jueves, 13 de diciembre de 2012

Oda a la buena muerte (del blog)

Jack Tollers me manda la traducción de una breve oración de Newman pidiendo una buena muerte. Y lo hace, me dice, temeroso de que el blog esté agonizando y pronto a la muerte.
No se trata de eso. Se trata simplemente de mi pereza.


Oh Señor y Salvador mío, fortaléceme en aquella hora con los brazos vigorosos de tus sacramentos y con la fresca fragancia de tus consuelos. Que se pronuncien sobre mí las palabras absolutorias y que sea signado y sellado con los santos óleos; que tu propio Cuerpo sea mi alimento y que sea rociado con tu propia Sangre; permite que me aliente mi dulce Madre, María, y que mi ángel me susurre con un mensaje de paz, y que mis gloriosos santos me sonrían: para que en su compañía y por su mediación reciba yo el don de la perseverancia, y muera, tal como deseo vivir, en tu fe, en tu Iglesia, en tu santo servicio,  y en tu amor.
John Henry Newman

6 comentarios:

Miguel Suarez dijo...

Wanderer por favor sáquese la pereza de encima ! ! que para perezosos tenemos a varios obispos y sacerdotes.

Yo también lo estaba dando por agonizante, y me reconforta saber que lo podemos recuperar.

De todas maneras gracias a Jack Toller por la oracion de Newman.

Saludos
Miguel

genjo dijo...

Por esta oración mereció la pena esperar una nueva entrada.
Saludos.

Anónimo dijo...

No muera!!! Que sus últimos post fueron uno mejor que el otro!!!
La Cristera

Anónimo dijo...

Wanderer,
Escriba sobre cosas eternas. Olvídese de Cristina y su séquito por un rato, notará que su espíritu se apacigua y vuela como un ave del cielo.

Macario el Viejo

Anónimo dijo...

Wanderer, sería lamentable que lo deje morir. Sobre todo, sin darse otra oportunidad de profesor anónimo. Esa etapa estuvo muy buena.

Carlos

Mary Lennox dijo...

Es difícil, pero no se rinda don W! Es divertido discutir de vez en cuando en el blog! Gracias por la oración viene bien tener algo así pa meditar como decía don Ciceron.
un saludo
Mary Lennox