lunes, 17 de enero de 2011

Los buenos curas y Pato a la cacerola


La prensa nacional ha dado cuenta del suceso del último fin de semana en el sur de Mendoza durante un festival regional.
¿Hizo bien el padre Pato? Yo creo que sí. Él mismo dice: "Sentí que se lastimaba mucho al sacerdocio", y por eso actuó. Que en vez de subir al escenario debería haber hablado con las autoridades? No sé; lo estaban ofendiendo, fue un impulso, reaccionó. Y fue medido en la reacción.
Creo que fue un error, sin embargo, que luego diera notas a la prensa, por ejemplo aquí y aquí.
La prensa siempre es enemiga y no hay que caer en su trampa. Ahora, los necios lo están cocinando a la cacerola. Necio 1 - Necio 2 - Necia 3
En este blog hemos despotricado siempre contra los malos curas -que son muchos-, y lo seguiremos haciendo. Pero no nos olvidamos de los buenos.
Y para levantarnos el ánimo, recomiendo en estos días de vacaciones una excelente documental española sobre un cura andaluz, Pablo Domínguez, muerto en febrero de 2009. Es una película que habla bien de los curas: "La última cima", estrenada el año pasado. Se trata de un filme totalmente católico, y eso es mucho, qué va!, muchísimo decir. Hecho por personas con fe, que entrevistan a personas con fe sobre la vida de un cura con fe. Casi un milagro.
Quizás no nos guste mucho el lenguaje cinematográfico utilizado, a nosotros que somos de estricta observancia y preferimos las "vistas" clásicas, pero reivindica a los buenos curas, como el Pato.
Silenciada por la prensa -como corresponde-, se mantuvo seis meses en cartelera en España y ha superado a Harry Potter en número de espectadores en varios países de Centroamérica.
Esperemos tenerla pronto en nuestro país. Es una película que salvará muchas vidas, y muchos sacerdocios.

La foto que ilustra el post es del beato Martín Martínez, sacerdote español de Teruel, tomada por un fotógrafo ruso, segundos antes de que fuera fusilado por los rojos durante la Guerra Civil Española. Esta foto estaba en el despacho del P. Pablo Domínguez.

En el ARCON, dejo una miniserie de seis capítulos "The Prisioner", remake de un éxito de los ´60. No es gran cosa, pero sirve para pasar las vacaciones. Mezcla de thriller psicológico, con reminiscencias platónicas e interrogantes acerca del verdadero mundo y del que nos pintan. El protagonista es Jim Caviezel, el mismo de la "Pasión de Cristo".
Dejo también un libro de los ´70 sobre el Cardenal Pirómano, es decir, nuestro cardenal Pironio, todavía idolatrado por cuanta monja lela anda suelta (es decir, casi todas) y a quien se quiere beatificar.

21 comentarios:

El Troglodita dijo...

¡Groso el Padre Pato!¡Que Dios se lo pague en esta vida y en la otra! Un cura con fe y con atributos viriles. También hizo bien en hablar con la prensa. Le iban a dar de todos modos. Y la chusma igualmente habría dicho lo que podemos leer en los comentarios a las entrevistas periodísticas. Pero seguramente su semilla habrá de caer también en buena tierra, que es lo importante.

Anónimo dijo...

Llama la atención la cara de quien sabía apenas con unos 25 años que iba a ser fusilado por pelear del lado de Dios.
No puede ocultar la alegría ni la sonrisa
Dios nos otorgue esa gracia si el momento aqueja, o, al menos, la de la buena muerte si nos tocan años tranquilos.

Anónimo dijo...

La cara y los ojos del Beato Martin dicen todo ....

Anónimo dijo...

Si habla el Pato , lo degüellan .....si no habla ,,...también lo degüellan ....

Dixit Necios

verdadcatolica dijo...

Admirable la valentía de este cura, me imagino que el que no debe estar muy contento es el "obispillo" de San Rafael, como así también Judas Bergoglio.

marrepis dijo...

lean estas declaraciones de su curita: Cura Gómez: lo de los músicos es "10 mil veces más grave que el abuso de menores"

Wanderer dijo...

Marrepis: Si es verdad que el P. Pato dijo eso, debo darle razón a Ud. Es una barbaridad. El Pato volcó.

Anónimo dijo...

Averigue por favor si algun oyente de la radio escucho eso o es cosas de los periodistas , Gracias

Martin Ellingham dijo...

Mejor que el Pato no diga pavadas por los medios. Empañaría un buen gesto.

Saludos.

Anónimo dijo...

Neo Mago Capria dijo:

Acá está lo de Marrepsis:

http://www.infobae.com/general/557497-101275-0-Polemica-un-cura-aseguro-que-violar-la-fe-es-10.000-veces-peor-que-abusar-una-hija

Anónimo dijo...

L'osservatore

Estimado Wanderer:

Creo que la mayoría de las veces coincido con Ud. en sus apreciaciones, pero en ésta solo en parte.

Y es que las cosas tienen muchas facetas. Hablar de un cura bueno y de un cura malo a secas, me parece un poco simplificador. En Bs. As. los “curas buenos” son progres para los lefes, maricas para los kukuses y raros para los hobbitas.

Con esto le digo que el estandar, o mejor, con Kuhn a la cabeza, el paradigma sacerdotal ha cambiado. Y si no le queremos dar fe al impugnador de Popper, al menos coincidan con un cambio epidérmico en el paradigma. El fondo permanece, pero la corteza está tan raleada que cuesta, por innumerables taras, dar con el quid.

Fíjese. Al Pato lo salvamos por ser el Pato. Que es decir un “buen cura”. Pero me pregunto: a Ramiro, ¿lo hubiésemos salvado? ¿No hubo un amplio non placet, un contradicitur a los gritos en este mismo blog cuando la caterva de ofuscados del sobrino inundó el cine malarguino que estrenaba “Ángeles y demonios”? ¿O cuando Ramiro interpeló a Cordera? ¿No hubo en tumulto general, como ahora? ¡Si hasta el impresentable de Mauro Viale le hizo un reportaje al cura!

La bondad del cura Pato no viene de su arrebato, de su justa indignación. Le viene por ser bueno, en el fondo. Como una prístina fuente, purificada desde su caudal primero. Y es esa bondad la que sanea esta su obra. No su obra en si.

Tengo para mí que obró con valentía. Arrojo. Ud. lo refleja en las entrevistas que dio el Pato. Yo vi una por TV. Y me pegó una calentura que ni le cuento. Porque escuché el mismo argumento integrista, la misma ingenuidad, el mismo egocentrismo sanrafaelino. –“Ustedes en Mendoza o Bs. As. están corrompidos. Acá Malargue=Diócesis) la gente sencilla tiene otros valores. Es católica en su mayoría”. La maldita dialéctica hobbista a flor de piel. Cuidan el rancho dellos, porque es rancho elegido. Afuera, estamos acabados.

Es fácil decir todo lo que dijo el Pato en entrevista. Pero extra muros, nadie entiende, casi nadie comparte. La gran mayoría lo ve como un marciano. Y es que la política ha de ser otra. Lejos están los tiempos de la oratoria barroca, de los discursos manijas, de los arrebatos caudillezcos. Para el pueblucho que es Malargue, servirán. Mantendrán el entusiasmo -¡oh Knox!- Para los que sobreviven en Baires, o los hermanos de Córdoba, los malditos de sur, son filfa.

San Rafael corre para atrás, no escruta los signos de los tiempos. Pruebas, para tirar para arriba. En la diócesis no hay hoy ningún cura que celebre la misa tradicional en horario de misa fija. El único que se anima está perseguido por su obispo, y defendido por nadie. Como alguien, San Rafael no entiende la tradición. Otra: su seminario. Sigue con el modelo triturador, un poco más amenguado por su actual rector, pero con los mismos chirimbolos que le han dado la fama de “el mejor seminario del país”. Sumado a cierto personaje, con ínfulas de maestro de novicios, que inculca a sus iniciados que el peor enemigo del sacerdote… es la mujer.

Iluminatis de los cuales no hablaré en extenso, por unirme a ellos un filial afecto, pero que bogan entre mariachis y tacos, meta ¡vade retro Sanata! Y últimamente el topo top de la misión, la sucursal de la diócesis en Cuba (sic), la re-evangelización (sic) de los hermanos de salsa. Ramirillo, el neo-Francisco Javier, aportando sus maletas y planchando sus pañuelos de cheto de estancia para ir a decirles a los cubanos que ahora viene la salvación, el silencio de media hora.

Un cura bueno no alcanza. Un cristianismo buenudo tampoco.

Mas la culpa no la tiene el pato, sino el que le da de comer.

Anónimo dijo...

Parece que Pato es Necio 4

Coronel Kurtz dijo...

W: Me parece que el comentarios de "L'osservatore" merece convertirse en post...

Juancho dijo...

Dijo que violar la fé era 10.000 veces más grave que violar a una hija.

Escuché hoy el audio con su voz en la radio.

Juancho.

Anónimo dijo...

L'osservatore:
"Divide et imperat"

Anónimo dijo...

Anónimo 14:56

¿Te das cuenta cómo no alcanza con tener buenura, ni con ser bueno, ni con intenciones ni con arrojos ni bochinche al pepe? Fijate donde quedó la valentía del Pato. En nada. Él mismo se echó las paladas de tierra encima, él mismo puso el horno al máximo. Él mismo se hace comer a la naranja.

Perdone Wanderer la palabrota, pero ¡qué Pato pelotudo! Decir semejante idiotez en el momento menos indicado, por los medio menos afines, por todo la caterva de reducidos sobrenaturales que circulan.

Voy a ser algo impío, pero… no me pareció que vaya contra “la fe” ese número de Lutherices. Al menos no directamente. Sí irrespetuoso, bajo, si quiere. Pero contra la fe… ¡nego!

Razoná con el cura, caro anónimo: “el número de Lutherices es peor que violar a la propia hija”.

Concedamos que el famoso número, efectivamente vaya “contra la fe”. Pues bien, ontológicamente es así. El objeto de la fe es Dios. La violación tiene por objeto el bien del prójimo, su bien íntegro, digamos. Luego…

Pero aun así, el mal que acarrea el desorden sexual se puede hacer con o sin fe. Con fe viva, con fe muerta o sin fe directamente. Por eso la comparación que estableció el Pato es superficial. Acá las cosas son como son. O se defienden en el mismo campo en que se perpetuaron o profirieron, o no se defienden. Las fábulas morales, los recursos a un tertium quid que no existe (¿qué carajo tiene que ver la violación con “Educación sexual moderna”) son odiosas y denotan inseguridad intelectual.

Dividir y reinar, caro anónimo, dividir y reinar. Tal es la metida de pata del Pato. ¿Quién lo va a defender ahora? La excusa justa para que Taussig lo haga m.


L'osservatore.

Anónimo dijo...

¿Qué le parece esto? Como para matizar un poco:

http://exorbe.blogspot.com/2010/05/proposito-de-una-peli-sobre-un-cura.html

A mí, en su momento, me pareció que bastante sentido común le asistía. No he visto la película, y puede que cambie de opinión si la veo.

Lela (pero no monja)

Anónimo dijo...

W. Comparto el comentario del coronel, merece un post.INDEC

Anónimo dijo...

L'Observatore, observa para la m.
Tiene envidia de que un sacerdote vaya a misionar a Cuba? A dónde quiere que vaya a misionar, al Vaticano? Seguramente aquí también haría falta, en el Vaticano y en Buenos Aires.
Es fácil para nosotros estar al p. detrás de una computadora y escribir en forma anónima. Seguro el "el observador" lo único que hace es esto, observar, y nada más, y por eso critica a los que hacen.
Además sos un resentido social, qué te importa si el cura es cheto, por lo menos hace algo, y mucho y bien. Por otra parte, están buenos los pañuelos, demuestran que el hombre tiene buen gusto, lo digo en este blog que ha criticado al Verbo por tomar té la Virgina (qué profundo concepto ché, qué profundos los que escriben en este blog !!!)

Anónimo dijo...

Anónimo 14:05

"Tiene envidia de que un sacerdote vaya a misionar a Cuba?"

Todo lo contrario. No sabe la alegría que me da.

L'osservatore

P/D: merece usted una justa reprimenda. Voy a meditar un poco el quomodo.

Anónimo dijo...

L'osservatore:
Sin duda le he errado en el modo de decir las cosas y le pido disculpas por el exabrupto.También por el juicio sobre la envidia.
Pero en la esencia mantengo mi opinión. Queda fiero descalificar el apostolado de otros y desde el anonimato.

Anónimo de las 14.05