viernes, 8 de enero de 2010

Qué susto!


Mientras imprimía la homilía que el papa Benedicto XVI pronunció durante la misa de Epifanía, me llevé un susto: aparecía citada la Lumen Gentium!!! Se me venía abajo el Mago Blanco. Pero era una falsa alarma, o una de las avivadas del Tedesco.
En ese texto cita, además de las Escrituras, a San Juan Crisóstomo, San Gregorio Nacianceno, a San León Magno y al Dante. Cita también varias veces al magisterio reciente: la encíclica Spe Salvi, de su autoría, jejeje.
Y del Vaticano II toma un párrafo. Dice: "Pero su alegría (de la Iglesia),..., es precisamente ser signo e instrumento de Aquel que es lumen gentium, luz de los pueblos (cf. Lumen Gentium, 1). Muy astuto.

Mientras tanto, nuestros obispos promueven la devoción a Nuestra Señora Gaucha del Mate, que ya fuera aprobada en 1993 por ¿quién creen Uds.? Sí señores, por el Magno.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablando de sustos, ¿qué me cuentan de la rebelión de la parroquia de Thiberville, a favor de su párroco, casi sacando a los golpes al obispo de Evreux con su casulla del gay pride?

Paco Pepe

Santa Iglesia Militante

Secretum Meum Mihi

Surge Propera

Reaccionario

Lefe cornudo conciente dijo...

Por fin nos libró de la lección de anatomía!

Prefiero las historias de tradis adúlteros y ladrones que toda esa pornografía disfrazada de moral.

Anónimo dijo...

Porque el Wanderer esta tan en contra de CVII, de sus documentos, eetc... No entiendo.... Luego dicen no ser Lefes, pero no les creo.
San Rafaelino IVE.
PD: Si alguien me explica se lo agradeceria...

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Wanderer, no se entusiasme tanto con el Mago Blanco, please... A ver si, de verdad, termina dándole un susto...

Relea bien los escritos de su autoría, fíjese cómo van cambiando los conceptos de fe, caridad, misión de la Iglesia, hasta parece haber una invitación al noaquismo en el pasado discurso a la Curia.
Y atienda, también, a las palabras y actos que realice en la visita a la Sinagoga de Roma el próximo 17.

Ojo al piojo.

- M. Martin -

Wanderer dijo...

San Rafaelino IVE: la realidad no es binaria como Ud. la ve. Lógicamente debe verla de ese modo, ya que es kukú.
¿No consideró la posibilidad de ser crítico del Vaticano II y no ser lefe?

Pablo dijo...

Wanderer:

Dejo una reseña de un artículo acerca de los mitos en torno a la música sagrada, tomado de NEW LITURGICAL MOVEMENT. Tal vez no sea el lugar adecuado para postearlo, pero me da la sensación que el debate sobre "Inmuodeficiencia litúrgica" quedó agotado. A lo mejor merece un post aparte en momento más oportuno.

El texto completo, aquí:
http://sites.google.com/a/stpaulcatholic.net/parish/sacraments/eucharist-liturgy-of-he-eucharist/questions-about-the-liturgy-of-the-eucharist-holy-mass/what-are-the-eight-myths-about-church-music

Cordiales saludos.

OCHO MITOS ACERCA DE LA MÚSICA SAGRADA.

1.- La elección de la música es un asunto que incumbe al celebrante y a sus cantores; no hay una legislación, y unos criterios, de la Iglesia sobre qué clase de música es aceptable para el uso litúrgico.
2.- La música en la Misa es solamente un agregado bonito, un embellecimiento accidental a los ritos litúrgicos, pero no hay una preferencia de la Iglesia a favor de la liturgia cantada.
3.- Los coros están solamente para sostener el canto de la asamblea, pero no pueden tener una función propia e independiente del resto de los fieles.
4.- Se supone que debemos cantar sólo cuatro himnos en la Misa: entrada, ofertorio, comunión y despedida.
5.- El Vaticano II abolió el uso del latín en la Misa, y ordenó que se lo reemplace por lenguas vernáculas.
6.- La Iglesia no posee himnario propio: el Graduale romanum no es superior a otros cancioneros nacionales, diocesanos o parroquiales.
7.- Cantar es algo muy difícil para los fieles de hoy. No es posible que la gente aprenda a cantar en gregoriano, siquiera los tonos más sencillos del ordinario de la Misa.
8.- La música está hecha para hacernos “sentir bien” Misa, y no para trascender nuestra propia sensibilidad, mediante una experiencia de lo sacro, que nos lleve a unirnos con Dios.

Milkus Maximus dijo...

Disculpe mi ignorancia Wanderer, pero no es demasiado ya? No hay acaso alguna pequeña diferencia entre abominar de las manipulaciones del Vat. II, y horrorizarse de su sola mención como si hubiesen citado el Necronomicón?

No sé, por ahí hay algún sutil chiste estilístico que se me escapa, pero el comentario (no el que lo escribe) ya me parece un poco ... cómo decirlo .... paranoico.

Anónimo dijo...

Gracias por su respuesta Wanderer, en realidad primero no soy KUKU, como Ud cree. ESte apodo es una burla en realidad a la triste realidad eclesial Sur Mendocino. Soy bastante nuevo en esto del blog y lo felicito por algunos post que ud ha subido, como la de "El Seminario de Hobbes". Ciertamente, de los que mas critican al CVII que conozca son los lefes. Pero al conocer este blog se que hay mucha gente mas que lo hace... Y me gustaria que me indicara porquè se duda tanto de este concilio. Ciertamente me gustaria si alguien me diera alguna explicacion (que ya he leido varias) y no me termina de cerrar.
Creo que los puntos que los lefes tocan (o tal vez la mayor parte de los "catolicos tradicionales" son):
1- Ecumenismo
2- Libertad Religiosa.
3- Liturgia (Santa Misa).
4- Colegialidad Episcopal.
y Coincido ahora con Ud. que la realidad no es tan binaria como yo lo veia.
San Rafaelino IVE