domingo, 4 de enero de 2015

Último tango en San Pedro

Quizás los historiadores del futuro recordarán que en 2014, en la plaza de San Pedro, se bailaba el tango mientras que los cristianos eran masacrados en Oriente y la Iglesia se encontraba al borde del cisma. Esta atmófera de ligereza e inconsciencia no es nueva en la historia. En Cartago, recuerda Salviano de Marsella, se bailaba y daban festines en la vigilia de la invasión de los Vándalos y en San Petersburgo, según el testimonio del periodista americano John Reed, mientras los bolcheviques conquistaban el poder, los teatros y restaurantes seguian estando repletos de público. El Señor, como dice la Escritura, enceguece a quien quiere perder (Jn. 2, 27-41).
El drama principal de nuestro tiempo no es, sin embargo, la agresión que viene del exterior, sino el misterioso proceso de autodemolición de la Iglesia que está llegando a sus últimas consecuencias, después de haber sido denunciado por primera vez por Pablo VI en el famoso discurso al Seminario Lombardo del 7 de diciembre de 1968. La autodemolción no es un proceso fisiológico. Es un mal que tiene responsables. Y los responsables son en este caso aquellos hombres de Iglesia que sueñan con sustituir el Cuerpo Místico de Cristo con un nuevo organismo, sujeto a una perpetua evolución sin verdad y sin dogmas.
Un cuadro impresionante de la situación ha sido ofrecido hacia fines de 2014 por dos dossier sobre la Iglesia, publicados respectivamente por el diario francés Figaro y por el italiano Repubblica.
El Figaro, un diario de centroderecha, conocido por su moderación, dedicó su suplemento de diciembre “Figaro Magazine”, al tema Guerre secrète au Vatican. Comment le pape François bouleverse l’Eglise [publicado en español en el Wanderer]: 11 páginas, con la coordinación de Jean-Marie Guénois, considerado uno de los vaticanistas más competentes.
“Algo parece parece agitarse en la Iglesia después del Sínodo sobre la familia del otoño de 2014 –escribe Guénois- y la acumulación de los indicios autoriza a preguntarse: ¿no hay riesgo de que la Iglesia enfrente una tempestad hacia fines de 2015, después de la segunda sesión del Sínodo sobre la familia?” Guénois revela la existencia de una “guerra secreta” entre los cardenales que no tiene como finalidad la conquista del poder. Lo que está en curso es una batalla de ideas que tiene como objeto principal la doctrina de la Iglesia sobre la familia y el matrimonio. El Papa Francisco es acusado, dentro de la Curia, de una gestión autocrática del poder que el periodista francés resume en la fórmula: “Cuando el Papa golpea, no usa guantes de boxeo”, pero el verdadero problema es su visión eclesial, inspirada y aconsejada por las corrientes más progresistas del Vaticano.
Según Guénois, son tres los teólogos los que definen los nuevos objetivos: el cardenal alemán Walter Kasper, el obispo italiano Bruno Forte y el arzobispo argentino Víctor Manuel Fernández. “Este es el trío que ha encendido la pólvora durante el Sínodo sobre la familia”. Kasper es el ariete para la admisión a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar, Forte es el autor de la legalización de la homosexualidad y Fernández el exponenete de la teología peronista del pueblo. 
Guénois entrevistó al cardenal Burke sobre lo ocurrido en el Sínodo quien, como es habitual, se expresó con total claridad: “El Sínodo fue una experiencia difícil. Había una línea, la del cardenal Kasper, con la que se alinearon los que tenía el gobierno del Sínodo. De hecho, el documento intermedio parecía que había sido escrito antes de las intervenciones de los Padres sinodales. Y escrito según una sola línea, la del cardenal Kasper… Además se introdujo la cuestión homosexual –que no tiene nada que ver con el matrimonio- buscando en ella elementos positivos (…) Todo ha sido muy desconcertante. Como también el hecho de que en el documento final se hayan mantenido los párrafos sobre la homsexualidad y sobre los divorciados vueltos a casar aunque no hayan contando con la aprobación de la mayoría de obispos necesaria. (…) Estoy muy preocupado –agregó el cardenal Burke-, y llamo a todos los católicos, laicos, sacerdotes, obispos, a dedicarse, desde hoy hasta la próxima asamblea sinodal, a fin de poner luz sobre la verdad del matrimonio”.
Que las preocupaciones del cardenal Burke están justificadas lo demuestra el suplemente semanal de la Reppublica del viernes 27 de diciembre de 2014, dedicado enteramente a una investigación sobre la Iglesia: 98 páginas con 20 artículos, en los que se describe “la nueva era de Francisco, entre adversarios, santos, perseguidos y pecadores”.
El campeón de la Repubblica es el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Freising, que confirma su apertura a los divorciados vueltos a casar y a las parejas homosexuales, niega la decadencia moral de Occidente y afirma que la “así llamada secularización es un desarrollo necesario de la libertad. Y una sociedad libre es un progreso según el verdadero punto de vista del Evangelio”. Francisco, explica, “quiere conducir a la Iglesia a la fuerza originaria de su testimonio. Tiene una clara visión de lo que quiere, pero no sigue un plan fijado, personal o prestablecido, ni un programa de gobierno. Lanza señales y da ejemplo, como ha hecho en el Sínodo dedicado al matrimonio y a la familia”.
En el mismo dossier, Marco Ansaldo, en una entrevista con el título “Franzoni, la venganza del ex abad rojo”, concede un amplio espacio a Giovanni Franzoni, ex abad de la basílica de San Pablo Extramuros, subrayando cómo las posiciones doctrinales por las cuales fue condenado se acercan ahora a las del Vaticano. Franzoni fue expulsado del estado clerical por su “sí” a las leyes del divorcio y del aborto y por su declaración de votar a favor del Partido Comunista. Casado con una periodista atea japonesa, hoy no reniega de sus ideas y afirma haber “descubierto la sexualidad como enriquecimiento total y no como privación de energías que deberían ser dedicadas al Señor”.
Según algunas indiscreciones, el Papa Francisco tendría la intención de admitir al sacerdocio a algunos laicos casados (los así llamado viri probati) y de reintegrar a la administración de los sacramentos a sacerdotes casados que hayan sido reducidos al estado laical como al mismo Franzoni o al ex franciscano y teólogo no-global Leonardo Boff, que vive actualmente en Brasil junto a una compañera. El 17 de diciembre Boff, que pasó de la teología de la liberación a la eco-teología, confirmó a Ansa de haber enviado al Papa, respondiendo a su pedido, material para la próxima encíclica, y el 28 de diciembre, en polémica con Vittorio Messori, expresó a “Nosotros somos Iglesia” su apoyo al Papa Francisco contra un escritor nostálgico, con estas palabras: “Es sumamente importante una Iglesia abierta como la quiere
Francisco de Roma. Es necesario que sea abierta a la irrupción del Espíritu llamado por algunos teólogos la ‘fantasía de Dios’, en razón de su creatividad y novedad, en la sociedad, en el mundo, en la historia de los pueblos, en los individuos, en las Iglesias y también en la Iglesia católica. Sin el Espíritu Santo, la Iglesia se convierte en una institución pesada, aburrida, sin creatividad y que, en un cierto punto, no tiene nada que decirle al mundo más allá de doctrinas sobre doctrinas, sin suscitar esperanzas y la alegría de vivir”.
¿Quién puede negar la existencia de una confusión absoluta? El tango bailado en San Pedro el 17 de diciembre de 2014 por el cumpleaños del Papa Francisco recuerda a otra música: la que sonaba sobre el Titanic la noche de la tragedia. Pero en esa ocasión, la punta del iceberg apareció de improviso, y los danzantes no eran conscientes del desastre inminente. Hoy el iceberg es visible y hay quienes brindan por el imposible naufragio de la Barca de Pedro. Pero muchas personas están alarmadas y tienen la fuerte sensación, como dijo el cardenal Burke, que la Iglesia es un barco a la deriva. Nosotros estamos entres estos y por este motivo no saludamos al 2015 con bailes y fuegos artificiales, sino con la firme decisión de obedecer la llamada del mismo cardenal Burke a combatir, desde hoy y hasta el próximo Sínodo, y después también, para defender la verdad del Evangelio sobre el matrimonio.

Roberto De Mattei
Publicado en Il Floglio.

[Traducción de Wanderer]

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Leyendo el artículo de Roberto de Mattei me encuentro con lo siguiente: "Il campione della Repubblica è il cardinale Reinhard Marx, arcivescovo di Monaco e Frisinga, che conferma la sua apertura ai divorziati risposati e alle coppie omosessuali, nega la decadenza morale dell’occidente, e afferma che “la cosiddetta secolarizzazione è uno sviluppo necessario della libertà. E una società libera è un progresso, secondo il vero punto di vista del Vangelo”".
Ahora bien, Reinhard Marx fue designado Arzobispo de Munich por Benedicto. Y fue creado Cardenal, por Benedicto. Es decir, la culpa no es toda de Bergoglio.

Anónimo dijo...

Gracias Wanderer, Sandro y tantos otros que os esforzáis por mantenernos informados. Que Dios nos ayude.

Sacrum Diaconatus Ordinem.

Anónimo dijo...

Obvio, Anónimo de 18:52, pero ojo donde lo dice. No vaya a ser cosa que varios tan confundidos como bien intencionados; que no quieren ser línea media pero que tampoco terminan de entender el problema esencial en la Iglesia, se le enojen.
Ni vaya a creer usted que eso fue lo peor de Benedicto (pero esto tampoco lo diga frente al público nostálgico-tradicionalista-con-onda).

Falstaff dijo...

Anónimo de las 18:52. Estoy de acuerdo, los problemas se vienen repitiendo desde hace décadas. Bergoglio es la hipérbole de unas prácticas que llevan minando la fe desde hace años.

Dick Winters dijo...

Yo creo que la diferencia entre Juan Pablo II, Ratzinger y Francisco es que los dos primeros amaban verdaderamente a la Iglesia,y estaban SUBJETIVAMENTE convencidos de que el programa conciliar (sobre todo el primero de ellos) depurado de las desviaciones más progresistas, era un verdadero bien para la Iglesia.
Francisco, en cambio, odia a la Iglesia. La diferencia es importante. Aunque objetivamente unos y otros hayan coadyuvado a la crisis gravísima en que se encuentra actualmente la Iglesia.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 22:04,
seguramente eso no fue lo peor de Benedicto. Entre otras cosas, me gustaría que alguien explique la Comunión que Benedicto dió en la Plaza de San Pedro al calvinista Hermano Roger de Taizé:
Communicatio in Sacris

Anónimo dijo...

Me permito recomendar un brillante artículo aparecido el 29 de Diciembre en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, sobre la muerte del Cristianismo (luterano y católico) en Alemania. Tiene párrafos brillantes, como:
But why are the seekers no longer finding guidance? Why are the supply and demand no longer jibing? The most popular answer to this question is: because the Church is no longer relevant to the times. She must conform more closely to the realities of the lives of modern people. Initially, that sounds plausible, but under closer scrutiny reveals itself to be idiocy. For the Evangelical church in Germany has done nearly everything which is being demanded from the Catholic Church in order to become more relevant to the times: women priests, the elimination of celibacy, liberality in moral theology, the complete acceptance of homosexuals and the divorced. If these were the real reasons for the malaise of Christendom, the Protestants should be far better off than the Catholics. But that simply isn't the case. A second error in thinking is introduced by the popular buzzword "relevant to the times" [German: zeitgemäß, which can mean "modern," "suitable," or even "appropriate," and often carries all of these shades when applied to the Church]: Wherever the Church does not base herself upon timeless, incontrovertible truth, she reveals herself to be purely man-made. Political programs should be "relevant to the times," entertainment programming, too; but a religion must take command of absolute truths - or it is no religion at all.
On the contrary, both churches in Germany - not always officially, but de facto, in practical life - have already long ago abandoned central doctrines of the faith. In the attempt to avoid offending people and make access to the faith as easy as possible, a good deal has been laundered as if with fabric softener: Jesus, Son of God, has been reduced to Jesus, an exemplary man, like Buddha and Gandhi. The Resurrection of Christ has been reduced to a legend which is not to be taken literally, but rather in the sense of "who has love in his heart never dies." The lowest common denominator of the preaching often consists of nothing more than feel-good prose which should be acceptable to as many people as possible and for precisely that reason comes off as arbitrary. Peace on earth, more justice for all, being less egotistical - every group of halfway decent people can agree on that. Besides, an appeal from UNESCO or Greenpeace doesn't sound much different. Why should God be any different?
Acá está el link al artículo completo, que vale la pena:
La muerte del Cristianismo alemán

Anónimo dijo...

Dick Winters,
la objeción que se puede hacer a su afirmación, es que sólo Dios conoce el corazón del hombre. Por lo tanto, nos podemos formar opinión aproximada sobre si Juan Pablo o Benedicto amaban a la Iglesia, o sobre si Francisco la odia. Pero nos resulta imposible saber tal cosa a ciencia cierta. Tal como surge de 1 Cor 2:11.

Anónimo dijo...



Seguro que el hermano Roger de Taizé con su FE , y su actuar , estaba mas cerca de la " UNIDAD " ,... que otros que se alejan cada día ....

Anónimo dijo...

VEAN EN YOUTUBE LOS VIDEOS DE LA MONJA BENEDICTINA TERESA FORCADES, QUE ES DOCTORA EN MEDICINA Y SUPER-PREPARADA INTELECTUALMENTE (no una simple revoltosa como sor Lucia Caram).... ESTA MONJA Sí QUE REPRESENTA UN VERDADERO DESAFÍO !!!

Anónimo dijo...

Si se puede saber Dick Winters, no salga con ingenuidades, mire como defendía la Fe un san Pío X y como no la defendieron esos dos y está bien claro lo que tenían adentro.

Anónimo dijo...

La (NOTA de)unidad anónimo cuasi idiota, se da en el CULTO-FE-GOBIERNO en ese orden, el gobierno de la iglesia es para cuidar el culto y la Fe (porque el culto vehiculiza doctrina y si cambian el culto cambian la Fe), y ninguno de los okupas posconciliares lo hicieron, al contrario trabajaron para destruir el culto y la fe. La unidad se perdió luego del concilio.

JEF dijo...

Como siempre, la traducción de The Wanderer es excelente. Sin embargo, el artículo ya existe en castellano, en http://www.adelantelafe.com/de-mattei-tango-en-san-pedro-mientras-la-barca-va-a-la-deriva/

El magnífico blog Adelante la Fe no sólo publica las traducciones oficiales en español de Rorate Caeli, sino también otras del italiano. (Si The Wanderer se ofrece a colaborar con alguna traducción, en Adelante la Fe estarían encantados).

Anónimo dijo...

Unidad o no unidad... se la estan complicando. Hay trigo y cizaña hasta el fin... lo unico que ahora casi no se ve el trigo, y la cizaña manda. No es posible que los elegidos caigan, pierdan la fe. Pero eso no quiere decir que el dogma no vaya a ser eclipsado en boludeces tales que si fuera posible hasta los elegidos apostatarian de la unica Iglesia, que la jerarquia se vuelva arriana y que eata vuelta la mayoria del pueblo la siga, no obsta a que quien busca de verdad la la verdad, la verdad lo encuentre y pueda usar se los sacramentos para conservarla viva y operante por la caridad. Pese a la baranda a oveja del pastor.

Anónimo dijo...



Wanderer

..se puede aceptar ironía ..pero insultos no .....

Wanderer dijo...

Anónimo de las 12:17: tiene razón. Los comentarios con insultos siempre los elimino, pero es posible que se me haya pasado alguno.

JEF: muchas gracias. Lo voy a tener en cuenta para próximas publicaciones a fin de no reduplicar la tarea de traducción.

Ricardo dijo...

Pregunto:¿Qué puede haber denunciado Montini sobre le proceso de demolición de la Iglesia cuando él fué un artífice principal de ese proceso?

Anónimo dijo...

Porque Pablo VI tenía esas cosas.
Algo le pesaba su liberalismo: soltaba rienda y luego se arrepentía o veía el error no en lo que él causaba, sino en los demás obispos. Pero él lo causaba.

Anónimo dijo...

Y para los más jóvenes, acá está la histórica foto de San Juan Pablo II besando el Corán:
Devoción por el Corán

Falstaff dijo...

Ricardo, lo mismo he pensado más de una vez de la famosa cita de Pablo VI. ¿No se daba cuenta de que era él quien abría la grieta para que entrara el humo de Satanás? ¿Descargaba culpas o quería retroceder en sus actos? Al modo español más callejero, sin ánimo de insultar, era para responderle: "¡pero si la has abierto tú, so c...!"

Me cuesta entender que ciertos Papas den paso a cardenales y obispos heréticos perdidos y luego lamenten la decadencia de la Fe católica. Se podría explicar con que Cristo eligió a Judas, pero la diferencia abismal es que Judas seguro tuvo el tiempo y todas las gracias necesarias para ser un Apóstol fiel. Sin embargo, Kasper y todos estos siempre han sido desleales.

Anónimo dijo...

No existe la posibilidad, "ilustrísimos señores", de que estén dándose cuenta, a raíz de que la papolatría usual se les hace imposible con Francisco, de que Juan Pablo II, Benedicto XVI, Paulo VI y ¿por qué no? Juan XXIII y Juan Pablo II - se lo podría agregar a Pio XII si quieren aunque sería un acto de injusticia- hayan sido tan nefastos como esa panda de cardenales heréticos?

Mutatis mutandis, Francisco es el Juan Carlos de Borbón de los franquistas que solo culpaban a los ministros de los males de España y no al Caudillo. Llegó Juanca y no pudieron disimular más...

Cabuleté

Anónimo dijo...

Les dejo link a un interesante artículo del Wall Street Journal, sobre los originales usos que están encontrando en Europa para las iglesias, ahora que no hay fieles que las frecuenten. Hay párrafos muy interesante, como:
That debate can play out personally and painfully. When Paul Clement, prior of the Augustinian Order in the Netherlands, joined in 1958, the order had 380 friars; now it is down to 39. His monastery’s youngest friar is 70, and Father Clement, himself 74, is developing plans to sell its church.
“It is difficult,” Father Clement says. “It’s sad for me.”
¿Se preguntará el Padre Clement si él tuvo algo que ver con el actual estado de cosas?.
El artículo:
Iglesias vacías

Anónimo dijo...

Quousque tandem, georgius marius, abutere patientia Dei?

Chiche

Martin Carusso dijo...

Con respecto al artículo aquí publicado, veo con total estupor como el ultrafanatismo esta dentro de mi propia iglesia, hoy tuvimos la triste noticia de unos terroristas matando 12 personas en Paris en nombre de Dios, un acto que clama justica al hombre y al Señor, y, con todo respeto, uds levantan las mismas banderas, conservadurismo, ortodoxia, es decir, iglesia para pocos y encerrada en las paredes lujosas del vaticano y en inútiles tradiciones. Les recuerdo que el Papa Francisco fue elegido con absoluta legalidad, lo que a uds les molesta es que sea latinoamericano y que cumpla la funcion de pontífice que es la de tender puentes, el mismo presidente Obama le agradecio por su liderazgo mundial y por estar llevando a la iglesia hacia el futuro. Por favor sean cristianos, no se enrosquen en tradiciones establecidas por los hombres y no por nuestro Señor Jesús, es El quien a puesto a Francisco en Su iglesia. Gracias y que nuestra Madre la Virgen abra sus mentes y corazones.

Anónimo dijo...

Carusso,
¡¡es bueníssimo!!. Al principio le confieso que entré como un caballo. Pero cuando leí lo de Obama, caí, y ahí largué la carcajada.
¡¡Un grosso Martín!!. ¡¡Gracias por alegrarme el día!!.

Batman dijo...

"lo que a uds les molesta es que sea latinoamericano"; no, lo nos molesta es que bergoglio sea bárbaro, maleducado, ignorante y déspota.
"el mismo presidente Obama le agradecio por su liderazgo mundial"; cual liderazgo mundial? el de la demagogia peronista?
"Por favor sean cristianos, no se enrosquen en tradiciones establecidas por los hombres y no por nuestro Señor Jesús"; cuales tradiciones establecidas por los hombres? se ve que alguno es bastante ignorante sobre el significado de la tradición dentro de la iglesia.
"nuestro Señor Jesús, es El quien a puesto a Francisco en Su iglesia"; si claro, y yo soy el rey de Suecia!

tío Tomás dijo...

Martín
Que un anticrístico y lider de lo que quiere el MUNDO y no la VERDAD le felicite y usted no lo capte demuestra su confusión. Lamentable la reacción de esta Jerarquia modernista enroscada en lo que el mundo quiere oir. Rezar por las víctimas y asesinos,envalentonados y alimentados por este N.O.M. En España y en todo el mundo MEMÒCRÁTICO, del cual usted es ejemplo nato, llevamos más de 35 años de blasfemias en los Medios de manipulación social y sólo en 2 ó 3 ocasiones se ha obtenido alguna sentencia a favor de los católicos, que como siempre llega tarde o no se cumple. Confúndase en la masa apóstata con su diosa libertad.