miércoles, 4 de febrero de 2015

Cuestión de fe

No es necesario tener demasiados hábitos exegéticos para darse cuenta que, en los primeros capítulos del Apocalipsis, hay un tema particularmente recurrente: la necesidad de mantenerse “fieles a la fe” o de resistir “firmes en la fe”, como dice San Pedro. El mandato es claro pero lo que no siempre lo es tanto es la fe en la cual hay que mantenerse firme. Pareciera que este es un tema zanjado, y de hecho lo es: se trata de la fe católica, cuyo contenido conocemos a través de los artículos que se mencionan en el Credo a lo cual se suma lo dispuesto por los Concilios Ecuménicos y las pocas definiciones dogmáticas pronunciadas por los Romanos Pontífices. En teoría, con respecto a esto no hay duda alguna pero, ¿qué sucede cuando quienes son naturalmente los maestros en la fe –los obispos y el Papa- coquetean continuamente con proposiciones que son contrarias al Depósito o que, peor aún, se pronuncian con declaraciones claramente contrarias a él?
No hace falta dar muchos ejemplos. Comentamos hace poco el caso del obispo de Amberes que pedía que las parejas homosexuales tuvieran un lugar reconocido dentro de la Iglesia. O, más grave aún, el caso del Papa Francisco que promueve la discusión con respecto a si admitir o no a la comunión sacramental a las personas divorciadas y vueltas a casar. Todos sabemos, porque la fe así nos lo enseña, que hay cuestiones que no pueden pedirse y discusiones que es ocioso dar porque la doctrina ya es suficientemente clara al respecto y no hay posibilidad alguna de cambio, sencillamente, porque el depositum no puede ser alterado.
Sin embargo, a nivel de conciencia, no siempre resulta sencillo “resistir” firmes a la fe católica y, a la vez, “resistir” los embates de la fe moderna que pululan los obispos y toca de cerca a la misma sede romana. Y para esta cuestión hay un esclarecedor texto de Ronald Knox. Se trata de una carta que le dirige a Laurence Eyres en 1920. En ella dice que la apostolicidad de nuestra fe, es decir, su origen en el mismo Cristo, se refiere tanto al contenido como al cuerpo que la profesa: “Creo que el problema es el siguiente: ¿tengo que averiguar que es la fides y, de esa manera estar en posición de etiquetar a las personas como fideles o no a discreción? ¿O tengo más bien que averiguar quiénes son los fideles y conocer mi fe a partir de ellos? Si te decides por lo primero, entonces tendrás que cribar cada posible afirmación a la luz de tres o cuatro sistemas religiosos que compiten entre sí. En el segundo caso, deberás encontrar un cuerpo de cristianos que, sin inspeccionar en primer término sus creencias, puedas considerarlo como que desciende directamente de los Apóstoles. Al menos, esta ha sido mi conclusión, y yo no he podido encontrar tal cuerpo de fieles fuera de la Iglesia Romana”.
Para Ronnie Knox, el modo “normal” o más fácil de adherir a una fe determinada es adherir a las creencias de un cuerpo de fieles de origen apostólico. No tenemos duda que tal cuerpo está constituido por los católicos. Pero en tiempos de Knox no ocurría, al menos con la intensidad actual, la situación que ese cuerpo de fieles, con sus pastores a la cabeza, sostiene proposiciones contrarias entre sí. ¿Puedo, entonces, abrazar abiertamente la fe, o las creencias, propuestas por el actual cuerpo de fieles comandados por Mons. Víctor Tucho Fernández, por el cardenal Kasper o por el cardenal Marx? ¿Es ese grupo de fieles propiamente “apostólico”?
La solución que yo encuentro al problema viene de la mano del concepto mismo de “catolicidad” de nuestra fe. Se trata de una “universalidad” que no se da exclusivamente en el espacio sino en el tiempo. El cuerpo de fieles que, de alguna manera, “garantizan” mi fe es universal no solamente porque esté integrado por españoles, ecuatorianos, chinos y esquimales, sino porque también está integrado por fieles del siglo III, de la Edad Media y de los años de la Revolución Francesa. Mi fe adhiere a lo que todos ellos creyeron y no exclusivamente a lo que creen los actuales católicos. Me parece que si los cristianos -fieles y obispos-, de los siglos pasados leyeran el mantecoso e indigerible lenguaje de la encíclica Chantae gaudium o los documentos de la Conferencia Episcopal Argentina, ciertamente no reconocerían en ellos doctrina católica.
Mi fe, entonces, está determinada por la fe de los católicos que nos precedieron desde el siglo I. A ella adhiero y, si esa fe entra en contradicción con lo que los actuales maestros enseñan, estará en mí conciencia decidir a cuál de las dos proposiciones sigo. 

43 comentarios:

Anónimo dijo...

Wanderer,

Una vez más, CHAPEAU!

Impecable.

Una de las mejores demostraciones que he leído sobre por qué nuestra religión es esencialmente histórica, con la ventaja de ser concisa.

Está incrustada en -y depende de- la historia.

Gracias

Iac dijo...

Hace algunas semanas el P. Alfonso Gálvez predicó acerca de esto, invocando el Conmonitorio de San Vicente de Lerins y poniendo más énfasis en la diacronía que en la sincronía de la fe. Porque de nada nos sirve estar en “comunión” con algunos de los que viven actualmente si éstos mismos han perdido la conexión, al menos en parte, con quienes permanecieron anteriormente vinculados a la comunidad apostólica. Sucede algo parecido con las lenguas vivas respecto del latín como lengua muerta. Las primeras nos sirven casi exclusivamente para entendernos hoy; la segunda, en cambio, nos conecta con todos aquellos que nos precedieron, pues, desde Cicerón hasta hoy, precisamente por estar “muerta”, su estructura ha permanecido vivamente invulnerable frente a las evoluciones lingüísticas.

IAC

Anónimo dijo...

Es así cómo los católicos de a pie, estamos obligados a profesar y seguir con nuestra fe católica. Una vez que el Papa decide que no existe un Dios Católico, para mi no hay dudas en que mi fe no es la del Papa, sino la de aquellos que si conocen al Dios Católico y se entregaron por su fe. El resto de las ocurrencias de Francisco junto con las de su trupe, sólo me ofenden en la medida que ofenden a Dios, que si es católico, el cual se ocupa de quienes le son fieles, pra que no caigan en las mentiras que nos venden.

Anónimo dijo...

Y el santo y siempre de buen humor Moro, decapitado por el EI de entonces, algo ha dicho al respecto no?
Saludos cordiales
Muret

Anónimo dijo...

Al parecer, la cosa debe ser bastante más complicada, ya que hasta los mismos discípulos de Mons Lefevbre están hoy más divididos que nunca.

Por otro lado, nadie puede negar que existen (entre los protestantes) cristianos más fervorosos y creyentes que muchos católicos. Ya sé que vamos a entrar a polemizar sobre el Credo verdadero, pero lo que afirmo es lo que hay. E ignoro quiénes son más gratos a Dios.

Solo quiero enfatizar que el "permanecer fieles en la Fe" es una expresión complicada.

.

Anónimo dijo...

Sobre la confusión actual en la defensa de la fe católica, ver este artículo de InfoCatolica

http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/1502041026-los-obispos-polacos-van-a-ser


.

Anónimo dijo...

Hace unos días,en uno de los sermongoglios de Santa Marta,Su Santidad arremetió contra los " grupitos ". Y me acordé del viejo chiste de aquél que va en dirección contraria por la autopista esquivando a los coches que le vienen de frente y que oye decir por la radio " atención, cuidado en la autopista, hay un loco que circula en dirección contraria ".Y el tipo,mientras va dando volantazos, piensa " ¿ un loco ? Cientos ! "
Y eso es un poco lo que está pasando ahora, vienen unos, se meten en dirección contraria por la autopista y consideran que los locos somos el resto, los que circulamos por donde siempre.
Yo no tendría ningún problema de conciencia si tuviera que escoger.

Anónimo dijo...

Acá se dice: "A ella adhiero y, si esa fe entra en contradicción con lo que los actuales maestros enseñan, estará en mí conciencia decidir a cuál de las dos proposiciones sigo."

Si vos dejás que tu conciencia decida que es lo que vas a creer o aceptar de lo que enseñan los Papas, obispos, etc... caes en el relativismo.

Cuando rezás un acto de fe, qué estás rezando? Que crees en la Revelación, según lo enseña la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Y es tu obligación saber lo que enseña la Revelación.

La revelación: «está contenida en libros escritos y en tradiciones no escritas, que fueron recibidos por los apóstoles de la boca del mismo Cristo, o que, transmitidos como de mano en mano desde los apóstoles bajo el dictado del Espíritu Santo, han llegado hasta nosotros» (Concilio de Trento, sesión IV, dec. I)

Ahí está la regla de nuestra fe; no nuestra conciencia.

Ya lo decía San Atanasio: toda doctrina que no está fundada en la tradición de los Padres, es la doctrina de los demonios. Y que esa tradición es suficiente para confundir las herejías...

Bien estaría de leer de San Vicente de Lerins sus apuntes para conocer la fe verdadera, los decretos del Concilio Vaticano I, etc...

Anónimo dijo...

Estoy en un todo de acuerdo con el artículo.
La gravedad de hoy es distinguir la verdadera fe católica de las falsedades, escándalos y futuras novedades en doctrina que el Papa se empeña en promover.
Lo vengo advirtiendo desde mi blog:
http://icaro-recargado.blogspot.com.ar/

Juan dijo...

Partiendo de la definicion de fe en el Catecismo:

150 La fe es ante todo una adhesión personal del hombre a Dios; es al mismo tiempo e inseparablemente el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado.

tenemos dos aspectos de la fe:

La "adhesión personal del hombre a Dios", la fe como actitud vital, que podriamos llamar "fe personal".

"El asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado", la fe como conocimiento, que podriamos llamar "fe proposicional", y que es necesariamente requerida por la fe personal.

Cuando S. Tomás o el Concilio Vaticano I hablan sobre la fe, se refieren al segundo aspecto.

La fe proposicional puede ser implícita ("estoy dispuesto a creer todo lo que Dios haya revelado") o explícita.

Para llegar a la fe proposicional explícita en respuesta a la Revelación es necesario primero identificar el medio que contiene lo que Dios ha revelado (o por el cual Dios revela, según la etapa histórica en que se esté). Ese medio se identifica en base a los motivos de credibilidad asociados a él, que son, ante todo, milagros y profecías cumplidas.

Si el medio por el cual Dios reveló en plenitud es Jesucristo, y el medio que hoy contiene lo que Dios ha revelado es la Sagrada Escritura más la Tradición Apostólica, ambas interpretadas por el Magisterio divinamente asistido y autorizado de la Iglesia Católica, entonces los motivos de credibilidad deberían ser exclusivos de la Iglesia Católica. Que es justamente lo que enseña el Concilio Ecuménico Vaticano I, en su Constitución Dogmática Dei Filius, Capítulo 3: Sobre la fe:

"Así, para que podamos cumplir nuestro deber de abrazar la verdadera fe y perseverar inquebrantablemente en ella, Dios, mediante su Hijo Unigénito, fundó la Iglesia y la proveyó con notas claras de su institución, para que pueda ser reconocida por todos como custodia y maestra de la Palabra revelada.

Sólo a la Iglesia Católica pertenecen todas aquellas cosas, tantas y tan maravillosas, que han sido divinamente dispuestas para la evidente credibilidad de la fe cristiana. Es más, la Iglesia misma por razón de su admirable propagación, su sobresaliente santidad y su incansable fecundidad en toda clase de bienes, por su unidad católica y su invencible estabilidad, es un gran y perpetuo motivo de credibilidad y un testimonio irrefragable de su misión divina."

Alfonso Richter dijo...

Con la misma clara y filosa deducción puedo en mi fuero íntimo discernir de acuerdo a la Tradición Apostólica espacio-temporal si este sujeto, y a partir de sus innumerables y evidentes coqueteos con la herejía y apostasía, es antipapa.
Y es lo que ya creo.

Lo planteado en el artículo es un buen resumen de la regla de San Vicente para que los fieles sepamos discernir en tiempos de confusión doctrinal a saber: recurrir a lo que la Iglesia creyó y profesó siempre y en todo lugar. Que es la base de la acción de Mons Lefebvre a partir del candombe oficial desatado en la Iglesia desde el CV II.

Solo restaría que los señores cardenales dejasen de ser perros mudos o al menos tan perros, con perdón de estos tan nobles animales.

Gracias por el artículo.

Walter E. Kurtz dijo...

Creo que queda claro que Wanderer/Knox se refiere a la conciencia recta que sí tiene prioridad como enseña el Aquinate.

Anónimo dijo...

Alfonso Richter: antipapa y papa hereje son dos cosas totalmente distintas e independientes, aunque no mutuamente excluyentes.

Antipapa es alguien que pretende ser papa pero que no fue legítimamente elegido como tal. Ese antipapa puede ser de una ortodoxia doctrinal intachable. El ejemplo claro es el Gran Cisma de Occidente. La línea de papas de Aviñón eran antipapas, pero no eran herejes.

Ahora bien, si Ud afirma que, por ser JB hereje antes de su eleccion, esa elección fue ilegítima, eso es otra cosa. O si afirma que, por haber caido en la herejía despues de su elección, perdió automáticamente el cargo. A mi juicio, ambas son proposiciones extremadamente riesgosas. El tema fue tratado en varios artículos de info-caotica.

Juan dijo...

Es notable que un Ortodoxo (greco-ruso) podría suscribir totalmente el comentario de las 12:51, reemplazando "Romana" por "Ortodoxa" y sacando "los decretos del Concilio Vaticano I". En particular, el texto de Trento lo suscribiría a la letra, obviamente no por haber sido formulado por Trento sino por ser evidentemente verdadero.

Relacionando esto con la tentativa de innovación doctrinal-praxeológica que motiva las discusiones presentes (la propuesta Kasper-Marx-Baldisseri), los Ortodoxos admiten el divorcio y nuevo casamiento desde hace siglos.

El hecho de que ellos también afirman que la Revelación: «está contenida en libros escritos y en tradiciones no escritas,» resalta el rol del Magisterio como "canal", si vale tal expresión, de la Revelación, como enseña Pío XII en Humani Generis:

"Porque junto con esas sagradas fuentes (la Sagrada Escritura y la Tradición Apostólica), Dios ha dado a su Iglesia el Magisterio vivo, para ilustrar también y declarar lo que en el Depósito de la fe no se contiene sino oscura y como implícitamente. Y el divino Redentor no ha confiado la interpretación auténtica de este depósito a cada uno de sus fieles, ni un a los teólogos, sino sólo al Magisterio de la Iglesia."

Hay un par de artículos sobre el tema en el pasado de este blog que bien podrían ser reflotados y traidos a discusión:

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2010/07/magisterio.html

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2010/12/comentario-ludovicencis.html

Anónimo dijo...

Ahora parece que -siempre dentro del misericordioso tono de este Papado- están suspendiendo "a divinis" a los frailes que intentan escapar del Gulag anteriormente conocido como "Franciscanos de la Inmaculada":
A divinis

Anónimo dijo...

Al Padre Alfonso Galvez el obispo de su diocesis lo ha mandado a silencio absoluto y ha tenido que dejar la pagina web que fundo,Edelante la Fe, por obediencia, como él refiere.
Enrique

Anónimo dijo...




Por el tema de los Franciscanos de la Immaculada .

La totalidad de los informes que tenemos , son externos a la congregación .,

¿..No se puede tener informaciones de adentro , de algun fraile que habria salido ...???



Anónimo dijo...

Perdón, pero puede llevar a confusión. Y sabés por qué?

Porque precisamente en todo el post no se menciona la palabra GRACIA.

Y cuando se habla de fe, ante todo se habla de GRACIA.

LA FE PROVIENE DE DIOS. Es un don de Dios.

Efesios 2,8-9: la fe... no viene de vosotros, sino que es de Dios.

Y Santo Tomás lo explica bien claro: cuestión 6 artículo 1: La causa de la fe

Si yo no caigo en la herejía X, Y o Z, va a ser, primero, por gracia de Dios. Que eso quede claro...

Incluso, cito las palabras de San Cirilo de Jerusalén: "la fe es el ojo que ilumina toda la conciencia y produce la inteligencia. Respecto a esto dice el profeta Isaías: Si no creéis, no entenderéis" (IS. 7,9)

El anónimo de las 1352 dice: "La gravedad de hoy es distinguir la verdadera fe católica de las falsedades, escándalos y futuras novedades, etc..."

Es sorprendente leer esto porque precisamente parece que las herejías, las apostasías, los escándalos, etc... etc... fueran un problema de hoy en día nada más...

Fijate lo que decía San Basilio, que está mencionado por Newman en el libro La Iglesia de los Padres:

"Los dogmas de los Padres son despreciados, las tradiciones apostólicas son tenidas en nada, los hallazgos de los innovadores se expanden en las iglesias. Los hombres, en lugar de ser teólogos, han aprendido a especular. A la sabiduría del mundo se le da el lugar de honor, desalojando la gloria de la Cruz. Los pastores son desterrados, y son acogidos los lobos que saquean el rebaño de Cristo."

"El peligro no se limita a una iglesia, ni son sólo dos o tres las que se han derrumbado bajo esta grave tempestad.
Las doctrinas religiosas han sido trastocadas, las reglas de la Iglesia se hallan en un estado de confusión; los puestos de autoridad han sido ocupados por ambiciosos sin principios; y la principal sede episcopal se otorga como recompensa a la impiedad, de modo que aquel cuyas blasfemias son más chocantes es quien resulta más elegible a los ojos del pueblo.
Ha desaparecido la seriedad sacerdotal y no queda nadie competente que nutra la grey del Señor. Aumentan los ambiciosos y corrompidos que en beneficio propio se apoderan de los bienes que les han sido confiados para los pobres. Ya no existe la estricta observancia de los cánones, ni hay barreras para el pecado. Ante este espectáculo los incrédulos se ríen, y los débiles están desconcertados; la fe es incierta y la ignorancia se expande en las almas porque los que adulteran perversamente la Palabra lo hacen disimulando la verdad. Las personas piadosas guardan silencio, en tanto se le da libre curso a toda lengua que blasfema. Las cosas sagradas son profanadas; y los laicos que aún conservan una fe sana, evitan los lugares de culto, cual escuelas de impiedad, y solitariamente, con gémidos y lágrimas, elevan sus manos al Dios del cielo"

Sursum corda!

Jorge dijo...

Me gustaría saber que opinión tienen de lo que plantea el Padre Álvaro Calderón en su libro "La lámpara bajo el celemín". En este libro plantea que el magisterio eclesiástico desde el Vaticano II tiene un defecto de autoridad debido al modo liberal de su ejercicio.
Saludos
Jorge de Chile

Anónimo dijo...

¿Puede alguien alcanzar un nivel cultural más que aceptable, leyendo exclusivamente una selección de libros publicados antes de 1940? Se me ocurre que desde luego que si.

Mendieta

Alfonso Richter dijo...

4 de febrero de 2015, 16:34

La situación presente es totalmente atípica en la historia de la Iglesia y por cierto grave. Por ello lo que aparenta ser confusión para definir el status de marras es solo camino de la mano con la Tradición Apostólica para discernir si este sujeto es antipapa o vaya a saber que.
No es una cuestión fácil le concedo.
Pero tenemos las siguientes pruebas:
1- bergoglio como arzobispo y cardenal incurrió en dichos actos numerosas veces.
2- El bergoglio´s team affaire ampliamente divulgado y corroborado recientemente atenta contra las normas de la elección papal pudiendo hacerla inválida.
3- El estudio de Socci basado a su vez en el relato pormenorizado de la alcahueta oficial de bergoglio, Elisabetta, demuestra que la quinta votación no fue legítima y la anulación de la cuarta previa fue contra las reglas de la votación claramente establecidas lo que nuevamente podría invalidar la elección.
4- bergoglio empezó inesperadamente por sus allegados a estudiar italiano meses antes de la renuncia de Ratzinger...
5- no hace falta recordar, y este blog con gran pluma o teclas lo viene demostrando con pruebas como así también infinidad de otros worldwide las herejías y apostasías dia por medio que este sujeto ha proferido, y contando.
6- la reciente rosca gay mafiosa durante la primera parte del sínodo para la familia con su anuencia y unas conclusiones aun escritas antes de las dadas por los obispos reunidos para ser impuestas manu militari bajo la mirada atenta de bergoglio sobre su secretario y hacedor Forte, detenidas por los gritos de Pell y otros no tan perros mudos (africanos).
7- La reciente invitación y agasajo de una pareja de invertidos de transgénero y su apoyo y espaldarazo diciendoles que son parte de la Iglesia (maniobra que prepara el camino para lo que se estima puede ser una hecatombre en la segunda parte del aquelarre sexual sinodal y que no pocos prelados avisan del riesgo cierto de cisma).

Podemos seguir.
No hablo de la persecución a la misma Tradición Apostólica sin reparos ni vergüenzas sobre institutos florecientes (FFI, FSSPX, algunos Ecclesia Dei, etc) y ni hablar de los palos en la rueda permanentes a todo sacerdote que pretende rezar la Misa Tridentina o administrar los Sacramentos según el Vetus ordo.

Podemos seguir.
Con solo esto, puede concederme que la duda cruza el espectro desde el antipapado hasta la sedevacancia, excepto que Benedicto tenga cartas en la manga previendo esta situación, tal como lo analiza un sitio estos días por lo cual, habría Papa...emérito.

Por eso y ante la confusión de los fieles por culpa de la MISMA JERARQUIA ante materia tan grave, no puede descartarse ninguna de la opciones dentro de aquel arco de posibilidades. Y como dice el artículo subido a los hombros de San Vicente, está en nosotros estar en comunión solo con la verdadera Iglesia y todo lo que esta enseñó siempre y en todo lugar, o sea en todo espacio y tiempo.

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión que enlaza con las angustias que muchos sentimos en estos momentos. Si se me permite el tono coloquial diré que el "rollo" está muy bien montado y sin duda es de factura diabólica para enredar y confundir a mucho desinformado y confiado al que al mismo tiempo le gusta sentirse en el bando de los buenos.

Porque estos cambios dicen que son obra del Espíritu Santo que guía a la Iglesia, por lo tanto es lo que quiere el Señor y los malos somos los que nos oponemos a los nuevos aires de inspiración divino. Somos nosotros los fariseos y publicanos de esta época y además somos merecedores de otros apelativos de esta época, como perseguidores de los homosexuales; implacables con los divorciados vueltos a emparejarse; malvados en suma con todo el que no sea tan fundamentalista como nosotros. Y como es más sencillo hacerse querer por las corrientes del momento, tan tolerantes ellas, pues la mayoría se queda contenta en ese bando mientras, nos dedican su mirada compasiva a los que no "tragamos".

Anónimo dijo...

Pongo este enlace para aclarar que es otro sacerdote el que ha sido mandado callar y no el padre Alfonso Gálvez Morillas, tal como he leído en un comentario. Esperemos que no sea misricordiado también el padre Gálvez.

http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.es/2015/02/mons-asenjo-prohibe-al-padre-santiago.html

Aquilifer dijo...

El anónimo de las 19:37 confunde al anciano P. Alfonso Gálvez Morillas con el sacerdote sevillano Santiago González, que es el verdadero fundador del blog Adelante la Fe, y a quien su ordinario, Mons. Asenjo ha impuesto silencio. Un tipo realmente antipático este Asenjo

Anónimo dijo...

Jorge, es bastante lógico.
Una de las condiciones del Magisterior es querer imponerse autoritativamente y esa no es la intención que ejerce la Iglesia desde el Concilio a esta parte (menos mal...).

Anónimo dijo...

Alfonso con respecto a su comentario es muy interesante la primera respuesta de Gnocchi en este artículo:

http://www.riscossacristiana.it/gnocchi04022015/


Blas

Anónimo dijo...

Impecable como siempre, estimado Don Wanderer. Pero no confunda la Evangelii gaudium con la categoría de encíclica, es una exhortación apostólica. Es de menor rango que la encíclica, pero, lamentable al fin.

Saludos

PB

Anónimo dijo...




Le parece bien ???


http://www.lanacion.com.ar/1765917-el-papa-francisco-llamo-a-erradicar-de-la-iglesia-el-flagelo-del-abuso-sexual-de-menores



Anónimo dijo...




http://www.laprensagrafica.com/2015/02/04/postulador-desvelo-las-dificultades-y-prejuicios-en-beatificacion-de-romero

Anónimo dijo...

Torres se fue para arriba:

http://unamsanctamcatholicam.blogspot.com.ar/2015/02/jack-tollers-on-francis-argentine.html

Anónimo dijo...



No entienden todavía..

..que la compasión es para los debiles y pecadores ...

..para los que hacen SU VOLUNTAD , el SEÑOR NO tiene compasión en este mundo ... SIEMPRE fué así...

PS


Anónimo dijo...

Sursum corda la Fe es una virtud teologal.

Anónimo dijo...

los supuestos no tan perros mudos africanos bien que se callaron la boca cuando jp 2 atacaba injustamente a Monseñor Lefebvre....
ahora, por más que chillen, es tarde..

y con respecto al punto 7 de Richter, Wanderer lo explicó muy bien en un post sobre monseñor Bokalic. El experimento que estuvieron haciendo durante años en Argentina ahora lo están aplicando en Roma. Simple, esto no es nuevo.


http://caminante-wanderer.blogspot.com.es/2014/09/mons-bokalic-salio-aclarar.html


Lo que hacen entonces es, aun invocando la doctrina, avalar lentamente pero cada vez más abiertamente, la práctica.Lo mismo ocurrió con la comunión a los divorciados. En la práctica, los sacerdotes la permiten desde hace décadas, en Europa, en Argentina y en el mundo entero. A Francisco no le interesa menear demasiado la doctrina sobre el tema; consigue resultados más rápidos haciendo una llamadita telefónica a la adúltera santafecina para decirle que, si comulga, no hace nada malo.El caso del matrimonio de los maricas es similar. Desde hace al menos veinte años en una importantísima iglesia jesuita del interior del país los sacerdotes “bendicen” las uniones de homosexuales a las que asisten sus familiares y amigos, y desde hace el mismo tiempo, al menos, un gran número de sacerdotes de todos los colores y pelajes absuelven en confesión a las personas homosexuales que conviven con otras de su mismo sexo. Es cosa vieja y no es ocurrencia de algún cura. Es lo que se enseña en muchos seminarios, despacito para no levantar la perdiz, siguiendo al jesuita Tony Mifsud, en sus tres tomos de “Moral del discernimiento” (San Pablo, Santiago de Chile, 1993): lo ideal para la persona homosexual, es la castidad perfecta, pero en el mundo actual eso es imposible. Por tanto, lo mejor posible es la convivencia con una pareja fija para evitar, de ese modo, conductas promiscuas. Esto fue escrito a comienzos de los ’90, y desde esa época se practica en gran parte de las iglesias católicas argentinas. Y eso lo sabe Bergoglio. Y lo saben los obispos. Y no dicen nada. O, más bien, no decían nada. Ahora están, despacito para no asustar, blanqueando la cuestión

Anónimo dijo...

Si el clero es en serio tan malo, tenemos que verlos como meros proveedores de sacramentos y no prestarles atención en absoluto?

Anónimo dijo...

Wanderer.... me permito sugerirle este blog (en italiano) para incorporar a su pagina....

http://disputationes-theologicae.blogspot.com.ar/


..............................

Anónimo dijo...

http://pagina-catolica.blogspot.com.ar/2014/06/efecto-francisco-ya-se-nota.html

"Yo le doy la comunión a los divorciados"


Un cura carismático de la diócesis de Paraná, acepta que da la comunión a los divorciados que conviven en adulterio. Con una condición, claro: "que tengan familia organizada y ya armada, que viven bien".
Justificando su insensata actitud en que "el Papa ha dicho que los sacramentos no son un premio sino un remedio".


¿De dónde habrá salido este cura? ¿Quiénes lo formaron? ¿Por qué traiciona a la Iglesia y conduce a sus ovejas al precipicio? Baste decir que Mons. Tortolo, Arzobispo de Paraná, que era un santo pastor, lo echó de uno de sus destinos.

Anónimo dijo...

PS al contrario en la Biblia dice que el justo, el que cumple su ley, en el momento de la prueba o tribulación es asistido por el Señor, los que pecan sin arrepentirse Dios los deja en su pecado.

Anónimo dijo...

anónimo 21:54 efectivamente ellos se ocupan de las añadiduras y no del Reino, son tremendos retóricos sofistas, asi los (de)forman en los seminarios y los deja hechos unos cuchillitos que no cortan.
¿ud dejaría que un cirujano utilice un bisturí desafilado para operarlo??

los sacramentos obran en el alma por eso puede aprovecharlos pero ellos solo destrozan asi que bien razonado lo suyo.

Anónimo dijo...

ESTE LINK DEDICADO A WANDERER y JACK TOLLERS

http://protestantedigital.com/blogs/35176/la_cuestion_de_dios_freud_vs_cs_lewis



-

Alfonso Richter dijo...

Recién descubro esta joya en consonancia con la reciente comparación hecha por W entre la president@ y bergoglio.

Un aporte que no deja de doler y me recuerda los agrios reproches de mi madre inglesa a mi germano padre por no haber volado lejos de este neuropsiquiátrico (país) al decir de Asís, cuando la copera devenida en presidente terminó de abrir la escotilla del submarino a 600 mt de profundidad. Asís, el mismo que descubrió que la única calesita chocada en el mundo fue manejada por la dirigencia argentina, y agrego yo: civil, militar y curial.

http://www.unamsanctamcatholicam.com/images/tollers-on-francis.pdf

Anónimo dijo...

Otra de tantas, "la" iglesia es mujer:

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=40452

en la linea: "todos" y "todas"...

Carlo dijo...

Anónimo de las 15:42: eso sí es bien ortodoxo, pues se representa justamente la unión de Cristo con los fieles a través de la imagen del matrimonio, donde la Iglesia es justamente la esposa. No veo ningún problema en esta declaración de Francisco.

Anónimo dijo...

Espero lo dijera por ello (no hubo aclaraciones posteriores como de costumbre...)
Las homilias obispsacerdotales y los guiones dominicales, por estos lares, son del tenor "todos" y todas"...