miércoles, 17 de septiembre de 2014

Pellizco

Escribía ayer un comentarista del blog que le parecía estar viviendo en un mundo surrealista. Y tiene razón. Creo que es necesario que nos pellizquemos para despertarnos, o para abrir los ojos a lo que realmente está pasando en la Iglesia.
Es triste y doloroso ver lo que sucede con los cristianos caldeos y asirios. La semana pasada poníamos un link con fotos espantosas de las decapitaciones diarias que los yihadistas cometen en Irak. Pero cristianos decapitados, desollados, hervidos, asados y comidos por las fieras siempre hubo en la Iglesia, y siempre fue para ella motivo de dolor, pero también de gozo. En definitiva, los mártires son el testimonio supremo del triunfo de Cristo sobre el poder de las tinieblas y un aliciente para todos nosotros.
Pero resulta mucho grave el estado de postración que vemos hoy en gran parte de la jerarquía, comenzando por los niveles más altos. Me refiero a la cara exactamente inversa a la de los mártires orientales: no son testimonio del Evangelio sino testimonio de los arcontes y poderes oscuros. Es frente a esto que digo: ¡Pellizquémonos! Es real lo que estamos viviendo. Es real la apostasía. Es real el escándalo.
Me permito un brevísimo e incompleto racconto:
1. En Argentina, en los últimos diez años, tuvimos dos obispos que debieron dejar sus sedes debido a la vida desordenada que llevaba y al escándalo a que esto dio lugar: refocilos con remiseros, taxistas y jovenzuelos. Hace poco tiempo, los paparazzi descubrieron al obispo presidente de Cáritas en un resort de lujo caribeño acompañado de su amanta, una rubia y elegante señora. Ya es vox populi en su diócesis, el caso de un obispo que vive amancebado con un mancebo y que su curial más cercano que vive amancebado con una manceba. Y todo esto es de lo que nos enteramos; la punta del iceberg. No queramos pensar lo que hay más abajo.
2. A comienzos de este año se bautizó en la catedral metropolitana de Córdoba, con bombos, platillos, periodista y beso incluido, el hijo de dos lesbianas unidas en “matrimonio civil”. La semana pasada se dio la “bendición” a una pareja de personas del mismo sexo en una ceremonia exactamente igual a la que tiene lugar en la celebración del matrimonio. Más allá de una tímida aclaración episcopal que nadie leyó, nadie dijo nada: ni curas, ni monjas, ni obispos. Nadie. Todos calladitos. Solamente un grupo insignificante de laicos hacemos lo que podemos advirtiendo a través de los medios que tenemos sobre la situación. No me cabe duda, como ya lo dije, que ambos casos contaron con la tácita aprobación pontificia. Esas cosas no se hacen en Argentina sin consultarlas primero con Roma o, peor, sin que Roma sugiera que se hagan. Muchos dirán que exagero y que no tengo pruebas. Solamente copio lo que acaba de declarar el cardenal Raymundo Damasceno Assis, presidente de la Conferencia Episcopal Brasileña y uno de los presidentes del próximo sínodo sobre la familia nombrado por el Papa Francisco: “Con respecto a la unión estable entre dos personas del mismo sexo, no hay duda que la Iglesia siempre ha buscado respetar ese modo de vida”. Por favor, un nuevo pellizco: esto lo ha declarado un cardenal di Santa Romana Chiesa, presidente del sínodo sobre la familia.
3. No repetiremos los escándalos a los que nos tienen acostumbrados las audiencias que concede Bergoglio: otro pellizco nos vendría bien para caer en la cuenta del significado que posee recibir a Tinelli, Maradona y Wanda Nara. Pero lo peor de todo, es la gente de la que se ha rodeado el pontífice, comenzado por Mons. Ricca, su mano derecha en el IOR, cuyos escándalos en Uruguay cuesta creerlos (sus amoríos con el militar suizo a quien llevó a vivir a la sede diplomática; su accidente en el ascensor de la nunciatura en el que quedó atrapado con dos jovenzuelos; la gresca de la participó en un bar gay de Montevideo; las revistas y juguetes pornográficos que aparecieron en su equipaje, etc.), y terminando con lo que nos enteramos ayer: el famoso –para los que conocen los entresijos vaticanos- P. Luis Ducastella, cuya afición por los giovanotti italianos era bien conocida, presta su auto a un “amigo” al que conoce desde hace diez años, a bordo del cual se encuentran cuatro kilos de cocaína. El sacerdote es secretario privado del anciano cardenal Mejía y profesor de la Universidad Lateranense.
4. Nos enteramos hoy del fundado rumor de que el cardenal Burke sería apartado de un modo humillante de la Curia romana y destinado a una función honorífica, mientras temblamos por quien pueda ser nominado al frente de la Congregación del Culto. El Papa Bergoglio está socavando la Iglesia, más rápido de lo que se pensaba, con más odio, con más chabacanería y con más prepotencia. ¿Hasta dónde va a llegar?
5. Mons. Karcher, ceremoniero y hombre de confianza del Papa Francisco, además de su vocero de facto para los medios de prensa argentinos, afirmó ayer en una entrevista en radio América con respecto a la postura de la Iglesia sobre el “matrimonio igualitarios”: “El Papa ha llamado a la Iglesia a la reflexión y a no tenerle miedo a ningún tema”. Y ante la pregunta directa del periodista sobre si “el matrimonio igualitarios podría llegar a recibir todos los sacramentos que hoy le corresponden a los miembros de la Iglesia católica”, en clara referencia al sacramento del matrimonio, Karcher respondió: “Sobre eso no me quiero pronunciar. Todo está sometido a la reflexión. Es la misma Iglesia la que tiene que ir reflexionando y pensando las actitudes pastorales”. A ver Karcher, no te pidieron que te pronuncias acerca de las relaciones entre gracia y libertad, o sobre la pre-ciencia divina o somos los modos de las procesiones trinitarias. Sobre esos temas, está muy bien decir que la Iglesia se encuentra, desde hace varios siglos, reflexionando. Te pidieron que te pronuncies sobre algo tan básico como es el sacramento del matrimonio y quiénes son aptos para recibirlo. ¡Sos el secretario del Papa y obispo dentro de poco!

Pellizquémonos. 

47 comentarios:

Anónimo dijo...

El secretario del cardenal Jorge Mejía es Luis Alberto DuAcastella. Luis Ducastella es un fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

Juan Jose Veciana dijo...

Hace falta un Pablo que corrija fraternalmente a Pedro: "Pero cuando Cefas llegó a Antioquía, yo le hice frente porque su conducta era reprensible" (Gal. II, 11).

Sin embargo, opino que no vale cualquiera; debería ser alguien con la autoridad de Pablo.

Saludos

Anónimo dijo...

Digámoslo en vos alta los casos de pedofilia en la Iglesia no son el principal tema sino una abominable consecuencia de un problema central que son : los curas putos. De ahí derivan los demás dramas.
No demos mas vueltas ni usemos eufemismos. Están en todos los niveles de la Iglesia.

Ludovicus dijo...


En esta grabación le preguntan a Karcher si el matrimonio gay podría recibir los mismos sacramentos de la Iglesia Católica.
Contestación: no me quiero pronunciar, está todo sometido a reflexión, es la misma Iglesia la que tiene que ir reflexionado, ir pensando las actitudes pastorales.
Gravísimo.

minuto 9:06

http://www.clarin.com/politica/papa-Francisco-preocupa-gobernabilidad-democracia_0_1213078910.html

Javier dijo...

Como ejercicio intelectual, y en el muy lejano e hipotético caso de que tuvieramos que salir huyendo de parroquias pletóricas de bodas trans, ¿existen ortodoxos sanos en el país?. ¿Cuáles?. ¿Los antioquenos de San Jorge, los rusos de Bulnes, los rusos de Parque Lezama?.

Anónimo dijo...

¿Qué haría Mons. Taussig si lo de Santiago del Estero hubiera ocurrido en su diócesis? ¿Le habría lanzado al sacerdote una amenaza de excomunión, como hizo con el Dr. Caponnetto (claro que la inquina contra éste fue, como todos sabemos, por predicar verdades) ??

Anónimo dijo...

Javier, nunca faltará un buen cura solitario acovachado por ahí, y si no, para la misa y los sacramentos, está la FSSPX, aun con nueva excomunion -que sería nula-.

Carlo dijo...

Javier: más que ejercicio intelectual, es una posibilidad que yo por lo menos no descarto. Soy latinoamericano y descendiente de italianos, por eso considero que mi lugar es el rito latino y la iglesia de Roma, pero si siguen con esas payasadas otra no me queda que buscar otra iglesia con sacramentos válidos y sucesión apostólica. Yo me inclinaría más por los de Parque Lezama, que eran los de la antigua Iglesia Ortodoxa Rusa Fuera de Rusia, que escapó al control de la URSS y se mantuvieron más íntegros que el Patriarcado de Moscú.

Dick Winters dijo...

Carlo,

Y no sería más lógico concurrir a las misas de la FSSPX, que son de rito latino? Digo, si acaso Ud. -no yo- considera a la FSSPX en cisma, entre cisma oriental y cisma occidental...

Anónimo dijo...

Déjense de joder con esas cosas. Siempre habrá sacerdotes católicos, sean latinos u orientales, donde ir a parar.
Aun un cura vago, sedevacantista, te saca del paso sin pecar. Y si éste, por el contrario, te dice que pecás cuando asistís a una misa que reconozca al papa, le decís que sí y listo.

El Carlista.

Anónimo dijo...

Nunca faltará un buen cura solitario acovachado por ahí ...

Anónimo dijo...

Carlo, ser latinoamericano y descendiente de italianos es motivo válido para que su lugar sea el rito latino, pero la necesidad de estar en comunión con la Sede de Roma no pasa por ahí, sino que surge de la promesa de Jesús a Pedro de hacerlo piedra sobre la cual edificaría su Iglesia y de darle las llaves del Reino de los Cielos (Mt 16, 18-19), promesa cumplida en Jn 21, 15-17.

Hay que estar en comunión con la Sede de Roma sea quien sea su obispo, incluso cuando lo fueron Juan XII y Benedicto IX.

Ir con los Ortodoxos implicaria rechazar no solamente los actuales malos pastores en la Iglesia Católica, sino todo el desarrollo doctrinal que tuvo lugar en ella desde 1054.

Anónimo dijo...

Aclaremos. Lucho Duacastella tuvo un fugaz paso como profesor y como asistente espiritual en la Universidad Lateranense. Por motivos obvios no continuó. No pertenece a esa universidad en la actualidad. Sólo se dedica a cuidar a Jorge. Me parece que pronto tendrá alguna modificación en esa tarea.

Javier dijo...

Carlo,
es bueno su punto. Por lo que estuve viendo, los de Parque Lezama siguen dentro de una entidad medio autónoma (la ROCOR), pero desde 2007 se han puesto oficialmente bajo el Patriarca de Moscú. Y por lo que se ve de lejos, no me parece tan malo el actual Patriarca de Moscú. No me lo imagino -por ahora- auspiciando bodas trans.

Javier dijo...

Anónimo de las 18:49,
estar con la FSSPX, implica estar en comunión con Roma sólo en las formas, y rechazar todo el desarrollo doctrinal de la Iglesia desde 1965. Parece una diferencia sólo cronológica.

Javier dijo...

Fe de erratas: desarrollo doctrinal (y litúrgico), desde 1962.

Anónimo dijo...

Se, los Ortodoxos tienen nada más ni nada menos que que:

a) La sucesión apostólica
b) El Depósito de la Revelación
c) Los Sacramentos.

No están tan mal los tipos, bautizan, consagran, confirman, casan, dan la extrema unción, orden sagrado y,

no cambiaron la liturgia.

Y está lo del Carlista, dejarse de joder.

Así que, tranquilos, además de algún cura "acovachado", hay donde reclinar la cabeza.

Anónimo dijo...

si todo sigue asi va a dar miedo ir a la parroquia.. vamos a tener que ir armados hasta los dentes! va a estar lleno de "loquitas"..

Wanderer dijo...

Al Anónimo que sugirió la solicitada en La Nación:
No se puede combatir al mundo con las armas del mundo, o sea, no se puede combatir a Bergoglio con las armas de Bergoglio.
Los medios de comunicación son siempre el enemigo. Jamás hay que usarlos para nada.
Si me disculpan la expresión, lo único que podemos hacer es "conscientizar a las bases", que es lo que intento hacer yo en este blog , y tantos otros por otros medios.

El anon de las 18.49 dijo...

Javier, no sé como tomar su ultimo comentario. Porque esa diferencia cronológica de 908 años (1962-1054) implica MUCHO desarrollo doctrinal. Y además el estado de la SSPX con respecto a Roma es uno de "comunion con resistencia disciplinar", mientras que el de los Ortodoxos es de ruptura.

No se confunda, para los Ortodoxos la Iglesia Católica son los "herejes latinos", hoy y en 1957, Francisco y Fellay.

Wanderer dijo...

Atanasio, si quiere publicar comentarios, le sugiero que pruebe con enviarlos al blog de Mons. Karcher o del P. Duacastella.

Javier dijo...

Anon de las 18:49,
es posible que esa sea la posición oficial de la SSPX respecto de Roma. Pero durante los años en que yo frecuenté la SSPX (de quienes -dicho sea de paso- tengo la mejor de las opiniones), la comunión real que había con Roma, era nula; la obediencia al Papa reinante se reducía a colgar su cuadrito en algún pasillo, y a absolutamente nada más. La comunión con el Ordinario romano de la diócesis era nula. Y no sé si a Roma se la consideraría técnicamente hereje. Pero algunos sacerdotes de la SSPX consideraban que la ordenaciones de Roma con los nuevos Ritos eran inválidas, y que la Misa Novus Ordo era inválida, y que el sacerdote (de orden dudosa o nula), al querer consagrar con el Novus Ordo no lo lograba. Con lo cual, resumiendo: los Ortodoxos aceptan la validez de los Sacramentos de Roma (por tanto nos verán como cismáticos, más no herejes). No todos los sacerdotes de la SSPX aceptan la validez de los sacramentos de Roma (y eso no me lo contaron. Lo escuché yo).

Anónimo dijo...

Javier,

Considerando que utilizás tu propia experiencia en la FSSPX, haré lo propio con la mía y la ortodoxia.

He conversado con popes ortodoxos argentinos (del ROCOR como indicaste más arriba o EX ROCOR, devenido ahora en una especie de rama extra rusia y neocon del patriarcado (inexistente canónicamente) de Moscú).

Conocí también "rusos" de EE.UU y hasta uno francés (formado por el famoso Monseñor Jean de Saint Denis tan ruso como yo azerbayano). Para ellos los romanos somos más que cismáticos, somos heréticos. Te recuerdo, dicho sea de paso, que NO ACEPTAN dogmas de la Iglesia (elijamos solo el último, la Inmaculada Concepción, como ejemplo).

Respecto los sacramentos, y siguiendo con experiencias personales, te puedo asegurar que sacerdotes "duros" ortodoxos DUDAN PROFUNDAMENTE, sino niegan, la validez del NOM (no me apures porque termino coincidiendo con ellos).

La cuestión es que la "opción oriental" es absurda. Te caen mal los "lefebvistas", decilo, andá con algún cura que consigas (del palo que sea), como dice el Carlista y listo, pero guarda con la lógica de "tienen sucesión apostólica, por tanto tienen sacramentos, que valdría para veterocatólicos, anglicanos (por caracter transitivo) duartecosteanos y...romanos.

El Chafirete


Jose dijo...

escribí que la humillación a Burke, forma parte de la intención por parte de Francisco, de dejar el proximo sinodo en manos de Kasper y cIA. Que siendo su derecho, no es nada evangélico, y que parecen obrar a esocndidas, como si Dios no los viera.
El caso es que esta opinión, como otras, no sale a la luz en las páginas, salvo excepción, todo esta censurado por el silencio de muchos y la estupidez de otros.

Anónimo dijo...

Esto es lo que escriben los comentaristas de La Nación en el artículo de la Piqué de hoy sobre los cardenales conservadores que se oponen a la comunión de los divorciados.

http://www.lanacion.com.ar/1728075-los-cardenales-conservadores-le-muestran-los-dientes-al-papa

" "BERGOGLIO, HECHALOS A PATADAS EN EL CU LO Y EN LA CABEZA"......"ESTOS CARDENALES VIEJOS CHO. TOS DE MIER DA YA ESTAN RANCIOS, PODRIDOS DE CUERPO Y ALMA, COMPLETAMENTE OBSOLETOS, QUE NO SIRVEN PARA NADA, SOLAMENTE HINCHAR LAS PELOTAS Y ROMPER LOS HUEVOS.....Son de la misma clase de los que mataron a Juan Pablo I......5 o 6 de estos "VIEJOS CARCAMANES CON OLOR A VIEJO" no pueden impedir que la Iglesia se adapte a los tiempos que estamos viviendo.-"

"La indisolubilidad del matrimonio fue planteada por Jesús en oposición a la ley ludía de entonces que permitía al marido repudiar a la mujer, sin causa alguna, dejándola en el más absoluto desamparo material. Era una forma de protegerla de ese desamparo, en una expresión más de su opción preferencial por los pobres y desclasados del sistema. Esa situación ya no está vigente y, por lo tanto la necesidad de cumplir estrictamente esa norma tampoco. Y al que quiera oponer a este y otros argumentos por el estilo una lectura e interpretación literal de la Escritura harían bien en mandarlo a estudiar bajo el lema "todo texto se entiende plenamente sólo en contexto"; caso contrario se tergiversan sus intenciones y objetivos traicionando al autor. La discusión hay que darla con conocimiento de lo que propone la exégesis moderna y lo que enseña la historia actual, entendiendo que en economía espiritual la Iglesia pierde más descuidando a los hermanos divorciados que recibiéndolos nuevamente en la comunión. Hoy sabemos que en la última cena no estaban solamente los doce, sino que había también publicanos (además del propio San Mateo evangelista) y otros pecadores que quedaron así incluidos en Su misericordia."

"Historicamente hablando, el papa Bergoglio es el papa que MAS se parece, temperamentalmente hablando, al fundador original de la iglesia cristiana de los ultimos mil trescientos años. Dia mas, dia menos.

Muchos obispos NO son idealistas, sino burocratas. Hay que eliminarlos y reemplazarlos con dirigencia munida de corazones e ideas.

Viva Bergoglio."




Por lo menos a las 04:30, los comentarios son todos de esa índole.

Anónimo dijo...

Hacerse ortodoxo (como los griegos o rusos) si el Papa permite la comunión a los divorciados no es opción porque los ortodoxos hace más de un milenio que permiten que los divorciados se casen por iglesia hasta una tercera vez.
Tampoco tienen alguna doctrina firme sobre la contracepción (en forums.catholic.com leí a un sacerdote ortodoxo expresar que no es quién para decirles sus fieles cómo deben espaciar la llegada de sus hijos).

Anónimo dijo...



Para agregar ( confirmar ) a lo que dice Javier .
Escuche de varios laicos ( digo laicos ..NO sacerdotes , pero lo hay ) que pretenden estar en comunión con Roma , que siguen congregaciones tradicionalistas reconocidas surgidas del Lefevrismo y usan ritos y formas antiguas : dicen “ estamos en comunión , pero por las dudas , seguimos como antes “ .
Esa posición es bastante común en estos ámbitos , acá y en Europa -.
Eso es gravísimo , porque han perdido la Fe en la Iglesia , negando a su vez 50 años de historia de la Iglesia .
Creo que hay un grado de herejía .
P…S…


Anónimo dijo...

Javier también hay obispos ortodoxos que consideran que los sacramentos y las ordenes de la Iglesia Católica son inválidas y que esta es solo una "comunidad eclesial". http://www.infovaticana.com/2014/04/16/dos-obispos-ortodoxos-acusan-de-herejia-al-papa/
Por otro lado los ortodoxos aceptan la validez de las ordenes de los anglicanos así que aceptan casi cualquier cosa..
Respecto a la FSSPX mons. Lefebvre nunca afirmó que el sacramento del orden en el Novus Ordo fuera inválido, aunque durante mucho tiempo se reordenaba subconditione a los sacerdotes que hubieran sido ordenados en el nuevo rito. En especial el que insistía en esto era mons. Williamson, es más hace un tiempo un tiempo un sitio web de seguidores de este criticaban a la FSSPX el incorporar sacerdotes sin reordenarlos. Paco.

Anónimo dijo...

Caballeros, corresponde acá corresponde citar a Castellani:




«La Iglesia actual no está inspirada por el Espíritu de Dios. Muchas cosas que pasan en la Iglesia de hoy, sería impiedad nefasta atribuirlas a Dios. Habría que renunciar al sentido moral y aun a la más tenue idea del Dios del Evangelio.

«Conmigo la santa madre Iglesia no se ha portado como madre. Se ha portado de un modo inicuo, injusto, maligno, cruel e impecable. No se ha portado ni siquiera de un modo humano. He aquí una experiencia directa e irreductible, que no puedo eliminar ni interpretar al revés con ningún conato ni esfuerzo posible. Es una visión inmediata, como la de los ojos; más que la de los ojos. Visión mía propia, que no puedo comunicar a nadie. Pero yo la sé.

«Lo que me ha pasado no es algo que por accidente o excepción proceda de algún mandón eclesiástico desviado o malo. Procede directamente de la cabeza, es cosa de la “Jerarquía” y viene de lo más alto.

«Si la Iglesia ahora es así, siempre debe haber sido así; no veo solución de continuidad en ella. Entonces, Galileo, Giordano Bruno, Juana de Arco, Carranza… todos los que nos han enseñado a condenar como herejes y malos en las clases de Apologética…

«Mas si la Iglesia es un manantial de iniquidad desde su parte más alta; si es un simple organismo de ordenamiento humano y político, con esa condición de toda sociedad humana de odiar a la inteligencia; si no hay en ella el sentido de que no se puede promover el bien común condenando a un inocente; entonces, ¿qué queda de nuestra fe?...

«Pero Cristo es Dios, y Cristo fundó la Iglesia; hay bastante testimonio cierto de lo que Cristo hizo y dijo; hay evidencia del efecto moral sobrehumano de su doctrina en la historia; aquí en las mismas costumbres y gestas de este buen pueblo catalán, en las leyendas y las figuras esplendentes de sus santos, en la ley moral sublime vigente en el mismo lenguaje tosco del payés – si no siempre en sus actos…

«¿No estaremos sufriendo una corrupción nueva y misteriosa de la Iglesia? ¿No habrá dos iglesias, la de los ricos y la de los pobres? ¿No se habrá refugiado el Espíritu Santo en el pobrerío?

«¿Pero esto no es el error mismo de los protestantes, que niegan la Iglesia Visible, condenan su organización jerárquica, y encierran la Iglesia verdadera y las promesas de su Fundador en el secreto de los corazones, librando así la objetividad de la doctrina al capricho de la interpretación individual?

«¡Oh mi cabeza, mi cabeza!

«¿Cuál es el alcance exacto de las promesas explícitas de Cristo? Prometió que Pedro no erraría en la fe, ni por consiguiente sus sucesores; no prometió hacerlos íntegros e incólumes en su moral; es decir, no los hizo impecables. Prometió que Él estaría con la Iglesia hasta la consumación de los siglos; no durante la consumación de los siglos, en los cuales habrá, según está escrito, una inmensa apostasía. ¿No estaremos ya en los tiempos parusíacos? ¿No habrá volado la Iglesia al desierto? ¿No se habrá refugiado (por dos tiempos, un tiempo, y medio tiempo) en el corazón de hombres en soledad, que sin romper sus lazos con la jerarquía mundanizada, la soportan sobre sí como una carga de montañas y una presión de lagar; y son incluso perseguidos por ella?

«¿Qué hacer entonces? ¿Cómo conciliar el sentido moral interno con las órdenes inicuas e inhumanas de afuera?

«Acatar y no obedecer, como decía Alfonso el Sabio; aguantar la nota de rebelde y las sanciones más mortíferas; hacerse anatema por amor de sus hermanos; mirar de frente a una muerte desolada; antes de admitir en su interior la arrollante frase que está en la boca del vulgo: la Iglesia es una porquería.

(continúa)

Anónimo dijo...

«Yo soy la Iglesia también, al fin y al cabo; y está en mí no volverme una porquería…»

Ésta fue la pesadilla de Verdaguer; la que lo consumió, como se puede fácilmente colegir.

No está explícita en sus angustiosas cartas En defensa propia; pero las informa todas desde atrás, y asome en algunas frases fulgurantes; así como en esa veleidad que tuvo de predicar “la Iglesia de los pobres”; veleidad que Rusiñol hizo el eje de su drama, convirtiendo a Verdaguer en una vulgar cura socialista, teñido de un franciscanismo sentimental. Está sobre todo en los hechos de los últimos cinco años, en esa rotura definitiva de su lira esencialmente religiosa y devota, y en la consunción rápida de su salud y su vida. ¡Qué diferencia entre el retrato del rozagante joven presbítero, que está al principio del libro de Güell, y el retrato al lápiz del hombre maduro envejecido y devastado, del genial dibujante Casas, que está en el Museo Moderno de Barcelona!

Esta pesadilla no se disipó nunca del todo en el “poeta asesinado”; nunca surgió de su pluma el grito triunfal de la certidumbre. Su pluma simplemente se secó. Puesto antes al servicio de la Iglesia su iris de colores suaves —hasta rozar a veces la adulación su entusiasmo ingenuo—, después de los golpes recibidos, simplemente no pudo servir más. Se rompió.

Los asesinos de cuerpos son castigados por la ley; los asesinos de almas entristecen al Espíritu Santo, y su hecho no tiene perdón ni en ésta ni en la otra vida; aunque mueran “homenajeados” y luego les levanten estatuas.

La única solución teórica a la pesadilla de Verdaguer está en la parábola del trigo y la cizaña y en el dogma de la Parusía. Llegará un tiempo en el que el trigo y la cizaña, mezclados siempre en las eras humanas durante el curso de las edades, llegarán a la lucha suprema, la que no conoce piedad; y la cizaña crecida oprimirá al trigo de Dios de un modo insoportable, rodeándolo por todas partes como sin esperanza y sin respiro; tiempo en que la persecución, prometida a todo creyente, se hará interna a más de externa; y en que gemirá su carne a punto de aniquilarse.

Para ese tiempo se escribieron las últimas y más terribles —y más consoladoras— profecías.

— El Ruiseñor Fusilado (Manresa, invierno de 1947 — Reconquista, verano de 1952).

flequillo stone dijo...

El de las 8:01, no es un teólogo "top, top".

El de las 7:00 clavadas, ¿creerá que los sacerdotes católicos sí son quienes para opinar sobre los intervalos a dejar para la llegada de los hijos?, ¿y la prudencia?; porque, que yo sepa, la Iglesia hasta ahí llega, y menos mal.

Anónimo dijo...

Parece que los ortodoxos también tuvieron su VII

http://rt.com/news/188532-russia-agafia-siberian-forest/

Anónimo dijo...

Discrepo con el punto de vista de Wanderer respecto a lo de la solicitada. Yo creo que lo que se hace en el blog es FUNDAMENTAL E IMPRESCINDIBLE, pero no alcanza con eso. El conocimiento de la verdad nos obliga a difundirla, es expansiva de suyo. Yo creo que hay que dar un testimonio público de que nos oponemos a lo que está pasando. También sé que es un tema prudencial y,como tal, debatible.

Anónimo dijo...

Señores miren está noticia: http://www.lanacion.com.ar/1728075-los-cardenales-conservadores-le-muestran-los-dientes-al-papa

creo que tenemos que apoyar a estos cardenales y a hacer público su libro. Confiemos en que ellos sean los que desenmascaren a bergoglio y lo echen de Romas de una patada.. bien puesta.

Carlo dijo...

Al anónimo de las 9:24 - no, los ortodoxos nunca tuvieron su Vaticano II. Lo que pasó en Rusia a fines de siglo XVII no fue una reforma (como dice el artículo de RT), sino un adecuamiento de la iglesia ortodoxa rusa, que tenía rituales, oraciones y hasta la señal de la cruz (que la hacían con dos dedos) diferentes de las demás iglesias ortodoxas. El patriarca Nikon puso todo en conformidad con las otras iglesias, en especial con la griega, y hubo muchos rusos que no lo aceptaron, generando un enorme cisma (Raskol) de los Viejos Creyentes (starovery). Una vez separados del patriarcado de Moscú, las sectas fueron multiplicándose y muchos pasaron de cismáticos a herejes abiertos, surgiendo algunos bastante semejantes a protestantes o cuáqueros (como los Dukhobor, que Tolstoy tanto admiraba) y sectas bastante extrañas, como las que negaban la sacramentalidad del matrimonio y se proponían la castidad absoluta, y otras que se inmolaban. Para los que conocen las obras panfletarias del genial escritor Tolstoy, casi todas sus ideas (totalmente heréticas) sobre el cristianismo las tomó de esas sectas de Viejos Creyentes, mezclando con un poco de herejía modernista-racionalista-iluminista.

Javier dijo...

Anónimo de las 8:37,
que los Ortodoxos acepten la validez de las órdenes anglicanas me resulta raro. Justamente -y esto lo aprendí en la SSPX- los anglicanos que tenían dudas de la validez de sus propias ordenes, se hacían reordenar por ortodoxos. (Actitud de los anglicanos que a la gente de la SSPX que me lo contaba le parecía correcta).

Javier dijo...

Chafirete,
me parece que el asunto es lo suficientemente grave para que uno no decida qué hacer basado en que alguien "le caiga mal". El asunto es tratar de hacer algo que responda a una eclesiología y una teología sacramental consistente. Es lo que trato de hacer, y por eso pregunto.
Y el asunto es grave porque la Iglesia que yo considero verdadera y real, y que tiene las promesas de Cristo, y que tiene todos los dogmas, y los sacramentos válidos, está celebrando bodas trans.

Anónimo dijo...

Javier,

Eso que aprendió en la FSSPX (de la cual soy "simpatizante", "fan", "feligrés" o "hincha o como quiera en estas épocas francisquistas), es erroneo.

Luego de León XIII los anglicanos quedaron "regulando" y muy preocupados, especialmente lo que podríamos llamar la "línea media" y todo el especto hasta el tractarianismo y aún más. ¿Por qué? porque se asustaron. ¿Qué hicieron? bueno, de todo pero, hoy en día, no hay línea en la sucesión apostólica anglicana que NO descienda de obispos VETEROCATÓLICOS.

Esa "gente de la fsspx" es una fuente algo difícil de contrastar.

Ahora a los bifes, si Ud. quiere ir a Misa de los rusos del Parque Lezama (llévese un almohadón que no hay bancos), a los maronitas de Suipacha, a la iglesia del Padre Pedro de Colegiales o a la Iglesia del Amor Coreano del Bajo Flores...hágalo. Eso no modifica nada mi afirmación de que los ortodoxos RECHAZAN dogmas católicos, los maronitas son tan herejes como Ricca, el Padre Pedro era un chorro y se murió y los coreanos del bajo Flores son protestantes. FACTS.

El Chafirete

Javier dijo...

Chafirete,
cuando yo pregunté si había "ortodoxos sanos", buscaba una respuesta algo más útil que "si Ud. quiere ir, hágalo", como se imaginara. Pero si es ese el mejor consejo que me puede dar, se lo agradezco.

Anónimo dijo...

A Javier de las 10:38

La situacion actual NO es que "la Iglesia" está celebrando bodas trans, y está muy lejos de serlo.

Hasta ahora, UN cura ha presidido una ceremonia que se parece a una boda y todavia no fue sancionado. Eso es todo.

Pero seamos pesimistas. Supongamos que unos cuantos curas, aqui y alla, hacen eso. Supongamos incluso que algunos obispos les dan el OK. Aun asi, no se podria decir que "la Iglesia" celebra bodas trans.

Se va a poder decir que "la Iglesia", la Iglesia Universal, la que es destinataria de las promesas de Jesús, celebra bodas trans, recien cuando el Obispo de Roma sancione para la Iglesia Universal una norma que lo permita.

Eso nunca va a ocurrir. Asi que siga yendo tranquilo a la parroquia católica mas cercana que tenga un cura decente.

Anónimo dijo...

Javier,

Ortodoxos "sanos" los hay. También hay protestantes de toda ralea "sanos". Ahora, si por "sanos" entiende Ud. católicos...está la Iglesia Católica.

El Chafirete.

Anónimo dijo...

Javier: por conocimiento propio le recomiendo que si usted está interesado en la Iglesia Ortodoxa no deje de acercarse a la Iglesia Ortodoxa Rusa de Parque Lezama. Adicionalmente le comento que esta iglesia no depende de Kirill, el Patriarca de Moscú, sino del Metropolitano Agafangel como podrá comprobar en este sitio http://www.iglesiarusa.org.ar/cronica-parroquial.php (leer el artículo This is the bishop that suits us fine

Carlo dijo...

Anónimo de las 12:11 dixit "Eso nunca va a ocurrir."
Ojalá usted tenga razón. Yo no estoy tan seguro.

Javier dijo...

Anónimo de las 14:54,

Gracias por el dato.

Javier dijo...

Chafirete,

lo sé, y sé que también hay ateos "sanos", y budistas "sanos". Y la Iglesia Católica de Roma es en la que yo estoy, para bien o para mal.
Gracias nuevamente por sus consejos.

Anónimo dijo...

San Francisco de Sales (1567-1622)
Obispo y doctor de la Iglesia
"Ahora bien, cuando el Papa es explícitamente hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia ...




Anónimo dijo...

San Cipriano (200-258)

"Adherirse a un falso obispo de Roma
es estar fuera de la comunión con la Iglesia ".