miércoles, 7 de diciembre de 2022

Más sobre las misas "rorate" o "de aguinaldo"

 

Un amigo liturgista —y de los que en verdad saben—, me comentó la otra cara de la moneda de las misas “rorate” de las que hablamos ayer. Estas misas, en el ámbito hispánico, se llamaban “de aguinaldo” y eran un verdadero dolor de cabeza para los obispos, y con razón, pues se habían convertido en un despropósito.

En estas misas, se cantaban villancicos durante toda la celebración acompañados de instrumentos que traía la gente de sus casas como ollas, sartenes y cucharones, y como era de madrugada y estaba todo oscuro, muchos eran los que se escurrían a las capillas y rincones para refocilarse en placeres no precisamente espirituales. 

Los obispos, como es lógico, reaccionaron para restringirlas o prohibirlas. Incluyo aquí copia de algunos documentos interesantes al respecto:


Sínodo de Jaén, 1624.


Sínodo de Córdoba, 1662.


Recorte de "El Perú Ilustrado", 1890.



En los países germánicos, donde se conservan hasta la actualidad, es posible que haya sido una costumbre que no se desbordó, porque los alemanes son gente  de sangre menos caliente. Pero en España e Hispanoamérica eran un despiporre. 

No es cuestión de idealizar un pasado que nunca existió. 

11 comentarios:

  1. Grande Wanderer! se esta poniendo cad vez mas lindo el blog.

    Juancho

    ResponderEliminar
  2. Ah bueh, igualito al desbande de la misa para los niños en el Luna Park. Oscuridad, ruido, jolgorio... Sólo que antes tenían fe, ahora no. Corruptio optimi pessimum est.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los protestantes definen la religión así:

      "En el protestantismo todo está prohibido y algo está permitido.
      En el catolicismo todo está permitido y algo está prohibido"

      Eso educa el modo de ser de los pueblos.
      Tal vez por eso los ingleses y los irlandeses, que comparten el mismo idioma y el mismo clima horrible son de temperamento diferentes.

      Unos más reprimidos y otros más "mediterráneos".

      Ahora ¿dónde preferiría uno vivir?

      Pues será cuestión de gustos ("de gustibus non disputandum"); pero tal vez en el Luna Park (de día, naturalmente )

      Eliminar
  3. La diferencia era que las Misas Rorate germánicas se celebraban los sábados de Adviento, como bien se dijo, y las Misas de Aguinaldo hispánicas los 9 días previos a Navidad, del 16 al 24, inclusive.

    ResponderEliminar
  4. Estas misas las están promoviendo los anglosajones conservadores.

    Y me parece bien.

    Respecto a idealizar el pasado, había de todo.

    Pero si entonces la oportunidad de poder estar cerca de una moza era en la iglesia (los musulmanes utilizan los cementerios), hoy no solo ya no es necesario sino ¿quién va a ir a misa antes de las 7 con un frío de invierno (aunque sea todavía otoño)?

    Pero señala algo que siempre se olvida y en que se viene cometiendo graves errores desde el Concilio de Trento, que es donde empezaron estas reformas piadosas; con muy buenas intenciones, todo hay que decirlo.

    Si tu quieres que una sociedad sea "musulmana" (por no decir "católica", para poner cierta perspectiva y que nadie se dé por aludido ) es necesario que lo musulmán impregne toda la vida de esa sociedad (y que la referencia sea el Islam; no otra cosa ). Como ha pasado en Europa, Iberoamérica y Filipinas.

    Es imposible que todo el mundo viva la religión como se debe, con devoción, responsabilidad y compromiso. Eso es propio sólo de una minoría siempre.

    Pero es bueno que todo el mundo se sienta "musulmán", incluidos los tibios y los que dudan, porque eso permite que a los que se tomen la religión más seriamente que lo puedan hacer; y no como ahora en que cada vez es más difícil o incluso hay ya en occidente persecuciones contra lo cristiano desde el Poder político (que ya no controlan )

    ¿Qué hay de malo que se aproveche la misa de rorate para cantar villancicos (siempre que sean de adviento) e incluso para bailar fandangos (con la devoción y cortesía que se debe en las "mezquitas"; principalmente ir descalzo y las mujeres con mantilla)?

    También eso se hacía en los teatros españoles del siglo XIX (bailar fandangos) en cuanto la obra teatral lo permitía. E incluso todo el mundo se traía sus castañuelas al coliseo. No por ello se disfrutaba menos de la comedia. Seguramente al contrario.

    Descatolizar una sociedad no hace que las personas que no quieren sean más católicas, sino menos. Esa es la gran paradoja.

    Y es que olvidamos que una cosa es la filosofía (pensar sobre algo, como el musulmán "engagé" ) y otra muy diferente la ciencia (descubrir como funciona el mundo; en este caso las sociedades "musulmanas"). Pecado común a los intelectuales, ilustrados...y teólogos del Concilio (además del pecado de soberbia).

    Y así nos va...de mal.

    (Ps: ¿quién les iba a decir a los obispos de Jaén, Córdoba y Perú ilustrado que nos íbamos a encontrar como ahora? ¡Y con un psicoanalizado en la Sede Petrina!

    Pues sí ¡Quién lo iba a decir !

    ResponderEliminar
  5. Don Wanderer , no entiendo el propósito de este último post.
    Una cosa es el uso y otra el abuso. ¿Qué tiene que ver el contexto o el abuso de tal evento con la misa en si misma que esta arraigada en la tradición y tiene un significado bellísimo?.
    Estoy de acuerdo en no idealizar todo lo antiguo sólo por eso, porque es antiguo, pero este no es el caso.
    Suyo

    ResponderEliminar
  6. Nosotros tuvimos la misa Kirchnerista en Lujan, no se compara con nada, mas de un ateo tomo la primera comunion, incluso sin estar bautizado.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen complemento al anterior artículo.

    ResponderEliminar
  8. Como parece que yo soy de los más jóvenes aquí, tengo que recordarles el oficio de tinieblas, otra de las bajas para protestantizarnos con nocturnidad y alevosía. y que desgraciadamente ustedes no habrán conocido.

    El oficio, que va transcurriendo apagando una a una las velas del tenebrarium al cabo de cada salmo hasta quedar toda la iglesia completamente a oscuras, termina con un terremoto:

    Aquel que se produjo al expirar el Salvador en la cruz, según relata san Mateo 27, 51.

    Y el terremoto no es otra cosa que el estruendo producido por los fieles al golpear los bancos con sus misales.

    Pues bien; eso es lo que acaban recordando los fieles.
    (no se asusten: han ocultado detrás del ara una luz, que es la que vuelve a iluminar a la congregación)

    Por cierto (otra baja del Concilio de las 3 negaciones):

    Como las campanas tienen un sentido de alegría, en Semana Santa las campanas de los templos eran sustituidas por una especie de matraca gigante de madera; y las campanillas de la consagración y la elevación, por una de matraca de madera. Para el que no haya oído eso, esta última da un sonido seco y muy extraño; como un cri cri cri.

    Hasta el
    Domingo de Resurrección.

    ResponderEliminar
  9. En Venezuela se siguen haciendo esas misas, se llaman de aguinaldo y se supone deben hacerse antes del alba, la realidad es que se cantan villancicos con tambores y con toda la bulla que se pueda hacer. Con el problema de la inseguridad, ahora las hacen a pleno día, y peor, ay lugares donde esa misa sustituye a la misa diaria de adviento. Y todo lo que dices del dolor de cabeza de los obispos es cierto, solo que en Venezuela, la Iglesia cedió y en vez de prohibirla por los despropósitos, los curas y obispos se adaptaron y las celebras con todos los despropósitos posibles, con aplausos, bailes, comilonas después de la misa, etc

    ResponderEliminar
  10. Parece que aquí se hablan de dos cosas muy distintas, aunque puedan tener una misma ceremonia (hoy desgraciadamente sin el rorate caeli de Isaías de introito)

    Una cosa es la devoción a la santísima Virgen y otra celebrar la próxima llegada del Salvador con villancicos, bailes y jarana.

    (reconozco en honor de la verdad que Adviento es tiempo penitencial, con alivio de penitencia hoy mismo, domingo de Gaudete; por lo tanto no debe haber alegría desenfrenada )

    Yo estoy con que el Pueblo celebre como quiera la venida del Salvador, siempre y cuando se reserve a los devotos una capilla para celebrar el Adviento con más propiedad.
    Esto puede hacerse en la capilla de algún convento o de algún colegio católico (incluso abrirse especialmente para Adviento)

    Volviendo a la fiesta; no querrán ustedes ser como los alemanes, ¿verdad?

    Cuando el Salvador nos ha hecho lo que somos es por algo que no podemos ni comprender ni rechazar; sino obedecer y agradecer (con bailes, cantos y jaranas)

    ResponderEliminar