martes, 8 de mayo de 2012

La vergüenza de Trelew


Nos enteran los diarios de hoy que ayer comenzó el juicio a los “genocidas” acusados de la “masacre de Trelew”. El relato de Clarín es muy gráfico: el juicio se realiza en un gran centro de congresos y exposiciones y, a su apertura, asistieron más de 500 personas encabezadas por el gobernador de la provincia. ¿Los acusados? Un grupo de cinco ancianos de 80 años como promedio. El juez de instrucción se horrorizaba ante el hecho de que, luego que los prisioneros -asesinos todos- del penal de Trelew fueran recapturados en su fallido intento de fuga, hayan sido encerrados durante una semana en la base naval Almirante Zar sin permitírseles la visita de las familias y de sus abogados. Pobres inocentes!
Los K dan asco desde hace años, pero los jueces K que se prestan para este circo de cinismo dan mucho más asco aún. Quizás eso sea lo que más enerva los ánimos: el cinismo con el que se hace todo. Cínico es el desvergonzado en el mentir. No se trata de hipocresía, porque el hipócrita, a fuerza de fingir, quiere creer y a veces termina creyendo su propia mentira. El cínico es el que miente y no le preocupa que resulte evidente su mentira. Antes bien, se preocupa de imponer su mentira a los demás a modo de burla porque tiene el poder para hacerlo y porque desea saciar su sed de venganza.
Políticos cínicos y jueces cínicos. Eso es Argentina.

Valga este post para los que creen que porque hayamos criticado el método de la lucha contra el terrorismo marxista de los ’70, estamos a favor de de la venganza o nos hicimos zurdos.

10 comentarios:

Javier dijo...

Wanderer,

no creo que esto sea una venganza. La venganza es otra cosa. Por un lado para algunos es como un ritual, un exorcismo. Como cuando se condenó a perpetua a Petain (a los 89 años). Más allá de que lo mereciera o no, esa condena era ridícula, y una vergüenza para Francia.
Eso en lo que respecta a los que creen en los juicios.
Para la mayoría de los demás, es una linda banderita que les resulta redituable, y que tiene costo cero. Y si hay implicancias morales en el medio, no tienen capacidad de comprenderlas.

Slds.

Anónimo dijo...

Pero además los militares no pueden ser juzgados, sino que se juzgan a sí mismos.
saludos

Anónimo dijo...

Lean la sentencia de un juez americano que deniega el pedido de extradición de un marino imputado de participar en los hechos de Trelew. Está en:

www.periodismodeverdad.com.ar/2010/11/14/eeuu-un-juez-sentencio-que-los-juicios-a-los-militares-en-argentina-son-politicos/

Allí verán un clarísimo ejemplo del cinismo que Wanderer atribuye a los jueces argentinos.

Hacía falta un juez extranjero para desnudar la mendacidad de nuestros tribunales y sentenciar con imparcialidad.

Nuestros jueces no son ni pueden ser imparciales. En casos así, no queda otra que una amnistía que conduzca a la concordia política. Por el contrario, la pretensión de una justicia estricta y total en este mundo es una utopía propia del mesianismo político de la izquierda que, como toda utopía, produce injusticias aún más graves que las que dice querer remediar.

Más de mil personas pudriéndose en la cárcel sin los derechos elementales que asisten aún al peor de los delincuentes. De eso se habla muy poco. Muy pocos se ocupan de esa gente. No están presos por crímenes que pudieran haber cometido algunos de ellos - muchos o pocos - sino como venganza por el solo hecho de haber combatido a la subversión.

Creo que es un deber de piedad interesarse por la suerte de estos presos.

Anónimo dijo...

Lean la sentencia de un juez americano que deniega el pedido de extradición de un marino imputado de participar en los hechos de Trelew. Está en:

www.periodismodeverdad.com.ar/2010/11/14/eeuu-un-juez-sentencio-que-los-juicios-a-los-militares-en-argentina-son-politicos/

Allí verán un clarísimo ejemplo del cinismo que Wanderer atribuye a los jueces argentinos.

Hacía falta un juez extranjero para desnudar la mendacidad de nuestros tribunales y sentenciar con imparcialidad.

Nuestros jueces no son ni pueden ser imparciales. En casos así, no queda otra que una amnistía que conduzca a la concordia política. Por el contrario, la pretensión de una justicia estricta y total en este mundo es una utopía propia del mesianismo político de la izquierda que, como toda utopía, produce injusticias aún más graves que las que dice querer remediar.

Más de mil personas pudriéndose en la cárcel sin los derechos elementales que asisten aún al peor de los delincuentes. De eso se habla muy poco. Muy pocos se ocupan de esa gente. No están presos por crímenes que pudieran haber cometido algunos de ellos - muchos o pocos - sino como venganza por el solo hecho de haber combatido a la subversión.

Creo que es un deber de piedad interesarse por la suerte de estos presos.

Anónimo dijo...

La historia Argentina está llena de estos ejemplos. No hay dignidad de los caídos, sino resentimiento, ni grandesa de los vencedores. El que gana se lleva todo, y el que pierde no considera haber cometido ningún error.

El orgullo es nuestro pecado.

Caronte

Anónimo dijo...

Muchos saben, pero nadie dice, que los hechos están incluídos en la amnistía general dictada por el congreso en mayo del 73.

Dark Henry dijo...

De acuerdo Caronte, pero a no exagerar, no es solo algo argentino. Sino fijese el cinismo y la hipocresia de los juicios de Nuremberg, donde se "olvidaron" de condenar a los asesinos de millones de mujeres, chicos y ancianos en Dresden, Hamburgo, Hiroshima y Nagasaki, y a las violaciones en masa de mujeres alemanas en Berlin por el ejercito Rojo, por nombrar solo algunos de los crimenes de los "buenos".
Paciencia. La historia la escriben los que ganan, al menos temporariamente aqui en la tierra hasta que venga El y separa la paja del trigo. Cristo Rey no olvida los sufrimientos de toda esta gente.

El Profesor de Worms dijo...

Hablando de cinismo... Hay que ver la actitud del Vicepresidente ayer en el Senado. Se propone una moción para investigar su vinculación en un polémico caso, el tipo preside esa misma audiencia y encima se mata de risa.

El Profesor de Worms

Canisius dijo...

Nada que ver pero, pensar que lo dijimos en el 2009.

http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2009/03/via-col-vento-in-vaticano.html

Juan Manuel dijo...

Si bien hubo quienes combatieron limpia y valientemente a la subversion marxista, la metodología de la desaparicion de personas (muerte a discresion y sin juicio previo)es anticristiana. Decirlo no implica ni ser zurdo, ni estar a favor de la venganza subversiva.