viernes, 24 de agosto de 2018

Un aplauso para Monseñor Martín


Mons. Raúl Martín, obispo de Santa Rosa (La Pampa), merece un aplauso, tan festivo y solemne como el que que él mismo nos ofrece en este nuevo video.
Ya habíamos hablado de este prelado: es aquél que reprendió públicamente a sus monaguillos por recibir la comunión de rodillas. Él, que se autoproclama legislador y liturgo de su diócesis, ha prohibido terminantemente semejante disparate, y quien se atreva a contravenir sus órdenes, comete una falta gravísima (sic) pues atenta contra "la comunión de la Iglesia".
Pues bien, este mismo señor obispo, tan preocupado por mantener la comunión eclesial, no tiene reparos en celebrar una misa en la que, durante la procesión de entrada, ingresa batiendo palmas, sigue haciéndolo desde el altar mayor, y luego que unas cuantas monjas descocadas terminan la guitarreada del canto de entrada, comienza el Santo Sacrificio con un "Buenos días", al mejor estilo de animador de peñas barriales.
Yo me pregunto si este tipo de acciones litúrgicas no rompen también la comunión eclesial. Quizás Mons. Martín debería recordar que la Iglesia no solo se extiende en el espacio -en este caso, su diócesis pampeana-, sino también en el tiempo, y a él se le exige estar en comunión con lo que la Iglesia y sus antecesores en el episcopado hicieron a lo largo de los siglos. No me imagino a San Francisco de Sales o a San Carlos Borromeo entrando en sus respectivas catedrales aplaudiendo y saludando a sus fieles con un "Bonjour" o un "Buon giorno fratelli e sorelle", según fuera el caso.
Daría la impresión que Mons. Martín no aprendió bien su teología, o que sus estrecheses mentales no le permiten sutilezas, por lo que uno se pregunta cómo es que llegó a ser obispo. ¿Será porque tuvo las amistadas adecuadas e hizo las genuflexiones necesarias?
¿O será más bien que Mons. Martín nos toma a nosotros, los laicos, por estúpidos y piensa que nos tragaremos sin chistar sus camelos? Quizás no se enteró que hace cincuenta años la Iglesia celebró un Concilio que proclamó a los cuatro vientos que el clericalismo es cosa del pasado y que de ahora en más los laicos hemos alcanzado nuestra mayoría de edad. 
Pues bien señor obispo, si usted tiene la ocurrencia de batir palmas en la celebración de la Santa Misa e iniciarla con una insólito "Buenos días", no tenga la desfachatez de venir a exigirnos que no comulguemos de rodillas. Un poco de coherencia.



15 comentarios:

Carlo dijo...

Totalmente off-topic, pero quería hacer una pregunta al Wanderer (que parece que los conocía) o cualquier otro visitante de este blos que lo sepa: pasó algo a los padres Diego de Jesús y Oscar del Cristo Orante? Su página de Facebook, donde ellos posteaban sermones y otros escritos todas las semanas, está cerrada desde hace un tiempo (no sé exactamente cuánto porque no entro con frecuencia). No los conocía personalmente (más allá de escucharlos cuando vinieron a Buenos Aires en 2016) pero sí disfrutaba mucho de sus escritos y sermones.

Anónimo dijo...

Me pregunto si conviene presentarse a comulgar (de parado, o de rodillas) a esas misas de un Obispo que con su conducta pone tan manifiestamente en duda su Fe en la Presencia Real. Porque si es cierto que la lex orandi, lex credendi lex statuit suplicandi...entonces este monseñor cree que la misa es una fiesta mundana y no un sacrificio. Y si cree que la misa es una fiesta mundana, no cree lo que la Iglesia cree sobre la misa, y si no cree eso, ¿cómo puede querer hacer lo que la Iglesia hace?
No quisiera estar en los zapatos de los feligreses pampeanos.
Hilbert

Anónimo dijo...

Sobre el obispo: éste sí que es un pelot-do caro !!! Nos cuesta $ 46.000 y otras yerbas por mes

Anónimo dijo...

Otro off-topic:

https://www.lanacion.com.ar/2165363-un-cura-argentino-figura-informe-pedofilia-corte

No era una calumnia Pablito... Ves?

Anónimo dijo...

A no desesperar. Miremos hacia Roma, que se mantiene firme, como una roca.

Anónimo dijo...

Sus injurias al Obispo ( el cual claramente se equivoca en prohibir comulgar de rodillas ), están fuera de lugar. Injurias, no. Y quitese el pañuelo naranja.

Anónimo dijo...

Una vez, preguntaron a Padre Pío cuál era el problema de aplaudir en la Misa. San Pío de Pietrelcina respondió: "Es verdad... En el Calvario, también había quien aplaudía la muerte de Cristo: los soldados y los demonios."

Anónimo dijo...

No sean obtusos. El monseñor es la máxima figura y referente de la Iglesia del Martín Pescador.
Y sus máximas pueden resumirse en la siguiente: "Pasará, pasará, ¡¡¡pero el último quedará!!!"
No se olviden de pedir turno para afiliarse a reciente creación sectaria de la Nueva Iglesia Reformada

Denisovic dijo...

Estamos con toda claridad, ante los primeros pasos de una falsa iglesia católica ya anunciada en el Apocalipsis. Esto ya no tiene ni remedio ni solución.

Anónimo dijo...

Me pregunto, si no fuera por los aplausos, no hay mucha diferencia con la mayoría de las celebraciones en la Ciudad de Buenos Aires y San Isidro (por lo menos). Son las mismas melodías con instrumentos profanas y letras sinsentido que promueven los del Opus en las celebraciones. Más de lo mismo...

Anónimo dijo...

Denisovic: ¿primeros pasos? ¿dónde estuvo los últimos 50 años?

Hilbert

Anónimo dijo...

Roma está tan firme como la piedra...movediza de Tandil e ilumina tanto como el Faro de Alejandría.
Hilbert

Anónimo dijo...

Totalmente off - topic, off - topic: preocupado por las "directrices" dadas a conocer por el Arzobispado de Shan Ishidro... Más que preocupado, atónito... Tendrá que ver el rejunte en Irlanda y sus nuevas tendencias?... Ohh! Estoy paranoicoooo... Heeeelp!

Anónimo dijo...

¿Denisovic en qué país vive? esto comenzó o se cristalizó en el vaticano dos no empezó ahora.

Guillermo dijo...

Luego de leer los contenidos propuestos a los laicos y sacerdotes para la Asamblea Pastoral Diocesana de San Isidro, los de este Obispo es un juego de niños.