viernes, 20 de marzo de 2015

Bribón

Hace apenas una semana -tal como comentamos en este blog-, el papa Francisco había deslizado con cierta pesadumbre que se había sentido usado por los políticos argentinos. La candidez propia de los jesuitas de había jugado una mala pasada...
Pero resulta que en el día de hoy, según nos informas los portales de los principales diarios argentinos, el Sumo Pontífice recibió durante un largo rato al Dr. Roberto Carlés.
¿Quién es Carlés? Es el jovencísimo candidato de la presidente Cristina Kirchner a ocupar un puesto como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Discípulo directo del juez Eugenio Zaffaroni, adalid del garantismo a nivel internacional y culpable en buena medida de los gravísimos problemas de inseguridad que asolan el país, se ha caracterizado, por ejemplo, por liderar el movimiento de funcionarios del Poder Judicial que bregaron por retirar los crucifijos y toda imagen religiosa de los edificios de tribunales de todo el país.
Por otro lado, se ha manifestado públicamente a través de las redes sociales sobre temas particularmente sensibles y medulares de la fe católica. Por ejemplo, hoy mismo ha escrito en su Tweeter:

Twitter
Roberto M. Carlés @robertinocarles
"También estoy a favor del matrimonio igualitario, de la adopción para parejas gay y de la despenalización del aborto. Y?"
11:07 - 26 mar 2014 Rome, Lazio, Italia  

Y antes de que Bergoglio fuese elegido papa había dicho:
“¿Cómo puede Bergoglio hablar de trabajo, y a los trabajadores? Bergoglio, que no laburó nunca en su vida!”.

Como resultado de la entrevista pontificia, Carlés acaba de declarar: “La idea que transmitió el Sumo Pontífice se basa en los lineamientos que ya estableció el año pasado y que se basan en tres pilares que a su entender son incompatibles con la pena de muerte y las penas perpetuas: la reparación, el arrepentimiento y la confesión”.
Ya sabemos cuál es la opinión de Santo Tomás y de la Iglesia sobre la pena de muerte:  el criminal "al apartarse por el pecado del orden de la razón decae de la dignidad humana y por eso puede ser bueno matar a un pecador, como puede serlo matar una bestia, un hombre malo es peor que una bestia, y daña más: «homo peccando ab ordine rationis recedit, et ideo decidit a dignitate humana, prout scilicet homo est naturaliter liber et propter seipsum existens, et incidit quodammodo in servitutem bestiarum, ut scilicet de ipso ordinetur secundum quod est utile aliis […]. Et ideo quamvis hominem in sua dignitate manentem occidere sit secundum se malum, tamen hominem peccatorem occidere potest esse bonum, sicut occidere bestiam, peior enim est malus homo bestia, et plus nocet» (Summa Theologiae, II-II, q. 64, art. 2, ad 3um).
Me pregunto, ¿somos del todo conscientes del daño que está provocando Bergoglio no solamente a la Iglesia, sino al país? Haber recibido hoy al impresentable de Carlés es claramente un espaldarazo a su candidatura a la Suprema Corte. Los senadores de la oposición, que se había juramentado no aprobar su pliego, serán ahora sindicados como desobedientes e irrespetuosos de los deseos del Santo Padre. 
Es probable, entonces, que dentro de algunas semanas tengamos a Carlés como  juez supremo.
Bergoglio es un bribón. 

14 comentarios:

Descendencia de Ioreth dijo...

Acabo de comentar en el post anteriot sobre este nuevo tema.
Es un bribón y medio

¿Contra qué pena de muerte va a luchar Carlés si, excepto las ejecuciones producidas por los beneficiarios del abolicionismo garantista que él mismo integra, en la Argentina no existe tal cosa?.

¿No era que estaba enojado por que lo usen políticamente?

¡Después que no se enoje cuando le dicen peronista!

¿Y Carlés? Un cretino discípulo de Zafarrancho que como él, nada bueno hará en la corte. Maaaamita

Anónimo dijo...

"Usame que me gusta"

El Pulpero de la Recoleta

J dijo...

Todos masones en esa mesa. Es por eso que la oposición dará los votos necesarios y se abstendrá el remanente para seguir pareciendo que son opositores.
Y la debacle será cuando se junte con Obama.

Alfonso Richter dijo...

En una obra de Fuller sobre Filosofía del Derecho se presenta un caso hipotético donde, resumiendo, los jueces de la corte suprema deben confirmar o rechazar la condena en primera instancia a muerte de varias personas que para no morir de hambre mientras son rescatados decidieron democráticamente entre todos comerse a uno de entre ellos.
En los debates doctrinales y filosóficos uno de los jueces decide abstenerse luego de muy aparentes sensatos argumentos llenos de aparente sentido común.
Su abstención llena de filantrópica caridad, sin embargo, es la que termina confirmando la condena a muerte de aquellos imputados.

El juez Tatting se ha encarnado en Bergoglio.
No recuerdo si el nombre de pila del primero y el aka del segundo es Judas Pilato.

Anónimo dijo...

Dejar en libertad al puma es condenar a muerte a las ovejas.

Y si no es posible garantizar que el puma va a permanecer encerrado, como la realidad ya ha demostrado sobradamente que es el caso en este país, entonces hay una sola manera de proteger a las ovejas.

Relacionado con esto, ¿soy el único en haber notado que el mismo uso del término "inseguridad" es un ejemplo acabado de uso del lenguaje como herramienta de control mental, como medio de trabar el pensamiento, al mejor estilo del "newspeak" en el libro 1984 de George Orwell?

Porque si un puma está matando las ovejas, el problema no es que las ovejas sufren mortandad, "la mortandad de las ovejas". El problema es que hay un puma suelto, y la solución es matar o por lo menos encerrar al puma.

Similarmente, si los criminales matan y roban a las personas, el problema no es que la gente es asesinada, violada y robada, la "inseguridad". El problema es que hay criminales sueltos, la "criminalidad", y la solución es encerrarlos o, si no es posible garantizar esto, matarlos.

Llamando correctamente el problema "criminalidad" en vez de "inseguridad", la solución surge naturalmente. Usar el término "inseguridad" para designar el problema es una manera efectiva de bloquear que la mente llegue a su solución, es orwellianismo puro.

Dark Henry dijo...

“¿Cómo puede Bergoglio hablar de trabajo, y a los trabajadores? Bergoglio, que no laburó nunca en su vida!”

¿Carlés, y por casa como andamos?

Anónimo dijo...

La argentinización de la iglesia no da tregua. No tiene fin ni escapatoria. ¿De dónde saca el padrino Bergi tanto para lo que presume?


Colgunter

Anónimo dijo...

Cinismo
Abolicion de la pena de muerte?
Pero abortista
Jamas pense' que podria sentir el rechazo que me produce vera a este
pseudoPapa demoliendo laCatolicidad

Anónimo dijo...

Gracias WAnderer por estar

Anónimo dijo...

Esto ya es una carnestolenda. Un grotesco que sólo puede mover a la carcajada. Ojalá que luego del Sínodo, en Roma haya una boda Gay entre Cardenales celebrada por Francisco, así nos podremos desentender de una buena vez de este bochorno que ha devenido la Iglesia Romana, y podremos dedicarnos a temas serios.

Anónimo dijo...

¿Quién es la mujer de la foto con un peinetón?

Descendencia de Ioreth dijo...

Al menos, que tenga la hombría de decir que es un tema opinable. Es lo menos que pide la moral.

Anónimo dijo...

La rebelion se extiende, y parece bastante seria...:
http://denzingerbergoglio.com/

Anónimo dijo...

Yo diría RESISTENCIA en vez de rebelión. Resistencia a la apostasía. Para que conste que los rebeldes son los que van en contra de la fe católica de siempre, y no al revés.

Quizá sería bueno referirse más al "cisma modernista" con ese nombre, y a la abierta desobediencia que hubo a Benedicto XVI y a los papas anteriores (ahí sí rebelión). De lo contrario se corre el riesgo de que aparezcan como cismáticos los que profesan la fe católica de siempre.-

"Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema! (Gálatas 1, 8)

"Hubo también en el pueblo FALSOS PROFETAS, como HABRÁ ENTRE VOSOTROS FALSOS MAESTROS QUE INTRODUCIRÁN HEREJÍAS PERNICIOSAS y que, negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción. MUCHOS SEGUIRÁN SU LIBERTINAJE Y, POR CAUSA DE ELLOS, EL CAMINO DE LA VERDAD SERÁ DIFAMADO. Traficarán con vosotros por codicia, CON PALABRAS ARTIFICIOSAS; desde hace tiempo su condenación no está ociosa, ni su perdición dormida." (II Pedro 2, 1)