martes, 20 de abril de 2021

El cisma alemán

 

Los medios de prensa, y no solamente católicos conservadores sino también seculares, están alertando desde hace varios meses acerca de la inminencia de un posible cisma alemán que se produciría como consecuencia del sínodo que está llevando a cabo la iglesia de ese país. Veremos qué pasa, pero la situación pareciera que es ya irreversible. Propongo algunas reflexiones al respecto:


1. Si bien el camino disruptivo de los alemanes con la fe católica viene de lejos, no ha sido casual que explotara con el Papa Francisco. Creo que se puede trazar un paralelismo histórico útil para comprender la situación, teniendo en cuenta la prosapia peronista del pontífice. Cuando a fines de los ’60 y principios de los ’70 Perón estaba exiliado en Madrid y quería volver a tomar el poder en Argentina, no desechó ningún medio, entre ellos la alianza con la Juventud Peronista que era más bien la juventud marxista. Ellos le aseguraron generar en el país disturbios permanentes y actos de violencia casi diarios que contribuyeron a debilitar al gobierno de Lanusse y a predisponer a la opinión pública a aceptar que el único que podía solucionar el caos era Perón. Y así fue que volvió, y volvió a ser elegido presidente. Sin embargo, pocos meses después, insultaba a estos jóvenes  que lo habían ayudado a recuperar el poder públicamente desde el balcón de la Casa Rosada, los expulsaba del movimiento peronista y aseguraba que el pueblo haría “tronar el escarmiento”. Y escarmiento hubo de los dos lados: una guerra sucia que costó la vida a miles de Argentinos y cuyas consecuencias aún se están pagando en el país, y si no, pregunten a los cientos de ancianos que pasan sus últimos días encarcelados, en espera de un juicio en el que saben que serán hallados culpables, por haber combatido esa guerra. En pocas palabras, Perón utilizó a la Juventud Peronista para alcanzar el poder y, cuando dejó de serle útil, la arrojó e hizo sonar sobre ella el escarmiento. 

Bergoglio hizo algo parecido. Para alcanzar el máximo poder en la Iglesia, no dudó en utilizar a todos los purpurados que podían serles de provecho, desde los latinoamericanos, que lo votarían por afinidad cultural, hasta los americanos, que lo votarían por ingenuidad. Y también a los más rabiosamente progresistas germanos que se ilusionaron con que el nuevo pontífice sancionaría magisterialmente sus aspiraciones más profundas: eliminación del celibato sacerdotal, ordenación sacerdotal de las mujeres, cambios en la moral sexual, etc. Bergoglio, en cambio, como buen jesuita y buen peronista, una vez que alcanzó su objetivo y se sentó en el solio de Pedro, pretendió desembarazarse de ellos, no al estilo de Perón, sino dando largas a los pagos y exigencias que los germanos reclamaban. Y, claro, no le funcionó. O le funcionó igual que al General: los jóvenes expulsados se radicalizaron en los grupos armados e iniciaron una larga etapa de terror y asesinatos. Los alemanes, al saberse usados, están haciendo su propia revolución.

2. La diferencia está en que Francisco no podrá hacer tronar el escarmiento. En un artículo de hace pocos días, Michael Warsaw pedía a gritos que Roma hiciera algo para frenar el cisma alemán antes de que fuera tarde. Y comparaba la situación con lo ocurrido con Lutero, cuando en ese caso Roma reaccionó lentamente y, cuando lo hizo, ya era tarde. Pero, aun cuando fue tarde, fue efectivo. Se perdió buena parte de la Cristiandad, pero se preservó otra. El Papa tenía decisión y autoridad, y apoyo de buena parte de los obispos que deseaban ser fieles a la ortodoxia e incluso de los gobernantes que no dudaron en emplear sus armas para contener la herejía. 

Pero ahora, ¿qué autoridad tiene Bergoglio para imponer su autoridad en favor de la ortodoxia? Este personaje, que ha pasado todo su pontificando flirteando con cuanto hereje y herejía anda suelta por el mundo, no tiene capacidad alguna para exigir obediencias o adhesiones doctrinales. Un buen test de la capacidad de autoridad que aún le resta a la Santa Sede será el próximo 10 de mayo, cuando 2500 sacerdotes y “agentes de pastoral” alemanes bendecirán públicamente a todas las parejas del mismo sexo que lo deseen en abierto desafío a la norma vaticana. Lo importante no será cuántos se sumen o cuántos sean bendecidos, sino la reacción por parte del episcopado alemán y de Roma. Yo creo que nadie dirá nada, y mucho menos el Papa Francisco, no solamente porque lo último que desea es quedar mal con la progresía internacional, sino porque sabe que no le obedecerían. 

Bergoglio es consciente de que si los obispos alemanes terminan proclamando los cambios doctrinales que se preven, se encontrará con las manos atadas. ¿Es que los “misericordiará” como hizo con tantos obispos conservadores expulsándolos de sus sedes? Él sabe que contaba con la obediencia de Mons. Rogelio Livieres o de Mons. Pedro Martínez, y que los fieles de Ciudad del Este o de San Luis bajarían la cabeza sumisamente al nuevo pastor que les era enviado. Y sabe también que los alemanes o los austríacos resistirán todo tipo de misericordias pontificias, no dejarán sus sedes y los fieles desafiarán la autoridad papal. 


Por otro lado, los alemanes afirman que su “camino sinodal” pondrá las enseñanzas de la iglesia a votación y respetarán las decisiones de la mayoría. Y piden, en nombre de los “estándares de una sociedad democrática”, que las “recomendaciones y las decisiones adoptadas por la mayoría sean aceptadas también por aquellos que votaron diversamente”. ¿Qué autoridad puede tener entonces Bergoglio? Hace pocos días afirmaba: “Los gobiernos, hablando sin ofender, incluso yo como gobernante, somos oficinistas de lo que Dios nos manda a través de quienes nos delegan. Cuando falta la consulta al pueblo, falta soberanía”. ¿Desconocerá, acaso, las decisiones soberanas del “pueblo de Dios que peregrina en Alemania”, sobre lo que debe ser creído y practicado? No puede.

Aun en el caso de que Bergoglio pasará a mejor vida en los próximos meses, ¿su sucesor tendría autoridad para frenar el cisma? Lo dudo. La autoridad pontificia está debilitada; el relativismo que nos legó el Vaticano II, que Juan Pablo II expuso ante el mundo en el encuentro de Asís y que Francisco no se cansa de documentar día tras día desde hace ocho años, ha limado cualquier posibilidad de imposición de autoridad para el progresismo. 

3. La comparación con lo ocurrido en el siglo XVI con Martín Lutero es interesante. Si un fraile agustino fue capaz de lograr la adhesión, por los motivos que fuere, de los príncipes de media Alemania, ¿de qué no será capaz un poderoso episcopado como el alemán? No contará con la ayuda militar de los estados laicos, pero sí con sus calurosas felicitaciones por sumarse a la extensión de derechos propios de la moderna cultura democrática. Y con el apoyo también de buena parte de los fieles que ven a Roma como la vetusta guardiana de un orden completamente perimido.

El eventual cisma alemán se expandirá como un reguero de pólvora, con la misma velocidad de internet, por todo el mundo. Y no sería raro, quizás, que parroquias francesas o americanas, por ejemplo, adhirieran al cisma. ¿Serían sus obispos capaces de reprimirlas, deponer a sus párrocos o amenazar con el entredicho a los parroquianos? No lo creo. Esas medidas solamente las utiliza Mons. Eduardo Taussig, obispo de San Rafael, para castigar a quienes se atreven a cometer el sacrilegio sanitario de dar la comunión en la boca.


El pontificado del Papa Francisco es ya un pontificado fracasado y acabado, aunque no conocemos aún las profundidades de la sima en la caerá. 

103 comentarios:

  1. Juan Nicolás Grou21 de abril de 2021, 8:32

    Lo he comentado en varias ocasiones. Basándome en me estudios de historia eclesiástica, me atrevo a asegurar que Pancho de la Pampa es el peor pontífice de la Historia. Peor que Liberio, Honorio, Vigilio, los papás del siglo de hierro, los papas renacentistas, que el pobre Clemente XIV -responsable de una de las mayores iniquidades de la historia, y cuyas consecuencias todavía paga el mundo-, peor que Pablo VI o Juan Pablo II.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo con usted en un aspecto. Clemente XIV fue responsable de un acto heroico que no le ha sido justamente reconocido. Si no hubiese sido por Pío VII, el mismo Papa cobarde que se sometió a los dictados napoleónicos y las influencias de los SJ, hoy Bergoglio no sería pontífice, y la Compañía apóstata no sería más que un desagradable episodio en la historia de la Iglesia.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo!!! Gracias por iluminar

      Eliminar
    3. Juan NIcolás Grou22 de abril de 2021, 8:02

      Estimado Wanderer: ¿por qué ha borrado mi réplica de ayer?

      Eliminar
    4. Estimado Sr. Grou, porque ese tema lo discutimos en este blog abundantemente hace algunos años y no volveremos a hacerlo.

      Eliminar
    5. Yo estoy de acuerdo con la supresión de los Jesuitas (poco tenían ya de S. Ignacio en los días de P. Mariana como denunció este) pero llamar heroico a una supresión exigida por casi todas las potencias católicas. Además al Papa Pio hay que agradecer el regalito a Prusia y Rusia, países amantes del Catolicismo como bien se sabe...

      Eliminar
  2. No veo en qué se beneficiarían los obispos alemanes declarando un cisma formal. Se arriesgan a ser depuestos y que Roma nombre otros obispos con quienes deberán compartir el impuesto eclesiástico (Kirchensteuer). Esta situación ambigua actual les permite cobrar el 100% del impuesto y seguir haciendo lo que se les cante sin ningún "castigo" de Roma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual. No habría ningún cisma dramático como plantea Wanderer, porque no le conviene ni a la conferencia episcopal alemana ni al Papa. Si los alemanes cortan con Roma, se les acaba la legitimidad eclesiástica y eventualmente la tarasca del Estado alemán. Y para Roma sería un costo enorme entrar en conflicto formal con la Conf alemana, desde el punto de vista "político" y financiero.
      Todo seguirá igual: cada cual haciendo la suya. Y no nos engañemos: curas, obispos y cardenales que quieren bendecir parejas homosexuales y adúlteras los hay por todas partes. Sólo que los alemanes se han puesto cocoritos y son la parte más visible del iceberg.

      Eliminar
    2. Justamente es eso mismo lo que estoy diciendo. No habrá dramas como ocurrió con la reforma luterana. No pasará nada. Es lo que digo a lo largo del todo el artículo: Roma no puede hacer nada más que callarse y dejar que la cosa fluya. Y los obispos alemanas harán la suya en silencio.

      Eliminar
    3. Los obispos alemanes tendrán por ley del estado asegurado su sustento, pero no me imagino a la comunidad gay aportando al óbolo de San Pedro. En Estados Unidos las ganas de mandar dinero a Roma ya es muy endeble. Cómo van a sobrevivir loa apóstatas fuera de Alemania?

      Eliminar
    4. Pero, si hacen una especie de plesbicito de su doctrina entre los fieles y salen ganadores, se llevarían los fieles y los impuestos que les cobran

      Eliminar
    5. Los apóstatas alemanes se han alzado contra Dios, no contra un papado afín. Los cismáticos, políticamente, somos nosotros.
      R I Agüero

      Eliminar
    6. Jorge:

      No "se llevarían los fieles"; no son ganado, siguen siendo libres de elegir si siguen el cisma o no. Se llevarán una parte más ideologizada y quedará otra que o no comparte las "excentricidades" de sus actuales obispos o tiene "miedo" de romper con Roma. A eso me refiero cuando digo que van a tener que compartir sus ingresos. Si antes sacaban 100, ahora sacarán 60 (supongamos). Es más, creo muy probable que en el medio se pierdan varios fieles que, ante el conflicto, terminen desafiliándose de la Iglesia (cismática o no). Si es por casamientos y entierros, en muchas zonas de Alemania tienen la "opción" de los veterocatólicos (que hoy por hoy creen en los mismo que los obispos alemanes católicos).

      Eliminar
  3. Una eclesiología en que la autoridad está por encima de la doctrina, necesariamente degenera y se autodestruye. Es un vacío ontológico.

    Plinio Moises

    ResponderEliminar
  4. Y sobre los "jóvenes idealistas". ¿Álguien leyó el libro "El nacionalismo, una incógnita en constante evolución"?. Es lo que tienen en común Francis y Perón, guardia de hierro.

    Plinio Moisés

    ResponderEliminar
  5. Estimado Wanderer, Roma no puede seguir callada más tiempo. Bergoglio ha estado jugando durante su pontificado a intentar contentar a casi todos. Lo vimos con la respuesta de Doctrina de la Fe y luego con la reacción de distanciamiento del Papa. Esto no va a aguantar mucho más. Los alemanes piden más y más y, si se cruza determinado límite -ya se han cruzado bastantes- Roma no va a poder callar sin que haya consecuencias. A no ser que demos por perdida la Iglesia.

    ResponderEliminar
  6. Don Wander: con relación a la insensata rebelión de algunos obispos alemanes a la autoridad del Papa. Pocas cosas me causan mayor espanto que esto, pues no sólo supone la insensata decisión de desobedecer a la autoridad de la cabeza del la Iglesia, "Tu eres Pedro", sino a la de perseguir un propósito tan innoble como el de amenazar con bendecir un estilo de vida tan claramente opuesto al espíritu del Evangelio, como lo es el ejercicio activo de la homosexualidad. Hecho que me hace recordar a los acontecimientos que llevaron, hace ya dos mil años, a la crucifixión y muerte de Nuestro Señor. Ambos hechos tiene algo en común: Parecen ser perpetrados, contando con la complicidad de los poderes de turno, pero guardan entre sí una terrible diferencia, la muerte de Cristo, tuvo el propósito de cumplir la voluntad del Padre, la bendición de las parejas de homosexuales, parece obedecer a otra voluntad que no es la de Dios. Por cierto, a todo esto se agrega la ambigua actitud del actual pontífice respecto de la tradición del la Iglesia.
    Sin embargo, no está todo perdido para la Iglesia Católica, pues no faltará la oración de toda la Iglesia para evitar tal siniestro propósito de dichos obispos alemanes. "Lo que pidáis en mi nombre, eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo".
    San Miguel Arcángel, ¡ruega por nosotros! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  7. Será que no tengo mucha Fe pero no le veo solución a esto. La Iglesia no ha estado tan mal en toda su historia como la está con Francisco. Y no solo por Francisco. Seamos realistas: este Papa, por pésimo que sea, no es el único problema que tiene la Iglesia actualmente. Siendo así pocas soluciones veo. Siendo generoso. Y no lo suelo ser.

    ResponderEliminar
  8. Todo esto es necesario que ocurra, para que se depure el trigo de la cizaña. Toda la historia de la Iglesia no es mas que un experimento de Dios para filtrar la humanidad por el tamiz de la Fe y quedarse con el trigo en el granero.
    Ya decía San Pablo
    Cor 1:18 Pues, en primer lugar, oigo que cuando os reunís como iglesia hay divisiones entre vosotros; y en parte lo creo. 19 Porque es necesario que entre vosotros haya bandos, a fin de que se manifiesten entre vosotros los que son aprobados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se depura: el trigo crece en medio de la cizaña, según los Stos. Evangelios.

      Y la historia de la Iglesia no es ningún experimento; Dios no nos somete a sus experimentos

      Eliminar
  9. Muy buenas. Yo al Santo Padre que más admiro es a Pío décimo, murió hace más de un siglo y he conseguido arreglármelas para hacer como si nada hubiese cambiado, lo que sea de Bergoglio me interesa poco, casi lo mismo que la igualdad de los hombres o los derechos humanos. Siempre tendremos la Santa Misa y a Cristo con nosotros ¿el resto, importa algo?
    Todas estas cosas que narra tan bien Wanderer son muy poco espirituales y supongo que lo que nos debe importar es ese pan ... supersustancial que pedimos que el Padre nos de cada día. Eso sí, no perderé detalle del grotesco asunto de los obispos alemanes y de lo que la Curia romana haga o deje de hacer, estoy seguro de que harán que me asombre, y Wanderer no dejará que los sórdidos detalles queden sin glosa. Un abrazo muy fuerte para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me temo que no siempre tendremos la Santa Misa. Ahora mismo somos unos privilegiados los que la tenemos de vez en cuando, y es harto probable que pronto nos quedemos sin ella. Por supuesto, a Cristo siempre le tendremos... pero puede que callado, dormido y en apariencia ausente, durante la tempestad. «Usted no sabe hasta dónde puede llegar el silencio de Dios».

      Eliminar
  10. Totalmente al margen del artículo, creo que es preferible usar "hispanoamericano" o "íberoamericano", en vez de "latinoamericano", una invención francesa del siglo XIX que contribuyó a eclipsar el legado español y portugués, y de alguna manera, a legitimar las aventuras francesas, como la de Méjico. También me parece que "americano" es un anglicismo o galicismo, nosotros decimos más bien, "norteamericano" (aunque tampoco sea correcto, estrictamente hablando, pero en fin).
    Trinidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Invento francés o no, latinoamericano se usa en la Iglesia desde hace mucho tiempo. De hecho, los sacerdotes sudamericanos que iban a estudiar a Roma se alojaban en el Colegio Pío Latinoamericano.

      Eliminar
    2. ?Pero los sacerdotes brasileños se alojaban también en el Colegio Pio latinoamericano?

      Eliminar
    3. Que de hecho se use la expresión no la hace más correcta. Decir latinoamericano es utilizar los esquemas preparados por otros y desconocer lo propio. Un señor de Quebec de origen francés es latino pero no latinoamericano, porque el término es manipulador.

      Eliminar
  11. El Papa San Martín tenía opiniones muy interesantes sobre el ejercicio del papado.

    Plinio Moises

    ResponderEliminar
  12. Muy buena comparación la de Perón y los montoneros con el papa peronista y los alemanes, porque mientras Perón uso a los montoneros para reconquistar el poder, Bergoglio usó a los alemanes para alcanzar el poder soñado.
    No obstante, me permito hacer algunas precisiones:

    1) No es del todo correcto que la guerra sucia empezara después que Perón recuperó el poder en 1973 y echó a los montoneros de la Plaza, fue varios años antes, cuando Montoneros asesinó a Augusto Vandor en 1969 y a Aramburu en 1970.
    En esos largos cuatro años el país ya se había convertido en un baño de sangre.

    2) Por eso cuando Perón se puso otra vez el uniforme de General lo llamó a Firmenich y le dijo que debían deponer las armas porque el objetivo ya había sido logrado. Nunca imaginó la respuesta del jefe guerrillero: no mi General, el poder nace de la boca del fusil, nosotros colaboramos mucho para que usted pudiera volver, así que merecemos compartir la victoria.
    Ahí fue cuando Perón hizo tronar el escarmiento, como Don Wander muy bien señala.

    3) Ni Perón ni Bergoglio habrán imaginado nunca las consecuencias de la aventura que iniciaron, porque los montoneros que perdieron la guerra de las armas pero ganaron la guerra cultural, gracias a la democracia conquistaron el poder. No sólo eso, pues a pesar de ser marxistas disfrazados de peronistas, también se quedaron con la herencia del peronismo. Y si bien públicamente elogian a Perón, por lo bajo lo odian por considerarlo traidor desde que los echó de la Plaza.
    Con Bergoglio pasó algo parecido, los alemanes un día descubrieron que los usó para sentarse en la Silla de Pedro y que después se deshizo de ellos cuando vio que eran un problema para sus planes.
    Por eso el hecho de que el 10 de mayo 2.500 sacerdotes convoquen a todas las parejas homosexuales que lo deseen para ser bendecidas debe ser tomado como un desafío al papa peronista, algo así como un aperitivo antes del plato fuerte que en octubre los obispos pondrán sobre la mesa cuando anuncien sus reformas heréticas que provocarán el cisma más grande que han visto los siglos. Será así porque por el mundo hay muchos otros obispos que comparten las herejías de los alemanes.
    Y dado que Bergoglio nunca tuvo la autoridad que tuvo Perón entre los suyos, no podrá ordenar ningún escarmiento para detener el cisma.

    4) Imaginar lo que pueda ocurrir después del cisma es pura ciencia ficción, porque aunque los obispos y cardenales que quieran seguir siendo fieles a Cristo sean pocos ¿podrán seguir reconociendo como jefe de la Iglesia a un papa peronista que fue corresponsable del cisma dado que nunca le importó un pito la sana doctrina?

    Fuenteovejuna

    ResponderEliminar
  13. Los otros días leí un artículo en la pagina de la Dautche Well (DW), o algo así, donde un "teológo" liberal y alemán, hablaba del fracaso de Francisco; que le había faltado capacidad para imponer "la agenda"; que la Iglesia ya no respondía a las necesidades del hombre de hoy; y, que las Iglesias en Alemania estaban cada vez mas vacías. De hecho, algunos templos son destinados para establecer restaurantes temáticos. Disculpen no soy bueno para agregar link; pero esta en la Web se los aseguro.
    Claro que como decía mi viejo, y un tango también, toda carta tiene contra;y se podría fácilmente argumentar que la crisis responde no a la falta de respuestas al hombre moderno, sino al hombre eterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El error de los teólogos es creer que la Iglesia debe "responder a las necesidades del hombre actual".

      Naturalmente no dicen cuales son esas "necesidades", entre las que nunca cuentan a la espiritualidad y a la necesidad de lo sagrado.

      Si es cierto que una religión, como cualquier otra cosa, será seguida si la persona ve en ello un interés; y si no, no.

      En los estados europeos la función de beneficencia y la vida acomodada (y segura y predecible) hacen que estas necesidades no las tenga que seguir prestando la Iglesia.

      Está en la biología del hombre el seguir ideales; y cuanto más difíciles, mejor.

      Por eso admiramos los héroes y los grandes deportistas.

      Cuando la Iglesia, con los errores del Concilio, dejó de poner ideales (la santidad), la Iglesia de Cristo empezó a desintegrarse.

      Pasó de ser la Iglesia de Cristo a ser la Iglesia del hombre.

      Y recuerde que todo lo bueno de cualquier civilización es obra de un ideal.
      Sin esforzarse con constancia hacia un objetivo, hoy seriamos monos.

      Eliminar
  14. Don Wander. Revisando el artículo mencionado en el artículo escrito por Michael Warsaw cuyo título reza: “A theological virus es spreading”, que relaciona la actual crisis provocada por los obispos alemanes con confrontación realizada por el teólogo suizo Hans Kung: “El padre Kung […] cultivaba un célebre estatus por su pública y ruidosa oposición a una gran cantidad de enseñanzas de la Iglesia, incluyendo los tópicos de la infalibilidad papal, la eutanasia, el aborto, la contracepción, la ordenación de la mujer, la autoridad de los obispos, el celibato sacerdotal, los actos homosexuales, e incluso, si se necesita un sacerdote para la consagración válida de la Eucaristía”.
    Como se puede ver, en los planteos de Kung, se cuestiona todo.
    Cabe preguntar, ¿cuál es el efecto que estos heterodoxos planteamientos tienen actualmente sobre la Iglesia? La expresa ponderación de “la teología de rodillas” del card. Kasper, uno de sus alumnos que, en el marco del pasado Sínodo sobre la Familia, sostuvo públicamente la necesidad de relajar las normas que prohíben la comunión de los divorciados vueltos a casar es muy significativa al respecto.
    Responde John Rist, profesor de la Universidad Católica de América, sobre el valor de la argumentación de Kasper respecto de la comunión de los divorciados vueltos a casar: “Según nuestro análisis la postura del Cardenal [Kasper] se apoya en una mala interpretación en un número muy reducido de textos, dejando de lado muchos otros que lo contradicen”.
    Sobre la licitud del segundo matrimonio de un católico divorciado vuelto a casar, se expide críticamente Danilo Castellano:
    “Sostienen que puede continuarse viviendo en una condición de pecado y al mismo tiempo estar en paz con la propia conciencia. Dios, en otras palabras, no tendría en cuenta lo que una persona hace, porque sería sólo misericordia. Es una tesis obviamente insostenible. No solamente porque Dios no puede ser injusto, sino también y sobre todo porque por causa del pecado sacrificó a su propio Hijo: si la misericordia debiese entenderse como indiferencia de Dios por el pecado, serían absurdos verdaderamente incomprensibles la Encarnación, Pasión y Muerte de Cristo en la Cruz”.
    En una palabra, pareciera que, muy livianamente, hoy, siguiendo los pasos de Kasper, quienes están a cargo del cuidado de la sagrada doctrina de la Iglesia, como niños que han encontrado una mina explosiva, demencialmente, sólo parecen entretenerse en jugar con ella.
    ¡Dios salve a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  15. ?Que cómo Lutero logro la adhesión (y protección) de los príncipes de media Alemania ?

    Muy fácil:

    1) Los príncipes robaron a la Iglesia Católica sus bienes (obispados, monasterios y conventos, orden Teutonica...) con la excusa de la Reforma.
    Con ello se hicieron mucho mas ricos y poderosos.

    2) La Reforma facilita el movimiento disgregador político del imperio. Hace que cada Príncipe deje de depender, aunque solo sea nominalmente, de una autoridad central, el emperador de Romanos.

    3) La Reforma hace que el Príncipe deje de estar sometido a una autoridad religiosa y moral y objetiva independiente de él (Iglesia Católica )

    Ahora él es el que controla la teología que se enseña en su seminario y en su Facultad de Teología y, si esto fallase, él es el que controla los cargos protestantes, los pastores y lo que hacen, porque se han convertido en funcionarios pagados por él y que responden solamente ante él.

    Esto es, es una manera para controlar políticamente a la población en nombre de Dios.

    Esto lo facilita el que no haya ya sacerdotes, esto es gente sagrada. Ahora son personas normales que tienen ese oficio como podían tener otro.

    Como siempre, el Pueblo es quien siempre pierde, con una excusa o con otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los papas de entonces eran objetivos? Recordemos cuando fue levantado el juramento de fidelidad de los súbditos a su rey, por una conveniencia temporal. O tipos tan independientes como Leon II con los Francos, y un largo etcetera.

      La Iglesia como continuadora del Imperio Romano de Occidente no fue una invención feliz. Obispos y monjes pasaron a mundanalizar sus roles, al punto de que en Inglaterra se llame "clerical job" a los trabajos de oficina. No fue bueno.

      En ese sentido, mejor que lo temporal lo manejen los laicos y lo espiritual quede del lado del clero y los fieles que se consagran (como los monjes). El experimento papocesarista no terminó bien, de hecho, culminó con un pontífice no creyente.

      Plinio Moises

      Eliminar
    2. Los papas de entonces (y de ahora) eran tan objetivos como cualquiera.
      A veces lo hacían mejor y a veces peor.

      En 2000 años de historia hay demasiados papas donde elegir para poner el ejemplo que le convenga.

      Todo el poder corrompe y lleva a abusos. Eso es inevitable. Sin embargo eso no prueba que "levantar el juramento de fidelidad al rey" sea malo o bueno. Depende la razón. Por otra o arte el juramento de fidelidad en la edad media europea era estrictamente contractual: Obligaba al rey/noble a defender y al noble/súbdito a obedecer y contribuir a la defensa. Y tenían libertad de liberarse del contrato por incumplimiento (muchísimo antes que el "contrato social" de Rousseau)

      Obispos y monjes pasaron a mundanizarse simplemente porque manejaban dinero y tenían poder; y eso atraía naturalmente a familiares de los nobles. No solamente para contribuir al poder familiar en la zona, sino también para no dividir los patrimonios y que el linaje pierda poder y prestigio.

      Si esto es malo, tiene un punto positivo, porque ha permitido a la Iglesia extenderse e influenciara la sociedad. De otra manera hubiera sido imposible.

      Efectivamente en Inglaterra se llama a los trabajos de oficina "clerical jobs" (5 siglos después de la Reforma protestante) Pero eso no tiene nada que ver con lo que dice usted. Simplemente los clérigos eran los únicos que estudiaban (de ahí que en la edad media y buena parte de la moderna han ocupado trabajos de "oficina" (el noble tenía como única profesión la guerra, por lo que no estudiaba -tampoco estudiaban los pescaderos ni los panaderos-). En la Inglaterra protestante este "beneficio" concedía, hasta principios del siglo XIX, al que sabia leer el privilegio a no ser ejecutado (salvo casos de alta traición)

      La continuación de la Iglesia como Imperio Romano de Occidente no es ninguna "invención" y solo se redujo a Roma y la zona circundante y a ciertos obispados y señoríos monasticos en centro-europa fruto del mismo proceso de descomposición política y posterior formación feudal.

      Simplemente las invasiones bárbaras y la alta fiscalidad destruyeron el imperio y la administración eclesiástica era lo único que se mantuvo en pie.

      El "experimento" (???) "papocesarista" termino cuando tuvo que terminar. Ni bien ni mal.

      Es cierto que es mejor que lo temporal lo manejen los políticos (?la masonería secreta?) y lo espiritual sea el clero (siempre y cuando se rija públicamente por la doctrina católica tradicional, que obliga a todos por igual)

      De todas formas, para poder criticar, hay que comparar el pasado no con un ideal que solo existe en su cabeza, sino con su tiempo y con otros paises y culturas, porque ha sido el catolicismo y no "la modernidad", "Grecia", el regimen parlamentario /"democracia/"ilustracion"... lo que han traído lo que consideramos bueno: el respeto a la persona como hija de Dios y templo del Espíritu (y por la prohibición del matrimonio entre primos).

      Esto no existe en el Islam ni en las civilizaciones asiáticas, donde lo importante es la familia, no el individuo; y el gobernante, cualquiera sin excepción, exige y consigue la sumisión total de sus gobernados.

      ?y qué le voy a decir del horror del comunismo allí en donde se aplicó?
      Eso sí que era un "cesaropapismo" ateo sanguinario y sin piedad.

      Eliminar
    3. Estimado, su frase guelfa lo dice todo "Si esto es malo, tiene un punto positivo, porque ha permitido a la Iglesia extenderse e influenciara la sociedad. De otra manera hubiera sido imposible." ¿Olvida cómo creció la Iglesia con el mismisimo imperio romano unido en su contra?

      ¿Leyó las palabras del Papa San Martín I? ¿Era masón? ¿Cismático Oriental? No estaba de acuerdo con el papocesarismo, y claramente no fue tampoco cesaropapista. Cumplió con fidelidad su deber episcopal y patriarcal, como otros Obispos fieles, previos al hiper centralismo romano.

      Luego me acusa de promover el masonismo por no estar de acuerdo con que se abuse de las órdenes sagradas como si fuesen títulos de nobleza. No olvide que los masones nacieron en el seno del supuestamente perfecto medioevo. Y que Enrique VIII fue quien le dedicó al papa de su tiempo el "Oh dulcis Christus in Terrae".

      Terminó MUY mal el papado como continuación de la decadencia imperial romana. Le recuerdo que antes del corrupto imperio, existió una república virtuosa en Roma. Mucho antes que Carlomagno y los reyes míticos europeos. Y fue una REPÚBLICA de hombres libres, que cumplían con su palabra hasta la muerte, lo que Juvenal puede atestiguar que no pasaba durante el Imperio. Es cierto que el Imperio surje ante la decadencia de la república, pero solo para unir por la fuerza y la coerción lo que ya no tenía unidad cultural ni moral. Es decir, obedecé o te encarcelo y asesino brutalmente. ¿Es a eso que deseamos volver?

      Por otro lado, también tenemos la REPÚBLICA de San Marino, fundada por un eremita que huyó del Imperio Romano. ¿Ese era masón? ¿Protomasón? ¿Reptiloide? (como dijo otro forista) No amigo, era un Santo!

      Por favor, no ensucie el nombre de Dios con un proyecto político. Es pecado y solo puede llevarlo a la demonolatría.

      Plinio Moises

      Eliminar
    4. Lo siento, pero la Historia europea es así. No se puede cambiar y sí estudiar como pasó y por qué.

      Juvenal no conoció la República, que no fue ningún paraíso y que acabó como tenia que acabar después de luchas sociales entre nobles y plebeyos, las guerras civiles entre Mario y Sila, la dictadura de Julio Cesar y el "imperio" (imperio = mando) de Augusto.

      Simplemente Roma era ya demasiado grande, demasiado poderosa y demasiado rica.

      La idea (falsa) de Roma es la de los humanistas florentinos, ilustrados, masones y revolucionarios norteamericanos y franceses.

      Simplemente porque esa ilusión prestigiosa (prestigiosa porque la instrucción escolar era básicamente aprender a hablar latín, traducir a estos autores e imitarles en latín) confirmaba sus intereses políticos y justificaba dar golpes de Estado contra el Rey en nombre de la "virtud" y la "patria".

      La república romana no era una "democracia". Era una oligarquía de aristócratas terratenientes. Y defendía sus intereses económicos y políticos sobre el resto de la población, que no tenía derechos.

      Eso era lo que querían copiar los grandes propietarios ingleses con el Parlamento y los grandes propietarios norteamericanos, como Jefferson.

      En la República no había más virtud ni mas vicio que en el imperio o que en una dictadura.

      Es cierto que cuando Roma era solo una pequeña ciudad y los senadores cultivaban ellos mismos sus tierras, la necesidad por no tener y la posibilidad de perecer por una mala cosecha obligaban, como siguen obligando hoy día en situaciones parecidas, a una vida de trabajo duro, de cuidado de la hacienda (como un buen "pater familias"), de protección de la cosa común, de morir "por la patria"...

      Pero recuerde que es la codicia de estos aristócratas "republicanos" los que conquistan el Lacio, Italia, Sicilia, las Galias, la Península Ibérica, Britania, el norte de África, Grecia, Asia Menor que, casualmente estaban pobladas y tenían dueño.

      Usted dice que durante el imperio no había "unidad cultural"

      Es cierto que durante todo el imperio, esto es la urbe de Roma y sus conquistas, no había más unidad que el latín, oficial, la administración fiscal y posteriormente y para ello se establece, el culto del emperador (al igual que cada familia tenia antepasados a los que se rendía culto, los manes, lares y penates, el imperio tenia los espíritus de los padres del imperio: Los emperadores difuntos). Pero resulta que esa es precisamente la edad de oro de la literatura latina.

      Eliminar
    5. Los masones no nacen en el medievo. (ni con los antiguos egipcios o con el Templo de Jerusalén. Curioso para una organización que se dice "racional" e "ilustrada")

      Los masones nacen en el siglo XVII de una necesidad de socialización entre protestantes de diversas sectas y que, cuando no había partidos políticos, era también, como los clubes ingleses, una manera de poner en contacto personas con intereses similares. Posiblemente esta conectada con la causa de lo Estuardos exiliados. Como son organizaciones de presión política, su interés reside en influenciar las asambleas parlamentarias, porque no son demócratas.

      La edad media fue vilipendiada por los humanistas primero y los ilustrados después como un periodo de decadencia causado por la conversión del Imperio Romano al cristianismo (lo que ellos llamaron la "edad oscura"). Gibbon, con su Historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano epitomiza esta ideología (está completamente equivocado). Mas tarde Burckhardt remacha esta idea con su invención del concepto del "Renacimiento" con su "La Cultura del Renacimiento en Italia" (también esta visión se ha demostrado equivocada)

      Los ilustrados promueven un anticatolicismo militante (Voltaire es el ejemplo más famoso ) porque dicen que la religión en general y el catolicismo en particular "impiden pensar" y "no deja prosperar". Esto ha justificado las "desamortizaciones" (robarle a la Iglesia sus propiedades y someterla a los políticos) y a las persecuciones modernas de la Iglesia (la Revolucion Francesa, las expulsiones de religiosos en Francia y la prohibición de enseñar con los decretos de 1902-1904), la guerra de los cristeros en México y el genocidio católico de la 2 República española...). Como los masones no suelen ser católicos, sino protestante y judíos, en los paises catolicos acusan a la Iglesia de ser "intolerante" (esto es, de no dejar que los no católicos gobiernen sociedades católicas; en cuanto se hacen con el poder, normalmente con golpes de Estado, empiezan a asegurarse su dominio de la población católica persiguiendola y descatolizando el pais en nombre del "laicismo" anticatolico y de los "Principios republicanos" antidemocraticos)

      Lamento decirle que es usted muy leído, pero que ha aprovechado muy poco.

      Este no es lugar para exposiciones históricas. Pero recuerde que la Iglesia está en peligro y que usted está repitiendo los viejos argumentos de la masonería como justificación para la erradicación de la Iglesia de Cristo de la faz de la tierra.

      Eliminar
    6. "Los masones nacen en el siglo XVII de una necesidad de socialización entre protestantes de diversas sectas y que, cuando no había partidos políticos, era también, como los clubes ingleses, una manera de poner en contacto personas con intereses similares."?????
      No sé si lo dice por su imaginación personal o porque leyó el libro de alguien que volcó su imaginación personal.
      Cosas leyeres...

      Eliminar
  16. La Iglesia Católica en alemania es fuerte por su recaudación (merced al sistema tributario del país que recauda para distintos cultos) pero no por su feligresía, en alemania no va ni el loro a misa.
    En el 2015 estuve en Berlín, el domingo fui a misa, donde había muy poquita gente, y al final de la misa se me acercó el cura y me empezó a hablar si era nuevo en el barrio, si no quería participar de un grupo de la parroquia, me hablaba con tanto entusiasma que no me dejaba ni explicarle que estaba de paso.
    Las curas alemanes (equivocados obviamente) quieren mostrarse amigables con el mundo a ver si va alguien a sus iglesias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que distinguir 2 cosas:
      1) la sordidez berlinesa (presente en todos los ámbitos de la vida de esa ciudad) difícilmente pueda ser tomado como paradigma del catolicismo alemán.
      2) la situación en Köln, München, Regensburg y algunas otras ciudades es la que mueve el termómetro del catolicismo popular. El progresismo agresivo lo llevan (parte) del episcopado, punteros burócratas con cuello clerical y los teólogos.

      Eliminar
  17. Anónimo del 22 de abril de 2021, 11:15,
    la condición necesaria para que sea esa la explicación de lo que ocurrió es que todos los príncipes alemanes involucrados hayan sido ateos cínicos que sólo creían en el poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que tiene el poder tiene que conservarlo.

      El poder no existe en el vacío.
      Las sociedades humanas están compuestas por multitud de grupos informales (intereses) que buscan sobrevivir. Si son lo suficientemente fuertes acaban derribando al que está arriba, no importa la causa o la ideología.

      Y lo mismo cabe decir con los vecinos de estos nobles que se han pasado la edad media haciéndose la guerra.

      Precisamente la devolución de esas propiedades robadas a la Iglesia fue lo que hizo fracasar la concordia entre los príncipes alemanes y el Emperador Carlos V (Carlos I de Castilla), porque los príncipes no querían devolverlas, como es lógico.

      El poder de estos príncipes (y del emperador) se manifiesta en lo único en que se pusieron de acuerdo en la Paz de Ausburgo:

      "cuius regio eius religio"

      Esto es, que el súbdito no es libre para tener la religión que quiera:
      Si su principe es católico, ha de ser la católica. Si es luterana, ha de ser luterana.

      Las demás sectas protestantes están prohibidas.

      Eliminar
  18. Agradecería que alguien me explique lo de Grabois
    Sinceramente todo lo que hace Bergoglio te lleva a tratar a la Iglesia con frialdad, como si fuera un cajero automático de sacramentos con el que hay que tener el menor contacto posible

    ResponderEliminar
  19. Obviamente el falso papa Pancho se va con los alemanes. Y cual sería el problema? Es lo que estamos esperando desde el principio.

    ResponderEliminar
  20. La iglesia de Reinhard Marx orientada a implementar todas las reformas anunciadas ya no es Iglesia Católica, y por tanto lo que haga Bergoglio, que coincido en que no hará nada, ya no es relevante, pero sí se les debería impedir que se denominen así.

    Lo que realmente es importante ya, es lo que hará ‘el resto fiel’ en Alemania, los pocos católicos que quedan y sus pastores, el cardenal Woelki y otros, que además, previsiblemente no podrán contar con el respaldo del Vaticano. Recemos por ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es posible que la mayoría de los obispos alemanes sean cismaticos, porque son hijos del Concilio y porque los nombró Montini o secuaces de Montini.

      Como es lógico pusieron en órganos de poder y autoridad a los que eran como ellos.

      Pero ?cuántos de los católicos practicantes de verdad piensan igual que estos obispos facinerosos?

      No es exactamente que la Iglesia Católica alemana se haya hundido.

      Lo que se ha hundido es la misma Iglesia que estos malos obispos representan.

      Si no fuera porque el sistema fiscal alemán recauda para esta Iglesia cismatica automáticamente y es ese dinero el que les hace grandes y poderosos, las ocurrencias de estos sodomistas no saldrían en los medios de comunicación.

      Ese es el problema de la Iglesia católica alemana (y de la Iglesia luterana).

      La única solución, ya que quieren mundanizarse y ser una Iglesia del Pueblo que huela a cabra, que tenga obispas y se una a la Iglesia heresiarca luterana es que dependan únicamente de las contribuciones VOLUNTARIAS de sus fieles, si es que los tienen.

      Eliminar
  21. Se Me ocurre otro paralelismo que podría venir a cuento. Y es el de la disminución de católicos practicantes (progres y de toda laya, sobre todo jóvenes) con la tasa de natalidad negativa de varios países "occidentales".
    En treinta años, a ojo de buen cubero, no importarán ni Roma, ni el Papa, ni los alemanes, ni nadie.
    "No os aferréis a los edificios de las Iglesias, donde sabéis que al fin y al cabo se sentará el Anticristo", decía un padre de la Iglesia cuyo nombre no recuerdo.
    Sólo quedarán católicos del tipo de los "Cristóbales" de Su Majestad Dulcinea.

    A GIN TOMATICO

    ResponderEliminar
  22. Son idiotas útiles (los obispos alemanes y el propio Papa), los sedujeron, se aggiornaron, el proceso de asimilación a este mundo está casi consumado y por último, serán descartados, o engullidos.

    A GIN TOMATICO

    ResponderEliminar
  23. Muy buen artículo. Interesantísimos comentarios. Felicitaciones!!! Espero siempre sus artículos Wanderer.

    ResponderEliminar
  24. Hay que acabar con esa cantinela maniquea de origen luterano de que “todo poder corrompe”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo, excepto el de los príncipes alemanes... el poder magnifica, no cambia lo que se es. El corrupto con poder, ya lo era sin tenerlo.

      Plinio Moises

      Eliminar
    2. No es una cantilena.

      Es una realidad.

      Lord Acton, escritor y político liberal y católico, lo enuncia así:

      "Power tends to corrupt, and absolute power corrupts absolutely"

      Todos nosotros somos presa de nuestros vicios y pecados.
      Es natural, porque está en nuestra naturaleza humana.

      Si esto es así siendo personas normales, cuya posible influencia se extiende a familiares, amigos y vecinos...?que pasaría cuando se tiene poder?

      Pues que esa influencia se extendería a tanta gente como ese poder lo permita.

      Para bien o para mal.

      De ahí la necesidad de una clara doctrina por parte de la Iglesia y de una buena educación de la persona en esta doctrina.

      Eliminar
  25. "No os aferréis a los edificios de las Iglesias, donde sabéis que al fin y al cabo se sentará el Anticristo", decía un padre de la Iglesia cuyo nombre no recuerdo.

    Lástima que no lo recuerde. ¿Alguien sabe quién decía esto?

    Gracias, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que buscarlo... creo que es citado por el Cura Loco en algún lado (sin descartar que sea una autocita del cura...)

      Eliminar
    2. Vale la pena ampliar la cita:

      La idea es que ese día hay que quemar todos los trastos viejos, cachi­vaches y rezagos que hay en la casa y hacer limpieza de basura e inutili­dades; y ése fue justamente el fondo de la prédica del Bautista; "Poner el hacha en la raíz del árbol muerto." ¡Qué andáis con pamplinas, con pa­labras muertas, con discusiones inútiles, con leyes nimias, con politique­rías pueriles y con pataratas de Reforma, Reacción y Revolución en los momentos en que las bases mismas del mundo se descompaginan todas! Quemad con la penitencia la leña muerta, si queréis obtener luz. Cuando veáis que los comunistas queman iglesias, haced vosotros en vuestro co­razón las santas fogatas de San Juan.
      Los "comunistas" queman iglesias ni, que les parecen inutilidades, ellos celebran a San Juan a su manera, que no es buena. La buena es que­mar las inutilidades del corazón. Cuando los vándalos quemaban iglesias en Roma, San Cipriano escribía a sus obispos: "No os deis afán por edi­ficar templos materiales en los cuales al fin y al cabo sabéis que un día se sentará el Anticristo. Edificad la fe en los pechos, templos que nadie puede quemar."
      Con esto no queremos decir que hay que dejarlos no más a los "comunistas" quemar Iglesias. ¡Cuernos!

      Eliminar
  26. ¿Porqué habría un cisma? Hay muchas cosas disciplinares y prudenciales, discutible o no, pero que no atacan ninguna definición dogmática e irreformable en la iglesia. No todo es dogma, no todo es irreformable. El celibato sacerdotal, por caso, no existió con regla en la iglesia durante muchos siglos y tampoco es regla en las iglesias católicas de rito oriental e incluso ha sido aceptada su dispensa para sacerdotes ordenados en el anglicanismo por Benedicto XVI. Creo hay que distinguir bien cada caso y no absolutizar cualquier tradición o criterio, considerando cismático a todo aquel que plantea un cambio o una evolución. Dudo mucho que haya un cisma formalmente tal en la iglesia alemana. El camino sinodal que han emprendido todavía no ha culminado. Tengamos fe y esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, el celibato sacerdotal, cuyo cumplimento es irregular y tendiendo a cero, es lo que menos importa a los alemanes.
      No me parece que esté mal absolutizar la "tradición" o el "criterio" de no admitir las conductas homosexuales y bendecir sus uniones. Y tampoco encuentro ninguna tradición, ni en las iglesias orientales ni en las occidentales, según la cual las mujeres puedan recibir el sacramento del orden.
      Es esto lo que se está jugando en el camino sinodal germano.

      Eliminar
  27. Pretender que el mayor destructor de la fe que se ha sentado jamás en la Silla de Pedro arregle la situación que él mismo ha propiciado, no parece sensato.
    Pero bueno, ya le dijo Cristo a Pedro que cuando se convirtiera, confirmara en la fe a sus hermanos. O el Señor vuelve o aparecerá un Pedro verdaderamente converso que solucione, o al menos lo intente, el desastre en el que lleva la Iglesia desde el CVII, no sólo desde que Bergoglio fue elegido Papa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Fernando, ¿no dijiste que Bergoglio era simplemente un liberal progresista y sus predecesores liberales conservadores? Entonces... ¿a què viene lo de que es un destructor de la fe? Di mejor que es uno más y que Benedicto XVI también lo fue. ¿No son ambos liberales? Seamos coherentes.

      Eliminar
    2. el desastre de la iglesia existia, en estado de hibernacion, antes del concilio vaticano ii, este solo sacaria a luz dicho desastre. solo recordar que los obispos, sacerdotes, y teologos progres que llevaron a cabo todo el desastre del postconcilio celebraban piadosamente la misa de san pio v y vestian sotana con bonete antes del concilio.

      Eliminar
    3. Sí, eso dije y eso mantengo. Pero en Francisco hay un grado de perversión que no se da en los otros. Él ataca abiertamente a los fieles que pretenden ser sencilla y llanamente católicos. Los insulta, los desprecia. No he visto a Juan Pablo II llamando avinagrado a nadie ni usando despectivamente el término "rezarosarios". Ni a Pablo VI ni a Benedicto XVI. Por eso sostengo que es el mayor destructor de la fe que ha habido hasta ahora. No solo se carga la doctrina. Va a por el corazón de la gente que simplemente quiere por gracia ser fiel. Es lo típico del Acusador de los hermanos, del que habla el libro del Apocalipsis.

      Eliminar
    4. Pablo VI los "prohibió a divinis" y Juan Pablo II sencillamente los "excomulgó" (excomunión nula, como la de San Atanasio). Francisco, al menos, los reconoció desde el punto de vista administrativo en Argentina y los confirmó en la validez de los Sacramentos. Otra cosa es su encono con una facción, la de neo tradis con resabios liberales.

      Eliminar
    5. Es evidente que Francisco, al que la doctrina le tiene sin cuidado, quiere que el tradicionalismo esté bien identificado, acotado y controlado. Y para eso le viene de fábula la FSSPX. Podemos preguntarnos por qué la FSSPX apena dice nada sobre este pontificado, por qué mantiene un perfil tan bajo. De momento Pagliariani dijo recientemente que no tenían intención de aumentar su presencia en otros lugares. Debe ser que lo del proselitismo tampoco va con él.

      Eliminar
    6. ¿Excomunión nula? desde el siglo XI el nombramiento de los obispos está reservado al Papa. Ojo... que el hecho tiene sus aristas...

      Eliminar
    7. Luís Fernando disculpa pero la fraternidad San Pio x esta creciendo en México, Cuba y Singapur, y si siguieras su página oficial verías excelentes artículos de análisis crítico de la situación actual de la iglesia, artículos que no veo en infocatolica ni los vere jamás, infórmate antes de difamar! La gente como usted que mete zizaña entre los que vamos a misa tridentina aquí o allí, por favor! Somis pocos los que vamos a misa tridentina y tenemos que ayudarnos y unir fuerzas para defender la tradición no andar con una actitud sectaria de "yo soy de la SSP, CR, o de una capilla diocesana, y los que van a la fraternidad son lo peor del mundo, es estúpido, infantil y desgastante porque los fieles muchas veces por distancias o horarios cambian de capillas y lo importante es la tradición y la misa tridentina, esto la gente de más de 40 años no lo entienden, por suerte tengo esperanzas en la gente joven que si se está organizando y uniendo más halla del lugar a donde van a misa tridentuna, lo digo porque estoy en varios grupos en las redes sociales.

      Eliminar
    8. "desde el siglo XI el nombramiento de los obispos está reservado al Papa".
      En realidad no necesariamente. Le cito el argumento más al alcance de la mano: el patronato regio para Francia, Portugal y España.
      Yendo a la FSSPX: el seminario había sido cerrado por el obispo de Econe. Mons. Lefebvre estaba suspendido a divinis, al igual que sus sacerdotes. Y además Juan Pablo II le advirtió puntualmente que no ordenara obispos porque sería excomulgado. Y Mons. Lefebvre, suspendido, sin jurisdicción, advertido por el Papa mismo, procedió.

      Eliminar
    9. Señor anónimo, yo no me invento las cosas. Infórmese usted:

      https://lareja.fsspx.org/es/news-events/news/entrevista-con-el-superior-general-61080

      "No creo que en el momento actual la Providencia nos esté pidiendo abrir nuevas casas o extendernos aún más, pues tal vez eso sería una falta de prudencia de nuestra parte. Más bien, creo que la FSSPX debe arraigar más profundamente donde ya está presente, para tener comunidades más fuertes"

      Eliminar
  28. ....pero en ese momento todavía no existían los Sagrarios anónimo 9:18

    ResponderEliminar
  29. Me cuesta no pensar que Ratzinger renunció para que el quilombo de los alemanes no le toque a él.
    Él es alemán, que a un Papa alemán le pase algo así sería un disgusto muy humillante, hasta sería una nueva mancha para su nación, se dirían cosas como "nunca más un Papa alemán, otra vez los alemanes rompiendo la Iglesia".
    Además, tal vez habrá pensado que un "outsider" que no conozca personalmente a nadie de ese mundo, tendría menos problemas en poner orden.
    Tal vez las advertencias de Ratzinger sobre la Iglesia del futuro, mucho más pequeña, con menos poder, pero más ortodoxa, eran porque sabía que gran parte del clero de su país se había protestantizado y que era una situación insostenible.
    A muchos alemanes los mueve más la sangre que la fe, siempre hubo un deseo muy grande ahí de acercar posiciones con los luteranos para alcanzar la unidad nacional. Esa ambición del nacionalismo alemán le ha hecho un gran daño a la Iglesia.
    Ya en el siglo XIX eran bastante indiferentes a la religión, los matrimonios mixtos eran muy comunes y criaban a los hijos según el sexo (hijo es criado con religión del padre, hija con religión de la madre).

    De lo de Grabois me disgusta principalmente mi ingenuidad. Pensé que con lo del aborto Bergoglio finalmente, a su muy avanzada edad, había aprendido lo que era el peronismo, o en lo que el peronismo se había convertido. Ahora se sacó la máscara completamente. Tengo que dejar de darle chances a esta gente.

    Que Dios ayude al resto fiel de Alemania.
    Estos obispos herejes no sé qué esperan conseguir. Las Iglesias nacionales luteranas de Escandinavia y el báltico son todas decadentes y moribundas. En esos países el que tiene fe se termina convirtiendo al catolicismo, a la iglesia griega/rusa o a una secta protestante como las americanas. Nadie con fe ve obispesas bendiciendo uniones lésbicas y cree que eso es la Iglesia. La posición natural de los habitantes de esos países es ser un ateo con una opinión positiva de la reforma protestante porque fue un paso importante para construir el mundo ateo moderno (destrucción de la autoridad de la Iglesia, que cada uno se forme su propia opinión, etc).

    ResponderEliminar
  30. Buenos días a todos. Tengo bastante claro desde hace mucho tiempo que mis adversarios no son gran parte de esos ateos que gravitan por el cosmos sino gran parte de los católicos que intentan ensuciar mi fe con sus repugnantes doctrinas. Estoy bastante convencido de que Ratzinger no era uno de mis adversarios; de Bergoglio no puedo decir gran cosa, quizás podría decir bastante más de otro jesuita que es ahora un cardenal con predicamento, Ladaria Ferrer, él es un hombre de luminosas ideas casi tanto como aquel príncipe de las tinieblas. Ladaria sabrá arreglar el asunto alemán, tanto en beneficio de los obispos desobedientes como en provecho del modernismo, yo no creo que esa planta alemana haya crecido si no ha sido con el beneplácito de Roma, para obrar según sus intereses. Lo dicho, pregunten a Ladaria, porque Bergoglio en estas cosas no distingue, es un pobre inútil, aunque papa; pregunten a Ladaria o al que le sugirió a Bergoglio que actuase bajo el nombre de guerra de Francisco, otro cardenal muy listo. Pregunten y encontrarán respuesta, no lo duden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cardenal Luis Ladaria Ferrer, actual prefecto de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, es un gran teólogo contemporáneo. He leído su Antropología Teológica, que me parecido muy buena. No veo que no sea ortodoxo y todo lo que he leído de él es muy equilibrado y en sintonía con la patristica.

      Eliminar
  31. Perdón ruego sustituir mi nota del 24 porque falta el saludo final, por la presente:
    Don Wander: la noticia de la doble amenaza de nuestros obispos alemanes respecto de la bendición de las uniones homosexuales y la de querer reacomodar la doctrina de la Iglesia Católica, preservada durante dos mil años por nuestros Pontífices, con arreglo a las exigencias de la pagana modernidad me recuerda el célebre pasaje de De ciuitate Dei, libro XIV, 28, del obispo de Hipona:
    “Dos amores fundaron, pues, dos ciudades, a saber: el amor propio hasta el desprecio de Dios, la terrena, y el amor de Dios hasta el desprecio de sí propio, la celestial. La primera se gloría en sí misma, y la segunda, en Dios, porque aquélla busca la gloria de los hombres, y ésta tiene por máxima gloria a Dios, testigo de su conciencia. Aquélla se engríe en su gloria [...]. En aquélla, sus príncipes y las naciones avasalladas se ven bajo el yugo de la concupiscencia de dominio, y en ésta sirven en mutua caridad, los gobernantes aconsejando y los súbditos obedeciendo. Aquélla ama su propia fuerza en sus potentados, y ésta dice a su Dios: A ti he de amarte, Señor, que eres mi fortaleza (Sal 17,2). Por eso, en aquélla, sus sabios, que viven según el hombre, no han buscado más que o los bienes del cuerpo, o los del alma, o los de ambos [...]. Creyéndose sabios, es decir, engallados en su propia sabiduría a exigencias de su soberbia, se hicieron necios [...]. En ésta, en cambio, no hay sabiduría humana, sino piedad, que funda el culto legítimo al Dios verdadero, en espera de un premio en la sociedad de los santos, de hombres y ángeles, con el fin de que Dios sea todo en todas las cosas (1 Cor. 15,28)” .
    ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  32. Limón ..

    Para ti , la culpa de todos los males de la Iglesia en 2000 años , seria de los pontífices ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo del 24 de abril de 2021, 10:52: No hay mejor forma de esconder un caballo negro, que entre una manada de ellos, afirmaba un pensador de la antigüedad griega. El problema no han sido "los papas" sino algunos muy emblemáticos que generan fascinación en los amantes del gobierno personalista. Perdonan todos los abusos y corrupciones, con el sueño miserable de sacarse la lotería como "amigo" y ser elevados muy por encima de sus méritos (hace poco consagrado como mala palabra, por uno de ellos). Así, defienden todos los excesos, esperando que uno de ellos excomulgue a todos sus enemigos y beatifique a todos sus aliados. En la práctica no ocurre, y lo vemos en la historia, porque el lider personalista tiene en su espejo a su bandera. Así también, la Iglesia acumula legislaciones hechas por personajes así, elevadas al rango de infalibles e inapelables (aún cuando contradigan las que aceptaron todos sus antecesores por más de mil años). El Obispo, Metropolita y Patriarca de Roma transformado en un profeta eterno y sucesorio, que solo la muerte inducida o la Divina Providencia pueden deponer. Aunque otros papas hayan condenado algo semejante, está perfecto, porque justifica otros vicarios de uniforme o príncipes sin corona que despiertan fanatismo entre los despojos de nuestra derecha (¿Alternativa?).

      Una pena.

      Plinio Moises

      Eliminar
    2. Por favor, no seamos injustos, los pontifices no son los únicos responsables, ni tan siquiera los principales. Casi todos los bautizados deben de tener algo de culpa, algunos mucha y otros poca, me llevaría mucho tiempo detallar la lista de responsables de los males en cien años, ni le cuento en dos mil. Me consuela inmensamente tener la certeza de que mi partida de este mundo no tardará mucho en producirse, me ahorraré muchos disgustos, aunque con los que he tenido ya ha sido suficiente. No guardo rencor hacia todos esos responsables como no se lo guardo a Eva ¿acaso no es cierto que no hay mal que por bien no venga?
      Ahora que no deja de ser cierto que estos días que vivimos son escandalosos, yo procuro ignorarlos pero me lo ponen muy difícil; si mi bautismo no hubiese sellado mi fe no se a dónde me hubiese arrastrado esta jauría de descreídos. No le importunaré con más consideraciones, le deseo un feliz sábado.

      Eliminar
    3. Justamente, en la canoncidad romana occidental, los Romanos Pontífices SON responsables de toda la Iglesia.

      Plinio Moises

      Eliminar
    4. Eso suena a papolatria. Y ya que el amable Wanderer ha querido hablar de cismas alemanes, yo recuerdo uno, de cuyos protagonistas guardo un buen recuerdo, quizás por aprecio a Lord Acton, uno de los pocos católicos de los tiempos modernos que merece algún respeto intelectual. Lo mejor de la doctrina católica no debe casi nada a los obispos de Roma, y aquellos obispos eran católicos.

      Eliminar
  33. Es un cisma luterano pasado por Marx (Karl no el cardenal): la historia se repite, la primera vez como tragedia, la segunda como farsa.
    La verdad, prefiero a fray Martín y al tétrico Calvino, eran más serios, más heresiarcas de fuste y más creyentes de sus opiniones que estos modernos a la violeta (cambian de herejía como la reina de Inglaterra de bolso). Si Loisy y otros modernistas vieran en que se ha convertido su evolución de los dogmas: dogmas pret-a-porter según la ocasión y el interlocutor, por la mañana el gaymonio, al mediodia la ordenación de mujeres, por la tarde adoración a la Pachamama, por la noche el vegetarianismo y a la madrugada el ecumenismo. Su verdadero dios: Manmón, su verdero dogma: el Kirchenteuer, su Consejo de Administracion: el Sinodo y su idea de Iglesia: un Supermecado eclesiástico con secciones al gusto del cliente y a la ultima moda New Age-NOM.
    Tampoco se puede comparar el Papa Francis con los Clementes y Leones florentinos. Estos por lo menos nos dejaron un arte y cultura que no tiene precio, digno de su prosapia medicea. Francisco no dejará nada nada mas que adefesios, Papa Atila, por donde pasa no crece la yerba.
    Que parto de los montes dará este cisma y camino sinodal: la nada que nadea. Llevan 50 años haciéndolo sin que Roma haga nada de provecho. Se consumirá por si mismo (no hay relevo generacional) dejando nada más que escombros y perdición de las almas pero sin ninguna idea ni pasión grande aunque errónea. Hasta las cursiladas masónicas tienen algo más de dignidad.

    ResponderEliminar
  34. Atención, una otra vez, a la Diocésis de Ciudad del Este. Ahora, cabe a la Comunidad Misionera de Jesus la persecución.

    ResponderEliminar
  35. Es triste pero quien quiera se separe , los Católicos ya sabemos y tenemos la Palabra de Jesucristo y 2000 años de tradición y doctrina de la Iglesia. Lo importante para quien es católico es predicar y predicar y dar el ejemplo, empezando en cada familia.Mayor responsabilidad tenemos los Católicos en estos tiempos de gran confusión. "..Ay de mi si no predicara el Evangelio .."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sólida doctrina del Varicano II, la juntada de Asís y Jorge Mario Bergoglio te bancan. Al cielo sin escalas.

      Plinio Moises

      Eliminar
  36. Bueno Eck, así es la deriva, no se puede preferir la raíz a los frutos.

    ResponderEliminar
  37. Don Wander, a propósito de la amenaza de cisma promovida por los obispos alemanes, a riesgo de ser interpretado como un empedernido conservador, me permito traer a la memoria algunas razonables observaciones del Papa León XIII en su Carta Encíclica Immortale Dei, Sobre la constitución cristiana del estado, (1 de noviembre de 1885), en la cual hacer ver la necesidad de prestar atención a ciertos excesos que, a la sazón, se promovían en Europa, a saber, el carácter absoluto de la voluntad popular, del ecumenismo, y el relativismo de la verdad, en cuanto que, como natural consecuencia de su desordenada radicalización, traen aparejadas, la negación de toda estabilidad institucional, de Dios y de toda verdad:
    “13. […] Prevalece hoy día la opinión de que, siendo los gobernantes meros delegados, encargados de ejecutar la voluntad del pueblo, es necesario que todo cambie al compás de la voluntad del pueblo, de donde se sigue que el Estado nunca se ve libre del temor de las revoluciones.
    14. En materia religiosa, pensar que las formas de culto, distintas y aun contrarias, son todas iguales, equivale a confesar que no se quiere aprobar ni practicar ninguna de ellas. Esta actitud, si nominalmente difiere del ateísmo, en realidad se identifica con él. Los que creen en la existencia de Dios, si quieren ser consecuentes consigo mismos y no caer en un absurdo, han de comprender necesariamente que las formas usuales de culto divino, cuya diferencia, disparidad y contradicción aun en cosas de suma importancia son tan grandes, no pueden ser todas igualmente aceptables ni igualmente buenas o agradables a Dios.
    15. De modo parecido, la libertad de pensamiento y de expresión, carente de todo límite, no es por sí misma un bien del que justamente pueda felicitarse la sociedad humana; es, por el contrario, fuente y origen de muchos males. La libertad, como facultad que perfecciona al hombre, debe aplicarse exclusivamente a la verdad y al bien. Ahora bien: la esencia de la verdad y del bien no puede cambiar a capricho del hombre, sino que es siempre la misma y no es menos inmutable que la misma naturaleza de las cosas. Si la inteligencia se adhiere a opiniones falsas, si la voluntad elige el mal y se abraza a él, ni la inteligencia ni la voluntad alcanzan su perfección; por el contrario, abdican de su dignidad natural y quedan corrompidas. Por consiguiente, no es lícito publicar y exponer a la vista de los hombres lo que es contrario a la virtud y a la verdad, y es mucho menos lícito favorecer y amparar esas publicaciones y exposiciones con la tutela de las leyes. No hay más que un camino para llegar al cielo, al que todos tendemos: la vida virtuosa. Por lo cual se aparta de la norma enseñada por la naturaleza todo Estado que permite una libertad de pensamiento y de acción que con sus excesos pueda extraviar impunemente a las inteligencias de la verdad y a las almas de la virtud”.
    De donde, me permito conjeturar que los actuales padecimientos de la Iglesia Católica, en rigor, obedecen a una previa desconexión de la razón humana respecto del dato de fe y del orden natural, cuya restauración exige un necesario retorno a la ley natural y al bimilenario Depósito de la fe. Aunque, en nuestros días, un tal emprendimiento pueda parecer algo irrealizable, deja de serlo cuando se cuenta con el apoyo de quien todo lo puede: “Todo lo puedo en Aquel que me conforta”.
    ¡Dios salve a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  38. Todavía , yo creo en la " Santa Católica Apostólica Romana " . ¿ Y Ustedes ....?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos credos que se utilizan en Misa afirman "Creo en la Iglesia: Una Santa, Católica". La Iglesia a la que -supongo- ambos pertenecemos nació en la Sede de Jerusalem, cuyo Apostol fue Santiago el Menor, luego pasó una etapa de cinco patriarcados principales y finalmente se dividió entre una obediencia explícita al Patriarca de Roma u otra indirecta (aunque condicionaba la pertenencia) al de Constantinopla.

      Le aconsejo repazar la historia de la Iglesia, ayuda a no confundir las "ideas-fuerza" del nacionalismo con el Credo.

      Plinio Moises

      Eliminar
    2. Yo, la verdad, soy un católico de toda la vida, llevo muchos años recitando el credo y siempre he dicho et unam sanctam catholicam et apostolicam Ecclesiam. Sin duda habrá muy pronto novedades, Bergoglio o su heredero, depurarán la doctrina de todos los residuos cristianos que no concuerden con el nuevo siglo, y añadirán seguro lo de romana. Cristo se equivocó, no debió haber nacido en Belén sino en Roma, eso tendrá también arreglo cuando se añadan los nuevos evangelios. Todo tendrá arreglo. Queden con Dios, mientras la iglesia lo permita.

      Eliminar
  39. Don Wander: A propósito del cisma de los obispos alemanes:
    Vd. tiene la fortaleza moral –lo felicito por ello- de denunciar un hecho que hace temblar los cimientos de la fe católica: la posibilidad de un cisma llevado a cabo por los obispos alemanes.
    Lamentablemente, por lo que parece, no se trata de un hecho futuro, sino de un hecho que, en la medida en que se está produciendo, de algún modo ya se está consumando.
    Y, por si eso no fuera suficiente, aunque los títulos de las cuestiones a tratar en el Sínodo de los obispos alemanes, nada dicen de lo que se persigue cambiar, esto sí se desprende de las declaraciones de su principal promotor, las cuales no son en modo alguno, alentadoras.
    En efecto:
    Según los informes de ACI Prensa:
    “En el año 2015, ya el Cardenal Marx había afirmado que “debemos seriamente considerar la posibilidad –mirando cada caso individualmente y no de modo general– de admitir a los divorciados vueltos a casar a los sacramentos de la Penitencia y la Santa Comunión”. En febrero de 2018, el Cardenal aseguró que haber reglas” sobre este tema”.
    “En marzo de ese mismo año, los obispos alemanes hicieron una propuesta para que protestantes casados con católicos tengan acceso a la Eucaristía”.
    “En marzo de 2019, los obispos alemanes iniciaron un “proceso sinodal= para revisar el celibat sacerdotal yla moral sexual enla Iglesia”
    “El pasado 20 de julio el Cardenal Marx cuestionó si acaso los laicos también podrían predicar la homilía en Misa, pese a que las normas de la Iglesia la reservan solo para los ministros ordenados”.
    Por la misma época, “el cardenal Marx, abrió la vía de la intercomunión con un documento titulado Caminar con Cristo sobre la pista de la unidad: matrimonios interconfesionales y participación común en la Eucaristía”¸esto es, el cónyuge luterano puede recibir la comunión junto a su mujer católica.
    (LifeSiteNews) Un obispo alemán pro-LGTB dijo que los cambios serán radicales en la Iglesia católica con respecto a la moral sexual, el sacerdocio masculino y el celibato sacerdotal
    De todo lo cual se sigue la escandalosa evidencia de que algunos prelados de la Iglesia católica, sin que, al parecer, nadie haga nada por evitarlo, lejos de buscar la conversión de los hombres con arreglo a la verdad del Evangelio, desoyendo su sagrado mensaje, sólo buscan modificar el Evangelio vaciándolo de conformidad a las desordenadas pasiones de los hombres.
    ¡Dios proteja a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!.

    ResponderEliminar
  40. Don Wanderer: en el artìculo de Chapado a la antigua Donde dice el 19 de febrero ... Debe decir: Un obispo alemán defendió públicamente su apoyo a un libro de bendiciones y ritos para las uniones homosexuales, sumándose a otros prelados alemanes que empujan un cambio en la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad.

    El Obispo de Mainz (Alemania), Mons. Peter Kohlgraf, también sugirió que no se puede esperar que todos los católicos con inclinaciones homosexuales vivan castamente y que la Iglesia debería adoptar un enfoque pastoral que reconozca esto.

    "Un buen número de personas que tienen atracciones homosexuales pertenecen a la Iglesia y son verdaderamente piadosas en el mejor sentido de la palabra", escribió Mons. Peter Kohlgraf en su columna titulada “No ignorar la ciencia”, publicada el 3 de febrero en el periódico diocesano y también en el sitio web de la diócesis.
    Lo lamento. No deje de denunciar estas graves irregularidades de orden doctrinal.
    ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  41. Tenemos que confiar, orar y actuar para que la Providencia de Dios derribe a las fuerzas del mal, tanto internas como externas a su Iglesia. Por fortuna el papa Francisco, Dios lo tenga en su misericordia, ya tiene más de 80 años; no le quedan muchos años de vida y más pronto que tarde, deberá rendirle cuentas al Señor de la Vida y la Historia. La monstruosa experiencia pseudo-eclesial que proyectan tanto obispos y sacerdotes en el mundo, más cercanos hoy al espíritu de amorreos y cananitas, nos debe ponernos en guardia permanente a los laicos y bautizados ordinarios. Urgente pedir por la unidad de los cristianos y por el ejercicio sabio y soberano del sucesor de Pedro.

    ResponderEliminar
  42. Buenas tardes. Tengo algo que decir sobre el rito, pero aún no se qué exactamente. Así que me he parado a pensar sobre la unidad, he leído que es urgente pedir por la unidad de los cristianos, y me parece extraño que no se de por segura la unidad, un cristiano es una unidad por decisión de Dios, salvo que el evangelista y la Iglesia hubiesen estado equivocados.
    Una y otra vez vuelvo a Juan 17, a muchos les serviría como teología para toda su vida por mucho que vivieran, veintiséis versículos son mucho más de lo que necesitarán. Un servidor cree que si el rito tuviera algo en qué mejorar sería en incorporar ese capítulo de Juan. Meditar sobre el mismo, una y otra vez, año tras año, sería muy útil para todos los candidatos, y tendríamos obispos excelentes. Bastaría con abrazarse a esos versículos y no dejar de meditar sobre esas palabras.

    Mas no ruego solamente por éstos,
    sino también por los que han de creer en mí
    por la palabra de ellos,
    para que todos sean uno;
    como tú oh Padre, en mí, y yo en ti,
    que también ellos sean uno en nosotros;
    para que el mundo crea que tú me enviaste.

    ResponderEliminar
  43. Bergoglio pasar a mejor vida??? Al menos, frío no va a pasar.

    ResponderEliminar
  44. Hace tiempo vengo pensando en convertirme a la Iglesia Ortodoxa.
    Alguien puede darme sólidos argumentos para no hacerlo? Veo en ella una devoción más seria, y a veces siento que la Iglesia Católica está conducida por psicópatas y degenerados que solo quieren acomodarse a los poderes temporales y al mundo. Agradezco si alguien me aclara o ayuda a pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo del 30 de abril, 8:37, confío que pueda llegar a leer este escrito y le sea de ayuda en su reflexión.

      Sin duda, usted atraviesa una crisis de fe, algo común en la vida cristiana y que han sufrido muchos santos. Es una prueba, una tentación respecto a la fidelidad y la humildad, y hasta Jesucristo fue tentado.

      Evidentemente la Iglesia Católica vive un momento crítico, en el que vemos la apostasía y el pecado público de nuestros pastores, que produce en los fieles el consiguiente sufrimiento y dudas. Pero la respuesta no debe ser buscar una realidad religiosa en la que podamos sentirnos más cómodos, sino mantenernos fieles a la Fe que por gracia de Dios hemos recibido y por lo tanto a la verdadera Iglesia, la fundada por Jesucristo y edificada sobre el apóstol Pedro, la Iglesia Católica.

      El beato cardenal John Newman, converso desde el anglicanismo en el siglo XIX, siendo crítico de la realidad de entonces sobre la baja formación del clero católico, afirmó que Cristo había fundado una sociedad divina y que la Iglesia antigua, la de los Padres, antes de que se dividiera en ramas, era la verdadera, y que había reconocido en ella, por ser idéntica, a la Iglesia Católica.

      El momento actual está previsto en el Catecismo (CIC 675 ss), “antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes, habrá una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad”. Es la Cruz de la Iglesia, siguiendo la de Cristo y antes de entrar en la gloria del Reino.

      Mantener la fe en este momento puede ser difícil pero tenemos ayuda, los sacramentos y la Virgen María. En una peregrinación a Tierra Santa coincidí con dos personas colombianas (madre e hija) que me explicaron como en una situación similar a la suya las había salvado la Virgen, tenga en cuenta que el Rosario es un arma poderosa contra todo mal.

      Precisamente la Virgen de Fátima, que tras las apariciones en ese lugar en 1917, siguió apareciéndose a Sor Lucia en años posteriores, en la que tuvo lugar el 3 de enero de 1944 (según recoge el libro editado por las Carmelitas de Coímbra en 2013 ‘Un camino bajo la mirada de María’), la Virgen le dijo: “En el tiempo, una sola Fe, un solo Bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica y Apostólica. ¡En la eternidad, el Cielo!”.

      Yo también vivo con gran sufrimiento la falta de pastores que nos confirmen en la fe y nos ayuden, pero por encima de las miserias siempre tengo presente el carácter sobrenatural de la Iglesia, y cuanto peor va todo, más fuertemente me siento unido a Cristo y le pido perseverar en la Fe.

      Un fraternal saludo.

      Eliminar
    2. No sería una respuesta amigo... es como recetar un ibuprofeno a alguien con un cancer en el cerebro.

      El Pitty

      Eliminar
    3. Sr. El Pitty, no he pretendido dar ninguna receta, he contestado para contribuir a la reflexión tal como se pedía, y por lo visto con unas consideraciones prácticamente ofensivas, lo lamento. No soy un teólogo, sólo soy un humilde converso, Dios se apiadó de mi vida en el error, y como a Lázaro me sacó de la oscuridad del sepulcro a la luz, y otorgándome el precioso don de la Fe me sanó totalmente, y esto me motivó a escribir.
      No habrá más respuestas.

      Eliminar
    4. La respuesta, querido lector, es simple: La Iglesia católica es la verdadera, como lo prueban los millares de mártires, los prodigios que en ella hay y la predilección Divina. Si Ud. hubiese sido un Apóstol, al ver que los soldados se lo llevaban a Jesús y, después de azotarlo cruelmente, lo mataban en una cruz, seguro se formulaba la misma pregunta: ¿Alguien tiene argumentos sólidos para seguir creyendo que Éste era el Hijo de Dios? Y si la cantidad de milagros realizados por el nazareno -incluyendo la resurrección de algunos muertos- no fuesen argumento sólido suficiente, usté se pasaba a la religión de los fariseos para seguir esperando al Mesías. Y todo por que lo mataron a azotes y lo clavaron a una cruz. Paciencia... El "argumento sólido" llegará el Domingo de Pascua a la madrugada.

      Eliminar
  45. Después de leer el artículo no puedo dejar de pensar en "enfrentamientos de baja intensidad" - es decir, Roma no va a hacer nada porque en el presente prefiere no agitar aguas. Después del jaleo de Amoris Laetitia quedó en claro que no conviene insistir, y si no es así, es porque sabe que los encontronazos no van más allá de molestia que afectan a unos pocos.

    Esto me lleva a pensar que en el futuro la Iglesia se va a conformar por tantas iglesias como obispos, disidentes o no, existan - en este caso, la iglesia (en mínuscula, para distinguirla de la Iglesia que es una) de los alemanes progresistas, la de los alemanes conservadores, la de los alemanes tradicionalistas, etc.

    Creo en la naturaleza divina de la Iglesia, pero estaría viendo que replica el espíritu de los tiempos.

    ResponderEliminar

  46. A Anónimo 30 de abril 2021 8, 37:
    Estimado amigo, creo que lo suyo, paradójicamente, lejos de ser un indicio de falta de fe, lo es de una encarnizada lucha por mantenerla.
    Fue la lucha de Jesús: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”; “Palpita fuertemente mi corazón; las fuerzas me abandonan, y aún me falta la luz de mis ojos” (Ps. 37,11).
    Es la lucha de todo buen cristiano en algún momento de especial tribulación:
    Teresa de Calcuta en una de sus cartas: “Señor, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Yo era la hija de tu Amor, convertida ahora en la más odiada, la que Tú has rechazado, que has echado fuera como no querida y no amada. ¿Dónde está mi fe?
    En otra: “Hay tanta contradicción en mi alma: un profundo anhelo de Dios, tan profundo que hace daño; un sufrimiento continuo, y con ello el sentimiento de no ser querida por Dios, rechazada, vacía, sin fe, sin amor, sin celo... El cielo no significa nada para mí: ¡me parece un lugar vacío!”.
    San Juan de la Cruz, en su tratado “La noche oscura”, Capítulo XXIII, explica:
    “9. Otras veces prevalece el demonio y comprehende al alma la turbación y el horror, lo cual es al alma de mayor pena que ningún tormento de esta vida le podría ser; porque, como esta horrenda comunicación va de espíritu a espíritu, algo desnuda y claramente de todo lo que es cuerpo, es penosa sobre todo sentido; y dura esto algún tanto en el espíritu, no mucho, porque saldría el espíritu de las carnes con la vehemente comunicación del otro espíritu; después queda la memoria que basta para dar gran pena.
    10. Todo esto que habemos dicho pasa en el alma pasivamente, sin ser ella parte en hacer y deshacer acerca de ello. Pero es aquí de saber que, cuando el ángel bueno permite al demonio esta ventaja de alcanzar al alma con este espiritual horror, hácelo para purificarla y disponerla con esta vigilia espiritual para alguna gran fiesta y merced espiritual: que le quiere hacer el que nunca mortifica sino para dar vida, ni humilla sino para ensalzar (1 Re. 2, 6-7). Lo cual acaece de allí a poco, que el alma, conforme a la purgación tenebrosa y horrible que padeció, goza de admirable y sabrosa contemplación espiritual, a veces tan subida, que no hay lenguaje para ella; pero sutilizóla mucho el espíritu para poder recibir este bien el antecedente horror del espíritu malo; porque estas visiones espirituales más son de la otra vida que de ésta, y, cuando se ve una, dispone para otra”.

    San Juan de la Cruz es claro: se trata de una lucha en la que Dios y su Iglesia están comprometidos. El vacío interior es parte del camino para encontrarnos con Dios.

    ¡Dios salve a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  47. Gracias por las respuestas que ha habido a mi comentario acerca de pensamientos que me tengo sobre convertirme a la Iglesia Ortodoxa. Seguramente es una crisis. Pero no dudo de la existencia de Dios, ni tampoco de Nuestro Señor Jesucristo, que con su sangre nos ha redimido.
    Lo que me pasa es que veo que pueden suceder cosas oprobiosas.
    No creo que pudiera tolerar seguir siendo parte de una Iglesia que permita, por ejemplo el Matrimonio homosexual, o que apoye y justifique la ideología de Género, que simplemente me parece demoníaca.
    Y así, hay unos cuantos asuntos más. Para colmo, yo no acuerdo con el Concilio Vaticano II, y además veo a los Sacerdotes y Obispos, vivir de modo mundano, y a veces terriblemente pecaminoso. A extremos que dan verdadera repulsión.
    Que difícil mantener la fé, así. Yo soy un hombre simple, con una familia que también mantiene la fé. Llevo 21 años de casado, rezamos juntos. Nuestros hijos también creen y por suerte no adhieren ni al feminismo, ni a las torcidas ideologías actuales.
    Pero a veces veo que ya no queda de sobre la tierra, que la Iglesia esta en manos de satrapas, que mejor harian en llamarse a silencio, y de rodillas suplicar al Señor que los perdone, pues víven sin vergüenza.
    También conozco gente Santa y buena.
    Tal vez idealizo la fe que veo en Europa del este. Tengo, por ejemplo un amigo Ruso, que vive en Argentina.
    Un día vimos un extraño espectáculo que había armado el Papa y me dijo.
    Perdón, no quiero faltar el respeto, pero ustedes tienen por Papa a un payaso. Semejante payaso, no creo que haga mucho servicio a Dios...
    Y ojo, es un hombre de fé, se que no me lo dijo por mal.
    Y desde entonces me resuena en la cabeza esa frase.
    Y si con este blog, que representa muchas cosas que venía pensando por mi cuenta.
    Muchas gracias, lo que haré, es seguir rezando.

    ResponderEliminar
  48. Don Wander: a propósito del cisma alemán
    Por cierto, en lo que concierne al diferendo entre la posición del obispado alemán, y la autoridad del Papa, como bien reza el refrán, “el horno no está para bollos”.
    Entiendo, que la amenaza de una tan grave escisión dentro del seno de la Iglesia Católica, en cierta medida ya es un hecho consumado, por lo menos en el corazón de muchos obispos, sacerdotes y fieles católicos.
    En este sentido las noticias son claras: bajo el ominoso título Obispo alemán reta al Vaticano y autoriza a sacerdotes a bendecir uniones homosexuales
    Con fecha de 13 de abril de 2021 la redacción de ACI Prensa explicita la noticia en los siguientes términos:
    “Desafiando el no del Vaticano a la bendición de uniones homosexuales, el Obispo de Essen (Alemania), Mons. Franz-Josef Overbeck, dijo que los sacerdotes de su diócesis no enfrentarán ninguna consecuencia si es que deciden bendecir a estas parejas el próximo 10 de mayo, en un evento promovido por el lobby LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).
    En entrevista concedida al canal WDR, el Prelado dijo que no serán sancionados los sacerdotes que bendigan a parejas homosexuales en el evento titulado “bendiciones para las uniones de personas que se aman”.
    “No voy a hacer eso con los sacerdotes”, dijo el Prelado alemán, quien aseguró que tampoco va a “suspender” a nadie ni va a “aplicar la ley canónica” –las normas que rigen a la Iglesia en todo el mundo– si un sacerdote bendice una pareja del mismo sexo.
    El Obispo de Essen sorprendió con sus declaraciones en Pascua, en las que aseguró que en la Iglesia en Alemania “existen muchas bendiciones para las parejas homosexuales”.
    También dijo que la Iglesia no debe rechazar a los homosexuales sino encontrar formas para que “los homosexuales puedan vivir juntos”.
    La abierta resistencia a la prohibición del Vaticano de un grupo de obispos alemanes como el Cardenal Reinhard Marx, Mons. Franz Josef Bode, Mons. Georg Bätzing, presidente del Episcopado; Mons. Peter Kohlgraf, Mons. Helmut Dieser y Mons. Heinrich Timmerevers, ha suscitado el escándalo entre los fieles de Alemania”.
    No veo de qué manera se puede conciliar tal desvergonzada iniciativa ni con la ley moral natural, ni con la expresa prohibición de la Autoridad y Magisterio de la Iglesia Católica, ni con el testimonio de las Sagradas escrituras, ni con la Tradición de los Padres de la Iglesia, ni con el unánime sentir de toda la Iglesia. De donde sólo me queda por recordar a los promotores de tan trastornada como temeraria iniciativa la perentoria amonestación paulina que dice: “No os engañéis: de Dios nadie se burla”.
    ¡Dios mío, salva a tu Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar