viernes, 25 de abril de 2014

Pranzo a Piazza Irnerio

Mi agente romano, Dall'ombra der Cuppolone, relata lo siguiente:

Algunos que me ven siempre pegado a la pared de la Basílica de San Pedro me preguntaron si soy tan engreído de pensar que yo puedo sostener la basílica. En realidad no la sostengo, sino que me apoyo en ella. Otros me comentan que en invierno es muy frío el lugar, aunque cuando arrecian los calores de agosto es muy agradable. Pero yo les cuento que siempre viene el calor amable y la frescura diáfana de la tumba de Pedro.
Pasada la Pascua ahora se ven en Roma muchos argentinos, incluso un creciente número de sacerdotes. Por las canonizaciones del domingo. Varios de los curas viajeros (sobre todo porteños) aclaran que pudieron enfrentar los gastos porque alguna vieja ha sido generosa (parece poco agradecida la aclaración). También hay varios jueces y funcionarios judiciales que no pagan el famoso 35% porque están exentos del impuesto a las ganancias.
Entre los curas argentinos se destacan los que se declaran amigos de Bergoglio o Jorge (no dicen Francisco ni el Papa). Con humildad se muestran dispuestos a servir como obispos. Hay una idea que se repite: hay que ocupar las sedes argentinas para que sea la Iglesia que quiere Jorge.
Fue muy indicativa una reunión con pizzas en un colegio religioso cerca de la Piazza Irnerio.
Se juntaron viajeros y algunos curas argentinos residentes en Roma (por estudio o trabajo). Animados comentarios sobre listas de nombramientos episcopales o traslados de sede. Pero nadie sabe si los curas que se dan de informados hacen suposiciones propias o si existe realmente esa prospectiva en el Papa.
Llovieron las críticas al ex nuncio Bernardini. Pero alguien salió a defenderlo. Según el mismo ex nuncio él no podía elegir los obispos, salvo cuatro y medio, el resto casi todo salía de Bergoglio.
Según los que se dan de informados y con acceso a Jorge (Francisco) la mirada está puesta en las diócesis argentinas más importantes, para marcar un rumbo de renovación y cercanía con la gente.
A la cabeza Rosario (tendría poca piola en el carretel). La Plata se da la da por perdida por ahora, pero le tienen hambre. De Bahía Blanca dicen que de dos obispos que hay no se hace uno (por enfermedad y por falta de iniciativa). De Salta que pondrían un auxiliar que ayude a salir del tradicionalismo y del triunfalismo de un arzobispo muy pegado al gobierno local. Se comentó que el arzobispo norteño venía alimentando un candidato, pero que estalló por los aires cuando salió a la luz que era muy afectuoso y le gustaba jugar al doctor con los adolescentes de un fino colegio sanisidrense. De Tucumán dicen que anda muy mal pero que se resiste a aceptar un auxiliar. También que Zecca quiere ir más cerca de Buenos Aires (tal vez Rosario) pero que no tiene mucha chance. De Arancedo: que es muy apagado y poco pícaro. Que le falta poco para retirarse. Pero, como a Poli no le interesa la CEA, capaz que la señal sea renovar a Arancedo pero con un vicepresidente más renovado y alineado. Hay analistas eclesiásticos en abundancia. Que el Papa nombrará cinco obispos más en la Argentina y parará por un tiempo. Que ya se va interiorizando de la Iglesia Universal y que se ocupará menos de la Argentina. Respecto a qué hará en 2015 año electoral: que mostrará distancia, pero que jugará a las escondidas. En los contertulios de Piazza Irnerio se ve más frecuencia del comentario de actualidad que de los libros de estudio. Se ríen del soporífero Carlos Galli: en una conferencia en la Gregoriana puso mucha claridad (se hicieron varios claros en los asientos de la sala, los asistentes iban desertando). En cambio Scannone (ahora destinado a Roma para ayudar al papa, como fue Ratzinger con Juan Pablo) les resulta demasiado intelectual. Los curitas prefieren leer a Menapace y Anthony de Melo. 
En la reunión había más olor a mate y a lo sumo a perfume francés, poca testosterona. Es curiosa la mezcla de estilo casual-pobre-desaliñado y de ropitas de marca, buenos electrónicos y algún perfume caro.
Los más sorprendentes son los que se declaran y se asumen como preocupados no por Francisco ni por la Iglesia sino por Jorge. ¡Está solo! ¡En medios de los curiales! Estos buenos sacerdotes se sienten llamados a hacerle el aguante, les gusta que los llame por teléfono. Incluso alguno comenta que él hace el servicio de ponerle la oreja, que Jorge llame a cualquier hora, cuando necesite un corazón amigo. Pero queda claro que ninguno tiene el número para llamarlo al papa. Él toma la iniciativa cuando lo necesita.

Yo creía que ese encuentro de Piazza Irnerio iba a ser un focolar de entusiasmo apostólico. Pero resultó una distracción de banalidades. San Pedro Damián me va a retar. Mejor vuelvo a lo mío.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pocas cosas debe haber más estúpidas que clérigos burócratas y lame culos.
Y llamarlo "Jorge" para resaltar que se está dentro del círculo top...
En la soledad, qué mal se tienen que sentir con ellos mismos...

simkin dijo...

¡Qué grande Dall'ombra!
Siempre atento, escurridizo y en el lugar apropiado.
Lo puedo ver hoy entre las callejuelas romanas, mañana tomando un cóctel en Estambul y pasado en Segovia, arrodillado ante la tumba de San Juan de la Cruz.
¡Que no lo terminen matando como al cura de la novela de Malachi Martin!

Anónimo dijo...

El futuro es implacable. Siempre termina vengando estas pendejadas.

G. Rocca.

Anónimo dijo...

Como me gustaría un cura u obispo argentino que lo puteara lindo a Jorge por las barbaridades que hace. Comunista, progresista, maquiavélico, que le diga todo lo que yo digo en casa y a mis amigos, etc.

Uno de esos que le importe un carajo la corrección política, yo ya me anoto como seguidor del prelado.

Saludos,

Anónimo dijo...

Puterío nomás, que le dicen por mi barrio...¿Se nos estará escapando algo, mi buen W, que cuando todos ríen, no podemos reír?

Anónimo dijo...


Anónimo de las 22:00.
Cura puede saltar alguno. Obispo imposible: todos cobran del Estado.
Saludos realistas

Anónimo dijo...

Dall'ombra der Cuppolone
Aclaro que no fue pranzo (almuerzo), sino una cena de pizzas y helados.
Respecto a Simkin, que teme por mi vida. Cuando me quieran poner la mano encima solo van a encontrar mi ectoplasma. No se preocupe, pero igual rece por mí.

Anónimo dijo...





Mundabor ..habla por el...!!!!!!!!!