martes, 18 de enero de 2011

Santo subito!


No entiendo. ¿Es que ya no hay abogado del diablo? ¿Tanto puede la presión popular? ¿O qué otra cosa hay detrás?
Aquí pueden leer el artículo completo en el diario mexicano.
Originalmente, habían colocado también en el artículo la carta escrita por los ex-Legionarios abusados a Mons. Dziwisz, el secretario privado de Juan Pablo II. A las pocas horas, el vínculo había desaparecido. Parece que la mafia polaca también funciona en México. Pero el Wanderer y sus amigos son prevenidos, y aquí tienen el vínculo desaparecido.

31 comentarios:

Anónimo dijo...

Que gana con esto Don wanderer?

Cristobal.

Diego dijo...

¿No que la prensa era el enemigo?
Ah, claro, pero cuando dicen lo que queremos oír...

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Es una gran pena. El proceso se diluyó, gracias a las reformas del próximo beato. El resultado es que en breve, casi la totalidad de los Papas posconciliares estarán beatificados. La idea es que el Papa es un Santo Viviente, y la apoteosis post mortem viene a ratificar la apoteosis in vita que le propinan las multitudes.
Yo me lo guiso y yo me lo como, dijo Juan Palomo.
Y si aparece alguna objeciòn seria, pues se descarta dogmàticamente, con una aserciòn como esta: "el Papa no tuvo responsabilidad en lo de Maciel". Sin explicación ulterior.
Bañémonos todos en el autoconformismo. Todo està bien. Todos son santos. Todo es bueno. Todo lo que ocurre debe ocurrir. La Iglesia nunca estuvo mejor. El Espíritu Santo ha generado una gran Primavera.
Francamente, hasta por fair play se debería ser más moderado. Ese que moderó las canonizaciones papales entre San Pío V y San Pío X. O por astucia: la Historia seguirà vomitando lo que està escondido. Y entonces, ¿cómo explicar lo que se ha hecho?

Wanderer dijo...

Cristobal: Su pregunta me dejó helado. La verdad que nunca me pregunté qué ganaba. La idea es PENSAR y conversar con los amigos lo que pienso.
Diego: La prensa en enemiga cuando miente y tergiversa; no lo es cuando informa la verdad. Y en el artículo del post, simplemente informa un hecho y refiere a un documento que Ud. puede leer: Juan Pablo II encubrió a Maciel. Seguramente lo hizo porque era su amigo. Grave error. Él, antes que amigo de un cura mexicano, era pontífice máximo. Es una gravísima equivocación beatificar a un encubridor. Como dice Ludovicus, ¿qué pasará dentro de algunos años? ¿Habrá que pedir perdón, wojtilianamente, por la beatificación?
By the way, ¿puedo estar en desacuerdo con esa medida? ¿O eso me convierte en hereje?

Anónimo dijo...

http://www.intereconomia.com/blog/cigueena-torre/santo-subito

Carmelo, el guelfo

Anónimo dijo...

Gracias Carmelo por el vínculo. ¿Lo manda por lo que dice la Cigüeña o por los comentarios?
Angelo Sodano

Anónimo dijo...

Siempre me gustó el tipo de sabiduria condensada en los refranes. Es algo análogo al "sensus fidei".
Pues bien, "zapatero a tus zapatos": yo siempre crei que la custión de las beatificaciones comprometia al magisterio ordinario tanto como el de las canonizaciones, al extraordinario del Pontifice.
Sin embargo parece que esa cosa llamada "mentalidad moderna" tiene su parte en nosotros: de que cada uno opine lo que le dé la gana sobre el tema,nadie se puede escandalizar ; pero confundir la propia opinión con la norma de certeza en el ejercicio de un oficio que no es el propio...es algo muy distinto; quizás creamos que tenemos parte en el magisterio por el asunto del "sacerdocio comun de los fieles".

Yo no sé si es prudente o no la beatificación de JPII: Benedicto tendrá que responder de ello ante Dios: por algo es el Pontifice y no yo ni ninguno de los que aqui escriben. Ahora, pensar que es una "pena" que la Iglesia reconozca las virtudes de personas por el solo hecho de ser de los "últimos pontifices", parece un argumento más emocional que racional y suena a algo como el estilo: "no beatifiquen a fulano de tal porque a mi no me gusta y creo que fue de dudosa doctrina". Lo primero importa un belín a la vida de la Iglesia y lo segundo no es nuestro oficio, aunque tenga mi opinión.

Y ya sabemos donde termina todo esto:

Bañémonos todos en el desasosiego más profundo, y cuanto más profundo, mejor. Todo està mal. Todos son perversos. Todo es malo. Todo lo que ocurre (cuando no me gusta)no debe ocurrir. La Iglesia nunca estuvo peor. El Espíritu Santo no ha generado una gran Primavera y el fin del mundo esta a la vuelta de la esquina.

No sé si mis argumentaciones sean "circulares"; mas bien creo que son "cuadradas", porque encaja perfectamente en esa simplicidad papólatra (si lo desean) que admite que...

"Un católico es una persona que ha juntado coraje suficiente para afrontar la idea inconcebible e increible de que pueda existir alguien mas sabio que él" (GKC)

Carmelo, el guelfo

Anónimo dijo...

Wanderer y demases:

La carta no aparece dirigida a S.S. Juan Pablo II, sino a
su secretario: "A Su Excelencia Mons. Stanislaw Dziwisz. Palazzo Apostolico
Citta del Vaticano". De modo, pues, que no aparece justificado que se diga "Wojtyla lo sabía".

Anónimo dijo...

Muy bien Guelfo

Obaldo

genjo dijo...

No es asunto menor el de Maciel. Y sobre si la carta estaba dirigida al secretario del Pontífice, analícese la responsabilidad de un mandatario en la elección y vigilancia de sus colaboradores.

Martin Ellingham dijo...

Sobre la falibilidad de las CANONIZACIONES, he subido unos artículos de Brunero Gherardini:

http://www.scribd.com/doc/47015746/GHERARDINI-CANONIZZAZIONEEDINFALLIBILITA

Que no es el único. Si alguno logró conseguir el de Daniel Ols, agradecería que lo escaneara y subiera a la web.

Bueno sería que Mons.Dziwisz diera alguna explicación... ¿Qué hizo con la carta?

Saludos.

Anónimo dijo...

Dos cuestiones: a)podría ser que tanto JPII como el Cardenal Ratzinger no supieran lo que pasaba porque todo se filtraba y no llegaba a sus manos...
b) Urge que Ludovicus y companía escriban un post clarificador sobre el tema de las beatificaciones...
En Cristo

Anónimo dijo...

Aun si por hipótesis JP II no lo sabía, ello demuestra que en relación a la virtud de la prudencia para elegir a sus colaboradores, al menos no fue ejemplar.

La ceguera voluntarista es tan grande que aun con el asesino en el lugar de la escena con el arma humeando, siguen negando el homicidio: el culpable es la víctima que se interpuso entre el revólver y el proyectil.

Si nos tragamos una beatificación de una persona que bendijo reiteradamente a Maciel, lo propuso como modelo de la juventud y todo lo demás, podemos esperar cualquier cosa, hasta que sea beato un asesino, pederasta, o lo que gusten, si existe la voluntad de hacerlo.

No se trata de si JPII es santo o no, puede que lo sea, sino si es canonizable o sea modelo (canon).

Como dice uno de los Karamazov: Si Dios no existe, todo está permitido.


Tribunus Plebis.

Anónimo dijo...

"Juan Pablo II encubrió a Maciel"

Coincido con anónimo 18:56, esa carta no indica que JPII encubrió a Maciel.

Beatriz

Monsignorino dijo...

Es increíble, y doloroso, ver los tikimblikis que hacen para tratar de salvar al Magno como sea. Ahora resulta que la carta estaba dirigida a Mons. S. Dziwisz y no a Juan Pablo II... TODO el mundo sabe que, en épocas polacos, el modo de llegar al papa era a través de su secretario. Más de una vez conseguí lugar para asistir a una de las misas privadas dándole en la mano una cartita a Stanilas. Y esto era de público conocimiento. Imposible que, si le llegaba al actual arzobispo de Cracovia una carta de ese tenor, no se la comunicara a Juan Pablo II del que, además de secretario, era amigo personal.
Como dijo alguien en este blog, Juan Pablo II se equivocó fiero en el caso Maciel. Probablemente eso no lo haga menos santo. Probablemente sea un santazo, pero eso no lo convierte en canonizable.

Anónimo dijo...

Estimados:

Opino. La beatificación no compromete la fe. Ahora, como vienen las cosas es probable que sea canonizado Juan Pablo II en algunos años. Como San Josemaría Escrivá.

Creo que el punto en el caso Maciel afecta una cuestión de juicio humano. Todos conocemos casos de jueces honestos que han mandado a la cárcel a inocentes y que han exculpado a asesinos o criminales feroces. Y estamos hablando de gente cuya única función era concentrarse en dilucidar el caso. No de un Papa.

Es innegable la gravedad del caso Maciel. Creo que la pregunta aquí sería, si mañana aparece alguien y te dice que tu mejor amigo, ese del cual hablás las cuestiones más elevadas, o que ves en la Misa tridentina los domingos es una asesino, o un pederasta, sería humano que tratemos de rechazar ese pensamiento o que lo hablemos con ansias de encontrar respuestas (que seguramente nos darán) de que es falso, etc.

Se trata de un error de juicio, de un error de gobierno, de falta de ponderación, de pensar que Maciel era atacado con mentiras por miembros de su orden que habían quedado resentidos, etc. No sabemps nosotros que pasó por la mente de Juan Pablo II al respecto.

OK. Ahora estos errores, graves incluso, ¿tienen que ver con la santidad personal, son determinantes?. Me parece que hay un problema de simplificación en la cuestión, que podría resumirse así:

1.- Supo lo de Maciel, recibió la denuncia y no pasó nada, no hubo condena = voluntaria y decididamente Juan Pablo II lo encubrió sabiendo que era un criminal, drogadicto, manipulador, que violaba seminaristas y tenía hijos "extrasacerdotales".

2.- Encubrió = no puede jamás ser santo.

Al zombie tradicionalista le encanta esto último silogismo. Se agarra la cabeza en reuniones de amigos, demuele a Juan Pablo II y a Benedicto XVI juntos y de un plumazo. Refuerza su consigna ideológica del apocalipsis pos-conciliar, cuyo humos de Satanás llega hasta la Silla de Pedro y se deglute a Benedicto XVI, el mejorcito de los papas desde Pío XII (Juan XXIII le gana a Pío XII en aspecto de papa medieval -gordo-).

Es posible que sea como se hipotiza en 1.- y 2.-, y no debería ser beato o santo Juan Pablo II si eso fuera así.

Yo creo que ninguno de nosotros sabe como fue y porqué, ni de qué modo estuvo envuelto el juicio y la voluntad de Juan Pablo II en el caso. Y sería un petulante el que dijera que si lo sabe.

Benedicto XVI sí ha dejado claro que piensa de este tema -Maciel- y que Maciel fue un monstruo. Y es Benedicto XVI quien va a beatificar personalmente a Juan Pablo II (B. XVI dejó claro que no tiene necesidad de andar realizando beatificaciones y ha delegado esas funciones).

Recomendaría entonces confiar en el juicio del Papa -esto no es ser papólatra, mote que el zombie tradicionalista encaja a diestra y siniestra- y sí, como católicos, no olvidar y recordar y exigir justicia (Verdad, Memoria, Justicia como las Madres) a cada paso, frente a otras sectas y comportamientos similares -Opus Dei, Legionarios, Miles Christi, Verbo Encarnado- al caso Maciel, aún cuando sean menos graves.

Saludos,

Anónimo dijo...

Tribunus Plebis dice "Aun si por hipótesis JP II no lo sabía, ello demuestra que en relación a la virtud de la prudencia para elegir a sus colaboradores, al menos no fue ejemplar".

Entonces, ¿Cristo no sería ejemplarmente prudente al haber elegido a Judas? ¿O al cobarde de Pedro?

Guarda con esa clase de argumentos.

Saludos,

El Barbudo.

Gelfand dijo...

Pero como sangran por la herida (o por las excomuniones)!!
Digo yo, ya que nos invitan a pensar, si es pecado elegir mal a un secretario privado, cuanto peor es canonizar a un no canonizable. O sea que Ratzinger es todavia peor que el Magno.
Si empezamos a usar esta vara para medir a los santos pasados no queda nadie, pero no me preocupo, hay una lista de seguidores del blog, preparada para tomar los altares por asalto.
Argentina "tierra de santos no canonizados".

Anónimo dijo...

Gelfand:

Tiene un primer milenio de beatificaciones ciertamente no infalibles para responderse a sí mismo.

San Isidoro dijo...

Pienso, modestamente, que la cuestión a dilucidar es la celeridad con la que se va a beatificar a un Papa, con un pontificado muy largo, que tiene luces verdaderamente, pero también sombras.

Si con Pío XII se han tomado tantas precauciones, ¿a qué viene tanta prisa cno Juan Pablo II?

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

El argumento de Judas es una constante en el tema Maciel. Juan Pablo habría actuado como Nuestro Señor, permitiendo el accionar de Maciel, como lo hizo Jesùs con Judas.

Es un sofisma, primero porque Nuestro Señor tolerò su accionar en vistas de la Redenciòn, y jamàs permitió que tales acciones dañaran a los suyos, voluntad que expresa en la Oraciòn Sacerdotal: ni uno fue afectado por la maldad de Judas, en tanto, Maciel devastó a decenas de hijos de Dios, mientras era honrado y distinguido por tantos jerarcas, sin que se hiciera una investigaciòn seria; en segundo lugar, porque Nuestro Señor, causa eficiente de la gracia, continuó instando al malvado, enviando gracias a su corazón para revertir sus intenciones, cosa que un Papa no puede hacer; y en tercer lugar, porque Judas hallò ràpido castigo a su pecado, quedando incapacitado para dañar a la Iglesia. Consumada la traiciòn, no ha menester el traidor, dice el refrán.
Sólo podrìan parangonarse ambos ejemplos si el Señor, por un imposible,hubiera permitido que la traiciòn de Judas pasara inadvertida a los Apóstoles, introduciendo una víbora en el Colegio luego de su muerte y Resurrección.

Por cierto, existen innumerables sofismas màs en torno a Maciel: su comparaciòn con San Agustìn, con David Rey, etc. La imaginaciòn de la teologìa neocon es màs fértil y audaz que marido atrapado por su mujer in flagranti.

Coronel Kurtz dijo...

Aquí se puede ver la carta del nuncio a los obispos de Irlanda para que dejen de colaborar con la policía de ese país en la investigación de los casos de pedofilia.

¿Otra cosa que el Santo Súbito no sabía?

Coronel Kurtz dijo...

San Isidro: Lo explicó muy bien el páter Don Terzio aquí en un post que no tiene desperdicio: "a Juan Pablo IIº o lo canonizan pronto, o no se canonizará ". He ahí el apuro.

Gelfand dijo...

Anónimo: Quién habló de canonizaciones infalibles o falibles??
Hay algunos que tienen fijaciones llamativas...

Anónimo dijo...

Ludovico,

Derrapa en su odio a los neocon. Atribuir a las pobres excusas de los que defienden a Maciel la categoría de "teología" es ir más allá de la cuenta. Pues de teologías hablan los teólogos

Ud. sabe mejor que yo que entre los que caen bajo el rótulo de neocons, existen teólogos, muchos de muchos más quilates de los que se pueden encontrar en el ámbito tradicionalista, y que no apoyan a Maciel, ni repiten esas excusas, y que lo hubieran condenado si hubiera estado a su alcance.

Sus palabras son fanatismo para enrostrar crímenes a un amplio sector de la Iglesia que no es ni será tradicionalista y que tampoco es progresista. Tibios, zombies, neocons, etc. los llamára Ud. Ahora son encubridores de asesinos y pederastas también. En fin...

En su fanatismo anti "neocon" dice pelotudeces.

Anónimo dijo...

Si puede haber falibilidad en canonizaciones y beatificaciones , entonces puede haber en todo el magisterio ....y seria todo joda ...

Me parece que Wanderer , Ludo y otros , con sus juicios personales son mas cerca de Cantorbery que de Roma .

Anónimo dijo...

20 de enero de 2011 06:56:

¿Toma la parte por el todo? ¿Quién le dijo que si puede haber falibilidad en uno de los supuestos del objeto secundario eso se extiende al objeto primario?

Percibo una reacción de "neocon" herido...

Anónimo dijo...

Entonces hay infalibilidad en canonizaciones y beatificaciones del Padre Pio , de la Madre Teresa etc . y falibilidad el las de Escriva de Balaguer , JPII .. y mañana de no se quien .

¿Explíqueme ¿

Anónimo dijo...

Comparto , a priori , con anonimo 6:56
,parece que Ludovicus no es católico . sus criticas son parecidas a las del ( ex ) padre Alberto : " la Iglesia NO comparte mis opiniones ... " .

Anónimo dijo...

Sr, W comparto en casi todo lo dicho frente a las reservas hacia la beatificación de Wojtyla, menos en un punto... ud habla en el post de "presión popular"... yo creo que es lo menos este tema...
Aquí hay una suerte de quid pro quo entre Wojtyla y el Opus que son los verdaderos impulsores de la beatificación y que no sólo son impulsores, sino que tienen la mosca para llevarlo a cabo...
Devolución de favores; Wojtyla canonizó Escrivá. Ahora el Opus mueve todos los hilos para que canonicen a Wojtyla de esa manera el circo cierra perfecto y todos los monos contentos.

Andrea

Anónimo dijo...

¿que significa " tikimblikis " ?