lunes, 22 de noviembre de 2010

Preservando a Ratzinger


La apertura del Papa hacia el mundo contemporáneo, abandonando sus posturas tradicionales, ha sido muy bien recibida. Casi son estas mismas las palabras del Secretario General de la ONU. Frente a esto, me quedan pocas opciones: o critico al Papa o trato de entender lo que realmente dijo. Me parece que esta última debe ser la primera opción y, de acuerdo a los resultados, pensaremos en la otra.
Un comentarista anónimo dejó un extenso comentario que hago mío. Explica, con los pocos elementos que aún tenemos, lo que quiso decir el Papa. Incluyo aquí parte del comentario.
De cualquier modo, vendría bien que en el Palacio Apostólico se releyeran las sabias disposiciones del II Concilio de Rohan que nos recuerda Ludovicus: "Anatematizamos y apartamos de la comunión al clérigo, sea simple presbítero, obispo, Patriarca o Pontífice Máximo, que otorgue entrevistas. Conducta tal, de loca temeridad y peligro, ha de ser desterrada de la santa Iglesia romana".

Tratemos de ver estas declaraciones de Benedicto XVI desde el mismo Corazón sufriente de Cristo: Lo que el Papa dice, no es que esté justificado el preservativo a aquel que frecuenta carnalmente a una prostituta, sino que la prostituta, cuyo oficio es indigno y comete pecado junto con su cliente en el comercio sexual contra el sexto y el noveno mandamiento, no añada otro pecado, vg. Contra el quinto, si conoce que tiene una enfermedad de transmisión sexual, cuyo virus trasmitirá con seguridad cierta.

No dice el Papa que en este caso tal uso del profiláctico por parte de la ramera sea moral, porque no puede haber un acto meritorio sin tener la gracia santificante y parece obvio, sin particularizar, que quien vende su cuerpo, templo del Espíritu Santo, y quien lo compra, cometen pecado mortal. Pecado al que se añade la realización de acto reservado al matrimonio y siempre abierto a la vida. Por eso dice Benedicto XVI que puede ser un primer paso hacia una moralización, como un primer escalón que le puede llevar a la toma de conciencia de que no todo está permitido; es decir, en algún caso concreto, visto a luz de la doctrina sobre la gracia y el pecado, puede suponer una débil esperanza de una futura toma de conciencia sobre la sacralidad de la sexualidad. No dice que lo sea, ni que necesariamente ese primer escalón le lleve a los sucesivos ascendiendo sin pausa por la escalera de la virtud. Simplemente afirma que dado ese supuesto, puede ocurrir que por la gracia, no habitual pues carece de ella, sino actual, una prostituta decida colaborar con la moción del Espíritu Santo, al menos para no bajar de ese primer escalón y hundirse totalmente en el fango, donde todo vale, no sólo la fornicación y el comercio de los cuerpos, sino también poner en riesgo la salud y la vida de sus “clientes”, que también están en pecado mortal y que si murieran sin arrepentirse irían directamente al infierno (Es dogma de fe que quien muere sin la gracia santificante va directamente al fuego eterno, pues todos los méritos de su vida los pierde cuando comete pecado mortal y en el momento de la muerte uno mismo fija su destino eterno, según la gracia que posea).

Mal hacen algunos ejerciendo la “papolatría” o la “ratzingerlatría” a toda costa, porque esa actitud no es católica y veo bastantes comentarios que caen esa actitud, que más que ayudar al Papa, cosa que sin duda pretenden de buena fe, obstaculizan a la Iglesia, sin reflexionar sobre el auténtico sentido de las declaraciones, y sobre todo ahogando toda voz que en aquello que es oponible disienta y mal interpretando el dogma de la infalibilidad papal; es decir, la de todos aquellos que no saben distinguir entre Ratzinger y Bendicto XVI. Pero tampoco lo es la posición de los que sin más se lanzan contra la persona de Ratzinger, sin meditar a luz del Corazón de Cristo lo que dice. Creo que tanto Ratzinger como teólogo o como Papa ha dejado clara suposición contra el preservativo.No cabe ninguna duda sobre su ortodoxa posición. Aunque se le puede puede pedir mucha más sagacidad cuando está frente a un periodista, porque ayudado éste por el propio observatore Romano, periódico que cada día que pasa más pierde los papeles, contribuye a la confusión.

Creo sinceramente que las citas objeto de esta discusión sobre el tema de los preservativos, deberían haber sido más explicadas por el Papa, o no haber hablado de ello en un libro entrevista, salvo para decir el dogma puro y duro. Por lo tanto, Ratzinger ha sido algo imprudente o se la han colado (No debemos olvidar nunca las palabras de Pablo VI: “El humo de Satanás ha entrado en la Iglesia), cosa que no nos ha de extrañar. Pero no habiendo heterodoxia en lo que dice, sino que la cita es demasiado parca para su plena comprensión , según he explicado, al menos hay una desafortunada forma de decir que puede confundir a los sencillos. Ojalá seamos más prudentes todos.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Errata en: "suposición" o su - posición...

Anónimo dijo...

Por si se decide por la otra: el Papa Liberio...

Newman tenía razón: no era oportuno definir la infalibilidad pontificia. De un estornudo se hará Magisterio Solemne y Extraordinario.

Anónimo dijo...

Me parece que las palabras del papa se entienden mejor si se repara que él habla del caso particular de un prostituto: en el original alemán el santo Padre se refiere a ein Prostituierter.
Parece claro que no se está refiriendo a la relación sexual de un varón y una mujer, sino a un acto sodomítico, en el que dentro de la inhumanidad del acto, hay una atenuación de la grave malicia al procurar así no transmitir una enfermedad de la que se conoce portador.
De todas maneras, en mi humilde opinión, estimo que el santo Padre ha estado poco prudente al poner ese ejemplo y referirse a este tópico, pues se presta a que parezca que la doctrina enunciada por SS Pablo VI en Humanae Vitae no se refiriera a actos que son intrinsece et semper malos.

-iereus

Gelfand dijo...

Disculpeme Wanderer, pero la aclaración es tan rocambolesca, que no merece que Uds. la haga suya.
Si lo que dice el Papa es que "no es que esté justificado el preservativo a aquel que frecuenta carnalmente a una prostituta, sino que la prostituta, cuyo oficio es indigno y comete pecado junto con su cliente en el comercio sexual contra el sexto y el noveno mandamiento, no añada otro pecado, vg. Contra el quinto, si conoce que tiene una enfermedad de transmisión sexual, cuyo virus trasmitirá con seguridad cierta"
aún tendríamos dudas de lo que quiso decir, pero tendríamos la certeza de que es un imbécil.
Y conste que yo no creo que sea un imbécil. Dijo menos de lo que dicen que dijo. Pero mas de lo que le tocaba decir. Debía ser mas prudente y saber como lo iba a recibir un mundo que no diferencia entre el primer y el décimo mandamiento. Y también debia saber que los lobos que se comen al rebaño, en vez de cuidarlo, lo usarían contra la Iglesia.
En fin, me parece que el mal esta hecho.

Anónimo dijo...

Aun la interpretación más liberal que se quiera hacer de las palabras del Papa dejan al 99% de los curas culo pal' norte, pues el Papa, en todo caso, SOLAMENTE acepta el uso del preservativo en casos extremos de HIV, cuando hoy casi todos los curas interpretan para el carajo "la paternidad responsable" y aconsejan el uso del preservativo abiertamente.

Bueno, no hay mal que por bien no venga...

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 11:38:
Si la Iglesia definió la Infalibilidad pontificia, es que era oportuno hacerlo. Y Newman erró el vizcachazo.
Lo que podría ser, es que en la misma oportunidad se debería haber definido como torpeza perseguible con pateadura jefe, el andar charlando por ahí a tontas y a locas.
Pero para eso debería existir una educación especial previa para ser sacerdote, obispo o papa. Y no la hay, digan lo que quieran.
Y no me digan que el Espíritu Santo suple participando activamente en la elección del Pontífice, porque eso sí que no está definido en ninguna parte.
Nuestra era parecería estar plagada de bocones. O sea, los "Bonos" de la tontería...

Anónimo dijo...

Pedro negó tres veces a Cristo. Era entonces infalible?

Petrus

Anónimo dijo...

No se trata de la teología del preservativo o de la posición de la Iglesia sobre la contracepción , que es siempre la misma , pero del problema del sida .

Acuérdese, hace unos años atrás durante la guerra de los Balcanes , y la Guerra civil de Congo, religiosas tomaban píldoras anticonceptivas para no quedar embarazada en caso de violación . Eso lo puede hacer cualquier mujer honesta ( o no ) en esas circunstancias .

Es diferente del caso que se trata .en este blog , pero quiero decir , que siempre puede haber circunstancias excepcionales .

Obaldo

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Canon disciplinar IV del II Concilio de Rohan:

"En materia de moralidad sexual y conyugal, autorícese a enseñar solo a varones probados, presbíteros ordenados conforme los canones del I Concilio de Rohan, de prole numerosa y con no menos de veinte años de matrimonio"

Yañez de Gomera dijo...

Me apenan los pequeños hijos de la Iglesia frente a este escándalo, pero alquilo balcones para ver las caras de los neo-cons y como justifican lo injustificable.

Yañez de Gomera.

Anónimo dijo...

Ludovicus, el último canon que cita es de lo más recomendable que sea recordado, pues, me pregunto yo:

¿Cómo llegan el 99% de los curas actuales a recomendar el preservativo conforme -según dicen- a la Humanae Vitae, cuando de forma extremadamente clara y reiterada Pablo VI deja allí en claro que únicamente se permite la "continencia periódica" y ningún otro método?

Imagino que el papa Montini imaginaba que los curitas se harían los burros con tan precisos términos utilizados (¡si hasta parecen preconciliares!) y es por ello que casi al final le dice en particular "a los sacerdotes" lo de I Cor., 1, 10: "Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos habléis igualmente, y no haya entre vosotros cismas, antes seáis concordes en el mismo pensar y en el mismo sentir".

Pero les importó un carajo, y la cosa es que hay cisma. Y hay, qué se le va a hacer, hay.

Anónimo dijo...

Pasenle el dato a Gomera: el preservativo es el katejon

Anónimo dijo...

Así que ahora, según Obaldo, también se podrían usar las píldoras. Y hasta sería aconsejable.

A la pelota, esto se está desarrollando demasiado rápido. Primero la gomita, ahora la pastillita.. mon Dieu!

A lo que se llega, cuando uno trata de buscarle la decimonovena pata al gato!

¿Álguien dijo abominación desoladora?

¿Nadie?

Atte;
Excomulgado por los herejes

PS: "El que quiera oír que oiga" y "que tu hablar sea SI SI y NO NO

Anónimo dijo...

insisto, es mas importante y mas grave lo que dijo sobre la venida de Cristo.

Anónimo dijo...

Soy seguidor del blog. Me impresiona la gran formación de muchos de Uds. Hago dos preguntas de puro bruto: 1)que solución hay en el matrimonio que la mujer tiene un grave riesgo de muerte ante un nuevo embarazo (múltiples cesáreas) y el Billing no ha dado resultados ¿continuencia perpetua?; b)todas las canonizaciones tienen cierto sello de infabilidad. Son preguntas sinceras, me gustaría su respuesta, aunque mucho no tienen que ver entre sí.
El Desorientao

Benigno dijo...

Estimado Wanderer

Me parece que hay un mal entendido, "lost in translation"

Por motivos laborales estoy en Yankeelandia, y como es costumbre siempre que manejo escucho una Radio Catolica de Ohio.
Aca tuvo muy alta repercusion el tema y estuvieron machacando todo el dia con el tema (lo digo enserio porque hoy maneje poco mas de 220 millas y estuve prendido a la radio todo el dia) y en tres ocasiones, tres comentaristas diferentes explicaron claramente de que se trataba el tema.

Su Santidad dio un ejemplo de un prostituto es decir un homosexual, que si teniendo SIDA decide usar profilactico, es dentro de la inmoral de su accion, un paso mas hacia lo correcto (peor seria tener relaciones homosexuales con SIDA y sin profilactico, poniendo en riesgo la vida de su cliente).
En este caso, el Papa no dice nada sobre metodo anticonceptivo, porque tal cual explico claramente el comentarista, la concepcion en una relacion homosexual es imposible.
Finalmente el comentarista dio un parabola de lo que el Papa quiso decir y comparo la situacion del gay prostituto con SIDA que usa condon con la de un ladron que va a robar un banco con una pistola, pero que la lleva descargada.

Ambas acciones son moralmente inaceptables, la sodomia y el robo, pero dentro de esa maldad se hace algo que la hace, no menos mala sino que evita que sea peor, en un caso evita o pretende evitar el contagio, y en el otro, no pone balas y por ende se reduce el riesgo de que alguien salga herido.

La radio esta muy buena y se llama sacred heart.

Benigno.

Anónimo dijo...

Para anónimo de la 20:29

Si como dice que solamente “ tu hablar sea SI SI o NO NO “ . para que escribieron San Agustín , Santo Tomas , los Doctores , los Santos , los papas en sus encíclicas , los miles que escribieron desde el DIA de Pentecostés etcétera ….

Obaldo