jueves, 12 de abril de 2012

... y respondió Ludovicus

Brillante respuesta:


Yo agregaría algo más. El sufrimiento que provoca un clima moral y político malsano es muy particular, casi meteorológico. Borges decía que en el verano porteño uno se sentía, más que aplastado, envilecido. Con los climas morales es igual, hay como una sensación de envilecimiento moral por contagio, como si uno mismo fuera vil, incluso por la mera cobardía de soportarla. Es como lo que debía sufrir Lot en medio del puterío y del encanallamiento de Sodoma. Lo que sufren en Rohirrim cuando Grima ejerce el poder de Saruman. Verguenza ajena que se hace propia. En algún lugar leí que al día siguiente de la ejecución de Luis XVI el pueblo de París tenía verguenza de mirarse a la cara. Y no creo que en Jerusalén, el sábado, la gente se saludara con mucho orgullo que digamos. Es algo pegajoso, una cierta sensación de complicidad en el mal, como una culpa colectiva, una especie de comunión de los santos al revés. Digo.

52 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente. Más cerca del Getsemaní que del Calvario.
Pirincho.

Anónimo dijo...

Me ha llamado la atención el comentario del post anterior que escribe "Clase baja", lo que dice es una gran verdad si le quitamos lo de la ideología de clases. En cuanto al dolor que sufría Borges, digamos, sí, que son los sufrimientos que se pueden permitir las clases pudientes, no creo que, por ejemplo, un padre de familia sin trabajo y con 7 hijos pueda sufrir por lo envilecido del ambiente, y eso aún siendo cristiano.
Salo

Anónimo dijo...

No hay ideología de clases en mi comentario. Solo la verdad que compruebo a diario. Crudo realismo. Más tomista, imposible.

Salvo que llame usted ideología de clases a las diferentes clases sociales que existen. El problema es que no es ideología, pues, efectivamente, existen.

Clase Baja.

Anónimo dijo...

Sí que hay padres con siete hijos y sin trabajo que pueden sufrir por el mal en el mundo, pero este sufrimiento, aunque de causas y efectos más graves que el familiar, le provocará mucho menos sufrimiento que el de su casa.

Volvemos a lo mismo, "sufrir en serio", "martirio", etc., es sobre lo concreto-cercano. El resto, como dicen, es literatura.

Al que no le gusten las verdades un poco duras, que se vaya a otro blog, que aquí lo espantarán.

Añejo W.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Salo, me parece que no entiende que un padre de familia sin trabajo y con 7 hijos sufre más que nadie lo envilecido del ambiente. ¿O qué cree que le pasó a Lot con sus dos hijas, antes y después de la visita de los mensajeros del Altísimo?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 01:35, un padre de familia sí sufre la vida en medio de esta gran cienaga. Es el mundo en que viven sus hijos y él mismo, en medio de gente que ya no solo burla a la Iglesia, sino que abiertamente la odia.

La "clase baja" a la que hace referencia Borges, no es un estúpido esnobismo, cosa que él mismo detestaba (salía de paseo por la zona sur a la noche). Sino la triste "descamización" y actual "villerización" de nuestra sociedad. Ver que cada generación es más asquerosa y corrupta que la anterior, esa empatía que lleva a lamentar la decadencia ajena. ¿Comprende?

Primero aparecieron tipos como Sandro y el mal gusto "beat" en las clases pudientes. Luego los degenerados porcel y olmedo, de triste memoria, que llevaron a la aceptación pública la pornografía. Ahora es tinelli, y mañana...? Todo eso suma.

Quizá puedan cerrar los ojos o hacerse los necios con lo que está pasando. Pero no todos podemos. Cierta empatía mínima, coherente con la Caridad que tanto hablamos, nos fuerza a lamentar el clima en que vivimos.

Corrupción, inmundicia y homicidio. El coctel neroniano, siempre a disposición de las sociedades que quieren morir.

Caronte

Anónimo dijo...

Sí, amigo Salo. Lo sufre igual, o peor, salva la misericordia de Dios para con los más débiles. Pero en términos humanos, lo sufre más, con o cin clara conciencia de lo que le está pasando.
El anónimo normando

Anónimo dijo...

La "atmósfera" me viene molestando desde que tengo conciencia de la maldad del mundo, pero reconozco que la última semana que estuve sin luz (y sigo sin luz) por el maldito huracán, la pasé mucho peor. Sin luz, sin plata, sin... ya no sentís el mal atmosférrico, o lo sentís pero menos. Te importa más lo otro. Sufrís más por pequeñeces como lo otro.
Al menos yo y todos los de mi barrio, que tienen unas caras bastante más caídas que las de díez días atrás.

Anónimo dijo...

Exacto (al anónimo de las 11:09) es una cuestión de grados, nadie dice que el ambiente no sea pestilente y que duela, pero comparado con esos otros sufrimientos "más reales", pues no sé, parece como poco significativo, aunque dañino. Otra cosa sería pensar que de aquel mal general, se derive este mal, eso sí puede ser, y que estemos hablando de distintas facetas de un mismo sufrimiento.
Salo

Anónimo dijo...

Algunos de los comentadores de los últimos post quieren sangre, pero a los últimos cristianos no se les dará ni siquiera el consuelo de la sangre.

Anónimo dijo...

El anónimo de 11:09 tiró a la basura los romanticismos y dijo las cosas como son, que él hoy, ¡hoy!, siente y sienten sus vecinos, mientras otros se quedan en la arenga, ya no nacionalista, sino cristiana.
Folclore, piadoso folclore.

Anónimo dijo...

Si el mal del mundo se sufre más o menos... no sé, no hay mucha cosa que se pueda pluralizar en forma debida.
Cuando un tipo alcanza o recupera una mínima estabilidad (una mínima dignidad, un mínimo decoro para su vida y la de su familia, que es lo mismo), es capaz de enfocar el mal del mundo y comprender o percibir el envilecimiento.
Pero cuando no tiene esa mínima estabilidad y vive en la zozobra, su mente, en forma cotidiana, enfoca apenas otra cosa que no sea a sí mismo y a los suyos. Recibe los efectos del mal del mundo, pero la comprensión del mundo y del mal del mundo le importa un pomo. Nada más sufre y se desespera por una salida.

Lupus

Anónimo dijo...

Los de su barrio seguramente se irán todos al infierno, ya que existiendo Cristina, el aborto y la eutanasia, si se ha incrementado en aquel sitio la tristeza (y más que incrementado casi temporariamente reemplazado, por el pequeñito motivo de no tener luz), no son cristianos.

Yo, desde que me enteré del aborto, ya no río. Hace como 20 años que tengo la misma cara.

ReCristiano o CristianoPosta.

Anónimo dijo...

Vita est militia super terram.
Para meditar:
http://www.youtube.com/watch?v=XEsfZQVAstw

Kali

Anónimo dijo...

Mientras tanto, en Roma, se decide la suerte sobre la posible regularización de la FSSPX.

Anónimo dijo...

Me parece que es la FSSPX que decide sobre su propia suerte ....pues la pelota la tiene Monseñor Fellay ...

Psique y Eros dijo...

Muy bien Lupus, Maslow puro... Y como decía Frankl, el dolor es como el gas, no importa su densidad, ni su cantidad, basta que exista para que se expanda y ocupe todo el espacio de la consciencia...

Anónimo dijo...

ReCristiano:
cuando dice "Los de su barrio seguramente se irán todos al infierno.." o "por el pequeñito motivo de no tener luz", ¿habla en serio o es una ironía?.

Si habla en serio, se me hace que usted es un típico exponente de clase media alta acomodada que nunca supo de grandes dificultades económicas.

Los que viven en la miseria (= "degradación del ser") difícilmente puedan conmoverse demasiado por otras cuestiones que inevitablemente van a percibir como más lejanas, más allá de que quizá incluso sostengan alguna práctica religiosa mínima (vgr. la asistencia dominical a Misa).

Los que trabajamos algún tiempo con pobres sabemos a qué lleva la precariedad material. Ante frases como las suyas (si es que no son ironías, insisto), uno no se sorprende del vuelco de una parte de la Iglesia (mal formada y patológicamente ingenua) hacia la "progresía".

Y después se sorprenden de que Cristina siga ganando...

Anónimo dijo...

Perdón que siga con el tema, Wanderer; Le Figaro da la regularización de la FSSPX como un hecho:

http://www.lefigaro.fr/actualite-france/2012/04/13/01016-20120413ARTFIG00626-rome-et-econe-sur-le-point-de-sceller-un-accord.php

Don Diego (yo puse el mensaje anónimo de las 15:14)

Anónimo dijo...

Muchachos, les pido disculpas a todos pero, ¿no estamos prestando demasiada atención al mal? Cuidado porque eso es realmente peligroso. Santo Tomás advierte en forma explícita acerca de ello: "Para nosotros es mejor ignorar lo vil y malo, bien porque no podemos conocer muchas cosas a un tiempo, y entonces nos estorba para conocer lo mejor; bien porque, a veces, pensar lo malo arrastra nuestra voluntad hacia el mal" I, 22, 3 ad 3. Caveati, caveati!

Red John

Anónimo dijo...

Pues sí anónimo de las 20:53, lo reflejó usted muy bien: no es extraño el exito de la progresía y las varias teologías de la liberación; lástima que sus creadores y exponentes sean también otros miembros de las clases acomodadas, porque si no ya habrían convencido a todos.

Anónimo dijo...

Red John, evidentemente, para los temas que venimos tocando no hay como Sto. Tomás.
Y me temo que los tomistas de lectura y vivencia queden como los malos de la película...

Baldr dijo...

Anónimo de las 12:18,

todas las ideologías surgen de gente acomodada, porque para fundar una ideología influyente es indispensable una cierta dosis de otium. Acá los partidarios de la progresía, o de las ametralladoras, fueron mujica echague y guevara lynch simplemente porque la persona que está desesperada por alimentar a su familia no puede ponerse a filosofar, y menos a escribir y actuar.

(Yo tampoco sé si es ironía - espero que sí.)

Anónimo dijo...

Claro, Red John.
Y agregaría un tercer motivo que no pudo imaginar Tomás: ser padre hoy no consiste en otra cosa que ponerte tu familia al hombro y bancar la parada, faena que se da de a trompadas con hacer el juego de la plañidera.
A llorar a la iglesia, que decían las viejas. Ellas, siempre, las más tomistas de todas.

Sobre lo otro que comentan y que parece llegar a su fin se pudo ver en estos años el mismo espíritu radicalmente contrario a cargar con los propios.
Por un lado los que quemaron naves con esto de acercarse a Roma y por otro los que dijeron que había que seguir ciegamente al Superior.
Una lógica de hinchadas de fútbol, de penosa acción grupal, que dejó ver la cobardía de quien necesita de todo un armado, cuando toda la tarea se reduce a buscar una misa digna y un sermonero que no diga herejías que se le puedan pegar a los chicos, y a casita que llueve. Cómo si la salvación no fuese individual, cómo si consistiese en ser parte de algo.
Un acuerdo supone un gran riesgo y desafío que consistirán en evitar la contaminación de las capillas por los obispos diocesanos, pero esto no excusa a los que se negaron a conversar, ya que no era esta la motivación, sino el cobarde espíritu de grupo. El temor a un cambio que tal vez suponga la necesidad de administrar una nueva realidad.
Y la feligresía mayoritaria en el medio, sin interesarse demasiado en cuestiones de curas, que están para otra cosa, como corresponde.

El Carlista.

Anónimo dijo...

Convengo con Ludovicus y, en orden a la cuasi "meteorologización" (con perdón) de un malsano clima moral y político, sugiero la relectura de las ultimas páginas de "Señor del Mundo".
Pero, ¡a no preocuparse tanto! porque, de un lado: “el mal , en cuanto mal, no es nada” (In I Sent, d.36, q.2, a.3, r.1). Y, ya sin la ironía implícita en la cita trunca: "es imposible que el mal signifique algún ser o alguna forma o naturaleza y, por tanto, es necesario que con la palabra mal se designe alguna carencia de bien" (ST I, q.48, a.1).
Y porque, de otra parte, "como quiera que Dios es provisor universal de todas las cosas, incumbe a su providencia permitir que haya ciertos defectos en algunos seres particulares para que no sufra detrimento el bien perfecto del universo, ya que, si se impidiesen todos los males, se echarían de menos muchos bienes en el mundo; no viviría el león si no pereciesen otros animales, ni existiría la paciencia de los mártires si no moviesen persecuciones los tiranos (ST I, q.22, a.2, ad 2). En otras palabras, "hay en las cosas muchos bienes que, si no hubiese males, no tendrían lugar; como no existiría la paciencia de los justos si no existiese la malicia de los que los persiguen (SCGen, libro III, cap.71).
Saludos. GARRA DE JAGUAR

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

El realismo no consiste en ser tomista. La realidad es que todo combate espiritual debe ser encarado con buena predisposición espiritual, es decir, con las virtudes cristianas. El resto es chamuyo.
saludos

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 20.41:
Su primera afirmación, o más bien negación, es exacta en lo que dice pero no en la callada sugerencia.
El realismo nació antes que los tomistas, pero resulta que los tomistas son realistas, en la línea de Aristóteles.
En cuato a la segunda afirmación me permito observarle que el "chamuyo" tomista se ajusta estrictamente a ella, vale decir que uno debe armarse de las virtudes para llevar adelante el buen combate y alcanzar el premio: la corona que no se ha de marchitar jamás.
GARRA DE JAGUAR.

Anónimo dijo...

Hasta donde tengo entendido el tomismo es realista y, para el combate espiritual, da el mismo consejo que el comentarista anónimo de las 20.41.
AMICUS VERITAS.

Anónimo dijo...

Muchachos, aprieten los dientes y cabalguen el tigre!

Evola

Anónimo dijo...

Wanderer,
si usted me censura, sería justo que también ponga bozal al guarango de su amigo "el carlista". Me sorprende las cosas que publicó en su blog, incluyendo llamar despectivamente las chicas de las SAS.

Quizá, como a Borges, le parezca señal de virilidad en un amigo el usar términos soeces o groseros. Pero puedo asegurarle, luego de varias decadas de vida, que lo cortés no quita lo valiente.

Es propio de gente perversa, me permito agregar, el andar burlándose de lo que sufrimos quienes no podemos abstraernos del mundo en que vivimos. No es fácil llegar a ver las personas como "muñecos".

Caronte

Anónimo dijo...

CARONTE, tómese las bromas hacia instituciones y personas que todos queremos como lo que son.
Estamos entre gente grande ...

Anónimo dijo...

Salmo 11 (12)
Sálvame Tú, oh Yahvé,
Porque se acaban los justos;
La fidelidad ha desaparecido
De entre los hombres.
Unos a otros se dicen mentiras;
Se hablan con labios fraudulentos
Y doblez de corazón.

Acabe Yahvé con todo labio fraudulento
Y con la lengua jactanciosa;
Con esos que dicen:
“Somos fuertes con nuestra lengua,
Contamos con nuestros labios;
¿quién es señor nuestro?

Por la aflicción de los humildes
Y el gemido de los pobres,
Me levantaré ahora mismo, dice Yahvé;
Pondré a salvo a quel que lo desea.

Las palabras de Yahvé
Son palabras sinceras;
Plata acrisolada, sin escorias,
Siete veces purificada.

Tú las cumplirás, oh Yhavé;
Nos preservarás para siempre
De esta generación.
Los malvados se pasean por todas partes,
Mientras Tú dejas que sea exaltado
Lo más vil entre los hombres.

Anónimo dijo...

Caronte,

Sobre lo primero que trae a cuento creo, honestamente, que no lo interpretó bien. Muchos aquí nos conocemos y más de uno le podría decir del cariño que tengo por aquellas personas, entre las que, seguramente, se contará mi hija cuando tenga edad.

Sobre lo otro no quise ofenderlo, pero ahora que me releo entiendo que podría haber sucedido así. Cómo no entenderlo si hasta apareció Evola.
Su comentario me hace pensar que el mío pudo haber sonado un tanto nietzcheneano y con ello muy poco simpático. No es raro, lo soy.
Soy un convencido que aunque parezca un quietista al nivel político (pues esto supone una previa masa crítica de familias que no existen), no podemos serlo al familiar y que para ello no hay como cristianizar a un Nietzche o un Spengler, tipos de lo más antipáticos, pero que aparecieron como una necesidad al ver la caída de la vitalidad ambiente. Y no le voy a negar que suene un poco pagano, pero en ese caso también lo fueron De Corte y especialmente Thibon, quien rescató a Nietzche en el mejor de sus libros, y que si no es el mejor por lo menos es el más actual y necesario.
Y digo actual, porque no hay muchas más opciones y todo lo que lo dificulte debemos tratar de dejarlo de lado. No siempre podemos, pero a veces sí. Es imprescindible, en mi opinión, hacer el esfuerzo que supone derribar antes al que viene por vos y mucho más cuando no estás solo, que si así fuera sería lo de menos.
Eso es lo que quería decir.
Se lo pongo en 2 frases de Castellani que cito de memoria y con errores:
- Es tiempo de cuidar y guardar lo que tenemos, aun desde el plano natural.
- Qué mártir ni mártir, si me vienen a matar les voy a disparar primero.

Tampoco nosotros vemos muñecos en el prójimo. Uno no puede en un comentario agotar todas las explicaciones que se le puedan desprender, pero considerando que esto es lo de Wanderer, donde muchas veces las cosas van como bombazos, no voy a ser el primero a quien se le permita la licencia.

Suyo,

El Carlista.

Bal dijo...

Nada que ver pero, wanderer, encontré lo del Kajeton y la romanidad en Castellani. El Apokalypsis, pag 60 sobre la carta a la iglesia de Sardes.

Anónimo dijo...

plañidero, ra.

(De plañido).


1. adj. Lloroso y lastimero.

2. f. Mujer llamada y pagada que iba a llorar a los entierros.

Canisius (from Argentina) dijo...

I think it would be great if the canonical structure for the SSPX is a Personal Prelature. As it was said here it could be tailored made designd for the particular necessities of the SSPX.

The public effect of the election of this canonical structure by the Pope will be of a long extension in benefit of the SSPX. It will sounds like the SPXX being the Benedict´s Opus Dei. I can assure you that the most strong opposition from inside the Vatican to give this structure to the SSPX is the Opus Dei officials within the Holy See. They see the SSPX as a formidable and fearful competition.

Hey, I would like to see the SSPX being a Personal Prelature with a specific statue to operate in all the places where the SSPX is now.

Anónimo dijo...

Theoden firmó, Rohan cayó. End of story.

El Chafirete

Anónimo dijo...

La FSSPX está ante un abismo al que inevitablemente deberá caminar. La duda es si lo hará con Fe, y será sostenida por los ángeles para no caer, o por desesperación y los demonios se harán un festín con sus restos en el fondo.

Coriolanus Snow

Anónimo dijo...

Del estilo hay otra de Castellani:

Cristo habló de poner la otra mejilla, pero Él no la puso nunca.

el escipión barbado dijo...

... óyese sin pausa la entrañable melodía del ruiseñor desde la fronda.
Sin embargo, en el crepúsculo, cuando uno de nosotros
pasa por el lugar de su caída, medita
muchas cosas justamente, en este sitio denso.
Enmudese y se aleja más fuerte.
(Hölderlin)

El decoro de una tierra silenciosa que acompasa con sus ruinas la nuestra, en tránsito del despojo al vestigio, del vestigio a la fulguración, y en fin, desde ésta a la expectante condición que nos hace más fuertes.

Anónimo dijo...

Carlista: por favor pase el título del libro de Thibon.
Gracias. AMICUS VERITAS.

Anónimo dijo...

Se llama: Nietzche, o el declinar del espíritu.
Ed. Desclee lo sacó por el 50' o 60'.
Si se apura, vi 1 en Mercado Libre recién, a $ 150, de un vendedor de Capital Federal.

Aviso, no soy el librero.

Se lee esto que publica el vendedor (seguro que es el prólogo, como siempre hacen):

Thibon fue, entonces, una inyección de fe y de ánimos, una seguridad en la conciencia y en el espíritu de la vieja Europa que no ha muerto, ni morirá.
Cuando estuvo Thibon en Madrid invitado por el Instituto de Cultura Hispánica para dar unas conferencias la impresión primera se ha reafirmado. Se ha acrecentado el entusiasmo, la fe y el optimismo que quedaba después de su lectura. Thibon hombre de gran personalidad, de una fuerza enorme, irresistible, esta fuerza que sólo se obtiene cuando se vive plenamente enraizado en la Naturaleza. En Saint Marcel d’Ardéche –pueblecito cercano a Avignon– el escritor meditaba y trabajaba. Allí se formó, allí aprendió a dialogar con la tierra, con el paisaje, con los hombres. Porque Thibon, más que todo y por encima de todo es un hombre de la tierra, un campesino formado por su cuenta, en la soledad de sus campos. En toda su obra no le abandona jamás un perfecto equilibrio, una claridad maravillosa, una intuición envidiable. En la obra de Thibon se percibe su estrecho contacto con la Naturaleza, su gusto por el silencio y este aire fresco y sano que orea sus páginas les da un aliento sereno y lleno de optimismo.
No nos importa el hecho de que Thibon no posea títulos académicos. Ni falta le hacen. Su trayectoria espiritual es el mejor título que puede exponer. El afán y el ansia de saber desearon a Thibon cuando éste se pasaba los días curvado sobre los campos de l’Ardéche. Es un autodidacto. La guerra del 14 llevóse su padre al frente y él se quedó al cuidado de la finca. El afán de saber le sorprendió allí. Continuó trabajando y estudiando solo, las lenguas clásicas, el alemán, leyendo a los tomistas y a la moderna filosofía y devorando poesía. Quizá sus influencias más directas, las que trazan la línea de su pensamiento sean la filosofía escolástica, Pascal y Nietzsche. Cuando apareció su último libro, dedicado al filósofo alemán se generó un curiosísimo fenómeno de ataque y l defensa, a la vez.Nietzsche, según Gabriel Marcel, es el gran descubrimiento de Thibon y, quizá, quien más le haya influido. Citamos sus palabras «... I’écrivain qui a exercé sur lui, peut-être avec Pascal, l’influence plus profonde est probablement Nietzsche; c'est trop peu a dire: je suis enclin à penser que c'est Nietzsche qui l’á révélé a lui-même; beaucoup d'aphorismes de Thibon sont essentiellement nietzschéens et par la forme et par l’élan, par le intérieur».

Y por encima de todos estos estudios, conocimientos e influencias, ciñendo su pensamiento, Thibon llegaba al vértice de su fe católica, campo fertilísimo en donde su privilegiada inteligencia podría desarrollarse ampliamente. Por eso no dudamos en presentarlo como un Nietzsche católico ya que ha sabido hallar en su fe lo que aquél jamás encontró.
Desde su aparición, Thibon ha ido fustigando todos los vicios y todos los males de nuestra época. Como no está ligado a nadie, como no sea a su propia conciencia, puede hablar libremente, claramente. La ruda sinceridad de hombre del campo es su mejor virtud. La trayectoria de su pensamiento, en este sentido, es igual ahora que cuando comenzó a escribir. Su voz se ha alzado siempre oportuna, vigilante; su intuición extraordinaria le ha permitido ubicar nítidamente los problemas que era necesario atacar. Su diálogo, cálido y vibrante, nunca le traicionó. El día que se haga la historia del pensamiento europeo actual la obra de Thibon será uno de los exponentes más claros del ambiente en que se movió.

Anónimo dijo...

Castellani también reivindicó a F. Nietzche, enfocándolo contra el fariseismo y la beatería (la beatería no es solo algo empalagoso, además es caldo de cultivo del fariseismo).

Exégeta.

Anónimo dijo...

Al Carlista: muchas gracias por los datos.
A Exégeta: ¡la cita por favor que no recuerdo el punto! Gracias.
Saludos a ambos dos.
AMICUS VERITAS.

Anónimo dijo...

El Ruiseñor Fusilado lo abre con una cita de Nietszche.
Y en otro lado lo trata de "alma religiosa", etc., pero no lo puedo encontrar.
Tollers debe saber.

Anónimo dijo...

Lo encontré:
Ver NUEVA CRÍTICA LITERARIA, artículo "Nietzsche", especialmente la tercera parte, donde habla del libro de Thibon, sin coincidir del todo. Ahí está el tema del fariseismo, etc.

Anónimo dijo...

Y en CRÍTICA LIERARIA (que no "Nueva"), ver el Índice Alfabético, pues lo trae varias veces, pero puntualmente en artículo EL PENSAMIENTO VIVO DE NIETZSCHE, donde nos dice que por falta de editor no le dedicó un libro, ¡pucha!

Anónimo dijo...

En Pags. 228, 229 y 230 de SAN AGUSTÍN Y NOSOTROS habla de Niestzsche y Klages, como los dos más grandes psicólogos modernos.
Llama la atención que sobre el otro "genio" que Thibon escribió un libro completo haya sido justamente Klages (LA CIENCIA DEL CARÁCTER).

Anónimo dijo...

Leer:

Gloria.tv: EEUU el Microchip Obligatorio! 666 (Abril 2012)
es.gloria.tv/?media=281498

Atento.

Anónimo dijo...

La obra de Thibon sobre Klages es un gran libro, aunque difícil.

Se podría haber llamado De Klages a Tomás de Aquino, como fue el gusto al momento de poner títulos de Castellani y Maritain.

Anónimo dijo...

Estimado Anónimo (¿Exégeta?) del 21de abril:
Muchas gracias por los datos. Confirmé la cita al principio de El Ruiseñor Fusilado.
Tambén en Nueva Crítica Literaria el capítulo que el cura dedica a Nietzsche y trata el punto que usted señala.
Pero en mi edición de Crítica Literaria (Dictio 1974)no hay índice alfabético ni encuentro capítulo titulado como usted afirma. ¿Puede que sea una edición incompleta?
En cuanto a San Agustín y nosotros, que no lo tengo, ¿estará agotado o podré encontrarlo en las librerías de siempre?
Saludos y otra vez gracias.
AMICUS VERITAS.
PD Y gracias a Wanderer por oficiar de correo, pero ¡qué digo!, de fuente inagotable e inestimable de información.