jueves, 15 de enero de 2015

Caída libre

Más de una vez hemos comentado en este blog lo difícil que resulta tomar la distancia necesaria a fin de apreciar lo pronunciado de la pendiente en la que nos encontramos. Pareciera que el pasar de los días y los años en que las mutaciones de la civilización y de la Iglesia se han ido acelerando, adormeció nuestra capacidad de reacción y asombro.
Pongo un ejemplo. En los ’80 –hace apenas 30 años- no existía en el lenguaje coloquial la palabra gay. De los homosexuales se hablaba en voz baja y su conducta se consideraba una anomalía. En los ’90, incluso, el presidente Menem prohibió otorgar la personería jurídica a una organización homosexual que buscaba denfender los derechos de ese colectivo. Hoy, no sólo se ha legislado el matrimonio homosexual, no sólo se considera esa conducta como normal e, incluso, deseable, sino que se ha presentado en el Congreso nacional un proyecto de ley para otorgar un subsidio de $ 8000 mensuales a los travestis por el sólo hecho de serlo. Si somos capaces de detenernos y alejarnos de la inmediatez de los hechos, caeremos en la cuenta de la enormidad del cambio y de su rapidez inaudita.
Pero me interesa en esta ocasión llamar la atención de este tipo de cambios en cuestiones relacionadas con la fe.  Cualquier católico con una formación mínima, o lo que yo llamaría cualquier “católico con fe católica”, posee la certeza de hay aspectos de la fe y de la religión que no pueden ser de ningún modo cambiados. No me refiero solamente a cuestiones dogmáticas sino a otras que tienen que ver con la moral o con la práctica cotidiana de la fe. Por ejemplo, ningún católico dudaría de la necesidad de rezar y de la importancia impostergable de la oración. Sin embargo, sabemos que Mons. Víctor Fernández, “Tucho”, preconiza el primado absoluto de la “misión”, es decir del activismo apostólico, sobre el “discipulado”, es decir, la vida de oración. El misionero no necesita rezar porque su acción es oración. Sobre este tema volveremos en otra entrada próximamente.
Ayer hemos asistido a otro caso escandaloso en el que un obispo propone un cambio rotundo de lo que, para la conciencia católica, es inmodificable. El blog Adelante la Fe reportaba que el obispo de Amberes había dicho: “Debemos buscar un reconocimiento formal en el interior de la iglesia de una relación que también está presente en parejas bisexuales y homosexuales. Así como en la sociedad existe una variedad de formas legales para parejas, también debe existir una variedad de formas de reconocimiento dentro de la iglesia”. El cambio que está proponiendo este prelado belga es gravísimo. No se trata de un cambio de disciplina eclesiástica. Por ejemplo, el papa Francisco podría decidir mañana que el celibato no es condición necesaria para acceder a las órdenes sagradas. Podría gustarnos más o menos, pero se estaría tocando una cuestión disciplinar, todo lo secular que se quiera, pero que no hace a la esencia de nuestra fe católica.
Sin embargo, que un obispo proponga que las parejas bisexuales y homosexuales tengan también un “reconocimiento”, es decir, un estatuto jurídico o canónico, dentro de la Iglesia y, consecuentemente, la aceptación moral de ese tipo de conducta, no es disciplinar sino medular a nuestra fe.
Es aquí donde creo que es necesario detenerse y, desde la distancia, observar el caso. ¿Cómo es posible que un obispo, es decir, un “maestro en la fe”, pueda hacer semejante propuesta? La pregunta que surge inmediatamente es si verdaderamente este hombre tiene fe católica, porque esa fe es contradictoria a la fe que yo poseo. En otras palabras, o él es católico, o yo soy católico, porque ambos no podemos serlo, si es que aún sostenemos la vigencia del principio de no contradicción.

Y la otra pregunta que queda flotando es: si este señor obispo se anima a decir lo que dice, ¿qué otras cosas pensará que no se anima aún a decir? O, aún más, ¿de qué modo vivirá? Porque las palabras del Evangelio resuenan con vigencia: “De la abundancia del corazón hablan lo labios”.

19 comentarios:

Walter E. Kurtz dijo...

Leamos el discurso de Francisco para la clausura del Sínodo. Allí critica a los tradicionalistas y a los progresistas, es cierto. Pero, luego de afirmar que el sínodo es "un camino" (sic), a los segundos los critica por querer ir "demasiado rápido" (sic), y a los primeros, por "poner obstáculos" (sic). Ahí está todo.

Y en cuanto a tu pregunta sobre el principio de no contradicción, seguramente los padres sinodales te responderían lo que Mons. Bruno Forte le contestó a Michael Voris que le preguntaba cómo era posible admitir a los divorciados en concubinato al sacramento de la Eucaristía al mismo tiempo que se afirma la indisolubilidad del vínculo matrimonial:

"-Su pregunta es demasiado ontológica."


Anónimo dijo...

Si el mismísimo sucesor de Pedro no tiene mi misma Fe, que se puede esperar de los obispos? que por otra parte no hay al menos en la argentina uno que safe.

F.R

Anónimo dijo...

Hoy, en vuelo a Filipinas, el impredecible Francisco salió con los tapones de punta contra Charlie Hebdó. Esto se lo van a facturar. Dijo a un medio francés:
"Benedicto XVI en un discurso, no me acuerdo cuál, había hablado de esta mentalidad post positivista, de la metafísica post positivista, que llevaba a creer que las religiones o las expresiones religiosas son una suerte de subculturas, que son toleradas, pero que son poca cosa, no son parte de la cultura ilustrada. Y esta es un herencia de la Ilustración, eh. Hay mucha gente que habla mal de otras religiones o de las religiones, les toma el pelo, digamos que juguetea con las religiones de los otros. Y estos provocan y puede pasar lo que le podría pasar al doctor Gasbarri si dice algo en contra de mi mamá, ¿no? Es decir, ¡hay un límite! Cada religión tiene dignidad, cualquier religión que respeta la vida, la persona humana. Y yo no puedo tomarle el pelo. Y esto es un límite. Tomé este ejemplo de límite, para decir que en esto de la libertad de expresión hay límites, como el de mi mamá. No sé si logré responder la pregunta."
Nota en La Nación
Y lo más raro de todo: la nota la firma Elisabetta.

Anónimo dijo...

Wanderer,
los modernistas no aceptan el Principio de No Contradicción. Es una de las tantas rémoras "griegas" que han eliminado del catolicismo.

Alfonso Richter dijo...

Esta situación no surge de un repollo, es una consecuencia de un camino iniciado oficialmente desde el CV2 y querido la mas de las veces por los papas post conciliares y su forma mentis liberal. Pero el huevo fue puesto mucho antes, es asi que San Pio X escribe su Pascendi no solo mirando al futuro sino por lo que ya había en la Iglesia en su tiempo y se preveía como la amalgama de todas las herejías: el modernismo.
Hoy parecería que tal super herejía se ha recubierto de una capa de satanismo directo y esta evolución es aprobada, sustentada e inclusive promovida so capa de pastoral por muchos mitrados, empezando por el papa Bergoglio que predica una religión diferente a la que recibí de mis padres, abuelos y bisabuelos. Por Tradición.

Anónimo dijo...

Y esto???!!!
"Acusan a las Franciscanas de la Inmaculada por rezar en latín, ser pobres, ignorar la teología de género y su voto mariano"
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=23027

Gabriela

Alfonso Richter dijo...

Olvidé agregar a mi comentario que el reciente cardenal colombiano Pimiento (nombrado por...Bergoglio) se ha declarado favorable al homosexualismo y las uniones homos.
Estos señores que ya no tienen la Fe Católica serán electores en un nuevo cónclave.
Y quizás Tucho en un futuro.

Esto es justamente lo que mas incertidumbre y desasosiego produce, a menos claro está que Dios concluya con el castigo.

---
Fuera de tema:
Un inventario somero de los planes de estudio y profesores y confesores de los principales seminarios en Argentina y el mundo, daría una buena respuesta a la crisis descripta.

RICHARD dijo...

Voy a dar mi opinión a riesgo de faltar a la caridad, y aún a la reverencia debida a los ministros sagrados. He llegado a la conclusión que detrás de tantas flexibilidades en materia moral por parte de Obispos y Sacerdotes, se esconde la necesidad de "pasarse un plumero" y legitimar a futuro sus propias concuspiscencias. Me pregunto ¿qué dirían de todo esto un Padre San Pío o un San Juan Bosco?, y ¡qué no diría Santa Catalina de Siena!.

Anónimo dijo...

Se dice que hay una teóloga que cursó el bachillerato en Devoto y se doctoró en Alemania, con una tesis sobre teología feminista.

Cada tanto se pueden escuchar sus aportes al conocimiento del "Dios Padre y Madre".

Anónimo dijo...

Algo que me impresionó mucho el año pasado fue que el CEO del navegador de internet Firefox fue obligado a renunciar a las dos semanas de tomar el cargo porque se descubrió que había hecho una donación 6 años atrás a organizaciones a favor de la defensa del matrimonio entre 1 hombre y 1 una mujer cuando la legalización del matrimonio gay todavía se debatía en su Estado.

Eso me impresionó porque en general se dice "aunque piense que la homosexualidad es una desviación, y sus actos pecados graves, si un homosexual es el mejor para x cargo, lo contrataría igual y no lo discriminaría"

El CEO era el creador de Javascript http://en.wikipedia.org/wiki/JavaScript#History un tipo talentosísimo, y los progres no le tuvieron la tolerancia que deberíamos tenerles a los distintos. No nos van a tener nada de misericordia o tolerancia los progres.

Ya no se puede vivir en Estados Unidos. Los puritanos se convirtieron en censores progresistas, y se espera que los hombres al madurar tras pasar la adolescencia y juventud tengan opiniones progresistas políticamente correctas. Eso de que los jovenes son de izquierda y al madurar se van haciendo de derecha murió en el primer mundo.

Carlo dijo...

"los progres no le tuvieron la tolerancia que deberíamos tenerles a los distintos. No nos van a tener nada de misericordia o tolerancia los progres."
Exacto. Es pura divagación mía, que nadie lo tome muy a serio porque yo tampoco lo hago, pero de cualquier manera no deja de ser un escenario posible: primero impiden a los "intolerantes", los "discriminadores" de trabajar en las grandes empresas y en el estado (en muchas multinacionales ya hay grupos de apoyo al "orgullo gay", y criticarlos no es tolerado); luego los empiezan a encarcelar; mientras tanto, la mayoría de los sacerdotes y obispos, lejos de ponerse del lado de los verdaderos cristianos, ayudan a confeccionar las listas a entregar al estado de los feligreses que "discriminan" a los homosexuales - considerando la cantidad de obispos que últimamente se está pronunciando abiertamente a favor de que la Iglesia reconozca el "matrimonio" gay, es algo perfectamente verosímil.

Anónimo dijo...

Copio una profecía de Malaquías 2 que me parece relevante al momento actual (¿predice los escándalos sexuales?). Aunque tal vez no se debería hacer extensiva al sacerdocio actual una profecía destinada la sacerdocio levítico (dado que los actuales no son sacerdotes según el orden de Aarón, sino según el de Melquisedec). Ahí va de todos modos:
"1 ¡Y ahora, para ustedes es esta advertencia, sacerdotes!
2 Si no escuchan y no se deciden a dar gloria a mi Nombre, dice el Señor de los ejércitos, yo enviaré sobre ustedes la maldición y maldeciré sus bendiciones; ya las he maldecido, porque ustedes no se deciden a hacer eso.
3 Yo les quebraré el brazo, les tiraré estiércol a la cara –el estiércol de sus fiestas– y ustedes serán barridos con él.
4 Entonces sabrán que yo les hice esta advertencia, para que subsista mi alianza con Leví, dice el Señor de los ejércitos.
5 Mi alianza con él era vida y paz, y yo se las concedía; era temor, y él me temía y reverenciaba mi Nombre.
6 La verdadera doctrina estaba en su boca y en sus labios no había maldad; él caminaba conmigo en paz y con rectitud, y apartaba a muchos del mal.
7 Porque los labios del sacerdotes guardan la ciencia y de su boca se busca la instrucción, porque es el mensajero del Señor de los ejércitos.
8 Pero ustedes se han desviado del camino, han hecho tropezar a muchos con su doctrina, han pervertido la alianza con Leví, dice el Señor de los ejércitos.
9 Por eso yo los he hecho despreciables y viles para todo el pueblo, porque ustedes no siguen mis caminos y hacen acepción de personas al aplicar la Ley."

Anónimo dijo...

Estimado Anínimo del 15 de enero de 2015, 14:22, creo que las dos lecturas más probables de esta cita son:

1) Miedo a desembarcar en un país con muchos musulmanes que pueden hacerlo pasar un muy mal rato, quizá previo a retornar a la casa de su padre... (sí, también lo pensé yo!)

2) No quieren que lo tomen en joda a él.

Fray Mocho

Diego Pedriel dijo...

Estimado, hace décadas que entregaron la Fe con el ecumenismo, la colegialidad y la reforma litúgica, ahora le toca el turno a la moral. Fueron por los 3 primeros mandamientos y muy, pero muy pocos gritamos. Ahora van por el resto. Que esperaban??
Salud a todos. Era hora que despertaran!!!

Anónimo dijo...

Se comienza a sospechar que Francisco habría sido suplantado por un doble al abordar el vuelo hacia Filipinas. Ya en Filipinas, el doble ha hablado contra la anticoncepción, alabando la encíclica Humanae Vitae. El doble también habló de los peligros que acechan a la familia, entre ellos, la redefinición del matrimonio.
National Catholic Register

Anónimo dijo...

Guenas Don Guander

Mire uste que preciosura.

http://www.perfil.com/sociedad/La-carroza-del-Papa-en-el-Carnaval-de-Gualeguaychu-20150116-0027.html

Una duda: quien subirá a tan coqueta carroza Wanda Nara, Jessica Cirio, Mons Garcher o El Tucho?

Que anden bien
Puestero el Oeste

Alfonso Richter dijo...

W
con esta coincidencia Ud. se ríe, se rasga el ceño, se pasma o sigue con su Jack???

http://unamsanctamcatholicam.blogspot.com.ar/2015/01/maybecoincidence.html

En lo que a mi respecta hace décadas que no creo mas en las casualidades, ni siquiera en las cuánticas.

Antonius V dijo...

Lo que mencionan de los progres y la tolerancia, viene desde hace rato, por ejemplo, a "tolerancia represiva" de Herbert Marcuse.

Ya que están hablando también lo de los progres y puestos influyentes, hay una áreas que me parece ha sido bastante descuidada, y son la de la cultura, entretenimiento y arte.

Tanto aficionados, como autores, en un gran porcentaje son ea varios grados.

La influencia de estas áreas es impresionante, y me parece que serían buenos campos en lo que los Católicos podríamos incursionar mas.

Anónimo dijo...

Se lo contrata, se lo educa, se lo ensalsa publicamente y se lo envia al seminario y de nuevo el mismo proceso.