lunes, 15 de septiembre de 2014

La culpa no es del chancho...

Y la parejita saludó en el atrio.
El P. Lamberti los bendijo en una ceremonia íntima, a la que asistieron familiares, amigos, autoridades y periodistas. Aclaró que no se trataba de la celebración del matrimonio católico, el señor Luis, al que el cura llamaba Luisa, estaba ataviado de vestido blanco y entró al templo al ritmo de la marcha nupcial.
Por eso, aquí le paso algunas observaciones al P. Lamberti:
1) La gente ya no lee; y si lee, no entiende; y si entiende, no le importa lo que entendió. La gente juzga a partir de lo que ve. Esa es la realidad. Por tanto, si organiza una ceremonia en un templo católico que usted mismo preside revestido de alba y estola, y en la que dos personas del mismo sexo –una de ellas disfrazada de mujer- entran del brazo, por más que usted asegure que no se trata de un matrimonio sino de una bendición, para la gente es un casamiento. No nos tome por tontos, que a la evidencia nadie se resiste.
2) Usted dijo en esa ceremonia que estaban “celebrando el amor entre hermanos”. Pero resulta que, entre cristianos, el amor entre hermanos se celebra de otro modo. El primer amor, y el más grande, fue el del Verbo que, en su kénosis, se hizo uno de nosotros, y murió en la cruz por amor a sus hermanos. Ese amor lo celebramos nosotros en el Santo Sacrificio de la Misa, eso mismo que usted llama, en el mejor de los casos, “asamblea eucarística”. Y aquí en Argentina, el amor entre hermanos lo celebramos con un asado y vino tinto; o con single malt y una buena pipa; pero nunca con disfraces de novia o de Batman, que para el caso es lo mismo.
3) Por eso mismo, P. Lamberti, usted el sábado pasado celebró la perversión y la enfermedad consentida; usted celebró la desobediencia a la voluntad del Padre; usted celebró las tinieblas. Usted, P. Lamberti, celebró el pecado en la misma casa de Dios. Usted, P. Lamberti, es un sacrílego, y sobre sus espaldas cargará el pecado y el escándalo del que fue protagonista.
4) Pero la culpa no es solo suya. La culpa es también de los porquerizos que lo alimentan. Y en primer lugar de su obispo, Mons. Bokalic, que apenas si sacó un tímido comunicado antes de la ceremonia repitiendo lo que dice el CIC, y después no ha dicho ni mú, hasta ahora. Lo que se esperaba era que públicamente reparara en lo posible el escándalo y que a usted, P. Lamberti, lo sancionara como es debido.
5) Y la culpa es también, y sobre todo, del Papa Francisco, que hace más de un año, alegremente y desde los aires, se declaró inhábil para juzgar el amor entre los invertidos, y con ese dictum abrió la puerta para lo que hoy estamos viendo.
Y, me pregunto yo, ante un hecho de tamaña gravedad, ocurrido en el mismo país de origen del Pontífice, ¿no merecían por parte de él algún comentario? ¿Es que sus ocupaciones en Santa Marta no le dejan tiempo para expedirse sobre la cuestión y sacar a sus fieles del escándalo? Recuerdo que hace un mes, encontró tiempo para telefonear a la Carlotto para congratularse con ella por su nieto “recuperado”, y hace apenas una semana, encontró también tiempo para comunicarse con la señora de Ceratti para expresarle las condolencias por el fallecimiento de su hijo, el famoso cantante. Entiendo yo que, en estos dos casos, quedó usted muy bien parado, porque eran situaciones de una extrema corrección política. Pero el caso es que no está usted apoltronado en el sillón de Pedro para regodearse con los aplausos del mundo sino para obedecer el mandato del Señor que le dijo: “Confirma a tus hermanos en la fe”. Y usted, Santo Padre, no nos confirma en la fe; al menos, no nos confirma en la fe católica.
Pero Su Santidad –de seguro- estará muy ocupado rosqueado con Guillermo Moreno sobre el futuro político del país, y sobre cómo hacer para limpiar moralmente a los Kirchner e intentar que alguno de ellos se mantenga en el poder. Pero aún así, Santo Padre, si por tareas, temor o conveniencia, no quería salir a hablar, bien podrían haber mandado a alguno de sus múltiples lenguareces, como su paniaguado Mons. Karcher que sí ha tenido tiempo hoy para salir a comentar acerca de lo que se dirá o se dirá el próximo sábado cuando reciba usted a nuestra presidente.

Yo no tiendo a ser apocalíptico, pero la sombra de la Bestia me parece que está rondando.

43 comentarios:

Back to basics dijo...

Puede ser util recordar todo desde el principio al P. Lamberti, con claridad y caridad.

Partamos del segundo de los dos mandamientos en los cuales Jesús sintetiza la voluntad normativa de Dios: "Amarás a tu prójimo como a tí mismo". Lo cual presupone que uno se ama a sí mismo.

Amar es desear y procurar el bien de alguien. Según el mandamiento, debo desear y procurar el bien mío y el del prójimo.

El mayor bien, en ausencia del cual los otros bienes no sirven para nada, es el amor (caridad = agapé) de Dios, la participacion de la vida divina, la vida eterna. A ese bien se accede por la fe y el bautismo, pero la permanencia en ese bien requiere practicar los mandamientos: "Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor." (Jn 15, 10). (Si no está de acuerdo con esto, hay lugar para Ud en múltiples denominaciones luteranas y calvinistas. No en los pentecostales, por lo que he leido sobre ellos.)

Resumiendo hasta aquí, el verdadero amor entre hermanos es aquél en que los hermanos viven de tal manera que ambos puedan permanecer y crecer en el amor de Dios, lo cual implica que ambos cumplen los mandamientos.

Ahora bien, el sexto mandamiento manda que las facultades sexuales se usen solamente en relaciones conyugales, aquéllas que realizan el sentido integro de la mutua donación y de la procreación humana en el contexto del amor conyugal, o sea el de dos personas unidas en matrimonio. (Si no está de acuerdo con esto, va a tener que redefinir fornicación. Empresa en la cual no estará solo, porque la propuesta de Kasper para el Sínodo es en el fondo eso. Aunque él no llega a cuestionar el punto siguiente.)

Ahora bien, la definicion de matrimonio ha sido recordada con toda exactitud por su Obispo, quien explicitó el requisito de que los contrayentes deben ser "varón y la mujer, naturalmente concebidos como tales desde el seno materno". Nótese que esta explicitación no figura en la definición en el Código de Derecho Canónico ni en el Catecismo porque sus redactores no sospecharon, en 1983 y 1992 respectivamente, que iba a ser necesaria. (Si no está de acuerdo con este requisito, ya no se me ocurre qué decirle.)

Aplicando todo esto al caso en cuestión, éstas dos personas manifiestan claramente su intención de vivir al modo conyugal, particularmente por el vestido usado por una de ellas. Pero es absolutamente imposible que se unan en matrimonio, porque nacieron con el mismo sexo. Por lo tanto, su intencion de vivir al modo conyugal implica violar permanentemente el sexto mandamiento, y además en modo contra natura, lo cual implica que cada uno estará permanentemente ofendiendo gravemente a Dios e impidiendo a sí mismo y al otro participar de la vida divina, el mayor bien sin el cual los otros bienes no sirven para nada. Lo cual es exactamente lo opuesto a "desear y procurar el bien de alguien", la definicion de amor.

Colateralmente, le recuerdo que los mandamientos de Dios no son arbitrarios. Hacer X no es malo porque Dios lo prohibe, sino que Dios lo prohibe porque es malo, porque es intrínsecamente perjudicial para nuestra naturaleza. De ahí el concepto de "ley natural". Y que alguien que nació con un sexo pretenda vivir su sexualidad como si hubiese nacido con el otro es intrínsecamente malo para su naturaleza.

P. Lamberti, Ud como presbítero debería ser a la vez profeta y sacerdote, llevar la verdad y la vida que vienen de Dios a los que carecen de ellas, a los que están en "tinieblas y sombras de muerte". Pero con su comportamiento los ha dejado sin esa verdad y sin esa vida, haciendo realidad lo que dijo Jeremías:

"Salgo al campo: muertos a espada; entro en la ciudad: desfallecidos de hambre; tanto el profeta como el sacerdote vagan sin sentido por el país." (Jer 14, 18)


Anónimo dijo...



Entre la aparición de Maximo , y esa noticia ..¿¿¿...que queremos .????..Que fin de semana ...


Javier dijo...

Evidentemente Bokalic y Francisco tienen una enorme cuota de responsabilidad en este desastre que estamos presenciando. Pero en la Argentina más del 80% de la población es católica. Y no veo a nadie, ni laicos, ni religiosas, ni religiosos, ni curas, horrorizados por esto. Se ha profanado un sacramento. Se ha idolatrado. En el Antiguo Testamento cuando pasaba esto, la gente sana sabía que se había hecho algo terrible contra Dios, y que las consecuencias serían muy desagradables, y se rasgaban las vestiduras, se rapaban, se cubrían la cabeza de cenizas, para mostrar que eran concientes del horror en el que estaban inmersos. Pero acá no pasa nada. Nada. A los católicos de la Argentina nos interesa el juez Griesa, la inseguridad, la educación. Pero esto, claramente no. Y no nos interesa porque no somos católicos. No veo otra explicación. La Iglesia Católica Argentina se ha convertido en un cáscara vacía. Los pastores son lobos con piel de oveja. Pero en su rebaño, ni siquiera hay ovejas. Hay un montón de zombies viendo Tinelli.

Anónimo dijo...

Y esta Iglesia (oficial), que no ha condenado este acto y miles más como estos, es la que quiere volver a excomulgar a la FSSPX??
Por favorrrrr !!!

Anónimo dijo...

¿Ya lo excomulgaron a Lamberti? ¿O lo han promovido a Obispo?

Anónimo dijo...

Uste ve, Don Guander, ocho tipos con cara larga que suben una pesada caja de madera lustrada con manijas de bronce a una camioneta negra carrozada con vidrios largos y cortinitas y no va a pensar que están llevando la heladera con el asado la coca y el fernet, vio?
Por eso este seguro que el cura, como dicen ahora, "se involucró" y si me apuran digo que el obispo sabia de antemano y lo "bancó". Lo grave ya no es que apliquen mal el derecho canónico si no que abiertamente "huyan de si mismos" al alejarse de la Ley Natural delante de su rebaño ( M T Cicerón "Sobre Republica" Libro III)
Puestero del Oeste

Otro si digo en cualquier momento le acepto el convite de un Single Malt

Anónimo dijo...

Últimamente pienso mucho en como sera este mundo no en 100 años, sino de acá a 15 años y aterra. Estos "pastores" se están llevando puesta la salvación de millones de almas, mal los veo.

Jose dijo...

"dale para adelante" Francisco dixit.

Anónimo dijo...

Muchas Gracias otro aspecto importante este Apostata olvida que la escritura es clara cuando nos dice que la voluntad de Dios es nuestra santificación y que hay que huir de la fornicación toda relación fuera del matrimonio es fornicación es decir que este cura apostata confirmo que estaba dándole la bendición al pecado de la fornicación , de la lujuria y de la sodomía. 1 Tesalonicenses 4:3
Porque la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación

8 Así pues, el que desprecia estas enseñanzas no desprecia a ningún hombre, sino a Dios, que les ha dado a ustedes su Espíritu Santo.
Pobre este apostata debe de estar bien mal de la cabeza para rebelarse contra Dios mismo porque la escritura afirma que quien no acepta esa enseñanza moral se opone contra Dios y no contra un hombre. Es una blasfemia contra el Espíritu Santo Apostasía abominación y malicia.

luis alberto henríquez lorenzo dijo...

Ni siquiera considerando todo el peso de la secular discriminación que han sufrido las personas homosexuales, tiene razón de ser la ceremonia de esta bendición católica en el seno o marco de una iglesia, a esa pareja homosexual, que obviamente vive su sexualidad de manera homosexual, antinatural, contranatura, contra el designio de Dios sobre la sexualidad humana.

Ni siquiera en el caso de que el celebrante u oficiante de esa ceremonia, el cura argentino P. Lamberti, hubiese ponderado la "sinceridad y transparencia" de la pareja de homosexuales argentina, en el sentido de reconocer que algún valor humano debe tener, en efecto, no ocultar la intimidad del amor, aunque sea homosexual, ni siquiera en este caso tiene razón de ser una celebración así, que en efecto más parece celebración de un matrimonio que otra cosa, en una iglesia católica.

Ni siquiera en el caso de que el P. Lamberti hubiese reconocido algunas de las virtudes, talentos, dones, valores, gracias o pericias de los miembros de esa pareja homosexual, tiene justificación-legitimación alguna una ceremonia como la celebrada en esa iglesia.

Mas es que esta Iglesia, junto a todas sus luces, sigue como cuesta abajo y sin freno, desgobernada, mal pastoreada, ensombrecida por tinieblas que asustan, que asombran, que dejan a uno perplejo. Apocalípticamente perplejo.

Anónimo dijo...

los ayentinos poteños propagan la pèrdida y repeto de lo sagrado y del misterio al interior de territorio denominado, todavìa, republica argentina...

Anónimo dijo...

Y pensar que se me cayeron invitadas a mi casamiento, por hacerlo en la FSSPX.

"No va a ser valido, porque no serán anotados en el libro parroquial que corresponde al decanato, como manda el CIC".

Anónimo dijo...

URGENTE!!!! Encontraron 4 kilos de cocaína en el auto del Cardenal Argentino Jorge Mejía:


http://www.infobae.com/2014/09/16/1595158-hallaron-cuatro-kilos-cocaina-un-auto-un-cardenal-argentino-que-esta-el-vaticano

Javier dijo...

Ayer salió en AICA la aclaración del Obispo. Lo interesante es la redacción de la noticia que hace AICA, la agencia informativa de la Conferencia Episcopal Argentina.
La noticia dice: "Ante la bendición religiosa del matrimonio de una pareja transexual". Es decir, para AICA no queda duda de que se trata de un matrimonio, con todas las letras.

La aclaración

En fin.

La antigualla blindada dijo...


http://canchallena.lanacion.com.ar/1727644-el-insolito-ritual-del-brujo-enano-de-gimnasia-antes-del-clasico-con-estudiantes

Entre la Iglesia devenida en mafia (Puntero Mayor, putos, droga y otras yerbas) y el enano brujo.

Y... me quedo con el enano Enri.

Este ispa da para todo. Ja,,,Ja

Anónimo dijo...

Y ahora esto http://www.infobae.com/2014/09/16/1595158-hallaron-cuatro-kilos-cocaina-un-auto-un-cardenal-argentino-que-esta-el-vaticano

HGB

yomisma dijo...

La aclaración de Aica es de traca. Qué cosa más cutre de aclaración. Es que parece mentira que la Iglesia haya devenido en esto.

O sea que reconocen que "sólo" han bendecido el "matrimonio" de una pareja transexual. O sea que consideran que es un matrimonio y ¡van, y lo bendicen!

Pero no se alarmen que eso no vale para nada. O sea que ahora la Iglesia bendice de broma. Y si se trata de una broma qué respeto, es ese, por los "contrayentes". Qué manera de tomarles el pelo, de burlarse de ellos y de todos los demás. La Iglesia se presta a hacer ceremonias nulas, que no valen.

Las ceremonias que no valen no se hacen. Y si se hacen será porque alguna validez tendrán, o alguna le concederán los celebrantes.

Resulta que Bergoglio, ya Francisco, no bendice a los periodistas por respeto a sus creencias o increencias, no vayan y se molesten, y hay curas que bendicen de mentirijillas.

¡Qué nivel, maribel!

Dark Henry dijo...

Ahora si que Santiago es del primer mundo!
Casas más, casas menos igualito a mi Sodoma...

Wanderer dijo...

¿Por qué el obispo de Santiago del Estero, en su comunicado, afirma que "sólo" han bendecido el "matrimonio" de una pareja transexual? Porque es un cobarde y tiene miedo que, si no dice "matrimonio" le armen lío en el INADI o en algún foro judicial. Es que los noviecitos santiagueños ya son matrimonio por ley civil.

En cuanto al auto del cardenal Mejía cargado con drogas, salió a hablar su secretario hecho una Magdalena: http://www.lanacion.com.ar/1727686-hablo-el-secretario-de-jorge-mejia-el-cardenal-no-tiene-nada-que-ver
No sé por qué, pero no le creo muchp. Si ya está abriendo el paraguas antes de que llueva. Dice: "Es obvio que no tenemos nada que ver y espero que este señor, para salvarse, no diga algo extraño". Hummmm

Anónimo dijo...

Bendecir a la pareja aparte de testificar su unión es lo que hace la Iglesia en los matrimonios válidos. Los ministros del sacramento del matrimonio son los contrayentes. ¿Que diferencia hay entre lo hecho por ese cura el sábado y cuando se casan un hombre y una mujer concebidos como tales desde el vientre materno?

Anónimo dijo...

SODOBELMORRA Corrupcion y Confusion.

Richard dijo...

Pienso, digo: si los señores en cuestión son gente de Fe, son creyentes, no pueden ignorar que viven a contrapelo de la Doctrina Católica. En tal caso, pese a sus vivencias, sentimientos o amores, podrían vivir su situación sabiendose pecadores y orando por la misericordia de Dios. ¿Qué necesidad de pedir se les "bendiga" su coyunda, a sabiendas que es algo contrario a la ley divina?. Por su lado, el sacerdote bien sabe que lo que se le pide es contrario a Derecho Divino y Natural. En tal caso ¿por qué lo hace y en público,para mayor escándalo?. Se me ocurre que ni la parejita ni el cura tienen Fe sobrenatural, ni creen en Dios ni aceptan Su ley. Por eso se burlan de todo y de todos. En mi caso, cuando peco siento dolor por mi pecado y busco la reparación, no pretendo que alguien reformule la ley divina para conformarme y dejarme bien parado. Estamos todos locos, terminaré dando razón a las Brujas en Macbeth cuando clamaban "el mal es un bien y el bien es un mal". Alguna vez leí que el infierno es una copia invertida del Cielo, como un paisaje reflejado patas arriba en un lago. Así me siento al ver un tipo disfrazado de novia junto a su consorte disfrazado de novio, esperando la "bendición" a esa pantomima. A partir de ahi, recibir la Comunión en la mano o con los pies casi es un detalle menor. El sacrilegio nuestro de cada dia...

Javier dijo...

Richard,
yo creo que la respuesta de por qué la parejita busca la bendición, y por qué el cura se las da -y el Obispo lo acepta- es sencilla: no creen en Dios, ninguno de ellos. Es así de fácil. Ni siquiera creo que sean demoníacos, que sería creer en Dios y rebelarse concientemente contra El. Me parece que no creen en nada. Creen que somos entes materiales destinados a la aniquilación. Y la Iglesia les parece una costumbre antigua, divertida y linda, aunque carente de sentido (más allá de repartir polenta en las villas, y hacer otras obras caritativas propias de cualquier ONG). Y al cura le parece cruel privar a determinada gente de participar de esa costumbre tan bonita. Así de fácil.
Y creo -y me hago cargo de lo que digo- que del Papa para bajo (y no excluyo al Papa), el 95% de los curas, religiosos, y religiosas, tampoco creen en nada. Si creyeran, tendría que haber actos de desagravio para calmar la ira divina ante esta blasfemia. Y no hay.

Anónimo dijo...




Pareciera que estamos todos falopados .....y que eso es solamente un mundo virtual ..



Anónimo dijo...



Que diferencia entre todo eso , y la aparición de Maximo Kirchner ...

..todo irreal..

Anónimo dijo...

Puede leerse en Página Católica lo que sigue:

Pues el secretario de Mejía, Luis Duacastella, el padre Lucho para los íntimos, "es conocido en la Santa Sede por su relación con jóvenes que viajan en taxis", según informa Panorama Católico Internacional en un tuit reciente:

Panoramix @PCIDigital · 5 h

Luis Duacastella, "El padre Lucho", conocido en la Santa Sede por su relación con jóvenes que viajan en taxis, es persona de su confianza.
ResponderRespondido 0 vecesRetwittearRetwitteado 1 ve
Lucho acaba de decir que está destrozado por lo sucedido, y que el culpable del caso es un amigo que tiene, desde hace unos 10 años, a quién él le había confiado el vehículo para que se encargara de buscar un mecánico. Lo inquietante del caso es que Lucho termina sus declaraciones en esa nota con la siguiente frase:
"Vinieron a casa ayer a la mañana y yo fui a la Gendarmería (Vaticana) a declarar. Me preguntaron si conocía a la otra persona arrestada y obviamente no lo conocía. Y estoy muy mal, atónito. Es obvio que no tenemos nada que ver y espero que este señor, para salvarse, no diga algo extraño".
¿Por qué debería ser obvio para la Gendarmería Vaticana, padre Lucho, que Ud. no tiene nada que ver? ¿Por qué, además, abre el paraguas antes de la lluvia, y qué es lo "extraño" que el acusado podría decir de Ud.?

Mejía, que en nuestra opinión pertenece al lobby gay aunque no sepamos si con voz activa o pasiva; traicionó y persiguió a su maestro el gran Leonardo Castellani; fue uno de los artífices de la herejía judeocristiana; colaboró desde Criterio con la infiltración marxista de la Iglesia y de nuestra cultura, como denunciara oportunamente Carlos Sacheri en "La Iglesia Clandestina". Es decir, vivió mal y ahora parece que se está muriendo mal.
No decimos esto último por la preparación de su alma, lo cual no podemos conocer; sino por el agravio que representa ver mencionado su nombre en un caso de narcotráfico.

Recemos por Jorge Mejía, para que un arrepentimiento sincero le consiga el perdón por sus traiciones y ruindades.

Y también un comentario interesante:

Anónimo dijo...
Lo que voy a escribir a continuación lo leí hace años en Ámbito Financiero. Creo que aún no había edición digital.
La noticia -creo que comentada en las entonces muy leídas Charlas de Quincho- era que un Monseñor de San Isidro había vendido una computadora a alguien, que al revisarla se encontró en la Papelera de reciclaje con direcciones de varios taxi-boys. El diario deducía que el anterior dueño no sabía que además de enviar a la papelera de reciclaje es necesario ir a ella y borrarlo.
El asunto se comentó bastante en su momento.
En esa época yo era lector asiduo de ese diario por razones laborales.
Fue mencionado en otra nota, también obviamente en el mismo diario.
Puede que no haya sido mencionado Mejía en la nota con que empiezo ésta, sino en una anterior o posterior. Francamente, no me acuerdo. Pero fue mencionado.
Jamás imaginé iba a ser necesario relacionarlo alguna vez.
Quizás algún lector pueda completar esto.

Fúnes el (medio) memorioso.

http://www.pagina-catolica.blogspot.com.ar/2014/09/hablando-de-la-homomafia.html

Trialogista dijo...

Tercio en el dialogo entre Richard 17:57 y Javier 18:54, aportando otra hipotesis sobre cual es la posicion mental, usualmente implícita, de mucha gente: la redefinicion del contenido de la fe, tanto en la doctrina como en la praxis, distinguiendo el "nucleo" de lo accesorio, donde el nucleo, lo realmente importante, es basicamente lo que cada uno piensa que es.

Sería un catolicismo "a la carta" o "light" pero no un protestantismo, porque esta gente no cree en sola fide, sino que cree que es necesario practicar lo realmente importante para salvarse. La diferencia es que lo que es realmente importante ya no se toma de un "reglamento" escrito que fue necesario seguir en otra epoca pero ya no.

En esta mentalidad, las prohibiciones del divorcio, de la homosexualidad, etc., fueron validas e incluso necesarias en un cierto contexto historico y cultural, pero ya no lo son. La situacion actual de estos mandatos es similar a la del mandato que tenian los israelitas de pasar a cuchillo a los cananeos. Fue valido en otro contexto.

El tema es que no los podes correr con la Biblia, Catecismo, concilios, enciclicas, etc., porque ellos directamente estan mas alla del "reglamento". No es que discuten o niegan tales o cuales puntos, no entran a ese nivel. Si para vos es importante el reglamento y queres seguirlo, ellos no tienen problema de que vos hagas tu vida, pero para ellos ya no se aplica. Vivir y dejar vivir, se entiende?

Es algo analogo a la vision que los judios reformados tienen de los ortodoxos. Seguir las prescripciones alimentarias, etc. fue util para conservar la identidad judia en el contexto socio-cultural de tiempos pasados, pero ya no es necesario.

Por si acaso reitero que lo que describi es mi percepcion del mindset, o phronema dirian los griegos, de mucha gente, no el mio.

Una consecuencia es que la recuperacion doctrinal de esta gente requiere partir de un nivel mas basico. No basta citar mandamientos de Jesús, sino que previamente hay que hacerles entender que todos y cada uno de ellos se siguen aplicando, porque la naturaleza humana en la cual se fundamentan no ha cambiado. Si bien el caso que motivó esta discusion es extremo, esto se aplica mucho mas frecuentemente a la indisolubilidad del matrimonio.

Anónimo dijo...

A partir de ahi, recibir la Comunión en la mano o con los pies casi es un detalle menor

NO SEÑOR NO ES UN DETALLE MENOR
se lo aseguro

Anónimo dijo...

No hay actos de reparación, al contrario las monjitas se babean cuando el periquito de Roma las llama por teléfono para saludarlas por algún cumpleaños o cosa por el estilo.....

Anónimo dijo...

Para entender el fenómeno Francisco, hay que ver "en que creen los que creen" del canal Encuentro. Es la iglesia del Anticristo lo que propone el judío kliksberg. Un cristianismo sin Cristo.

Anónimo dijo...

Richard buen comentario.
La cuestión de los travestis bendecidos sucede bajo la conciencia de la herejía moderna de que Cristo no vuelve.
El descubrimiento del mal produce tristeza en el alma.
Yo tengo el remedio:
Leer ¿Cristo vuelve o no vuelve? de Castellani.
Saludos

Anónimo dijo...

Al auto de Caramelo lo llenaron de falopa.
Qué curioso.

El pulpero de la Recoleta.

Anónimo dijo...

Me encantó el punto 1)
Y yo sí soy completamente apocalíptico y sé muy bien lo que está pasando.

yomisma dijo...

Yo veo que todos estos curas y fieles progres sí que creen y creen más que nosotros. Me explico, ellos son los que han descubierto la verdadera doctrina que es el AMOR de Dios, y su infinita misericordia. Lo de la Justicia Divina lo entienden de manera tal que si no hay verdadera intención de pecar, de ofender a Dios, todo está permitido.

Y los homosexuales se quieren y no quieren ofender a Dios con su amor, así que está permitido.

Los que no se casan y se juntan, más de lo mismo.

Los que se divorcian y se vuelven a juntar, lo mismo.

Sin embargo hay algunos que pecan de manera imperdonable: todo aquel que hce dinero. Y ese no tiene perdón de Dios, según ellos.

Se entiende fácilmente con la infiltración y el desmadre posterior al V-II. La teología de la liberación y otras yerbas.

Y Bergoglio es un "buen" jesuita y a mi modo de ver se comporta como tal.

Los demás somos unos fanáticos fundamentalistas que no queremos a nuestro prójimo sino que lo cargamos con reglas y mandatos para amargarle la vida. No tenemos misericordia ni amor, que fue (según ellos) lo que vino a enseñarnos Jesús, el buen Jesús, que sólo vino a enseñarnos a amarnos unos a otros, acariciarnos, acompañarnos, consolarnos, dirigirnos a Dios que es AMOR. Así de sencillo y de "bonito" dicen los convencidos del nuevo catolicismo ad hoc.

Benign_o dijo...

Que asco.

Yo solamente curse un cuatrimestre de teología en la nefasta USAL y sin embargo se que el amor es dado por Dios, ergo no puede haber amor con lo cual el Cura, que entiendo yo debiera saber mas de Teologia, sabe que lo que dice es una estupidez, sin embargo lo hace.

Mi pregunta es, lo hace porque lo cree, porque lo mandan, por miedo, por imbécil.

A seguir rezando en familia.

No son de la FSSPX, pero voy a ir acercándome, ya que si los van a excomulgar quiere decir que van por el justo camino, ya que a esta Iglesia yo no quiero pertenecer.

PS, que grasada el traje negro con camisa negra y corbata negra, todo en finísimo nylon. En un "templo" que parece mas un salón de club barrial que una Iglesia. Todo tan a tono con la sede berreta, todo es berreta.

Benigno.

Anónimo dijo...

El tema es que no los podes correr con la Biblia, Catecismo, concilios, enciclicas, etc., porque ellos directamente estan mas alla del "reglamento".

...

Asi es y eso pasa desde que en la iglesia el hombre empezó a ser como Dios, luego del vedos cuando el culto y la teología se tornaron antropocéntrica.
sereis como Dios ¿les suena?...
la tentación del principio.

Anónimo dijo...

El P. Miguel Podarowski señala:
«Mientras la teología fue teocéntrica el marxismo no pudo infiltrarla; podía solamente combatirla. Pero desde el momento que la teología de teocéntrica se ha transformado en antropocéntrica y, especialmente, cuando toma una actitud típicamente sociológica, el marxismo tiene ya las puertas abiertas, puede entrar en ella, infiltrarla, dominarla y hasta utilizarla para sus propios fines, y así acontece» (La Teología de la Liberación y su proceso de marxistización).
El marxismo-leninismo había armado una especie de escatología inmanente, predicando que el fin de la historia de la humanidad es la sociedad, ya no sujeta a leyes, con la desaparición del estado, que viviría en la justicia y en la paz, ideología que condujo al sacrificio de los individuos, incluso obligando y combatiendo, y anulando las fuerzas contrarias a esa evolución. La historia tenía una suerte de dirección obligatoria y determinística. Ha sido la gran afabulación, desastrosa en los hechos y en la misma impostación ideológica, abandonando y sacrificando millones de personas en aras de esa utopía.

http://agendum-contra.blogspot.com.ar/2014/08/temporalizacion-de-la-fe.html

Javier dijo...

yomisma,
yo podría aceptar la buena voluntad de aquellos que dicen creer lo que usted describe -que Cristo es el gurú de un amor bobo, baboso, y medio senil- si no fuera porque cualquiera que abre la Biblia y se sienta un rato a leer con atención, se da cuenta inmediatamente de que no es así.

Carlo dijo...

Trialogista, usted escribió: "Si para vos es importante el reglamento y queres seguirlo, ellos no tienen problema de que vos hagas tu vida, pero para ellos ya no se aplica. Vivir y dejar vivir, se entiende?"
Llaménme dramático o apocalíptico, pero no creo que eso del "vive y deja vivir" dure mucho. Creo que la careta hippie va a caer en breve y mostrar la verdadera cara, que es el odio al cristianismo, y en poco tiempo el estado y esa pseudo-iglesia se van a unir para perseguir, leyes "anti-discriminación" mediante, a los intolerantes-fanáticos-ultraconservadores-yihadistas (sí, ya nos han comparado con el ISIS) que nos oponemos a esa apostasía. Quizás me equivoque, es solo mi opinión personal, pero no lo veo difícil.

Anónimo dijo...

Carlo, no es necesario ser intolerante-fanático-ultraconservador-yihadista para que te persigan mediante las leyes "anti-discriminación". A Lanata Flor de la V le va a hacer juicio por decir que es un hombre.

yomisma dijo...

Javier, creo que no me he expresado bien. Naturalmente que esta movida está orquestada y de buena voluntad no tiene nada, sino que la intención es demoler la Iglesia. Los católicos de a pie no conocen la Biblia, porque ese es un pecado de la mayoría de católicos: en algún momento la jerarquía ha pensado que no estábamos preparados para leer la Biblia y tampoco se han molestado en prepararnos. Por eso cuando los protestantes o testigos de jehová nos salen con la Biblia no sabemos qué decir. Simplemente sabemos que la religión católica es la verdadera porque nos lo han dicho siempre, desde párvulos, pero no sabemos defender esa afirmación.

Pero los pastores sí que son culpables porque ellos saben o deberían saber que para eso han pasado por un seminario. Pero desde el V-II el humo de Satanás entró en la Iglesia y nadie ha abierto las ventanas para que salga, sino todo lo contrario. A mí me ha resultado muy útil para entender lo que está pasando, el libro de Ricardo de la Cierva, La Infiltración.

http://www.youtube.com/watch?v=jf8KavF2gPY

Esta entrevista no la he visto, lo haré a continuación. Aclaro que el periodista y comunicador es César Vidal, de religión protestante.

Saludos.

Javier dijo...

yomisma,
los pastores son culpables, pero está claro que no van a reaccionar. Porque no quieren, porque no pueden, o porque no saben. Lo único que puedo decirle, es que no deje que la Biblia la intimide. Es cuestión de abrirla y empezar a leer. Una lectura sesuda y profuda, de a capítulo por día, no le va a llevar más de dos años. Y si a eso le suma una lectura del Catecismo, estará equipada con armamento letal para fulminar a cualquier curita progre que venga a querer correrla con lugares comunes.
(Eso si, cuando lea la Biblia, si esta es católica -excepto la de Navarra- no le de mucha pelota a las introducciones y notas, ya que estas se encargan de decirle que la Biblia es toda una gran fantasía. Y se lo dicen con un Imprimatur, eso sí).
Gracias por la entrevista.

yomisma dijo...

Muchas gracias, Javier. Yo me alejé de la Iglesia en mi juventud, algo tuvieron que ver los testigos de jehová pero nunca me uní a ellos. Después de treinta y pico años he vuelto y me he encontrado con un empastre que cada vez veo es más grande. Como no he estado acostumbrándome poquito a poco a estos modernismos, mi choque fue brutal. Al volver enseguida percibí las herejías en las homilías, los compadreos con Taizé y protestantismos y sobre todo los disparates intencionados y demoledores de Francisco. He dicho a varios confesores que Francisco no me gusta y me han tratado de convencer para que me guste. Pero no me convencen. He leído a Sta. Teresa, Sta. Teresita, Sto Tomás, el catecismo y la Biblia (aunque no completamente) y otros lecturas de formación católica verdadera. Y creo que estoy preparada para distinguir. Por eso salí huyendo de mi parroquia después de asistir a reuniones de "explicación del Evangelio" en clave buenista que apesta; y homilías y comportamientos claramente contrarios a lo que es un pastor de la Iglesia. Pero todavía me he podido alegrar de encontrar sacerdotes que celebran como Dios manda y sermonean con la fe de la Iglesia. Y así voy seleccionando y quedándome con lo bueno.

Que la Gracia de Nuestro Señor Jesucristo nos ayude.

También gracias a todos los blogueros y los comentaristas por ilustrarnos y acompañarnos en este camino de oscuridad.

Saludos.