que otro vástago. Son nonadas; debilidades humanas; lo inadmisible es que haya algunos cristianos que pretendan comulgar de rodillas. ¡Habrase visto semejante desfachatez!
Es así que en el video podrán escuchar la filípica que Mons. Martín le dirige a los fieles de esa parroquia y en especial a los monaguillos por comulgar de rodillas. Su argumento -en realidad es uno solo- no tiene el menor sustento. Dice que el obispos es el liturgo de la diócesis y, por lo tanto, pueden disponer normas litúrgicas para el bien de su pueblo que deben ser obedecidas. 
Razón tiene Mons. Martín cuando afirma su primacía en la vida litúrgica de la diócesis. Siempre fue así en la Iglesia y la Sacrosanctum Concilium dice expresamente que el obispos “es el sumo sacerdote de su grey” (41) y, como tal, su primer liturgo. Sin embargo, esto no significa que el obispos sea el dueño de la liturgia. Mons. Martín, por ejemplo, no podría disponer que en vez de pan ázimo se usará para la Sagrada Comunión pan de pizza, ni tampoco podría prohibirle a sus sacerdotes que usaran casulla o estola. Él, como primer liturgo, es depositario de la tradición litúrgica del rito romano y debe velar por su observancia, y la comunión de rodillas forma parte de esa tradición, nunca fue abrogada por ninguna disposición pontificia y el Misal Romano no se expresa sobre la postura corporal en la que debe ser recibida la Sagrada Eucaristía. Es decir, Mons. Martín no tiene ningún derecho, por más primer liturgo de su diócesis que sea, de prohibir a los fieles comulgar de rodillas. Si pensamos que a partir del motu proprio Summorum Pontificum del Papa Benedicto XVI, los obispos diocesanos no tienen el derecho de prohibirle a sus sacerdotes celebrar la Santa Misa según el rito extraordinario, mucho menos derecho tendrán a prohibir un acto de piedad. No sea que la próxima disposición del liturgo pampeano sea prohibir el rezo del Rosario o el ejercicio del Vía Crucis.
Pero veámoslo desde otra perspectiva. Apuesto mi cabeza a que Mons. Raúl Martín no tendría ningún inconveniente en dar la comunión a señoritas que se acerquen con soleras o minifaldas; o a señores en bermudas y ojotas. Si en algún acto de fraternidad ecuménica se acercara a comulgar un pastor protestante, seguramente Mons. Martín no le negaría la comunión, y no sé qué pasaría si hicieran lo propio los dos diputados pampeanos que con su voto posibilitaron que se dieran media sanción a la ley del aborto. Su celo pastoral y su amor de padre jamás impediría que en estos casos se negara la eucaristía a nadie. El problema está cuando alguien quiere comulgar de rodillas. ¡Ese es un extremo que de ningún modo puede ser tolerado! El primer liturgo se yergue y dispone normas que deben ser obedecidas so pena de reprimendas y avergonzamientos públicos, aún cuando los destinatarios sean niños o adolescentes. No comulgarán si pretenden hacerlo de rodillas ni siquiera los niños que acaban de recibir el sacramento de la confirmación. Nada de misericordia; eso queda para los gay, para los divorciados y para los corruptos. Los piadosos deberán experimentar el rigor de la autoridad episcopal. 

25 comentarios:

The International Péronist dijo...

Estimado Guánder,
Acertado post. Me pregunto, y pregunto a todos los amigos de este espacio, si episodios como éstos, que han sido la nota prevalente durante las últimas décadas, no dejan ya suficientemente claro dónde está el enemigo.

A veces me parece que muchos amigos, ante el terrible hecho de que no podemos votar "otros" obispos, llenos de impotencia eligen poner la carga y responsabilidad donde existe el voto.

¿Podemos creer que será desde el ámbito de la política, que podrá restaurarse la iglesia? Estimo que no. No será Macri, no será otro presidente, no será el líder de un partido pro vida, incluso con todo el aporte que éste pueda hacer, el que nos dará pastores que nos acompañen en el camino.

Hagamos el duelo. Enfrentemos con toda su gravedad, que la situación es peor de lo que queremos creer al atribuirle a Macri lo que nos desagrada: ell enemigo está en la iglesia, la domina, y somos relativamente impotentes para cambiar las cosas. Y ellos lo saben.

Es hora de hacer el duelo. En serio.

Anónimo dijo...

Bariloche 2015 capill de San Eduardo. Una turista pasa a comulgar. Embarazada. Con panza de 7 u 8 meses. Se arrodilla. El cura estalla de bronca. Le hace pasar tal mal rato que la mujer vuelve a su asiento con lagrimas. Esto lo vi con mis propios ojos.

Anónimo dijo...

Más que Liturgo, parece Licurgo.
Pero como todo buen hombre del Siglo XXI, más problemático y febril que el del Siglo XX Cambalache, terminará más parecido a un personaje de Gaturro y Mafalda, con pinceladas de Avivato y Don Fulgencio, en clave de un León Ferrari venido a menos.
Y como diría el incendiario de las iglesias, admirado por el máximo exponente de la Iglesia de la Publicidad: ¡¡¡¡al arrodillado, ni justicia!!!!
Impreciso Baybiene, no se como voy, no se como vengo.

Anónimo dijo...

Mucho me temo, por alguna experiencia que he tenido, que el principal motivo por el cual muchos curas se enojan si alguien comulga de rodillas... es que se le alarga la misa.

El Nevado

Anónimo dijo...

Soy de Bariloche. La mayoria de los curas es progre o pseudohippie. Excepto dos o tres honrosas excepciones, como el párroco de la Inmaculada Concepción, sacerdote dinámico pero apegado a la liturgia y la doctrina, y siempre bien dispuesto para atender a los fieles y a los enfermos. En las catequesis de primera comunión (en otra parroquia) me la paso peleando con los "catequistas" de padres, porque casi no hay en cosa en la que prediquen la recta doctrina sin rodeos. Por suerte ya casi terminamos porque la situación es agotadora.

Anónimo dijo...

Este obispón rojo es un miserable y un mamarracho...

Isaac

Sir Edward Hopkins dijo...

Su análisis sobre "ideología" es mucho más que bobo.

Anónimo dijo...

Este es el payaso de la Pampa, y de él que va a salir no hay más que verle la cara de loco y atrabiliario. Será un ser frustrado y frustrante y un amargado.
Y nos arrodillamos ante el mundo,ante los protestantes, ante los judíos, casi ante los gays pero ante el Señor presente en la Eucaristía nada. Eso bien clarito se llama pérdida de Fe. ¿En qué creen estos señores obispos?.
Ha perdido la capacidad de enseñar como obispo y su autoridad episcopal que está asentada sobre poder moral más que el administratar una Diócesis. Si fuera fiel de allí no daría ni un céntimo para sus proyectos ni apoyen ningún plan pastoral, cuando predique váyanse y no aparezcan en sus misas hasta que pida perdón. Si no lo hace expongan en público su falta de caridad, su soberbia y todo lo contradictorio.

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=adoHXbLk0YU De terror, para llorar, a estos destructores, ni un centavo

Anónimo dijo...

Hace varios años...cuando todavia no estaba Bergoglio en la silla....ya empezaba yo a reconocer que debia comulgar en la boca y de rodillas.Asi lo hice un dia frente al parroco al que conozco de años...ya que fui catequista y colabore mucho con los teatinos...Me puse casi al final de la fila...y cuando llego mi momento..me arrodille y abri la boca....pues como si yo no hubiese estado alli...el sacerdote seguia mirando para el frente..esperando no se que...pues ahi " ABAJO" estaba esperando yo....como no me levante...no tuvo mas que darmela asi como estaba..de rodillas y en la boca..pero al instante de yo levantarme ( y sin respetar que todavia podia estar Jesus en mi boca)....me pregunto porque hacia eso....y le respondi..(oh milagro !!! el Señor ya se habia deslizado por mi garganta sin sentirlo !!!) e inmediatamente pude responderle: porque estoy recibiendo al mismo Dios ..el Papa lo pide (BenedictoXVI ), yo asi lo siento..!!!.Dio la vuelta y volvi a mi asiento a arrodillarme en agradecimiento.Lo espere para saludarlo a la salida esperando me volviese a preguntar pues tenia un momton de cosas para informarle al respecto...pero no lo hizo.Saludo como si yo no existiera y no pregunto nada de nada !!!!Eso fue hace mas de 10 años.Maria

Loyola Pinto dijo...

Lo penoso es el argumento: "comulgar de rodillas es un acto de ideología" O sea, que juzga el interior de las conciencias de sus fieles. ¡Habrase visto!

Anónimo dijo...

Ese es el cura que toca la guitarra desde el altar mientras celebra la Misa no? A mi hijo de 10 años le hizo lo mismo. Un miserable.
Uno se pregunta, por que tanto odio adentro?

Anónimo dijo...

15:08 en ese video está esta explicación

Publicado el 13 ago. 2018
En este segundo vídeo al que ha podido acceder Adoración y Liberación por fuentes directas de las que protegemos su privacidad, dado el temor a las represalias que padecen, , después de que en el altar Monseñor Raúl Martín riñera a los monaguillos por comulgar de rodillas, observamos a Monseñor Martín discutiendo con la comunidad parroquial por este hecho, al finalizar la celebración eucarística.

En el primero de los vídeos, ante una atónita comunidad parroquial, y junto a unos asustados monaguillos, el mitrado desde el centro del altar afirmaba, entre otras cosas frases textuales, como:



– “Los monaguillos se pusieron de rodillas en el momento de la comunión. Y en la ciudad les he pedido a todos los sacerdotes que en todas las celebraciones quienes ayudan en la misa no comulguen de rodillas ”

– “Y si les pido a los monaguillos que no comulguen de rodillas es una disposición del obispo, y por lo tanto, obliga. El obispo es el liturgo de la diócesis ”

– “Esto es una cuestión ideológica que divide a nuestra comunidad, a la comunidad grande de la diócesis, por esa cuestión es por lo que el obispo, ha decidido esto”

– “Yo les avisé a los monaguillos antes, y les di otra oportunidad, pero han hecho resistencia, una cuestión de resistencia que rompe la comunidad. Si hay algo que esté Rible es la ideología, y esta es una cuestión de ideología, que lo que busca es confrontar ”



PERO ES QUE EN ESTE SEGUNDO VIDEO vemos como al finalizar la celebración, como les decíamos, una parte de la comunidad parroquial intenta hablar con el obispo sobre este gesto tan feo de abroncar a los monaguillos simplemente por arrodillarse ante nuestro Señor, y en esa confrontación dialéctica, pueden ver cómo Monseñor les dice a los fieles, entre otras lindezas:


----

– “lo que ustedes están haciendo es poner palos en la rueda, porque Juan XXIII abre las puertas y las ventanas de la iglesia, para hacernos capaces de ser una religión diferente”

------



– “esto que ustedes están haciendo está más asociado a un pre concilio que al concilio Vaticano segundo; y yo únicamente les digo, hagamos hoy lo que la iglesia hoy está enseñando”

– “Los niños ya sabían, porque yo se lo había dicho antes, que si me ayudaban, no se arrodillen, porque es una cuestión grave”

A partir de ahí, de estos y otros comentarios, el vídeo es prácticamente inaudible, porque se produce una Tangana espectacular entre el obispo, seguidores del obispo, y fieles de la comunidad parroquial que no entienden porque no pueden comulgar de rodillas.

Entre tanto, únicamente se escucha a Monseñor Martín aludir al concilio Vaticano segundo, a bergoglio, y algunas palabras sueltas más, además de argüir lo grave de comulgar de rodillas.


...............................




– “lo que ustedes están haciendo es poner palos en la rueda, porque Juan XXIII abre las puertas y las ventanas de la iglesia, para hacernos capaces de ser una religión diferente”




HIJOS DE PUTAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSSSSSSS HIJOS DEL REPUTÍSIMO wxtila y la puta madre que lo parió VIEJO DE MIERDAS.!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Lamentablemente, nuestros pastores desastrosos y sin Fe son legión. A continuación el repugnante texto -de Facebook- con el cual un párroco de la Diócesis de San Martín, se declaró neutral en la reciente batalla contra el aborto:
Me siento parte de una multitud silenciosa que no es “verde” ni “celeste”. Una multitud a la que las etiquetas los incomodan. Una multitud que no milita ni por el verde ni por el celeste no por falta de convicciones, sino por falta de representatividad...tal vez si existiera un pañuelo para decir que “la vida es compleja” nos hubiésemos involucrado sin dudarlo.
Yo estoy convencido, y lo defiendo a capa y espada, que el aborto es un drama, no una solución. Por eso no militaría con los pañuelos verdes. Pero tampoco me siento representado por todas las consignas y/o grupos que se ponen pañuelos celestes. Siento que al ponerme el pañuelo celeste le quito complejidad a la cuestión. Repito, es lo que me pasa A MI.

Anónimo dijo...

María de las 18:24

Hacia fines de 2013 fui a Misa un día de semana a la Catedral. En la capilla del Santísimo se estaba grabando la Misa del domingo (algo por lo demás insólito). Me acerqué a comulgar y me arrodillé; el cura me miró, se dio vuelta y se fue. Literalmente. Yo me quedé arrodillado, desconcertado. Una ministra de la Eucaristía se acercó con gesto de simpatía y me dio la Comunión. Supongo que porque estaban las cámaras grabando.
El domingo a la mañana tuve la oportunidad de sintonizar el Canal 21 del Arzobispado. Por supuesto que la escena que mencioné arriba no apareció.

Luis Fernando Pérez dijo...

Yo espero no asistir a algo así en mi vida, porque lo que tengo claro es que no me quedaría sentado sin más.

Anónimo dijo...

Es interesante que las viejas del segundo video publicado en los comentarios se constituyen como defensoras de las decisiones episcopales... La típica vieja parroquial otra vez haciendo de las suyas.

Anónimo dijo...

Siguiendo la línea de los comentarios, y en anónimo, el fin de semana me confesé con el padre piolini( de Capusotto), de nuevo. Lo más gracioso es que después quiere dar cátedra contando los exorcismos que hizo pero para el imbecil este " bueno, todos cometemos ese pecado". Ya se habrán dado cuenta de que hablo.tengo entendido que la confesión debe ser puntual y exacta, cosa que no fue. Entonces mí mente retorcida piensa " es lo mismo que haya pensado en mí mujer o en una niña de 6 años" para este tipo si, eso es lo que me quedó claro. El fin de semana próximo iré a otra parroquia, y sino iré a otra.
Perdón por lo abierto que fui, pero me ha quedado claro que con pastores como estos las ovejas estamos temblando.

Unknown dijo...

Questi sono atteggiamenti di Padri Padroni ben diversi dall'atteggiamento di Gesu'. L'unica Guida da seguire é quella che il Signore ci ha insegnato: quella é la retta strada.....il resto sono solo e unicamente mediocrità e senso del potere!!!


Anónimo dijo...

– “lo que ustedes están haciendo es poner palos en la rueda, porque Juan XXIII abre las puertas y las ventanas de la iglesia, para hacernos capaces de ser una religión diferente”

en esa frase se le asoman los cuernitos...

Anónimo dijo...

Una religión diferente: de eso se trata.
Por eso les da un ataque de urticaria si alguien muestra especial reverencia a la Sagrada Eucaristía.
Coincido en general y le agradezco su detallado informe pero estoy totalmente en desacuerdo con su último párrafo de puteadas.

luciano tanto dijo...

La Chiesa, invenzione di Costantino, potè essere salvata da Francesco, il poverello, però continuò ad essere distrutta dai papi e le corrispettive famiglie del potere politico italico. E dintorni.

Anónimo dijo...

Pues la situación es muy fácil de solucionar, desde hace 17 anos yo Comulgo siempre de rodillas y ya puede venir quien quiera, el Obispo, el Cardenal o el Papa que a mi no me levanta ni la grua: Yo de rodillas, y ya me pueden chillar, hacer y decir lo que quiera el sacerdote o el obispo de turno (como me ha sucedido en varias ocasiones), que yo impertérrita ahi sigo, de rodillas. A todos mis queridos hermanos de la Pampa (soy española), solo decirles que no cedan y todos de rodillas empezando por los jóvenes y las limosnas a otras parroquias o a conventos, a la Parroquia donde vaya el Sr. Martin, ni un céntimo. Mientras tanto escriban miles de cartas al Vaticano denunciando los hechos. Pero lo mas importante, todos como uno solo, COMULGAD DE RODILLAS, SIEMPRE, SIN DEJARSE INTIMIDAR y menos que menos cuando aparezca Martin por alguna de las iglesias

Anónimo dijo...

Único remedio: Ir a Misa a la Fraternidad San Pío X, donde la haya. Dónde no esté, buscar que vaya un cura bueno a confesar y celebrar Misa por lo menos una vez al mes, fuera de las "iglesias oficiales". Vale también buscar y encontrar curas buenos -probablemente de sotana, con fé eucarística probada, con doctrina católica segura- y "contratarlos" para visitas regulares, que por supuesto deben ser a escondidas de los Obispos. No avisarle a nadie que tenga fama de buchón, especialmente, las "viejas de iglesia".
A eso ha quedado reducida la práctica de nuestra Santa Religión en estos días que corren. Hay diócesis con gente buena, y otras (como la mía) donde todo está perdido...
Un inconformista

Anónimo dijo...

Caro Signore,lei sbaglia. La Chiesa non e' invenzione di Costantino. Forse a letto troppi libbri ateisti con la stessa bugia.