lunes, 7 de noviembre de 2011

Comentario especular



A veces conviene enfrentarse al espejo. Es la propuesta del Anónimo de las 18:40 hs.:

Hagan lo que dice el anónimo de las 11:33 y verán bien ahí lo que dije antes.
No se preocupen tanto por los morochos, los UCAboys/girls o los jóvenes K, sino por los muchachos y las chicas del palo. 
Ahí está el problema. Ahí se ve nuestro fracaso. No es que la Argentina no dejó nada. Ni siquiera es culpa de Menem o los Kirchner.
Es que ni siquiera nosotros, los que supuestamente la teníamos clara, dejamos nada. Nuestros propios hijos son más de lo mismo.
¿Hace cuánto que no ven las fotos en Facebook de sus hijos/as y las de los hijos/as de sus amigos/camaradas?
Me pregunto hasta qué punto "nuestra lucha (por Dios y por la Patria)" no era mero escapismo, mera pose intelectual o social, para después, el resto del día/semana, ser más de lo mismo, uno más del montón.

30 comentarios:

Pippin dijo...

Suscribo totalmente. ¿Qué hemos hecho nosotros? ¿Qué hemos enseñado a nuestros hijos?

Ayer conversaba estas cosas con una señora amiga, madre de cuatro hijos. Yo también tengo cuatro hijos. Y hablábamos de los que quieren el aborto, la educación sexual, los anticonceptivos,etc. y concluíamos que se iban a extinguir por falta de descendencia. Si "los del palo" seguimos teniendo hijos, listo. ¿Listo? ¿No será que ellos están pensando "dejalos que tengan hijos, que después se los adoctrinammos nosotros"? La extinción de ellos es segura tarde o temprano. Pero "ellos" no me importan. ¿Mis hijos van a ser de "ellos" o yo les enseñaré el camino de la Verdad de manera tal que lo que quieran seguir?

Sólo me pregunto.

Pippin

Psique y Eros dijo...

Desde que comenzó la discusión con el Manifiesto Carlista y su particular estilo asertivo, venía pensando cómo meter mi bocado. Tengo alergia de cualquier exaltación de una formalidad, llámese raza, llámese clase, llámese estilo, sea lo que sea que se exalte, que no sea el bien y la verdad, se corre siempre el riesgo de ocupar demasiado espacio de conciencia y al final convertirlo en un absoluto. Si se ataca ‘lo grasa’ como si fuera el punto resolutivo de todo mal social, en realidad se exalta lo no-grasa, y sea lo que sea que eso signifique, puesto como bondad absoluta, si para el constituirse de lo no-grasa hay algo que no elijo, que no construyo, que no pone el ejercicio de mi libertad absoluta, entonces, eso no-grasa es una especie de predestinación calvinista, ya estoy salvado, del mismo modo que los grasas están condenados. La exaltación de cualquier formalidad y gozarse en ella como si se hubiese encontrado la quintaesencia resolutiva de todos los problemas es siempre un análisis lineal, formalista, deficiente, que da muchas satisfacciones a quien lo lleva adelante cuando se pone a sí mismo en el lugar ‘mágico’ del ‘resolvedor de problemas’, pero lo deja fuera del problema, porque expulsa de sí el problema del cual en realidad es parte.
Hegel comienza su genial dialéctica amo-esclavo diciendo: ‘La autoconciencia es en y para sí en cuanto que y porque es en sí y para sí para otra autoconciencia; es
decir, sólo es en cuanto se la reconoce’. Traducido el críptico lenguaje hegeliano simplemente quiere decir que nuestras identidades se forman en espejo y si hago del eje constitutivo de mi identidad y mi último punto resolutivo del análisis de la realidad el ser ‘no-grasa’, lo grasa me termina por determinarme, por configurarme en negativo. No me pongo afuera, hasta hace no muchos años tenía la misma estructura analítica, tanto como hábito racional, cuanto como actitud de vida. No es mérito mío el cambio, a fuerza de palos y humillaciones, y de saber aprovechar esas circunstancias pude integrar mejor cosas que me eran absolutamente incomprensibles, como los adolescentes posmodernos y su universo distinto, imposible de entender y de conectar si uno no se baja de la sede de Iudex Mundi….

Anónimo dijo...

Me agrada el enfoque evolucionista de Pippin, porque es esperanzador. Al fin y al cabo, los indoeuropeos con la institución de la familia borraron de la faz de Europa a las tribus que antes la poblaban.
La caridad empieza por casa. Mientras que nosotros tengamos hijos y los eduquemos (o los solteros seamos una buena influencia para nuestros sobrinos), entonces tarde o temprano ellos se van a extinguir y vamos a quedar sólo nosotros.

Fomentar la Familia como siempre fue, y no las desviaciones actuales.

Anónimo dijo...

No puedo decir nada sobre "los del palo" de Argentina, pero de los que conozco en otros países puedo decir que están desaprovechados. Si a gran mayoría de ellos se les infiltra en partidos liberales o de izquierdas, en un año quedarían arrasados.
Y sí. Quizás postureo y "veleidades viriles" de juventud.

Fr. J.

Odysseus dijo...

Me ha iluminado el día don Psique! Muchas gracias!


Cordialmente.
Odysseus.

Anónimo dijo...

Psique, lo que pasa con usted tiene siempre una vuelta de tuerca más. Perfecto.
Pero es más sencillo.
Los antepasados no se pusieron como un absoluto.
Solo se mencionaron como característica típica de lo que rechaza la masa (entre tantas otras cosas). "La masa no tiene padres", dice la sentencia clásica.
Pero sin ser un absoluto, es de bien nacido sostenerlo y de mal no hacerlo.
El que se conforme con el remedo de familia que nos dejó el liberalismo que lo haga.¨Pero una casa es otra cosa. Y eso no es un absoluto. No toda realidad es Dios, por muy importante que pueda ser.

Beatriz dijo...

Muy buen comentario Psique y Eros.

No creo en virtudes o defectos colectivos, el prejuicio puede hacerte cometer una injusticia...

http://www.youtube.com/watch?v=LFVZ0_xTk6U

Anónimo dijo...

Psique y Eros,

No tengo nada contra sus alergias, con tal que le pique a usted y no a mí. Ni he “absolutizado” nada.

Lo del linaje no era el centro de la idea de un simple comentario que la temeridad wanderiana elevó a post. Era absolutamente secundario pero relacionado con lo central. Hablábamos del hombre masa y sus diferentes grados. Y es aquí que venía a cuento la situación actual de buena gente que se espanta de ciertas verdades, o al menos carece de piedad salvo con Dios. Lo que es claramente sintomático.

El mismo maestro reflexiona, sin rasgarse las vestiduras y porque lo banca todo el cristianismo y la antigüedad: "no parece sabio negar el aporte de la estirpe a la formación del talante, tanto en el aspecto corporal como en el orden moral... la sangre es más espesa que el agua y existe una inexplicable tendencia a mezclar su raza con gente de una condición más o menos semejante, como si se quisieran perpetuar los rasgos de una tradición familiar que se considera positiva".
Esta es una verdad como puños, de esas que se lanzan como trompadas, que si no, no se lanzan.
Y notará usted que no habla de una raza en particular ni fomenta el odio, pues la misma es tan cierta para el amarillo, el negro, el indio o el indoeuropeo (decir indoeuropeos, nunca decir “arios”, como reclamaba Disandro en su rigor semántico).

Y sigue: "La Edad Media entendió perfectamente la distinción de dos planos de realidad en que se movía el pensamiento cristiano. Sin desconocer el cartabón sobrenatural aplicado a los merecimientos de la Gracia, admitió las diferencias sociales y creyó perfectamente conveniente formar sus dirigentes de acuerdo con criterios provenientes de una herencia y una educación mancomunadas".

Por otro lado, ni mi maestro ni yo negamos la primacía de la educación sobre el dato biológico.

El Carlista.

Anónimo dijo...

Y ahora lo otro:

Si bien mis niños no tienen edad para feisbuc, no soy ciego y hay datos fácilmente constatables:

1.- estos ámbitos tienen grandes familias (grandes en los sentidos cuantitativo y/o cualitativo) donde la tropilla entera de críos les salió bien. Y no son 10 familias. Son muchas más.

2.- pero lo que dice el comentarista Anónimo es también cierto.
No obstante ello, los que generacionalmente no estamos tan lejos del piberío, seguimos notando una diferencia. En muchas cosas los hijos del palo no se distinguen de los otros y en otras sí. En ambos bandos son borrachines y el porro corre más o menos parejo. Pero falopa posta, en la descendencia del palo, es mucho más difícil de ver y maricas también (no es que la niegue "absolutamente").

Y como la buena cuna ejerce su peso en algún momento, las más de las veces se puede ver que los del palo antes que los de fuera arman una familia, son "menos" afectos a "juntarse", tienen hijos, etc.

No propongo que se afloje nada de la tensión necesaria, pero creo haber visto dentro de este mundillo a una buena cantidad de esos chicos de 15 o 20, empezando a parecerse a sus padres, al menos en buena medida, a los 20 largos.

Y esto también es un dato objetivo.

El Carlista.

Anónimo dijo...

Psique, yo añadiría al análisis hegeliano, que lo propio del amo es la libertad y lo propio del esclavo es la vida. En efecto, el amo quiere ser reconocido, pero reconocido como ser libre por otro (en sí y para sí por otro), de modo que dicho reconocimiento no puede ser pleno si el otro no es libre. Y ese es el origen del Estado, la comunidad de hombres libres, de modo que es el Estado mismo el momento del Espíritu que constituye a los hombres como libres. Lo del espejo me suena medio lacaniano.
Algunas curiosas costumbres de la gente "del palo" creo que se resuelve por recurso a lo que llaman los psicólogos respuesta a la frustración por compensación, más nada.

Fr. J.

Anónimo dijo...

Psique aboslutizada lo que nadie en este blog absolutizó. ¿Por qué Psique absolutiza no que no está absolutizado? Porque Psique absolutiza su saber psicológico y filosófico, bastante básico y ampuloso.
Kant

Anónimo dijo...

¡Y pega el carlista!

Anónimo dijo...

Carlista, no me diga que no hay un pequeño problema con la homosexualidad y la efebofilia en el ambiente. Conozco varios casos de gente que se mete en el tradicionalismo para hacer de las suyas y que no los jodan. Otros ambientes tienen mayor visibilidad, y ciertos pecadillos pueden terminar en la carcel.

En ese sentido, es necesario que la tradición deje las catacumbas, y se exponga. O pronto competirá con la masonería, a ver quien junta más gente enferma.

Quizá usted pertenece a un pequeño subgrupo dentro de ese gran ambiente. Pero le digo lo que se ve y dice de afuera.

Carlitos

Psique y Eros dijo...

Carlista, si usted lee bien mi comentario dice “se corre el riesgo de” (además está casi exento de afirmaciones, verá el condicional ‘si’ por todas partes) y me da lo mismo la formalidad que sea, lo que usted pone en el comentario lo suscribo todo, no se discute la bondad o propiedad de sus afirmaciones, lo que apunto es a un fenómeno de selectividad atencional, inconsciente (entendiendo por inconsciente la falta de registro eidético o formulación verbal de lo que sucede, no así la falta de percepción del hecho), por medio del cual, a nivel dinámico, se tiende a absolutizar todo aquello que ocupa demasiado espacio de conciencia. Y como esa absolutización dinámica afecta nuestras vidas, y esto sucede aunque el sustento y corrección de lo que se sostiene, a nivel verbal y eidético sea totalmente correcto. Mire este video para darse cuenta de lo impresionante que es la selectividad atencional http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6JONMYxaZ_s
O haga el ejercicio que propongo en el último post de mi página, que es lo mismo. Si tenemos una brutal selectividad respecto de la realidad que percibimos, donde el objeto es una percepción inmediata que en sí está totalmente descargada de intereses para nuestra consciencia, imagínese lo que puede suceder con nuestras ideas, que tienen mucho más de mediación y son mucho más maleables a nuestros intereses. Estoy convencido que es el gran problema (entre otros, obviamente) de los ‘ismos’ y de la mayoría de las bestialidades que pueden surgir de ambientes cerrados de autoconfirmación si no tienen la capacidad, y no la fomentan entre sus miembros, de escuchar lo diverso en su singularidad. Esto debería ser un primer mandamiento “Enseñad al otro a procesar por sí mismo lo distinto”, y cuando esto no se da… ahí sí, mi estimado, estamos ante la ‘masa’.

Fray J.
Hegel está plagado de genialidades y por supuesto admite pluralidad de lecturas. Cuando leí Lacan pensaba que era un genio con toda su teoría de las identidades en espejo, no hace mucho agarré la Fenomenología del Espíritu de vuelta, le dí una mirada y me di cuenta que lo que había leído en Lacan eran como notas a pie de página a la dialéctica amo-esclavo de Hegel, sin restarle mérito al francés, pero el alemán ya había puesto todos los cimientos… un siglo antes. Y aclaro, por si algún distraído piensa que soy hegeliano, considero la dialéctica hegeliana como inemergente, es decir donde los polos dialécticos (ser-nada; amo-esclavo) se condicionan absolutamente. Por mi parte soy partidario de una dialéctica (que yo considero tomista) de la emergencia donde los polos se condicionan absolutamente en su existencia pero no en su fundación, es decir que no disuelven su intensidad fundante o cualitativa en mera relación al otro.

Kant
Podría ignorarlo, pero no, prefiero elevarlo a la categoría de interlocutor, su problema está más o menos descrito más arriba. ¿Quién es la medida de la no-ampulosidad? Usted. ¿Quién es la medida de la profundidad filosófica? De nuevo, quien más, sino Usted. Por tanto le rogamos que se exponga, que se involucre y nos ilumine con su no-ampulosidad y profundidad filosófica….Ya lo decía Platón hay ciertos pensadores, que detesto, que quisieran ser como luchadores y entrar en la arena, pero quieren hacerlo sin mostrar sus vergüenzas. Yo ya mostré las mías… es su turno.

Anónimo dijo...

Psico,

Si tenés miedo, comprate un perro.

D. Jhonson.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 20:57

Yo no sería tan optimista con lo de los indoeuropeos. Dumézil y Schlegel eran bastante fantasiosos. Incluso afirmaban rotundamente que los "indoarios" recolectaban miel.

Fr. J.

Anónimo dijo...

Soy el anónimo del comentario que se convirtió en post. Mea culpa.

Carlista: No me refiero al porro, ni a la botella. Mucho menos a que se vuelvan maricas o algo así, como dijo alguien. Nada que ver.

De lo que yo hablo es algo anterior y mucho más importante que falta. Algo que falta y que puede hacer que sino ellos, sus hijos o nietos terminen en el porro, las borrachinas o se vuelvan maricas.

Y respecto a lo otro, supongo que no hace falta que le mande los links de las fotos en bikini que publican en Facebook las SAS, ¿no?

Si Ud. se cree que por mandar a sus hijos a La Reja están "protegidos", piense de nuevo.

No creo que haga falta que le cuente con nombre y apellido lo que hoy hacen de su vida hombres que, como adolescentes, hace 20 años, iban a los campamentos del Padre Canale SSPX en el sur.

Y sin limitarnos a los lefes, ¿hace mucho que no se da una vueltita por Beautiful View (Regatas, la misa de jóvenes de S. Francisco Solano, los boliches, las peñas...)? ¿es muy distinto lo que puede ver allí de la fauna de Palermo Hollywood? Si hay diferencias, son simplemente de grado.

O, sino, para afirmar más mi argumento que aparece aquí como post, pensemos en el "mejor" experimento de colegio del palo que tuvimos, el Don Jaime de Ba. Vista. ¿Qué es de sus ex alumnos? ¿Cuántos son del palo hoy?

Anónimo dijo...

Estimado Anónimo del Comentario testimonial, al fín leo a alguien que se percata de lo que es nuestro PRESENTE. Cuando leo que el Opus Dei, el IVE, la FSSPX, los cerebrovacantistas de la San Luis, etc. son "extremistas" "fanáticos" "medievales" "oscurantistas", no puedo menos que poner una muesca irónica. Lo son algunas horas durante el domingo o en alguna peña muy íntima. El resto del tiempo, son liberales con una onda conservadora, o que les gusta la estética tradi. Eso es todo.

Las peleas no son por quién es más fiel a la Tradición, ni siquiera por cumplir al pié de la letra lo que la Iglesia siempre pide, sino solamente tener a tal cura o cual familia. Cholulería de sacristía.

Más grave que la decadencia de los pobres o los siempre decadentes (los político, por decir), es la lenta oxidación y muerte de los que "Deberían" hacer las cosas bien.

Es como se planteó en mi laburo cuando me quejé de que todos votaran extrema izquierda. Me dijeron casi al unísono ¿Y la derecha... dónde está?

Piedra libre para satanás y sus demonios!

Carlitos

Anónimo dijo...

Le respondo: la mayoria son zurdos de mierda. Dese una vuelta por el blog de Rome, nomas. Cada dia da mas asco.

Sobre volverse marica, no trate de hacer nada. Los maricas salen asi, dejelos ser lo mas feliz posible en su condicion, y no los joda.

Anónimo dijo...

Psique y Eros. Posteá en tu blog. Tu lenguaje posmo es insufrible y la pose de psicólogo moishe, con anteojitos y polera se impone siempre que leo lo que ponés.

Anónimo de las 15:57 tiene razón. Sobretodo con lo del Don Jaime.

Es hora de aceptar que era un colegio conserva-liberal-patriotero.

Con todo, era infinitamente mejor que todo lo que había en su tiempo y lo que vino después. Pero por sus frutos los conoceréis.. y no se conoce egresado del Don Jaime que sea del palo.
No digo que deba ser un figurón del nacionalismo, o cosa semejante (no chicaniemos), pero por lo menos no un UCAboy liberal o un folklorero lobotomizado a fuerza de lunas tucumanas y vino barato.

Anónimo dijo...

Psique: ¿Emergente? Me recuerda al novum categorial de Hartmann.

Fr. J.

Beatriz dijo...

Me parece va con el tema, al menos te hace reir...

http://www.prusland.com/view/2588.html

Anónimo dijo...

Anónimo,

Primero que nada, gracias por el comentario que se elevó a post, pues ayudó a armar quilombo y que eso es bueno.

Segundo, no crea, ni remotamente, que duermo sin frasada ni que considero a la Fraternidad una panacea. Estoy bastante lejos de escupir al cielo.

Tercero. Cuando digo que hay familias que sacaron a todos sus varios hijos derechitos no hablo solo de la Fraternidad.

Cuarto. Creo que sí hay exalumnos del Don Jaime que se pueden considerar del palo. No me cabe duda.

Quinto. Así como no enfoqué en La Reja, tampoco lo hice en su vecina Bella Vista. Allí tengo algunos amigos que han puteado delante mío porque los pibes son medios turros, pero no me cabe ninguna duda que muchos de ellos serán de esos que a los 30 estarán en el redil educando hijos. Ninguna duda tengo de ello. Esas cosas no hay que juzgarlas. Cada casa es un mundo. También de allí conozco pibes de padres del palo y no a sus padres. También me pareció haber visto buenos elementos y otros que serán buenos en unos años más.

Sexto. La SAS me tiene sin cuidado. Es grande y allí debe haber de todo. Conozco bastantes buenos elementos de allí que congelaría en el tiempo para embocárselas a mis machitos, fundamentalmente porque están buenas.

Síntesís: no pretendan englobar en la elección de la misa, o el barrio donde se vive, o el colegio donde mandarlos, que las cosas no se dan así.

El Carlista.

Psique y Eros dijo...

Fray J.
No, no he leído nada de primera mano de Hartman. El lenguaje lo tomo de Fabro que creo a su vez lo toma de la psicología gestalt (la parte que se dedica a la percepción, no la que estudia psicología propiamente dicha)y de toda la corriente holística que la acompaña a principios del siglo XX. Por supuesto que Fabro le da densidad metafísica al término.

Anónimo dijo...

Me parece que están demasiado enojados.

No lo digo en mal sentido, ni que no los entienda, pues creo que es la crítica que nace de la indignación porque las cosas no se dieron como se esperaba.

Pero aflojen, que parecen tener un afán autodestructivo como reacción a este estado que dista de ser impecable.

Ahora niegan el semillero del Don Jaime cuando no puede no constarles que tal vez en menor cantidad de la deseada, dio sus frutos.

Y le meten con más, llegando a ningunear una tenida entre amigos, con guitarras y vino.

Quéjense. No se autodestruyan. Conserven lo bueno. Y de ahí en adelante. ¿O es mejor hacer tabla raza con todo y empezar de cero?

Abrazos,

El Carlista.

Anónimo dijo...

Carlista: Perfecto, entonces. Estamos de acuerdo. Creo que ambos pecamos de generalizadores y, por lo tanto, injustos en nuestros juicios. Yo lo confieso, quise azuzar el avispero para que salgan cosas buenas. Y compruebo que Ud. está más centrado de lo que aparentaba en su primer post. Supongo que son esas cosas de escribir en un blog en vez de conversarlas café por medio. Abrazo

Anónimo dijo...

Un loco fabuloso un día sentenció algo así como que:

"EL FOLKLORE ES EL OPIO DE LOS DEL PALO".

No sé si tiene razón, pero podría ser. Mucha peña, poco Castellani.

Anónimo dijo...

El don jaime eran dos colegios pegados. De mi camada los unicos que conozco que no han terminado zurditos (al estilo de Rome), UCAboys liberales o meros idiotas, pasaron por la primaria y se fueron antes de llegar a mitad de la secundaria.

Anónimo dijo...

Amigo Carlista: no, no es sólo indignación. Lo que intento decir de que
1) No hablemos tanto de los gronchos, los ucaboys o los jóvenes K. El virus está en nuestras filas y apesta a nuestros propios hijos y los hijos de nuestros camaradas/amigos.
2) El argumento evolutivo es estúpido. Claro que los zurdos no tienen hijos, por eso quieren los tuyos. Sino para qué tanta ley de educación, igualdad, democracia, etc. Para qué tantos millones en Tinelli y productos "culturales" que atrofian la inteligencia. Los hijos de ellos ya están perdidos (en su mayoría); lo que quieren es "educar" a los nuestros. Secuestrarlos mientras dejan que nosotros los alimentemos.

Anónimo dijo...

Lo paradójico de lo que planteo antes es que, según el punto 1), parecería que debemos abandonar la cosa pública para concentrar todos nuestros esfuerzos en nuestros hijos. Pero el punto 2) señala a que si no nos esforzamos por recuperar la cosa pública, a nuestros hijos nos los "roban", sea a las 8, a los 15, a los 23 o a los 30 años. Dilema jorobado.

Anónimo testimonial (Carlista dixit)