martes, 19 de octubre de 2021

La maldición del Papa Francisco (I)


 


El Papa Francisco tiene una maldición. Así como el rey Midas tenía la maldición de convertir en oro todo lo que tocaba, Bergoglio, en cambio, todo lo que toca queda convertido en cochambre, objetos arruinados, grasosos e inservibles. Los ejemplos se multiplican. Anunció con bombos y platillos al comienzo de su pontificado que modificaría la Curia romana, y nadie podía estar en desacuerdo con tal propósito. Todo lo contrario: la Curia es —y lo ha sido durante siglos—, uno de los problemas más graves de la Iglesia. ¿Y qué tenemos luego de más de más de ocho años de pontificado? La Curia sigue tan corrupta como lo era antes, y cuando se vaya Bergoglio, dejará como único testimonio de su reforma una cárcel más grande. ¡Vaya paradoja que el pontificado de la misericordia se caracterizará por haber ampliado las mazmorras pontificias!

Pero quiero detenerme en dos de los estropicios causados por Francisco: la sinodalidad y el cuidado del medio ambiente.

La Iglesia, aunque siempre fue una institución jerárquica gobernada por los obispos, tenía también una estructura sinodal que cumplió una función fundamental a lo largo de su historia. Podríamos citar muchos casos. El concilio de Elvira, realizado en la primera década del siglo IV, convocó a la iglesia de la Hispania Bética (lo que hoy, a grandes rasgos, sería Andalucía), y reunió a 19 obispos, 26 presbíteros, y con la asistencia de los diáconos y los laicos (“adstantibus diaconibus et omni plebe”). Fue allí donde se dispuso para esas iglesias la indisolubilidad del matrimonio (DzSch 117) y el celibato de los clérigos (DzSch 118). Los sínodos o concilios de Arlés, que reunieron a los obispos de la Galia, fueron muy importante para luchar contra herejías como el donatismo o el catarismo. 

Pero más interesante aún, es que los sínodos —sean diocesanos o provinciales—, existieron hasta entrado el siglo XX, y por la sencilla razón de que fueron impuestos por el Concilio de Trento. En efecto, según los cánones de ese concilio, los sínodos diocesanos debían ser anuales, y los concilios provinciales cada cinco años. San Carlos Borromeo, el gran artífice del “espíritu” de Trento, aplicó enseguida esta disposición en su iglesia milanesa, y allí, durante su pontificado, se celebraron seis concilios provinciales y once sínodos diocesanos. 

Por otro lado, estas reuniones no eran ficciones de papel pintado. El sínodo de la diócesis de Calahorra de 1698, por ejemplo, convocado por el obispo Pedro de Lepe pide que “sean enviadas como diputados aquellas personas, que se juzgaren, y sean tenidas por más prudentes, de celo, de virtud y letras, según que en cada Partido, Arciprestazgo o Vicaría se pudieren hallar. Han de ser elegidos con ánimo indiferente, sin presión, atendiendo al bien del Obispado y no a miras humanas y partidistas”. Entre las cualidades que se exigen a los diputados destacan, la mansedumbre, la justicia y el celo por el honor de Dios y el bien público. “Han de saber expresar su dictamen en la asamblea sinodal con modestia, paz y compostura, evitando las contiendas, que dañan más que edifican”. Se establece, que por cada Arciprestazgo o Vicaría tomen parte en el Sínodo dos diputados, además del Arcipreste. Además, participan también las dos universidades que había en la diócesis (Calahorra y Vitoria). Y el resultado fue un tomaco editado en Madrid en 1700, que comprende 790 folios y consta, de cinco Libros divididos en Títulos y estos, a su vez, en Constituciones.

Otra característica es que en los sínodos o concilios en los que debían debatirse cuestiones doctrinales o disciplinares, estaban presentes todas las partes. Y cada una de ellas tenía derecho a exponer su postura y a defenderse. Al Concilio de Trento fueron invitados tanto Lutero como Melanchton, por ejemplo.

¿Qué será de los sínodos francisquistas? El Papa ya ha dicho lo que pretende: “El padre Congar, de santa memoria, recordaba: «No hay que hacer otra Iglesia, pero, en cierto sentido, hay que hacer una Iglesia otra, distinta»”. Los sínodos, a lo largo de toda la historia de la Iglesia se ordenaban a hacer una iglesia mejor y más católica. Los actuales se ordenan a hacer una iglesia “distinta”. ¿Cuál es la distancia que separa a “una iglesia distinta” de “otra iglesia”? 

Las definiciones doctrinales de los sínodos, cuando aparecían, no eran más que explicitaciones de lo que ya estaba contenido en el Depositum fidei, en la Tradición. Es lo que Newman llama “desarrollo  de la doctrina cristiana”. ¿Qué ocurrirá con estos nuevos sínodos impuesto por el Papa Francisco a todas las diócesis del mundo? Si el ejemplo es el sínodo alemán, me temo que la iglesia que resultará será tan pero tan distinta que, de hecho, será otra iglesia: una iglesia más preocupada por cuidar a la “madre tierra” que por administrar los sacramentos; tan solícita con los descarriados de cualquier pelaje, que desaparecerán los pecados personales, sobre todo si son contra el sexto mandamiento; tan cuidadosa en “no juzgar” que bendecirá uniones de parejas del mismo sexo y tan ecuménica que, en la práctica, será lo mismo profesar un credo que otro, o no profesar ninguno en absoluto, con tal de ser educado y buen ciudadano del mundo.

En resumen, una institución venerable y enraizada en la tradición de la Iglesia, y capaz de causar el necesario balanceo del poder episcopal, como fue la de los sínodos, será destrozada y desacreditada por la torpeza de Bergoglio.


Una duda: Decíamos que los sínodos siempre eran verdaderamente representativos, participando aún aquellos que eran disidentes del poder episcopal. ¿Ocurrirá lo mismo en esta ocasión? ¿Serán llamados también a sumarse a los sínodos diocesanos los fieles rígidos y semipelagianos? Me pregunto, por ejemplo, si Mons. Marcelo Colombo, tan entusiasta de las iniciativas del Sumo Pontífice, invitará a participar del sínodo de la arquidiócesis de Mendoza a la comunidad parroquial más activa e importante de su territorio, por cantidad de sacerdotes, de fieles, de actividades y de celebración de los sacramentos. Me refiero al priorato de la Fraternidad San Pío X. 

Mucho me temo que las sinodalidades, aperturas y acogidas no lleguen a tanto. 

46 comentarios:

  1. No olvide los concilios y sínodos convocados por Santo Toribio de Mogrovejo en Lima, arquidiócesis a la que pertenecían, por entonces, Asunción y el Río de la Plata. Fueron varios y valiosos para el apostolado en toda sudamérica hispana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea eso precisamente lo que tenga Bergoglio S.J. en la cabeza.

      Eliminar
  2. La cosa es bien simple. Lo que hay hoy en Roma es una secta. Y falta por ver si toda o la mayor parte del resto de la Iglesia institucional sigue el mismo camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una secta se determina, entre otras cosas, por obligar a sus miembros a adoptar determinadas conductas. Lo que hay en Roma ahora es la invitación a que todo el mundo haga lo que le venga en gana contra los Mandamientos.

      Eliminar
    2. Anónimo 14:20. Cierto, pero las sectas se distinguen, por la obediencia ciega al líder y nadie se atreve a cuestionarlo. Que es sentido que se quería dar en el comentario anterior.

      Eliminar
    3. Fred, en las sectas se obedece ciegamente al líder hasta para quitarse la vida, si así lo manda. En la Iglesia, la jerarquía obedece al líder sólo para hacer política (en su vida privada hacen lo que les da la gana) y los laicos sólo obedecen a su capricho, sea quien sea el Papa.

      Eliminar
  3. Perdón si peco de ignorante. No he estudiado la influencia de los sínodos en la Tradición de la Iglesia. Lo que sé es lo que veo ahora: un conjunto de modernistas ávidos por destruir lo poco que queda de católico; y dispuestos a usar de conferencias, homilías, sínodos o lo que fuere, con tal de alcanzar sus objetivos. Todo ello, por supuesto, acompañado por amplias apelaciones a lo "pastoral", la "pastoralidad" y toda esa jerigonza cursi propia de la vulgata modernista. El camino sinodal de Francisco es una truchada, como todo lo que hace él. Un maniobra política para imponer su agenda destructiva. Las conclusiones ya están redactadas. Participar de uno de esos adefesios es perder el tiempo. Literalmente. Serán baños de palabrerío hueco y aburrido, apto para jubilados o jóvenes idiotizados. He participado de algunos de esos conglomerados y me he arrepentido profundamente. A mis sesenta años permítanme decir: no sirven para nada. Si quieren evangelizar, recen y laburen. Si quieren convertir no necesitan de todas esas ocurrencias: conviértanse para convertir. El resto, es perdida de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un viejo amigo me dijo: no son sínodos, son soviets.

      Gerardo

      Eliminar
    2. Gerardo:

      "Soviet" sólo significa en ruso "consejo".

      Esto es, reuniones voluntarias para discutir y decidir asuntos.

      Puede haber soviets de casa, soviets de calle o plaza, soviets de fábrica, soviets de trabajadores del Ayuntamiento...

      A pesar de lo que parece, son informales y no tienen más autoridad de la que ellos mismos se dan.

      Curiosamente se parecen demasiado a las "sociedades de pensamiento" francesas, pero no en versión de élites, sino de gente baja con inquietudes revolucionarias ("robar al rico para quedárselo ellos")

      Son las sociedades de pensamiento las que deslegitiman la monarquía borbonica y traen la Revolucion Francesa (la deslegitiman ante las élites sociales).

      Son los consejos de "obreros" los que deslegitiman la propiedad de donde trabajan y el gobierno del Zar.

      (el procedimiento es siempre el mismo: criticar por criticar a lo que hay, pero nunca las consignas que reciben). Sirven de correa de transmisión para, por ejemplo, hacer huelgas.

      Los soviets no son bolcheviques, aunque hay bolcheviques; de la misma manera que en las "sociedades de pensamiento" francesas no son masonicas, aunque hay masones.

      ?Cuándo desaparecen los soviets?

      Cuando se hace la Revolución Bolchevique (hubo poco antes antes una Revolución masonica que es la que derroca al Zar e impone la República. La bolchevique sustituye a la masonica)

      Una vez logrado el objetivo, Lenin ordena su disolución (en teoría porque ya hay un "gobierno de los soviets", por lo que los soviets de verdad ya no hacen falta -esto es, no quiere criticas ni oposición-.

      El último soviet que queda, el del Arsenal, cuyos miembros se niegan a disolverse, es tomado al asalto y sus soviets (verdaderos) fusilados por los bolcheviques (soviets falsos)

      Esa es la Historia.

      Creo que su viejo amigo es muy perspicaz.

      Recuerde que todo esto es una manipulación masiva, que va a cumplir unos fines ya establecidos y cuya legitimación para imponer a todos esos fines preestablecidos es la "democracia" ("lo ha votado el Pueblo", dirán con descaro)

      ?Usted cree que si los soviets votasen unanimamente por usar el misal de San Pío V Bergoglio lo iba a permitir ?

      Todo esto es una manipulación para imponer "los fines reales del Concilio" (sic), según Bergoglio.

      Es decir, como el Concilio, otro engaño general por una clique muy pequeña con otros intereses privados innombrables.

      Eliminar
    3. Este asunto de los soviets es lo que también viene utilizando la ONU para imponer su plan de dominación mundial contemplado en la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.
      Podría decirse que uno de esos consejos soviéticos es el que tendrá lugar la semana que viene en Glasgow en busca de aunar criterios como parte de la guerra mundial que se ha declarado contra el cambio climático y a la que Bergoglio siempre adhirió con entusiasmo.
      En esa reunión la ONU presentará un informe donde se acusará veladamente a la Argentina y a Brasil de favorecer la contaminación ambiental porque son grandes exportadores de carne vacuna con alto contenido de carbono, un elemento nocivo que aumenta el efecto invernadero.
      Argentina y Brasil ya se quejaron y pidieron -aunque sin éxito- que fuera modificada esa parte del informe, lo que revela que el problema existe como después se pudo conocer a través de un adelanto de la BBC de Londres.
      Por tal motivo, el informe de la ONU concluye que la dieta ideal para el hombre del futuro debe ser la que se prepara a base de plantas, un subterfugio que lo que persigue en el fondo es imponer la comida vegana promocionada por los progres más radicalizados en sintonía con el feminismo y el colectivo LGTB que ven en Dios y en la Iglesia los grandes enemigos de su felicidad.
      En lo que a nosotros nos toca, si la comida clásica de los argentinos es el asado pronto seremos tildados de negacionistas porque el humo del asado cargado de carbono aumenta el efecto invernadero.
      Y si a eso le agregamos que culpa de la digestión lenta alguno también pueda sufrir de flatulencia, un día no lejano será candidato a ser acusado hasta de terrorista porque la emisión de gases con alto contenido de carbono pone en riesgo a todo el planeta.
      Antes de reírse habría que pensarlo dos veces, esto que parece un grotesco de Alberto Vacarezza en realidad no lo es, porque con tal de lograr el paraíso en la tierra los amos del mundo son capaces de cualquier cosa.
      Así que debemos estar preparados, no será ni hoy ni mañana, pero el gobierno mundial en las sombras que utiliza a la ONU y a las grandes potencias para imponer la ideología de género que tiene al aborto y la homosexualidad como figuras estelares, también nos impondrá por la fuerza la dieta vegetariana so pena de ser acusados y perseguidos como enemigos de la humanidad.


      Eliminar
  4. Se puede aplicar a este proceso de sinodalidad lo que decía Louis Bouyer en sus Memorias:
    "Después de estas diversas experiencias, es comprensible que ya no conserve gran parte de mi entusiasmo juvenil por la "conciliaridad" en general, y menos aún con respecto a esa conciliaridad barata que hoy se llama abusivamente "colegialidad", en la que, de hecho, unos cuantos listos manejan regularmente los hilos detrás de unos pobres incautos, que luego se imaginan que son ellos quien han tomado decisiones que otros han tomado en su lugar, pero bajo su responsabilidad."
    Après ces diverses expériences, on comprendra que je n'aie plus gardé grand-chose de mes enthousiasmes juvéniles pour la « conciliarité » en général, et moins encore à l'égard de cette conciliarité de poche qu'on appelle aujourd'hui, abusivement, « collégialité », où, en fait, quelques malins tirent régulièrement les ficelles derrière de braves gogos, qui s'imaginent après cela avoir pris des décisions que d'autres ont prises à leur place, mais sous leur responsabilité. Louis Bouyer, Mémoires, Cerf 2014 p. 204)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, este nuevo sínodo que se avecina se asemeja bastante a un intento de formar soviets eclesiales o algo parecido. Lo que cuenta el P. Olivera del Celam es un buen adelanto del tema.

    ResponderEliminar
  6. Muy bien traídos la cita de Bouyer que allega Unknown (aunque sea de Bouyer, je) y el ejemplo del CELAM que pone el Pampeano (remitiendo al P. Olivera). Por supuesto que a nosotros nunca nos van a pedir opinión en uno de esos conciliábulos. Ni a ningún laico con fe católica y que no esté ya conchabado y «clericalizado». Pero en el caso de que a alguno le llamasen, debería negarse a participar en una farsa manipulada, donde las conclusiones están escritas de antemano.

    ResponderEliminar
  7. Este post se titula "La Maldición del Papa Francisco". Yo agregaría que es una maldición "necesaria".
    Y lo es por una razón importante, no fue casualidad que en un mundo más globalizado que nunca Bergoglio se convirtiera en sucesor de Pedro en 2013 justo cuando la Iglesia atraviesa la peor crisis de su historia.
    Ocurrió así porque Bergoglio vino a cumplir un rol decisivo dentro del Plan de Dios como una pieza crucial de esta partida de ajedrez que ya se acerca al jaque mate.
    Aquellos grandes sínodos que a través de los siglos fueron poniendo los cimientos de la Iglesia nada tienen que ver con estos sínodos que ahora se inician en las distintas diócesis locales con vistas al gran sínodo de obispos que el Papa convocó en Roma para 2023.
    Y no tienen nada que ver porque la decisión final ya está tomada de antemano. Estos sínodos locales sólo son una parodia para justificar las herejías que se introducirán solapadamente en el documento final.
    En realidad, se trata de una pantomima grotesca igual que la que ahora se ha puesto en marcha en el Vaticano con el juicio que se inició contra el exCardenal Becciu, una parodia plagada de violaciones a los derechos más elementales de la defensa en juicio porque Becciu ya ha sido condenado y hasta degradado de antemano por Bergoglio.
    Por eso cuando el Papa cita al Padre Congar diciendo que no hay que hacer otra Iglesia sino una Iglesia distinta, lo que en realidad está diciendo es que esa iglesia distinta será la iglesia que están preparando para el Otro, una iglesia que no tendrá nada que ver con la Iglesia que Cristo fundó sobre la piedra de Simón Pedro, el hijo de Jonás.
    Es hora de entender que la Iglesia está viviendo días decisivos, esta crisis no podrá ser superada como tantas veces ocurrió en otros momentos de la historia, de ahí que esta sea una crisis terminal.
    Sin que la mayoría lo advierta, nos estamos deslizando barranca abajo y sin frenos hasta que ocurra lo peor, cuando un día cualquiera al abrir el diario nos enteraremos de la llegada del Otro, antes de la Segunda Venida cuando Cristo vuelva para poner a todos sus enemigos por estrado de sus pies.
    Aquellos que piensan que la Iglesia podrá salir de esta crisis como tantas veces salió de otras, no han entendido nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero debemos distinguir muy bien entre la Iglesia , que es la de Cristo, la del Credo , y sus miembros , empezando por el Papa y resto de funcionarios hasta llegar al último seglar . La Iglesia sufre en sus miembros porque están enfermos por eso decía este Papa que era un hospital de campaña , que él ha contribuido en lugar de sanar y extirpar miembros que no son de Cristo sino que son salteadores , les ha abierto la puerta de par en par . La Iglesia de Cristo sabemos que no va a desaparecer , esta gente la va a dejar desfigurada pero debajo late el corazón de Cristo y sus fieles . No olvidar lo que dice Jesucristo: que Dios quiere fieles en espíritu y Verdad y es por ahí, sin que ellos la perciban , pues afortunadamente con tanto ruido que hacen, que Cristo nos va llevando por su Iglesia, la milenaria , la del magisterio tradición dogmas evangelio santidad , como iglesia militante que somos . Se podrán quedar con el Vaticano y sus riquezas materiales que ya está muy expoliado , pero nosotros tendremos siempre a Jesús , ni más ni menos que hasta el final de los tiempos . Y todo esto nos sirve para fortalecernos en la Fe ya que el Espíritu Santo se encarga de santificar a su gente . Siempre ha sido así y siempre será así , ellos que sigan engañados porque prefieren la mentira y el engaño , ya sabemos por sus frutos , de donde proceden y a donde parara todo esto para esa gente .
      Nosotros a lo nuestro que es Jesucristo, el
      Mismo del evangelio .

      Eliminar
  8. En el mundo oriental, este problema se habría resuelto fácil: pasamos a asistir a los oficios de otra Iglesia Ortodoxa y ya está. Que se quede el patriarca politiquero solo, y de no ser defenestrado o reemplazado dentro de su propia Iglesia, que lo sea por votación de otros tres o un Concilio ecuménico. El problema de la eclesiología moderna romana occidental es que la religión entera se reduce a ser reconocido por quien ocupe el trono romano. En los hechos, todo lo demás es secundario.

    Focio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Focio, sus comentarios me despiertan ciertas dudas.
      1) Es usted católico apostólico romano?
      2) Cree en la primacía del sucesor de San Pedro como vicario de Nuestro Señor?
      3) Está de alguna manera a favor de los cismáticos orientales?
      4) Reconoce que la Iglesia ortodoxa no pertenece a la Iglesia de Cristo y por lo tanto se le aplica el principio Extra ecclesiam nulla salus?
      5) Acaso usted es oriental y por eso está tan confundido?

      Eliminar
    2. Estimado, considero temerario decir que las iglesias ortodoxas no pertenecen a la Iglesia de Cristo. ¿cómo lo sabe? ¿Tuvo alguna revelación o lo leyó en algún manual ultramontano del siglo XIX?
      Además, hay que ser un buen teólogo para entender correctamente el principio Extra ecclesiam nulla salus. No es tan matemático como usted lo presenta. Ahora resultará que los miles de mártires De la Iglesia ortodoxa rusa durante el periodo soviético arden en el infierno porque reconocían al Papa de Roma. Fíjese usted en qué estado están las fieles que sí lo reconocen.

      Eliminar
    3. Estimado Wanderer, entiendo que cualquier cisma (debidamente configurado) por definición queda fuera de la Iglesia de Cristo, que como todos sabemos es UNA, Santa, Católica y Apostólica. En el caso de la Iglesia Ortodoxa creo que está por demás configurado el cisma -formal y materialmente- ya que no reconocen al Vicario de Cristo e incluso tienen su propio primado (además de las diferencias doctrinales).
      Con respecto al Extra ecclesiam nulla salus, comparto que no es una cuestión matemática. Y en ese sentido, entiendo que si esos miles de rusos murieron como mártires, de alguna manera -por ese acto de caridad extrema- pertenecen a la Iglesia de Cristo, pese a que materialmente fueran parte de la Iglesia Ortodoxa y no reconocieran al Papa (es lo que usted debe haber querido escribir, se le escapó el "no")
      No soy capaz de exponer cabalmente los argumentos teológicos que sustentan tal afirmación. Pero más de una vez he oído a sacerdotes capacitados hablar sobre este tema.

      Eliminar
    4. El valiente apologista Anónimo parece creer que está en tiempos de San Pio V. Omite los documentos del Concilio Vaticano II sobre ecumenismo -y el magisterio infalible en la materia-, o también usted puede ser rotulado de cismático, con el agravante de que condena a otros por un delito que usted estaría cometiendo. ¿Recuerda lo de la paja en el ojo ajeno?

      Ahora, supongo que habrá declarado también cismático y hereje a al Papa San Martín I que condenó la idea de un "obispo universal" ó la Pentarquía que aceptó durante 1.000 años la sede romana. Siga cortando tela, y su iglesia nació con el papa romano Pio IX.

      Pregunto, ¿Cuál es su fuente? ¿Sabe algo de teología oriental? ¿Leyó las enseñanzas de los Papas Romanos Ortodoxos? Lo que pasa es que al papado se lo usa como excusa para justificar los regímenes tiránicos. Algo así como "seguir el modelo de la Iglesia" en la política de los países. El resultado han sido personajes como el Duce, Perón, Evita y Franco. Disentir con ellos era pecado de excomunión social, porque "a la sede suprema no se la juzga" pero ellos sí podían juzgar o mandar a prisión de por vida a quien no les simpatizara. Así lo que ahora viven con Jorge Mario Bergoglio, es fruto de esa eclesiología despótica, en que todo se reduce a obedecer y ser reconocido por un obispo. Esto último, no veo que lo haya contestado, lo fácil es insultar o desestimar una crítica, como de hecho hace.

      Y con respecto a las desaveniencias actuales, si lee un poco sobre los actores, va a ver que los amigos de Jorge Mario Bergoglio son los responsables: forman una iglesia en ucrania con tres sectas sin órdenes válidas y clero expulsado por faltas graves. Luego buscan imponer un absolutismo papal desde Constantinopla, para poder acordar en una sola firma la "unidad" con Roma (sin resolver ninguna de las controversias históricas). La doctrina queda de lado, de nuevo, la autoridad sobre todo.

      Un fiel Ortodoxo puede tomar los libros de los primeros siglos del cristianismo y seguir la liturgia o formarse espiritualmente, sin mayores dificultades. Un católico actual ¿Puede hacerlo?

      Focio

      Eliminar
    5. Querido Focio, jamás proferí insulto alguno. Si usted se ha visto ofendido, no ha sido mi culpa. Simplemente manifesté algunas dudas concretas que usted no ha querido responder.
      Y con la referencia que hace a los documentos del Concilio Vaticano II sobre ecumenismo, no tengo nada más para decirle. Si ese engendro conciliar forma parte de su argumento, no veo cómo podamos entendernos.
      Sólo me atrevo a recomendarle que revea ese criterio de cisma por no reconocer esas novedades conciliares. A poco terminará usted pareciéndose a su detestado Duce o Franco.

      El valiente apologista Anónimo

      Eliminar
    6. Focio es un ortodoxo con complejo antirromano.
      No es necesario darle mayor importancia cuando vomita su odio, no es muy difícil espigar en sus comentarios lo aprovechable.

      Eliminar
    7. Nada de antiromano, recuerde la arquiectura de San Juan de Letrán o Santa Praxedes... si la mira bien, podrían ser la de una Iglesia Oriental. Hubo Papas que estuvieron en paz con sus hermanos Patriarcas por siglos y sirvieron con tal fidelidad a la Fe, que su Sede ganó la primacía de honor entre las cinco.

      Y el simbolismo propio de la ortodoxia es el águila que tomó el Imperio Romano con sus dos cabezas, que entre otras cosas son Roma y Constantinopla. Era un todo, la romanidad cristiana y no solamente la antigua Roma. Muchos hablan de la cristiandad medieval y olvidan la gloria de la romanidad conversa, que tuvo a los grandes santos y teólogos de la antigüedad.

      No señor, nada de anti-romanos, de hecho los últimos romanos que cayeron solitarios frente al turco fueron del mismo parecer (los emperadores de Nueva Roma fueron la continuidad lineal con los de la antigua Roma, algo que en occidente no ocurrió).

      Focio

      Eliminar
    8. Focio, si usted no fuera antirromano pensaría igual que Soloviev, quien a pesar de ser ortodoxo siempre pensó que la verdadera Iglesia era la católico romana.
      En "La Iglesia y el Papado", un libro luminoso que publicó en 1895 y todos los ortodoxos deberían leer, explica el error del cisma de 1054 que convirtió a la iglesia ortodoxa en una iglesia "nacional" porque cayó en el cesaropapismo.
      Si hoy la Iglesia católica está viviendo una crisis terminal eso no significa que la verdadera Iglesia sea la ortodoxa, al contrario, significa que se están cumpliendo todas las profecías.
      Recuerde la advertencia de Cristo: "a quien mucho se le dio, mucho se le exigirá".
      Le digo esto porque por lo visto usted es un ortodoxo muy culto que también conoce muy bien a la Iglesia Católica, reaccione a tiempo entonces y descubra la verdad antes que sea tarde.
      No se olvide que si estos son los últimos tiempos todo se va a precipitar muy pronto, así que en vez de tratar de salvarnos a nosotros mejor utilice todo su saber para tratar de salvarse a sí mismo.
      Para eso la mejor receta es imitar a Soloviev, todavía está a tiempo.

      Eliminar
    9. Hablando de Roma...

      https://www.quenotelacuenten.org/2021/10/22/cuando-oriente-se-alejo-de-roma-conferencia-y-entrevista-al-p-carlos-balina/

      Eliminar
    10. Hay que tener coraje para afirmar que el modelo de autoridad de la Iglesia Catolica dio pie a dictadores cuando el patriarcado de Constantinopla avalaba en el Imperio de Oriente emperadores manchados en sangre inocente tanto en su llegada al poder como en el ejercicio de este. Recordemos que el motivo por el que algunos emperadores eran llamados Porfirogeneta era por lo infrecuente de la sucesion dinastica, porque la mayoria de quienes accedian al trono eran generales sublevados que lo primero que hacian al llegar al poder era ejecutar al emperador anterior.

      Eliminar
    11. "El resultado han sido personajes como el Duce, Perón, Evita y Franco"

      Y los zares? Piense un poco antes de escribir y hacer el ridículo.

      Eliminar
    12. Anonimo de las 9:39, para que alguien que está objetivamente en cisma con la única Iglesia de Cristo tenga infusas en su alma la gracia santificante y la caridad, es necesario que no esté subjetivamente en cisma, lo cual requiere estado de ignorancia invencible acerca de la identidad de esa única Iglesia de Cristo. Le recuerdo que para ejercitar la caridad, en el martirio o en cualquier otra circunstancia, es necesario haberla recibido en el alma y haberla conservado.

      Por otro lado, la imposibilidad de reconocer la realidad de la pandemia por parte de muchos catolicos me da pie a pensar que el estado de ignorancia invencible es mas frecuente de lo que muchos creen.

      Eliminar
    13. Ignoro si Focio es ortodoxo o, como yo, católico oriental (en mi caso bizantino). En cualquier caso no me parecen apropiados los argumentos ad hominem de si es anti esto o pro lo otro. Hay un punto que me parece acertadísimo y, en mi comentario de más abajo lo explico. En la iglesia latina ha crecido una visión del papado que le hace parecer un monarca absoluto cuya fuerza es la imposición de una obediencia despótica. Un ejemplo que puede ilustrar esto y que establece una diferencia de la visión occidental y oriental es el contenido del primer canon sobre las obligaciones y derechos del clero en el Código de Derecho Canónico de la iglesia latina y el del Código de Cánones de las Iglesias Orientales. El canon 273 del CIC dice que: "Los clérigos tienen especial obligación de de mostrar respeto y obediencia al Sumo Pontífice y a su Ordinario propio". Mientras, el canon 367 del CCEO dice: "Los clérigos tienen como primera obligación anunciar el Reino de Dios y su Amor a todos los hombres, en el ministerio de la palabra y los sacramentos y, a lo largo de toda su vida, amar a Dios más que a nada y amarse unos a otros, para ser edificados y crecer en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia."

      Esto pone de manifiesto, a mi modo de ver, dónde se pone el énfasis. La iglesia latina tiene un serio problema de organización que necesita alivio. En mi comentario de abajo lo explico un poco más desarrollado.

      Eliminar
    14. En absoluto se niega el punto que dice usted, León de Nemea. Son muchos los que han denunciado esa deformación por hipertrofia de la obediencia, Castellani entre ellos.

      Eliminar
  9. Caminante queda corto con los estropicios de Francisco, faltón, su ironía con la religiosidad popular, su visión de la Evangelización de América, la incomprensión hacia España, sus teorías políticas y económicas. Es igual ya. Como gobernante ha fracasado, como persona, no me veo capaz de dar una opinión, pero hace mucho daño.

    ResponderEliminar
  10. https://onepeterfive.com/understanding-true-ultramontanism/

    ¡Muy interesante articulo que les recomiendo y toca esta cuestión de los concilios diocesanos y provinciales!

    ResponderEliminar
  11. A propósito del Post “La maldición del papa Francisco”
    “El Papa ya ha dicho lo que pretende: “El padre Congar, de santa memoria, recordaba: «No hay que hacer otra Iglesia, pero, en cierto sentido, hay que hacer una Iglesia otra, distinta»”. Los sínodos, a lo largo de toda la historia de la Iglesia se ordenaban a hacer una iglesia mejor y más católica. Los actuales se ordenan a hacer una iglesia “distinta”. ¿Cuál es la distancia que separa a “una iglesia distinta” de “otra iglesia”?
    Las palabras hablan por sí mismas. Y lo que ellas dicen es gravísimo, porque no se puede decir “No hay que hacer otra Iglesia”, sino “hay que hacer una Iglesia otra, distinta”, sin caer, no sólo en una flagrante contradicción, sino en pretender resolver la contradicción radicalizando los cambios. Porque, es claro que no sólo se pretende suplantar una Iglesia por otra, sino, el que ésta última Iglesia sea “distinta de la primera u originaria. Y, ¿de qué modo una Iglesia puede ser distinta de otra, sin distinguirse por algunos de sus fundamentos esenciales?
    Y no faltan signos que corroboran el rumbo de esta preocupante deriva eclesial. Se lo pretendió hacer cuando se quiso justificar la comunión a los divorciados vueltos a casar”, con el implícito irrespeto que esta actitud muestra respecto de la indisolubilidad matrimonial; con el “acompañamiento” que se quiere estimular respecto de la práctica homosexual pasando por alto la extrema gravedad de tal desorden moral; con el paulatino desplazamiento de obispos, sacerdotes y seminarios de línea doctrinal ortodoxa, para suplantarlos sistemáticamente por otros tantos obispos sacerdotes y seminarios, enrolados en la línea de un cada vez más dañino progresismo doctrinal; con el expreso desprecio que en la práctica se perpetra respecto de cuestiones de profundo sentido litúrgico como lo es la participación de la misa Trinitaria o tradicional, o de la comunión en la boca; con el creciente interés que se tiene con respecto de problemáticas de carácter eminentemente profano, que, a ojos vistas, soslaya o minimiza el interés eminentemente religioso y teológico de todo genuino creyente.
    ¡Dios proteja a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  12. A mí lo que más me preocupa de esta "nueva sinodalidad" es que el engendro burocrático creza como un cáncer entre las diócesis. Que bajo el pretexto de "escuchar a todos" se formen en las diócesis consejos o, peor aún, comisiones, para revisar todo lo que se hace. Esto provocaría que las cosas que antes se resolvían en 5 años se resuelvan en 10 o queden como materia pendiente para el Juicio Final.

    La iglesia latina necesita, con mucha urgencia, descentralizarse. En este aspecto creo que las iglesias orientales pueden servir de ejemplo. Su estructura es más reducida y más manejable. Los distintos jerarcas superiores (patriarcas, arzobispos mayores, metropolitanos, etc) de cada iglesia sui iuris tienen muchas potestades que a los obispos latinos, incluidas las conferencias episcopales, tienen reservadas con respecto a Roma. Si la iglesia latina estuviera divida en primados (por usar un término más occidental que el de patriarcados) se aliviaría mucho la carga burocrática al no depender todo de Roma, salvo para los casos más graves. También serviría para que muchas decisiones injustas tomadas por parte de un tribunal lejano que sólo conoce lo que ha leído en un informe redactado por vaya usted a saber quién se redujeran.

    En este aspecto veo que el gran problema, que debería solucionar este sínodo, aunque sospecho que ni lo va a plantear, es la visión que la iglesia latina ha generado del papado como un ente universal que tiene que estar presente en todo y tiene que aprobar hasta la última decisión de la última parroquia de la diócesis más pequeña y alejada. En los últimos mil años está visión del papado omnipresente ha ganado mucho terreno. Un ejemplo son los nombramientos de los obispos. En la iglesia latina pasan por las diócesis, la Conferencia Episcopal Nacional, la nunciatura, la Congregación de obispos y, finalmente, el Papa, que pone su firma sin tener la menor idea de quién es el elegido (cosa normal porque el Papa no es Dios y no le daría la vida). En las iglesias orientales se elige en el sínodo patriarcal, arzobispal mayor o el que corresponda según el tipo de iglesia sui iuris que sea y ya está. No es un sistema perfecto, ninguno lo es, pero es mucho más eficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no hay que escuchar a nadie.

      ?Tu cuando vas al supermercado vas a que te escuchen?

      No. Agarras lo que necesitas y vas a la caja, pagas lo que ya está establecido y te vas.

      ?Cuando vas al médico vas a que te escuche?

      No. Vas a que te cure según las reglas del arte médico; no según la votación democrática de nadie.

      Tu eres libre de ir al supermercado y de comprar o no. O de elegir médico.

      El catolicismo es una religión.

      Por tanto, el que se acerca a una religión sabe muy bien no se acerca a un gimnasio o a una panadería. De hecho, cuando se acerca a una religión sabe muy bien lo que quiere y lo que busca (mayormente, espiritualidad)

      Luego hay un montón de religiones.

      El que se acerca al catolicismo es porque en principio piensa que sólo el catolicismo se lo puede dar. No el luteranismo, ni el islamismo ni el budismo...

      Por tanto el que busca catolicismo tiene que recibir catolicismo.
      Lo contrario es una estafa.

      Como el que quiere comprar y pagar un coche nuevo y le dan un coche usado, aunque la carrocería parezca como nueva.

      Para esto no hacen falta ni sinodos ni soviets.

      Solo buena fe y ganas de salvar almas.

      ?Que tiene que escuchar?

      Solo como el tendero, para saber exactamente qué venderte.

      O como el entrenador personal del gimnasio, que solo quiere que obedezcas su rutina y te dejes de peros, peras y dolores de cabeza.

      Curiosamente Lenin creía de todo corazón que lo que estaba imponiendo en Rusia era una democracia orgánica ("de arriba a bajo y de abajo arriba"). La realidad de 70 años de opresión define muy bien como eta esa democracia de la escucha, el diálogo y los gulags.

      No en vano con él se crea el "Terror Rojo" (el nombre lo pone él) para convencer a los indecisos de las verdades del sistema ...

      (la letra con sangre entra, parece que decía )

      O como cuando le dice a su amigo Gorki cuando éste le afeo el regimen de opresión, tan alejado de los planes originales:

      "Una tortilla no puede hacerse sin romper los huevos"

      Y eso mismo cree Bergoglio en su palacio de Santa Marta:

      "Una tortilla no puede hacerse sin romper los huevos"

      !Curioso!; ?no?

      Eliminar
  13. Es la maldición del Rey Mierdas, que es como el rey Midas, pero de la mierda. Todo lo que toca lo convierte en mierda.

    ResponderEliminar
  14. - De los conclavúnculos, conciliábulos y sinodáculos, ¡Libera me, Domine!

    ResponderEliminar
  15. ¿Una duda? ¡No mente usted la soga en la casa del ahorcado! Ya se sabe que las dudas no se contestan.

    ResponderEliminar
  16. Tengo para mí que el bufonismo de Bergoglio va a traer para el bimilenario de la Iglesia una severa crisis en la institución del Papado, aunque para entonces su siniestra comedia haya echado el telón.

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que Francisco es simplemente un majadero.

    ResponderEliminar
  18. Parece que este adorador de la Pachamama s.j. se siente iluminado por algún espíritu cósmico
    (?maligno?, ?benigno?) y se pone, como la Sibila de Delfos, a pontificar a diestro y siniestro lo que no sabe ni entiende.

    Al menos no habla de la Santa Religión, porque como se le meta entre ceja y ceja, la desgracia como ha desgraciado todo lo demás.

    Es lo que pasa con las ocurrencias sin contrastar, que son cargas de profundidad contra el sentido común, la economía -de donde comemos todos- y la familia, objetivo primordial de los marxistas culturales de la Escuela de Frankfurt.

    En fin: "no hay mal que cien años dure".

    ResponderEliminar
  19. Es increíble que se hable de monopolio de alimentos. Este hombre desconoce olímpica (o vaticana) mente lo que es un commodity, qué es el mercado de granos de Chicago, como se determina el precio, etc. Lo mismo con la propuesta de barra libre de vacunas liberando las patentes, que en buena lógica debería trasladarse al resto de los medicamentos. ¿Quién investigará entonces o financiará una actividad gratuita? ¿Kim Yon Il? A veces hay que dejar Mafalda y crecer.

    ResponderEliminar
  20. Este sínodo, pareciera que anhela caminar sin los que caminamos, pareciera marchar hacia Cristo pero sin Cristo. Pero esto pasa una sencilla razón, tanto los unos como los otros, nos hemos olvidado del Amor. No sé trata de buscar cuáles son las intenciones más oscuras de Francisco, puede que las tenga, de que importa saberlo, lo que importa realmente es actuar. La Iglesia hoy más que en el tiempo del arrianismo, necesita de verdaderos Atanacios, dispuestos a defender la verdad, la caridad y la Iglesia. El sínodo debe ser oportunidad de levantar nuestra voz, defender la verdad y salvaguardar la Sana Tradición de la Iglesia. Debemos Cristificar lo que parece un camino sin Cristo. Ayudados por la Caridad y teniendo a Cristo en nuestra vida y en nuestras palabras. Ya estamos cansados de escándalos y escándalos e intenciones de buen corazón por salvar lo que algunos se empeñan por derribar. Es hora de hablar, con la verdad y con la propia vida, es hora de hacer de nuestra Madre Iglesia, la verdadera Iglesia de Nuestro Señor, que se preocupe realmente por la salvación de las Almas y la cura espiritual de los cristianos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos sabemos que "deeds speak louder than words".

      Y de hecho eso mismo es lo que hacen los niños:

      Por mucho que les digas y les grites ellos van a aprender y hacer lo que ven hacer a sus padres.

      Por tanto, en ese mini parlamento de parroquia, de diócesis, de Conferencias episcopales y Bergoglio..., los Padres sinodales, las Madres sinodales, los LGTB sinodales...!e incluso las mascotas sinodales! (las mascotas también son hijas de Dios)...

      ?van a dar ejemplo personal de catolicismo?

      ?O van a discutir interminablemente e incansablemente (como las asambleas del Partido Comunista Ruso) -no sobre el sexo de los ángeles, que tendría un pase- sino sobre el cambio climático, el empoderamiento de las mujeres, el machismo del hombre blanco, cristiano y occidental, las flatulencias de las vacas por comer hierba (la nueva moda occidental ?...

      Sí, fratelli tutti: estamos en manos de un psicopata que se aburre todo el día y necesita un poco de estimulación extra

      Al menos nunca recomendará rezar más.

      !Uf!, !qué aburrido! dirán muchos.

      Aunque sea a la Pachamama de madera.

      Eliminar
  21. Este individuo s.j. ya va a pasar a la Historia, pero por las razones equivocadas.

    Alguien muy famoso le recomendó hace unos 2000 años que más valía que se atase una rueda de molino al cuello y se arrojase al mar (al Tirreno o al Mar Austral, a elección )

    Y visto el consejo, muchos estarán de acuerdo que tiene más razón que un Santo.

    ResponderEliminar